Fichas de peliculas
  • Registro
BLAZE
INFORM MACIÓN
Titulo original: Blaze
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 129 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Drama, Biografía
Director: Ethan Hawke
Guión: Ethan Hawke, Sybil Rosen. Basados en las memorias de Sybil Rosen
Fotografía: Steve Consens
Música: varios
FECHA DE ESTRENO
España: 24 Mayo 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Elamedia


SINOPSIS

La historia nos acerca a la leyenda del movimiento musical proscrito de Texas que ofreció a gente como Merle Haggard y Willie Nelson. Aquí se nos ofrece tres periodos de tiempo, pasado, presente y furuto de Blaze, explorando la historia de amor con Sybil Rosen....

INTÉRPRETES

BEN DICKEY, ALIA SHAWKAT, CHARLIE SEXTON, JOSH HAMILTON, KRIS KRISTOFFERSON, RICHARD LINKLATER, SAM ROCKWELL, STEVE ZAHN, GURF MORLI, ETHAN HAWKE, ALYNDA SEGARRA, SYBIL ROSEN, NANCY ROPPOLO, DAVID HINSON, AARON AUGUSTUS

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

UN RETRATO DE BLAZE FOLEY POR SYBIL ROSEN...
   Conocí a Blaze Foley cuando tenía veinticinco años y él se hacía llamar "Deputy Dawg". Me enamoré de él la primera vez que lo oí cantar (estoy segura de que no soy la única). Él era tan emocionalmente honesto, su voz simplemente te colocaba a corazón abierto. Él era la persona más dotada que había visto.
  Aterrizamos en una casa-árbol en los pinares de Georgia, y en ese paraíso fugaz "Deputy Dawg" comenzó a escribir canciones y soñar con convertirse en una leyenda. Sus primeras melodías recordaban a los himnos evangélicos que solía cantar cuando era niño. Inspirado por John Prine, Merle Travis, y Woody Guthrie, entre otros, tomó prestadas muchas referencias de la música folk, country, rag, punk, el blues...
  Como diría el músico-escritor Thom Jurek del álbum póstumo de Blaze The Dawg Years, "Él era un artista americano antes de que existiera el género".
  Era un “caminante” así que traté de pasearme con él. Hicimos autostop a Austin (después de todo eran los años 70) y luego fuimos dando vueltas en zigzag hasta llegar a Chicago. Dondequiera que íbamos, el miedo escénico, la ira y el alcohol también venían.
  Finalmente en Chicago me dejó con la canción “If i could only fly”. La última vez que lo vi fue varios años después en la ciudad de Nueva York; no salió bien. En 1989 estaba escribiendo una obra sobre la casa-árbol cuando me enteré de su muerte violenta. Me sorprendió, pero no me sorprendió. Así nacen las leyendas.
  ¿Y cuál es la leyenda? Es el trovador sin hogar que se niega a ceder a las demandas del éxito. Es el campeón de los oprimidos, el borracho belicoso, el dulce gigante niño adorable. Pero sobre todo es la música, tan directa y auténtica, que se siente como si estuviera cantando sobre ti personalmente, envolviendo tu vida en melodías que pueden sanar.
  Cuando trato de entender lo que pasó en esa casa-árbol, se me ocurre esto: nos vimos. Suena simple pero en realidad, es algo poderoso. Por primera vez nuestras sensibilidades fueron entendidas como posibilidades, no como responsabilidades. Queríamos creer que el quebrantamiento del mundo – y el nuestro propio – podría ser completo a través del arte.
  Si yo era la musa de Blaze (o al menos una de ellas), también él era la mía. Obras de teatro, historias cortas; he convertido su espíritu salvaje y vívido en todos los sentidos. Catorce años después de la muerte de Blaze, Kevin Triplett, quien dirigía el documental Blaze Foley: Duct Tape Messiah, contactó conmigo. El inesperado encuentro desencadenó un viaje a través de la memoria, el dolor y el pesar que se convertiría en mis memorias “Vivir en el bosque en un árbol: Recordando a Blaze Foley”.
  Ahora Blaze Foley ha llegado a la pantalla grande, gracias a la pasión de Ethan y Ryan Hawke.
BLAZE cuenta la historia de un consumado compositor - imperfecto americano, equivocado a veces, pero puro en su intención y compasivo a su núcleo. A pesar de todo su dolor, o tal vez por ello, Blaze podía amar.
  Profunda y verdaderamente podía amar.


ENTREVISTA A ETHAN HAWKE...
¿Quién fue Blaze Foley?...

Blaze Foley es un proscrito, el "Snuffleupagus" de la escena de la música country. Oí hablar de él cuando escuché el cover de John Prine de la canción "Clay Pigeons" y pensé que era una de las mejores canciones country que había oído nunca. A medida que indagaba más y más en quién escribió esa letra, la historia de la vida de Blaze se convirtió en algo tan convincente como su música.

La música es un personaje de la película. ¿Qué significa para ti la música de
Blaze?...
Siempre he considerado esta película como una Ópera Country. La película aspira a hablar sobre la creatividad y donde ésta se cruza con el amor romántico como una manifestación saludable, donde se cruza con el narcisismo como manifestación negativa. Separar la película y la música de la película es imposible. La película es sobre la música. Y la música country en su mejor momento tiene la capacidad de penetrar.

¿Cuándo leíste por primera vez las memorias de Sybil Rosen “Living in the
Woods in a Tree: Rememnering a Blaze Foley” y cuándo te diste cuenta de que querías hacer esta película?...
Leí las memorias después de querer hacer la película. Me acerqué a mi amigo Louis Black, que conocía a Blaze y Townes Van Zandt, para preguntar
qué parte de la historia de Blaze era interesante para él y dijo, "Bueno, tienes que leer el libro de Sybil Rosen."

¿Cómo encontraste a Ben Dickey, que interpreta a Blaze?...
Ben es la razón para hacer la película. Toda la experiencia de la película es mi amor por la música de Blaze Foley cruzado con mi amor por Ben. Ben es una persona talentosa y un músico, y sabía que quería trabajar con él de una manera seria, que nuestras pasiones se cruzarían aquí. La relación de Ben con la música es tan real y profunda que sabía que podía intimar con la experiencia de Blaze y ser capaz de canalizar su creatividad para realmente tener algo que decir con este personaje.

Junto con Ben, BLAZE cuenta con un reparto redondo, incluyendo muchos
actores que también son músicos. ¿Puedes hablar de cómo hiciste esta
película?...
Cuando era más joven, la gente siempre me hacía sentir que dado que tenía interés en actuar, probablemente no debiera escribir o dirigir o hacer nada más. La gente siempre intentaba hacer sentir a toda mi generación que necesitamos especializarnos y sobresalir en un área, pero siempre he sentido que todas estas diferentes formas de arte: escribir, actuar, cantar, bailar, pintar, fotografiar, etc. tienen mucho más en común que lo que las hace diferentes. Vi a Ben Dickey tocar en un espectáculo en Filadelfia y cautivó a la multitud durante cuatro horas con sus canciones y su historia, sabía que era un gran actor.
Cuando trabajé con Charlie Sexton (quien ha estado mucho tiempo entre mis
músicos favoritos) en "BOYHOOD", estaba claro la seriedad con la que se iba a acercar a la actuación. No era un aficionado en absoluto, era increíblemente serio sobre su personaje y lo que significaba para él. Durante mucho tiempo he querido verlo en una parte mereciera la pena su tiempo y Townes Van Zandt era, sin duda, esa parte. El conocimiento de la música de Charlie eleva toda la película. Abrió un filón para la película.
La misma idea se aplicó a la fusión de otras partes como Alynda Lee Segarra (de Hurray para el Riff Raff) y Kris Kristofferson. Mi sensación era que la familia de Blaze Foley era un grupo de músicos, así que debería formar un grupo de músicos.
Por supuesto, también están mis viejos amigos y colegas Jonathan Marc Sherman y Josh Hamilton, Steve Zahn, y Sam Rockwell con quienes empecé una compañía de teatro cuando teníamos veinte años: Malaparte. Juntos nos hemos formado los unos a los otros con respecto a la forma en que pensamos sobre la actuación y las películas.
¡Sin mencionar a Richard Linklater que está ahí para representar a la buena gente de Houston!

¿Cuáles fueron algunas de las sorpresas más grandes que encontró mientras
hacía BLAZE?...
Cuando haces una película tan independiente y económica, como tuvimos que hacer con BLAZE, cada día, cada hora está llena de sorpresas. Gran
parte de la película se basa en el destino de los dioses del cine -- ya sea que llueva, salga el sol, lleguen los coches de época, o aparezcan los actores -- todo son sorpresas.

¿Cómo decidiste rodar la película con las tramas trenzadas que examinan varios altos y bajos de la vida de Blaze y las relaciones que tenía?...
Siempre he estado extremadamente interesado en una relación no lineal con el tiempo. Con qué frecuencia los momentos que se sienten singulares tienen su origen años antes y su resolución años después. Hay un gran misterio alrededor de la creatividad humana: lo que significa para nosotros, de dónde viene, a dónde va. Nunca he estado interesado en lo que sucede en una historia, siempre he estado interesado en cómo sucede.

¿Qué quieres que el público se lleve de la película?...

La música. Amo tanto la música de Blaze Foley y Townes Van Zandt que mi mayor aspiración para la película es compartir ese amor.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo