Fichas de peliculas
  • Registro
Etiquetas: EE.UU.2019AnimaciónDean DeBois
INFORMACIÓN
Titulo original: How To Train Your Dragon 3
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.

Duración: 104 Minutos

Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación
Director: Dean DeBlois
Guión: Dean DeBlois. Basado en la serie de novelas creadas por Cressida Cowell

Fotografía: En color

Música: John Powell
FECHAS DE ESTRENO
España: 22 Febrero 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures

SINOPSIS

Hipo y Desdentao descubrirán finalmente su verdadero destino: para uno, gobernar Isla Mema junto a Astrid; para el otro, ser el líder de su especie. Pero, por el camino, deberán poner a prueba los lazos que los unen, plantando cara a la mayor amenaza que jamás hayan afrontado... y a la aparición de una Furia Nocturna hembra...

INTÉRPRETES

Animación


MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

COMIENZA UNA NUEVA SECUELA...
   Dean DeBlois, arquitecto de la saga Cómo entrenar a tu dragón, siente una innegable pasión por llevar a la gran pantalla viajes de ensueño surcando el cielo e historias extraordinarias. Además, pone todo su empeño en permitir que los maravillosos mundos que visualiza en su mente sirvan como telón de fondo para historias íntimas que hablan de una de las condiciones más humanas que puedan existir: hallar la fuerza para vivir de acuerdo a tus convicciones, confiar en el amor cuando se te presenta... y resistirse cuando llega el momento de dejarlo partir.
  Todo lo que DeBlois ha plasmado en la gran pantalla para Hipo, Astrid y Desdentao, que viven en uno de los pueblos vikingos más famosos del universo cinematográfico, refleja momentos clave de su propia vida y de la de sus seres más queridos y allegados. El agudo sentido de la aventura de este director/guionista, así como su vívida imaginación y su extraordinaria habilidad para explorar simultáneamente la alegría más profunda y las pérdidas más desgarradoras, ha brindado a sus avatares una vida más allá del celuloide. Se han convertido en un fascinante elemento de nuestro mundo, atrayendo regularmente a nuevos fans que disfrutan con la profundidad emocional y psicológica de la saga.
  Desde la última vez que el público vio a los habitantes de Isla Mema, estos han visto cómo su aldea, antaño aletargada, se ha poblado de caóticos y asombrosos dragones. Este nuevo concepto de normalidad, por bello y ajetreado que resulte, ha llegado a un punto insostenible. «Hipo, que siempre había sido una especie de perdedor, ahora es el joven líder de su tribu», nos explica DeBlois. «Se ha asociado con Desdentao, que es el macho alfa de la manada de dragones más numerosa que existe sobre la faz de la Tierra. Valka, la madre de Hipo, ha formado a ambos en el arte del rescate de dragones. Y, ahora, Hipo luce una armadura hecha de escamas de Desdentao. Se dedican a atacar barcazas de cazadores, liberando a dragones y llevándoselos de inmediato a su superpoblada isla».
  Ahora que Hipo, el jefe de tribu nórdico más insospechado que pueda haber, ha derrotado al malvado Drago y enterrado a su padre, se pregunta si habrá cumplido ya el sueño de su infancia: una vida de coexistencia perfecta entre dragones y humanos. Pero esta utopía no tarda en volverse insostenible..., tanto para unos como para otros. La bucólica isla se está saturando y, ahora que alberga un inmenso número de dragones bajo tierra y en el cielo, ese lugar que antaño era un remanso de paz se ha convertido en una auténtica locura.
  Pero una amenaza aún más peligrosa acecha en el horizonte. La creciente visibilidad de los dragones en su mundo ha expuesto a las criaturas mágicas a aquellos con intenciones mucho más oscuras. La libertad, según parece, se está cobrando su precio. «Como joven líder, Hipo asume la responsabilidad de dilucidar adónde deben marcharse los dragones», dice DeBlois. «Pero, pese a todo, teme secretamente no estar a la altura de las circunstancias sin la criatura que salvó y que ahora define su existencia. No parece darse cuenta de que Astrid, muy válida y capaz, no solo ve esa capacidad en él..., sino que quiere ser su compañera y confidente. Intenta arrojar luz sobre la lucha de Hipo por dejar atrás el pasado, y siente que este no debería frenar el curso natural de los acontecimientos para que Desdentao encuentre su propio destino».
  Aunque el cineasta creó este último capítulo con idea de que relatase el paso a la madurez de Hipo y la conversión de un crío tenaz a un líder cada vez más sabio, DeBlois sabía que la clave de esta tercera parte era explorar cómo la relación del vikingo con Desdentao modelaba el arco de su destino compartido. Nos encontramos a Hipo luchando con la idea de anteponer las necesidades de su amigo del alma, pese a saber que eso implica dejarlo marchar, en último término.
  El productor Brad Lewis, conocido por su trabajo en películas tan aclamadas como Ratatouille, reflexiona sobre el atractivo de unirse a este proyecto inmensamente creativo. «Es muy emocionante crear una aventura tan sincera como épica, que ayuda al público a sentir un amplio espectro de emociones», explica Lewis. «Tenemos mucha suerte de la increíble acogida que han tenido las dos primeras partes de la saga... y no puedo expresar con palabras cuánto me apasiona formar parte de un nuevo capítulo totalmente inesperado. Se trata de una entrega que no solo conquistará a quien no haya visto las anteriores, sino que cautivará sin duda a los fans acérrimos».
  Lewis subraya que, desde hace tiempo, ha vivido y fomentado la animación como medio de transmisión, no como un simple género, y que ha encontrado un alma gemela al respecto en DeBlois. «La tercera entrega nos brindaba la oportunidad de contar una historia de amor que combina a partes iguales una aventura épica y emociones profundas», dice. «Dean nos ha regalado un universo fascinante con el Mundo Oculto de los dragones como núcleo de la historia. Es un misterio y una respuesta. Provoca al público y hace volar la imaginación».
  La productora Bonnie Arnold, que lleva en la franquicia desde su inicio en 2006, nos cuenta cómo nuestros héroes llevan sendas paralelas. «Que Desdentao crezca y madure anuncia el comienzo del reinado de Hipo», dice. «Hipo es un visionario del pueblo vikingo que siempre ha querido la paz para los suyos. Dicho lo cual, todo lo que imaginaba de chaval ha cambiado mucho. Ha comenzado a entender que su dragón es un animal salvaje, y que el instinto de Desdentao lo guía allá donde debe ir. Desdentao es el líder de sus dragones, del mismo modo que Hipo lo es de sus vikingos».
  Para Arnold, el modo en que las películas de DreamWorks Animation abrazan lo único, lo peculiar, es lo que las hace tan diferentes. La productora de la emblemática Toy Story y Tarzán cree que la esencia de las mejores películas es simplemente una historia bien contada. «Por muy complejas visualmente que sean las historias de esta saga, todo eso no hace más que complementar historias sencillas y absolutamente brillantes», dice. «Es una versión mejorada de la historia universal de un niño y su perro, y este capítulo encarna una asombrosa amistad contada a través de la perspectiva de Hipo. Mucha gente se identifica con el valiente viaje hacia la madurez del protagonista».
  Chris Defaria, presidente la división de películas de animación de DreamWorks, comparte la pasión de DeBlois por las narraciones arriesgadas que no van a lo seguro. Para el ejecutivo, todo empieza y termina con el talento presente en el campus del estudio en Glendale, California. «Las películas de DreamWorks tratan de personajes con sueños grandiosos y descabellados. Dean ha cogido a estos personajes y les ha permitido alzar el vuelo en lo que se ha convertido en una de las películas más épicas y exitosas que jamás se hayan hecho. Creemos que el público sabe distinguir un producto creado cuidadosamente por artistas mediante la mejor tecnología disponible para contar las mejores historias».
  Desde hace algún tiempo, deFaria ve la animación como una puerta de entrada a quienes van al cine a ver películas. «El público descubre el cine desde temprana edad a través de la animación y, si hacemos bien nuestro trabajo, esa atracción perdura», asegura. «Quienes nos dedicamos al ocio familiar, en el que la animación juega un importante papel, debemos tomarnos muy en serio la responsabilidad de atraer al público con películas intemporales que reflejen lo mucho que nos apasiona esta forma de arte. Debemos contar historias maravillosas y alucinantes que protagonicen personajes memorables, y queremos apostar por la excelencia y la calidad».
  DeBlois valora mucho que deFaria haya sido capaz de ayudar a plasmar su visión, además de garantizar las herramientas necesarias para que CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 sea mucho más de lo que el equipo nunca soñó. «Me da la sensación de que Chris ambiciona que nuestro estudio se aventure más allá de lo meramente seguro en historias de animación», nos cuenta el director. «Quiere poner a prueba nuestros límites en lo que a capacidad técnica y a alcance de público respecta. No le da miedo hablar a espectadores más maduros, y me encanta que sienta la emoción de un niño y un profundo entusiasmo por innovar en lo relativo a narración... y a tecnología, claro está».

EL DISEÑO...
  Aunque Valka ha vivido en un santuario oculto, el oasis que ha servido de hogar a los Bestibestias (una especie de invernadero cubierto por una capa de hielo), el Mundo Oculto de la Caldera es el auténtico hogar mítico de los dragones. Esta red de cámaras y túneles que se extiende alrededor del mundo es donde estas majestuosas criaturas, nacidas del vapor, el calor y el magma, elementos del interior de la Tierra, siguen viviendo en la actualidad.
  En tiempos de Hipo, salen a explorar el mundo de los humanos... y se meten en líos. El proceso de hacer realidad este mundo, así como el resto de escenas de este último capítulo, ha sido un proceso tan laborioso como cargado de mimo y amor.
  Después de vivir en el mundo de Mema y de los dragones durante casi una década, DeBlois es capaz de reflexionar sobre las interminables decisiones que hizo falta tomar para hacer realidad este inmenso universo, y la gran cantidad de opiniones que ha tenido que filtrar. «Las historias son ecuaciones emocionales y específicas de 90 minutos de duración», dice. «Hay infinitud de puntos de profundidad en los arcos y relaciones que las conforman, y es imprescindible analizar al detalle cada idea nueva. Estamos al servicio de la historia, por lo que cualquier crítica constructiva supone para mí un desafío en el que debo decidir si me gustan o no las propuestas. Debemos preguntarnos a nosotros mismos si son relevantes para la profundidad de una idea completa... o meramente accesorias».
  A pesar de la década de trabajo a sus espaldas, DeBlois siente una enorme tranquilidad respecto a la evolución de su aventura épica. «La historia acaba siempre contando lo que pretende, y así es como hemos llegado a la historia del paso a la madurez de Desdentao. Ha pasado de ser un mero secuaz y un peligro a convertirse en una mascota adorable, a ser un verdadero amigo fiel. La película representa el encumbramiento de Desdentao y el regreso de los dragones a su mundo subterráneo..., así como la promesa de lo que está por llegar».
  El cineasta afirma que la animación es de naturaleza repetitiva, y que la fortuna sonríe a los que saben esperar. «Hemos analizado a fondo la historia y los tiempos para probar diferentes direcciones y dar con lo valioso a base de experimentar», confiesa DeBlois. «En cuanto empezamos con el storyboard, nos topamos con problemas de ritmo y de interacciones entre personajes. Cuando pasamos a la fase editorial, se empiezan a presentar asuntos por resolver, desarrollos, tanto problemas como soluciones». Tras una pausa, añade: «El mayor desafío a la hora de hacer una película de animación es estar constantemente en armonía».
  Lewis defiende que el mayor lujo de la producción ha sido su proceso y metodología. «Dean puede probar permutaciones de ideas en el propio guion. Redefine el mensaje, el concepto y las emociones a través de cada una de esas sendas. Luego, a partir de ahí, va refinando todo a lo largo del proceso de producción. Desde la fase de creación de la historia hasta la animación y el doblaje, desde el storyboard hasta los planos más viscerales en cámara 3D, hacer esta película ha sido como ver florecer una rosa. Vamos llenándolo todo de color... y acabamos llorando durante la semana de la banda sonora».
  Para Cowell, creadora del fenómeno Cómo Entrenar a tu Dragón, ser testigo de la evolución de una labor de amor que ella mismo emprendió hace años ha sido catártico. Destaca especialmente el liderazgo de DeBlois. «Es muy inusual que una sola persona dirija una trilogía de animación, porque son películas que tardan muchísimo en hacerse», dice Cowell. «No tengo palabras para expresar lo afortunados que somos de contar con alguien al timón con una visión tan creativa, capaz de contar una historia visualmente, pero también con emoción; Dean es capaz de expresar la acción y el corazón. Y además, hemos tenido la suerte de que ese sólido líder escriba el guion de las tres películas». Reflexiona un instante. «También estamos respaldados por el equipo de DreamWorks, que está a la vanguardia en el mundo de la animación. Desde el principio del todo, nada más entrar al estudio, siempre he sentido que allí puedes hacer que ocurra lo imposible; eso es precisamente lo que adoro del cine».

REVOLUCIONANDO SOMBRAS Y LUCES...
  Como un largometraje de animación se compone aproximadamente de mil quinientos millones de archivos digitales, las películas de DreamWorks Animation dependen enormemente de la tecnología. En ciertas partes de CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3, hay planos que constan de más de 100 000 archivos digitales. Esta tarea inconmensurable se realiza a través de un procesador in situ en el campus de DreamWorks de Glendale, que alberga 48 000 núcleos de procesamiento.
  Durante mucho tiempo, la iluminación ha sido el cuello de botella que restringía la ambición de las películas animadas, incluso para los estudios líderes en avances tecnológicos. «Ahora contamos con una novedosa y potente herramienta como soporte que nos permite hacer realidad mundos gigantescos llenos de enclaves exuberantes y bellos, y muchos más personajes de los que hubiéramos sido capaces de renderizar anteriormente», explica DeBlois. «Lo que antes implicaba comenzar de cero cada vez que trabajábamos en un plano es ahora una conversación».
  El director brinda el mérito a Chris deFaria, que se unió a DreamWorks Animation durante el desarrollo de la herramienta original MoonRay, un revolucionario trazador de rayos de luz cuya función es iluminar las animaciones, renderizando en tiempo real. Esta brillante herramienta que calcula la luz tal y como es en el mundo real, reflejando cómo resaltan las formas en telas y superficies, inyecta miles de millones de rayos de luz en cada escena y da sentido a las luces y las sombras en función del sendero que adoptarían en el mundo real. Sin duda, este paso en el proceso de animación por ordenador es lo que llena de vida las imágenes.
  DeBlois nos explica el proceso: «MoonRay permite la avanzada técnica de iluminación que emplea nuestra película, un elemento que se añade en el último paso. Cuando Chris entró a formar parte del proyecto, la herramienta estaba en proceso de desarrollo, pero aún quedaban un par de años para que estuviese lista. Chris ordenó expresamente que se hiciese todo lo que fuese necesario para poder utilizarla en CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3, y así fue. Nos ha permitido crear imágenes finales tremendamente ricas, tanto en complejidad como en sutileza».
  Cuando deFaria vio la asombrosa labor que el equipo de DeBlois estaba realizando, la decisión quedó tomada. «Nos negamos siquiera a contemplar que este dispositivo de trazado de rayos de luz no estuviera disponible para nuestra película», dice. «CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 iba a ser la primera representación en pantalla de nuestro proceso de trabajo actualizado, que implicaba el uso de dos potentes herramientas: Primo, para la animación, y MoonRay, nuestro primer renderizador de trazado de rayos de luz. Todo ello está sustentado en fabulosas herramientas de terceros. Eso es lo que convierte DreamWorks en una compañía más ágil, y en un estudio capaz de innovar y crecer en aquellas áreas que el público tiene más posibilidades de captar».
  Los productores y DeBlois admiten con orgullo que su ambición por el aspecto de esta aventura épica creció con esta fascinante herramienta nueva. «Ahora podemos manejar una enorme cantidad de personajes, así como los numerosos e intrincados detalles de nuestros dragones», asegura el director, orgulloso. «Allí donde antaño debíamos evitar contacto con todo tipo de follaje exuberante, nuestros personajes pueden ahora fácilmente atravesar helechos o rozar ramas de árboles a su paso. Es asombroso de todo lo que nos ha liberado».
  Aunque la iluminación es uno de los últimos pasos en animación, los cineastas admiten que el compromiso por optimizar el proceso supuso una dosis de paz mental para todos. «Nuestro supervisor de efectos visuales, Dave Walvoord, decidió permitirnos colaborar más entre departamentos», dice Lewis. «Tradicionalmente, en la animación todo está muy compartimentado, lo que ha originado cierto rechazo entre departamentos al que ha sido difícil superponerse. Ahora disponemos de un nuevo proceso en el que múltiples departamentos pueden trabajar simultáneamente en los problema de otros. El resultado es más colaboración entre el equipo técnico, y un diseño global más artístico».

UNA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA...
  Además de conseguir que los detalles sean superiores y que los artistas puedan diseñar nuevos elementos, en CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 MoonRay ha permitido crear fuego fotorrealista en pantalla por primera vez. No solo los dragones escupen y lanzan fuego; muchas escenas en Mema y Nueva Mema cuentan con este elemento de iluminación por medio de velas, antorchas, fuego de dragón e, incluso, una araña de fuego.
  El jefe de iluminación Pedro Valle sabía desde el principio de la franquicia que este tema suponía un reto prácticamente imposible para todo el mundo en el campus de DreamWorks. Antes de MoonRay, los artistas creaban un efecto de fuego mezclando luz roja, amarilla y naranja, en lugar de confeccionar y renderizar fuego «real». «Tratamos de imitar fuego con diferentes técnicas, pero nunca resultaba todo lo realista que queríamos que fuese», reconoce Valle.
  Antes de esta herramienta de trazado de rayos de luz, no era posible hacer fuego «real» porque, entre otras razones, era muy complicado y lento de renderizar. Con MoonRay, sin embargo, el «tiempo para el primer píxel» —expresión definida como el tiempo que transcurre hasta que aparece el primer píxel, que mide lo rápido que la imagen se está renderizando— es casi instantáneo. «Ahora, gracias a este cambio, los artistas pueden concentrarse en su creatividad», asegura Valle. «Puedes cambiar de opinión, probar cosas nuevas, explorar. Esta velocidad nos ha abierto un nuevo mundo».
  El departamento de efectos visuales comienza creando una simulación y el equipo de iluminación insufla vida a la imagen. El resultado es un fuego fotorrealista que vibra y titila como en la vida real. «Lo que se consigue es una sutileza increíble en el color y en el titileo, como de fuego que está vivo», dice Valle. «El resultado es una escena muy creíble que cuenta con toda la variedad que ofrece el fuego real, con colores y sombras moviéndose alrededor».

CREANDO ENORMES PAISAJES Y PANORÁMICAS...
  Gracias a las capacidades técnicas de MoonRay, la asombrosa visión de DeBlois asciende a otro nivel en la última entrega de la trilogía, especialmente en el Mundo Oculto de los alrededores de la Caldera —con cataratas y vegetación que brilla— y en Mema, situada a 15 000 metros de altitud y repleta de imponentes árboles y densas nubes.
  «Estos entornos son notablemente más grandes que todo lo realizado anteriormente», afirma Walvoord. «MoonRay nos permite añadir todo lo que queramos a nuestro mundo. Es una liberación increíble para los cineastas».
  Un ejemplo de la grandiosa escala de la película es la escena que tiene lugar en el Ayuntamiento de Mema, donde Hipo y Astrid congregan a sus conciudadanos. En ella, se ven a casi 200 personajes cenando juntos, muchos de ellos con barba o con vestimentas de pieles, elementos que exigen una gran cantidad de recursos informáticos. Solo en esta escena hay más de 150 copas, 200 cucharas y cuencos, 350 manzanas, 10 000 rocas y 60 000 hebras de paja. Además, la cámara sigue a un grupo de personajes principales mientras caminan entre la multitud, lo que significa que cualquier personaje secundario que aparece junto a los protagonistas debe realizarse hasta el último detalle. No iba a ser posible, por tanto, «engañar» al espectador con versiones de baja calidad de los personajes.
  «Son desafíos realmente complejos», explica Walvoord. «Queríamos superarnos en cuanto al número de personajes reunidos en un mismo plano, con su vestuario y sus interacciones con el entorno. Nunca había trabajado en una película que tuviera este nivel de complejidad».

DISEÑANDO 65.000 DRAGONES Y 68 MILLONES DE SETAS...
  En estrecha colaboración con el director de fotografía Roger Deakins, ganador de un Premio Oscar®, Walvoord y su equipo de efectos visuales consiguieron crear escenas llenas de detalles, pero que no abrumaran a los espectadores. Trabajaron con Valle y el equipo de iluminación con la finalidad de usar la luz para subrayar ciertos elementos y dirigir la atención del espectador a lo importante. Es un problema que se acepta de buen grado: como el programa de renderizado crea imágenes tan realistas, estas deben reproducir el mundo real.
  La nueva libertad artística que MoonRay proporciona no solo se aprecia en la grandeza de la película, también en los pequeños detalles. Por ejemplo, existen 2000 complementos de personaje únicos en CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3, incluyendo pelo, vestuario y accesorios. En Mema, solo el establecimiento del herrero contiene 1097 elementos de atrezo y en la casa de Hipo se pueden contabilizar hasta el número de clavos: 756.
  MoonRay permite mostrar en pantalla todo tipo de detalles complejos. Por ejemplo, la armadura de Hipo está compuesta por 3620 escamas sobrantes de Desdentao. En la primera película, solo podía haber ocho dragones en una misma escena; si había más, el sistema se venía abajo. Pero en esta ocasión hay más de 65 000 dragones en una toma del Mundo Oculto de la Caldera, más que en ningún otro plano del film. Además, en la Caldera hay un astronómico total de 68 millones de setas y 79 millones de corales.
  En CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3, Hipo no es el único personaje principal que usa las escamas caídas de su dragón para crearse una armadura ignífuga. En lugar de diseñar una nueva armadura que imitara las escamas del dragón, los artistas tomaron las mismas escamas previamente modeladas y las «pegaron» en la armadura. «Pudimos confeccionar los trajes de manera creativa, sabiendo que MoonRay sería capaz de renderizar imágenes de esa complejidad», declara Walvoord. «Queríamos que el mundo fuera como una continuación de los personajes, que el público estuviera involucrado emocionalmente en todo. No creerías que la tecnología pudiera enriquecer las emociones, pero lo hace».

LA MÚSICA...
  En el mundialmente famoso Studio 1 de los estudios Abbey Road de Londres, el compositor de la trilogía John Powell formó equipo junto con DeBlois y 98 músicos, formando así una selecta orquesta que Powell ha ido puliendo a lo largo de los años. Con todos sus intérpretes favoritos reunidos bajo un mismo techo, el director y el compositor reflexionaron acerca del viaje que emprendieron juntos hace más de diez años... y de la satisfacción de descubrir adónde llegarán los dos buenos amigos protagonistas de la película.
  Para DeBlois, la composición de la banda sonora representa la etapa de la producción de CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 en la que sumerge su trabajo en el mundo de Powell, permitiendo al compositor crear una música personalizada que aporte frescor a todo. «Creo firmemente que la música es la mitad del relato», asegura DeBlois. «Poner la historia en las hábiles manos de John y estos músicos eleva cada uno de sus momentos, ya que la música comunica muchísimas cosas que ni el guion ni la interpretación pueden. Hemos creado secuencias que no solo están apoyadas por la música, sino dirigidas por ella».
  En un medio que exige unos tiempos de trabajo tan largos, este paso representa para DeBlois la luz al final del túnel. «Te lleva a pensar que no importa lo duro y complicado que sea hacer la película; sabes que llegará el día de ir a Abbey Road con un centenar de los mejores músicos del mundo y con John componiendo y dirigiendo una banda sonora que va a mejorarlo todo».
  El director reconoce que confía en la sagaz habilidad de Powell para llevar casi siempre sus ideas a buen puerto. «John tiene su propio material temático que entreteje con armonía en la historia», dice DeBlois. «A menudo se le ocurren subtemas que apoyan y respaldan a los personajes, haciéndose eco de lo que tratamos de transmitir en el conjunto del relato. Trata continuamente de superarse y esta es su última oportunidad dentro de esta trilogía. Este es su mejor trabajo hasta ahora, es espectacular».
  Para el director, esto se hace evidente con la melodía más conmovedora de la cinta: el tema dramático de CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3. «Es tal y como soñábamos que fuera», asegura DeBlois. «Tiene amplitud y grandeza, está lleno de descubrimientos y contiene exactamente lo que queríamos para esa secuencia».
   Por la forma en que DeBlois ha involucrado al compositor en esta saga a lo largo de estos años, Powell ha empleado mucho tiempo en meditar cómo rematar la trilogía. «Después de la segunda película, Dean me contó la historia por encima. Desde entonces he pensado en ella», confiesa Powell. «El principal enfoque ha sido preguntarnos a nosotros mismos: “¿Cómo le pones fin a algo?”. Musicalmente, todo gira en torno al final de la relación con alguien, el cómo marcharse. Eso es lo más difícil de nuestra tarea, la transición.
  No es simplemente acabar la trilogía; es llegar a su conclusión», detalla el compositor. «Musicalmente, he sido riguroso en la composición, lo que significa que he podido pensar más cuidadosamente cómo usar los temas viejos y los nuevos. Esto nos ha permitido confirmar que casaban correctamente. Me doy cuenta de que durante los últimos dos meses he estado trabajando duro para asegurarme de que todo el mundo echara una lagrimita».
  Para Powell, el objetivo no es tanto trabajar con los instrumentos para alcanzar un sonido característico como crear melodías y un contenido armónico que apoye la historia. En particular, la introducción de la Furia Diurna y Crimmel le permitió ampliar el canon musical de la saga. «Contamos con las canciones de las dos primeras películas, que estoy usando con mucho cuidado», dice. «Pero hemos creado nuevas melodías, como el riff y el tema del destino. Trato de que alcancen su máximo potencial, pero entonces me contengo y uso los temas antiguos para que cobren significado».
  Una de las decisiones más destacadas de Powell es el uso moderado y preciso de la música para subrayar los momentos apropiados, lo que permite al público experimentar los sentimientos de los personajes. Para él, es vital liderar con la música, pero no avasallar. «Es importante mantenerse detrás del público», explica. «Si tienes una escena divertida, intenta que la música no suene divertida antes de que resulte divertida. Si no, el público se siente manipulado. Lo mismo ocurre con las emociones».
  A la hora de elegir el momento en el que la música dé apoyo a las lágrimas, Powell cree que no puede introducir la música clave hasta que siente, como un miembro más del público, que está preparado para llorar. «Intentas dar con ese momento. Sin adelantarte porque, si no, es como anunciarlo, como decir: “queremos que llores ahora”, cosa que un montón de películas de Hollywood han hecho tradicionalmente. Eso no me gusta, así que trato de ir detrás».
  Powell admite que la secuencia más difícil de componer de esta entrega fue la primera cita entre Desdentao y la Furia Diurna. «Es un poema sinfónico, una pieza de música que tuve que hacer completa, aunque sea muy descriptiva. Una vez más, sigue a la acción y tenía que tener sentido de principio a fin. En teoría, si la escuchas por sí misma, sin ver la película, deberías ser capaz de saber qué está pasando».
  Los instrumentos e intérpretes en Abbey Road incluyeron de todo, desde un arpa celta, tocada por el intérprete escocés Maeve Gilchrist, al coro de Eric Whitacre —encargado de todo el trabajo coral—, pasando por el vocalista Jónsi y unos gaiteros. DeBlois y Powell se unieron a estos artistas y descubrieron en ese estudio un lugar mágico para la creación de sonido. «Simplemente al caminar a través del estudio tus pasos ya suenan como instrumentos», asegura Powell.
  «Les llevó hasta los años 60 afinar este increíble lugar y no han cambiado nada desde entonces», comenta. «Toses y quedas envuelto en el maravilloso sonido. Un compositor se pasa la mayor parte de su vida solo frente a una pantalla. Con un proyecto como este sales de tu agujero y te das cuenta de lo que has estado soñando y deseando: tratar de aportar tu granito de arena sustentando el trabajo de directores y cineastas».

EL FINAL DE UNA TRILOGÍA...
  Según llega a su fin la trilogía basada en el mundo que ella creó, nadie guarda más emociones respecto a decir adiós a este capítulo de Desdentao e Hipo que su creadora. «Suena raro, pero está basado en mi propia infancia», reflexiona Cowell, «e Isla Mema es un lugar real, donde crecí de niña. Estoico el Inmenso está basado en la relación con mi padre. Por supuesto, el final, “Había dragones cuando yo era niño”, son las primeras palabras de los libros que escribí 20 años atrás, cuando acababa de tener un hijo. Al contar la historia desde el punto de vista de un niño que crece, echo la vista atrás a mi propia infancia. Hipo es como un padre para Desdentao. Los temas están tan mezclados con mi propia vida que todo resulta increíblemente agridulce».
  El arquitecto de la saga DeBlois ha transmitido su amor por el trabajo de Cowell a todas las personas que ha conocido. Para el director y guionista, lo más gratificante del tiempo que ha pasado con Cómo Entrenar a tu Dragón ha sido introducir a los neófitos en este intrincado universo, así como los encuentros con los fans, que transmiten cómo las películas y la serie de televisión les han servido de apoyo. «Estos personajes y sus historias suponen para la gente una vía de escape que nunca imaginé», concluye. «En mis conversaciones con los fans siempre surge el consuelo de que nuestros héroes —especialmente Hipo, que se siente como un pez fuera del agua— consuelan a los fans en un mundo en el que hay tanto rechazo. Me doy cuenta de nuestra responsabilidad: tenerlos en cuenta en todas nuestras decisiones.

LOS PERSONAJES...
   Cuando DeBlois reflexionaba sobre las motivaciones del cambio para este capítulo de la evolución de Desdentao e Hipo, comenzó a preguntarse qué supondría alcanzar la madurez para un ejemplar de Furia Nocturna..., cuando el dragón anhelara una vida más allá de la que le brindan los humanos. «Durante mucho tiempo, ha sido el compañero constante de Hipo», dice el director. «Pero llega un punto en que comienza a alejarse de ese vínculo porque siente la llamada de la naturaleza, por instinto y por madurez». Para mantenerse fieles a la historia, los narradores tuvieron que contemplar lo impensable. «Nos preguntamos si podríamos romper completamente esa relación, pero sin renunciar a juntarlos como equipo, más fuertes que nunca», dice DeBlois.
   Cuando Desdentao se topa por primera vez con la Furia Diurna (bautizada así por Astrid), una impresionante y resplandeciente dragona blanca que vive guiada por puro instinto, nuestro macho alfa se siente atraído por el mundo salvaje del que ella proviene y al que está destinada a volver. «Desdentao se siente en conflicto por su lealtad, pero le atrae lo natural», explica DeBlois. «Para él, eso es lo que encarna la Furia Diurna; una existencia inocente no condicionada por los humanos».
   Este momento, que cierra un ciclo, es agridulce para estos amigos inseparables que dependen totalmente el uno del otro. «Antes de que Desdentao e Hipo se unieran, los humanos y los dragones se consideraban enemigos», dice Lewis. «Tuvieron que entrar en contacto para alterar sus mundos, respectivamente. Ahora, Desdentao hace lo mismo como dragón alfa que Hipo en Mema. Tienen que afrontar cuál es el lugar natural de cada criatura para que Desdentao viva una vida de dragón plena, y viceversa».
  En la mente del productor, la Furia Diurna cumple dos funciones. «Sirve de recordatorio de que los dragones salvajes atacan a los humanos cuando los ven, y de que, cuando encuentras el amor, es tu razón de ser. La Furia Diurna es una leona que atrae a Desdentao de vuelta a la sabana».
  Con todo y con eso, DeBlois admite que para que un personaje nuevo rompa la pareja estrella, tiene que ser irresistible y espectacular. «La Furia Diurna encarna la promesa de una familia y la propagación de la especie de Desdentao», dice. «Básicamente aparece para atraer a Desdentao a la naturaleza y a su verdadero hogar. Para asegurarnos de que el público no sintiera animadversión por la Furia Diurna, tuvimos que brindarle una personalidad absolutamente cautivadora y única que pudiera conquistar a todos. En la animación hay transiciones mudas, por lo que otorgarle esas características requirió recurrir a gestos reconocibles para los humanos».
  A la hora de sopesar la individualidad de la Furia Diurna, el equipo tuvo que lidiar con varios obstáculos, incluido cómo diseñar una variante de la especie de Desdentao. Los animadores recurrieron a todo lo felino; un comportamiento inspirado en la seguridad, la elegancia y la agresividad de animales como los leones o los tigres. Al igual que el repertorio de Desdentao sigue mostrándose influido por el comportamiento real de caballos, perros y otros animales domesticados, los animadores no tenían interés alguno en inclinarse por nada demasiado antropomórfico para la Furia Diurna. DeBlois nos cuenta: «Cuando la Furia Diurna y Desdentao interactúan, recurrimos constantemente a esa referencia para comunicar atracción, peligro, curiosidad... Los sutiles avances de una relación».
  Para Lewis, la Furia Diurna evoca a algunas de las actrices más glamurosas de la gran pantalla. «Es Julie Christie, Ingrid Bergman y Grace Kelly», asegura. «La Furia Diurna es una emblemática luz, es fuerte, es huidiza y obstinada». Así las cosas, el reto para los animadores era comunicar ese espíritu indómito... sin palabras. «Nos inspiramos en la elegancia de una leona. Todo lo transmite con la mirada, la postura, los ojos y las reacciones corporales; Dean y Simon Otto [responsable de animación de los personajes] se ocuparon de desarrollar su lenguaje desde el primer día».
  Uno de los momentos más significativos de CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 es una de las primeras secuencias producidas: la primera cita de Desdentao y la Furia Diurna en la playa. Al ritmo de los juguetones y románticos acordes del compositor de la saga, John Powell, la escena se desarrolla básicamente como un baile al son de la música. Mientras Desdentao titubea entre las marañas de su escaso conocimiento del sexo opuesto, se ve empujado a confiar en aquella presencia de su vida que lo ama más que a nadie: Hipo.
  Desdentao captura primero la atención de su salvaje amor adoptando un comportamiento aprendido de los humanos, en concreto del nuevo jefe de Isla Mema. «Nos inspiramos en la historia de Cyrano de Bergerac e invertimos mucho amor y mimo», dice DeBlois. «Hipo alienta a Desdentao a reproducir los comportamientos de cortejo entre dragones que él ha observado. Pese a todo, hablamos de una imponente hembra que espera que Desdentao sepa lo que hace. Pero claro, él es un principiante inseguro... con Hipo siempre cerca, pasando un mal trago».
  En conclusión, ¿qué debe hacer un dragón si se enamora perdidamente? «Desdentao no tiene referencias; es el último de su especie, cosa que resulta bastante triste», nos cuenta DeBlois. «Irónicamente, lo que ha aprendido de un humano, dibujar en la arena, es lo que acaba enamorándola».
  En ese ejercicio de dibujar y plasmar todos los rasgos de la dragona en la arena, se deja ver cómo de involucrado y de enamorado está Desdentao con esta huidiza criatura. «Desde que comenzamos a animar los controles digitales de la Furia Diurna en nuestras primeras pruebas, hemos estado jugando con las proporciones», explica DeBlois. «Es una creación en continuo proceso, lo que significa que nuestros animadores están deseando volver a la primera secuencia en que la conocemos con todo lo que han aprendido en el proceso. La sutileza de sus reacciones a las demás experiencias que le brindamos a lo largo de la película evoluciona continuamente, lo que nos permite modelar los detalles más nimios de su actitud y su comportamiento».
  Lewis añade: «Esta salvaje reina, fría como un témpano, se ablanda sutilmente a medida que nuestros animadores la entienden cada vez mejor. Esto no es tanto mérito del diseño como de la casualidad; con cada latido, parece tornarse más cálida».

JINETES Y DRAGONES...
   Aunque la Furia Diurna es la principal novedad de la saga, CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN 3 ofrece a los fans incondicionales y a los que acaban de conocer esta franquicia montones de personajes cautivadores así como nuevos villanos aterradores. Los personajes con instinto de alfa en Mema son tan numerosos como los dragones, pero, por suerte, Hipo se ocupa de refrenar sus impulsos haciendo gala de su liderazgo.
  Esta yuxtaposición hace que la vida en la isla sea muy peculiar, y encontramos a los lugareños más entregados que nunca a su jefe. Ahora un puñado de rescatadores de dragones, conocidos como los Jinetes de Dragones, todos ellos amigos de Hipo, han mejorado su armadura para que refleje el vínculo tácito que mantienen con sus dragones.
   Astrid, como una de las vikingas más temerarias en pisar las costas de Mema (con su dragón Tormenta, un Nader Mortífero), lleva ya tiempo animando, persuadiendo y alentando a Hipo para que crea en sí mismo. Ha sabido estar a la altura de sus obligaciones como líder y compañera, desafiando a Hipo a celebrar los logros de Estoico el Inmenso, pero también a labrarse un nombre propio y convertirse en el hombre que su pueblo necesita. Arnold nos lo explica: «Hipo ve a Astrid envuelta en corazoncitos, pero se distrae mucho cuando Desdentao conoce al amor de su vida y comienza a sentirse relegado. Astrid trata de hacerle ver que eso mismo es lo que él tiene delante..., pero no piensa esperarlo eternamente para estar juntos».
   Para Cowell, hace tiempo que es vital contar con personajes femeninos fuertes que el público pueda adorar o admirar. «Quería desde el principio una chica que repartiese cera, y eso es lo que me encanta de Astrid», dice Cowell. «Del mismo modo, Valka es un personaje interesante también porque siempre mantiene la calma y es etérea al mismo tiempo. No es el típico estereotipo de madre. Son mujeres fuertes, y eso es algo que me encanta. Lo necesitamos para el futuro. Necesitamos que las chicas vean a esas heroínas en la gran pantalla».
  Nuestro experto local en dragones, Patapez (con su dragón Barrilete, un Groncle), acaba de descubrir al Destripador Carmesí: un enorme y viejo dragón de carácter gruñón con enormes cuernos. Curiosa y sorprendentemente para esta raza, el Destripador se ha encariñado del bebé de Barrilete, Carnipez, un joven dragón que Patapez ha apadrinado. En palabras de Lewis, «Patapez es lo más parecido a un personaje maternal que tenemos en la historia».
  Tan fanfarrón como siempre, Patán Mocoso (con su dragón Garfios, una Pesadilla Monstruosa) siempre está tratando de sobrecompensar sus atributos «no tan vikingos». Aunque luchar no es lo suyo, siempre está alardeando de todas las cualidades que imagina tener. Desesperado por atraer la atención de la brillante Valka, no para de adular a la Jinete de Dragón más consumada sobre la faz de la Tierra. Según Lewis: «Es bajito y no es precisamente el más espabilado, pero va sobrado de seguridad en sí mismo».
  Para desgracia de Patán Mocoso, su rival, Eret, hijo de Eret (con su dragón Quebrantacráneos, el Retumbador de Estoico), se ha convertido en el segundo al mando de Hipo, y sigue derritiendo los corazoncitos de sus incontables fans. Lewis nos cuenta, riéndose: «Patán Mocoso se cree que es como Eret. Bueno, como un sucedáneo, al menos».
  Por su parte, los ensimismados mellizos Brusco y Chusca (con sus dragón de dos cabezas Eructo y Vómito, un Cremallerus Espantosus), siguen siendo mutuamente sus mayores rivales. Chusco se cree consejero de Hipo y piensa que, como tal, debe prepararlo para convertirse en líder en toda regla de Mema. En su afán, trata de hacer del jefe tribal algo que no es. Crítico con todo y totalmente egocéntrico, Chusco siempre está dispuesto a hacer observaciones diametralmente opuestas a la realidad.
  Su hermana Chusca, la otra cara de la moneda (¿o tal vez la misma?) es, según Dean, engreída y vive totalmente ajena a cuanto la rodea, peligros incluidos. En una misión en la que, accidentalmente (¿?), se queda rezagada, Chusca cae prisionera de Crimmel, la mayor amenaza que nunca haya pisado las costas de Mema. Por desgracia para todo aquel que haya pasado más de diez segundos en compañía de Chusca, Crimmel pronto descubre que ha cometido el mayor error de su carrera como villano. Tras incontables deliberaciones sobre cómo todo el mundo está perdidamente enamorado de ella, Chusca acaba aburriéndolo tanto que Crimmel decide liberarla.
  La madre de Hipo, Valka (con su dragón Cortatormentas, un Asaltanubes), aporta a la isla sus años de experiencia como heroína rescatadora de dragones. Durante el pasado año, ha estado entrenando a jóvenes vikingos en el arte del rescate de dragones. «Valka es la instructora y confidente de Hipo», dice DeBlois. «Encabeza la iniciativa de encontrar otro lugar seguro, pero sabe que la gente avarienta siempre encuentra el modo de importunar».
  Cuando Hipo perdió a Estoico, el portentoso herrero Bocón (con su dragón Grump, un Volcánico) se convirtió en una figura paterna para él. Bocón lleva tiempo guiando a Hipo en las costumbres vikingas, y siempre es el primero en saltar en su defensa. Bocón se da cuenta de que su joven ahijado nunca se comportará como un macho alfa, y es lo suficientemente sensato como para saber ver que quizá eso sea justo lo que los vikingos necesitan. Según nos relata Lewis, «Hipo sabe dar la vuelta a la tortilla y cambiar todo a su perspectiva».
  Sin duda, la mayor amenaza para Mema y sus dragones es Crimmel, que ha pasado gran parte de su vida persiguiendo a Furias Nocturnas, los más temidos de todos los dragones, hasta su extinción casi total. Crimmel conoció a Estoico en el pasado y respetaba enormemente al líder vikingo por su primer afán de eliminar a todos los dragones y convertir así el mundo en un lugar más seguro para los humanos.
Según el director, este villano, que es la verdadera razón de que Desdentao sea huérfano, cree que «el único dragón bueno es un dragón muerto». Sirve como motor de cambio, porque hace que los dragones abandonen nuestro mundo y vuelvan a la historia que conocemos. Crimmel (que tiene por dragón un ejemplar de Aguijón Venenoso) personifica el complejo de superioridad y se niega a compartir su mundo con los dragones, a quienes considera parásitos despreciables.
  «Cuando descubre que una Furia Nocturna ha sobrevivido gracias a Hipo, se propone aniquilar a Desdentao como una cuestión de orgullo», prosigue DeBlois. «Promete enseñarle al muchacho, que parece empeñado en iniciar una era de coexistencia pacífica, una lección sobre dragones y humanos... y sobre cómo los humanos no deberían compartir su mundo. Cuando descubre que Hipo le mostró a Estoico que las cosas no tenían por qué ser así, y que los dragones podían vivir libremente entre los humanos, cree que no es más que una idea tóxica. Y se propone erradicar semejante ocurrencia antes de que se propague».
  En la mente de los cineastas, Hipo y Crimmel son almas opuestas, y representan la armonía frente a la intolerancia. «Crimmel ve a los dragones como algo que hay que dominar y eliminar», afirma Lewis. «Hipo los ve como bestias con corazón y alma, mientras que Crimmel cree que la extinción de los dragones haría del mundo un lugar mejor».

5.0/5 de 1 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL
Hace 1 meses.
Ver más
0 de 0 personas han econtrado útil esta opinión.

logo radio directo