Fichas de peliculas
  • Registro
DONDE ACABA LA MEMORIA
INFORMACIÓN
Titulo original: Donde Acaba La Memoria
Año Producción: 2022
Nacionalidad: España
Duración: 70 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Documental
Director: Pablo Romero-Fresco
Guión: Pablo Romero-Fresco
Fotografía: Martina Trepzcyk
Música: Xavier Font, Elba Fernandez
FECHA DE ESTRENO
España: 2 Diciembre 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Surtsey Films


SINOPSIS

Corría el año 1933 cuando Luis Buñuel viajó a Las Hurdes, una región aislada y empobrecida del centro de España, para realizar el histórico documental 'Tierra sin pan'. 85 años después, el hispanista y biógrafo Ian Gibson hizo el mismo viaje para completar el trabajo de una vida. 'Donde acaba la memoria' recorre Las Hurdes y la Residencia de Estudiantes con la colaboración de Mike Dibb, Carlos Saura y Román Gubern para construir el retrato de Ian Gibson, detective literario que ha dedicado su vida a recuperar la memoria reciente de España a través de las biografías de tres de sus genios más reconocidos: Buñuel, Dalí y Lorca. El viaje finaliza en Granada, donde, tras una búsqueda de 50 años, Gibson está más cerca que nunca de encontrar los restos de Lorca como símbolo de reconciliación de un país que se niega a hacer las paces con su pasado...

INTÉRPRETES

IAN GIBSON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Seminci de Valladolid 2022

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EL VIAJE...
2015: LAS HURDES...
  El hilo conductor del documental es un viaje con Ian Gibson a Las Hurdes para visitar el lugar donde Buñuel rodó su documental Tierra sin pan. En 2015, cuando Ian estaba trabajando en la biografía de Buñuel, a punto de cerrar su trilogía sobre Lorca, Dalí y Buñuel tras 50 años de investigación, el gobierno de Aragón le retiró la financiación prometida. Ian vendió una parte de su pequeño piso de Lavapiés (antes de dos habitaciones, ahora de una) para acabar la biografía del cineasta aragonés, pero se quedó a medias, en la mitad de la vida de Buñuel, justo después de que acabara Tierra sin pan.
  En 1933, sin dinero, Buñuel consiguió rodar su documental (una crítica a la España del momento) con la ayuda de Ramón Ancín, un amigo al que le tocó la lotería.
  En 2015, también sin medios y ante la falta de interés institucional, pedí una ayuda en University of Roehampton (Londres), donde daba clase de cine y traducción por entonces, y me fui, junto con Ian y Mike Dibb, documentalista británico, a Las Hurdes. En los 70 y 90, Mike e Ian rodaron con financiación de la BBC documentales históricos sobre Lorca y Dalí. Cuando, en 2015, quisieron cerrar su trilogía, ya no encontraron apoyo. Me hice cargo de la dirección del proyecto e intentamos rodar el documental que pondría fin a la colaboración entre Mike e Ian.
  Nuestro viaje nos llevó a las Hurdes, pero también a La Alberca, La Peña de Francia, Sitges (donde entrevistamos a Román Gubern y Paul Hammond, autores de Los años rojos de Buñuel) la Residencia de Estudiantes (donde rodamos con Javier Herrera y Carlos Saura) y el piso de Lavapiés donde vive Ian y donde lo entrevistamos durante 7 horas; la primera vez que Ian concede una entrevista en detalle sobre su vida.

2016: EL ROBO...
  Desafortunadamente, en 2016, cuando las 50 horas de rodaje estaban ya casi montadas en un corte de 80 minutos, entraron a robar en mi despacho de la Universidad de Roehampton y se llevaron las dos copias del montaje que teníamos en ese momento.
  El proyecto estuvo entonces parado durante dos años, hasta que a principios de 2018, con una pequeña ayuda de una productora española, conseguimos financiación para acabar el rodaje. Hablé con Ian y me contó que estaba a punto de presentar la última edición de su primer libro, sobre el asesinato de Lorca, y que tenía datos nuevos sobre el posible paradero de sus restos en Granada. Se hizo evidente entonces que la forma de acabar esta película sobre Ian era precisamente allí, en Granada, donde todo empezó para él y donde ahora está más cerca que nunca de encontrar lo que lleva tanto tiempo buscando.

2018: ÚLTIMA PARADA - GRANADA...
  En Granada, grabamos un programa especial de Hoy por Hoy (Cadena Ser) con Ian sobre los restos de Lorca y su memoria y filmamos con él en el barranco de Viznar y en otras fosas comunes donde se encuentran los restos de cientos de personas asesinadas durante la España franquista. Además, accedimos por primera vez a su archivo de Fuente Vaqueros, al que Ian se refiere como su tumba, esta sí, abierta y accesible, donde reúne la investigación de toda su vida y la pone a disposición del que quiera saber más sobre nuestro país. En este archivo encontramos la grabación original de 1965 (inédita hasta ahora, ya que forma parte del documental) en la que Ian entrevistó al hombre que enterró a Lorca y que le dice exactamente dónde y cómo lo hizo.
  Así, con esta última visita al lugar donde empezó todo, lo que comenzó siendo una revisión de Tierra sin pan y una reflexión sobre Buñuel y cómo Las Hurdes (y España) han cambiado desde entonces, acabó convirtiéndose en un retrato de Ian Gibson y sobre una vida dedicada a recuperar, desde su mirada irlandesa, la memoria reciente de nuestro país a través de la vida de tres de sus más grandes genios: Lorca, Dalí y Buñuel.
  En un momento clave en la historia de nuestro país, Donde acaba la memoria pretende contribuir a reabrir el debate sobre la memoria histórica y a atacar la amnesia de un país que sigue sin enfrentarse a su pasado más reciente y sin cuidar a figuras como Ian, cuyo trabajo nos recuerda, como lo hizo también Buñuel en sus memorias, que, si olvidamos, no somos.

NOTAS DEL DIRECTOR...
  Esta película marca el final de un largo viaje.
Un viaje de 50 años para Ian Gibson, que comenzó cuando dejó su país natal, Irlanda, para ir a Granada a escribir una tesis sobre la vida del poeta Federico García Lorca. Esto se convirtió en el primer libro sobre el asesinato y los restos desaparecidos de Lorca y de miles de personas asesinadas por el régimen de Franco en España. Fue el comienzo del trabajo de toda una vida sobre las biografías de artistas como Buñuel o Dalí y sobre la memoria reciente de un país herido que se niega a hacer frente a su pasado reciente.
  Donde acaba la memoria también marca el final de un viaje de 8 años para mí. Comenzó cuando conocí a Ian y su amigo, el legendario cineasta Mike Dibb: Quijote y Sancho decididos a emprender su última aventura siguiendo los pasos de Buñuel y arriesgando su integridad física para escalar el famoso acantilado de Tierra sin pan. El plan inicial era revisitar el documental histórico de Buñuel, pero pronto se hizo evidente que la historia estaba en Ian...
  ¿Cómo se hace la biografía de un biógrafo?
No me apetece nada que alguien trate de hacer una biografía mía. Yo sé por experiencia que nadie cuenta la verdad cuando hacen una autobiografía. (Ian Gibson)
  Después del rodaje, y habiendo tardado un año (entre clases e investigación en la Universidad de Roehampton, donde trabajaba) en convertir las 50 horas de metraje que teníamos en un corte final de una hora, me robaron ese montaje en mi oficina. Esa fue la primera de muchas muertes de Donde acaba la memoria durante casi una década, que también incluyó el nacimiento de mis dos hijos y cambios de trabajo y de país. Pero una película sobre la perseverancia de una vida dedicada a la búsqueda no puede abandonarse así como así.
  Tres años después del robo, Ian viajó a Granada para presentar la última edición de su emblemático libro sobre el asesinato de Lorca, en un intento más por encontrar los restos del poeta. Fuimos con él, ya que la película solo podía terminar ahí donde empezó todo. Ian nos permitió utilizar una grabación nunca antes vista de su entrevista con el enterrador de Lorca, que localizó el lugar exacto donde fue enterrado el poeta, un lugar donde nadie ha podido excavar todavía. También nos mostró su biblioteca, a la que llama su "tumba". A diferencia de las fosas comunes donde yacen las miles de personas asesinadas por el régimen de Franco, la "tumba" de Ian está abierta y disponible para cualquiera que desee continuar con su trabajo y su dedicación a convertir los recuerdos individuales y subjetivos en historia colectiva y objetiva.
  El camino sinuoso y fascinante donde acaba la memoria y comienza la historia.

ENTREVISTA CON PABLO ROMERO-FRESCO...
Ocho años de rodaje, más de cincuenta horas de metraje, el robo del primer montaje, el nacimiento de tus dos hijos, te vas a vivir a otro país, y además se declara una pandemia mundial. El proceso de creación de este “Donde acaba la memoria” parece que ha generado material para escribir un libro. Utilizaste como hilo conductor el viaje que realizó Buñuel a Las Hurdes en 1933, y que materializó en una de las obras referenciales del género documental, para contarnos el viaje que inició Gibson en 1957, y que le llevaría a descubrir a Lorca, y a apasionarse por la historia y la obra del poeta. ¿A quién te encontraste tú en este viaje que supuso grabar el documental? ¿También te atrapó la figura de este irlandés enamorado de España?...
  Lo que me interesó de Ian Gibson fue la emoción de encontrar a alguien que dedica su vida a algo más grande que él, a algo que no puedes acabar y que alguien tendrá que seguir, el rigor con el que afronta su trabajo, porque sabe que lo que ponga es importante que sea objetivo e imparcial, dentro de lo posible. La obsesión, de una persona así, porque solamente siendo extremadamente obsesivo y teniendo una familia que te apoye, y que esté dispuesta a ir de un lado para otro, siguiéndote, porque si no es imposible que se pueda hacer este trabajo, que tiene este nivel, y que es un servicio público en el fondo.
En este viaje a quién me encontrado, primeramente, es a Mike y a Ian. Fueron ocho años que no fue una decisión nuestra, que tardara tanto la película, me valieron a mí para hacerme amigo de los dos, para conocerlos bien. Cuando haces una película que no deja de ser un documental sobre su trabajo, pero también sobre él, lo que buscas, como dice Mike, es sacar una verdad, aunque no sea la única verdad, pero sacar una verdad de cómo es Ian, de que esto que estoy viendo en la película es él. Y eso, a lo mejor, en seis meses de conocerlo no llega, pero después de ocho años, uno ya tiene una idea más clara de cómo es él, de cómo es Ian, y eso es lo que intentamos plasmar. Así que esos ocho años a mí me valieron de muchísimo, de conocer muy bien a esa persona sobre la que estás haciendo una película.
  Pero claro, no solo fue conocerlo a él. Conocer a Mike, con esa cultura increíble, con un dominio del arte en el que trabaja también impresionante, pero luego Román Gubern, Paul Hammond, gente en Las Hurdes a las que entrevistamos. Ian está siempre rodeado de una gente con una capacidad intelectual y humana muy grande, y la verdad es que conociendo un poquito su mundo, cada vez que nos acercábamos a él, y el mundo de sus relaciones, de sus amigos, de la gente con la que trabaja, es impresionante el nivel del que estamos hablando.
  Y luego, el viaje por detrás de la película, lo que había no tanto delante, sino detrás de la cámara, pues conocer a gente como Xacio Baño, que es el montador de la película, que estuvo involucradísimo en la película y trabajando mucho por una ínfima cantidad de dinero, pues, la verdad eso también fue un tesoro impagable.

Has contado también con la complicidad del cineasta Mike Dibb, director de una amplia filmografía, entra la que destaca “The Spirit of Lorca”, o “The Fame and Shame of Salvador Dalí”, en colaboración con Ian Gibson. También con el director Carlos Saura, que dirigió “Bodas de Sangre” y está preparando una serie sobre el poeta granadino. ¿Cómo conseguiste implicar a estos grandes del cine en un proyecto pequeño como el de “Donde se acaba la memoria”?...
  Fue una historia muy rocambolesca. Yo trabajaba en la Universidad de Roehampton, en Londres, donde estuve diez años. Trabajaba, a veces, hacía algunos trabajitos de interpretación y traducción para el London Spanish Film Festival, el festival de cine español en Londres, y ahí estaba haciendo concretamente una traducción, o una interpretación en el escenario, traducción oral de la entrevista que les estaban haciendo a los actores de la película de Almodóvar “Los amantes pasajeros”. Mike Dibb fue a ver esa película para intentar encontrar allí a Almodóvar, que parecía que iba a ir, y al final no fue, para pedirle financiación sobre un documental sobre Buñuel y Las Hurdes, que quería hacer con Ian Gibson. El tema es que, como se conocen, Mike había hecho la película de Lorca, la de Dalí, y ahora tocaba la película de Buñuel, veinte años más tarde.
  Y no encontró a Almodóvar, pero habló conmigo y nos hicimos amigos, hablamos un poco de los proyectos y le dije que intentaría ayudarle con la película. Entonces busqué un poquito de financiación, muy poquito, y cada vez nos fuimos conociendo más y dijimos, pues venga, vamos a Las Hurdes, y vamos con Ian, e intentamos grabar a ver que nos sale. Ese fue el principio del proyecto, en 2014, y trabajamos lo que pudimos, en filmar algo que en lo que iba a ser un documental sobre el trabajo de Ian acerca de Buñuel. Seguir los pasos de Ian, mientras se va a Las Hurdes a hacer su biografía sobre Buñuel.
  Así empezó todo, lo que pasa es que, a medida que íbamos trabajando, y los veía juntos, la figura que me interesaba más era la de Ian, una persona de 75 años, aunque también a Mike, porque verlos a los dos como un Quijote y un Sancho, que seguían trabajando por lo que hacen, dos personas muy del siglo veinte, dos personas que han trabajado mucho sobre el siglo veinte, y que pertenecen a ese siglo veinte.
  Entonces, a mí me interesó mucho centrarme en la figura de Ian y decir bueno, ya que ahora mismo y a pesar de que mucha gente de otras generaciones lo conoce, los jóvenes no, y es un trabajo tan importante, y que se va perdiendo, porque tanta gente joven no va a leer sus libros. Y pensé: sería una buena idea hacer una película sobre él, en un formato audiovisual que, a lo mejor, es más accesible para ellos. Y esa es la idea que había detrás de centrar un poquito más la película en él. Lo que pasa es que no íbamos a poder hacer eso porque Ian es una persona que no estaba demasiado por la labor, de que hiciese una película sobre él. Y entonces lo que hicimos fue seguirle los pasos.
  Luego, al volver de Las Hurdes, un día, en su casa, yo me tenía que volver a Londres, le dije: mira, Ian, ¿te parece si hacemos una entrevista y vemos a donde nos lleva todo esto? Y él nos dio permiso e hicimos una entrevista de unas seis horas, y al acabar ya teníamos material para hacer otro tipo de película. Entonces, cuando volví a Londres, me puse a editarlo, teníamos ya unas cincuenta horas de grabación, y la montamos en unos meses, porque yo tenía que seguir trabajando en la Universidad, y fui montándola hasta quedarme con una hora.
  Y ahí es cuando nos robaron la película. No iban a por la película, robaron más cosas en la Universidad, pero, entre ellas, el montaje de la película, pero bueno, y hubo una pausa, porque no había fuerzas, ni energía, ni siquiera para contárselo a Ian. Pero había que seguir, porque si Ian fue perseverante durante cincuenta años buscando lo que busca, porque no íbamos a emplear ocho años en hacer una película de él. No es para tanto. Entonces, al final lo llamé, le conté lo que había pasado, y me dijo: bueno, yo voy a Granada, y si quieres seguirme los pasos, ven conmigo y acabamos ahí el documental, dónde todo empezó para él. Y esa fue la historia. Entonces, al final fuimos, poco a poco, intentando girar la cámara hacia él. Sí, al principio seguimos sus pasos, pero luego fuimos más de frente, como en el último plano de la película, y contar algo de su historia.

La Memoria de ese país que se perdió es la gran protagonista del film, con esa generación irrepetible de genios reunidos en la Residencia de Estudiantes: Lorca, Dalí, Buñuel. Esa Memoria en la que hispanistas venidos de fuera, como Gerald Brenan, Hugh Thomas o el mismo Ian Gibson desenterraron, cuando en España todavía imperaba el silencio. ¿Quiere hacernos reflexionar el documental sobre la importancia de la Memoria como herramienta para construir el presente?...
  La Memoria histórica es la tercera capa de la película. La primera es Buñuel y Las Hurdes, la segunda es Ian Gibson, su vida y su trabajo, y la tercera es la Memoria histórica.
  Yo cuando hice el guion de la película que, como sabes, es un documental, así que más que un guion, es una aproximación a lo que tú quieres cubrir, para ese viaje a Las Hurdes, yo ya empezaba a pensar que, la verdad, que no me apetecía hacer solo una película sobre Buñuel y Las Hurdes, ahora y entonces, porque eso era desperdiciar a Ian, y entonces ya le puse la capa de Ian.
  La Memoria histórica llegó más adelante, al conocer a Ian, y convivir con él, te das cuenta que, aunque no hable de la Memoria histórica, digamos que subyace a mucho de lo que hace. Me interesó mucho porque vas viendo un poquito ese lugar en el que trabaja Ian, que es un lugar un poco difuso, en el que entran en contacto las historias subjetivas, con h minúscula, que la gente, gente mayor normalmente, de las últimas generaciones que recuerdan lo que pasó en aquella época, cuando te hablan de la Guerra Civil, del asesinato de Lorca y demás, esas últimas generaciones de gente que sigue buscando a sus muertos, y todos ellos se acercan a Ian desde el cariño, desde el respeto. E Ian tiene que sacar siempre su libreta verde, verde que te quiero verde, para tomar notas, y seguir todas esas pistas, esos hilos, pero, claro, llega ya un momento que no puede.
  Pero, con todo eso, a mí me interesa mucho, porque, es ese lugar donde acaba la memoria de la última generación viva, memorias que son muchas veces subjetivas, relatos y demás, y alguien tiene que tomar todo eso, y convertirlo en una Historia, con h mayúscula, una historia rigurosa y objetiva. No es fácil donde acaba la memoria de la última generación viva y comienza la historia. Ese es el lugar donde está Ian, en la intersección, y siempre me pareció muy interesante.
  Entonces sí, la Memoria histórica era un tema que a mí me interesaba mucho, la verdad, que Ian, en el fondo, siempre ha tratado, y presentarlo como yo creo que es, como un tema de sentido común, es decir, no podemos tener todos esos muertos enterrados en las cunetas, no puede hacer eso un país que se llama democrático, un país avanzado, eso no puede ser, es una anomalía, por no poner una palabra más dura, que espero que, dentro de unos años, se recuerde como un escándalo, y como es algo de sentido común, deberíamos ponerlo como tal.
  Desde la figura de Lorca, como una especie de punto en el que Ian habla del y de sus restos como una forma de reconciliación, no sé si es una forma ingenua de verlo o no, quizás no, lo único que sé es que en nuestra película tocamos el tema desde un punto de vista que hay que hacerlo, porque es de sentido común, y hablaba de gente con la que conversaba a veces, que buscan a sus familiares, y si los encuentran, si tienen la suerte de encontrarlos, luego se mueren, en el sentido de que es gente mayor que está casi, casi, literalmente, aguantando para encontrarlos.
  Es una cosa trágica que espero que dure poco y, como dice Ian en la película, espero que el país haga los deberes que tiene que hacer al respecto.

Tanto en su estreno en el Festival de Cans, como en las proyecciones realizadas en Vigo y en Nigrán, el documental ha despertado gran expectación y ha tenido una muy buena acogida por parte del público. ¿Qué recorrido le espera ahora al documental?...
  Hemos tenido el pre-estreno en el Festival de Cans, con dos proyecciones en Vigo, una en Nigrán –pero bueno, esta fue fallida, con lo cual haremos otra-, el uno de octubre la presentamos en la Semana de Cine de Cangas, con un coloquio, y también la hemos presentado en el Festival de Cine de Ourense. Y el cuatro de octubre haremos el estreno en Madrid. O pre-estreno, más bien. Y esperemos que sea un acto cariñoso, para darle un homenaje a Ian, por su trabajo y su dedicación tan obstinada a contarnos desde su mirada irlandesa, desde fuera, lo que fuimos, lo que somos, quizás, también lo que seremos.

DESCUBRIMIENTO HISTÓRICO COMO PARTE DEL DOCUMENTAL...
  En la Residencia de Estudiantes entrevistamos a Cheli Durán, amiga de Ian y mujer del cineasta Mike Dibb. Cheli es hija de Gustavo Durán, músico y amigo de Lorca, Dalí y Buñuel. Después de su estancia en la Residencia, Gustavo Durán se alistó en el ejército republicano, donde llegó a ser general y se hizo amigo, entre otros, de Hemingway, que lo convirtió en personaje mítico de Por quién doblan las campanas. Al acabar la guerra, cuando estaba a punto de ser fusilado, lo consiguieron meter en el último barco que salía del País Vasco a Inglaterra. Se salvó y se casó en el Reino Unido.
  Cheli recuerda cómo su padre siguió en contacto con Buñuel y cómo le cantaba a ella por la noche canciones en gallego. Durante la entrevista a Cheli descubrimos que algunas de estas canciones son en realidad cantigas de Martín Códax y que una de ellas, Eno Sagrado en Vigo, es la única cantiga a la que Martín Codax no le puso música. Gustavo fue el primero en ponerle música. Durante unos meses, pensamos que esa música estaba solo en la memoria de Cheli, que nos la cantó en el documental y que, desgraciadamente, padece Alzheimer. Después de mucho buscar, acabamos encontrando el original de la partitura que, según nos han confirmado, es efectivamente la primera que se ha encontrado de esta cantiga y tiene un gran valor histórico y literario.
  Contamos además con descartes hasta ahora desconocidos de Las Hurdes, grabaciones inéditas de las Residencia de Estudiantes en la época de Lorca, Dalí y Buñuel y con la única entrevista a fondo a Ian Gibson sobre su vida y su trabajo, 7 horas que esperamos convertir en libro además de usar para el documental.

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LAS  CUATRO PLUMAS

Criticas del pasado...

ROMMEL EL ZORRO DEL DESIERTOSE BUSCA ZAMBO REY DE LA JUNGLA
ESQUILACHE MAGIA EN EL AGUAEL GENERAL