Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: El Silencio De Los Otros
Año Producción: 2018
Nacionalidad: España
Duración: 95 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Documental
Director: Almudena Carracedo, Robert Bahar
Guión: Almudena Carracedo, Robert Bahar
Fotografía: Almudena Carracedo
Música: Leonardo Heiblum, Jacobo Lieberman
FECHAS DE ESTRENO
España: 16 Noviembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
BTeam


SINOPSIS

Nos adentra en aquellas personas que desaparecieron durante la dictadura de Franco. Tras muchas décadas de silencio la sociedad supo al fin que muchos niños fueron robados. A través de las personas que sufrieron por ello podemos conocer la lucha que han mantenido con el pasado...

INTÉRPRETES

CHINO DARÍN, DANIEL FANEGO, LORENZO FERRO, LUIS GNECCO, PETER LANZANI, MERCEDES MORÁN, WILLIAM PROCIUK, CECILIA ROTH, MALENA VILLA

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Berlín: Premio Heinrich Böll, Premio del público
- Abycine 2018

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR...
LOS COMIENZOS:
   En 2010, comenzaron a aparecer casos de “bebés robados” en España. La historia de estos crímenes, que se remontan a los inicios de la dictadura de Franco, nos llevaron a investigar la marginalización de las víctimas y el silencio acerca de los diversos crímenes de la época franquista, desde asesinatos extrajudiciales al finalizar la Guerra Civil hasta casos de tortura cometidos en fechas tan recientes como 1975.
  Cuando comenzamos a saber más, nos desconcertaron preguntas básicas: ¿cómo podía ser que España, a diferencia de otros países emergiendo de regímenes represivos, no hubiese tenido unos Juicios de Nuremberg, ni una Comisión para la Verdad y la Reconciliación, ni procesos de reconciliación nacional? Al contrario, ¿por qué se instauró en España un “pacto del olvido”? ¿Y cuáles son, tras cuarenta años de democracia, las consecuencias de este pacto para las víctimas de la dictadura de Franco?
  Al empezar a filmar la “Querella Argentina” en 2012, que cuestionaba este status quo, muy pocos pensaron que fuera a tener gran impacto. Pero mientras grabábamos esas primeras reuniones pudimos ver que la querella estaba construyendo algo vital, transformando a víctimas y supervivientes en organizadores y querellantes y recopilando decenas, y poco después cientos de testimonios de toda España. Al tiempo que el número de testimonios aumentaba rápidamente, el caso comenzó a construir una fundamentación jurídica sólida basada en crímenes de lesa humanidad, que demandaba justicia internacional.
  Entonces descubrimos que ‘El Silencio de Otros’ iba a ser una historia sobre posibilidades, sobre tratar de romper barreras, y que, en vez de centrarse en lo que había ocurrido en el pasado, se centraría en el presente y en lo que podía ocurrir en el futuro. Nos dimos cuenta también de que la película personificaba el entusiasmo, anhelo y urgencia de muchos de los querellantes, puesto que, para muchos de ellos, este caso podía suponer la última oportunidad de su vida de ser escuchados.
  Aun así, cuando comenzamos, dificilmente podíamos imaginar que acabaríamos siguiendo esta historia durante más de seis años y filmando más de 450 horas de material.

PERSPECTIVA Y PROCESO:
  Las historias que íbamos descubriendo nos conmovieron profundamente: Almudena es una española cuyos padres crecieron durante el franquismo, y ella misma creció durante la transición de la dictadura a la democracia. Robert es un norteamericano que ha estado involucrado en cuestiones relacionadas con los derechos humanos desde los 19 años.
  Hacemos las películas a fuego lento, con un equipo muy pequeño, durante un largo periodo de tiempo. Grabamos en un equipo de dos personas, Almudena filmando y Robert encargándose del sonido. Aunque nos interesan profundamente los temas que abordamos, nos fascinan las personas y sus historias. Grabamos pacientemente durante largos períodos, observando cómo se van desarrollando las historias, siguiendo diversas líneas argumentales y viendo hacia dónde nos llevan.
  Este proceso hace que tengamos mucho material - acabamos grabando más de 450 horas - pero también nos sumerge en la historia, en el día y día, y muchas veces no hay sustituto posible del “estar ahí”. Por ejemplo, recordamos una semana en la que pasamos casi todos los días hasta las 2 de la mañana en casa del abogado Carlos Slepoy, grabando gran cantidad de metraje para una línea argumental que finalmente no nos llevó a ninguna parte. Pero, por pura coincidencia, una de las noches, mientras grabábamos, recibieron una llamada confirmando que la jueza Servini había ordenado 20 nuevas detenciones, escena que se convirtió en un momento clave de la película.
  Nuestro proceso de montaje es también extenso, lento y paciente, intentando mantenernos abiertos a nuevos descubrimientos. Pasamos 14 meses en la sala de montaje con ‘El Silencio de Otros’, construyendo la película lentamente, con grandes colaboradores como Kim Roberts y Ricardo Acosta.

ESTILO Y REFERENCIAS CINEMATOGRÁFICAS:
  ‘El Silencio de Otros’ es a veces lírica y reflexiva, y a veces intrigante. La película se estructura en torno a la Querella Argentina; seguimos el caso a medida se desarrolla delante de nuestra cámara durante más de seis años, capturando los momentos clave y las emociones en el instante.
  Usando la querella como columna vertebral, la película entremezcla, con la máxima delicadeza posible, los testimonios de los querellantes, filmados frente a un fondo negro, como si fueran los testimonios que esperan poder dar a la jueza un día. También hacemos un extenso uso artístico de materiales de archivo, de forma que puedan hablar por sí mismos, para ayudarnos a adentrarnos en la memoria de cada uno de los querellantes y sentir ese pasado. Además, usamos pequeñas narraciones en off (por la directora Almudena Carracedo) para crear espacios necesarios de contexto y reflexión.
  La música original de Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman, y el diseño de sonido de Steve Miller, representan también un importante elemento cinematográfico, ya que hemos aspirado a crear un paisaje sonoro poderoso y conmovedor.
  Admiramos trabajos como ‘Nostalgia de la Luz’, de Patricio Guzmán, y ‘La Mirada del Silencio’, de Joshua Oppenheimer, como bellos y profundos modelos para explorar las sombras que el pasado proyecta en el presente. Como estas películas, ‘El Silencio de Otros’ profundiza
de manera sensible en el pasado, planteando preguntas más que responderlas.

PUNTO DE VISTA:
  Reconocemos que los temas que exploramos en ‘El Silencio de Otros’ pueden ser fuentes de división en la España de hoy. Entre familiares. Entre amigos. En diferentes sectores de la sociedad. Sin embargo, creemos que las historias de las víctimas y los supervivientes trascienden lo político y deberían ser consideradas en un contexto de derechos humanos.
  Como dice la jueza María Servini cerca del final de la película: “Si los jueces españoles escucharan lo que yo escuché, abrirían las causas acá”. Del mismo modo, esperamos que cuando la gente escuche las historias que nosotros hemos escuchado a largo desde estos siete años de trabajo, y vean el miedo y el dolor que hemos visto, ellos también entiendan este caso no tanto como una cuestión política, sino de derechos humanos, o sencillamente de humanidad.

ALCANCE:
  ‘El Silencio de Otros’ sobrepasa las fronteras españolas y se enmarca en un movimiento de películas que tratan sobre justicia transnacional en sociedades post-conflicto. Sin embargo, muchas de estas películas (y discusiones relacionados con estos temas), se centran en crímenes que se produjeron en los países pertenecientes al llamado “sur global”, con agentes occidentales facilitando los procesos de búsqueda de justicia.
  En ‘El Silencio de Otros’, por contraste, los crímenes ocurrieron en España, en el corazón de Europa, y los abogados y querellantes, ayudados por la justicia Argentina, nos muestran cómo la jurisdicción universal ofrece a poblaciones vulnerables una herramienta para obtener justicia en cualquier lugar del mundo.
  Hemos recibido interés desde audiencias tan lejanas como Colombia, Líbano, los Balcanes, Sri Lanka y muchos otros lugares que sienten que la ley de amnistía española y su “pacto del olvido” reflejan sus propias experiencias, y que la película puede ser una importante herramienta para promover el diálogo en sus países.

  Películas como esta solo pueden hacerse con la ayuda y la confianza de decenas y decenas de personas que deciden compartir su vida y sus historias. Estamos profundamente agradecidos a todas las personas que compartieron su tiempo con nosotros (en momentos muchas veces dolorosos), por darnos la bienvenida a sus casas y sus vidas, y darnos un acceso tan directo durante el rodaje de la película. Son el corazón y el alma de ‘El Silencio de Otros’. Dedicamos esta película a todos ellos, y al abogado Carlos Slepoy, que nos dejó en Abril de 2017, sin haber podido ver el resultado de tanto trabajo.

NOTAS DEL PRODUCTOR AGUSTÍN ALMODÓVAR...
  Cuando Almudena y Robert nos enseñaron la película durante el proceso de montaje, en la que ya llevaban trabajando 6 años, entendimos enseguida que era muy especial. Desprendía una profunda humanidad que nos sobrecogió, y conseguía transcender un discurso de números, “bandos” y “revancha” para centrarnos en la humanidad de las víctimas que, tantísimos años después, siguen buscando, por cualquier rincón del mundo, su derecho a la verdad, la dignidad y la justicia.
  ‘El Silencio de Otros’, impregnada de poesía y emoción, también hace preguntas básicas: ¿Cómo es posible, por poner un ejemplo de la película, que una mujer de 84 años como María Martín tenga que ir todos los días a poner flores a una fosa común en una cuneta porque no puede enterrar a su madre dignamente? ¿Cómo es posible que haya casos de tortura, en fechas tan recientes como en los años 70, que nunca se han abordado, cuando otros países con historias similares han conseguido hacerlo? ¿Cómo es posible que haya casos de niños robados en España? No son preguntas que nos obliguen a estar de acuerdo con todo lo que pasó en el pasado. Se trata del presente y del futuro.
  ‘El Silencio de Otros’ consigue además algo muy importante: pintar un lienzo que conecta pequeños trozos de historia que siempre han estado presentes, pero esparcidos. La película, de manera brillante, ata cabos y nos ayuda a ver el panorama completo.
  Durante mucho tiempo ha sido difícil incluso hablar de estos temas en España. Como explora la película con gran puntería, la idea de que teníamos que olvidar todo ha sido prevalente. Pero después de 40 años, muchos pensamos que nuestra democracia es lo suficientemente fuerte como para que sea capaz de lidiar con cuestiones de derechos humanos básicos. Sentimos que esta película, que trata estos temas con ternura, respeto y delicadeza, es un instrumento precioso para iniciar esa conversación tanto tiempo acallada.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo