Fichas de peliculas
  • Registro
EL PERAL SALVAJE
INFORM MACIÓN
Titulo original: Ahlat Agaci
Año Producción: 2018
Nacionalidad: Turquía, Macedonia, Francia, Alemania, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Suecia
Duración: 188 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Drama
Director: Nuri Bilge Ceylan
Guión: Akin Aksu, Ebru Ceylan, Nuri Bilge Ceylan
Fotografía: Gökhan Tiryaki
Música:
FECHA DE ESTRENO
España: 2 Agosto 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Golem


SINOPSIS

Un escritor regresa a su ciudad natal tras su graduación, donde se dedica a buscar patrocinadores para publicar su libro mientras trata con el deterioro de la indulgencia de su padre...

INTÉRPRETES

DOGU DEMIRKOL, MURAT CEMCIR, BENNU YILDIRIMLAR, HAZAR ERGÜÇLÜ, SERKAN KESKIN, TAMER LEVENT, ÖNER ERKAN, AHMET RIFAT SUNGAR, AKIN AKSU, KUBILAY TUNÇER, ERCÜMENT BALAKOGLU, KADIR ÇERMIK, ÖZAY FECHT, SENCAR SAGDIC, ASENA KESKINCI

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR...
   Para todos los seres humanos es esencial arriesgarse a salir de casa y mezclarse con otros. Sin embargo, si se aventuran demasiado lejos, cabe la posibilidad de que pierdan su propia identidad. Pero si su temor a explorar puede con ellos, acabarán encerrados en sí mismos y, por lo tanto, dejarán de crecer y de evolucionar. Asimismo, si creen ser únicos en cuanto a su identidad, pero no se les acepta socialmente, su voluntad acabará mitigada. A partir de entonces, les será difícil dar un significado a las contradicciones de su vida porque se habrán convertido en algo foráneo. Están desgarrados por la imposibilidad de dar una forma creativa a estas contradicciones y su incapacidad por rechazarlas.
  Esta película cuenta la historia de un joven que siente, con algo de vergüenza, que es único, pero no es capaz de reconocerlo. Cree que su vida va en una dirección que no le gusta y no puede aceptarlo. Mi intención ha sido describir un amplio mosaico de personajes con la mayor autenticidad y rigor. En mi país tenemos un dicho: “Todo lo que el padre esconde aparecerá un día en el hijo”. Nos guste o no, nada podemos hacer para impedir que heredemos algunos rasgos de nuestros progenitores, algunas de sus debilidades, sus costumbres y una multitud de otros detalles. El inevitable deslizamiento de un hijo hacia el mismo destino que vivió su padre se describe a través de una serie de dolorosos acontecimientos.

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
¿Cuándo empezó a pensar en este proyecto y cómo lo desarrolló?...
Mi esposa Ebru y yo nos ocupábamos de otro proyecto, una historia algo autobiográfica acerca de una familia. Un buen día, en un pueblo cercano a nuestra casa de campo próxima a Troya, donde nací, me crucé con un conocido, un maestro. Estaba casado con una mujer de la familia y eraun hombre interesante; me gustaba charlar con él porque no tenía nada que ver con la gente que vive allí. Hablaba de los colores del paisaje, del olor de la tierra. Los habitantes del lugar no le respetaban y no le hacían caso cuando hablaba. Vino a casa y nos contó su vida de un modo original y colorido. Mi padre también era así; por ejemplo, le apasionaba Alejandro Magno, pero a nadie le importaba. Era ingeniero agrónomo, un gran lector y un solitario, no hablaba mucho con la gente. Pero volviendo a mi vecino, también conocí a su hijo, que ya había acabado los estudios y trabajaba en la redacción del periódico local, además de echar una mano a su padre de vez en cuando. Fue entonces cuando nació la idea de hacer una película sobre él que también hablaría de la soledad de su padre. Fui a verle y le pedí que escribiera algo de sus recuerdos, sus sentimientos, su padre, su infancia y su relación con la familia. Durante tres meses no tuve noticias. Me había caído muy bien, era un lector empedernido y conocía todos los libros que le había mencionado. Era un hombre reservado, no hablaba mucho. Y, de pronto, recibí un correo electrónico con 80 páginas de información y de descripciones. Lo leí y me impresionó. Tenía el sello de la autenticidad gracias a la candidez. No escondía nada y tampoco intentaba presentarse como un héroe. Era mucho mejor de lo que esperaba, y mi mujer estaba de acuerdo. Decidimos posponer el proyecto que preparábamos y rodar primero este. Le pedí a Akin Aksu, el autor de las 80 páginas, que colaborara en la escritura del guion, y además interpreta a uno de los dos imanes, el que más habla.

¿Ya había rodado en esa zona de Turquía?...
Sí, paraMayis Sikintisi (Nubes de mayo), en la parte occidental del país, los Dardanelos, unos cien kilómetros más al oeste. Hablamos mucho durante un mes, mi esposa, Akin y yo, para intercambiar ideas e impresiones. Escribió un par de tratamientos que utilicé en parte. Mientras tanto, leí los dos libros autobiográficos que había escrito y me gustaron muchísimo. Incluí algunos detalles y algunos pensamientos suyos en el guion. Akin empezó a dar clases y seguimos trabajando mediante correos electrónicos. En Turquía hay pocos puestos de profesores y muchos aspirantes. Akin se había presentado en cuatro ocasiones y por fin había aprobado. Sin embargo, al no sacar una nota muy alta, le dieron un puesto en la zona este de Turquía. Durante nueve meses no nos quedó más remedio que intercambiar ideas por mail. Primero hablamos de las escenas y luego pasamos a los diálogos. Mi mujer también estaba en contacto constante con él.

Ha mencionado otro proyecto con tintes autobiográficos, ¿hay aspectos en EL PERAL SALVAJE relacionados con su infancia?...
Sí, sobre todo en lo que se refiere a la relación con mi padre, pero la película refleja la personalidad de Akin en su gran mayoría. Es profesor como su padre, y también es escritor. Quería saber, por ejemplo, qué se dijeron cuando su padre le pidió dinero prestado. Quería saberlo todo acerca de la pasión de su padre por el juego, y saberlo de forma específica, como ocurre en la película. Incluso tuvo que vender su casa.

Hay muchos enfrentamientos en la película, como ocurre en Sueño de invierno, y también mucho diálogo...
El 95% de los diálogos estaba en el guion, algo difícil para los actores no profesionales. No se les da bien memorizar, prefieren improvisar. El casting del papel principal fue uno de los problemas más complicados al que he debido enfrentarme hasta ahora. No había nadie en el cine turco que me conviniera y acabé dando el papel a un perfecto desconocido. Le encontré en Facebook. Había trabajado en un par de comedias para televisión y le invité a hacer una prueba. Empezó improvisando con Ebru y no era muy bueno. Le mandé unas páginas del guion y le pedí que se aprendiera el diálogo. Cuando volvió, me di cuenta de que había entendido lo que yo deseaba del personaje. Mejoraba con cada prueba. De todos los actores que vi, era el que tenía mejor memoria; quizá se deba a que es el intérprete más inteligente que he conocido hasta ahora. Sabe mucho de la vida, de la gente, de las situaciones. Algunos de los demás actores funcionaban de maravilla con la chica, pero no con la madre, o con el padre, ocon el alcalde. Él estaba genial en cualquier relación. Es posible que no tenga pinta de escritor, pero lo importante era su capacidad de memorizar largas secuencias de diálogos en una película de más de tres horas de duración e interpretarlas de maravilla.

¿Hubo ensayos antes del rodaje?...
Muy poco porque no disponíamos de tiempo. Pero sí ensayamos durante el rodaje de tres meses y medio, aunque nos costó más caro. Hay momentos en que me gusta hacer muchas tomas, pero descubrí que ninguno de los actores era mejorcuando improvisaba. El hombre que interpreta al padre es un profesional más acostumbrado a la comedia que al drama.

La risa sarcástica, ¿fue idea suya?...
Claro, mi padre reía así. Nadie le hacía caso en el pueblo y acababa por reírse de lo que decía. Necesitaba que el personaje tuviera algo para que los del pueblo no le respetaran y se me ocurrió la risa. Es difícil entender que no le respeten. Sobre todo porque los maestros o los profesores suelen ser muy respetados. Puede que sea por su pasión por el juego o esa risa… En el campo turco, la gente que se ríe mucho no está muy bien vista. Los demás personajes son actores profesionales. Uno de los imanes es un no profesional, pero no es un imán en la vida real.

En esa escena, como en la del escritor local, ha rodado tomas muy largas cámara en mano. Al seguir a los dos imanes andando con Sinan, los ha rodado desde la distancia, y a veces no se sabe realmente quién habla...
Es más fácil para el público turco. Escogí este estilo de rodaje gracias a la cámara Osmo; es muy pequeña y manejable. También depende de los actores, de si son capaces de recordar diálogos largos. En películas anteriores me he visto obligado a cortar tomas muy largas por esa razón. En este caso hay muchas escenas exteriores con personas moviéndose y hablando a la vez, no había necesidad de cortar. Sigo trabajando con mi leal director de fotografía Gökhan Tiryaki, pero tomo la mayoría de decisiones. Durante la escritura del guion tengo una idea concreta, aunque la realidad del rodaje me obliga a menudo a hacer algún cambio. La decisión final siempre se toma en el plató. También tengo muy en cuenta las épocas del año, y quería que la película acabase en invierno, por lo que intenté huir del sol y empezamos a rodar en octubre. ¡Pero fue un mes de octubre muy soleado! Luego, casi habíamos acabado de rodar la escena final cuando el cielo se nubló, forzándonos a rodarla de nuevo desde el principio. Pero entonces empezó a nevar y la filmamos una tercera vez.

Se ve la nieve caer desde la ventana del dormitorio, mientras el protagonista habla con su madre…
Sí, lo incluí en el guion porque quería dejar claro que hizo el servicio militar con nieve, en un entorno muy diferente al que transcurre el resto de la película, y que había pasado tiempo,concretamente un año. Me pareció que debía mostrarlo de una forma visual.

El servicio militar se reduce a una toma...
Sí, una sola toma. Es simbólica, no quería recalcarlo.

El joven siempre contradice a todo el mundo, siempre se opone a todo, a sus padres, al escritor, a los imanes…
También es así en la vida real. Es un escritor, y siempre está solo. Su aislamiento se transforma en ansiedad y le empuja a criticar a los demás. Lucha contra lo que considera injusto. No le gusta el escritor local ni sus obras, le molesta que tenga éxito. Por eso siempre le ataca, pero al hacerlo se menosprecia a sí mismo. Sus arrebatos incontrolados se deben a su lucha interna.

Al final, su padre es el único que lee su novela… Y es el diálogo más importante de toda la película...
Sí, porque su padre es la persona por la que menos respeto siente.

Nos recuerda a la relación entre James Dean y su padre en la película Al este del Edén...
Me inspiré en un acontecimiento real para la escena en la que encuentra el recorte de periódico en la cartera de su padre. Ya se sentía culpable antes de ir a la mili porque su padre había empezado a cambiar. Puede que este estuviera resentido porque el joven había vendido al perro, lo que explicaría que intente esconder lo que escribe. El hijo ignoraba lo mucho que el padre amaba al perro cuando lo vendió para conseguir dinero e imprimir su libro. El pueblo es diferente de la ciudad, los perros no se toman en consideración.

Ha dicho a menudo que Chéjov fue una de las influencias de Sueño de invierno. Esta nueva película también nos recuerda a este autor, sobre todo porque nunca juzga a los personajes, todos tienen una oportunidad...
No solo Chéjov. Creo que todos los grandes escritores se niegan a juzgar a sus personajes. Tennessee Williams, por ejemplo… No estamos aquí para juzgar, solo para entender, incluso si son asesinos. Mis autores favoritos son rusos, como Dostoievski, y algunos turcos, como Sait Faik, que escribía relatos cortos maravillosos. También era un solitario, nunca se casó. Vivió un tiempo en Francia.

Hay otro diálogo muy importante, cuando la madre dice que el perro era el único que jamás había juzgado a su amo...
Sí, todos culpan al padre, es irresponsable, un jugador… Pero cuando el joven se va a la mili, se siente culpable. Al regresar, lo primero que hace es preguntar por su padre y se entera de que ahora es pastor. En realidad, quiere saber si su padre está molesto con él y se siente aliviado al saber que no es así.

En la librería hay fotos de García Márquez, Franz Kafka, Virginia Woolf, Albert Camus…
Estaba exactamente así cuando descubrí la tienda… No tiene nada que ver con queyo adore a estos escritores.

Hay varias secuencias oníricas: el bebé y las hormigas, la persecución en el caballo de Troya, el pozo al final, algo poco común en el cine contemporáneo...
Me vino así. En cuanto al caballo de Troya, no se sabe exactamente cuándo se convierte en sueño. La mayoría del tiempo veo mi vida como si fuera un sueño. Y cuando sueño, siempre me parece muy realista.

¿Cómo se le ocurrió la escena de la conversación con los dos imames mientras andan hacia el pueblo?...
La idea de la película era hablar de los valores de un hombre joven. Uno de los más importantes es la religión. Hay que sacar el tema tarde o temprano, sobre todo en un país musulmán. Pero no es algo delo que se hable con libertad; por ejemplo, en el campo es casi imposible decir “No creo en Dios”. Mi padre lo pensaba, pero nunca lo expresaba públicamente, ni siquiera en el seno de la familia. El joven quiere tocar el tema, pero no puede hacerlo directamente, por eso hace preguntas. Es una de mis escenas favoritas. Me identifico plenamente con la situación. Entiendo que pueda parecer larga, incluso confusa para un público que no sea turco, pero saca a flote problemas esenciales para nosotros. Había que anclarla dentro de la historia, de ahí que el imam pide prestado oro a la abuela y que el joven intenta recuperarlo para publicar su libro. Es la excusa para llevarles a hablar de religión.

También da la palabra a un imam más joven, con conceptos más reformistas…
Sí, porque es una conversación muy habitual hoy en día en círculos religiosos, donde se habla de la modernización mediante la interpretación de textos sagrados. En la vida real, el abuelo del escritor fue un imam.

¿Cuánto se rodó en decorados naturales y cuánto en platós?...
El piso familiar es un decorado construido en un plató. Usamos un gimnasio abandonado. Fue muy útil para los días que hacía mal tiempo. Todos los decorados del pueblo son naturales.

Representa el pasado del protagonista, el tiempo antes del comienzo de la película...
En el instituto, todos los jóvenes se conocen, hablan, pero van alejándose a medida que envejecen. Algunos se casan, otros van a la universidad…

Todo eso del pozo, ¿es una situación real?...
No, inventada, para darle al padre un objetivo tangible. Materializa su lucha contra los del pueblo, convencidos de que nunca encontrará agua.

EL PERAL SALVAJE del título, ¿es un recuerdo personal?...
Viene de un relato corto del escritor real, “La soledad del peral silvestre”. Los perales silvestres no son bonitos y dan frutos muy amargos, pero necesitan poca agua. Son solitarios y crecen en terrenos áridos. Cuando aparece uno cerca de un pueblo, los habitantes suelen hacer injertos para convertirlo en un peral de huerto. En el guion había un prólogo, pero no lo conservé. Era una escena con el padre de más joven dando clase en la escuela. Les contaba a los alumnos la historia del peral como metáfora de su propia soledad, que luego sería la de su hijo, y que él había heredado de su padre, al que vemos en un momento dado sentado solo en el café, algo muy raro en un pueblo.

Esta es su película más larga después de Sueño de invierno, pero no se nota...
Me di cuenta de que el guion era largo, mucho más largo incluso que la película. Decidí rodarlo todo y cortarlo en la sala de montaje. La primera versión duraba casi cinco horas. La abuela tenía un papel más importante, como otros habitantes del pueblo. Por ejemplo, en la última versión todas las conversaciones acerca de la mezquita en construcción han desaparecido.

Háblenos de la música...
Una transposición de una pieza de Bach con una orquestación nueva.

¿Cómo dirigió a los actores?...
No suelo hablar de los personajes con los actores, no me gusta, prefiero limitarme a dar instrucciones técnicas. La mayoría de ellos, no todos, pero casi todos, se basan en una comprensión intuitiva del personaje, más que en un enfoque intelectual. Las explicaciones no les ayudan, más bien les entorpecen. Me gusta dejar que tengan ideas y si hace falta, les corrijo. Enderezo detalles. Prefiero ser descriptivo en vez de inculcar nociones. Por ejemplo, busco algo con que alabarles antes de hacer una sugerencia; no es bueno avasallar a un actor, se cerrará. Necesitan sentirse queridos. Tampoco existe una única manera de hacer las cosas. Lo que funciona con un intérprete probablemente no funcione con otro. Me adapto a ellos.

¿Qué ocurre si en una escena todos los actores tienen un estilo diferente?...
Puede ser delicado. A veces hablo con otro actor para ver cómo reacciona el primero. La dirección de actores es un proceso muy misterioso. Y es lo más importante para un director.

¿Cómo funciona el montaje? ¿Enseña el copión a otras personas?...
Sí, la primera persona en verlo es mi mujer, y es muy crítica. Luego, un par de personas más para tener una visión fresca. Pero sobre todo, no me apresuro. Me llevó casi un año montar la película, y por primera vez lo hice totalmente solo, sin un montador. Me cuesta mucho llevarme bien con otra persona durante tanto tiempo.

logo radio directo