Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Jumanji: The Next Level
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 122 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia, Aventura, Comedia
Director: Jake Kasdan
Guión: Jeff Pinkner, Scott Rosenberg
Fotografía: Gyula Pados
Música: Henry Jackman
FECHAS DE ESTRENO
España: 13 Diciembre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

Los cuatro amigos regresan a Jumanji para rescatar a uno de los suyos, pero descubren que nada es como ellos esperan. Los jugadores deben enfrentarse a partes desconocidas, desde desiertos áridos hasta montañas nevadas, para escapar del juego más peligroso del mundo...

INTÉRPRETES

DWAYNE JOHNSON, JACK BLACK, KAREN GILLAN, KEVIN HART, MADISON ISEMAN,AWKWAFINA, DANNY DE VITO, COLIN HANKS, DANNY GLOVER NICK JONAS, ALEX WOLFF, DANIA RAMIREZ, RHYS DARBY, MORGAN TURNER, SER'DARIUS BLAIN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsPIEZA ESPECIAL "FELIZ NAVIDAD"

icono clipsPIEZA ESPECIAL "HALLOWEEN"

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierCONFERENCIA DE PRENSA


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

CAMBIANDO EL JUEGO...
   Tras el éxito mundial de Jumanji: Bienvenidos a la jungla, el equipo responsable del proyecto sabía que tenía la oportunidad de continuar contando historias de estos personajes. “La primera película trataba sobre lo que suponía comprenderse a uno mismo y aceptar todo aquello que eres capaz de hacer”, explica el productor Matt Tolmach, “La cuestión es que, a lo largo de nuestra vida, no dejamos de cambiar. Y el juego también lo ha hecho. El juego está subiendo el listón y los personajes están cambiando”.
  “La oportunidad de retomar esta idea, estos personajes, tanto los chicos del mundo real como sus avatares en el juego, me resultaba irresistible”, afirma el director Jake Kasdan. “Pero lo verdaderamente genial de esta historia es que podíamos volver a traerlos a todos, reunir al equipo, y al mismo tiempo cambiar lo que hacen todos. Y con eso se consigue que todo vuelva a parecer nuevo. Nos permitió reutilizar la idea central, pero de una forma muy diferente”.
  Los adolescentes de instituto ahora son estudiantes universitarios, que intentan encontrar su lugar en el mundo. Se reúnen durante las vacaciones de Navidad y tienen que hacer frente a esta nueva fase. “Las relaciones son ahora más sólidas que en la película anterior. Los personajes tienen una historia y unos éxitos juntos”, comenta el productor Hiram Garcia. “La entrega anterior ofrecía un mundo imaginario que era emocionante, pero, junto con esa aventura, los espectadores se encontraron con muchos sentimientos. Entrar en el juego de ver cumplidas tus fantasías, y cómo todos tenemos en última instancia una única vida por vivir, a la que deberíamos sacarle el máximo partido, caló hondo en todo tipo de personas, y por suerte aquí estamos ahora... creando una secuela que esperamos que resulte más espectacular en todos los aspectos”.
  “La idea de ampliar el mundo para incluir personajes en distintas fases de sus vidas tenía algo sumamente interesante. Me encantan los chicos, y me encanta contar sus historias, continuar con sus historias en esta película”, aporta Kasdan. “Pero la incorporación de Eddie y Milo me pareció que era como descubrir una nueva habitación en tu casa. Me resultaba muy emocionante. Y Danny y Danny lo convirtieron en un sueño hecho realidad”.
  Tolmach, un gran fan de toda la vida de la primera película de Jumanji, así como del libro fantástico infantil de Chris Van Allsburg que sirvió de inspiración para la saga, explica qué es lo que mueve la evolución de los personajes y la narración, lo que hace que los espectadores conecten de forma tan personal: “Muchos de nosotros no nos damos cuenta de lo que somos capaces. El juego te permite vislumbrar tu potencial, que deberías recibir con los brazos abiertos. Lo que tiene Jumanji es que el juego te comprende. El juego conoce tus puntos fuertes y débiles, y te reta a ser la mejor versión de ti mismo”.
  En esta ocasión, sabían que necesitarían ampliar el mundo de Jumanji. Al igual que los personajes se encuentran explorando el mundo en general más allá del juego, dentro del mismo tenemos ocasión de explorar nuevos lugares, entre ellos áridas dunas, traicioneros cañones y montañas heladas, cada uno de ellos con sus propios desafíos que el grupo tendrá que superar, lo que da como resultado secuencias de acción verdaderamente espectaculares que a buen seguro entusiasmarán a los espectadores.Según la estrella y productor de la película, Dwayne Johnson, sabían lo altas que estarían las expectativas desde el primer instante: “La escala y magnitud de la película es verdaderamente épica; cuando se trata de Jumanji, es lo que exige. Nos pusimos a trabajar conscientes de la presión, y de que teníamos que subir el listón. Teníamos que aumentar de nivel. Así que fichamos a los mejores creadores, y a los mejores de su clase para todos los jefes de departamento y nuestro equipo técnico. Además, lo que mola de Jumanji es que no hay limitaciones, porque es un videojuego”.
  Y nadie sabe mejor cómo conseguir la máxima puntuación en este juego que el director, coguionista y productor Jake Kasdan, que “es el alma de la aventura y la franquicia de Jumanji”, en opinión de Tolmach. “Jake fue quien nos retó a todos a hacer una película que no solo estuviera a la altura de lo que habíamos conseguido antes, sino que fuera más lejos. Por medio de la historia, nuevos personajes, nuevos animales, nuestros avatares tienen que descubrir cómo avanzar en el juego y en la vida”.
  Kasdan prosigue: “¿Qué descubrirías sobre ti mismo si tuvieras que pasar un día en la piel de otra persona? Ese es el concepto básico de estas películas, evidentemente. Pero obtienes una serie de respuestas completamente distintas cuando lo aplicas a estos personajes nuevos, que se encuentran echando la vista atrás a la vida que han llevado. Y es igual de relevante, en mi opinión. Solo porque seas más viejo, no significa que dejes de descubrir cosas sobre ti mismo”.
  Mientras la película anterior permitió a nuestros personajes dejar atrás el mundo que conocían para convertirse en otra persona –un aventurero, un doctor o una chica que es una máquina— en esta ocasión tendrán que asumir quiénes son y cómo el juego los ha cambiado.
  “La película lleva las cosas al siguiente nivel, como dice el título, en muchos aspectos. Vamos al siguiente nivel en nuestras secuencias de acción, que son verdaderamente espectaculares. Lo que hemos establecido es que hay múltiples universos de Jumanji, así que vamos a visitar montañas cubiertas de nieve. Vamos a visitar dunas. Y vamos a volver a la selva. Vamos a ver de todo, de la mejor manera posible”, comenta entusiasmado el actor y productor Dwayne Johnson. “Si tienes la suerte de conseguir una película con el éxito de la primera Jumanji, tienes que subir el listón. Tienes que esforzarte más. Tienes que subir de nivel. Y creo que lo hemos conseguido. No solo eso, sino que esta vez también hemos presentado nuevos personajes en la película que creo que van a encantar a los espectadores”.Jumanji es una franquicia cinematográfica sin igual. Tienes ocasión de ver a grandes estrellas encarnar a personajes completamente opuestos a lo que se espera de ellos, algo que nunca los has visto interpretar. Ser tan impredecible permite ofrecer momentos especiales que no encontrarás en ningún otro sitio. “Una de las cosas que sucede en esta película es que los personajes no vuelven a encontrarse en los mismos avatares que en la primera entrega. Y eso ya posee un grado intrínseco de humor. Ya me había acostumbrado a encontrarme en ese cuerpo absurdo, pero acabó resultándome normal, ¿y ahora estoy en este cuerpo? La idea de Jumanji es que el juego te mete en un determinado avatar a fin de mostrarte algo sobre ti mismo, y eso puede ser muy divertido”, concluye Tolmach.

ACERCA DEL DISEÑO...
  “Antes de que hubiera siquiera un guion, estábamos pensando: ‘¿Qué lugares habrá? ¿Qué animales habrá, y cómo empezamos a crear esas secuencias lo antes posible?’. Los avestruces y las dunas fue una de nuestras primeras ideas para la acción de esta película. Esa secuencia fue una de las primeras páginas que escribimos, así que empezamos muy pronto a diseñar y previsualizar esas escenas y empezamos a idear cómo funcionaría. Sabíamos que esa secuencia se haría mejor en un lugar real”, recuerda Kasdan.
  Aunque la película anterior se ambientaba principalmente en la selva, en esta ocasión, el coguionista y director Jake Kasdan quería explorar distintas zonas de Jumanji, así que colaboró con el veterano diseñador de producción Bill Brzeski, cuya filmografía incluye Aquaman, Iron Man 3, Fast & Furious 8, Fast & Furious 7 y las películas de Resacón.
  Kasdan y Brzeski se reunieron pronto para discutir el tono de la película. “Tuvimos una reunión estupenda nada más empezar. Y [Kasdan] es un narrador. La escenografía es importante, pero el éxito de esta película se debía enteramente a la historia, porque a la gente le encantó la historia”, explica Brzeski. “Quería que yo sirviera de apoyo a la historia con tanta escenografía real como pudiera proporcionarle. Así que, aunque hay efectos visuales en esta película, no son el elemento básico de la franquicia de Jumanji. Necesitas encontrarte en uno de esos lugares para sentir de verdad la realidad de los personajes, para que no parezca un videojuego. Todavía tienes que encajarlo en la realidad de Jumanji. Es un lugar especial. Ha sido creado para ayudar a la gente a resolver sus problemas”.
  A Brzeski y su equipo les fue encomendada la creación no solo de espacios familiares, como la casa y el sótano de la familia de Spencer, así como los barrios residenciales navideños y los interiores de Brantford, Nuevo Hampshire, sino también el árido desierto, un exótico mercado del desierto llamado el Oasis, una traicionera serie de puentes de cuerda suspendidos sobre un profundo barranco y la gélida fortaleza montañosa de Jurgen el Brutal.
  Para conseguirlo, se instalaron en Atlanta, utilizando cinco platós cerrados en constante rotación. Durante varios meses antes de empezar a rodar, así como durante los dos meses del propio rodaje, el equipo de Brzeski no paró de construir sets, desmantelarlos y construir otros nuevos.
  El sótano de Spencer es uno de los sets más pequeños construidos para la película, pero es esencial para la historia. “La verdad es que el sótano de la casa fue muy divertido. Ese pequeño set no era más que un espacio minúsculo, pero lo que había en ese sótano era interesante, y cómo contábamos la historia de esa familia en su hogar”, explica Brzeski. El departamento artístico y él crearon un sótano auténtico, habitado, que incluía trastos viejos, muchos bultos y una mesa de trabajo completamente equipada con herramientas, en la que Spencer intenta arreglar la consola rota de Jumanji, que recuperó después de que Fridge la aplastara con una bola de bolos al final de la película anterior.
  Para los sets del mundo real, Brzeski y su equipo utilizaron localizaciones prácticas, aprovechando los barrios de Atlanta y sus distintos estilos arquitectónicos, que hacían las veces de lugares como las ajetreadas calles de Nueva York, la zona de la calle mayor del pintoresco pueblo de Nueva Inglaterra, y la cafetería local, para la que crearon un exterior y un interior personalizados. Pese a estar en febrero, recrearon el festivo ambiente navideño, a base de envolver farolas con luces intermitentes, erigir un solar donde se venden árboles de Navidad, mientras que el supervisor de efectos especiales J.D. Schwalm cubrió las localizaciones con un producto de papel blanco biodegradable que da completamente el pego como si fuera nieve de verdad.

CREANDO EL OASIS:
  Para crear el pueblo del desierto conocido como el Oasis, Brzeski y su equipo necesitaban espacio para construirlo a escala; sin embargo, al no poder contar con el típico plató exterior, tuvieron que explorar otras opciones. La solución perfecta acabó siendo un viejo almacén de la cadena Kroger, que se había utilizado anteriormente para almacenar alimentos a la espera de su distribución por sus tiendas de la Costa Este. Construyeron un pueblo completo en el enorme espacio del almacén para acomodar a los actores y las cámaras que captaran la secuencia de acción ambientada allí; eso incluía la plaza del pueblo, el bar Smokestack, un salón de tatuajes, un taller metalúrgico, una carnicería y un bazar con vendedores de especias, ropa, alfombras y muchos más, todos ellos vendiendo sus mercancías. Construyeron incluso un establo para camellos.
  “Suelen emplearse muchos efectos digitales para ampliar los decorados, pero en este caso, decidimos lanzarnos y hacerlo tan alto y tan grande como nos fuera posible, para así poder grabar principalmente con la cámara, como quería Jake. Así que está todo ahí y el set funciona solo. Danielle Berman, que es mi genial decoradora, se aseguró de que todas y cada una de las tiendecitas del pueblo tuvieran su carácter”, comenta Brzeski, explicando la importancia de su atención al detalle.
  “Tenía que parecer más o menos real y se basa en arquitectura marroquí de verdad. El barrio judío de Casablanca es lo que nos sirvió de inspiración, qué tiendas podría haber, la carnicería, cómo funcionaría de verdad. En algunas de las ciudades y pueblecitos antiguos de Oriente Medio, todavía tienen esas calles serpenteantes y esa clase de cosas, así que la verdad es que supone mucho trabajo para nosotros”. Gracias a ese asombroso equipo de artistas, cuando ves el set del Oasis, con sus calles de tierra, sus colores apagados y su increíble detalle, casi puedes oler el incienso ardiendo.

UNA FORTALEZA INVERNAL:
  Otro de los enormes sets que Brzeski y su equipo tuvieron que crear en un plató cerrado de Atlanta fue la gélida fortaleza montañosa de Jurgen el Brutal, el villano de la película. Mientras evocaba un motivo como de castillo, el equipo creó un hogar para Jurgen y su horda a una escala lo bastante grande para acomodar al imponente guerrero, que mide más de 2,10 metros. Y lo que era más complicado, el set tenía que poder dar cabida hasta a 200 personas para ciertas escenas, dado que sirve de base de los saqueadores, donde pasan el tiempo, comen y organizan fiestas y, a veces, incluso épicas peleas con intrusos. Para crear la sala, el equipo de diseño optó por grandes muros y columnas de piedra para transmitir una sensación de espacio duro e imponente con una falta de calidez.
  La fortaleza cuenta con mucho basalto —una roca ígnea de grano fino, de tonos gris y negro, que se forma al enfriarse la lava fundida— que dota a los interiores de la misma y a las columnas de una textura erosionada y desgastada, que da la impresión de haber surgido del suelo. Naturalmente, dado que esto es Hollywood, no usaron basalto real; en vez de eso, la falsa roca volcánica empleada en la fortaleza está toda meticulosamente esculpida a partir de espuma y plástico. “Lo que hicimos fue crear moldes de distintos tipos de bloques y los fuimos colocando, y el resto se hizo todo con escayola”, explica Brzeski. “Seguramente conté para esto con el mejor equipo de escayola que se puede conseguir para una película”.
  Un elemento central del salón de la fortaleza es la silla de Jurgen, que el equipo de diseño creó a partir de traviesas ferroviarias lijadas, bloques de madera en bruto y piel falsa para crear una versión única de una silla moderna de salón. Para asegurarse de que resultara tan imponente como el propio Jurgen, le añadieron una enorme cornamenta de alce como parte del respaldo de la silla y, ¡voilà!, un trono improvisado para un villano de más de 2,10 metros de altura.
  Los espectadores que presten atención se darán cuenta de que el equipo de diseño rinde homenaje al juego original de tablero de Jumanji, al incorporar diversa iconografía animal parecida a las fichas de juego, tanto en los decorados como en el vestuario. “Todos estos homenajes se remontan al libro. Trata sobre un juego de mesa, y el juego de mesa se transforma en un videojuego, pero siempre tiene que ver con las piezas, cómo se mueven por el tablero y provocan toda clase de caos en las vidas de los jugadores. Así que nos fijamos en lo que hicieron en la última y le añadimos los monos. Todos los decorados tienen algún tipo de animal en ellos. Y luego Louise Mingenbach intentó hacer lo mismo que el último diseñador de vestuario, incluir animales en la ropa, de modo que hay pequeñas referencias a todas estas cosas y a cómo funciona el juego”.

ACERCA DE LAS ESCENAS DE ACCIÓN...
  Todo en esta película se trata de llevarlo al siguiente nivel, especialmente en lo referente a las secuencias de acción y a las escenas arriesgadas. “Cuando tienes la suerte de trabajar en una secuela, naturalmente quieres hacer las cosas más grandes. ¡Pero más importante aún es hacerlas mejor! Era importante para nosotros seguir construyendo el mundo de Jumanji. Queríamos aumentar la dificultad de los desafíos para nuestros héroes, a la vez que ampliábamos el universo. Para conseguirlo, tenías que asegurarte de contar con el equipo perfecto para llevar eso a cabo”, explica el productor, Hiram Garcia. “Estábamos entusiasmados de incorporar al director de segunda unidad y coordinador de especialistas Wade Eastwood, que aporta una perspicacia increíble en el mundo de los especialistas y la acción. Wade hizo un trabajo fantástico dirigiendo nuestra segunda unidad y creando secuencias con nuestros actores que quedaron increíbles”.
  Eastwood, cuya filmografía incluye Misión: Imposible – Fallout, Misión: Imposible - Nación secreta y las películas de Men In Black, aceptó encantado el desafío. Eastwood, que reconoce ser un ferviente aficionado a los videojuegos, estaba deseando crear las complejas secuencias de acción, valiéndose de los poderes y habilidades sobrehumanos de los avatares para estirar un poco la realidad y acomodar los efectos infográficos propios del mundo de los videojuegos. Conocido por diseñar escenas de acción espectaculares utilizando acción real y práctica, Eastwood tuvo cuidado de crear la acción de modo que se mantuviera fiel a los personajes y a la historia. “No me gusta filmar acción sin ton ni son. Cualquiera puede filmar acción, hacer que parezca explosiva y fantástica, pero para mí es muy importante hacer que los personajes resulten creíbles entre toda esa acción”, explica. “Trato el entorno como algo real e intento utilizarlo tanto como puedo, para mantener al personaje implicado de forma muy práctica en la acción”.
  Conocido por sus escenas de acción extremas en películas que no son necesariamente adecuadas para niños, Eastwood estaba encantado con la oportunidad de trabajar en un proyecto para toda la familia, al ser un gran fan de la serie desde la primera película de la misma. “Sí, vi la original, y luego vi la primera entrega de Jake y me pareció una película muy divertida que podía ver con toda mi familia. No dejé de reírme durante toda la película. Me atrajeron más los personajes y cómo salían a relucir a través de esos avatares”, recuerda Eastwood. “Me pareció que podía hacer algo divertido con la acción y, como disfruto con la acción basada en los personajes, en ese sentido me atraía bastante”.
  “Queríamos hacerlo todo 2.0, llevarlo al siguiente nivel, y divertirnos con ello. Me gusta hacer acción impactante. Para mí, el reto aquí era darle un aire de peligro a la acción que estuviéramos haciendo, pero al mismo tiempo mantenerla alegre y divertida. No quiero asustar a los espectadores ni a los niños que la estén viendo”, prosigue.
  Para conseguirlo, Jake Kasdan y Wade Eastwood se aseguraron de que la comedia física de cada personaje y su avatar fuera un elemento clave de todas las secuencias de acción. “Hemos presionado mucho más a todos los personajes en esta película a hacer su propia acción de manera práctica. Todo el reparto se mostró dispuesto a intentarlo por sí mismos, probar a hacer sus propias escenas arriesgadas y divertirse con ello”, comenta entusiasmado Eastwood.
  Para crear la vertiginosa persecución en buggy, Eastwood y su equipo de acción de la segunda unidad se desplazaron a las dunas de Glamis, en California, para rodar la mayor parte de las imágenes prácticas de coches. “Ya había rodado antes en muchas dunas. He rodado en Namibia, que es impresionante, he rodado en Abu Dabi y en Dubái. Pero tener estas dunas prácticamente en la puerta de casa, en California, es increíble”, asegura Eastwood. “Es un trayecto de tres horas en coche desde la playa y son unas dunas asombrosas. Es como si se acabara la tierra y se convirtiera en un mar de dunas de arena”.
  La belleza del lugar no evitó que planteara toda clase de dificultades logísticas, cortesía de la Madre Naturaleza. “Con las dunas, puedes filmar un día y, si hay viento fuerte por la noche, cuando vuelves al día siguiente las dunas han cambiado por completo”, explica Eastwood. A fin de maximizar su tiempo en Glamis, el equipo de rodaje tuvo que depurar al máximo su proceso de preparación para cada toma. “Contamos con dos días de ensayos allí para ver cómo podíamos movernos como una unidad, de modo que, tanto los monitores, como el médico, los guardas... todos iban en buggies. Fue extraordinario lo rápida e inteligentemente que se movían los chicos por esas dunas. Sabía en qué zonas quería filmar para que la luz coincidiera y el equipo técnico me estaba siempre esperando. Les avisaba por radio y, en 20 minutos, podíamos estar listos para grabar en cualquier lugar de las dunas”, recuerda Eastwood.
  Para comprobar que lo que se estaba grabando se adecuaba a sus necesidades, se estableció una conexión de vídeo en directo que transmitía lo que grababan de vuelta a Jake Kasdan y el equipo que se encontraba en los platós de Atlanta, permitiéndoles ver toda la acción con los buggies en tiempo real.
  Los espectadores se sentirán sin duda encantados con el regreso del baile de lucha de Ruby Roundhouse, que también se lleva al siguiente nivel con la incorporación del nuevo punto fuerte de Ruby: los nunchackus. Eastwood y su equipo hicieron que la actriz Karen Gillan y su doble se prepararan en el uso del arma de artes marciales, de diferentes longitudes, estilos, y de goma, tanto blanda como dura. “Siempre que la ves, está con los nunchackus, haciendo ejercicios, es fenomenal”, comenta Eastwood sobre la diligencia de Gillan para dominar su nueva arma.
  “Me han dado nunchackus, así que ¡cuidado, todo el mundo! Practico con ellos todos los días. Hay unos cinco pares de nunchackus en mi caravana en todo momento. Tengo algunos en mi habitación del hotel. Ahora mismo, mi vida son los nunchackus. Soy letal con ellos y se me caen mucho, lo que tiene a la gente bastante preocupada. Pero he perfeccionado un número con el que me cargo a cinco tipos seguidos con estos nunchackus... y es algo que me encanta”, confiesa Gillan.
  La propia actriz está entusiasmada con el regreso del baile de lucha. “Me quedé encantada. El baile de lucha es el mejor punto fuerte de todos para Martha, porque es algo único. Esta vez, es más brutal y mucho más mortífero”, aporta Gillan. “Creo que es algo con lo que las chicas más jóvenes han conectado... Consideran que pueden sentirse empoderadas al verla. Gente de todas las edades disfruta con el hecho de que esta chica sabe defenderse de forma contundente, cosa que resulta alucinante de ver”.
  Para Eastwood, una de las cosas con las que más disfrutó al trabajar en esta película fue ver a las estrellas Dwayne Johnson y Kevin Hart encontrar la comedia física como los avatares de Eddie y Milo, respectivamente. “Dwayne está desternillante haciendo eso, porque es muy grande, pero, cuando le sale la voz, es como de una especie de abuelo gruñón y quejica. Es muy gracioso, incluso detalles pequeños como que (como Eddie) tiene las rodillas débiles, las caderas mal, ya sabes, se está haciendo viejo. Y, de pronto, se encuentra dando brincos, lleno de energía y vigor, y está descubriendo eso”, explica Eastwood.
  En cuanto a la interpretación que hace Kevin Hart del Milo de Danny Glover, los espectadores se van a reír de lo lindo. “Se ha metido por completo en el personaje. Crecí viendo a Danny Glover hacer ciertos gestos, y Kevin los ha captado a un nivel ridículo”, se maravilla Eastwood. “No es siempre a través de la acción, sino que los personajes son para partirse de risa. Incluso en la toma tres, toma cuatro y toma cinco, diciendo las mismas líneas. No puedo aguantar ni cinco segundos, me estoy tronchando. Los espectadores se van a volver como locos”.
  Karen Gillan se muestra de acuerdo. “La verdad es que lo único que recuerdo hacer durante el rodaje es que se me saltaran las lágrimas de la risa todo el tiempo. Me corrían lágrimas de verdad. No sé cómo han conseguido sacarme una sola toma. Es graciosísimo verlos a todos interpretar a esos personajes, ¡resulta ridículo!”.

LOS EFECTOS VISUALES...
  Los fans de Jumanji podrán experimentar el derroche visual al que están acostumbrados con esta serie, gracias al supervisor de efectos visuales Mark Breakspear y su equipo, empezando por el ataque de la manada de avestruces, que persiguen a los avatares montados en buggies. “Al principio, aparece uno y Dwayne Johnson dice: ‘¡No es más que un avestruz!’. Luego, por el horizonte, aparecen miles más avanzando hacia ellos. Se dan la vuelta, se montan en unos buggies y arrancan, mientras los persiguen todos esos avestruces. ¡Tienen unas cabezas enormes con las que pueden destrozar metal! Y están básicamente intentando matarlos”, explica Breakspear. “Nos hemos documentado al respecto. Cuando estuve en Sudáfrica por otro proyecto, fue a Ciudad del Cabo, y había avestruces corriendo por ahí, ¡y una me persiguió! Conozco el miedo de que te persiga un pájaro del doble de tu tamaño. Así que me siento personalmente identificado con esta secuencia”.
  “Me encuentro en la afortunada situación de poder pedir cosas completamente disparatadas, para que luego un equipo de genios de todas partes del mundo se encargue de buscar la forma de hacerlas realidad. Y en esta película contamos con un grupo absoluta y pasmosamente estupendo de personas trabajando en animales por todas partes”, observa el director, Jake Kasdan. El grupo de efectos visuales es un equipo verdaderamente global, con más de 5000 artistas trabajando incansablemente en distintos estudios de efectos visuales de todo el mundo, incluidos Los Ángeles, Nueva Zelanda, Montreal, Vancouver y Melbourne. Además de realizar tareas como añadir fondos y borrar digitalmente huellas de neumáticos de las dunas para dejar la arena como nueva, también se ocuparon de crear una amplia variedad de animales para el universo de Jumanji, como hipopótamos, anacondas gigantes, caballos, camellos, hienas y mandriles.
  Breakspear explica la minuciosa labor que conlleva la creación de los efectos visuales: “Por cada segundo de un gran plano de efectos especiales que veas, seguramente hayan trabajado en él durante meses y meses. La gente de estos estudios trabaja en un único plano. Puede que no dure más que un momento, pero trabajarán en él durante seis meses para ofrecértelo y dejarte asombrado con lo que ves”. Dado el elevado número de planos de efectos visuales de la película, hay mucho en juego y el tiempo no deja de correr. “Hay miles de planos en la película. Así que lo que ves al final a veces no es más que la punta del iceberg de lo que se ha hecho con efectos visuales de fondo”.
  “Los equipos con los que trabajo son especiales. Son gente realmente asombrosa”, opina sobre ese grupo de artistas y genios digitales. “Se esfuerzan al 110%, de verdad. La gente que viene a ver esta película, quiere lo mejor. Y el equipo de efectos visuales pretende ofrecérselo”.

LOS EFECTOS ESPECIALES...
  Otro miembro clave del equipo, que regresa para ayudar a ampliar el mundo de Jumanji, es el supervisor de efectos especiales ganador del Óscar J.D. Schwalm, entre cuyos trabajos figuran First Man (El primer hombre), Fast & Furious: Hobbs & Shaw y la próxima Avatar 2.
  En estrecha colaboración con el equipo de efectos visuales, así como con el director de la segunda unidad y coordinador de especialistas Wade Eastwood, Schwalm y su equipo ayudaron a dar vida al mundo de Jumanji en el set de rodaje. Una de las secuencias más intensas incluye un intrincado puzle de cientos de puentes de cuerda suspendidos sobre un cañón, que exige a los avatares avanzar a toda prisa mientras los persiguen. El diseñador de producción Bill Brzeski comenta: “Se trata de un mundo de videojuego. Sabíamos que esos cientos de puentes que aparecían escritos en el guion estarían más o menos flotando en el aire y se cruzarían entre sí en el cañón en que se desarrolla esa secuencia de acción, pero no teníamos que explicar cómo era eso posible”.
  Schwalm y su equipo planificaron meticulosamente esa secuencia de acción plano a plano, ángulo a ángulo, dentro del enorme plató de croma azul de Atlanta. Aunque era clave para el suspense de la historia que los puentes parecieran endebles y peligrosos, en realidad, estaban reforzados con placas de acero y barras de un extremo a otro para garantizar la seguridad de los actores. “Tuvimos que hacer los puentes lo suficientemente ligeros para poder moverlos por el set de rodaje, pero lo suficientemente sólidos para que aguantaran el peso de todo el reparto. Al final, teníamos tres tramos de puente de 9 m de longitud, dos tramos de 6 m, y también teníamos tramos verticales de 6 m y 3 m del puente. Todos los puentes que creamos eran intercambiables”, admite Schwalm. “Era importante que proporcionáramos a Jake y al director de la segunda unidad y coordinador de especialistas Wade Eastwood las herramientas esenciales que necesitaban para las grandes secuencias de acción”.
  Al principio de la película, a los actores los sueltan en el juego dejándolos caer desde la bodega de un avión que pertenece a Nigel, que los deposita en las dunas. Schwalm y su equipo encontraron un avión ruso poco común que puede volar bajo a muy baja velocidad, lo que era ideal, dado que los actores tenían que caer sin hacerse daño. Sin embargo, no tenía una compuerta trasera de carga, así que tuvieron que crear una. “Escaneamos todo el avión con un escáner 3D, lo llevamos a Atlanta, donde diseñamos nuestra compuerta de carga y toda la hidráulica”, desvela Schwalm. Una vez hecha la compuerta, crear el turbulento vuelo fue sencillo: “Al final, pusimos el avión sobre una de nuestras grandes bases de movimiento en seis ejes y pudimos proporcionarles todas las sacudidas y los picados que necesitaban, para simular el mal tiempo”.
  Uno de los decorados más grandes que tuvieron que construir Schwalm y su equipo fue el exterior del salón de banquetes de la fortaleza de Jurgen. “El diseñador de producción Bill Brzeski vino y me dijo que quería darle al salón un aire verdaderamente malvado y ominoso, y hacer que pareciera un lugar estilo guerrero vikingo. Bill quería muchas llamas reales en el set”, explica Schwalm. Así que su equipo construyó enormes columnas ignífugas que iban de un lado a otro del set, con llamas de 6 m de altura que las atravesaban todo el día. Había una gigantesca chimenea en la que Jurgen quema enormes leños, que en realidad se alimentaba a través de un enorme conducto que llegaba hasta un depósito de propano de más de 3700 litros. Al hacer siempre prioritaria la seguridad, Schwalm también instaló un gigantesco sistema de aspersores antiincendios sobre el set por si acaso fuera necesario. Además, se hacía un seguimiento a lo largo del día de rodaje de la calidad del aire dentro del set. Schwalm expone: “Lo mantuvimos todo muy vigilado y al final todo marchó sobre ruedas. Lo mejor fue que buena parte de la luz que utilizaron era toda natural, procedente del fuego”.

EL INDÓMITO LÍDER...
  Jake Kasdan, el hombre al timón de la franquicia internacional de Jumanji, tiene la magia del cine en su ADN. Su padre, Lawrence Kasdan, ha escrito algunas de las películas más taquilleras de todos los tiempos, además de ser un prolífico director y productor. Así que resulta sumamente apropiado que Jake Kasdan siga los pasos de su padre.
  “Jake Kasdan es el alma de la aventura de Jumanji. Es el director. Es uno de los guionistas. Es productor. Es nuestra Estrella Polar. No habría Jumanji sin Jake”, opina el productor Matt Tolmach. “Fue quien nos desafió a todos, no solo a hacer una película que estuviera a la altura de lo que habíamos conseguido antes, sino también a ir más lejos. Hubo ese momento en el que nos dijimos: ‘¿Cómo hacemos este juego más emocionante? ¿Cómo hacemos la película aún más graciosa?’”.
  La estrella de Jumanji Jack Black colabora con Kasdan desde hace tiempo. “Hemos trabajado juntos desde los 90. Hicimos una película hace mucho tiempo llamada Orange County (colgado, pringado y sin carrera) y me encantó su forma de dirigir. Le gusta trabajar mucho sobre la marcha, en el momento, pidiéndote que pruebes distintas cosas, distintas líneas. ‘Mira, ven para aquí, ve para allá’, y mantiene alerta a los actores. Me encanta su estilo. Encajamos muy bien”, opina Black. “Hemos trabajado juntos unas cuantas veces desde entonces; es sin duda uno de mis directores favoritos por esa habilidad. Y ahora que está haciendo proyectos de la envergadura de Jumanji, es otro nivel. Solíamos hacer peliculitas independientes juntos, pero ahora trabajamos con un presupuesto estilo Vengadores. Pero está tranquilo. No le importa. Está mirando el monitor y empieza ‘¡Zas, idea divertida! ¡Zas, línea divertida!’, así, improvisadamente”.
  “Se muestra receptivo, que es otra cualidad estupenda para un director, estar dispuesto a escuchar y que te importe lo que piensan los actores. Si tienes una idea, escucha de verdad. Está totalmente abierto. Muchos directores no hacen eso, pero Jake se lleva muy bien con los actores. Ese espíritu de colaboración es lo que hace que sea divertido trabajar en una película. Es algo difícil de hacer bajo la presión de una producción de gran presupuesto. Si consigues mantenerte tranquilo y relajado en el momento, es un don. Y él lo tiene”, observa Black.
  Kasdan recibe grandes elogios de otra persona que sabe lo que es llevar el cine en la sangre: Colin Hanks, que interpreta a Alex en la película. “Creo que Jake es muy diestro en muchas cosas. Ofrece el lote completo en lo que se refiere a escribir y dirigir. Y apoya mucho a todo el mundo. Su conducta es estupenda. Creo que simplemente su forma de comportarse saca lo mejor de todos. Creo que eso empieza por lo más alto”, opina Hanks.
  “Jake es un director muy detallista y muy concreto en cuanto al ritmo de su comedia. Tiene muy claro la clase de película que quiere hacer desde el momento en que empieza a rodarla, lo que creo que ayuda mucho”, aporta Nick Jonas. “Todos confiamos evidentemente en él, porque hizo una película asombrosa y nos hizo quedar muy bien a todos en la última, así que creo que somos capaces de meternos de lleno y saber que lo va a clavar, como siempre. Me encanta cuando me da esas indicaciones tan concretas y nos ayuda a todos por el camino, en este gran viaje épico de Jumanji, dándonos ocasión de contar otras historias, que resultan sumamente conmovedoras e interesantes de contar desde distintas perspectivas. Sirve para que todo esto resulte aún mejor”.

ACERCA DE LOS PERSONAJES...
  Regresan los cuatro personajes centrales de la película anterior —Spencer, Bethany, Fridge y Martha—, que se encuentran ya en la universidad y se reúnen en Brantford por las fiestas de Navidad. No tardaremos en descubrir que todos se encuentran afrontando esta nueva etapa de forma diferente; a algunos les va muy bien, pero a otros les está costando más ajustarse a la vida después de superar el juego.
  Spencer y Martha han intentado la clásica relación a larga distancia, pero se encuentran en una situación incómoda, ya que Martha ha adoptado claramente la confianza en sí misma que descubrió en la película anterior. Eso hace que Spencer se aparte de ella para evitarla, lo que los distancia emocionalmente.
  Spencer ha estado pasando apuros en Nueva York; las cosas no le van bien en la universidad, no está contento, y no está seguro de la situación de su relación con Martha. Spencer regresa a casa para descubrir que su abuelo vive ahora con su madre en su casa mientras se recupera de una cirugía de cadera. De hecho, el abuelo Eddie (Danny DeVito) se ha instalado en su antigua habitación, lo que los convierte en compañeros de cuarto en un espacio muy reducido.
  Bethany ha cambiado mucho, de la chica popular y egocéntrica que solía ser; se ha tomado en serio su sentido del altruismo y ha estado recorriendo el mundo, ayudando a la gente, sintiéndose realizada al servicio de los demás. Ha vivido el mundo desde un nuevo punto de vista y eso ha cambiado su forma de ver la vida.
  Fridge ha pasado de ser el tipo popular del instituto al terreno mucho más amplio del fútbol americano universitario. Acostumbrarse a un lugar nuevo, un equipo nuevo –un mundo nuevo– tiene que ser un reto, pero adaptarse a un mundo nuevo no es nada por lo que Fridge no haya pasado antes.

LOS AVATARES VUELVEN A ENTRAR EN JUEGO:
  El equipo de avatares de juego también vuelve al completo, con algunos cambios. Como el juego quedó destrozado al final de la película anterior, no funciona con normalidad, lo que significa que puede pasar cualquier cosa.

DR. SMOLDER BRAVESTONE:
  El Dr. Smolder Bravestone (Dwayne Johnson), el intrépido arqueólogo aventurero y héroe de acción musculoso vuelve al juego, con su larga lista de puntos fuertes: audacia, escalada, velocidad, boomerang y su característica intensidad seductora. Sin embargo, esta vez es el avatar de Eddie (Danny DeVito), el abuelo de Spencer. En el filme anterior, interpretaba a un adolescente neurótico, y ahora interpreta a alguien en el extremo contrario del espectro. La yuxtaposición de las habilidades heroicas de Bravestone, con el físico de Dwayne Johnson habitado por un anciano cascarrabias que se recupera de una operación de cadera, da como resultado un montón de momentos de humor. Resulta especialmente desternillante ver el cuerpo de Bravestone habitado por un tipo irritable de Asbury Park, Nueva Jersey.
  “Captar la esencia y los matices de Danny DeVito fue una experiencia increíble como actor. Tuve la oportunidad de estudiarlo, volver atrás y ver muchas de sus viejas películas y series de televisión, hasta la propia ‘Taxi’. Su trabajo es genial”, asegura Dwayne Johnson. “Tiene un gran ingenio y una forma muy especial de actuar. Pude pasar tiempo con Danny y personificarlo de la mejor manera que me fue posible. Y se mostró muy cortés. Me lo pasé bomba convirtiéndome en Danny DeVito”.

DR. SHELDON “SHELLY” OBERON:
  Jack Black regresa para ofrecer más alivio cómico como el Dr. Sheldon “Shelly” Oberon, el “genio curvilíneo” cuyos puntos fuertes son la cartografía, la arqueología y la paleontología. Mientras que sus puntos débiles —poca resistencia, y aversión al calor, el sol y la arena— ofrecen muchas risas, sobre todo en las secuencias del desierto, su recién adquirida pericia en geometría resulta ser esencial para resolver la ecuación en un momento clave.
  En la película anterior, era el avatar de Bethany, lo que dio pie a mucha diversión cuando la reina adolescente sumamente preocupada por su imagen se encontró en el cuerpo de, como lo puso ella, “un hombre de mediana edad con sobrepeso”. Esta vez, el Dr. Oberon es el avatar de Fridge, lo que aporta nuevas risas, cuando el enorme atleta se encuentra en un cuerpo con muchísimas más limitaciones físicas de las que está acostumbrado. La frustración de Fridge al verse metido en el avatar de Oberon y sus constantes arranques de ira son motivo de muchas risas, mientras Black exprime al máximo sus dotes cómicas, independientemente del entorno en que se encuentre o del personaje que ocupe su cuerpo.
Black estaba entusiasmado de volver a entrar en juego. “Estaba encantado de volver a reunir a la pandilla”, asegura Black. “Es una cuestión de química. Esa es una de las partes más importantes de una película, y Jake tiene un gran ojo para la química. Sabía que tenía que juntarnos a todos y añadir a esta o a esa persona y variar las cosas, y resulta divertido, la verdad. Cuando hay la química adecuada, se puede sentir, ¿sabes? Y yo desde luego la siento en el set de rodaje. Miro a mi alrededor y pienso: ‘Oh, mierda, somos un equipo. ¡Vamos a dar caña!’”.
  En opinión de Black, volver al juego no significa que los personajes puedan hacer el tonto. “Como ya sabemos, el juego de Jumanji no es solo puro entretenimiento. Siempre se produce algo de crecimiento personal por el camino porque, en muchos aspectos, el viaje de Jumanji es el viaje de la vida. Y supongo que los personajes todavía necesitaban madurar un poco más”, explica, poniéndose algo filosófico, lo que es perfecto para su personaje, dadas las tendencias intelectuales del Dr. Oberon.

RUBY ROUNDHOUSE:
  Una vez más, la despampanante fiera y maestra en artes marciales Ruby Roundhouse (Karen Gillan) es el avatar de Martha. Sus puntos fuertes incluyen karate, taichí y aikido, así como su impresionante habilidad en el baile de lucha. En esta ocasión, agrega los nunchakus a su lista de puntos fuertes, mientras conserva su única debilidad: el veneno.
  Esta atlética “asesina de hombres” se encuentra teniendo que hacerse cargo de un papel más significativo dentro del grupo de avatares mezclados. En el filme anterior, Ruby ayudó a Martha a descubrir su fuerza interior. “Martha ha cambiado mucho desde la última película. Es increíblemente inteligente, pero sigue siendo muy estudiosa, callada y socialmente torpe. Ahora, se encuentra en el avatar que sabe cómo usar y, rápidamente, se da cuenta de que es la más capaz de todos, y se convierte en la cabecilla del grupo, ayudándolos a avanzar en el juego”, explica Gillan.
  Meterse de nuevo en la piel de Ruby obliga a Martha a salir de su elemento. “Martha se ha convertido en una persona distinta. Va a la universidad, tiene a todo un grupo nuevo de amigos enrollados, un nuevo corte de pelo, un piercing en la nariz y un mote nuevo. Así que se ha convertido en otra persona diferente, en cuya piel aún no se siente totalmente cómoda, por lo que se siente ligeramente como una farsante. Como si estuviera interpretando a otra persona distinta, una universitaria enrollada”, explica Gillan. “Cuando vuelve al juego, ha cambiado desde la última película, pero su trayectoria, en concreto, trata sobre volver a descubrirse a sí misma, a quién es en realidad. Y por eso creo que el juego vuelve a meterla en el mismo avatar, para recordarle quién es”.
  Martha es la primera en ofrecerse voluntaria para volver al juego y rescatar a Spencer. Como explica Gillan: “Martha y Spencer tienen muchos asuntos sin resolver. Empezaron la universidad y se distanciaron mucho y, cuando vuelven a entrar en el juego, se encuentran oficialmente tomándose un descanso. A ambos les interesa mucho redescubrirse mutuamente, pero ninguno sabe quién va a dar el primer paso, o ni siquiera si al otro le interesa eso”.
  “Karen en su papel de Martha/Ruby acaba convirtiéndose en el pilar de la película durante buena parte de la misma de una forma que no creo que los espectadores se esperen. Con Spencer desaparecido y desplazado, recae más o menos sobre Martha dirigir el equipo durante un buen trecho de la película. Y se metió en ese papel magníficamente. Me encanta lo que hace en la película”, comenta el coguionista y director, Jake Kasdan.
  “Creo que esta película sirve en gran medida para que todo el que la vea pueda ver cumplidas ciertas fantasías”, opina Gillan. “Creo que todos hemos pasado por querer llevar la vida de otra persona y saber cómo se siente al hacerlo. Creo que, al encontrarte en el cuerpo de otra persona, se descubren cosas sobre uno mismo. También tienes un poco como licencia para hacer toda clase de locuras arriesgadas, que nunca se te ocurriría hacer normalmente. Estoy deseando que los espectadores vean a todos estos actores interpretar a personajes completamente distintos. Le tengo mucho afecto a Martha, e interpretar a una adolescente que se siente incómoda es algo que tal vez me resulte demasiado natural”.

FRANKLIN “EL RATÓN” FINBAR:
  El diminuto zoólogo y ayudante de armas, Franklin “el Ratón” Finbar (Kevin Hart), vuelve luciendo su característico pañuelo rojo y su enorme mochila llena de armas. En este nivel del juego, su nueva habilidad de lingüística resulta ser especialmente útil para ayudar al grupo a superar ciertos obstáculos importantes. Los puntos débiles de Finbar incluyen falta de velocidad, fuerza inferior y su afición a las tartas. Esta vez, se convierte en el avatar de Milo (Danny Glover), antiguo socio y amigo de Eddie, del que se encuentra distanciado.
  El característico estilo de verborrea cómica incontenible de Kevin Hart se ve sustituido por el estilo narrativo indolente y disperso de Milo, lo que da como resultado muchas risas mientras personifica los amaneramientos y la forma de hablar de Danny Glover. Sus explicaciones zoológicas de diversos animales aportan toques de humor a lo largo de la historia, aunque no deje de sentirse constantemente desconcertado acerca de dónde sale toda esa información. No acaba de captar que se ha visto metido en un videojuego, lo que lo lleva a preguntar continuamente cosas como “¿He muerto y me he convertido en un boy scout pequeñito y musculoso?”, y no deje de malinterpretar las circunstancias del apuro en que se encuentran.
  “Se puede ver a Finbar adoptar la personalidad de un señor mayor, al hacer yo de Danny Glover. La versión mayor de Danny Glover en las películas me hace reír porque es muy tranquilo. Todo lo que dice es alegre. Pensé que podría ser algo muy divertido con lo que jugar. Como un tipo mayor, que se siente más relajado, porque me paso el rato haciendo ‘¡Aahhh!’”, explica Hart sobre cómo creó su interpretación.
  “La idea de crear un personaje para Kevin que cambia por completo el estilo que estás acostumbrado a verle utilizar me pareció una gran oportunidad cómica. Es muy libre y gracioso, y tenemos ciertas expectativas en cuanto a lo que hace, porque tiene una personalidad muy definida como humorista”, comenta el coguionista y director, Jake Kasdan. “Lo que descubrí en la primera película es que es un actor extraordinario y puede cambiar su forma de actuar mucho más de lo que la gente cree. Verle interpretar a ese tipo mayor, sabio, delicado, que habla tan despacio, me pareció que sería una broma inesperada, pero, si nos saliera bien, resultaría desternillante. Y Kevin, en mi opinión, está inspirado en esta película, fue muy divertido poder hacer eso con ellos”.

BETHANY:
  Bethany también vuelve al juego, aunque de una manera de lo más inesperada. Cuando se da cuenta de que los demás han vuelto a meterse en el juego, acude a Alex y le implora que vuelva con ella para llevar a cabo la misión de rescate. Continuando con el vínculo especial que se formó entre ellos en el primer filme, forman un equipo que nadie podría haber previsto; el nuevo avatar de Bethany es un majestuoso semental negro, mientras que Hidroavión lleva las riendas. Ambos están deseando encontrar a los demás y correr a rescatar a Spencer.

JEFFERSON “HIDROAVIÓN” MCDONOUGH:
  También regresa Jefferson “Hidroavión” McDonough (Nick Jonas), el apuesto piloto que ayudó a los chicos en su búsqueda anterior como avatar de Alex, un joven que llevaba atrapado en Jumanji desde 1996, hasta que consiguió escapar con el resto de los protagonistas en el filme anterior.
“Bethany se queda fuera del juego y está desesperada por ayudar a todos los que han entrado, pero no tiene a nadie a quien acudir que haya pasado por una experiencia similar, salvo Alex. Pasó 20 años atrapado en el juego y lo conoce mejor que nadie. Así que, cuando Bethany acude a él, sabe que tiene que ayudar”, explica Colin Hanks, que repite en su papel de Alex. El coguionista y director Jake Kasdan agrega: “Esta vez, tiene que volver para salvar a la gente que lo salvó a él la primera vez”.
  “En la primera película, tuvimos la suerte de que todo saliera bien y el resultado fuera pura magia del cine, pero creo que hemos conseguido algo similar esta segunda vez”, opina Jonas. “Jake tiene la facultad de sacar la mejor interpretación posible de cada uno. Es genial estar de vuelta”.

ROSTROS FAMILIARES:
JANICE GILPIN:
  Marin Hinkle regresa como la madre de Spencer, Janice. “No había ni siquiera una pequeña parte de mí que soñara con que me pedirían que volviera, así que, cuando recibí la llamada, fue como el mejor regalo de Navidad que me podrían haber hecho”, recuerda Hinkle. “La idea es que mi personaje vuelve a aparecer y a conectar con su hijo cuando es un poco mayor, y tienes ocasión de profundizar un poco más en quién es”, explica Hinkle. “Y luego han añadido al extraordinario personaje nuevo de mi padre, interpretado por Danny DeVito. Adoro a ese hombre desde el principio de los tiempos. Actúa maravillosamente; es uno de nuestros auténticos actores de carácter más extraordinarios. Tener ocasión de hacer escenas con él es como un sueño”.
  “La historia de DeVito y Glover es muy sentida. Esos dos caballeros exquisitos, que se sienten ambos afligidos por la situación en la que se encuentran sus vidas, que se reúnen de nuevo en esta película y experimentan un rejuvenecimiento. Es maravilloso de ver”. Hinkle prosigue: “Esta película no trata solo de ver a las superestrellas. En realidad, trata sobre la familia, envejecer y el amor. Esta película trata sobre dejar volar tu imaginación. Las posibilidades son infinitas”.

NIGEL BILLINGSLEY:
  Rhys Darby regresa como el PNJ (Personaje No Jugador), Nigel, que explica las reglas del juego a nuestros avatares, ya esté pilotando un avión o llevando un trineo de perros. “En el mundo de Jumanji, que es un juego, Nigel está allí simplemente como guía de campo. Es seguramente el hombre más importante, la verdad, porque, verás, lleva a los demás y les dice en qué consiste su aventura, y es el que verdaderamente pone la misión en marcha”, explica Darby.
  “El reparto tiene todos esos nombres importantes, ¡que son gente muy graciosa! Como te podrás imaginar, el rodaje fue un poco un cachondeo. Hemos trabajado juntos en numerosas ocasiones y nadie se siente fuera de lugar. Es una especie de caja mágica de caos. Fue genial volver a ocupar mi puesto y verme atrapado en mi bucle”, comenta Darby.

CARAS NUEVAS:
EDDIE Y MILO:
  Un nuevo dúo dinámico de Dannys entra en juego: la leyenda de la comedia Danny DeVito interpreta al abuelo de Spencer, Eddie, que ocupa el cuerpo del avatar de Bravestone, mientras que Danny Glover interpreta a Milo, el antiguo socio y amigo de Eddie, del que se encuentra distanciado, que ocupa el cuerpo del avatar de Franklin “el Ratón” Finbar.
  Eddie y Milo se ven obligados a hacer las paces en el mundo de Jumanji después de verse también atrapados inesperadamente en el juego. Los dos Dannys ofrecen una demoledora combinación de humor, sin parar de discutir, mientras se esfuerzan por resolver las diferencias de su relación, a la vez que viven las aventuras de Jumanji en los cuerpos mucho más capaces de sus avatares. “Tenemos a los dos Dannys, Danny DeVito y Danny Glover — leyendas, ambos— y a Dwayne y Kevin como sus avatares, ocupados por esos dos ancianos. Hay mucha comedia, mucho humor”, observa Jack Black.
  “Puede que una de mis cosas favoritas de esta película sea Dwayne poniendo voz y acento completos de Danny DeVito”, asegura Karen Gillan. “Lo mismo con Kevin haciendo de Milo. En la última película, tenía una cualidad muy característica, y, en esta entrega, es completamente distinto. Tiene una forma de hablar lenta, como de anciano. Mucho más profunda, cascada. Mola mucho ver a todo el mundo realizando un esfuerzo interpretativo en esta comedia de acción”.
  “Eddie es el abuelo de Spencer, y empieza a estar un poco entrado en años, pero, lo que es peor, es que su cuerpo está empezando a fallarle de maneras que le resultan infinitamente frustrantes. Y creo que muchos de nosotros tenemos gente así en nuestras vidas. He tenido a gente así en mi vida, que eran un poco como piedras de toque, tipos fuertes que no se podían creer la indignidad del hecho de que su cuerpo no hiciera lo que él pensaba que debía hacer. Y poner a un tipo así, con toda la fuerza de carácter que DeVito aporta, en el cuerpo del hombre más fuerte del mundo, que de repente se encuentra capaz de hacer todas esas cosas, me pareció una idea genial, casi irresistible”, comenta entusiasmado el coguionista y director Jake Kasdan. “Poner a Dwayne Johnson a interpretar a esa clase de gruñón me pareció que era algo que nunca se le ha visto hacer. Para el hombre más positivo del mundo, interpretar a esa clase de tipo enfadado me pareció una oportunidad para la comedia que resultaría más o menos irresistible. Por suerte, se mostró de acuerdo”.

MING:
  El avatar más reciente es la misteriosa Ming, interpretada por Awkwafina. Aunque su debilidad es el polen, sus puntos fuertes no son moco de pavo, e incluyen robo con escalo, carterista y desvalijadora de cajas fuertes, que pueden resultar útiles en la serie de retos que tendrá que afrontar cuando el mundo de Jumanji resulte ser más grande y peligroso que nunca.
  “Awkwafina es una gran intérprete. Rapera, cómica, actriz... posee múltiples talentos, así que me quedé encantado cuando descubrí que la habíamos fichado para participar en la película. Supe que iba a subir el listón, y así fue”, proclama Jack Black. “Encajó como un guante en este proyecto. Tiene descaro, estilo y brío... ¡La chica tiene magia! Congeniamos desde el primer instante y hacer escenas con ella ha sido algo muy especial”.
  “Creo que el mensaje de Jumanji y lo divertida que es atrae a gente de todas las edades. Si nos fijamos en las películas de superhéroes, vemos a alguien que evidentemente tiene defectos, pero que posee algún poder descabellado. Mientras que todo el mundo en Jumanji es gente normal que se convierte en héroes en el juego, y creo que todo el mundo puede conectar con eso, en cualquier cultura. El valor, el coraje, afrontar y entender tus defectos... Son conceptos universales y, ya seas viejo o joven, creo que sientes algo cuando ves a estos personajes”, opina Awkwafina.

JURGEN EL BRUTAL:
  El nuevo villano en esta fase del juego es Jurgen el Brutal (Rory McCann), un sanguinario conquistador que ha descendido de su fortaleza montañosa para saquear la Provincia de Avian. Y lo que es peor, ha robado la legendaria Joya Falcón, que asegura la fertilidad de Jumanji, para ocultarla en la oscuridad, lejos del sol, provocando que la tierra se vea azotada por la sequía y la desolación.
  Los espectadores de todo el mundo han llegado a conocer al actor natural de Glasgow Rory McCann como “El Perro”, de la megapopular serie “Juego de tronos”. El productor Matt Tolmach aporta: “Nuestro villano Jurgen es un tipo enorme y aterrador que vive en una fortaleza en lo más alto de las montañas, de muy difícil acceso. Necesitábamos a alguien fuerte e imponente para interpretar el papel. Rory reunía todas las cualidades que buscábamos”.
  McCann explica: “Jurgen es el obstáculo que tienen que superar para acabar el juego. Es el tipo más duro que hay. Grande y desagradable. No podría decir nada bueno de él. Evidentemente, no lo abrazaron nunca de niño”.

EL MUNDO NECESITA A JUMANJI...
  “Creo que los espectadores reaccionaron tan positivamente a nuestra primera entrega de Jumanji por varias razones. Creo que era divertida, tenía mucho sentimiento y fue una sorpresa. Tuvimos la suerte de que se convirtiera en un gran éxito mundial, fuimos como la película de las Navidades. Nos enfrentábamos a Star Wars y todo el mundo nos dijo que estábamos locos... y lo estábamos. Pero también nos pareció que teníamos algo especial con esta película”, sostiene Dwayne Johnson.
  La estrella prosigue: “Sí, éramos divertidos. Sí, éramos amenos. Sí, teníamos mucho sentimiento. Pero, también creo que abordamos nuestra película con una tremenda reverencia, amor y respeto por la franquicia y la película original de Robin Williams, a quien todos adoramos y honramos de la mejor forma que nos fue posible. Y creo que eso fue un elemento fundamental de nuestra película que caló en los espectadores de todo el mundo”.
  Si se pregunta a Jack Black, el secreto del duradero atractivo de la franquicia es sencillo: “Creo que Jumanji conectó con espectadores de todo el mundo porque era una gran combinación de acción y comedia. Dwayne Johnson es una fuerza a tener en cuenta. Kevin Hart es el tipo más gracioso del mundo. Fue como una especie de fiesta y la gente conectó con eso. Creo que la gente quería pasarlo bien. Ahora, más que nunca, creo que el mundo necesita a Jumanji”.

logo radio directo