Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Jack Ryan: Shadow Recruit
Año Producción: 2013
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 105 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Acción, Drama, Thriller
Director: Kenneth Branagh
Guión: Adam Cozad, David Koepp. Basados en los personajes creados por Tom Clancy
Fotografía: Haris Zambarloukos
Música: Patrick Doyle
FECHAS DE ESTRENO
España: 31 Enero 2014
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Paramount Pictures


SINOPSIS

Jack Ryan es un analista de la CIA que trabaja encubiertamente como ejecutivo de Wall Street. Ahora le asignan una nueva misión y se trata de desenmascarar un complot para hundir la economía americana para así sembrar el caos mundial...

INTÉRPRETES

CHRIS PINE, KEIRA KNIGHTLEY, KEVIN COSTNER, KENNETH BRANAGH, LENN KUDRJAWIZKI, ALEC UTGOFF, PETER ANDERSSON, ELENA VELIKANOVA, NONSO ANOZIE, SETH AYOTT, COLM FEORE, GEMMA CHAN, ALEKSANDAR ALEKSIEV, ANDREW BYRON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Desde que Tom Clancy, el maestro de las novelas de espías, le presentó por primera vez en su thriller submarino ‘La caza del Octubre Rojo’, y luego le hiciera frustrar en solitario un mortífero complot del IRA en ‘Juegos de patriotas’, Jack Ryan se ha convertido en sinónimo de una cierta clase de héroe vital y anónimo.
  Con los 13 best-sellers de Jack Ryan escritos por Clancy y cuatro películas supertaquilleras, Ryan pronto se infiltró en la esencia misma de la cultura pop, justo mientras la Guerra Fría se iba transformando en una época de espionaje más complicada. Pero a los realizadores de “Jack Ryan: Operación Sombra” les pareció que el entrañable y cada vez más relevante personaje no debería quedar relegado al pasado. Los realizadores se inspiraron no sólo para adaptar el mundo de Ryan para el público actual, sino para regresar a sus mismos orígenes, para contar la narración fundacional de cómo llegó a ser el hombre que Clancy convirtió en un icono. 
  “Creo que con Chris Pine como Jack Ryan, estamos redefiniendo realmente al personaje”, dice el productor Mace Neufeld, “Chris y Ken Branagh le han dado una nueva vida a Jack”. Los realizadores estuvieron encantados de ver a un actualizado Jack Ryan hacerse de carne y hueso, primero en el apasionante guión de Adam Cozad y David Koepp y luego en la interpretación de Pine y en el realista enfoque de la dirección por parte de Kenneth Branagh.  
  El guionista Cozad, que realiza su debut con esta película, y David Koepp escribieron un guión que subraya la idea de un hombre corriente obligado a encontrar en sí mismo el modelo de valor y devoción que Clancy forjó con tanta destreza. 
  Cuando Branagh accedió a participar no sólo como director de la película, sino también como su complicado villano, Viktor Cherevin, pisó el acelerador del proyecto. El actor y director nominado al Óscar acababa de dirigir una historia de superhéroes, “Thor”, y estaba listo para sumergirse en otro escenario nuevo con su primera incursión en el espionaje mundial. El variopinto bagaje de Branagh como uno de los más eminentes especialistas en Shakespeare unido a su afición por los thrillers inteligentes y trepidantes parecían encajar tanto con la intriga de la película como con sus temas generales de poder, responsabilidad y confianza.  
  Para Branagh, la atracción comenzó con el guión. “Era algo que te ponía nervioso”, recuerda de su primera lectura. “Era un thriller de acción, pero además, contenía una carga emocional que me sorprendió. Uno se preocupa de verdad por Jack Ryan, y resulta una clase de personaje muy peculiar”. El periplo llevó a Branagh y a la producción desde Nueva York hasta Moscú y Londres, y a meterse en las secuencias de acción con la coreografía más intrincada hasta la fecha. Disfrutó muchísimo con la experiencia. “Crear el escenario para un thriller mundial fue sumamente divertido para mí”, concluye.El periplo de Jack Ryan en “Jack Ryan: Operación Sombra” le lleva a través de un viaje a escala mundial desde los pasillos cada vez más tecnificados de Wall Street hasta el “nuevo Moscú”, que ha estado intentando esforzadamente reconvertir su imagen y pasar por una importante sede económica, erigiendo un monumental distrito financiero lleno de relucientes rascacielos. La producción siguió ese viaje, rodando exteriores entre las emblemáticas calles y rascacielos de Manhattan y las coloridas cúpulas semicirculares de Moscú, dirigiéndose luego a Londres y Liverpool, donde se creó el núcleo del mundo de Jack Ryan en estudios y localizaciones meticulosamente acondicionadas. En vez de meterse en el mundo brillante y sofisticado de la mayoría de los agentes secretos de ficción, Zambarloukos trabajó con Branagh para elaborar un realismo descarnado, optando por rodar en anamórfico de 35mm e imitando la imagen gráfica y de fotoperiodismo de los thrillers de los años setenta. “Rodamos la mayor parte del tiempo con tres cámaras, y a menudo filmábamos sin ensayar”, explica Branagh acerca de la estética de la película. “Y todo para conseguir una especie de  aspereza adicional, un aspecto del guión que me gustaba mucho. No quería que la película diera nunca una sensación demasiado suave. Quería que las cosas se desarrollaran de una manera en que los espectadores tuvieran que seguir el ritmo de la historia de una forma agradable, y unirse a Jack en un periplo emocional en donde uno nunca se siente bastante reposado, en donde siempre hay esa sensación de temor y adrenalina. Así que rodamos la película de una forma que estaba dirigida por esos instintos. El director artístico Laws se esforzó por crear un ambiente inquietante para Jack, tanto trabajando con edificios famosos como construyendo sus propios platós desde cero en los legendarios Pinewood Studios de Londres.
  Laws se sintió en principio atraído por el proyecto debido a su énfasis en los personajes dentro de las intrigas de una misión de espionaje. “Como director artístico, me gusta mucho trabajar desde el personaje, y aquí había mucha sustancia en cuanto a quiénes son esos personajes y lo que eso implicaba para los entornos que podíamos crear”, dice. En consonancia con el enfoque de Branagh, Laws se propuso conseguir un marcado realismo en el diseño. “La principal fuerza motriz que sustentaba la concepción general de la película era mantenerlo todo muy anclado a la realidad”, explica Laws.
  También fue divertido para Laws mostrar el dinamismo de un Moscú cambiante de una manera que rara vez se ha visto antes en pantalla. “Ahora mismo, hay muchas cosas en Moscú que creo que la gente de fuera de la ciudad no conoce”, señala, mencionando el nuevo Centro Financiero Internacional de la ciudad, una espléndida metrópolis aún en construcción y que combina elegantes torres financieras, espacios habitables y centros de entretenimiento. 
  El proyecto entero supuso un enorme trabajo para Laws, pero dice que la meticulosa gestión de Branagh lo hizo posible. “Esta película ha sido una gran experiencia, pese a ser un gran reto”, comenta. “Fue un ritmo muy intenso, sobre todo porque rodábamos con tres cámaras. Si no hubiéramos tenido a alguien al mando que fuera tan ágil mentalmente y tan dotado como Ken, creo que hubiera sido muy difícil. Fue estupendo trabajar con él, y ver siempre al capitán de la nave aportando la misma cantidad de esfuerzo y dedicación que todos nosotros”. Dice Mace Neufeld a propósito del trabajo de Laws: “Andrews hizo un trabajo fantástico e incansable, y todo lo que nos mostraba en sus ilustraciones estaba ahí cuando entrábamos al plató. Habíamos visto las imágenes, pero entrar, por ejemplo, en las oficinas de Cherevin fue para nosotros una experiencia impresionante. Era más real de lo que nunca pudimos imaginar”. 
  A la hora de crear la acción de la película, que está integrada sin fisuras en la película, Brabnagh colaboró con el famoso coordinador de especialistas británico Vic Armstrong, con quien también había trabajado en “Thor”. Armstrong contribuyó a sacar adelante algunas de las secuencias más trepidantes de la película, como cuando el viaje de Jack Ryan a Moscú tiene un impresionante comienzo en el que sufre inmediatamente un ataque contra su vida. 
  Para Branagh, la importancia de los detalles y matices de todo, desde las escenas peligrosas hasta el trabajo de la cámara pasando por las interpretaciones, contribuyeron a amplificar un ambiente que remite a lo que le encanta de Tom Clancy como autor a la gente desde hace tiempo: esa mezcla especial de realismo técnico, geopolítica auténtica y suspense al máximo.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Enero solo en cines
PRESA DE SU OBJETIVO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... HAMLET