Fichas de peliculas
  • Registro
MISTERIO EN SAINT-TROPEZ
INFORMACIÓN
Titulo original: Mystère Á Saint-Tropez
Año Producción: 2021
Nacionalidad: Francia
Duración: 90 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Comedia
Director: Nicolas Benamou
Guión: Nicolas Benamou, Christian Clavier, Jean-François Halin, Jean-Marie Poiré
Fotografía: Philippe Guilbert
Música: Maxime Desprez, Michaël Tordjman
FECHA DE ESTRENO
España: 23 Julio 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
TriPictures


SINOPSIS

Cada verano, el multimillonario Tranchant y su esposa Eliane acogen al glamuroso mundo de los famosos en su lujosa mansión del sur de Francia. Cuando un criminal sabotaje de coches relacionado con cartas amenazantes causa estragos en la villa, Tranchant busca al mejor agente para la investigación. En medio de este caluroso verano, sólo está disponible el arrogante e incompetente agente Boullin... Para atrapar al sospechoso y resolver el misterio, no tendrá más remedio que hacerse pasar por un mayordomo recién contratado y convertirá las vacaciones de todos en una divertidísima partida de "Cluedo"...

INTÉRPRETES

GÉRARD DEPARDIEU, ROSSY DE PALMA, CHRISTIAN CLAVIER, BENOÏT POELVOORDE, THIERRY LHERMITTE, PHILYPA PHOENIX, NICOLAS BRIANÇON, VINCENT DESAGNAT, GIL ALMA, JÉRÔME COMMANDEUR, ELISA BACHIR BEY, VIRGINIE HOCQ, CAMILLE-FRANÇOIS NICOL

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Conoce a Christian Clavier en el rodaje de "Babysitting 2", estrenada en 2015, que dirigió con Philippe Lacheau. Diría que estar detrás de la cámara de "Misterio en Saint-Tropez" es una consecuencia lógica de este encuentro?...
Sí, por supuesto: esta primera experiencia juntos en "Babysitting 2" fue un placer creo, tanto para él como para mí... Me encantó trabajar con Christian y a él conmigo. Sinceramente, es muy gratificante, porque es alguien que tiene una experiencia única y enorme, y ver que sigue teniendo buenos recuerdos de mí me hace muy feliz.

Cuando le propone dirigir la película, es un proyecto que tiene en mente desde hace tiempo...

Se trata de una historia escrita originalmente por Christian y Jean-Marie Poiré, en la línea de las que crearon juntos como "Operación Corned Beef", "Los visitantes", "Ángeles de la guarda". Por razones personales, Jean-Marie no se puso al frente de esta película, pero lo que es una locura es que en un momento dado, cuando tuvieron que buscar a otra persona, ¡pensaron en mí! Cuando me llamaron, les dije: "¿Seguro que no os habéis equivocado de número?". "... En ese momento, el guión fue escrito por estos dos grandes nombres de la comedia, y lo terminamos juntos con la ayuda de Jean-François Halin.

¿Qué le entusiasma de este proyecto? ¿Es la idea de recuperar un estilo de comedia que el cine francés utilizaba mucho antes de dejarlo de lado?...

Es exactamente eso. Para mí, trabajar en este tipo de películas supone un doble placer. Por un lado, lleva a la pantalla un tipo de cine que me encanta ver como espectador y que me encanta crear como director. Por cierto, me gustaría ver más de ellas: películas en las que se desviven por hacerlas divertidas y hermosas, en definitiva, comedias a gran escala... Además, en el reparto de "Misterio en Saint-Tropez", ¡aparecen todos mis ídolos! Reúne a todos los actores que me hicieron querer hacer comedia cuando era joven... Lo veo como un relevo muy honroso y agradable para mí. Es decir: Clavier, Poelvoorde, Depardieu, Lhermitte ... Son personas que descubrí en la pantalla cuando era un niño. Encontrarme hoy dirigiéndolos es enorme... Y añadiría que lo mejor de Christian, es que me deja traer a "mi banda": Vincent Desagnat, Jérôme Commandeur... Esta película es un verdadero puente generacional.

La película está ambientada en los primeros años de la década de los 70, en una época despreocupada y optimista, que añoramos desde hace tiempo... ¡Es una nostalgia que sienta bien!...

En efecto, hay una positividad en el tono que contrasta con lo que estamos viviendo, concretamente desde hace más de un año. La película muestra una libertad que ahora ha desaparecido en sus diálogos, vestuario, decorados... El cineasta tiene la sensación de estar haciendo cine de verdad. La propuesta creativa del proyecto es de una riqueza que, hay que reconocerlo, falta en nuestro cine. En algunas películas, (afortunadamente no siempre), encuentro que hay una tendencia a hacer las cosas "rápidamente", apostando por historias simplistas. En este caso, puedo decir que no hemos simplificado nada: al contrario, ¡se trataba de lo mejor, lo más grande y lo más bello!

En este sentido, hay que reconocer el trabajo de los decorados y el vestuario...

Para los decorados, tuve la suerte de trabajar con Maamar Ech-Cheikh, que diseñó los decorados de "OSS 117" y, por ejemplo, reconstruyó completamente el interior de la villa de St Tropez en el estudio. Esta increíble casa existe en el sur de Francia, pero necesitábamos hacerla más práctica, accesible y cómoda para el rodaje. ¡Puedo decir que hacer las cosas con esta envergadura y el lujo de detalles no es una medida a medias! Nos gusta mucho el cine y todo lo que provocó que chicos como yo quisieran dedicarse a él... Esto es lo que yo llamo "académico", este arte que nuestros compañeros han practicado antes que nosotros... En cuanto al vestuario, es una maravillosa colaboración entre mi diseñadora de vestuario Fabienne Catany e Isabelle De Araujo, la directora artística de la película. Isabelle fue capaz de encontrar la línea apropiada en el momento en que se desarrolla la historia ... Por eso vemos en la pantalla vestidos de Pucci, por ejemplo, u objetos realmente usados, vehículos que se utilizaban en aquella época. Al final, cuando se me dice que la película es "candente", es sobre todo gracias al cuidado de los decorados y del vestuario... Es fácil pasar a la parodia en este tipo de ejercicio, una mala imitación de los años 70. Aquí ha habido una verdadera búsqueda de autenticidad que da este resultado, hasta en la caída de una tela. Da sus frutos en la pantalla... Francamente, cuando llegas al plató y cada elemento ha sido colocado con tanto cuidado, solo tienes que poner la cámara.

¿Es una maquinaria que, para un cineasta, puede ser un poco intimidante, tanto en términos de recursos como de reparto? ¿Puede empañar el simple placer de dirigir?...

El placer sólo se puede sentir y vivir una vez que se han alcanzado los objetivos fijados... Ver felizmente lo que está pasando a menudo se convierte en un desastre... Personalmente, me gusta cuando las limitaciones son máximas. De hecho, me comparo con un limón: para sacar todo su jugo, ¡hay que apretarlo de verdad! Me conozco; llevo 20 años haciendo este trabajo y ahora sé que cuanta más presión, más eficiente soy... Aquí, en "Misterio en Saint-Tropez", estaba contento con las múltiples limitaciones de las que hablas porque sabía que podía dar lo mejor de mí. Dicho esto, es cierto que hay aprensión en todo momento, decisiones que hay que tomar constantemente, gestión de problemas técnicos, egos... Pero es en este clima en el que me desenvuelvo. Mire mi filmografía: Parece que estoy acostumbrado a las películas complicadas, ¿no? En "A todo gas" tuvimos que hacer despegar un coche, en "Babysitting" tuvimos que encontrar un lenguaje visual innovador con un presupuesto muy pequeño, ¡que es tan restrictivo como uno grande! Cuando se inyecta dinero en malas situaciones, la mente se vuelve perezosa. Aquí teníamos un gran presupuesto y lo que estaba en juego en la película era igual de importante. Teníamos que encontrar siempre soluciones, trabajar rápidamente con muchos actores experimentados en el plató. No era cuestión de perder nuestro tiempo y el de ellos para averiguar cómo hacerlo. Es todo muy estimulante.

Entre estos condicionantes, está también el del género cinematográfico: "Misterio en Saint-Tropez" es una comedia a menudo disparatada pero basada en una trama policial. ¿Qué códigos seguimos?...

Todo es cuestión de dosificación. La comedia y el thriller deben equilibrarse para que uno no se imponga sobre el otro. De hecho, se representa en el guión, escena por escena, preguntándose cuál es el tono adecuado para servir mejor a la trama. Hay que decidir un verdadero plan de batalla para que en el rodaje se aplique el tempo adecuado, como en una orquesta. Empecé esta profesión en la música, y trabajo mucho de oído. Para mí, cada escena tiene su propia música, ya sea de suspense, de comedia o incluso de una película de terror. Coge "Halloween", apaga el sonido y tendrás mucho menos miedo. Así que es mucho trabajo y preparación, nada cae del cielo y en este sentido, Christian estuvo tan atento como yo. Ciertamente, es el actor y el autor de "Misterio en Saint-Tropez", pero también es el coproductor con Olivier Delbosc, y quería absolutamente esta gran preparación de antemano.

¿Tiene algunas referencias en mente?...

Evidentemente, disfrutamos mucho viendo las películas de Blake Edwards, como la serie "La pantera rosa" con Peter Sellers o "The Party". Pero haces bien en hablar de "referencia": no se trataba de hacer una copia y conservar todo el espíritu de las películas de Christian Clavier y Jean-Marie Poiré. Por tanto, nos sumergimos en esos códigos para abandonarlos. Si se vuelve a ver "La pantera rosa" hoy en día, se encontrará que sigue siendo igual de loca, pero también un poco lenta... Está claro que queríamos hacer una película moderna, porque ahora, el ritmo de los planos, su montaje, ha cambiado enormemente. Y de hecho, el propio enfoque de Christian, la persona que quería que dirigiera la película, va muy en esta línea.

Pasemos a sus actores, empezando por el dúo protagonista de "Misterio en Saint Tropez": Christian Clavier, (el comisario Jean Boulin), y Benoit Poelvoorde, (el cervecero multimillonario Tranchant). ¿Cómo se dirige a dos monstruos de la comedia?...

Es importante tener en cuenta su experiencia, en primer lugar por simple respeto. Luego hay que dirigirlos realmente. No creo que sea beneficioso para los actores (por muy buenos que sean) dejarles ir por libre.
A menudo, después, nos echan la culpa de ello. En esta película, este es el tipo de relación que teníamos, además de la confianza de Christian en mí. Juntos, nos reímos de las mismas cosas y eso nos acerca... Con Benoit, lo describiría como un acuerdo maravilloso. Por tanto, ambos estaban naturalmente al servicio de la película y no al revés. En el plató, noté cada día sus ganas de divertirse, entre ellos y con los demás. Era importante no frenar todo esto, pero como director, ¡no debía perder de vista lo que teníamos que conseguir! Eso es dirigir a un actor: mostrarle la dirección... Christian y Benoit se pusieron en mis manos, me dejaron hacer y sé que no les decepcioné ... Me di cuenta, por muy grande que fuera su experiencia, de que siempre estaban nerviosos. Como decía Confucio "la experiencia sólo ilumina el camino recorrido" y los dos abordan cada película con la misma inocencia ... Benoit estaba encantado de encontrarse con un monumento de la comedia como Christian, que combate su miedo escénico con una preparación fenomenal.
Ambos fueron muy amables con el otro, con la voluntad de divertirse siendo conscientes de que había que enmarcar las cosas. ¡Y ese era mi papel! Pero ojo, eso no les impide intentar cosas fuera de lo normal. Por ejemplo, durante la escena en la que Boulin lee las cartas amenazantes enviadas a Eliane, durante los ensayos, Christian se dio cuenta de que la silla en la que tenía que sentarse era muy poco práctica. Lo convirtió en una broma, ¡se deslizaba gradualmente antes de desplomarse por completo! Me quedé con eso e incluso construimos la secuencia en torno a ello.

Hablabas de Eliane: es Virginie Hocq quien interpreta el personaje de una mujer de clase media perseguida por un asesino... Una interpretación que recuerda a las de Jacqueline Maillan, Maria Pacôme o Valérie Lemercier...

Y estoy muy orgulloso de ello porque la elección de Virginie fue mi pequeña lucha en el momento del casting. Vimos a muchas actrices, pero fue ella la que destacó claramente entre las demás, con su capacidad para hacer que la más mínima línea sonara como una de esas grandes actrices de las que se habla... Al final, es un verdadero éxito y no deja que sólo los hombres se rían. También es lo que debería ser una película de hoy en día. Afortunadamente, las mujeres no son sólo esposas trofeo en "Misterio en Saint-Tropez": tienen su papel. Virginie no tiene tanta experiencia como sus compañeros, pero consigue mantener su rango de forma increíble. Sin embargo, está constantemente rodeada de gigantes que le quitan espacio: Christian, Benoit, Gérard. Viendo la escena, no nos decimos: "oye, ella tiene menos experiencia". Virginie se puso a su altura y sé que les cautivó.

Para el papel del superior de Boulin, el comisario de división Lefranc, usted eligió a Gérard Depardieu...

Gérard, como todos los grandes actores, sólo trabaja con sensibilidad... ¡Sabe enseguida quiénes son los imbéciles! ¡Con esto en mente, me centré en hacer mi trabajo, sin tener en cuenta el hecho de que es un grande del cine y de que hace todo lo posible!
Sólo traté de mostrarle sinceramente que estaba en la tarea, concentrado, aplicado. Gérard lo vio de inmediato y, a partir de ese momento, me dejó seguir adelante... De nuevo es una cuestión de confianza. Así que cumplió con lo que le pedí con una delicadeza asombrosa, a pesar de las grandes escenas y los diálogos a veces extensos. Estoy muy orgulloso de haberle llevado al resultado que todos esperábamos, con la sensación añadida de haber conocido a una persona única.
Gérard es una persona a la que siempre veo regularmente en casa o en otros lugares. Con él no hay que ir de listo, sino ser verdadero, sincero y hacer tu trabajo. Hoy sé que he pasado la prueba de Depardieu.

Más allá de este cuarteto, el reparto es extremadamente denso: encontramos a Jérôme Commandeur, Rossy De Palma, Thierry Lhermitte, Vincent Desagnat, Nicolas Briançon y otros, todos de diferentes generaciones. ¿Sintió a veces que dirigía una compañía?...

Sí absolutamente y esta idea de compañía es el deseo común de ir en la misma dirección y divertirnos juntos ... En cada momento del rodaje, vi una sonrisa en los rostros de mis actores, (del papel más grande al más pequeño), incluso cuando las escenas eran complicadas y largas ... He observado extremada buena voluntad, extremado buen humor y extremado rigor. Cuando todo esto se junta, ¡tienes una compañía! Sé que para muchos, esta sesión fue un momento feliz: Benoit me dijo que a veces se aburría mientras filmaba. "Me había olvidado que podíamos divertirnos tanto" me dijo ... Lo que más me satisface es que sí, nos divertimos, ¡pero sobre todo hicimos el trabajo! Me encantaría volver a ver a este grupo en otra película.

De hecho, la película lleva el subtítulo de "una investigación del comisario Boulin": ¿podríamos volver a verlo en una secuela?...

Es cierto que con Christian no hemos dejado de decirnos "¡no es posible, no vamos a parar ahí! " Hay muchas cosas en las que Boulin podría meter las narices. Durante el rodaje, pensamos en otros posibles argumentos y, a menudo, por la mañana, Christian me decía: "¡Ya está, he encontrado la siguiente! Así que sí, queremos volver a ver a este personaje y a este equipo. Me gustaría destacar el honor que me ha hecho Christian al permitirme dirigir un proyecto así. Este es el tipo de cine que siempre he querido hacer. Más que nunca, me he sentido en casa en este plató. Tengo la suerte de hacer este trabajo sin dejar de ser un niño que se maravilla, haciendo películas para hacer reír al público. Al final, la verdadera sorpresa es que me paguen por ello.


ENTREVISTA A CHRISTIAN CLAVIER...

¿Recuerda cómo se le ocurrió el personaje del comisario Boulin?...
Llevaba tiempo pensando en ello, pero la verdadera motivación para hacer esta película era encontrarme emparejado con otro actor. En el pasado, me encantaba trabajar con Jean Reno o Gérard Depardieu, e incluso anteriormente formé parte de la compañía Splendid. En este caso, me apetecía mucho hacer una gira con Benoit Poelvoorde, ¡que me hace reír tanto! Así que toda la película está construida en torno a este encuentro cinematográfico con él. Luego, fui a buscar este personaje de investigador, una especie de hijo natural de Clouzeau y Maigret, con la idea de hacerlo evolucionar en el universo de los años 70.

Una época que la película muestra de forma muy desenfadada...
Sí, sobre un multimillonario cervecero despreocupado que gasta a manos llenas en su suntuosa villa de la Costa Azul, pero cuya esposa es amenazada de muerte por un misterioso individuo... Queríamos crear una atmósfera como la de una película de Agatha Christie, poblada de muchos personajes. El cara a cara Boulin-Tranchant es encantador, apoyado por un montaje basado en las diferencias de tempo que es un guiño de Jean- Marie Poiré y mío, a nuestro gusto por el cine de Blake Edwards... Son las películas en las que los actores y los personajes se permiten mirarse, medirse, mientras dejan al espectador adivinar lo que pasa por su cabeza.

¿Sintió rápidamente que Benoit Poelvoorde también estaba interesado en este estilo de comedia?...
¡Claro que sí! Y Benoit estaba encantado de que pudiéramos filmar juntos. Nos habíamos cruzado hace mucho tiempo y había sido muy amable conmigo. Estoy encantado de haber podido inventar una nueva pareja en el cine con él. Benoit es un actor deslumbrante, muy interesante por la delicadeza de su interpretación. Es muy sutil.

A su lado, también está rodeado por una tropa de actores muy diferentes pero muy complementarios...
Como Gérard, con el que me encantó reencontrarme y que interpreta a Lefranc, el superior de Boulin, que le observa investigar con absoluta impotencia. Me gusta mucho Vincent Desagnat, que rinde una especie de homenaje a Andreas Voutsinas, un maestro de teatro griego muy de moda en los años 70, que salía en "Los productores" de Mel Brooks. Una especie de estafador totalmente odioso que se ocupó especialmente de Claude Brasseur. También está Virginie Hocq, la bella sorpresa de la película, en una especie de magnífica inspiración de Jacqueline Maillan. Encontré a Rossy De Palma con quien había trabajado en "Une heure de tranquillité", y por supuesto a Thierry Lhermitte como una especie de hijo natural de Jacques Toja, el miembro de la Comédie Française, ahora totalmente olvidado.

Nos da la impresión de que se divierte volviendo a esa época, con figuras que han sido olvidadas...
Sí, porque las referencias a la cultura y la sociedad francesas se utilizan aquí en una película que es extremadamente moderna. "Misterio en Saint-Tropez" está muy bien pensada y realizada, los colores están bien hechos, los decorados son preciosos, y nos remite al trabajo de Blake Edwards en "La Fiesta" o la serie de la "Pantera Rosa". Mientras escribíamos con Jean-Marie, y luego rodábamos con Nicolas Benanou, nos divertíamos encontrando una atmósfera en la que todo es ligero, todo es posible, donde se puede decir todo, donde la gente fuma, donde las relaciones son desenfrenadas. Nada parece tabú, es divertido: ¡son los años 70!

Fue una época en la que usted empezó y es un estilo de película que el cine francés ha ido abandonando. ¿Tiene usted nostalgia?...
En relación con este tipo de películas, sí, pero en absoluto en relación con la época... En cambio, recuerdo un periodo muy divertido que viví, en particular con Jacqueline Cormier, una gran productora de teatro, que es el modelo del personaje de Eliane interpretado por Virginie Hocq. Un verdadero guiño amistoso a esta mujer que financió muchas de las obras que pude hacer durante 20 años, en una época en la que el teatro estaba realmente floreciente. Conocimos en el escenario a Maillan, Poiret, Mondy pero también a Murat, Auteuil, Huster que, como yo, estaban empezando. En resumen, una época realmente fértil desde el punto de vista artístico y de la diversión. En el cine, aún recuerdo haber descubierto con Thierry "Un tiro en la oscuridad", ("Quand l'inspecteur s'emmêle"), de Blake Edwards, o las aventuras del infalible inspector Clouzeau: ¡es una de las cosas que más nos hacen reír! Este policía francés, arrogante, pretencioso e incapaz, me inspiró en gran medida para inventar a Boulin, con la idea de reírnos de nosotros mismos de forma divertida.

Usted es actor en la película, pero también autor y coproductor con Olivier Delbosc: ¿tuvo la tentación de dirigirla?...
No, en absoluto. Siempre pensé que lo que más me divertía era dar a otra persona los medios para poner en escena esta historia. Estoy muy orgulloso de ser el coproductor de "Misterio en Saint-Tropez" con Olivier Delbosc, con quien nos arriesgamos mucho, con nuestros propios fondos, para producir
esta película que cumple nuestros objetivos. Y estoy encantado de haber podido interpretar a Boulin con tanta satisfacción. Pensé en Nicolas Benamou porque me divertí mucho rodando "Babysitting 2" en Brasil, en medio de esta pandilla de locos que incluye a Philippe Lacheau y compañía. Para mí, Nicolas era el hombre perfecto para el trabajo, así que podía confiar en él. ¿Hay un sentimiento de pasar el relevo en la elección de este joven director y en este reparto multigeneracional? Sí, por supuesto. En Brasil, me sentí perfectamente a gusto con todos estos jóvenes como Vincent Desagnat o Jérôme Commandeur, ¡con los que me reí mucho durante 5 semanas! Aquí está irresistible como cocinero al límite de sus fuerzas. Por eso también quise que formaran parte de esta aventura unos años más tarde. Hay tres generaciones de actores en esta película y puedo decir que todos ellos se divirtieron con estos diálogos, llevando estos trajes e interpretando estos personajes. Durante todo el rodaje se respiraba un ambiente realmente agradable y divertido. Se lo agradezco profundamente.

¿Cómo vio el trabajo de Nicolas Benamou como director?...
De manera muy positiva: rueda con 3 cámaras y, por tanto, en cada escena, tiene mucho material disponible para el montaje. Es muy importante, sobre todo en una película en la que hay tantos actores. Era esencial que la trama dejara espacio para cada uno de los personajes ya que, aunque sea una comedia pura, también es una investigación policial con múltiples sospechosos. Nicolas tenía todas las cualidades para hacer de esta película un éxito. Una película en la que los decorados, el vestuario, los coches o el más mínimo objeto son sometidos a una reconstrucción minuciosa y cuidadosa. También en este caso, " Misterio en Saint-Tropez " recupera una tradición francesa un tanto olvidada. Nuestra idea era mostrarla. La comedia cuesta dinero y quiero agradecer a Canal + que haya comprendido lo que está en juego en la película y nos haya apoyado. Insistí mucho en este aspecto de la dirección artística, que se confió a Isabelle de Arujo, y en la necesidad de que el resultado final fuera bueno. Añadiría que cuando la gente vuelva al teatro, querrá ver un espectáculo. Nuestra película lo ofrece en todo momento: los decorados, la música, los barcos Riva, el reparto, los coches y luego St Tropez, donde el mundo entero viene a divertirse desde hace décadas.

La película lleva el subtítulo "Una aventura del comisario Boulin": ¿significa eso que está pensando en él para otras misiones?...
Por supuesto,... ¡si al público le gusta esto obviamente! Me gustaría mucho hacer " Mystery in Berlin ", " Mystery in Istanbul ", explicando las desventuras de este personaje de Boulin que es una referencia a la sociedad francesa. Así pues, ya he lanzado algunas ideas sobre el papel, pero no vayamos más rápido que la música, sobre todo en este momento. Vamos a estrenar esta película para que el público pueda verla en los cines. Las plataformas, la televisión, están muy bien y hay cosas notables que se pueden ver, pero nada sustituye la experiencia del cine con el público.

ENTREVISTA A BENOÎT POELVOORDE...
"Misterio en Saint-Tropez" fue una idea de Christian Clavier con la esperanza de poder trabajar con usted...
Y para mí es exactamente lo mismo: ante todo, ¡acepté por esa razón! Siento una gran admiración por Christian. Una admiración sincera por un actor que no conocía. La primera vez que nos vimos fue en casa de un editor amigo mío y allí me dijo que quería hacer un trabajo para los dos. Christian cumplió su palabra al escribir esta película. Así que había ganas de empezar pero también le dije que sí, (aunque te parezca secundario), porque me dijo que podía conducir un Facel Vega descapotable. Me encantan los coches. ¡No fue posible pero por otro lado tuve un Maserati absolutamente sublime aunque sea un terrible conductor!

¿Qué compañero es Christian Clavier en un plató?...
Le miraba mucho aunque intentaba no mirarle, lo que es extremadamente complicado cuando estás delante de él. Es como en el deporte, cuando tu compañero es más fuerte que tú, es inspirador y motivador. Además de ser un gran actor, es un hombre muy divertido. También es muy trabajador, alguien que se conoce al dedillo sus líneas y las de los demás. Por lo tanto, no era cuestión de improvisar, sobre todo porque también es el coautor del guión. Sinceramente, para esta película, todo estaba bien montado, bastaba con respetar lo que se había escrito. El otro gran punto fuerte de Christian es su sentido del ritmo, esencial en una comedia. Sabe escuchar la música de su personaje y la de los demás. Rodar con varias cámaras nos ha permitido mantener cierta espontaneidad, frescura y divertirnos. Esto no siempre es así en este tipo de grandes películas. Por la mañana leía la hoja de servicio que me indicaba el programa del día, ¡siempre estaba impaciente por experimentar lo que teníamos que rodar! Aquí es donde las situaciones, (a veces enormes o histéricas sobre el papel), cobraban realmente todo su sentido, por ejemplo la escena en la que Boulin cae en la alcantarilla... ¡Son cosas de niños que me encantan!

Más allá de Christian Clavier, a menudo se rodea de un elenco muy amplio: ¿ha sido agradable trabajar en grupo, o incluso en una compañía?...
Sí, por supuesto, pero no se limita a los actores: para mí la compañía es todo el equipo de una película. El reparto no estaba junto en el plató todo el tiempo, mientras que en cada momento de esta película he trabajado con grandes técnicos, una gran parte de ellos belgas. Y créanme, no hay nada que hacer: ¡es un estado de ánimo diferente!

Ya que hablamos de los belgas en la película, unas palabras de Virginie Hocq, que interpreta a Eliane, su esposa en "Misterio en St Tropez"...
No es un papel fácil, porque a menudo, en este tipo de películas, los personajes femeninos son un poco secundarios. Virginie también tenía que elevar el nivel de la comedia y creo que lo ha conseguido con creces, creando un personaje realmente acertado de baronesa belga millonaria. Me recuerda a Jacqueline Maillan o a Maria Pacôme, esas actrices que nunca tuvieron miedo de hacer mucho sin perder su credibilidad. Para una actriz como Virginie, que todavía es joven en esta profesión cinematográfica, no era fácil. Siempre ha mantenido la calma, sin perder su buen sentido del humor, su amabilidad y su generosidad.

Eliane es la esposa de su personaje, el cervecero de Tranchant. ¿Cómo lo ve?...
Rara vez me fijo en la psicología de mis personajes. Sólo le diría que era un personaje bastante fácil de interpretar... Tranchant aparece como el contrapeso de Boulin, basado en esos dúos de comediantes clásicos como Gérard Oury o "La Pantera Rosa". Aquí, Tranchant constata el grado de inanidad y de estupidez del policía encargado de investigar las amenazas de las que es víctima su mujer.

También es casi el más inocente de la panda de gorrones, mentirosos y falsos amigos que pasan el verano en su suntuosa villa, empezando por Eliane, que le engaña bajo su techo con su mejor amigo...
Sí, es inocente. Aparte de sus dos ridículos perritos y su vestuario, ¡Tranchant no parece tener ningún defecto! Me hace reír y casi me conmueve. Cuando se pone el traje de Capitán Garfio en el baile de máscaras en la playa, veo una especie de Mr. Manhattan de los años 70... Pero si no recuerdo mal, en un momento dado le da una pequeña patada a su cocinero, interpretado por Jérôme Commandeur, ¡en un gesto que me parece bastante cobarde!

¿Le ayudó el colorido de los trajes de Tranchant a la hora de convertirse en el personaje?...
Absolutamente y quiero felicitar al equipo de vestuario y a Isabelle De Araujo, la directora artística de la película, que hizo un trabajo extraordinario. Así que vale, ¡es un poco llamativo! El resultado se acerca a la farsa y a la vez es intemporal y contribuye a la alegría que todos hemos tenido al rodar esta película. Recuerdo que antes del rodaje habíamos leído juntos, vestidos de forma normal. Puedo decir que funcionó mucho mejor cuando nos disfrazamos en el plató. De hecho, me quedé con un par de guantes de cuero azul celeste para conducir: ¡No creo que haya muchas así!

La película se desarrolla en los años 70, una época más libre y despreocupada que la nuestra...... ¿Siente nostalgia de ella, a pesar de ser todavía un niño en esa época?...
Siento nostalgia cuando vuelvo a ver imágenes de aquellos años, en la televisión o en las películas de la época.Todo parecía más ligero cuando pensamos en lo que se ha llamado "los gloriosos años treinta". Al volver a ver las películas de De Funès o Belmondo, había una luz particular o a menudo grandes panorámicas en la introducción. Todo desprendía una gracia infinita. Y luego, en cuanto a la decoración o el diseño, me parece que los objetos eran mucho más bellos, todavía lejos de la industrialización y la globalización de la estética. Nos afecta porque es una referencia a nuestros recuerdos de la infancia. En la película, por ejemplo, Virginie lleva unos vestidos grandes, extravagantes y coloridos que nunca había visto en la vida real pero que conocía por el cine.

Unas palabras, obviamente, de su director, Nicolas Benamou...
Fue Christian quien me habló de Nicolas, ya que, como coproductor de la película, fue él quien lo había elegido. Luego, cuando pregunté para saber con quién iba a tener que tratar (¡siempre es mejor antes de pasar tres meses con alguien!), hablé con José García, que había rodado "A todo gas" con él y que me lo recomendó mucho. Y es cierto que trabajar con Nicolás es un verdadero placer, es incluso estimulante. Se divierte mucho filmando a sus actores y lo escenifica todo con gran eficacia. Para este tipo de películas, el director debe tener también un sentido del ritmo, del encuadre, para mantenerse centrado sin perderse en un análisis interminable. Nicolas consiguió todo esto, haciendo malabarismos con un reparto impresionante y numerosas limitaciones. Nunca le he visto enfadado o deprimido, incluso cuando no era fácil o simplemente teniendo a su lado a Christian, que era al mismo tiempo su actor, su autor y su coproductor.

Por último, nos alegramos de su reencuentro con Gérard Depardieu, un viejo amigo del cine...
¡Una mención especial sí! Creo que fue mi momento más divertido en este rodaje, en la escena en la que su personaje (Divisionnaire Lefranc), herido por una flecha en las nalgas, tiene que ser evacuado en ambulancia. Estábamos los tres con Christian y Gerard, ¡que estaba demasiado gordo para entrar en ese vehículo de época! Creo que nunca me he reído tanto en una película. Estos pocos días con él en el plató fueron maravillosos.


ENTREVISTA A VIRGINIE HOCQ...
¿Cómo se imaginó a Eliane, su personaje, cuando leyó el guión?...
Lo primero que vi fue un color con un gran tamaño, ¡movimientos de brazos! Eliane es una mujer exuberante y desde el guión, Christian Clavier supo darle un tono particular, muy de los años 70. Eliane: ¡sólo ese nombre de pila! ¡Cuando lo escuchas, inmediatamente quieres hablar alto y claro! ¡Está tan centrada en sí misma y tan poco en los demás!

Sí, una mujer que recuerda a las interpretadas por actrices como Jacqueline Maillan, Maria Pacôme en el pasado o más recientemente por Valérie Lemercier...
Una mujer que quizá no esté tan lejos de las que he interpretado en mis espectáculos o en la obra "Treize à table". Una mujer con carácter que toma decisiones. Eso me encanta. Aunque en la vida real estoy muy lejos de ella, soy más empática. Eliane francamente no lo es, ¡le importa un bledo lo que pueda estar pasando a su alrededor! En cualquier caso, me gusta su dinámica y eso es lo que quería proponer para el papel.

Una construcción que, evidentemente, pasa por el vestuario y el maquillaje...
Por supuesto, es un paso esencial en la construcción de Eliane. Todos esos peinados improbables, que llevaba mucho tiempo en conseguir, me permitieron ver cómo tomaba forma. Una especie de Catherine Deneuve-Barbarella con el pañuelo a un lado. Da un estilo verdadero. Al principio, con los diseñadores de vestuario, probamos varias siluetas pero no me sentía guapa. Divertida sí, pero no guapa... Sin embargo, Eliane tenía que ser una mujer social muy elegante, enfundada en sus increíbles vestidos Pucci que la hacían parecer una loca. Es realmente genial llevar este tipo de ropa que, puedo confirmar, ¡está muy lejos de lo que se puede llevar en la realidad!

También es una gran burguesa que representa perfectamente la despreocupación de estos círculos adinerados de los años setenta...
Sí, es totalmente inútil, voluble, inconsciente. Para ella, lo único que importa es la apariencia: la vida debe ser grandilocuente y sus invitados deben notarlo. Eliane simboliza el esnobismo llevado al extremo. Francamente, creo que alguien podría morir a su lado sin que ella se diera cuenta, ¡siempre y cuando no manchara demasiado su alfombra!

Eliane es la esposa del multimillonario Tranchant, Benoit Poelvoorde en la pantalla. ¿Se conocían?...
Tenemos algunos amigos en común, pero nos conocimos realmente antes del rodaje, pasando una tarde de trabajo juntos. Y fue entonces cuando me dije "¡esto va a ser bueno! Efectivamente, Benoit resultó ser un compañero maravilloso.
Tiene la maestría de encarnar el personaje. Pensamos que los actores belgas se conocen todos: ¡no es cierto! Me impresionó mucho trabajar con él.

Háblenos de Christian Clavier que, además de ser uno de sus compañeros, es también el coautor y coproductor de " Misterio en St Tropez "...
Sí, ¡lleva todos los cargos! Es realmente una persona impresionante; ¡impone como se dice! Recuerdo el primer día de rodaje: Podría decir que me sabía mis líneas al dedillo para ser 100% creíble. Era una secuencia de almuerzo en la que todos los actores estaban reunidos, pero me di cuenta de que Christian me miraba. Le vi venir hacia mí, con los brazos a la espalda: quería ver muy bien cómo iba a interpretar este personaje que había escrito con Jean-Marie Poiré. Tenía un punto de vista, como se dice, y mi trabajo era demostrarle que todo estaba bien, que tenía razón al confiarme este papel.

Habla de sus otros compañeros: viendo la película uno tiene la impresión de ver evolucionar a una verdadera compañía, un ejercicio que usted practicó en el teatro...
En realidad, es mi primera pasión y acabo de escribir un nuevo espectáculo en el que no estaré sola en el escenario. En el fondo no es mi estilo, aunque lo he hecho muchas veces. Vengo de una escuela clásica, el Conservatorio de Bruselas, ¡y lo que nos enseñaban allí era todo lo contrario! Sin embargo, estoy hecha para la compañía. Allí era genial: estábamos constantemente en grupo, a veces muchos en el plató y podíamos crear este vínculo, como usted dice. Esto es cierto en el plató, pero también fuera, y al final funcionó para la película.

¿Diría que Nicolas Benamou, su director, era una especie de director de orquesta?...
Admiro mucho a Nicolas... Como hemos dicho, Christian está en el origen de esta película de la que también es coproductor. Es actor pero también director y sabe hacer comedias. Más que un director, Nicolas es un verdadero capitán. Es un director atento, paciente, cuidadoso y le he visto trabajar con atención. ¡Sabe lo que quiere y hacia dónde va!

logo radio directo

A UN PASO DE MI
Estreno Solo en cines 10 Septiembre

El cine de Pajares y Esteso
TODOS AL SUELOBRUJAS MÁGICAS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
PETITÉ PROPERTIES 3DEPRAVACIÓN
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
BLUE JEANSLA PROFESORA DE ESQUÍ
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... TRANSFORMERS

Criticas del pasado...

Crítica... FIN DE SEMANA SANGRIENTOEL PELOTÓN CHIFLADO Crítica... VIAJE ALUCINANTE

Últimos DVD / BLU-RAY

UN LUGAR TRANQUILO 2TODAS LAS LUNAS En Dvd / Blu ray... EL INFORME AUSCHWITZ

Todos los Dvd y Blu Ray's