Fichas de peliculas
  • Registro
HASTA SIEMPRE HIJO MIO
INFORM MACIÓN
Titulo original: Di Jiu Tian Chang
Año Producción: 2019
Nacionalidad: China
Duración: 185 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Wang Xiaoshuai
Guión: Ah Mei, Wang Xiaoshuai
Fotografía: Kim Hyun-seok
Música: Yingda Dong
FECHA DE ESTRENO
España: 27 Septiembre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Avalon distribución


SINOPSIS

Dos matrimonios se adaptan a los grandes cambios sociales y económicos que tienen lugar en China desde la década de 1980 hasta el presente...

INTÉRPRETES

AI LIYA, DU JIANG, ZHAO-YAN GUO-ZHANG, LI JINGJNG, QI XI, WANG JINGCHUN, ROY WANG, CHENG XU, MEI YONG

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierCONFERENCIA PRENSA FESTIVAL DE BERLÍN

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Berlín 2019: Mejor actor, actriz

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

    En Hou Wan, una pequeña ciudad costera en la provincia de Fujian, la pareja formada por Yaojun Liu y Liyun Wang dirige una tienda de reparación de embarcaciones.
  Esta pareja aparentemente normal parece proceder del norte y no está familiarizada con el dialecto local. ¿Cuándo se mudaron aquí? ¿Qué es lo que les llevó a tomar la decisión de asentarse en este puerto sureño sin conocer a nadie?
  Su hijo Xing Liu tiene 16 años y estudia en el instituto. Al igual que los demás adolescentes, la relación que tiene con sus padres es bastante complicada. Un día, después de que Yaojun le castigue duramente por haberle robado el walkman a un compañero de clase en el colegio, este se escapa de casa. La pareja lo busca por todas partes, pero no lo encuentra. Liyun no soporta el dolor e intenta suicidarse (y se revela que Xing Liu es adoptado). Mientras Yaojun lleva al hospital a Liyun, envenenada, recuerda una situación similar que vivió seis años atrás, cuando su único hijo murió ahogado.
  En 1994, Yaojun y su mujer trabajaban en una fábrica. Durante esa época, eran muy amigos de otra pareja que también trabajaba ahí, Yingming Shen y Haiyan Li.
  El hijo de esta pareja, Hao Shen, era de la misma edad que su único hijo, Xing Liu.
Los dos niños eran amigos inseparables. Un día, mientras jugaban en el embalse, Hao obligó a Xing a que se metiera en el agua.
  Sin embargo, como este no sabía nadar, se ahogó. Yaojun y su mujer se ven sobrepasados a causa del dolor de haber perdido a su hijo, mientras que sus amigos, Yingming y Haiyan, deciden esconderles la verdad sobre la muerte de Xing Liu.
  A pesar de que la culpa les corroe, no pueden arriesgarse a contarles el secreto del accidente. La hermana pequeña de Yingming siempre había estado enamorada del extrovertido Yaojun, por lo que también se entristeció por la pérdida. Tras un tiempo, como Yaojun y Liyun siguen sin poder superar el sentimiento la tristeza, deciden dejar su trabajo y abandonar su ciudad natal.
  En el presente, el intento de suicidio de Liyun se queda en nada. Moli, la hermana de Yingming, recientemente divorciada, está en Hou Wan por un viaje de negocios y visita a Yaojun, el hombre al que lleva años sin ver. Los sentimientos complicados de Moli por Yaojun pillan a ambos por sorpresa.
  Moli está embarazada y tiene dudas sobre si tener al bebé. En el fondo, cree que la familia Shen le debe mucho a Yaojun y su mujer. En 1986, Liyun tuvo un embarazo no deseado. En ese momento, Haiyan era la jefa del departamento de planificación familiar en su fábrica. Para cumplir con la política de hijo único, convenció a Liyun de que abortara. La operación dejó estéril a Liyun. Por ello, Moli quería compensar a Yaojun y a su mujer con su bebé, ya que comprendía lo mucho que significaba para ellos tener otro hijo.
  Yaojun reflexionó sobre la propuesta, pero al final, tiene en cuenta los sentimientos de Liyun y finalmente se niega a aceptar el gesto de Moli.
En 2011, veinte años después, estos viejos amigos ya son más que adultos. Yingming es un hombre de negocios con éxito, mientras que su hijo Hao Shen ha llegado a ser médico. Les impacta la noticia de que a Haiyan le han diagnosticado cáncer. Como si fuera cosa del destino, Haiyan expresa su último deseo, ver a Liyun y a su marido tantos años después. Tras haber dejado atrás su ciudad natal hace mucho tiempo, Yaojun y Liyun vuelven a su antigua residencia, que le recuerda inmediatamente a su hijo.
  Lloran en silencio. En el hospital, Haiyan, agonizante, pronuncia sus últimas palabras: “La vida nos va mejor ahora, podríais tener otro hijo”.
Tras tantos años, Hao Shen finalmente reúne el valor para contarles a Yaojun y a Liyun la verdad sobre la muerte de su hijo.
  Por aquel entonces, para no traumatizar a Hao Shen, Yaojun obligó a Yingming para que no volviera a hablarle de lo que pasó; sin embargo, en el fondo, Hao Shen sigue cargando con ese peso. Al escuchar la dura verdad, Yaojun y Liyun se quedaron sin palabras.
  Más tarde, nació el hijo de Hao Shen. En casa de Yingming, Yaojun, Liyun y sus viejos amigos, Xinjian y Meiyu, celebran el nacimiento de una nueva vida. Hacen una videollamada con Moli, que ahora vive en EE. UU., y comprueban que el hijo de Moli también ha crecido. Mientras tanto, Xing Liu, el hijo adoptivo que se había escapado de casa cuando era más joven, vuelve a Hou Wan con su novia e intenta retomar el contacto con Yaojun y Liyun. A la pareja le choca el hecho de que tanto el hijo como el nieto de Yingming se encuentren bajo el mismo techo. Tras la comida, Yaojun y Liyun vuelven andando lentamente al antiguo dormitorio. Independientemente de todo lo que les ha ocurrido a lo largo de estas cuatro décadas, aquella casa seguía siendo su lugar tranquilo. Como dice un viejo proverbio: “El tiempo pasa muy rápidamente, pero la vida sigue”.

NOTAS DEL DIRECTOR...
  Desde 1949, la construcción y el desarrollo de la nación han estado estrechamente relacionados con las políticas nacionales y el sistema social, que oscilaban de un lado a otro drásticamente. Hasta siempre, hijo mío es un testamento de la historia: refleja cómo se sentían los chinos de a pie al experimentar cambios tan devastadores en la sociedad, la familia y su identidad personal. Para conseguir esto en la película, hago un repaso de la historia, desde los años ochenta hasta nuestros días. Siguiendo la pista de los cambios que han tenido lugar desde el inicio de la reforma económica hasta hoy en día, quiero volver a tratar cómo lo pasaron los ciudadanos en sus vidas personales bajo este gran lienzo social. Las familias de esta historia son un microcosmos de la sociedad china de los últimos treinta años.
  Una de estas familias, la de Yingming Shen, necesitaba enfrentarse a su sentimiento de culpa. Tomar la decisión de enfrentarnos a nuestras propias acciones y reflexionar sobre estas es la verdadera forma de liberarnos de los errores cometidos y el dolor causado a otros. Esto no debería ser cosa de una persona en concreto, sino de toda la sociedad, que tendría que tomar esta postura ante el pasado y la historia.
  Hay un proverbio chino que dice: “Mira hacia delante y olvida el pasado”. Sirvió de lubricante durante los inicios de la reforma económica, ya que animaba a la población a dejar atrás los valores antiguos e ir hacia delante para conseguir una prosperidad económica. Es fundamental analizar y repasar el pasado para que los errores que hemos cometido anteriormente no pongan en riesgo nuestro futuro. Las buenas personas son frágiles e insignificantes cuando se enfrentan a la marea social acelerada.
  Generalmente, solo saben seguir los altibajos de la marea. Sin embargo, cuando las buenas personas, como los protagonistas, Liyun y Yaojun, se ven azotadas con una tragedia, ¿cómo van a resolvérselas para salir adelante a partir de ese momento?
  Solo se vive una vez, pero puedes tardar toda una vida en olvidar o en despedirte.
En el caso de mis personajes, les costó toda una vida despedirse, no solo de su hijo, sino también de su juventud.

logo radio directo