Fichas de peliculas
  • Registro
THE PERFECT CANDIDATE
INFORMACIÓN
Titulo original: The Perfect Candidate
Año Producción: 2019
Nacionalidad: Arabia Saudí, Alemania
Duración: 101 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama
Director: Haifaa Al-Mansour
Guión: Haifaa Al-Mansour, Brad Niemann
Fotografía: Patrick Orth
Música: Volker Bertelmann
FECHA DE ESTRENO
España: 6 Marzo 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Golem


SINOPSIS

Maryam es una joven y ambiciosa médica que trabaja en el Centro de Salud de una pequeña ciudad de Arabia Saudí. A pesar de su alta cualificación, debe ganarse a diario el respeto de sus compañeros hombres y la aceptación de los pacientes. Indignada por la dejadez del Ayuntamiento, que demora una y otra vez asfaltar el camino de accesoal hospital, decide presentar su candidatura a las elecciones municipales. Su padre es músico y está de gira tocando en los primeros conciertos públicos permitidos en el Reino de Arabia Saudí en décadas. Maryam recluta entonces a sus dos hermanas pequeñas para recaudar fondos y planificar la campaña. Su inesperada candidatura a la alcaldía sorprende a la familia y sacude a una comunidad nada acostumbrada a la idea de que una mujer dirija el Consistorio...

INTÉRPRETES

NORA AL AWADH, DAE AL HILALI, MILA AL ZAHRANI, KHALID ABDULRAHEEM, SHAFI ALHARTHY, TAREQ AL KHALDI, KHANDEEJA MUA´TH

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Venecia 2019
- Festival de Toronto 2019

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DE LA DIRECTORA...
   LA CANDIDATA PERFECTA sigue a una médica saudí que desafía el sistema patriarcal al presentar su candidatura a la alcaldía para arreglar la carretera que lleva al centro de salud Centro de Salud donde trabaja. Quiero mostrar a través de su recorrido que las mujeres pueden tener un papel positivo en la sociedad saudí y, así mismo, contribuir a forjar su propio destino. Quiero alentar a las mujeres saudíes a atreverse a salir del sistema que lleva tanto tiempo reteniéndonos. Los cambios solo tendrán lugar si las personas que más los necesitan luchan por ellos en su vida diaria.
  El subtexto de la película se centra en la necesidad de respetar y honrar nuestras poderosas tradiciones culturales y artísticas para que nos guíen en nuestro esfuerzo de modernización del país. Desde el comienzo del desarrollo del país, se ha prohibido cualquier manifestación artística. Poco a poco vuelven a abrirse salas de conciertos, cines y galerías de arte; por eso me parece que ha llegado el momento de estudiar el rico patrimonio artístico que casi perdimos. Debemos recuperar, restaurar y devolver a la vida nuestra música tradicional y nuestras imágenes. Ahora que se han abierto cines y se permite a las mujeres conducir en el Reino Saudí, quiero mostrar el esfuerzo que requerirá un auténtico cambio.
  Las mujeres tendrán la oportunidad de contribuir y participar en una sociedad que las ha mantenido al margen durante generaciones. Lo más difícil para ellas será ver más allá de las desfasadas barreras sociales y de los limitados objetivos que les han inculcado; deberán romper los tabúes que las retienen y lanzarse a abrir nuevos caminos para esta y la siguiente generación.

ENTREVISTA A LA DIRECTORA...
¿Qué le hizo regresar a Arabia Saudí para contar una nueva historia en torno al empoderamiento de las mujeres?...
Ahora mismo están tenido lugar toda una serie de cambios increíbles en mi país, y quería contribuir a esos cambios positivos. Durante un larguísimo periodo no cambió nada; el más pequeño cambio o la más mínima relajación de las restricciones culturales a las que estábamos sometidos parecían del todo imposibles, sobre todo en cuanto a las mujeres. Pero ahora las cosas cambian tan deprisa que incluso cuesta estar al tanto de todo. Ahora se trata de alentar a todos para que aprovechen cualquier oportunidad. Sobre todo las mujeres, que necesitan realizar un enorme cambio de mentalidad para entender la libertad que pueden explorar.
Quería contar la historia de una mujer culturalmente conservadora y tradicional que decide aceptar los cambios y aprovechar el momento. Sabe que el recorrido será difícil y que muchos la criticarán, pero también es consciente de que se abrirá todo un mundo nuevo. Quiero que las mujeres saudíes entiendan la importancia de aprovechar el momento, incluso careciendo de experiencia. Sé que es difícil para las saudíes ser el centro de las miradas y que no se sienten cómodas haciendo cosas que nunca habían hecho, como conducir, viajar o mostrar sus rostros.
También quería hacer hincapié en nuestro poderoso legado artístico y cultural, y contar una historia que subraye la importancia de basarnos en estas tradiciones para desarrollar nuestra sociedad. Nuestra música, nuestras historias, todas nuestras formas de expresión artística casi desaparecieron de nuestra cultura, y pensé que necesitábamos una historia que recordara al público nuestras fuertes tradiciones culturales y cómo pueden ayudarnos a entrar en el brillante futuro que nos espera.

Arabia Saudí ha cambiado de forma significativa desde que dirigió La bicicleta verde, la primera película que se rodó íntegramente en el Reino. ¿En qué se diferencia su situación actual como directora saudí de la de hace siete u ocho años?...
Los cambios para los directores locales son extraordinarios. En 2011 era realmente complicado hacer una película; mucha gente dudaba antes de lanzarse en cualquier forma de expresión artística. El cine era tabú y la idea de que hubiera salas representaba una línea roja que la mayoría de nosotros pensaba que jamás se cruzaría. Pero ahora ha cambiado, hay salas de cine abriéndose en todo el Reino Saudí. Sin embargo, queda el grave problema de la falta de infraestructura en la industria cinematográfica. Aún queda mucho trabajo por hacer para conseguir las herramientas y los recursos con los que hacer películas de calidad. Hay poca gente con experiencia, por lo que reunir a un equipo técnico sigue siendo difícil. Otra área clave que debemos desarrollar es la educación y el aprendizaje necesarios para contar historias nuestras.

Usted dirigió secuencias de La bicicleta verde desde el interior de una camioneta por no poder estar con el equipo masculino. ¿Fue diferente el rodaje de esta película?...
¡Fue maravilloso salir de la camioneta! Pude mezclarme libremente con mi equipo y sumergirme en el rodaje. También fue increíble que tantos jóvenes entusiastas trabajaran conmigo. Representan el futuro de la industria. Verles entregarse a fondo para que la película saliera bien fue algo muy especial. Como he dicho antes, aún nos queda mucho para que nuestros técnicos tengan experiencia, pero lo suplen con su entusiasmo. Ahora mismo, ser director de cine en Arabia Saudí es muy emocionante.

La profesión de la protagonista – es médica – tiene que ver con temas principales de la película. ¿Es habitual que los hombres y las mujeres interactúen de forma cercana en el trabajo?...
Hay muchas profesiones consideradas tabúes para las mujeres saudíes, especialmente si requieren entrar en contacto directo con hombres que no son miembros de su familia. Aunque hay mujeres que lo consideran indecoroso, muchas otras, a pesar de ser conservadoras, no dudan en estudiar medicina porque es una profesión prestigiosa. Me esforcé en crear un personaje que representarala mentalidad de la mayoría de mujeres saudíes. Se cubre el rostro y respeta las normas culturales de la sociedad, pero acaba derribando muros porque quiere hacer bien su trabajo. Se siente frustrada por las restricciones que le impiden realizar su trabajo de la forma que más beneficiaria a la sociedad y eso la obliga a encontrar otras formas de pensar. No es rebelde porque sí, pero sabe que su trabajo puede mejorar el país y quiere derribar las barreras que le impiden cumplir con su misión. Creo firmemente que solo así puede cambiar de verdad una sociedad, con personas que se esfuercen y quieran alcanzar su máximo potencial.

¿Cómo encontró a Maryam y a sus hermanas? ¿Es más fácil ahora encontrar actrices para los papeles femeninos?...
Desde luego fue más fácil esta vez, pero sigue siendo un reto, sobre todo en lo que se refiere a las mujeres. Había visto el trabajo de Mila Al Zahrani y de Dhay, y me sentía muy feliz por poder hacerles una prueba y ver qué aportarían a los papeles. Además, era agradable hablar con actrices con cierta experiencia, tanto en el sentido tradicional como en los medios sociales. Por ejemplo, Dhay es una estrella de los medios sociales y una importante “influencer” en Arabia Saudí. Ambas aportaron la juventud y la energía requeridas para los papeles.

Tanto en La bicicleta verde como en LA CANDIDATA PERFECTA vemos cómo las mujeres existen en dos mundos muy diferentes, el público y el privado. ¿Puede decirnos algo más del mundo privado?...
El mundo privado de las mujeres saudíes es muy especial porque su vida pública es muy limitada. En público, nuestras identidades están ocultas, nuestros movimientos y oportunidades están restringidas y controladas. Pero en la intimidad del hogar, en reuniones de mujeres, nos quitamos el velo y olvidamos las presiones procedentes del exterior, nos sentimos libres. El hogar es un auténtico santuario para las mujeres y siempre me empeño en mostrar cuán fuertes son las ataduras familiares. Las bodas, otro acontecimiento en el que los sexos están separados en el Reino Saudí, son otra ocasión para que las mujeres sean ellas mismas con toda liberad, y otro decorado que usamos para la película. Quiero mostrar al mundo cómo son las mujeres saudíes cuando se destapan: también podemos ser nosotras mismas, bailar, tener imaginación, humor, ser descaradas…

¿En qué se inspiró para el personaje del padre de Maryam? ¿Qué papel juega la música en la cultura saudí?...
Hay un fuerte paralelismo entre el recorrido de Maryam en busca de su propia voz y el largo viaje de su padre en las artes. Mi país está en una encrucijada, y ahora tenemos la posibilidad de participar en cambios que permitirán a nuestra sociedad seguir adelante, no quedarse estancada.
Maryamse resiente del empeño de sus padresde tocar y cantar porque siempre había sido un tabú en la sociedad saudí. Todos los miembros de la familia se convirtieron en marginados. No eran aceptados por la mayoría, no eran como los demás. Pero ella no se da cuenta de que la desobediencia de sus padres, que no se rindieron y siguieron persiguiendo sus sueños a pesar de la desaprobación de la sociedad, es exactamente lo mismo que su empeño en realizar su trabajo al nivel más elevado. Sus padres quieren mejorar el país a través de las artes; ella quiere hacerlo con la medicina. Quiero que los saudíes entiendan el valor de unas tradiciones artísticas que casi hemos perdido, y que vean que son básicas a la hora de construir nuestro futuro.

¿Cuál cree que es el elemento más sorprendente de la película para un público occidental?...
Incluso con La bicicleta verde, el público occidental se quedó sorprendido por lo fuertes y atrevidas que podían llegar a ser las mujeres saudíes. El resto del mundo tiene la idea de que somos débiles, tímidas y que nos asusta el mundo, que somos víctimas resignadas a vivir dentro de los límites y restricciones impuestas por nuestra cultura. ¡Pero no es así para nada! Las mujeres saudíes tienen mucho carácter, son fuertes, divertidas y saben mucho más de lo que se cree. Espero que esta película vuelva a captar el fuego y el valor de las mujeres de mi país. Para mí es un honor y un privilegio contar sus historias al mundo.

¿Puede hablarnos de algunas de las iniciativas en las que participa para apoyar y desarrollar el cine, el arte y la cultura en Arabia Saudí?...
Fue un gran honor que el ministro saudí de Cultura e Información me propusiera el año pasado unirme al Consejo de la Autoridad General de la Cultura del Reino Saudí. Ha sido muy emocionante participar en los cambios y desarrollos que tienen lugar dentro del ámbito cultural del país. Pero sé que mi misión principal es la de cineasta; contar historias y crear películas que recorran el mundo y permitan que voces saudíes se oigan fuera del país. También quiero seguir ofreciendo a artistas y técnicos saudíes la oportunidad de trabajar en películas con valor artístico y cultural para asentar las bases de una verdadera industria en el Reino Saudí. Eso nos permitirá mostrar al mundo que tenemos historias que contar.

Hace poco, un decreto real permitió que las mujeres viajaran al extranjero sin obtener previamente el permiso de un guardián legal, lo que da pie a su película. ¿Qué importancia tiene este avance?...
Todos los recientes avances referentes a las mujeres en Arabia Saudí son importantes y representan cambios cruciales en la zona. Por eso decidí que la película empezaría con la protagonista conduciendo un coche. Es algo que hace un año habría podido parecer imposible. Pero ahora son las mujeres las que deben aceptar estos cambios y arriesgarse a probar algo nuevo. Espero sinceramente que más mujeres empiecen a conducir y a trabajar en ambientes mixtos con hombres, a viajar solas o sencillamente a hacer cosas que las hagan felices. ¡Ahora es el momento!

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

LOS HIJOS DE SAN LUIS. Estreno 21 Febrero