Fichas de peliculas
  • Registro
THIRD WEEK
INFORMACIÓN
Titulo original: Third Week
Año Producción: 2023
Nacionalidad: España, EE.UU.
Duración: 88 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Jordi Torrent
Guión: Jordi Torrent
Fotografía: James Callanan
Música: Marc Durandeau
FECHA DE ESTRENO
España: 27 Junio 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Flamingo Films


SINOPSIS

Alvin acaba de salir de prisión, está en libertad provisional y ha empezado a trabajar en un taller metalúrgico en Staten Island. Vive en una casa de protección oficial con su abuela, de salud débil. Intenta pasar desapercibido, evitando reconectar con la gente que le hizo acabar en prisión. Su madre, a quien no ha visto en muchos años, inesperadamente llama pidiendo ayuda: necesita dinero para una fianza. Para poder apaciguar la ansiedad de su abuela y preocupado por su frágil salud, Alvin buscará la manera de poder pagar la fianza de su madre...

INTÉRPRETES

RON BARBA, PERCY BROWN, LUCINDA CARR, EDU DÍAZ, IGNACIO GARCÍA-BUSTELO, CHANG LIU, AARON POON, RICHARD VETERE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

INTRODUCCIÓN...
   Third Week escapa de los estereotipos para retratar las dificultades de sobrevivir en una ciudad como Nueva York, especialmente para un miembro de la comunidad afroamericana, aunque la película va más allá. Lo hace desde una mirada humanista, ofreciendo una perspectiva que apuesta por la inclusión.
  "Third Week" aborda temas universales como la redención, la esperanza y la búsqueda de segundas oportunidades. Estos temas son relevantes en cualquier contexto cultural. El film de Jordi Torrent promueve la importancia de la inclusión, la empatía y la superación personal, valores que son fundamentales para cualquier sociedad y que trascienden fronteras.
  Third Week cuenta con profesionales españoles de gran talento. Además de su director y guionista, Jordi Torrent, en la parte creativa destaca el compositor Marc Durandeau y en la técnica el diseñador de sonido Oriol Bonals.
  También cabe destacar a los dos actores españoles que participan en el proyecto, el tinerfeño Edu Díaz, en un papel principal y el madrileño Ignacio García Bustelo.
  "Third Week” ha sido seleccionada para las Spanish Screenings XXL que coordinan el ICEX, el ICAA y los festivales de San Sebastián y Málaga y se presentó en el MIA Market del Festival de Roma. En España podrá verse por primera vez en el Americana Film Fest en marzo de 2024.

NOTAS DEL DIRECTOR...
  He intentado que Third Week sea una película sobria pero cálida al mismo tiempo. Es como una fábula que aspira a crear realidad más que a copiarla. Es una película profundamente humanista contada en un estilo que podría llamarse “clásico”. Un importante aspecto original del estilo cinematográfico de la película es su “modernidad” por rechazar parecer ser “moderna”.
  Uno de los aspectos más originales de la película son las localizaciones donde vive y trabaja el personaje principal.
Alvin vive con su abuela en un complejo de edificios sociales en Staten Island, un barrio olvidado de Nueva York en el que las ruinas de la era postindustrial y el abandono urbanístico han dejado profundas heridas todavía no cicatrizadas. Muchos de los destrozos que dejó detrás el huracán Sandy (2012) en las orillas del rio Hudson están todavía por aderezar. El taller de moldes y troqueles metálicos donde Alvin ha conseguido trabajo, mediante las amistades de su abuela, es un mundo de la pequeña industria que está en vías del desmoronamiento completo. Repleto de escultóricas máquinas metálicas de la mitad del siglo pasado, es un taller de otros tiempos abocado a la desintegración; y que ahora busca un espacio productivo en el nuevo sistema de manufacturación digitalizada.
  Alvin acaba de salir de la cárcel. La búsqueda de segundas oportunidades está en el corazón de la historia de Third Week. Tanto Staten Island como el taller están buscando una segunda oportunidad en el mundo contemporáneo. Alvin, su abuela, su madre, Jasmine, todos los personajes de la película están a la búsqueda de segundas oportunidades.
  La narrativa de la película no se centra en tensiones de carácter racial, que sería lo habitual, sino en presentar al espectador un relato profundamente humanista, más allá de los estereotipos sociales que suelen colorear las narrativas cuyos personajes son de raza negra. Es realista pero no documentalista, Third Week es más fábula que neorrealista.
  Emotivamente lo realmente importante en la película no es que Alvin sea afroamericano, sino su profundo desengaño existencial, multiplicado por el hecho de haber sido abandonado por su madre a muy temprana edad, así como la total ignorancia de quién fue su padre. Su abuela lo ha cuidado siempre cariñosamente, pero hay un hueco emocional en él que se ha enquistado en un profundo y callado rencor hacia su madre. Un hecho que Alvin no ha conseguido solventar, y ahora agudizado con las insistentes llamadas telefónicas de su madre pidiendo dinero. Esto profundiza más el rencor y agrava las tensiones con su abuela. Estas complejas y subyacentes relaciones emotivas son un aspecto original de Third Week por el modo sutil en que son desarrolladas.

ESTRUCTURA...
  Estructuralmente la película es lineal y engañosamente simple. Third Week transcurre en el espacio de una semana, empieza un lunes per la mañana y acaba un martes por la mañana. A medida que avanzan los días se van entendiendo mejor los personajes y las razones íntimas de sus acciones. Es una película sutil que necesita la viva atención del espectador, repleta de pequeños detalles - tanto de acción como de diálogo - que enriquecen la historia, haciéndola más comprensible y redonda. De nuevo, aquí lo moderno es intencionadamente no ser “moderno”. Y esto, a nuestro entender, hace de Third Week una película de gran contemporaneidad.

LOCALIZACIONES...
  La semilla de la idea que germinó en Third Week está ligada a una localización muy precisa. Etna Tool & Die, el taller de matrices y estampados metálicos donde Alvin trabaja en la película. He conocido esta localización durante muchos años, siempre fascinado por la belleza escultural de sus máquinas metálicas. También he podido comprobar como en los Estados Unidos los pequeños negocios familiares de este tipo han ido desapareciendo a lo largo de los últimos 30 años. Repleto de escultóricas máquinas metálicas de la mitad del siglo pasado, es un taller de otros tiempos abocado a la desintegración.
 Pero, más importante para la narrativa emotiva de la película, a través de los años he podido observar de primera mano la amalgama de culturas y razas del equipo técnico que trabajaba allí. Sentí que aquel taller en vías de desaparición y el rico bagaje humano de los individuos que trabajaban allí debían ser integrados en la narrativa de Third Week.
  También esencial en Third Week es Staten Island, un barrio olvidado de Nueva York y apenas representado en la pantallas, donde rodamos todos los exteriores de la película.
  Gran parte del barrio está en las ruinas de la era postindustrial, el abandono urbanístico ha dejado profundas heridas todavía no cicatrizadas. Cuando estaba en los inicios de escribir el guion visité Staten Island e inmediatamente sentí el abandono social y la visible decrepitud post-industrial en muchas áreas del barrio, particularmente en las orillas con el río Hudson, todavía esperando ser reparadas de los destrozos causados por el huracán Katrina de 2005.
  Buscando localizaciones encontramos un complejo de viviendas sociales cerca de las aguas ideales para Alvin y su abuela.
Todos estos elementos me parecieron muy apropiados para la atmósfera que buscaba para Third Week.

MEMORIA DEL DIRECTOR...
  Me proponía hacer una película en la que las dificultades en tener segundas oportunidades en la vida se entrelazaran a través de los distintos personajes de la historia. Alvin, que acaba de salir de la cárcel, es un joven buscando una segunda oportunidad en la vida. Darle otra oportunidad a su hija es lo que desea la abuela de Alvin, sintiéndose culpable por no haber sabido protegerla mejor cuando aquélla era joven. Esa hija, la madre de Alvin, también está pidiendo otra oportunidad tras su reciente arresto. Jasmine, la ex novia de Alvin, desesperadamente ruega otra oportunidad al tiempo que reconoce haber sido el conducto que acabó con Alvin en la cárcel. El taller de matrices y estampados metálicos donde trabaja Alvin también está buscando otra oportunidad en la nueva economía global. Y, finalmente, otra oportunidad también es lo que está pidiendo Staten Island, el barrio de Nueva York donde vive Alvin. Una sección de la ciudad olvidada y a la espera de una verdadera renovación urbana.
  La búsqueda de segundas oportunidades es el marco general de Third Week, el hilo conductor a través del cual encuentran expresión los distintos personajes y elementos de la película.
  Era consciente que, en tanto que europeo de raza blanca, al escribir una historia cuyo principal personaje es un joven afro-americano, me adentraba en el muy complejo y tenso territorio de las relaciones raciales en los Estados Unidos. Aunque mi intención no era la de hacer una película sobre relaciones raciales, éstas evidentemente formaban parte de la narración. Quería hacer una película sobre relaciones humanas, y no necesariamente sobre relaciones raciales y prejuicios sociales. Era consciente de me exponía a las críticas. Pensé seriamente en ello. Pero, por las razones que sean, los personajes de la historia que escribía se manifestaban afro-americanos de ascendencia caribeña. Llamé a Randy Simon, un amigo con el que he colaborado en numerosos proyectos fílmicos a lo largo de los años, y le invité a que se sumara al proyecto. Randy es neoyorquino de segunda generación con raíces familiares en Trinidad. Él aceptó inmediatamente y resultó que en su infancia había vivido en un complejo de viviendas sociales de Staten Island parecido al que yo pensaba para la abuela de Alvin. Randy era el socio perfecto para el proyecto. Consulté con él todos los borradores del guion y presté mucha atención a sus comentarios y sugerencias. Por otra parte, la experiencia de Randy colaborando en organizaciones que atienden a jóvenes procedentes del sistema jurídico criminal americano, fue de mucha inspiración. Los aportes de Randy fueron de gran ayuda mientras escribía el guion, luego seguimos colaborando hasta producir juntos la película. También llamé a Maria Àngels Amorós y Toni Espinosa de Toned Media, con los que ya he colaborado en el pasado y con los que estamos desarrollando otros proyectos para el futuro, y con ellos hemos co-producido Third Week.
  Un elemento dramático que me interesaba incorporar en la narrativa de Third Week son las tensiones y miedos internos que experimenta Alvin en tanto que joven negro en libertad provisional. Él sabe que un menor incidente podría acabar con él detrás de las rejas de nuevo, por eso evita a sus antiguos amigos y conocidos. Va a trabajar y rápidamente regresa al apartamento de su abuela, no tiene otra vida social. Alvin canaliza sus ansiedades a través de su arte, siempre le ha gustado dibujar y pintar y sigue soñando en un futuro donde podría trabajar como diseñador gráfico.
  Su soledad se resquebraja cuando, impulsado por el deseo de proteger la frágil salud de su abuela, acaba buscando el dinero para pagar la fianza de su madre. Una madre que Alvin apenas conoce, puesto que lo abandonó a muy temprana edad y desde entonces apenas la ha vuelto a ver. Alvin considera a su abuela como su verdadera madre. Conseguir ese dinero obliga a Alvin a reconectar con antiguas amistades de la ilegalidad que pueden descarrilar sus deseos de una segunda oportunidad. La familia aparece en Third Week como un elemento de apoyo (la abuela acoge a Alvin al salir de la cárcel) pero también como una fuerza disruptiva (la ausente madre que reaparece) que le obliga a reconectar con antiguas amistades que preferiría evitar.
  Desde el inicio quise rodar Third Week en blanco y negro. En 2020, durante los primeros meses de la crisis COVID, vi casi la filmografía completa de Satyajit Ray. Revisité varias películas suyas que ya conocía y descubrí otras de su muy extensa filmografía. La intimidad lírica de su blanco y negro y la frescura de sus películas me influyeron profundamente mientras preparaba Third Week. La concepción visual de la película está mucho más cerca del cine de Ray que de las tradiciones del film-noir americano o el neo-realismo europeo. Third Week aspira más a la belleza naturalista que al impacto visual impresionístico. Con esto en mente llamé al veterano director de fotografía James Callanan, con el que a lo largo de los años he colaborado en repetidas ocasiones. A él le gustó el guion y la idea de rodar en blanco y negro, así como, básicamente, con luz natural. Queríamos evitar grabar en color y luego sustraerle el color en post-producción para dar el efecto de blanco y negro, no nos gusta la tonalidad que esto da a la imagen. Queríamos grabar directamente en blanco y negro. James sugirió la cámara RED monocromo y ésta fue la que utilizamos para Third Week.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

21 Junio solo en cines
RAPUNZEL EL PERRO Y EL BRUJO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... BAD BOYS