Fichas de peliculas
  • Registro
MANHATTAN SIN SALIDA
INFORMACIÓN
Titulo original: 21 Bridges
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 99 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Thriller, Drama
Director: Brian Kirk
Guión: Matthew Carnahan, Adam Mervis
Fotografía: Paul Cameron
Música: Alex Belcher, Henry Jackman
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Febrero 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Diamond Films


SINOPSIS

Andre Davis es un policía de Nueva York que ve la oportunidad de redimir su pasado cuando descubre que algunos de sus compañeros están implicados en una serie de asesinatos. André, con ayuda de su compañera (Sienna Miller), inicia entonces una brutal persecución con el fin de encontrar a los culpables y, por primera vez en la historia de Manhattan, nadie podrá entrar ni salir de la isla, ya que los veintiún puentes de la ciudad han sido cerrados....

INTÉRPRETES

CHADWICK BOSEMAN, SIENNA MILLER, J.K. SIMMONS, TAYLOR KITSCH, STEPHAN JAMES, VICTORIA CARTAGENA, KEITH DAVID, SHAYNA RYAN, JAMIE NEUMANN, GARY CARR, TOBY HEMINGWAY, CHRISTIAN ISAIAH, DALE PAVINSKI, BROOKE STACY MILLS

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
“La idea de cerrar Manhattan era increíblemente fascinante y algo muy ‘de película’”, afirma Chadwick Boseman, quien interpreta a Davis y también es productor de la película. “No hemos visto nada así antes”.
  El socio productor de Boseman, Logan Coles dice: “Cuando leí el guion por primera vez, me imaginé el tráiler y pensé que era un concepto genial para una película de acción: policías que cierran una isla para atrapar a los criminales. Es un viaje que te mantiene permanentemente en vilo”.
  Más allá de la acción, a los cineastas les entusiasmaba la idea de explorar las complejidades de los policías y de los delincuentes. El director Brian Kirk señala, “Tengo una fascinación permanente por las películas de persecución y los viajes morales que presentan. Éste es un thriller que tiene la energía de una persecución masiva. Hay una pureza conceptual, realismo visceral y una escala y un espectáculo de alto nivel que surgen con la idea de cerrar Manhattan de la noche a la mañana. Es casi como una invasión militar. Tiene una claridad arquetípica que asocias con los mitos clásicos y con la tradición de las películas policiales de Nueva York. MANHATTAN SIN SALIDA es una historia moderna que entra dentro de esa tradición”.
  En estrecha colaboración con Boseman y Kirk estaban los cineastas Joe Russo y Anthony Russo, creadores, entre otros, del Universo Cinematográfico de Marvel, después de haber dirigido los éxitos de taquilla: Capitán America: El soldado de invierno, Capitán America: Guerra Civil, Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame. “Joe y Anthony me ayudaron a superar los numerosos desafíos de hacer una película de esta magnitud”, comparte Kirk. “Me ayudaron a crear un ambiente donde la mejor idea siempre gana. Me ninspiré en ellos durante el desarrollo, la producción y, especialmente, durante la postproducción de la película”.
 
Joe Russo señala que MANHATTAN SIN SALIDA encaja muy bien en su especialidad creativa y la de Anthony. “Crecimos con películas de género, especialmente con películas de género elevado con una ejecución particularmente sofisticada”, explica. “Brian Kirk era alguien que encabezaba nuestra lista de artistas con los que queríamos trabajar. Entiende los temas y las idas y vueltas del largometraje, así como la potencia social de algunos de los temas que explora”.
  El productor Gigi Pritzker agrega, “La película me atrajo por el excelente guion. La idea de trabajar con Joe y Anthony lo hizo aún más persuasivo y emocionante. La película es totalmente inquietante y te coloca en el centro de un apasionante drama policial que te atrapa y no te deja ir. Chadwick ofrece una actuación digna de ser premiada y que conmoverá al público, mientras vemos a su personaje lidiar con las complejas decisiones que tiene que tomar”.
  La película en gran parte, se centra en la línea, a veces delgada, que existe entre la policía y el delincuente, que cobran vida mediante personajes con matices sorprendentes. Andre comienza su búsqueda imparable en modo cazador, pero a medida que se acerca a su víctima y comienza a comprender el contexto de sus acciones, experimenta una evolución fascinante.
  “La trama” expresa Anthony Russo, “revela tintes sorprendentes a medida que avanza la narración, difuminando las líneas entre protagonista y antagonista. Siempre buscamos “villanos” con fuertes puntos de vista emocionales o empáticos. Hay muchas caras en una historia”.
  “Queríamos aportarle una importante esencia moral y emocional a la película”, agrega Kirk. “Cuenta con más matices que una simple historia de “el bien contra el mal”. Andre finalmente quiere salvar a su víctima, Michael, interpretada por Stephan James, y sus respectivas experiencias van hacia la conexión y la interdependencia. Ese fue un elemento central fascinante e increíblemente fuerte para abordar”.
  El coproductor Malcolm Gray afirma, “Queríamos que los policías y los delincuentes fueran igual de convincentes, hasta el punto en el que en realidad uno podría estar deseando que los dos hombres armados escapen, tanto como que Andre los capturase.
  Todos los personajes son humanos y tienen defectos, y debido a sus circunstancias, se ven obligados a explorar su propia moral”.
Boseman confirma que Andre es una figura compleja. “Toda su vida se ha estado preparando para ser policía”, explica la estrella de Black Panther. “El padre de Andre, que era policía, fue asesinado estando de servicio cuando Andre tenía 13 años, por lo que ha crecido con este asunto del asesinato de su padre sin resolver. A lo largo de los años, Andre ha querido vengar no sólo la muerte de su padre, sino también la de cualquier policía que haya muerto estando de servicio”.
  Como Boseman indica, los realizadores se centraron en afinar el personaje de Davis y en darle la mayor textura posible. “Chadwick quería que Davis fuera un héroe inesperado, con diferentes matices”, dice Kirk. “Cuando trabajábamos con el guionista Matt Carnahan en los borradores iniciales de Adam Mervis, queríamos resaltar la honestidad, la valentía y la inteligencia de Andre. Es un guerrero con un propósito. Chadwick trajo todo a la mesa para destacar el potencial del personaje”.
  Anthony Russo agrega: “Chadwick es un artista increíble que siempre aporta el mismo nivel de ejecución a su trabajo, como actor y como productor. Entiende no solo las complejidades de su personaje, sino también cómo dar un paso atrás y estudiar la película en general”. Darle a Davis algunas dimensiones inesperadas era fundamental.
  “Queríamos poner un poco de suciedad en sus manos, hacerlo un poco menos refinado y una figura simple menos heroica”, dice Coles.

LA HUIDA...
  Taylor Kitsch y Stephan James interpretan, respectivamente, a Ray y Michael, amigos cercanos y ladrones de poca monta cuyo último atraco desencadena una persecución masiva después de tropezar con un enorme alijo de cocaína, y de matar a varios policías durante su fuga.
  Los destinos de Ray y Michael quedan sentenciados desde el principio. Boseman dice: “Si le robas a alguien 50 kilos de cocaína, terminarás muerto. Pero Ray insiste en verlo como una oportunidad, un momento que cambiará sus vidas. Entonces, él y Michael toman ese camino y la situación termina estallando por la llegada repentina de la policía a la escena. Se convierte en una situación de vida o muerte en la que Michael y Ray terminan matando a ocho policías”.
  Ray es un militar de la vieja escuela, de la parte más dura del Bronx, que luchó y sobrevivió, como dice un personaje, “Experto en combate”. Ray perdió a su mejor amigo, el hermano de Michael, en combate en el extranjero. Además, Ray es pura energía y quizás incluso psicótico, pero Kitsch llega al corazón del personaje. “Hay un nivel de autenticidad en su actuación que no obtendríamos la mayoría. Taylor también sabe cómo interpretar a un soldado, después de haber entrenado con los Navy SEAL para sus papeles en El único Superviviente y Salvajes”, señala Larocca.
  Joe Russo dice que él y su hermano han sido fanáticos de Kitsch desde su trabajo en la histórica serie Friday Night Lights. “Taylor siempre tiene una gran presencia en la pantalla, y en esta película, da vida a una figura compleja”.
  Kitsch dice: “Asumir un papel siempre se reduce a darle vida, y me encantó interpretar a Ray. Michael es lo único que le queda a Ray, por lo que se involucra en esta situación pensando en una vida mejor, tanto para él como para Michael. Ray hace todo posible para proteger a Michael durante el caos de la persecución. Los personajes de esta película no tienen mucho tiempo para mirar más allá del momento en el que se encuentran, y creo que eso es realmente emocionante”.
  Kitsch afirma que la película es “implacable con muchos imprevistos, pero al mismo tiempo podemos explorar, en profundidad, sus personajes y lo que los motiva. La acción está impulsada por los personajes, algo que no se ve tanto en las películas de hoy en día.
  Todos se basan en sus propias decisiones y motivaciones”.
La amistad de Michael con Ray, y la mayoría de sus decisiones, derivan de que él se unió al ejército para seguir los pasos de su hermano. Stephan James dice, “Michael se encontró en una situación en la que necesitaba ganar dinero. Haciendo uso de su entrenamiento militar, encontró un nuevo tipo de trabajo: robar drogas. Michael ve a Ray como una extensión de su hermano mayor, y se conocen desde prácticamente toda su vida y han encontrado consuelo y confianza el uno en el otro”. Aunque los lazos entre los dos hombres son confusos, James señala que “Michael y Ray son dos personas completamente diferentes. Michael es mucho más inteligente y práctico, mientras que
  Ray está dispuesto a todo, todo el tiempo. Pero al final, ambos simplemente corren por salvar sus vidas”.
Los lazos de Michael con Ray le convierten en un socio inevitable, si no involuntario, en el atraco, los asesinatos y las persecuciones posteriores. “En la escena inicial del robo, queríamos que el público entendiera que Michael comprende completamente la gravedad de la situación en la que se encuentra”, señala Kirk. “Experimentamos su inteligencia innata y sus trágicas circunstancias. Entiendes que él no es el hombre que los hechos demuestran. Está bajo la protección del mejor amigo de su hermano, Ray, y ahora se encuentra en el lugar más peligroso en el que alguien puede estar”.
  Kirk señala además que seleccionar el actor para el papel fue uno de los mayores desafíos que enfrentó. “Siempre quiero ser lo más valiente posible con la narración, lo que significa que encontrar al actor adecuado es sumamente importante. Necesitábamos una joven estrella de cine y un gran actor, y lo encontramos en Stephan. Es un actor empático, y necesitábamos que la audiencia sintiera una conexión con Michael, a pesar de las muertes que él y Ray causaron en el robo”.
  Anthony Russo agrega, “Stephan le aporta tanta emoción y profundidad a Michael, que creemos que esta película lo catapultará al siguiente nivel de superestrella”.
  Igual de importante, y desafiante, era vender la creciente relación y codependencia entre Andre y Michael, cuando el policía se da cuenta, cuando se acerca a su objetivo, de que la verdad y la justicia exigen que mantenga vivo a Michael. “Esa es realmente la relación principal en nuestra película”, afirma Kirk. “Los dos personajes comienzan sus viajes como polos opuestos, pero terminan como dos caras de la misma moneda”.

LA COMPAÑERA...
  Andre se encuentra en una situación que no desea cuando le imponen a una compañera de investigación: la detective de la división antinarcóticos Frankie Burns, interpretada por Sienna Miller. “Davis es un policía de homicidios y Frankie trabaja en narcóticos, por lo que enfrentan el desafío de encontrar su lugar trabajando juntos”, dice Miller. “Pero es una situación que se les ha impuesto porque los delitos involucran drogas y asesinatos. Trabajar juntos requiere un salto de fe por parte de ambos, pero lo consiguen porque son excelentes en lo que hacen”.
  Miller agrega que el guion y el personaje de Frankie eran diferentes a todo lo que había visto hasta ahora. “Frankie Burns es policía y madre soltera. Ella es policía de narcóticos, por lo que su horario es muy irregular, está bajo una presión inmensa y no tiene muchas opciones. Eso es lo que refleja su integridad moral. La idea de ponerme en algo completamente nuevo y creado por artistas tan talentosos y comprometidos fue un verdadero atractivo para mí”.
  Kirk comparte, “He sido fanático del trabajo de Sienna en películas como Foxcatcher, El Francotirador y American Woman durante muchos años. Además, es muy atlética y consiguió llevar a cabo todos los grandes ritmos de acción del personaje”. “No fue fácil encontrar a alguien que fuera creíble como madre y como oficial de narcóticos”, agrega Gray. “Tuvimos una suerte increíble de tener a Sienna”.
  “Es un personaje complejo que Sienna encarna perfectamente”, continúa Coles. “Ella tiene este cálido sentimiento maternal, pero luego la ves con una pistola en la mano y pegando tiros; es realmente impresionante”.

DEPARTAMENTO DE POLICÍA DE NUEVA YORK...
   Andre y Frankie responden ante al Capitán McKenna, una figura patriarcal que ama ser policía y se dedica a cuidar a su equipo. La combinación de calidez y ferocidad patriarcal de McKenna son rasgos convincentes, y Kirk estaba decidido a elevar aún más al personaje gracias a la elección del ganador del premio de la Academia, J.K. Simmons, a quien Kirk describe como un “Rolls Royce como actor”.
  Simmons, quien además de su galardonada actuación como profesor de música en Whiplash se ha ganado elogios por su trabajo en todo, desde comedias hasta dramas y películas de gran éxito, dice que se sintió atraído por el hecho de que “detrás de toda la calidez de McKenna hay algo más complejo. Siempre me han atraído las historias que no son blanco y negro. Hay una complejidad en todos los personajes de esta película. Nadie es un santo y nadie es un demonio. Nos adentramos en su lado más oscuro, incluso en aquellos que son heroicos”.
  Keith David interpreta al subjefe Spencer, un viejo amigo y mentor de Andre. Spencer había trabajado con el padre de Andre, quien fue asesinado en el cumplimiento del deber cuando Andre era un niño. David dice, “Spencer tiene un vínculo especial con Andre, porque lo conoce desde que era un niño y juntos lloraron la muerte de su padre”.
  El elenco de reparto incluye a Morocco Omari, como el vicealcalde Mott, que tiene una relación algo diferente con Andre, con quien se ha enfrentado en más de una ocasión.
  Sin embargo, es Mott quien aprueba el audaz plan de Andre de cerrar la isla. Alexander Siddig interpreta a Adi, un blanqueador de dinero a quien Michael y Ray recurren al terminar en esa peligrosa situación. Adi es un corredor de Wall Street, pero por la noche blanquea dinero del narcotráfico para el cártel. Louis Cancelmi interpreta a Bush, un traficante de drogas cuyo engaño a Michael y Ray pone en marcha el robo y la persecución.

CERRAD LOS PUENTES DE MANHATTAN!...
  MANHATTAN SIN SALIDA se desarrolla en la zona más concurrida y poblada del mundo, Manhattan. Aunque gran parte de la película fue rodada en las calles de Filadelfia, Boseman insiste en que es una película de Nueva York de principio a fin. “Es auténticamente neoyorkina, desde los diálogos hasta su ritmo”, explica. “Viví en esta ciudad durante años, y la película es fiel a esa experiencia de Nueva York”.
  Los cineastas tenían la intención dar autenticidad a la descripción de las tácticas policiales, las armas y los tratos interpersonales. Con ese fin, trajeron a los oficiales retirados de la policía de Nueva York, Jim Bodnar y David Adams, como consultores técnicos. Los dos, que juntos tienen más de 30 años de experiencia en investigaciones de homicidios y servicios de emergencia, estuvieron en el set diariamente para asesorar sobre todo lo relacionado con la policía de Nueva York. El productor Mike Larocca dice: “Trabajamos en estrecha colaboración con la policía de Nueva York y tuvimos la suerte de contar con Jim y Dave. Nos asesoraron sobre una gran variedad de cosas, desde el diálogo hasta cómo se aprieta el gatillo, o cómo alguien atravesaría una puerta en la escena del crimen. Queríamos un alto grado de autenticidad que creara algo realmente
emocionante”.
  Nadie sabe mejor que Bodnar y Adams que bloquear una ciudad repleta de gente es una tarea monumental. A medida que la película presenta este escenario tan extremo, la policía tendría que detener a los asesinos antes de las 5 am, momento en el cual los ciudadanos comenzarían a tuitear en vivo la persecución; a las 6 am, las noticias de la mañana estarían revelando la historia; y para las 7 am, la operación se habría vuelto viral y global.
  Durante la pre-producción, Bodnar y Adams entrenaron a los actores sobre cómo ser o cómo actuar como un policía o asesino. Los actores filmaron hasta 500 rondas en un día de entrenamiento para asegurarse de que pudieran moverse como un equipo y de manera convincente cargar, descargar, cubrir y disparar.
  Boseman cuenta, “Jim y Dave estaban en el set para asesorar sobre cualquier cosa que tuviera que ver con la policía de Nueva York y siempre preguntaban, ¿esto es real o no? ¿es así como sería o no? Si Andre persigue a alguien, ¿tendría su arma a la vista? ¿estaría apuntando con su arma en esta situación? ¿en qué momento mostraría su placa en un lugar público si está persiguiendo a alguien?” Algunas respuestas llegaron durante los paseos de Boseman con oficiales del turno nocturno de la policía de Nueva York. Él, junto con Miller, Kitsch y James, experimentaron investigaciones de homicidio a través de los ojos de un oficial de policía.
  Kitsch y James, que interpretan a exmilitares, entrenaron con el equipo de SWAT de Brooklyn para perfeccionar sus habilidades tácticas. Kitsch dice, “Literalmente crecí en la parte inferior de una montaña jugando a indios y vaqueros, y tuve la suerte de ser entrenado por Navy SEALs para algunos personajes que he interpretado anteriormente, me siento muy cómodo”. James agrega, “Estaba constantemente acribillando a preguntas a nuestros consultores de la NYPD y SWAT en el set sobre cómo funcionaban las cosas para los oficiales de policía, no solo física, sino también emocionalmente”.
  El diseñador de producción Greg Berry diseñó el aspecto crudo y auténtico de la película, que él describe como tener “la noche como punto de referencia”.
  Una de las escenas más grandes de la producción se desarrolla en el restaurante ficticio Mosto's, de donde Michael y Ray se llevan muchísima más cocaína de la que esperaban robar, seguido de un tiroteo que dejó varios policías muertos. La escena fue filmada en el famoso restaurante del chef José Garcés, Tinto. Cientos de casquillos de bala y unos cuantos “cuerpos”, así como el personal de la escena del crimen y los patrulleros, ayudaron a establecer el tono de la frenética escena que impulsa la historia.
  Berry creó una intersección de Brooklyn en el medio de Filadelfia que era tan fiel a la real que los propios habitantes giraban la cabeza para volver a mirarlo. Allí se ubicaron bocas contra incendios y contenedores de basura, y camuflaron los negocios locales para parecer abandonados y en construcción, a través de la magia cinematográfica con andamios y paredes de graffiti. Otros aspectos destacados del diseño del set incluyeron la creación de un callejón Chinatown de Nueva York repleto de letreros de neón, contenedores de basura, alambre de púas y graffitis, y un depósito de carne en Kissin Meats en Fishtown.
  Aunque la mayor parte del rodaje tuvo lugar en Filadelfia, representando la ciudad de Nueva York, el elenco y el equipo viajaron a la Gran Manzana durante varios días para grabar en Grand Central Station, Chinatown, Brooklyn, Meatpacking, la Primera y Tercera Avenida, los puentes de Brooklyn y Manhattan y las calles de los estudios Silver Cup en Queens.
  El diseñador de vestuario, David Robinson, consiguió uniformes y placas de la policía de Nueva York. “Queríamos que los atuendos parecieran reales, y también consultamos con nuestros asesores técnicos sobre el vestuario, como, por ejemplo, cómo usar el cinturón de la pistola o cómo de largo debía ser el dobladillo de un pantalón. Son los pequeños detalles los que lo hacen parecer auténtico”, explica. Cuando Sienna Miller tuvo su primera prueba de vestuario, Robinson le dijo a la actriz que usaría un uniforme de bajo perfil apropiado para una detective de narcóticos. “Le expliqué: ‘Aquí no hay glamour.
  Son jeans y camisetas básicas. Sienna lo entendió de inmediato”. El enfrentamiento entre Andre y Michael al final de la persecución le dio a Robinson la oportunidad de definir aún más a los dos personajes. “Andre y Michael son, en cierto modo, un espejo el uno del otro, y para esta escena, los vestimos de manera similar. Ambos hombres son inteligentes y astutos, pero sus orígenes son diferentes: uno fue criado en un hogar
policial y el otro, en un mundo criminal. Su encuentro es un momento muy fuerte y conmovedor”.
  El coordinador de especialistas Andy Gill, el director de la segunda unidad Spiro Razatos, y el coordinador de efectos especiales Patrick White, trabajaron junto con Kirk para dar a la acción y al espectáculo el mayor impacto posible. Además, emplearon algunas herramientas de última generación, como la Warp Cam, una cámara montada en un estabilizador de giro dentro de una caja y sostenida por un largo palo; la Edge, una cámara conectada a una plataforma giratoria montada en el techo de un automóvil; la Bubble Cam casera, que está rodeada por boyas de flotación de goma para que un vehículo en movimiento pueda chocar contra la plataforma sin romper la cámara; y un conjunto de drones sobre las calles de Filadelfia.
  “Nos encanta contar historias, sorprender a las personas y brindarles una experiencia satisfactoria y multidimensional”, dice Joe Russo.
“Hay mucha intensidad y acción en MANHATTAN SIN SALIDA, si eso es lo que quieres, ahí lo tienes, y es un privilegio entregárselo a los espectadores”, concluye Brian Kirk. “Pero creo que los cinéfilos también responderán a la evolución de la relación entre el cazador, Andre, y su víctima, Michael. Es cine negro moderno, una película de persecuciones, que trata de una relación entre dos personas que pensaban que no tenían nada en común, pero en realidad, lo tienen todo”.


ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Como MANHATTAN SIN SALIDA se lleva a cabo durante una noche, tuvieron que rodar todas las escenas por la noche. ¿Qué desafíos físicos y mentales tuvisteis que afrontar?...
Tu cuerpo se ve muy afectado tras ocho semanas de rodaje nocturno. La mayoría de la gente no ha pasado por eso antes, yo era uno de ellos. De hecho, me iba a mi departamento y oscurecía la habitación por completo para que no entrara ni un solo rayo de luz. Eso significaba que podía irme a casa, acostarme en cualquier momento, y nunca sabía qué hora era cuando me despertaba. Chadwick decía que la experiencia se
filtró en la película de una manera muy interesante y auténtica. El agotamiento físico le permitió explorar lo que les sucede a los agentes de policía. La realidad es que un caso policial se presenta, particularmente en homicidios, y trabajan tres o cuatro días seguidos, en los que prácticamente no pueden dormir o simplemente tienen que dormir cuando pueden.

¿A qué hora comenzabais y terminabais de rodar cada noche?...
Cuando oscurecía, probablemente a las 6 de la tarde, hasta que salía el sol, a eso de las 6 de la mañana. Rodábamos cinco días a la semana. En general, dormía hasta las dos de la tarde del sábado e iba a la sala de edición y trabajaba con el editor. Una de las maravillas de Nueva York es que puedes trabajar hasta la medianoche del sábado y después puedes ir a ver una película si quieres.

¿Ibas al cine cuando tenías tiempo libre?...
Fui al cine todas las semanas. Mi editor, Tim Murrell, es un amigo muy cercano con el que he hecho múltiples proyectos, así que le hice venir desde Inglaterra.
Editábamos los sábados y luego íbamos a ver una película a medianoche.

Cuéntame sobre los orígenes de MANHATTAN SIN SALIDA...
Todo comenzó cuando Anthony y Joe Russo compraron el guion original y me lo trajeron. En primer lugar, tenía este concepto central de un hombre que provoca el cierre de Manhattan. A todos les entusiasmaba esa idea. Pensé que tenía una presencia muy vívida, dramática y gráfica con la que te podrías identificar de inmediato. A nivel personal, me interesaba mucho el aspecto de la persecución de la historia: una persona se propone matar a otra y luego descubre su lado humano. También estaba el hecho de que se desarrollaba en un escenario de corrupción, en un área gris donde muchas personas buenas hacen cosas malas. Hacen lo incorrecto por las razones correctas.

¿Cómo de difícil es para las autoridades cerrar Manhattan?...
Cuando profundizas en ello, es relativamente simple. Hay cientos de puentes en la ciudad de Nueva York, pero solo necesitas cortar 21 para cerrar la isla. El hecho de que todo se haga al amparo de la oscuridad lo hace aún más factible. También crea un reloj encantador porque, obviamente, todo debe reabrirse cuando el mundo despierta.

¿Hay otras películas de este género que viste para inspirarte?...
No de forma prescriptiva o diagnóstica. Definitivamente no. Hay muchas películas que guardé en mi conciencia, películas que me hicieron querer hacer películas.
Recuerdo muy claramente cuando vi French Connection con mi padre cuando era niño en la televisión. Se me quedó grabada.

¿Entonces pensaste, “Voy a incluir una persecución en coche”?...
En realidad hay un homenaje directo a French Connection ahí, pero tienes que encontrarlo por ti mismo. Además, yo trabajé con Michael Mann en Luck y ha ejercido una gran influencia en mi carrera, y él hizo Heat. También recuerdo haber visto El Fugitivo en el cine. Me encantó su claridad, tiene una ligera tensión entre la justicia y la ley que hizo eco en mí. Son cosas que estaban en mi mente, pero no son cosas que buscaba expresar. Esta película tiene un elemento de reloj casi en tiempo real, que la diferencia de las otras películas que he mencionado. Eso inyectó un nivel de urgencia que necesitábamos honrar. Al mismo tiempo, también necesitábamos crear espacio para los personajes y las emociones. Creo que esa es una de las cosas que te permite apreciar el ritmo de la película. Por un lado, se mueve rápido como un tren, pero tiene momentos en los que tenemos escenas de diálogo de cinco minutos entre dos personas. Tiene mucho del ritmo de una película de acción, pero está impulsado por los personajes.

¿Nos puedes hablar sobre Chadwick Boseman y cómo fue trabajar con él?...
Una pregunta recurrente en las conversaciones sobre hacer cine es ¿cómo se hace una película de más de 5 millones de dólares, que no sea una película enorme o una película de superhéroes de 250 millones de dólares? Tuvimos una increíble combinación de elementos. Lo primero, era la claridad y la fuerza del concepto original.
El segundo, era el hecho de que teníamos como productores a dos de los cineastas más exitosos (Anthony y Joe Russo). Y el tercero era que teníamos una nueva estrella de cine.
Sabemos que es un gran actor, pero Black Panther lo elevó aún más. Es un icono internacional como estrella de cine, pero aún hay mucho por descubrir sobre él como actor. Queríamos aprovechar la oportunidad para darle a Chadwick su primer gran papel después de Black Panther. Una vez que lo tuvimos como actor y productor, nos acercamos a él con la historia y le dije, “Éste es el viaje de la historia, pero el viaje del personaje dentro de esa historia como yo lo veo puede ir por aquí, o por este otro camino. Me gustaría ir por la opción que te proporcione la mejor voz como actor y te brinde la oportunidad de explorar más sobre ti mismo”. Él tenía muchísimo para aportar.
También aprovechamos enormemente las experiencias que tuvo mientras investigaba para el papel tanto con la policía de Los Ángeles como con la de Nueva York.

Sienna Miller interpreta a una detective de narcóticos, y apenas se la puede reconocer, pero nos deja ver su calidad de estrella...
Como vivo en Londres, he estado muy familiarizado con su trabajo durante mucho tiempo. Recuerdo haberla visto en En el límite del amor y pensar que era genial.
Primero la conocí como actriz y no como famosa o icono de la moda, ni nada de eso.
Fue una elección que Chadwick respaldó fuertemente cuando nos encontramos por primera vez. Pensé que cuando la presentáramos de una manera nada glamurosa, todavía tendría esa presencia de estrella de cine. Ella tiene la inteligencia y la honestidad para llevarnos donde quiera. Una cosa que la mayoría no sabe sobre Sienna es que es una gran atleta. Todos los actores de esta película son atletas, lo que significa que todas las escenas de riesgo normalmente las hacen ellos mismos. Stephan James interpretó a Jesse Owens y no sé si alguna persona del equipo lo hubiera vencido en las 100 yardas, y seguramente Sienna hubiera llegado en segundo lugar en esa carrera.

Es una combinación genial - Sienna y Chadwick...
En una versión más clásica de este tipo de historia, habrían sido dos tipos en el coche, pero hay cierta frescura y un elemento de sorpresa con Sienna. Se ha producido un homicidio masivo, pero también se trata de drogas, por lo que tenemos una especie de matrimonio concertado entre Chadwick y Sienna. Dos personas que no se conocen y que tendrán que confiar plenamente el uno en el otro durante el transcurso de esta noche para poder superarla.

La tecnología juega un papel clave en la película, particularmente la forma en que la policía de Nueva York puede aprovechar las miles de cámaras de seguridad que hay por toda la ciudad. ¿cómo de real es eso en la película?...
Es completamente real. De hecho, fui al centro de control del sur de Manhattan. Hay cámaras por todas partes en Manhattan porque la ciudad tiene mucho dinero. La policía de Nueva York tiene acceso a todas las cámaras que son propiedad de las empresas. Cuando estuve allí, pregunté cuántas cámaras había, y no podían ponerse de acuerdo. Un tipo me dijo que hay 12.000 cámaras y alguien más dijo que hay 20.000.
Es una cantidad impresionante. Es increíblemente difícil escapar.

¿Hay 21 puentes que van a Manhattan o 21 puentes en el área de Nueva York?...
Hay cientos de puentes en Nueva York, pero para bloquear la isla de Manhattan son 21 los que debes cerrar.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

LOS HIJOS DE SAN LUIS. Estreno 21 Febrero