Fichas de peliculas
  • Registro
UN AMIGO EXTRAORDINARIO
INFORM MACIÓN
Titulo original: A Beautiful Day In The Neighborhood
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 108 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Drama, Biografía
Director: Marielle Heller
Guión: Micah Fitzerman-Blue, Noah Harpster
Fotografía: Jody Lee Lipes
Música: Nate Heller
FECHA DE ESTRENO
España: 24 Enero 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

De 1968 a 2001, Fred Rogers compartió palabras de cariño y sabiduría con millones de niños en el programa de PBS Mister Rogers’ Neighborhood, El Vecindario de Mister Rogers. En un mundo cambiante en el que los jóvenes luchaban contra una serie de dificultades y se sentían a menudo incomprendidos, Mister Rogers dedicó su tiempo a escuchar, comprender y conectar con ellos, ganándose el respeto de millones de norteamericanos....

INTÉRPRETES

TOM HANKS, MATTHEW RHYS, SUSAN KELECHI WATSON, ENRICO COLANTONI, CHRIS COOPER, TAMMY BLANCHARD, SAKINA JAFFREY, MADDIE CORMAN, KITTY CRYSTAL, KEVIN L. JOHNSON, MARYANNA PLUNKETT, MICHAEL MASINI, SCOTT RAPP

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   “Fred Rogers fue una persona muy querida por los niños que le veían, en un momento clave en el que necesitaban alguien que les explicara el mundo de una manera tranquila ya que sus padres estaban siempre muy ocupados para explicarles tales cosas” explica Tom Hanks.
  Cuando al periodista Lloyd (Matthew Rhys) de Nueva York le asignan un artículo sobre Mister Rogers, se aproxima al icono infantil con cinismo, incrédulo de que alguien pueda ser tan buena persona. Pero Fred le pilla completamente desprevenido, desarmado por su honestidad y por la forma que tiene de mirar dentro de su alma. Lloyd empieza entonces a mirar hacia su interior. Un padre novato, con una infancia difícil. Lloyd se ve forzado a reconciliarse con su sufrimiento. Fred Rogers es conocido por su habilidad para darle la vuelta a las entrevistas, un juego entre el gato y el ratón que justo es el catalizador de esta película. Poco a poco Lloyd se va desprendiendo de ese cinismo y nosotros como espectadores nos sorprendemos también mirando hacia nuestro interior, bajando la guardia y reconectando con una parte de nosotros olvidada hace tiempo.
  Inspirada en el artículo del premiado periodista Tom Junod sobre Fred Rogers ("Can You Say...Hero?") de la revista Esquire de 1998, y en la amistad real que desarrollaron estos dos hombres, UN AMIGO EXTRAORDINARIO nos recuerda la dedicación de Mister Rogers a la empatía, bondad y decencia, cualidades que probablemente sean más pertinentes hoy en día que hace cinco décadas.
  “Redescubrí a Mister Rogers cuando fui madre y empezamos a ver Daniel Tiger’s Neighborhood, que incorporaba todas las lecciones de Mister Rogers”, comenta Marielle Heller. “Ha sido la experiencia más increíble que he tenido con mi hijo. Usamos episodios de ese programa para ayudarnos con momentos difíciles de la educación, y me ha transportado a Mister Rogers y sus enseñanzas”.
  En UN AMIGO EXTRAORDINARIO, Lloyd es el que nos presenta a Fred. Mucha gente entenderá su cinismo y le costará creerse que alguien pueda ser tan puro como Mister Rogers. Heller corre las cortinas sutilmente para mostrarnos momentos más privados y tranquilos de Fred en los que la cámara no está grabando y refleja su bondad y calma. En un momento de la película, Fred rompe la cuarta pared momentáneamente, al tiempo que Heller recuerda silenciosamente a la audiencia del poder de sus palabras, acciones y filosofía.
  “Creo que hoy en día estamos ávidos de consejos por la forma en la que todo el mundo está reaccionando sobre Mister Rogers” dice Heller.
  “Estamos en un punto en el que parece que la división política es mayor que nunca, es lo que parece. No sé si es verdad, pero hay mucha violencia y mucho por lo que sentirse perdido y confundido. Creo que en esos tiempos es reconfortante encontrar una voz como la de Fred. Hay algo de su mensaje que ahora parece más importante que nunca”.
  “La película es una oportunidad para el espectador de reunirse con Mister Rogers y reconocer el verdadero impacto de sus palabras y acciones” dice el productor Peter Saraf. “Lo primero que me gustó del guion fue que íbamos a redescubrir a este icónico personaje de televisión a través de una visión adulta”.
  “Él no encaja en este mundo cínico e insensible. Tenía algo muy sofisticado que decir, algo muy importante y conmovedor. Y eso para mí es lo genial del guion”.
  Hanks era un adolescente cuando se empezó a emitir Mister Rogers’ Neighborhood. “Cuando revisité la figura de Fred Rogers para esta película me di cuenta de que fue un origami de genialidad” admite el actor.
  “Si hubiese sido más listo, habría visto Mister Rogers’ Neighborhood con todos mis hijos cuando tuvieron la edad adecuada, en vez de ponerles cualquier cosa” admite Hanks. “Lo hubiese visto con ellos para ver qué decían al terminar, hubiese sido más paciente, hubiese sabido qué lenguaje usar con ellos, y creo que también hubiese sido capaz de transmitirles los principios básicos de felicidad y serenidad en el mundo”.
  “Creo que hay un resurgimiento de Fred porque el mundo lo necesita” añade Rhys. “Necesita a alguien así como bálsamo para la división y herida que se está abriendo, no solo en nuestro país pero en todos lados… Se necesita que gente así aparezca de vez en cuando y diga, ‘¿Sabes qué? Sed buenos los unos con los otros’”.
  “Cuando pienso en Fred a menudo pienso en lo que hacía cada mañana, que era rezar y pensar en la gente por la que tenía que rezar, y leer y escribir a esa gente” dice Junod. “Lo hacía de cinco a siete cada mañana, dos horas de contemplación, no sólo en los misterios, sino también en los misterios de la gente”. Los guionistas encontraron incontables casos de cómo Rogers inspiró a la gente a vivir vidas más satisfactorias mientras buscaban la historia que volviese a presentar al espectador la filosofía de Fred Rogers.
  Inspirados por el artículo de Tom Junod para Esquire titulado “Can You Say… Hero?”, los guionistas hicieron un viaje de investigación a Pittsburgh para confirmar información de varias fuentes, como los papeles personales de Fred Rogers y su correspondencia así como las memorias de Tim Madigan, I’m Proud of You: My Friendship with Fred Rogers. Estuvieron en contacto con la Fred Rogers Company y vieron los archivos del legado de Fred.

ENCONTRANDO A FRED...
  Desde el principio de la creación de UN AMIGO EXTRAORDINARIO, los productores y guionistas sólo querían que una persona interpretase a Fred Rogers, el actor Tom Hanks.
  El único problema es que Hanks había leído el guion varias veces pero había pasado del proyecto. “Creo que pensó que no necesitaba interpretar otro personaje histórico” dice la directora Marielle Heller. “Hay mucha presión en interpretar a un personaje tan querido”.
  Pero todo cambió cuando Heller se sumó como directora. “Tom y yo hemos desarrollado una pequeña amistad a lo largo de los años. Vio mi primera película, tuvimos una reunión y nos estuvimos mandando guiones, así que cuando entré en el proyecto como directora los productores me dijeron, “Mira, no quiere hacerlo, pero Tom Hanks siempre fue nuestra primera opción para ser Mister Rogers’. Y yo dije, “Bueno, tengo una amistad con él. Podría llamarle, mandarle el guion y ver qué pasa’. Así que se lo mandé, una semana después aceptó y todo el mundo decía, ‘¿Cómo has hecho eso?’”
  Hanks admite ser seguidor de Heller desde su primera película de 2015, The Diary of a Teenage Girl, y había estado esperando la oportunidad para trabajar con ella. Aunque le habían mandado el guion de UN AMIGO EXTRAORDINARIO antes, Hanks entendió bien el proyecto cuando ella se lo mandó.
  “Me cambió de perspectiva. Me habló de la fuerza de Mister Rogers en comparación con la trama que se desarrolla” explica Hanks. “Me destacó la esencia de la película, y ese es el poder de la empatía”.
  Para Saraf, además de ser uno de los mejores actores hoy en día, Hanks personifica cualidades similares a las de Fred.

“Tom, a lo largo de su carrera, ha construido una empatía con el espectador, así como confianza y adoración, que se construyen desde la misma sinceridad y autenticidad que Fred tenía” explica Saraf.
  Aunque puede que Hanks estuviese predestinado a interpretar a Fred Rogers mucho antes de que UN AMIGO EXTRAORDINARIO se concibiese. Heller reveló que Fred y su mujer Joanne se casaron el día del cumpleaños de Hanks, el 9 de julio, y Joanne admitió que Hanks tenía un hueco especial en el corazón de Fred.
  “Fred admiraba a Tom desde sus primeras películas, le encantaba su trabajo” dice Joanne. “Le gustó Forrest Gump tanto que la vio 15 veces mínimo. Creo que se sentía un poco identificado con Forrest Gump, o por lo menos con la interpretación de Tom Hanks”.
  Conseguir que Hanks se pareciese lo suficiente a Fred fue algo delicado. Heller no quería que Hanks llevase ninguna prótesis ya que “es una barrera entre el espectador y la interpretación”, prefería hacer pequeños cambios en la apariencia de Hanks. Heller reclutó a su maquilladora de ¿Podrás Perdonarme Algún Día?, Kalaadevi Ananda, para que le añadiese una simple peluca y recrease las características cejas de Rogers para transformar a Hanks. “Esos dos elementos le convirtieron en Fred. El resto es la interpretación de Hanks: capturamos la verdad tras sus ojos, todo lo que es real” dice Heller.
  Lo más importante tanto para Heller como para Hanks era capturar una representación fiel de Fred Rogers, sobre todo de su tranquilidad. “Tom y yo hablamos unos meses antes del rodaje sobre la voz de Fred y sus gestos característicos. Lo más difícil para Tom fue bajar el ritmo. No queríamos que pareciese que estaba imitando a alguien, que pareciese una sátira” dice la directora.
  Probablemente el mayor reto para el bromista y energético Hanks fue bajar el tempo y conectar con la cadencia de Fred Rogers. “Para mí, el truco fue encontrar los sitios tranquilos dentro de espacios que tenían que llenarse”.
  “Era tranquilidad pero no quietud, más como lentitud” añade Hanks. “Fred Rogers no era un tío elocuente y yo me gano la vida siéndolo, ¿sabes? No era un listillo y yo he conseguido tener una carrera lucrativa siendo uno” bromea Hanks.
  “Que Hanks interprete a Fred es como si el padre de América interpreta a otro padre de América” dice Rhys.

“Creo que Tom no tenía mucha elección. Nació para interpretar a Fred” continúa Rhys. “Hay muchas cualidades que comparten los dos, provocan muchos sentimientos comunes”.
  Heller piensa que la interpretación de Hanks asienta la película. Forma una amistad con Lloyd a través de sus enseñanzas de bondad, paciencia, perdón y empatía. Es una master class técnicamente perfecta sobre cómo hacer que parezca fácil. “Es fácil mirar a Tom y pensar que lo que está haciendo no es tan difícil. Pero lo que hace es realmente difícil. Está muy matizado y es sutil, y está continuamente transformando su cuerpo para parecer una persona más tranquila” dice Heller.

CUANDO TOM JUNOD CONOCIÓ A FRED ROGERS...
  En 1998, el periodista Tom Junod estaba escribiendo una serie de artículos en Esquire en los que entrevistaba a sujetos controvertidos como convictos y criminales. En sus propias palabras, Junod se “estaba arriesgando mucho yendo a la parte oscura de las historias”.
  Le encargaron entonces un trabajo para el especial del año de la revista dedicado a héroes que cambiaría su perspectiva, aunque no fuese consciente en ese momento. “A alguien de la revista le pareció muy gracioso ponerme a mí, un tipo duro, haciendo una historia sobre Fred Rogers” recuerda Junod.
  “Pretendía ser una yuxtaposición entre el bien, Fred, y el mal, yo, un papel que estaba más que dispuesto a desempeñar en aquella época… Pensé que era mi oportunidad de explorar no sólo la bondad, sino también todo lo que se escondía detrás de ella”.
  Aunque el Lloyd Vogel de Matthew Rhys es una versión ficcionada del periodista, Junod admite que el personaje se le asemeja en bastantes aspectos. Al igual que Vogel, Junod fue con escepticismo a la entrevista con Fred Rogers, buscando el lado oscuro del adorado icono infantil.
  “Lo increíble de todo, por supuesto, es que Fred no colaba ni una” dice Junod. “Fred me vio, me valoró y se puso manos a la obra, que es donde la película y guion son muy fieles a la realidad. Fred tenía el increíble don de mirar a una persona y ver lo que necesitaba, y cómo iba a ayudar a esa persona. Y en este caso, esa persona era yo. Miro atrás ahora y me doy cuenta de lo resuelto que estaba Fred y lo incansable que era en lo que hacía”.
  Fred permitió que Junod fuera testigo de su vida profesional y personal, incluidos los momentos privados. En sus observaciones, Junod se dio cuenta de que le había permitido ver algo que poca gente había visto.
  “La parte de él que la gente no conoce es su fuerza” dice Junod. “Detrás de su suave forma de hablar y su extrovertida bondad estaba hecho de hierro. No hacía lo que no quería hacer, solo lo que quería. Y esa fue la persona que vi de principio a fin. Y cuando digo hasta el final me refiero hasta el final. Seguimos siendo amigos los siguientes cinco años, hasta que murió”.
  El tiempo que Junod pasó con Fred para el artículo, que se convirtió en la historia de portada de la edición de noviembre de 1998 titulada “Can You Say… Hero?”, resultó en una amistad entre dos hombres de las que te cambia la vida.
  Junod recuerda su última conversación con Fred, fue al teléfono el día de navidad de 2002 cuando llamó a Fred para contarle algo que había ocurrido con su familia gracias a la influencia directa de Fred.
  “Me respondió algo que me había dicho muchas veces, ‘es típico de ti contarme esto, Tom’. Una respuesta típica de Fred” dice Junod. “Creo que a cada persona le decía cosas distintas, y esto es lo que me decía a mí a menudo. Cada vez que le llamaba para contarle una historia me respondía, ‘es típico de ti contarme esto’”.
  Junod, al igual que la gente que conocía y trabajaba estrechamente con Fred, se emocionó al ver la autenticidad de los decorados y reparto de UN AMIGO EXTRAORDINARIO y se encontró rememorando viejos tiempo cuando fue a Pittsburgh a ver el rodaje de la película.
  “Lo primero que me impactó de verdad fue ver a Tom como Fred. ‘¡Dios mío! Fred se ha ido’. Pero esto es lo más cerca que jamás estaré de volver a estar con él, y fue un momento muy poderoso. Me recordó a este hombre que en su momento apostó por mí. Y al mismo tiempo me recordó que todavía tengo asuntos pendientes con él”.

SOBRE LOS PERSONAJES...

  Perdón – “decisión que tomamos de liberar a una persona del sentimiento de enfado que tenemos hacia ella. A veces, lo más difícil es perdonar a los que queremos.” – Fred Rogers.
  Lloyd Vogel (Matthew Rhys) se ha forjado una excelente reputación como reportero de investigación de la revista Esquire, pero su afición destripando personajes públicos no le ha dejado con muchos amigos o gente a la que entrevistar. Cuando su editor le asigna un pequeño artículo sobre el adorado presentador Fred Rogers (Tom Hanks), Lloyd acepta el encargo a regañadientes, con la intención de revelar la oscura verdad detrás del amable y gentil icono televisivo.
  Pero Lloyd se da cuenta al instante de que Fred Rogers no es el típico sujeto de entrevistas. Para empezar, Fred le llama y le pide conocerle como persona. Esas entrevistas, que se dan en los descansos del programa de televisión de Fred, sirven como sesiones de terapia.
  “Nos encontramos con Lloyd en una encrucijada vital en la que está intentando averiguar varias cosas, lidiando con varios problemas familiares pasados y presentes que amenazan su progreso como ser humano” dice Rhys sobre su personaje.
  Lloyd, padre de un recién nacido, lucha por la relación con su propio padre Jerry (Chris Cooper), que es puesta bajo más estrés cuando los dos discuten en la boda de la hermana de Lloyd, Lorraine (Tammy Blanchard).
  Es la relación con su padre separado lo que Fred analiza y por lo que le pregunta, a veces liando al periodista en una “entrevista jiujitsu” a medida que guía a Lloyd para que examine la raíz de su dolor. Pero, como Hanks explica, tampoco hay que subestimar el impacto que Lloyd tiene en Fred.
  “Fred no rescata a Lloyd al instante. Lloyd permanece cínico, escéptico, casi un obstáculo para la sensibilidad natural de Fred, y lo raro es que Fred le acepta tal cual es” dice Hanks. “Lloyd consigue que Fred cuente las dificultades familiares que tuvo, sus problemas de pequeño y que cuente cómo creó a Daniel Striped Tiger… Lloyd, en nuestra película, expande el mundo de Fred y agradece el gran regalo que eso es”.
  “Las lecciones de Fred tienen un potente efecto en Jerry” dice Cooper. “Jerry es un hombre muy influenciado por la era Rat Pack y que tiene que hacer frente a los errores cometidos en el pasado, especialmente el haber abandonado a su mujer enferma e hijos adultos para buscar el amor en otra mujer. Creo que de joven tomó muy malas decisiones como padre, un hombre muy irresponsable y probablemente sobrecogido al sentirse incapaz de cuidar de su familia”.
  En sus últimos años, Jerry quiso arreglar las cosas con sus hijos, presentarles a su pareja e intentar reparar la fracturada relación con Lloyd después de décadas de dolor. “Jerry deja la impresión de que la vida es dura y que nadie te va a dar nada” dice Cooper. “Creo que él, a través de Fred Rogers y la ayuda a su hijo, ve otro camino al final. Un camino hacia una vida mejor y mucho más feliz”.
  Lloyd también tiene que lidiar con la tensión en la relación con su mujer Andrea (Susan Kelechi Watson) a medida que los dos se enfrentan al reto de ser padres primerizos. Lloyd acaba aceptando el encargo de Mister Rogers en un momento en el que no quiere bajar el ritmo de trabajo y está sufriendo por balancear todo con sus nuevas responsabilidades.
  “Creo que los dos buscan al otro como apoyo y comprensión en esta nueva etapa de su vida juntos” dice Kelechi Watson. “Mister Rogers aparece y le explica a cada uno las necesidades del otro y cómo ser comprensivos”.
  Heller quiso que Lloyd y Andrea pareciese que llevaban muchos años juntos. “Quería que cuando hablasen juntos pareciese que realmente se conocían, que sus peleas pareciesen reales y que parte de lo que viésemos fuese un reflejo de nuestras propias relaciones, algo raro de ver en pantalla” dice la directora.
  A través de su naturaleza gentil y espíritu bondadoso, Fred ayuda a que Lloyd examine la raíz de su propio enfado y dolor, y a cómo curarlo. “Fred, de forma muy tranquila, pone a Lloyd en el camino del crecimiento personal” dice Rhys. “Creo que le guía muy sutilmente a lo largo del camino, permitiéndole ver una serie de aspectos que le ayudan a crecer”.
  “Fred fue literalmente una de las personas que trajo a Lloyd a la existencia a través del cariño” dice Hanks usando las propias palabras de Mister Rogers.
  “Lloyd es mejor hijo, mejor padre, mejor marido, mejor periodista y mejor amigo, y todo porque un tipo sin ninguna razón le dijo, ‘Eres muy especial. Creo que estás genial tal cual eres. No tienes nada que cambiar’”, dice Hanks.
  Y ahí está la magia de Fred Rogers, cuyo personaje en pantalla es igual a su yo cotidiano. Las lecciones que imparte con calma y comprensión en Mister Rogers’ Neighborhood son sabias palabras tanto para niños como para adultos. Es lo que motivó a la directora Marielle Heller a prestar atención a la historia de Mister Rogers después del éxito de su película nominada al Oscar ¿Podrás Perdonarme Algún Día?.
  “La película trata sobre hombres que aprenden a poner voz a sus sentimientos, aunque hay mucho más que eso” dice Heller. “En realidad trata sobre las cosas emocionalmente complejas con las que lidiamos de adultos y de las que no hablamos. No hablamos sobre lo duro que es ser padre, o perder a un padre, o atravesar un bache en la vida en el que tenemos miedo. Mister Rogers se convierte en un referente en uno de los momentos más duros de la vida de Lloyd, y creo que es ese tipo de relaciones las que necesitamos hoy en día”.

VOLVIENDO A PITTSBURGH...
  Mientras se decidía dónde se iba a rodar UN AMIGO EXTRAORDINARIO, los cineastas volvieron al Pittsburgh de Fred Rogers, donde vivió casi toda su vida y donde rodó Mister Rogers’ Neighborhood.

   Pittsburgh no sólo es el sitio donde Fred vivía, trabajaba y crió a sus hijos, es una ciudad en la que impactó enormemente y hay una comunidad que todavía sigue la filosofía de Fred. La gente de Pittsburgh dio una calurosa bienvenida al equipo de producción. Muchas de las personas que trabajaban en el programa de televisión siguen vivos y trabajan en la ciudad, así que fueron de gran ayuda para la producción.
  Y resulta que Pittsburgh es perfecto para recrear la ciudad de Nueva York según la diseñadora de producción Jade Healy, quien recreó una estación de metro y varias calles para que pareciese el Nueva York de los años 90. “Encontramos un loft con unas vistas increíbles de la parte de atrás de un callejón que era igual que Nueva York” dice Healy.

El loft se convirtió en el estudio que tenían alquilado Lloyd y Andrea en Nueva York en los años 90. “Tenía que tener tuberías vistas y que no pareciese adaptado para niños, un sitio sin intimidad” dice Healy.
  Encontrar un piso así hoy en día en Nueva York hubiese sido casi imposible. “Estábamos encantados de estar en Pittsburgh, no sólo por la conexión con Fred Rogers y toda la gente de ahí, sino también por tener localizaciones que ya no se encuentran en Nueva York” dice Healy. “Ya no se encuentra un loft así en Nueva York. Todos están ocupados. Ya no se puede comprar lo que se podía en los 90”.
  El mayor reto de Healy no sólo fue replicar el Pittsburgh y Nueva York de los años 90, sino también el programa Mister Rogers’ Neighborhood. “Fue increíble recrear ese set de rodaje. Fue mágico volver a traer a la vida el mundo de Fred” dice Healy.
  Por suerte para Healy, el Centro Latrobe en Pittsburgh conserva mucha información catalogada sobre el programa. Healy y su equipo partieron de cero y usaron fotografías para reconstruir todo, desde unas cortinas exactas al sofá en la sala de estar, pasando por el castillo, que reconstruyeron con exactamente las mismas medidas que el original.

  “Construimos todo de la misma forma que ellos. Eso era muy importante para nosotros, queríamos que no hubiese diferencias” dice Healy. “La parte de atrás del set tenía que parecer de la misma época que la parte de delante”.
  Encontraron incluso versiones retro de las cámaras originales Ikegami HK-323 en Inglaterra con las que rodaron el programa originalmente, y las llevaron a Pittsburgh para darle más autenticidad a la producción.
  “Fred tenía una forma muy particular de hacer televisión. Pensaba que era una herramienta muy útil para comunicarse con los niños, pero tenía que hacerse bien” dice Saraf. “Una de esas eran las tomas largas y con pocos cortes. Así que decidimos hacerlo igual”.
  La directora de fotografía Jody Lee Lipes se preparó viendo la temporada completa de 1998 de Mister Rogers’ Neighborhood para buscar formas de recrear su autenticidad al máximo. “Las cámaras Ikegami fueron clave para darle la misma estética que el programa original” explica Lipes.
  “Era exactamente como lo hacían ellos, las mismas luces y espacio, la misma persona que iluminaba y la misma cámara. Todo ayudó a que pareciese igual” dice Lipes. “La única variable es Tom y los actores, y creo que ayuda que todo el resto fuese tan fiel al original”.
  Para darle autenticidad al programa de televisión, se usaron los mismos estudios públicos de televisión, WQED, para rodar los episodios del programa y las escenas entre bastidores.
  El efecto de todos estos elementos impresionó incluso a la gente que trabajó en Mister Rogers’ Neighborhood. “Recreamos los decorados tan meticulosamente que cuando venía a visitarnos gente del rodaje original se ponían a llorar, o como mínimo se les empañaban los ojos” dice Saraf. “Ver el trabajo y mundo de mi difunto marido volver a la vida una vez más ha sido una experiencia muy especial” dice Joanne Rogers. “El hecho de que la película esté rodada en Pittsburgh le da mucha credibilidad. Creo que a Fred le hubiese encantado”.

LAS MINIATURAS...
  Parte de la magia de UN AMIGO EXTRAORDINARIO reside en lo que Heller llama la “estrategia inteligente” del guion, al convertir la historia completa como en un episodio extendido de Mister Rogers’ Neighborhood. “Hay algo muy emotivo en hacer eso” dice Heller. “Hemos hecho todo lo posible por recrear el set a la perfección. Hemos rodado en el mismo estudio, con las mismas cámaras usadas en el programa original. Parece completamente real. Y además tenemos a Tom Hanks entrando por la puerta mientras canta ‘Won’t You Be My Neighbor?’”
  Uno de los elementos más icónicos de Mister Rogers’ Neighborhood era la detallada maqueta en miniatura del vecindario, conformada por hileras de casas y calles a través de las cuales se mueve el carrito del barrio, serpenteando por el programa para transportar al público entre el salón de Mister Rogers y el reino fantástico “Neighborhood of Make-Believe”.
  En UN AMIGO EXTRAORDINARIO, Heller y su equipo no solo recrearon a la perfección el set de rodaje de Mister Rogers’ Neighborhood en los estudios de Pittsburgh. También usaron el mundo de fantasía de Fred Rogers para hilar la narrativa.
  “Nuestra idea era usar las miniaturas del programa, que siempre eran la transición con mundo real, y expandir ese concepto” dice Heller. “No queríamos que pareciese tecnología punta, así que todo está construido de verdad”.
  Heller y Healy se pasaron meses configurando la logística de movimiento entre el set de rodaje y casa de Fred Rogers en Pittsburgh y el mundo de Lloyd Vogel en Nueva York. Una vez averiguaron que la clave estaba en las miniaturas de Mister Rogers, el equipo se pasó 12 semanas construyendo maquetas detalladas del skyline de Pittsburgh y Manhattan, los suburbios de Nueva Jersey y por supuesto el vecindario de Mister Rogers.
  “Nuestra regla de oro era que no podíamos hacer nada que Mister Rogers no hubiese podido hacer en su ‘vecindario’” dice Heller. “Hemos ampliado el concepto de miniaturas, pero nunca más allá de sus posibilidades”.
  El verdadero reto para Healy fue acertar con las maquetas, haciéndolas igual de auténticas que las de Rogers en su programa. “El truco estaba en la sencillez de detalles, aproximándose a la ciudad desde el punto de vista de un niño y dibujando los edificios especiales que definían el sitio” dice Healy. En la maqueta de Nueva York, vemos el edificio Chrysler, las torres gemelas y el puente George Washington. En la versión de Pittsburgh aparecen los puentes amarillos y los carritos rojos enlazan con la estética de Mister Rogers’ Neighborhood.

“No queríamos hacer unas maquetas muy detalladas sin más. Sería algo demasiado recargado. Queríamos recrear estos mundos en miniatura que respetasen el original y así coger una ciudad como Nueva York en la que ocurren muchísimas cosas y hacerla con el lenguaje de las miniaturas de Mister Rogers” dice Healy.

EL VESTUARIO...
  Uno de los rituales clave en Mister Rogers’ Neighborhood ocurría al principio del programa, cuando Fred Rogers entraba en la sala de estar mientras cantaba, se quitaba el abrigo y zapatos y se ponía un cárdigan de lana y unas zapatillas.
  Recrear el armario de Fred fue un reto interesante para el diseñador de vestuario Arjun Bhasin, quien hizo un trabajo de investigación para averiguar por qué se vestía así.
  “Con Mister Rogers creo que entiendo parte de su personalidad solo por ver los colores que elegía. Eran muy específicos y los elegía por una razón muy clara” dice Bhasin. “Los colores primarios son más atractivos para los jóvenes. Creo que los colores eran intencionados y no es ningún error que sean tonos primarios muy coloridos. Así que era importante intentar entender por qué tomaba esas decisiones”.
  Puesto que Heller optó por minimizar la transformación física de Hanks, reduciéndola a una simple peluca y cejas postizas, recayó en el vestuario de Bhasin la responsabilidad de sacar la esencia de Fred Rogers.
  “Es un vestuario que se define a sí mismo” dice Hanks. “Parecen prendas raras hasta que conectan con tu cuerpo y dos segundos después te ha cambiado la postura y te sientas de forma diferente”.
  Los cardiganes de Fred estaban tejidos a mano por su madre, así que para la película, Bhasin decidió hacer lo mismo para que tuviesen la misma estética. “Encontré a alguien en Nueva York que trabaja en teatro y que sabe tejer a mano” explica. “Hicimos los cardiganes de la misma forma que ella debió de tejerlos, así que son bastante rudimentarios”.
  Bhasin usó tres paletas de colores para crear los respectivos mundos de los protagonistas. Para Lloyd Vogel, Bhasin consideró el entorno duro, bullicioso y enfadado de Nueva York, por lo que el personaje tiene un aspecto de profesional de ciudad. “Su ropa es como una reacción a la vida que ha dejado atrás en Nueva Jersey” explica Bhasin. “Se ha mudado a Nueva York, es una ficha en el tablero de juego. Es un periodista, es parte de la escena del centro de la ciudad y queríamos que eso se reflejara en su ropa”.
  “El estilo de Lloyd es un claro contraste con su tranquilo y casero mundo de Pittsburgh al que pertenece Mister Rogers”. Y luego está el mundo más anticuado de los 80 en Nueva Jersey del padre de Lloyd, que Bhasin describe como un hombre atrapado en los años 70, usando telas de poliéster y mocasines blancos.
  "Teníamos que separar esos tres mundos visualmente e hicimos eso con colores, texturas y patrones. Son tres mundos únicos y que contrastan entre ellos” dice Bhasin.

SOBRE FRED ROGERS...
  Fred McFeely Rogers nació en Latrobe, Pennsylvania el 20 de marzo de 1928. Fred era un niño tímido y muchas veces fue dejado de lado y acosado, recurriendo a las marionetas, tocar el piano e imaginar mundos ficticios para pasar la soledad. Fred estudió composición musical y más tarde se convirtió en pastor de la iglesia presbiteriana.
  En 1951, Fred se unió a la NBC en Nueva York para trabajar en programas como The Kate Smith Hour, antes de pasar a ser asistente de producción en el programa de música clásica The Voice of Firestone. Volvió a Pittsburgh en 1953 para desarrollar un programa en la televisión pública WQED, trabajando junto a Josie Carey en The Children’s Corner y usando sus habilidades como marionetista para crear nuevos personajes para el programa. Durante este tiempo, Rogers también asistió al seminario teológico de Pittsburgh (nombrado pastor en 1963) y a la universidad de Pittsburgh donde se centró en desarrollo infantil.
  En 1963, Fred fue contratado por la cadena canadiense CBC TV para crear y presentar un programa infantil de 15 minutos. Misterogers estuvo cuatro años en el aire, después de lo cual Fred volvió a Pittsburgh con los decorados y personajes que había creado. En 1968, Fred desarrolló Mister Rogers’ Neighborhood, un programa infantil de media hora para la cadena WQED y que también se emitía por todo Estados Unidos en la National Education Television, que más tarde pasaría a convertirse en Public Broadcasting Service – PBS.
  Fred creó un espacio cálido, amigable y seguro para que los niños aprendiesen sobre el proceso de hacerse mayores, a menudo usando sus propias experiencias creciendo aislado para hablar directamente a su joven audiencia sobre temas difíciles como el divorcio, la muerte, el acoso, la ira y la tristeza. Mister Rogers’ Neighborhood se emitió durante 895 episodios, acabando el 31 de agosto de 2001 cuando Fred decidió dejar de producir el programa.
  Fred conoció a Joanne Byrd mientras estudiaban la carrera en el Rollins College y se casaron en 1952. Tuvieron dos hijos, James y John, y Fred a menudo hablaba sobre su experiencia como padre en el programa. Joanne permaneció junto a Fred hasta su muerte por un cáncer de estómago en febrero de 2003 a los 74 años.
  Durante su vida Fred recibió numerosos galardones por su trabajo, como un Premio Peabody en 1992, un Emmy por toda su carrera en 1997 y la Medalla Presidencial de la Libertad del presidente George W. Bush en 2002.
  El legado de Fred Rogers sigue vivo a través del vasto impacto e influencia que tuvo en las generaciones de niños que crecieron viéndole. En 2012, Fred Rogers Productions estrenó el programa animado infantil Daniel Tiger’s Neighborhood, donde el personaje principal está basado en Fred Rogers y continúa expresando palabras de empatía.

logo radio directo