Fichas de peliculas
  • Registro
ÁGORA
INFORMACIÓN
Titulo original: Ágora
Año Producción: 2018
Nacionalidad: España, Malta, Bulgaria
Duración: 127 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Género: Aventura, Drama, Biografía
Director: Alejandro Amenábar
Guión: Alejandro Amenábar, Mateo Gil
Fotografía: Xavi Giménez
Música: Dario Marianelli
FECHA DE ESTRENO
España: 9 Octubre 2009
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
20Th Century Fox


SINOPSIS

Siglo IV. Egipto bajo el Imperio Romano. Las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria Biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hipatia lucha por salvar la sabiduría del Mundo Antiguo con la ayuda de sus discípulos. Entre ellos, los dos hombres que se disputan su corazón: Orestes y el joven esclavo Davo, que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos...

INTÉRPRETES

RACHEL WEISZ, MAX MINGHELLA, OSCAR ISAAC, ASHRAF BARHOM, MICHAEL LONSDALE, RUPERT EVANS, HOMAYOUN ERSHADI, SAMI SAMIR, RICHARD DURDEN, OMAR MOSTAFA, MANUEL CAUCHI, OSHRI COHEN, CHARLES THAKE, HARRY BORG

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

UN CAPÍTULO DE LA HISTORIA INÉDITO EN EL CINE...
   “Perdidos entre libros de historia y astronomía durante estos tres años, Fernando Bovaira, Mateo Gil y yo hemos acabado atrapados en el Egipto de hace 1.700 años. Es sorprendente comprobar cómo un mundo tan legendario: la Biblioteca de Alejandría, la Vía Canópica, el Faro… parece haber sido condenado al olvido, sobre todo por el cine”. Declara Alejandro Amenabar.
  ÁGORA es un viaje insólito al Egipto de hace dos milenios, a la mítica ciudad de Alejandría y a la dramática destrucción de su Biblioteca. Inspirándose en hechos reales nunca antes llevados al cine.
  La mirada del cineasta recoge la aventura individual de los alejandrinos, sus placeres y pasiones, en un periodo de grandes turbulencias. En las calles de la ciudad hay una revolución en marcha, alimentada por el declive de la civilización grecorromana y el vigoroso avance del cristianismo. Símbolo de tolerancia y convivencia entre culturas, Alejandría parece inmersa en las convulsiones previas a un cambio de orden.
   “Todo comenzó interesándonos por la Teoría de la Relatividad como hobby”, recuerda el director. “Queríamos saber más sobre conceptos tan relacionados con el cine como el tiempo y el espacio. Esa curiosidad inicial se convirtió en una ventana que posteriormente se abrió a otras muchas cosas”.
  Según recuerda Mateo Gil: “Llegamos a la historia de Hipatia documentándonos para un proyecto más amplio, protagonizado por varios personajes que habían sido capaces de pasar por encima de sus circunstancias y del momento histórico que les había tocado vivir, mirando a las estrellas y preguntándose quiénes somos, dónde estamos y qué sentido tiene todo esto. Descubrimos que Hipatia, su historia y su entorno social -la Alejandría de su época-, resumían el proyecto en su totalidad”.
  Alejandro Amenábar y Mateo Gil investigaron a fondo la biografía y el periodo histórico de Hipatia. En un principio quedaron sorprendidos por el desconocimiento actual que rodea su figura. A medida que profundizaban en el personaje confirmaron la vigencia de su carácter: una mujer a contracorriente que defiende los valores en los que cree, poniendo en riesgo su vida si es necesario. Las circunstancias en las que murió Hipatia son tan extraordinarias como el resto de su biografía. El clima de violencia y enfrentamiento que vivía Alejandría y la postura de Hipatia ante la debacle sociopolítica la han convertido en un mito con el que, sin duda, se sentirán identificados los espectadores contemporáneos.
  “Una de las cosas que más nos sorprendió durante la búsqueda de documentación fue descubrir que en realidad existieron dos bibliotecas de Alejandría. La primera ardió durante la llegada de Julio César. La película trata de la segunda, porque Hipatia fue una de las protagonistas en la historia de su destrucción. Es un periodo que el cine no ha tratado y que nos pareció que podría resultar fascinante para el espectador”, señala Alejandro Amenábar.
  “Acerca de Hipatia hay muy poca documentación”, asegura Mateo Gil. “Leímos todo lo posible. Pero todo el trabajo científico que ella hizo se perdió. Únicamente se sabe que fue muy buena matemática y mejor astrónoma; que en astronomía superó a su padre, que fue un matemático bastante reconocido”.
   “La asesoría se desarrolló en diferentes etapas y aspectos”, explica Fernando Bovaira. “Elisa Garrido, una reconocida especialista en la historia de la mujer en la Antigüedad clásica, asesoró durante el desarrollo del guión sobre los aspectos históricos. Más tarde, Justin Pollard, autor de un libro precisamente sobre Alejandría, “The Rise and Fall of Alexandria: Birthplace of the Modern Mind”-, se incorporó en la última fase de preproducción. Vino a Malta, se entrevistó con todos los jefes de equipo, y habló con Alejandro sobre los detalles de la dirección artística”.
  Justin Pollard certificó que todo lo que se estaba haciendo tenía autenticidad, que era coherente con la época que el cineasta deseaba reflejar.

UNA CIUDAD MÍTICA, UNA PRODUCCIÓN EXTRAORDINARIA...

  Sin duda, la ciudad de Alejandría tiene un papel destacado en la historia que cuenta ÁGORA. La mítica urbe soñada y encargada por Alejandro Magno para darle su nombre, vivió desde sus inicios volcada en el conocimiento, empeñada en reunir a los sabios más reputados de su tiempo. Estratégicamente situada en el norte de África, rápidamente desarrolló una gran riqueza comercial además de cultural. Era famosa en todo el Imperio por la diversidad de orígenes de sus ciudadanos, por su majestuoso faro, por la peculiaridad de su puerto, por la longitud de su Vía Canópica y por la energía que se respiraba en su ágora. Todo un reto para el equipo artístico de la película.
  “Alejandría fue la primera ciudad diseñada de la historia”, explica el director. “Se conserva nada o muy poco de la Alejandría original. Ahora se está rescatando mucho del mar. En la Alejandría del siglo IV dominaba la cultura grecorromana, porque fue un intento de Alejandro Magno de traerse Grecia a Egipto. Si hoy vas a las ruinas de la Biblioteca, me refiero a la segunda biblioteca, la que estaba en el Serapeo, ves la columna de Pompeyo que es absolutamente grecorromana rodeada de esfinges: una combinación perfecta entre los dos mundos”.
   “En la Alejandría de Hipatia coinciden un montón de elementos que no sólo son interesantes de por sí”, destaca Mateo Gil, “sino que guardan una sorprendente similitud con nuestro tiempo.
  Para convertir ese crisol de sensibilidades en un arquitectura tangible, Fernando Bovaira y Alejandro Amenábar le encargaron la dirección artística de la película al británico Guy Dyas. Un profesional acostumbrado a los desafíos con mayúsculas que ha trabajado a ambos lados del Atlántico, y que aceptó con entusiasmo el encargo de Alejandro para levantar una ciudad legendaria en la que los actores se sintieran como en casa. Porque ÁGORA es una película de factura clásica, todo lo que aparece en pantalla se puede tocar.
  “Guy es la combinación perfecta entre investigación (maneja muchísimas referencias reales) y su imaginación”, asegura el director. “A día de hoy todavía hay elementos que recuerdo con sorpresa.
  El equipo de ÁGORA se trasladó a la fortaleza Fort Ricasoli, en Malta, para hacer realidad los enormes decorados de la película, que incluyen viviendas de estilo grecorromano, el ágora del título, una prefectura romana, templos paganos, iglesias cristianas, un anfiteatro griego, la cátedra de Hipatia y las calles de la mítica Alejandría con su legendaria biblioteca.
  “Alejandría era una especie de centro mundial educativo, la cuna del conocimiento, un lugar de peregrinaje cultural”, dice Guy Dyas. “Y creo que para trasladar esa sensación al público de hoy era imprescindible levantar el tipo de arquitectura, grandiosa y elocuente, que rodeaba a sus habitantes. Todavía se pueden ver claramente estas pistas en las ruinas de Alejandría. Así de grande fue”.
  En la selección de los actores y extras que dan vida en la película a los antiguos alejandrinos, el director ha tenido siempre en la memoria como referente los retratos de las tumbas de Al Fayum, un importante yacimiento arqueológico egipcio que data del siglo I. Las momias encontradas en Al Fayum tienen pintada la cara del difunto.
  “La calidad de esos retratos es algo que no te puedes imaginar hasta que los ves”, explica el director.

LA CIENCIA DEL CINE AGORA...
  La logística necesaria para que todo ese engranaje funcione depende en buena medida del director de producción, José Luis Escolar, uno de los profesionales con más prestigio de la industria española y con una amplia experiencia en producciones internacionales. “Mi primer objetivo cuando leí el guión fue encontrar un lugar que nos permitiera reconstruir Alejandría, la antigua Alejandría, hoy en día”, recuerda Escolar “Visitamos localizaciones en España, en Turquía, en Túnez y en Marruecos, pero Malta no sólo tenía un alto porcentaje de lo que necesitábamos en cuanto a la luz y los espacios, sino que Fort Ricasoli resultó inspirador para la película. Además las caras de la gente susceptibles de convertirse en extras resultaban magníficas. Y, por otro lado, al haberse rodado allí grandes producciones como Troya o Gladiator contaban con artesanos muy preparados artística y técnicamente para integrarse en los equipos de construcción, y con un personal experimentado en rodajes”.

  ÁGORA es una de las producciones más ambiciosas del cine europeo. Un esfuerzo que se ha hecho posible gracias al capital humano reunido por la producción, que ha realizado una búsqueda de los mejores profesionales para conseguir la excelencia.
  “Malta ha sido fundamental en esta película. No la hubiéramos podido hacer en otro lado”, asegura Fernando Bovaira.
Para crear ese tapiz naturalista y contemporáneo al mismo tiempo ha sido fundamental la visión de Xavi Giménez, director de fotografía de la película. “Elegí a Xavi porque su trabajo de estos años es espectacular”, dice el director. “Además buscaba a alguien muy cómplice y que entendiera la dureza del sol. Alguien que supiera utilizar el sol que inevitablemente íbamos a tener en Malta, que jugara con él y lo usara a nuestro favor. Es un sol que nos deslumbra, y que genera una imagen muy contrastada que yo creo que beneficia mucho a la película”.
  Ese viaje al pasado con referentes actuales ha inspirado la totalidad del planteamiento de la película, desde los equipos artísticos hasta los de efectos visuales. ÁGORA es un fresco contemporáneo con una producción innovadora.
   “Nos propusimos construir y rodar físicamente lo más posible”, matiza el director. “La aportación digital se ha hecho con muchísimo cuidado y respeto a las condiciones de rodaje. No se ha añadido o retocado nada que pudiera mermar la credibilidad de la propuesta”.
  “En retoque digital se van a meter 540 planos, de los cuales 150 son realmente grandes”, explica Félix Bergés. “Todo esto se puede hacer porque Alejandro tiene un cerebro privilegiado, y la película estaba prevista antes de llegar a rodaje. Por supuesto, en rodaje siempre hay que improvisar, pero lo verdaderamente importante estaba previsto y se ha rodado tal cual lo podemos ver en los animatics”.
  ÁGORA reserva momentos muy especiales para los espectadores después de un sofisticado trabajo que ha llevado 35 semanas.
Sin duda, otra herramienta fundamental para conseguir esa experiencia total perseguida por el director es la banda sonora. En esta ocasión, la música de la película ha sido compuesta por Dario Marianelli.
  “La música de ÁGORA se la encargué a Dario Marianelli porque quería energía nueva en mi cine en ese aspecto”, dice Alejandro Amenábar. “Cada vez creo que es más importante confiar en los colaboradores. Es importante hacer un buen cásting de colaboradores y no imponer una única visión por muy claras que tengas las cosas. “El elemento realista es muy importante en la visualización de esta película”, explica Dario Marianelli.

ÁGORA EN PALABRAS DE ALEJANDRO AMENÁBAR...
 
“Hace cuatro años, tras una experiencia para mí tan íntima como fue hacer Mar adentro, no habría imaginado que mi siguiente película sería de romanos y cristianos en el Antiguo Egipto. Pero eso es lo bonito de esta profesión: la posibilidad de dejarte llevar por la curiosidad, investigar y encontrar mundos tan fascinantes como la Alejandría del siglo IV; imaginar cómo serían sus calles, sus templos, su gente… Y encontrar la pasión -y el dinero- para devolverlo todo a la vida”.

  “Nunca me había interesado la ciencia. Para mí lo maravilloso de este proyecto ha sido entrar en contacto con el mundo de la ciencia desde un punto de vista espiritual, emocional. Nuestra intención con la película es transmitir la emoción por lo que ocurre en el universo. Por lo que significa intentar desentrañar el misterio del cosmos”.
   “Acabamos contando la historia de Hipatia en el siglo IV y en Alejandría por un proceso de depuración. Primero se trataba de una historia que abarcaba dos mil años, desde el sistema geocéntrico hasta la relatividad, y fuimos acotándolo. Investigando sobre Hipatia y el periodo en el que vivió descubrimos que había muchísimas conexiones con nuestro mundo actual, y nos pareció doblemente interesante. Alejandría era el símbolo de una civilización que se estaba extinguiendo a manos de distintas facciones, fundamentalmente religiosas, e Hipatia fue un personaje que para muchos marcó de manera simbólica el fin del Mundo Antiguo y el comienzo del medievo”.
  “Desde el comienzo del proyecto, mi objetivo desde el punto de vista formal ha sido conseguir que el espectador se sienta acompañando a un equipo de la CNN que está documentando algo ocurrido en el siglo IV. Esa sensación de inmediatez, de telediario, está en la semilla del planteamiento. Me gustaría romper con algunas pautas habituales en las películas de época: no dejarnos atrapar por el formato grande sin más, por los planos generales, por una música igual de grande para acompañarlos. ÁGORA se mueve entre el rigor y el espectáculo”.
  “Me gustaría escapar de esa perfección formal habitual en este tipo de películas. Que, cuando asistimos a los enfrentamientos en la calle, parezca que la cámara no puede registrarlo todo con la perfección impuesta, para acercarnos a la verosimilitud, a esa sensación de que los hechos nos impiden llegar a la perfección”.
  “Hemos elegido ser testigos directo de lo que ocurre pero sin verlo necesariamente de cerca. Lo vemos desde una esquina, y sobre todo no hacemos espectáculo con la violencia”.
  “La razón para plantear esta película como un proyecto internacional rodado en inglés es básicamente porque hablamos de 50 millones de euros. Y es bastante suicida pensar que un proyecto así se puede plantear desde España, rodarla en español y sólo con actores españoles; y después pretender recuperar lo que ha costado. Eso, unido a que Alejandría era un crisol de culturas y de lenguas, me hacía pensar fácilmente que en sus calles se hablara el inglés.
  “Hemos intentado mostrar la realidad humana en contexto con todas las especies de la Tierra, y a la Tierra en el contexto del universo. Mirar a los seres humanos como hormigas, y a la Tierra como una pelotita más que va girando junto a otro montón de estrellas. Y para eso hemos jugado con el cambio de perspectiva”.
  “Desde hace ya años, mis películas tienen que ser un viaje. Ésta lo es en el tiempo y en el espacio. El conjunto de este auténtico viaje desde que Mateo Gil, Fernando Bovaira y yo empezamos a soñar con el proyecto, hasta la fase en la que nos encontramos en estos momentos, ha sido apasionante. Y mi sueño ahora es que lo sea también para los espectadores. ÁGORA es, en muchos sentidos, una historia del pasado sobre lo que está pasando ahora, un espejo para que el público mire y observe desde la distancia del tiempo y del espacio, y descubra, sorprendentemente, que el mundo no ha cambiado tanto”.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
EL CURRANTELOS ENERGÉTICOS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
ONE ISN'T ENOUGHVICIOSAS CON LABIOS ABIERTOS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
LA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANAESPOSA DESNUDA Y SICILIANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... AMERICAN PIE

Criticas del pasado...

Crítica... SCREAM 2LA MOSCA Crítica... CAMBALACHE