Fichas de peliculas
  • Registro
ALVIN Y LAS ARDILLAS 3
INFORMACIÓN
Titulo original: Alvin And The Chipmunks: Chipwrecked
Año Producción: 2011
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 87 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación, Aventura, Comedia
Director: Mike Mitchell
Guión: Jonathan Aibel, Glenn Berger. Basados en los personajes creados por Ross Bagdasarian
Fotografía: Thomas E. Ackerman
Música: Mark Mothersbaugh
FECHA DE ESTRENO
España: 16 Diciembre 2011
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
20Th Century Fox


SINOPSIS

Las ardillas y las Chippettes transforman un crucero de lujo en su personal lugar de juegos, hasta que accidentalmente naufragan en una isla desierta. Al intentar encontrar la forma de volver a casa descubrirán que el islote no es tan desierto como ellos esperaban...

INTÉRPRETES

JASON LEE, DAVID CROSS, JENNY SLATE, ANDY BUCKLEY, CHAD KROWCHUK, LUISA d'OLIVEIRA, TUCKER ALBRIZZI, NELSON WONG, MICHAEL BAGDASARIAN, AMBER-ROCHELLE DeMARCO, MARCELA CACERES, NATALIE SUTCLIFFE, IAN HARMON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesGUÍA DE SUPERVIVENCIA

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Alvin y las ardillas (2007)

    Alvin y las ardillas 2 (2009)

    Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas (2015)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

BREVE HISTORIA DE LAS ARDILLAS...
    Alvin y las ardillas llevan más de 50 años deleitando al público de todo el mundo. Desde el momento en que surgieron, con su gran éxito navideño “The Chipmunk Song”, que alcanzaría el primer puesto de las listas, esta creación del cantante y compositor Ross Bagdasarian, padre, con su particular y pegadizo sonido, se convirtió en un pilar de la cultura popular, tanto entre los más pequeños como entre los mayores.
   En 1958, Ross Bagdasarian, padre, era un músico y compositor en horas bajas con una familia que alimentar. Había firmado con Liberty Records, un sello discográfico en apuros que necesitaba desesperadamente un éxito. Como todo artista que se precie, Bagdasarian, padre, era alguien dispuesto a asumir riesgos. Vació la cartilla de ahorro familiar, compró un magnetófono último modelo y se sentó a pensar qué hacer con él. Mirando por su escritorio, vio un ejemplar de un libro titulado “Duel with the Witch Doctor”. Esa fue su inspiración para la canción “Witch Doctor”, un éxito inmediato que alcanzaría el primer puesto de las listas, y que todo el mundo conoce por su estribillo sin sentido: “OO EE OO AH AH ting tang wal-la wal-la bing bang”.
   Bagdasarian empleó una particular técnica para crear la voz del personaje que daba nombre a la canción. Redujo la velocidad de grabación del magnetófono y grabó la letra con una voz lenta y grave, y luego la reprodujo a velocidad normal. Esta técnica serviría para definir más adelante las características voces de Alvin, Simon y Theodore.
   Dado que “Witch Doctor” había superado la marca del millón de unidades vendidas, Liberty Records recibió de repente una importante inyección de efectivo. Pero ese dinero no bastaba para salvar el sello indefinidamente, de modo que Liberty no tardaría en encontrarse necesitada de otro nuevo éxito... por lo que recurrieron una vez más a Bagdasarian.
   Bagdasarian decidió valerse nuevamente de su entorno familiar para inspirarse y se encontró oyendo a su hijo de cuatro años preguntando insistentemente cuánto faltaba para que llegara la Navidad — estaban en plenos calores del verano de 1958 — y así acabó componiendo el eterno tema navideño “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)” (“La canción de las ardillas (No te retrases, Navidad)”)... aunque todavía no le había puesto ese título porque aún no había creado a las ardillas.
   A Bagdasarian le encantaba la voz que había creado para “Witch Doctor”, pero quería hacer algo nuevo con ella, dotarla de personalidad, pero no sabía muy bien cómo. Un día, mientras recorría en coche el Parque Nacional Yosemite, una ardilla apareció corriendo, se plantó ante el coche, en mitad de la carretera, se alzó sobre sus patitas traseras y pareció desafiar a Bagdasarian a que se atreviera a pasar. El resto es historia... ya que esa ardilla se convirtió en Alvin.
   Bagdasarian creó dos compañeros para su travieso Alvin: Simon, el intelectual y práctico, y Theodore, el risitas al que le encantaba comer. Juntos eran Alvin y las ardillas, cuyos nombres provenían de tres de los ejecutivos de Liberty: Al Bennett, Si Waronker y Theodore Keep. Pocos años antes, Bagdasarian había empezado a grabar con el nombre artístico David Seville. Y así nació ese nuevo número musical, David Seville y las ardillas.
   Aunque en un primer momento no fue nada fácil conseguir que emitieran “The Chipmunk Song (Christmas Don’t Be Late)” por la radio, Bagdasarian encontró una pequeña emisora de Mineápolis dispuesta a ponerla antes de que comenzara oficialmente la temporada navideña. La centralita se colapsó de llamadas y el boca a boca hizo que la canción se fuera pasando cada vez por más emisoras, hasta llegar a convertirse en el ‘single’ que más rápido se había vendido para alcanzar el número uno de la lista de éxitos hasta entonces, más de cuatro millones y medio de copias en siete semanas (cifra que acabaría siendo superada por los Beatles, en 1964, con “I Want to Hold Your Hand”); además, sería candidata a cuatro premios Grammy®, de los que ganaría finalmente tres.
   Las ardillas debutaron en un programa de televisión, como marionetas que actuaban con “Dave Seville” (Bagdasarian), en “The Ed Sullivan Show”. Una vez más, se convirtieron en un éxito instantáneo. La gente pedía a gritos más ardillas y se diseñó una imagen para las mismas que era muy distinta de la que con el tiempo hemos llegado a asociar con ellas. Al principio, las ardillas tenían aspecto, bueno, básicamente de ardillas... no exactamente fotorrealistas, pero basadas más en el animal de verdad que en una versión de peluche. Surgió toda una pequeña industria, con todo tipo de juguetes y objetos de recuerdo de las ardillas y, por supuesto, discos.
   Las ardillas se habían convertido en un éxito descomunal. El público nunca se cansaba de ellas. Después del lanzamiento en 1960 del ‘single’ “Alvin for President”, Bagdasarian recibió una carta de apoyo del entonces senador John F. Kennedy, candidato a la presidencia. Kennedy escribió a Bagdasarian para decirle que le alegraba saber que tenía al menos un rival digno. Su popularidad parecía no tener límites. En apenas tres años, las ardillas habían vendido 16 millones de discos, habían ganado varios premios Grammy entre numerosas candidaturas y se hallaban en la cresta de la ola de una campaña de ‘merchandising’ sin precedentes. Había llegado el momento de que cobraran vida en un medio dinámico y visual.
   "The Alvin Show" debutó en televisión en otoño de 1961 y, con él, una nueva imagen para Alvin, Simon y Theodore, y, ya puestos, para el propio Bagdasarian, ya que el personaje de Dave Seville tenía ahora una encarnación en el mundo de la animación.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO


El cine de Pajares y Esteso
AL ESTE DEL OESTELOS BINGUEROS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
ACCROS Á LA DPLA CASA DE LAS MUJERES PERDIDAS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
CUANDO LAS MUJERES SE LLAMABAN MADONNASLA ESTUDIANTE, EL RECTOR Y JAIMITO EL PLAY BOY
Ver todas las comedias eróticas italianas

Cine de artes marciales
EL PUÑO DESLIZANTE CONTRA LA GARRA DEL DRAGÓN

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... HALLOWEEN

Criticas del pasado...

Crítica... HALLOWEEN LA MALDICIÓN DE MICHAEL MYERSSPIDERMAN. EL DESAFÍO DEL DRAGÓN Crítica... HA NACIDO UNA ESTRELLA