Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Bloodshot
Año Producción: 2020
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 109 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Acción, Drama
Director: Dave Wilson
Guión: Eric Heisserer, Jeff Wadlow. Basados en el cómic creado por Yvel Guichet, Bob Layton, Don Perlin, Kevin VanHook
Fotografía: Jacques Jouffret
Música: Steve Jablonsky
FECHAS DE ESTRENO
España: 6 Marzo 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

Ray es un soldado caído recientemente en combate y vuelto a la vida por la corporación RST como el súper humano Bloodshot. Con un ejército de nanotecnología en sus venas y una fuerza imparable, más poderoso que nunca y capaz de auto sanarse instantáneamente. Pero con el objetivo de controlar su cuerpo, la compañía ha tomado el control de su mente y sus recuerdos. Ray ya no sabe qué es real y qué no lo es, pero su misión será averiguarlo...

INTÉRPRETES

VIN DIESEL, EIZA GONZÁLEZ, SAM HEUGHAN, TALULAH RILEY, TOBY KEBBELL, MICHAEL SHEEN, ALEX HERNANDEZ, JÓHANNES HAUKUR JÓHANNESSON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   ¿Un superhéroe que además de perseguir a los malos también está intentando averiguar si puede confiar en lo que tiene en su propia cabeza? Eso es material pesado, y justo lo que atrajo a Vin Diesel al proyecto.
  Después de crear inolvidables personajes de la gran pantalla en sagas como A Todo Gas, Triple X y Las Crónicas de Riddick, además de colaborar con su voz en El Gigante de Hierro y Guardianes de la Galaxia, Diesel estaba preparado para hincarle el diente a su primer papel de superhéroe. En BLOODSHOT, Diesel vuelve a tener la oportunidad de crear un personaje igual de memorable.
  Traer a la vida al personaje más popular de Valiant Comics es la oportunidad de una vida. Con más de 81 millones de cómics vendidos, Valiant posee un gran abanico de personajes que abarcan todo tipo de géneros, tonos y grupos demográficos. Son conocidos por presentarnos superhéroes que son personas corrientes en situaciones extraordinarias. Estos héroes son personajes complejos que reflejan la sociedad contemporánea, la política y diversidad del mundo moderno.
  “Bloodshot es único ya que sus poderes son llamativos y divertidos de ver, pero lo importante es lo que está ocurriendo dentro de su cabeza” dice Diesel. “Le están controlando la mente. Es un soldado, un tipo duro con habilidades únicas gracias a los nanorrobots en su sangre, pero lo fascinante del personaje es que lo que le motiva es algo que nos ha pasado a todos, un amor que no puede olvidar. Y lo trágico del personaje es cómo ese amor se convierte en traición”.
   “Lo que hace que Bloodshot sea distinto que cualquier otro superhéroe es que es más complejo, más complicado y con más emociones” dice el productor Neal H. Moritz, quien formó equipo anteriormente con Diesel en la saga de A Todo Gas y en la franquicia de xXx. “Durante la mayor parte del tiempo no tiene claro si lo que está haciendo está bien o mal, hay un conflicto interno increíble. Y Vin es la persona idónea para interpretar eso, porque Vin parte del interior. Siempre duda sobre lo que hace un personaje grande. Eso que le hace tan buen actor y tan buen héroe de acción, es lo que es natural en el personaje de Bloodshot”.
  “Me parece algo realista que un superhéroe nos muestre su talón de Aquiles” comenta Diesel. “Si preguntas a un militar quién es su personaje de cómic favorito te dirá que Bloodshot. Los valores fundamentales de Ray son los mismos de los de alguien que haya estado en el ejército”.
  Es por eso que los espectadores sienten una gran empatía única por el personaje. “Nunca he visto un personaje así, alguien centrado exclusivamente en una misión pero que tiene al espectador pendiente de él porque sabe que la compañía se está aprovechando de él” dice Diesel.  “Tiene buenos motivos, así que quieres verle conseguir sus objetivos”.
  “Es un personaje completamente distinto a nada que Vin haya interpretado antes” dice el director David S. F. Wilson. “Físicamente es obviamente igual de formidable que otros personajes, pero desde el punto de vista emocional es muy vulnerable. Está siendo manipulado, no sabe quién es y está roto por dentro. Vin estaba genuinamente ilusionado por mostrar eso, así que sabía que era perfecto para el papel”.
  “Ese sentimiento de manipulación, lo injusto que es, es algo con lo que probablemente todos nos podamos sentir identificados” dice Diesel. “Cuando vemos las noticias todos los días hay muchos momentos en los que nos sentimos manipulados. Me gusta la idea de que exista un héroe con grandes poderes cuya batalla principal sea luchar contra eso”.
  “Este personaje, un superhéroe mejorado con tecnología y ciencia, brinda también la oportunidad de explorar el cruce entre tecnología y vida moderna” comenta Wilson. “Bloodshot es sin duda un superhéroe, pero su poder surge de la tecnología. Es algo bastante realista. A todos nos afecta la tecnología, incluso nos controla. Podría incluso decir que la tecnología nos crea la ilusión de control sobre nuestras vidas, cuando en realidad es a la inversa”.
  “Todo lo que Bloodshot experimenta puede que no se aleje tanto de la realidad, para bien o para mal” remarca Wilson. “Obviamente ya estamos viendo a gente con prótesis avanzadas. Ahora mismo esas prótesis siguen siendo peores a una extremidad humana, pero llegará un día en que serán mejores. Podrás comprar fuerza. Pero lo terrorífico será cuando podamos comprar inteligencia, porque estaremos definidos por lo que podamos pagar. Hay un término para esto, transhumanismo, donde somos capaces de ir más allá de los límites físicos y neuronales con los que nacemos. Están son algunas de las cuestiones de la película”.
  Todas estas ideas se exploraron en los cómics originales de Valiant. Bloodshot se vendió y coleccionó muchísimo en su época de esplendor, en los años 90. “El día que Superman murió, se presentó al mundo el numero uno de Bloodshot” dice el productor Dinesh Shamdasani, antiguo presidente de Valiant Comics. “Había colas en las tiendas de comics del mundo entero. Bloodshot caló porque representaba un nuevo tipo de humanidad en las historias de cómics. En vez de tener a alguien extraordinario antes de convertirse en superhéroe, o el mejor soldado de la historia, Bloodshot es un soldado corriente que se convierte en extraordinario a través de los eventos que se desarrollan en el cómic. Es una persona corriente en una situación extraordinaria”.
  El personaje surgió cuando Bob Layton, que creó el personaje de los cómics junto a Kevin VanHook, leyó un artículo sobre nanorrobots en una revista. Los nanorrobots son máquinas medidas en nanómetros, una millonésima parte de un milímetro. “Me quedé fascinado” explica. “¿Qué pasaría si creásemos un Frankenstein moderno, pero usásemos nanorrobots para resucitarle?”
  Las posibilidades de un personaje así parecían prometedoras, ya que la base científica de sus poderes haría que fuese muy verosímil. “Hicimos un esfuerzo especial en hacer que nuestros personajes destacasen de la masa” dice Layton. “Queríamos escribir historias sobre personas con las que poder sentirse identificado, personas que nos importasen. Este tipo no tenía ni idea de qué tipo de hombre era antes de ser resucitado, y cuando lo descubre es algo estremecedor. Bloodshot es una persona con moral y valores”.
  De alguna forma, la verdadera misión de Bloodshot siempre ha sido intentar enterrar su pasado y descubrir en qué tipo de persona se va a convertir. “Bloodshot no es la típica historia de superhéroe contra villano” dice VanHook.
  Toby Jaffe y el resto de productores aspiraban a capturar eso al adaptar el cómic. “Vi la oportunidad de crear algo fresco para el espectador” explica Jaffe. “Esta película trata sobre un soldado que emprende un viaje emocional para descubrir el pasado, y se convierte en una película sobre elecciones: ¿Es un tipo bueno o malo? ¿Qué decide ser?”
  En la dirección encontramos a David S. F. Wilson, director además junto a Tim Miller de Blur Studio. El dúo ha sido visto como mentes visionarias al crear algunos de los tráileres, efectos visuales, anuncios y cinemáticas de videojuegos más innovadoras de la industria. Miller hizo su debut en un largometraje con Deadpool, mientras Wilson buscó una historia que se adaptase a su propia sensibilidad.
  El nuevo reto de dirigir un largometraje sacó a Wilson completamente de su zona de confort, que es donde más cómodo se encuentra. “Estaba emocionado, mezclado con mucho miedo por lo que podía descubrir sobre mí mismo, pero eso es lo más emocionante de mí” explica Wilson. “Me encanta lo que he estado haciendo durante los últimos 15 años, pero esta es una experiencia que no habría dejado pasar ni loco. Al fin y al cabo, dirigir trata sobre conocer una historia completamente, y eso sé bien cómo hacerlo”.
  “Dave aporta un lenguaje cinematográfico del mundo del videojuego, y es emocionante verle traducir eso en una narrativa de más duración” dice Jaffe. “La película tiene un estilo visual muy diferente a lo que hemos visto en otras películas, es un estilo crudo, una acción visual que encaja especialmente bien con Vin Diesel”.
  “En esta película hay mucha más tecnología delante de las cámaras que detrás de ellas. Fue muy importante tener como director a Dave Wilson, ya que tiene una carrera tremenda trabajando con efectos visuales” dice Moritz. “Para mí, que soy muy aficionado al cine, es muy emocionante ver lo que ha conseguido en la gran pantalla. Sólo alguien del calibre de Dave podría haberlo hecho ocurrir”.

EL CASTING...
  Como es natural, el primer papel que se buscó fue el de Bloodshot. “Mi director de casting dice que la mitad de la batalla es del director” dice Wilson. “Pero al mismo tiempo, en la industria del cine es mejor es no hacerse ilusiones por ningún actor en particular, ya que nunca sabes qué va a ocurrir”.
  Aun así, Wilson podía haber subido un poco las expectativas. Al fin y al cabo, Diesel está estrechamente relacionado con Moritz y la productora Original Film. “Este personaje saca a relucir una faceta fresca de la personalidad de Vin” dice Toby Jaffe, de Original Film. “Hay mucha acción, pero el papel también aporta algo de emotividad. Hay mucho humor y encanto, pero también es un hombre que ha sufrido una pérdida”.
  “Vin es un personaje desbordante” dice Wilson. “Le llevé a nuestro cuarto de reuniones y extendí sobre la mesa todo el arte conceptual de la película. El hijo de Vin de ocho años, Vincent, estuvo con él todo el día y estaba fascinado preguntando por las escenas. Después de la reunión, cuando nos dirigíamos a la puerta, Vincent tiró de la camiseta de su padre y dijo, ‘Papá, quiero que seas Bloodshot’. Y ahí se decidió todo”.
  Tener un actor con tanta experiencia como Diesel ayudó a allanar el camino. “Vin me apoyó en todas las decisiones que tenía que tomar” dice Wilson. “Eso puede ser duro para un actor veterano, pero lo hizo de corazón. Eso me permitió llevarle a sitios en los que no ha estado en mucho tiempo, y creo que eso ha desencadenado en algo bastante especial”.
  “Diesel estaba comprometido en hacer la mejor película posible” coincide Shamdasani. “Vin se sentaba todos los días con Dave Wilson, los productores y el productor en línea para discutir sobre cómo podrían mejorar cosas. Hace todo lo que puede, aporta todo el peso de su experiencia y fuerza para ayudar a todos a su alrededor. Nada está fuera de su alcance, fuerza a todo el mundo a que sea mejor”.
  Los cineastas escogieron a varios conocidos actores para acompañar a Diesel, como Eiza González, Sam Heughan, Toby Kebbell y Guy Pearce.
En el centro de la transformación de Ray Garrison en Bloodshot está la compañía secreta de defensa Rising Spirit Technologies (RST), cuyo programa de investigación está liderado por el doctor Emil Harting, interpretado por Guy Pearce. “Creo que sus intenciones empezaron siendo buenas”.
  Harting supervisa un programa para crear súper soldados diseñados y programados para luchar contra cualquier amenaza militar. RST usa nanotecnología de última generación para transformar soldados en agentes con habilidades excepcionales. Hasta ahora, ha creado una pequeña unidad bajo el código “Chainsaw”.
  Eran tres soldados corrientes que se presentaron voluntarios, o se reclutaron específicamente por RST. Están mejorados con nanotecnología y cada uno esta equipado con una habilidad única.
  KT, interpretada por Eiza González, fue herida en servicio, lo que le causó un fallo respiratorio. Ha sido modificada con un dispositivo mecánico para respirar. “Era como una respiración metálica pesada” explica González, “y tuve que trabajar mucho para analizar el guion, especialmente para identificar los momentos en los que se ven sus emociones y su respiración cambia. Fue muy complejo y me llevó mucho tiempo acostumbrarme”.
  En el centro de la película nos encontramos con una historia de amor, un tira y afloja entre Bloodshot y KT. “Nunca podría ser una historia de amor convencional ya que Bloodshot ha perdido completamente la memoria” dice Wilson. “Quería una historia de amor que el espectador no se esperase. Quería que ella representase un cambio impulsivo. No es que él le salve a ella, sino ella a él. Y al final, se salvan el uno al otro”.
  “Dave tiene gran sentido común con las emociones y cómo pueden encajar con la temática principal de la película, la tecnología y la responsabilidad que ella conlleva” dice González. “Él refleja todo eso en la película. Cómo la tecnología está absorbiendo a la sociedad y convirtiéndose en nuestra realidad, y lo que eso significa para nuestros personajes”.
  “El papel requiere una interpretación sutil” dice Wilson. “A veces hace lo que sea para manipularle. Otras veces pone una cara larga para esconder sus sentimientos. Y cuando se enamora de él, cada vez que le borran la memoria ella sigue enamorada de él, y él no tiene ni idea de quien es ella. Ella es fuerte igual que Bloodshot es vulnerable”.
  Sam Heughan, que ha conseguido una legión de seguidores por su trabajo en Outlander, interpreta al ex marine Dalton, al que le volaron las piernas en una explosión. Le han mejorado poniéndole unas piernas biónicas y un exoesqueleto con un segundo par de brazos que le dan una fuerza increíble. “Aunque BLOODSHOT lleva la tecnología al extremo, no se aleja tanto de los avances usados actualmente con soldados heridos” comenta Heughan. “Dalton es obviamente un producto de esta tecnología, pero no creo que sea tan futurístico. Está todo basado en la realidad de hoy en día”.
  Alex Hernández completa el grupo con el papel de Tibbs, un ex militar que perdió la vista en un accidente y que la recupera gracias a unas lentes oculares de alta tecnología implantadas en su traje de combate. “Mi personaje sabe cuál es el precio por recuperar la visión, y está dispuesto a pagarlo” dice Hernández. “En esencia, tendrá que servir a la compañía en su perverso plan, pero a cambio tiene una nueva vida. Él acepta el trato”.
  Lamorne Morris, conocido por New Girl, se une al reparto como Wilfred Wigans, un programador de RST que se alía con Bloodshot. “Ha estado en cautiverio durante un tiempo, así que no tiene mucho don de gentes, pero es el tipo más listo del lugar” dice Morris.

DISEÑANDO EL UNIVERSO DE BLOODSHOT...
  Dada la prolífica y exitosa carrera de Wilson en animación, uno pensaría que recurriría a esas habilidades para dirigir BLOODSHOT. Aunque obviamente la película hace uso extenso de los efectos visuales, Wilson buscaba algo más natural, una estética realista, desde las escenas de riesgo a las prótesis.
  Wilson dio todo tipo de facilidades al reparto para que pudiesen trabajar en el rodaje. “Me gusta meter todas las cámaras posibles en cada escena para capturar los momentos de forma espontánea, en vez de tener todo planeado” explica Wilson. “Creo que la interpretación fluida influye también en un estilo de cámara fluido y libre, así que grabamos mucho a mano”.
  Usar cámaras portátiles también aporta un cierto toque documental a la película que coincide con la aproximación temática de Wilson. “Dave abordó la película desde un punto de vista de ciencia factual, no tanto ciencia ficción” dice Jaffe. “Abordó la historia como si estuviese ocurriendo en nuestro mundo en el presente y lo empujó sólo un poco pasada nuestra realidad. Ha creado un proyecto visual impactante que combina su interés por la ciencia con su perspectiva visual única que ha elaborado durante años en el mundo del videojuego”.
  Con eso en mente, Wilson animó a su equipo de diseño a construir un set de rodaje que pareciese funcionar a pleno rendimiento. Durante la preproducción desarrolló un concepto artístico y de previsualización tan detallado que su equipo tuvo la interpretación visual de la historia y un mapa mental claro.
  Un buen ejemplo es el laboratorio de RST. “No queríamos un enorme laboratorio inventado que pareciese venido del futuro” dice Shamdasani. “Queríamos algo que resultase familiar al espectador. Solo lo realzamos un poco”.
  “Una cosa que ayudó cuando estábamos diseñando fue pensar que todo estaba ocurriendo diez minutos en el futuro” dice la decoradora de rodaje Michele Barfoot. Con esto en mente, el equipo de diseño trabajó en parte con materiales y tecnología que ya existía.
  El equipo de diseño y construcción montaron el enorme laboratorio de Rising Spirit Technologies, inspirado en algunos reales. También construyeron el centro de operaciones, el centro médico, la sala de personal, la sala de recuperación y la oficina de Harting.
  “Los decorados tienen un toque gráfico característico” explica Jaffe. “La película va cambiando de modos, entre fantasía y realidad, y esos modos cambian a medida que Bloodshot empieza a resolver el misterio sobre su pasado. Cada modo requiere una estética particular”.
  Pero antes de empezar a vestir los decorados, había que instalar primero la maquinaria pesada de alta tecnología, todas usadas en la vida real. Lo primero que llegó al rodaje fueron los brazos robóticos completamente operativos, suministrados e instalados por Robotic Innovations, así como una serie de prótesis y un laboratorio de impresión 3D.
  “Dave quería que rodásemos todo de la forma más real y práctica posibles” dice Moritz. “Tuvimos la suerte de tener algunos de los mejores dobles de acción del mundo, gente con la que he trabajado en muchas películas de A Todo Gas. Hay muchas peleas, escenas con coches y motos, así que tuvimos que entrenar a Eiza, Vin y Sam de forma intensa. Así pudimos capturar todo lo posible con cámara y no tener que depender tanto de las imágenes generadas por ordenador”.
  Esta atención al detalle y al diseño se extendió a los propios personajes, como por ejemplo el tatuaje que tiene KT. “Trabajamos durante tres meses para perfeccionar el tatuaje una y otra vez hasta que al final lo conseguimos” dice la jefa de maquillaje Christa Schoeman. “La máquina de respiración de KT tenía un aspecto muy tosco al principio, pero lo refinamos hasta convertirlo en un tatuaje de mariposa que está prácticamente en su pecho”.
  Incluso las cicatrices en el cuerpo de Bloodshot tienen cada una su propia historia, el resultado de una planificación exhaustiva y horas de debate entre Diesel y Wilson.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Críticas del recuerdo (Hoy en TV)

Crítica... EMBOSCADA EN EXTREMO ORIENTECrítica del recuerdo... GIGANTECrítica... MAD MAX: MÁS ALLÁ DE LA CÚPULA DEL TRUENO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... PESADILLA EN ELM STREET