Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Charlie's Angels
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 00 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Acción, Aventura, Comedia
Director: Elizabeth Banks
Guión: David Auburn, Elizabeth Banks
Fotografía: Bill Pope
Música: Brian Tyler
FECHAS DE ESTRENO
España: 5 Diciembre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

Tres audaces chicas trabajan para el misterioso Charles Townsend, cuya agencia de seguridad e investigación se ha expandido internacionalmente con las mujeres más inteligentes, valientes y mejor preparadas de todo el planeta, de modo que en la actualidad hay equipos de Ángeles guiados por múltiples Bosleys ocupándose de los trabajos más duros de todo el mundo...

INTÉRPRETES

NAOMI SCOTT, NOAH CENTINEO, KRISTEN STEWART, ELIZABETH BANKS, SAM CLAFLIN, PATRICK STEWART, JONATHAN TUCKER, DJIMON HOUNSOU, ELLA BALINSKA, LUIS GERARDO MÉNDEZ, FRANK FERRUCCIO, PETER SIKORSKI, DANIELE RIZZO

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono bsoVIDEO CLIP MUSICAL

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   “Hay muy pocas películas con varias protagonistas femeninas. Me pareció que LOS ÁNGELES DE CHARLIE era una manera de contar una historia que tuviera más de una protagonista femenina: tres mujeres fuertes y estupendas, que tienen control sobre sus propias vidas y son la fuerza impulsora de la historia”, explica Elizabeth Banks, que dirige la entrega más reciente de la emblemática franquicia. Para la actriz/coguionista/directora/productora y muchas otras mujeres, Los Ángeles de Charlie eran todo un ejemplo. “Estos personajes eran mujeres que trabajaban en un mundo de hombres y tenían que valerse por sí mismas. Nunca antes se había visto a mujeres repartiendo leña en ningún género, fue algo revolucionario. Eran todo un símbolo”.

  “A Elizabeth le atraía la idea de poder hacer una película de acción”, comenta el productor Max Handelman. “Le entusiasmaba la idea de crear un mundo nuevo de espías y poder trabajar a partir de esa base. También le pareció entonces, y ahora más todavía, que era el momento adecuado para modernizar esta marca global, creando una película divertida con una gran marca detrás, pero también poder hablar de mujeres que luchan por otras mujeres y tratar temas de empoderamiento femenino y positividad, más allá de limitarse a hacer otra adaptación de un cómic o una comedia”.
  Doug Belgrad y Elizabeth Cantillon se unen a Banks y Handelman como productores de la película. Antes de que Belgrad fundara su productora, 2.0 Entertainment, como productor independiente, fue presidente del Motion Picture Group de Sony Pictures. “Llevaba más de 20 años en el estudio, y estuve allí para el primer par de películas. Por entonces, tenía una hija joven que se convirtió en una gran fan de Los ángeles de Charlie, y veía la película una y otra vez, así que sabía que para las mujeres Los ángeles de Charlie era una propiedad importante a la que poder aspirar. Y también me parecía, según numerosas conversaciones que mantuve con muchas ejecutivas, que era hora de reinterpretar a estos excelentes personajes para una nueva generación”.
  “Nuestra primera elección para ocuparse de ello era Elizabeth Banks”, prosigue Belgrad. “Tenía experiencia demostrada como directora y productora, al haber puesto en marcha la franquicia de Dando la nota de una manera tan divertida y original. Desde la primera reunión con Elizabeth en mi despacho, estaba claro que era la persona absolutamente perfecta para dar vida a este nuevo capítulo de la historia”.
  “Elizabeth Banks creó una franquicia para mujeres y chicas con Dando la nota, las jóvenes y mujeres quedaban para ir a verla juntas”, comenta Cantillon. “Parecía algo natural aplicar eso a Los ángeles de Charlie, su voz tenía el tenor perfecto para lo que la franquicia debía ser en la actualidad”.
  “Cada generación debería tener sus propios Ángeles de Charlie”, opina Cantillon. “La primera tanda reflejaba esa época de la liberación de la mujer y de desatar el potencial de las mujeres. La segunda, las películas anteriores, era una celebración de la mujer y de la colaboración entre mujeres. La versión de Liz Banks toma esas ideas y las amplía: las mujeres son capaces de hacer cualquier cosa si se les da la oportunidad, es cuestión de que las mujeres se apoyen entre sí en el trabajo. Es una hermandad, es incluyente y es algo con lo que sueñan todas las mujeres –formar parte de algo– pero sobre lo que no se ven muchas películas. Expresar todo eso era importante para Elizabeth Banks, y era importante para mí”.
  Además de asumir la dirección del proyecto, Banks también aceptó encargarse de escribir el guion. Para modernizar la historia, primero volvió a los fundamentos. El 22 de septiembre de 1976, se emitió “Los ángeles de Charlie” por primera vez en la cadena ABC en Estados Unidos. La serie, creada por Ivan Goff y Ben Roberts, y producida por Aaron Spelling y Leonard Goldberg, seguía las andanzas de tres hermosas mujeres que luchaban contra el crimen como parte de su trabajo para una agencia de detectives privados, la Agencia Townsend, dirigida y financiada por un misterioso millonario, Charlie, cuya identidad nunca se llegó a desvelar.
  El primer capítulo fue un éxito instantáneo, y la serie duró cinco temporadas, un total de 110 capítulos, y dio pie a dos películas importantes.
“La serie de ‘Los ángeles de Charlie’ fue el comienzo del empoderamiento femenino en televisión”, afirma Banks. “Así que, cuando empecé el proceso de continuar la marca de Los ángeles de Charlie, queríamos incorporar todo lo que había venido antes”.
  Pero relanzar la marca no era tanto una cuestión de reinventar como de revigorizar. El punto de partida, y ese era el meollo de la visión de Banks para Los ángeles de Charlie, era imaginar dónde estaría la Agencia Townsend en la actualidad, más de 40 años después. En esta nueva era, la compañía se ha vuelto internacional y ha activado toda una red mundial de Ángeles y Bosleys, sus encargados. “Quería responder a la pregunta: ¿Qué se ha dedicado a construir Charles Townsend a lo largo de los últimos 40 años?”.
  “Elizabeth quería jugar directamente con la mitología”, explica Handelman. “La idea era que este es el siguiente capítulo de la mitología de la Agencia Charles Townsend. Se trata tanto de la Agencia Charles Townsend como de Los ángeles de Charlie. Se trata de ampliar la historia”. Esta conexión con su herencia es un punto importante.
  “Liz tomó ese mundo con el que nos hemos familiarizado todos y lo amplió”, prosigue Kristen Stewart, que interpreta a Sabina Wilson, uno de los Ángeles. “Empezó a avanzar en el tiempo y pensó: ¿dónde estaríamos alrededor de 2018, 2019? Ahora somos más. Hacemos más ruido. Somos mucho más numerosas. Y eso encaja muy bien con ese marcado sentido de la identidad que estamos desarrollando para esta generación concreta. No se trata siempre de las personas más resueltas o con más fuerza física. Es verdaderamente sobre cómo trabajar juntas como individuos y cómo te conviertes en una unidad formidable como grupo. No glorificamos a nuestros personajes como si fueran heroínas, como si no pudieras ser una de ellas. La cuestión es que, si sabes cómo abordar algo con compasión e inteligencia, no se trata de hacer un montón de flexiones y apuntar a los malos con un arma. Se trata de ser más listo que alguien y hacerlo por un buen motivo, y eso será realmente lo que al final prevalezca”.
  Lo importante de esta película, opina Banks, es que mantiene los pies en la tierra. “Trata sobre mujeres reales que hacen cosas extraordinarias. Estoy rodeada de mujeres extraordinarias a diario, y de eso trata esta película, de las proezas diarias de mujeres que confían en otras mujeres, que creen en ellas y que quieren verlas triunfar en la vida”.
  Al mismo tiempo, la película sigue siendo Los ángeles de Charlie: está repleta de acción y llena de los disfraces, de la ligereza y de la caña a los que están acostumbrados los fans. “Quería hacer una película que no se tomara demasiado en serio a sí misma”, propone. “Creo que pasarlo bien en estas películas es el aspecto más importante de Los ángeles de Charlie. Queremos asegurarnos de que los espectadores disfruten en todo momento”.
  “Lo que hizo Drew Barrymore, reuniendo a un reparto tan increíble junto con McG para hacer las dos primeras películas, me inspira muchísimo. Es una de las mujeres en las que me fijo cuando pienso en cómo quiero llevar mi carrera”, prosigue Banks. “Fue a por todas. Y lo pasaron muy bien juntas. Se puede percibir de verdad una sensación de hermandad entre mujeres. E incluso en la propia serie de televisión original, eso era lo que más me importaba, la idea de las mujeres trabajando juntas. Hay muchos héroes por ahí, ya sea Jason Bourne o James Bond, que son muy individuales, ya sabes: lo tienen controlado. Los ángeles de Charlie es una oportunidad de trabajar en equipo, y creo que así es como les gusta trabajar a las mujeres en realidad. Somos muy colaboradoras, así que eso me atrae. Me encanta poder juntar todas las distintas habilidades, juntar a las distintas mujeres, ponerlas en un mismo equipo y mandarlas a triunfar”.

ÁNGELES (Y BOSLEYS) DEL SIGLO XXI...
   Al igual que han evolucionado los Ángeles, también lo han hecho sus misiones. En esta película, conocemos a Elena Houghlin (Naomi Scott), una brillante científica e ingeniera que ha creado Calisto, una fuente de energía sostenible diseñada para revolucionar el modo en que suministramos energía a las cosas. Cuando sus jefes se precipitan a lanzar su invento al mercado, les advierte de un fallo que tiene el sistema: en las manos equivocadas, se puede utilizar como arma letal. Desgraciadamente, sus jefes resultan ser precisamente las manos equivocadas, así que Elena acude a la Agencia Townsend en busca de ayuda. La lucha por la justicia de Elena, una historia contemporánea de una informante digna de los Ángeles del siglo XXI, pone en marcha una aventura por medio mundo para recuperar el artefacto antes de que suceda algo terrible.
  Pero el espionaje es el espionaje, así que la primera vez que vemos a nuestros Ángeles, se encuentran naturalmente en mitad de una misión en una glamurosa terraza de una azotea de Rio de Janeiro. Sabina, metida completamente en su papel de Ángel con un sensual disfraz, se está asegurando de que tener a su presa completamente atrapada en su trampa y, en última instancia, en las cortinas, en un momento muy propio del Circo del Sol.
  Como miembro más alocado, despreocupado y lanzado del equipo, Sabina es totalmente impredecible. “Me da la impresión de que, si Sabina fuera un perro, sería el chucho de la perrera que sin duda se llevaría una bala por ti, y quería dotar al personaje de esa ligereza. Al principio de la película, Sabina parece la más sociable, extrovertida... como si tuviera todos los amigos del mundo”, aporta Stewart. “Pero, en realidad, tan solo intenta encontrar su equipo. Haría cualquier cosa por tener amigos, y no quiere más que tener una familia”.
  Kristen fue idea de Banks desde el primer momento, recuerda Handelman. “Tanto a Liz como a mí y a Elizabeth Cantillon nos encantó siempre la idea de Kristen Stewart como Ángel. Es algo sumamente inesperado para ella, y para nosotros servía realmente para certificar la idea de que estos Ángeles de Charlie eran algo totalmente distinto a lo que se había visto hasta ahora”.
  “Siempre quisimos a Kristen Stewart”, asegura Cantillon. “Si la has visto en entrevistas o en ‘Saturday Night Live’, sabes que su sentido del humor tiene algo subversivo. Es un poco taimada. Y, encima, Kristen es la actriz de su generación, ha conseguido muchísimo y todavía ni siquiera tiene 30 años”.
  A Stewart le atrajo el proyecto desde el primer instante, así como su personaje, algo muy distinto para una actriz conocida por sus trabajos más bien dramáticos. “La gente más alucinante que conoces en la vida ve a menudo facetas de ti misma que tú ni siquiera te das cuenta, y Liz estaba convencida de que yo era como Sabina”, comenta.
  “Kristen será la mayor sorpresa que se llevarán los espectadores, en el sentido de que no creo que la gente se espere lo graciosa que es, ni lo increíble que está como heroína de acción”, opina Banks. “Sabe dar caña y lo hace con una enorme sonrisa en el rostro. Es realmente como el rock and roll de la película, así como su alma, y acaba siendo jefa de equipo porque es como la hermana que quiere que todos pasen todo el tiempo juntos y disfrutando la vida al máximo”.
  Mientras Sabina continúa disfrutando de la vida y mantiene atado a su malvado compañero de cena, se abren las puertas para dejar pasar a Jane Kano (Ella Balinska), un Ángel con corazón de soldado. Y vemos a las dos acabar con una sala llena de criminales.
  Como antigua agente del MI6, Jane es todo lo que no es Sabina: “Estricta, decidida, centrada”, explica Balinska sobre el personaje que supone su gran oportunidad. “Encuentra su fuerza en la actividad física, es muy disciplinada, y siempre cumple con su trabajo”.
  Para Banks, fue emocionante elegir a la novel Balinska para interpretar a uno de sus nuevos Ángeles. No solo estaba la actriz adiestrada en todo tipo de actividades, desde el combate cuerpo a cuerpo al manejo de armas, sino que encajaba perfectamente con el papel. “Jane es un tipo de personaje de los que se pone manos a la obra y hace lo que tenga que hacer, y Ella es exactamente así como actriz, sobre todo en el aspecto físico”, aporta Banks. “Me pareció una combinación perfecta de actriz y personaje cuando Ella se hizo cargo del papel de Jane”.
  Stewart se muestra de acuerdo: “Es una de las personas más pragmáticas que he conocido nunca. Tiene una clarísima personalidad tipo A y para llegar del punto A al punto B sigue una línea recta. Serpentear sería ridículo para ella, mientras que yo soy de las que va bailando de un lado para otro hasta llegar al punto B, y eso es lo que me encanta. Lo que aporta más allá de su energía, que es adorable, es que haría cualquier cosa por la película. Se esforzó más que nadie en las escenas de acción. Es vergonzosamente sincera. Te dice las cosas tal cual las ve, es muy dulce y está muy presente, y es muy buena amiga”.
  Mientras Sabina es un lobo solitario en busca de familia, Jane está decidida a demostrar su independencia. No necesita a nadie y desde luego no quiere que nadie la necesite a ella.
  “Ninguno de los componentes de nuestro grupo trabajamos bien juntas al principio, porque somos muy individualistas y hemos desarrollado nuestra independencia de la manera que han tenido que hacerlo las mujeres, pero casi hasta el exceso”, comenta Stewart. “Piensas: ‘Puedo hacerlo yo misma. Estoy bien sola’. A medida que avanza la película, mi actitud pasa a ser más bien: ‘Creo que podríamos hacer cosas increíbles si no nos separáramos nunca, y nos convertiríamos en una unidad muy sólida”.
  Y entonces entra en escena Elena, la brillante científica que los Ángeles tienen que encargarse de proteger. Aunque los espectadores han tenido ocasión de conocer a Naomi Scott como Jasmine en la versión de acción real de Aladdin, este papel es algo completamente diferente.
  “Naomi es una mezcla perfecta de cerebro y efervescencia, tiene chispa en todo momento”, afirma Banks. “Se nota que verdaderamente lo está pasando bien, y cuando por fin le llega el turno de pelear en la película, lo hace con mucha inteligencia. Viene a ser el cerebro de la operación, y las cosas que hace para defenderse de un tipo del doble de su tamaño dan pie a una de las secuencias más divertidas de todo el filme”.
  Elena es una expresión del potencial que toda mujer alberga en su interior, un tema clave de la película. “Elena representa a la clase de chica de la que tal vez pensaras que posiblemente no podría ser un Ángel, cuando la idea es que cualquiera puede ser un Ángel”, aporta Scott. “Se trata de pulir tus propias habilidades y ser lo mejor que puedas para hacer realmente el bien”.
  Por muy fuertes que sean cada una de los Ángeles, no podrían ser un equipo tan unido sin su Bosley, el conducto entre el trío y su misterioso jefe, Charlie. Para nuestra Agencia Townsend globalizada, Bosley se ha convertido en un cargo. Cada equipo de Ángeles tiene su propio Bosley en ciudades de todo el mundo. La primera vez que vemos a Sabina y a Jane, también conocemos al John Bosley original, interpretado por sir Patrick Stewart, que representa a la versión emblemática, pero de la vieja guardia y del viejo mundo, del personaje.
  “Nos lo pasamos bien planteándonos quién podía interpretar a su personaje, y Patrick fue siempre nuestra primera opción”, recuerda Handelman. “Bosley es un papel muy emblemático y creo que estaba entusiasmado con él, así como por participar en una película que parecía más divertida y traviesa”.
  Stewart estaba encantado de formar parte de esta aventura, sobre todo bajo la atenta mirada de Banks. “Elizabeth está muy preparada para empezar, pero luego da mucha libertad”, asegura. “Así que siempre hay momentos para la improvisación y un poco de inventiva”.
  Cuando el Bosley de Stewart se retira a regañadientes, conocemos a Edgar Bosley, interpretado por Djimon Hounsou, que escucha a Elena contar en un café de Berlín el aprieto en que se encuentra. Después de una frenética y alocada secuencia de acción con el matón sociópata de nuestro villano, Hodak (Jonathan Tucker), en la que Bosley, los Ángeles y una alterada Elena toman parte en una espectacular persecución de coches, el Bosley de Hounsou muere trágicamente. Sin embargo, Hodak no ha hecho más que empezar.
  “La película cuenta con el humor y la acción dura propios de las historias anteriores. Así que es una puesta al día, pero también un homenaje con guiños y alusiones y bastantes puñetazos en la cara”, comenta Tucker, que estaba encantado de crear ese personaje con Banks, una excelente colaboradora. También tuvo ocasión de lucir sus habilidades reales en artes marciales mixtas. “Encontrar los tatuajes adecuados, escoger las joyas, decidir cómo su personaje se va a mover, caminar y acechar, cómo ve el mundo... Los actores encuentran todo eso muy suculento”.
  Entonces aparece “Boz”, nuestra primera Bosley femenina —una antigua Ángel, interpretada por Banks—, y empieza a encauzar a los Ángeles hasta formar un equipo unido. Como la Bosley responsable de crear a este nuevo equipo, Banks personifica la interpretación moderna del empoderamiento femenino y la idea de que la unión hace la fuerza.
  “Quería hacer algo que resultara importante para las mujeres y las chicas, que fuera una celebración de su potencial en el mundo actual —y lo que las mujeres pueden conseguir, sobre todo si trabajan juntas”, explica Banks. “Que estas mujeres trabajen juntas, se complementen entre sí, se lloren mutuamente en el hombro, se cubran las espaldas... creo que eso es lo que resulta más atractivo”.
  Saint (Luis Gerardo Méndez) se merece la santidad. Es su gurú, su nutricionista, su sanador... y su madraza. “Saint es a quien quieres acudir corriendo y ponerte en plan: ‘Cuida de mí también’”, aporta Banks. “Cuida de nuestra salud, probablemente se ocupe de nuestros impuestos. Nos ayuda con nuestra preparación, nuestras dietas y probablemente con un montón de terapia después de un duro día de trabajo”.
  En el papel de Langston, el ayudante de Elena, Noah Centineo ya era el novio de Internet (gracias a la comedia romántica A todos los chicos de los que me enamoré) cuando se embarcó en el proyecto. Así que resulta apropiado que Jane y él hagan buenas migas, aunque sea torpemente. “Todo el mundo estaba entusiasmado con Noah, suspirando y esas cosas”, recuerda Kristen Stewart. “Y yo pensaba: ‘Es guay, pero, ¿quién es este chico?’. Tuvieron que contármelo. Y, vaya, es un verdadero encanto. No es broma”.
  Pero Elena descubre para su horror que sus jefes, Peter Fleming (Nat Faxon) y el enrollado consejero delegado Alexander Brok (Sam Claflin), respaldados por un misterioso socio, planean utilizar Calisto para hacer el mal. Faxon y Claflin se divirtieron satirizando los estereotipos de la industria tecnológica, pero también reconocieron la importancia de su trama.
  “Peter es un ejecutivo chovinista, alguien muy identificable para muchas mujeres que dirán: ‘Trato con ese capullo a diario’. En el trabajo, en su comunidad... alguien que está constantemente menospreciándolas o tratándolas con condescendencia”, postula Faxon. “Como actor, he de admitir que es divertido interpretar a un personaje despreciable y forzar los límites de maneras que sean lo suficientemente creíbles como para resultar cercanas. Es divertido porque señala con el dedo a tipos así”.

EL ASPECTO DE LOS ÁNGELES...
  Desde el principio, era importante para Elizabeth Banks que estos Ángeles se mantuvieran firmemente asentados en la realidad. Es verdad que pueden darles una paliza a los malos, pero lo cierto es que, con los medios adecuados —cerebro, conocimientos de Krav Maga o un lanzacohetes— ¿no podría cualquier mujer?
  “La versión de Elizabeth de Los ángeles de Charlie tiene desde luego a esas mujeres realizando proezas asombrosas y superando dificultades increíbles vestidas con ropa normal de la calle, pero muy moderna, de la que todas las chicas quieren llevar y con la que se pueden identificar”, opina la diseñadora de vestuario Kym Barrett. “Creo que es importante que el vestuario posea una cierta ligereza, no sea demasiado serio, pero tampoco demasiado jocoso. Intentamos sin duda guardar un equilibrio para tratar de mantener con vida el espíritu de las anteriores Ángeles de Charlie”.
  “Nos encanta la moda”, concuerda Banks. “Nos pareció que los Ángeles tendrían la ropa más hermosa e innovadora, y así es”.
Crear la imagen de los Ángeles de 2019 fue menos cuestión de inventar la nueva malla de cuerpo entero que quedara genial, con el maquillaje más glamuroso, y más de sumergirse primero en los personajes. En lugar de idear aspectos sofisticados, el equipo pensó en los rasgos individuales de cada personaje y en sus respectivos arcos argumentales. Luego se centraron en qué aspecto tendrían los Ángeles cuando finalmente formaran un equipo unido.
  “Solían llevar fundamentalmente zapatos de tacón y muchas pestañas, pero hemos ido más allá de eso”, explica la jefa del departamento de maquillaje Melanie Hughes-Weaver. “Se trata de ver a mujeres que amplían quiénes son y qué aspecto tienen, que también puede haber fuerza en su apariencia. Creo que eso es algo muy importante a la hora de diseñar una película de acción para mujeres como esta. Ha cambiado mucho. A veces habrá momentos de gran belleza y también habrá peleas con aspectos alucinantes que resultan fuertes, inteligentes y preciosos”.
  Nuestros nuevos Ángeles son de distintas procedencias, así que aportan al conjunto aspectos, actitudes y experiencias diferentes. Para el equipo creativo, eso daba pie a poder divertirse mucho diseñando sus personajes.
  Sabina, un camaleón que siempre está dispuesta a todo, de manera similar a la propia Stewart, es más rebelde y deja al aire mucha pierna, mucha clavícula, aporta Banks. “Sabina —y Kristen— se divierten jugando con cómo pueden ser versiones muy diferentes de sí mismas”, comenta Barrett. “Sin duda, tiene ocasión de demostrar que se puede transformar en toda clase de versiones de sí misma”.
  Jane, por otro lado, es más conservadora. Lleva muchos trajes y ropa a medida. Para Jane, la maquilladora clave Maha Lessner creó un aspecto de guerrera que Hughes-Weaver cree que es: “una declaración increíble: la imagen de guerrera es fuerte y elegante, pulcra y potente, pero sin excederse. Además, tenemos otros aspectos más suaves para resaltar la belleza”.
  Para Naomi Scott, el equipo diseñó una evolución que pasara de aspectos más suaves a otros más fuertes, que reflejaran el desarrollo de su personaje, Elena. “Por momentos es suave y formal, y luego se vuelve dura y luchadora y se le ha corrido el maquillaje”, comenta Hughes-Weaver. Banks se muestra de acuerdo: “Elena tiene la mayor transformación porque, por supuesto, no empieza como Ángel, sino básicamente como científica empollona. Y la tomamos bajo nuestra protección, le damos a elegir entre todo nuestro guardarropa, y mejoramos su aspecto a medida que avanzamos”.
  Pero LOS ÁNGELES DE CHARLIE no estaría completa en lo referente a la indumentaria sin los disfraces que llevan las mujeres cuando se infiltran. Y esta versión moderna aborda ese aspecto con aplomo. “Todo el mundo sabe que el pelo de una mujer es lo más importante para ella. Hillary Clinton puede decírtelo”, afirma Banks. “No puedes hacer LOS ÁNGELES DE CHARLIE sin pelucas y disfraces”.
  Camille Friend, jefa del departamento de peluquería, le sacó todo el jugo posible a las distintas pelucas y cortes de pelo —lo que incluye una escena increíblemente ingeniosa en la que las tres mujeres se visten del mismo personaje. Por su parte, Barrett se metió de lleno en el reto de crear disfraces hermosos y divertidos que no fueran demasiado excesivos y dieran libertad a las actrices para ocuparse de la mayor parte de sus momentos de acción.
  La escena inicial era en especial la preferida de todo el mundo. “Quería que Kristen se sintiera como un camaleón en la película, que podría ser cualquiera, hacer cualquier cosa, que de todos modos es como la veo yo como actriz”, explica Banks. “Pero, lo que es más importante, quería jugar mucho con su imagen en la película. Me apetecía que empezara la película con una peluca rubia; dije que quería que se pareciera a Barbie, con un vestido rosa, labios rosas, uñas rosas... todo. Quiero que parezca la chica más femenina del mundo, de modo que, cuando se transforme, notemos realmente la diferencia y entendamos que ha estado interpretando a ese personaje todo el tiempo”.

SECUENCIAS DE ACCIÓN...
  ¿Empoderamiento femenino? Presente. ¿Disfraces ingeniosos? Presentes. ¿Vestuario de última moda? Presente. Armamento de último modelo, movimientos aéreos y escenas de lucha acrobáticas, persecuciones de coches a alta velocidad, impactantes escenas de acción que enfrentan a los Ángeles con asesinos muy bien pertrechados, lanzando a sus enemigos por un balcón y a una trituradora de piedras... Sí, ahora sí estamos hablando de la experiencia completa de Los ángeles de Charlie. El equipo responsable de crear el aspecto de las secuencias de lucha tiene experiencia trabajando en estilos de combate de todo el mundo, así que la intención desde el principio era crear algo que fuera cinematográficamente único. Es un papel de una gran exigencia física para todos los actores implicados.
  Para las tres protagonistas, era fundamental encargarse de realizar personalmente todos los momentos de acción que les fueran posibles, lo que suponía mucha preparación. “Me quedé impresionado por lo rápido que pillaban las cosas. Era increíble”, admite el coordinador de especialistas Florian Hotz. “Las tuvimos un par de semanas antes de la preparación, y nunca se les olvida ninguna parte de la coreografía”.
  Desde el principio, Banks y Hotz acordaron que el desarrollo de los personajes sería lo que movería todas las escenas de acción que interpretan los actores en la película. “Sabina es como un toro furioso; es salvaje. Grita antes de atacar. Así que es como un cruce entre un boxeador y un tipo que se pelea en bares”, explica Hotz. “Jane es más precisa, parece que no le suponga el más mínimo esfuerzo. Está entrenada, es experta en varias artes marciales. Así que tiene una técnica completamente diferente. Elena se va desarrollando a lo largo de la historia. Es muy inteligente, así que capta las cosas rápido y tiene una gran agilidad mental. Eso significa que posee conocimientos básicos de lucha. Pero, a lo largo de la película, va adquiriendo más. Al final, no es una Jane, ni es una Sabina, pero puede seguirles el ritmo. Así que ya no es a la que tienen que proteger, sino que se echa encima de los malos y los ataca”.
  Aunque todo el mundo —desde los Ángeles hasta nuestros villanos— puso toda la carne en el asador, Ella Balinska estaba un poco más preparada que sus compañeras de reparto.
  “Tengo una enorme experiencia en lucha escénica, que fue una base excelente de la que partir para meterme en el personaje de Jane”, aporta Balinska. “Jane era del MI6, sabe lo que hace, la ves luchando con un rifle tranquilizante, con armas de fuego, y también tengo una gran pelea a cuchillo. Pasamos mucho tiempo en la sala de especialistas con el asombroso equipo de especialistas, el coordinador y el coreógrafo de lucha”.
  Puede que algunos se sorprendan al descubrir que el equipo sacó inspiración de muchas fuentes inesperadas de movimiento coreografiado, entre ellas el Circo del Sol y el ballet. “Probamos con un movimiento tipo ballet, de modo que se vea mucho movimiento de danza. Es algo íntimo, como ver a dos compañeros de baile. Incluso hicimos de Fred Astaire cuando trabajábamos en los movimientos y luego lo actualizamos, para acercarnos al hip hop actual”, explica Hotz. “Intentábamos que pareciera un baile entre dos compañeros maravillosos, ¡salvo que me están dando una paliza! La idea es que, cuanto más fuerte se vuelve mi personaje, mejor y más fuerte parece, ya que se vuelve un adversario más fuerte. En última instancia, lo verdaderamente emocionante de poner al día a los Ángeles es que estas mujeres son personajes especialmente fuertes, más de lo que lo eran hace 20 años. Son las auténticas heroínas físicas”.

DISEÑO DE PRODUCCIÓN...
  LOS ÁNGELES DE CHARLIE de Elizabeth Banks son una celebración de la marca original, con guiños al acervo de la película a lo largo de la misma, que los más atentos podrán ver en la sala de artilugios, el armario y en las oficinas de la Agencia Townsend. Al haberse vuelto global la Agencia Townsend, lo mismo han hecho las localizaciones de la película. Llegado el momento de rodar, el equipo no se anduvo con tonterías, y viajó por todo el mundo, filmando en lugares exóticos como Estambul y Alemania.
  “Uno de los temas de la película de los que hablamos desde el principio era el encuentro entre el viejo mundo y el nuevo, la idea de que las mujeres de la Agencia Townsend están creando un nuevo mundo en el contexto del antiguo”, comenta el diseñador de producción Aaron Haye, que ayudó recientemente a crear los alabados aspectos de Blade Runner 2049 y Bohemian Rhapsody.
  Como piedra angular de la película, las oficinas de Berlín de la Agencia Townsend eran especialmente importantes. “Encontramos una localización que era una antigua central eléctrica de Berlín y la modernizamos, optando por un aspecto de loft contemporáneo, y haciendo referencia a arquitectura contemporánea, así como a algunas ideas más antiguas de los 70”, explica Haye. “Eso representa la extensión moderna de los Ángeles. Este set y localización en concreto eran indicativos de cómo se han ido expandiendo y creando sucursales por todo el mundo”.
  Su equipo tuvo cinco días para construir el set de la sucursal de Berlín de la Agencia Townsend, un esfuerzo enorme, teniendo en cuenta su tamaño, y para Aaron y su equipo no fue desde luego el único. LOS ANGELES DE CHARLIE está llena de grandes secuencias de acción que los mantuvieron ocupados. La gama de localizaciones va desde el interior de las oficinas de Berlín, filmado en una antigua central eléctrica de Berlín, acertadamente llamada Kraftwerk, a la grandeza del castillo de Moritzburg, cerca de Dresde, o la polvorienta dureza de una cantera de piedra situada en algún lugar a las afueras de Estambul.
  El equipo creativo logró dar un aspecto novedoso a LOS ÁNGELES DE CHARLIE, no solo en lo relativo a la marca, sino también cinematográficamente. “Filmamos en algunos lugares que o bien no se han visto nunca en pantalla, o no se han visto en muchos años”, comenta Haye. El castillo de Moritzburg, por ejemplo, se utilizó por última vez como localización de cine en los 70, en una producción checo-germana de Cenicienta, pero se ha visto transformado en el hogar de última generación de un multimillonario del sector tecnológico. “Lo hemos convertido en una fiesta de visión de alta costura. Brok es un multimillonario del sector tecnológico que se rodea de gente guapa, así que tuvimos ocasión de divertirnos mucho en este entorno”. El castillo sirve de escenario de una de las escenas de lucha más espectaculares, con los Ángeles vestidos con deslumbrantes conjuntos de fiesta, listas para colarse en la fiesta y salvar la situación.

LA MÚSICA...
  Uno de los sellos distintivos de Los ángeles de Charlie es que cada una de las películas ha contado con un sonido moderno y a la última en la banda sonora, como fue el caso de Destiny’s Child en la entrega original y de Pink en la secuela. Era importante para Elizabeth Banks continuar y ampliar ese legado, por lo que decidió acudir a la superestrella Ariana Grande para que aportara cinco canciones para la banda sonora enteramente femenina del filme, lo que incluye el tema principal, “Don’t Call Me Angel (Charlie’s Angels)”, para el que Grande ha colaborado con Miley Cyrus y Lana Del Rey.
  “Como enorme fan de Los ángeles de Charlie originales, la idea de una banda sonora enteramente femenina para esta nueva entrega me resultaba muy emocionante”, asegura Grande. “Me siento muy orgullosa de haber podido colaborar con tantas mujeres increíbles en ella. Es una gran oportunidad para mí de experimentar, apoyar y empoderar a mis compañeras artistas de una manera nueva e inexplorada”.
  En sus cinco canciones, y mientras ejerce de productora ejecutiva de la banda sonora de la película, Grande colaboró con Banks para encontrar los temas que recalcaran los momentos clave de la película. “Elizabeth me ha brindado todo su apoyo y ha sido una enorme influencia a lo largo de todo el proceso. Ayudó a elegir todas las canciones, y fue muy franca a la hora de emparejar discos concretos con escenas concretas de la película”, explica Grande. Aunque era la primera vez que Grande componía para un filme, le pareció una gran experiencia de colaboración y artísticamente estimulante, gracias en gran medida al liderazgo receptivo y cordial de Banks. “Me sentí honrada de que confiara en mí para ayudar a ofrecer una banda sonora que apoyara su visión. Ha sido una experiencia sumamente distinta como artista, contar la historia de otra persona en lugar de la mía propia y servir musicalmente a las necesidades de otra”.
  Banks también recurrió al compositor Brian Tyler para que compusiera la partitura de la película. “Juntos nos esforzamos por crear una banda sonora que realzara el misterio, la acción, la diversión y la fuerza de la película, a la vez que rendía homenaje a sus raíces en los años 70”, señala Tyler. “Compuse nuevos temas para el filme que resultaran nostálgicos y al mismo tiempo nuevos, pero que también funcionaran al sonar junto al tema de la serie de televisión original. Los elementos sónicos de la banda sonora evocan una variedad de estilos musicales: sinfónico, hip hop y un ritmo de los 70”.
  Tyler tocó personalmente muchos de los instrumentos de la banda sonora, entre ellos la guitarra, una batería retro, un piano Rhodes, el vibráfono y el bajo eléctrico, luego grabó y mezcló esos elementos de manera que sonaran como si los hubieran extraído de álbumes antiguos. “Es una técnica empleada a menudo en hip hop”, explica. Tyler también aportó dos canciones nu-disco, “Euphoria” y “Neon Sky”, a través de su alias dentro de la música electrónica, Madsonik.
  Para Grande, las canciones proporcionan el telón de fondo perfecto para el filme. “La energía que exhiben las canciones está exactamente a la par con la energía de la película, reflejan perfectamente las escenas y el reparto”, afirma. “Me encanta la forma en que tantas voces femeninas distintas se han unido para contar una sólida historia movida por personajes femeninos”.

logo radio directo