Fichas de peliculas
  • Registro
LA EMPERATRIZ REBELDE
INFORMACIÓN
Titulo original: Corsage
Año Producción: 2022
Nacionalidad: Austria, Luxemburgo, Alemania, Francia
Duración: 114 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama, Biografía
Director: Marie Kreutzer
Guión: Marie Kreutzer
Fotografía: Judith Kaufmann
Música: Camille
FECHA DE ESTRENO
España: 2 Diciembre 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Adso Films


SINOPSIS

En la Navidad de 1877, Sissí Emperatriz celebra su 40 cumpleaños y no hay atisbo de felicidad a su alrededor: es juzgada constantemente por sus propios hijos y vive sumisa a su belleza en decadencia por el paso del tiempo. Asfixiada por las normas, y con un apetito voraz de saber y de vida, Isabel de Austria se rebela cada vez más contra las imposiciones, en búsqueda de la emoción de la juventud...

INTÉRPRETES

VICKY KRIEPS, COLIN MORGAN, FINNEGAN OLDFIELD, AARON FRIESZ, KATHARINE LORENZ, ALMA HASUN, MANUEL RUBEY, ALEXANDER PSCHILL, JEANNE WERNER, FLORIAN TEICHTMEISTER, TAMÁS LENGYEL, RAPHAEL VON BARGEN, IVANA URBAN, MARLENE HAUSER, NORMAN HACKER

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Londres 2022: Mejor película
- Festival de Cannes 2022: Mejor actriz Vicky Krieps
- Festival de San Sebastián 2022: Mención especial
- Festival de Toronto 2022
- Festival de Nueva York 2022
- Festival de Chicago 2022

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   En palabras de la directora: Sissi, “está en un punto de cambio en su vida, y eso es lo que quería retratar. Ya está muy harta de esa imagen tan pesada que tiene que mantener todo el tiempo y, por otro lado, no está segura de si sigue interesada en cumplir el papel de monarca, así que empieza a preguntarse qué más puede hacer. Para mí, las imágenes dentro de la película representan el hecho de que quizás hay otra versión de sí misma que es posible. Me pareció muy interesante que sus hijos representaran la monarquía mucho más que ella”.

ENTREVISTA A LA DIRECTORA...
Marie Kreutzer, como (casi) todos los de su generación, creció con Romy Schneider como Sissi. La trilogía que todavía se proyecta en la televisión cada Navidad, representa a la emperatriz Isabel como una joven monarca obediente en un entorno kitsch y folclórico. Su Isabel, en cambio, tiene 40 años, por lo que es una mujer mayor para los estándares de su época, que se enfrenta a su vida y busca una forma de escapar de sus limitaciones. ¿Qué le interesó de Isabel y qué piensa de las películas de Sissi?...
En realidad, nunca había visto la trilogía de Sissi hasta que empecé a investigar para “La emperatriz rebelde”. Pero, por supuesto, las representaciones de Sissi estaban por todas partes. Vivo en Viena desde 1996, y su rostro aparece cientos de veces en todas las tiendas de recuerdos. Sissi es, sin duda, la principal atracción turística de nuestra ciudad. El proyecto comenzó cuando Vicky Krieps me preguntó hace años si quería hacer una película sobre Sissi con ella. Como la única relación que se me ocurrió fue la de los souvenirs, le contesté: ¿Para qué? Pero en algún lugar de mi interior la idea latía y al cabo de un tiempo empecé a leer sobre ella. Me acerqué al material con una mentalidad absolutamente abierta, sin saber si saldría algo sobre ello; solo quería ver si había algo que me conmoviera y me atrajera. Y muy pronto descubrí que esa era la fase de la vida de Isabel en la que, por un lado, empezaba a rebelarse contra toda la ceremonia y, por otro, comenzaba a replegarse y aislarse; una época en la que, evidentemente, le resultaba imposible encajar en un modelo predeterminado. Hay esa sensación de tener que estar siempre a la altura de una imagen exagerada de uno mismo, ya que es la única manera de obtener reconocimiento y amor; eso me pareció extremadamente interesante y universal.

Su emperatriz Isabel vive en un apretado corsé de autocontrol y censura social. Al principio se esfuerza por estar a la altura de sus propias aspiraciones, así como por satisfacer las expectativas del público de que se ajuste a una imagen idealizada. Durante décadas contribuyó a consolidar esa imagen con su culto a la belleza y su icónico peinado trenzado. Pero Isabel se ha hecho mayor, y está cansada de representar una imagen de perfección. ¿Es solo un problema de Isabel o una situación constante en la vida de las mujeres?...
No me habría interesado si eso hubiera sido un problema para ella. Muchas de las expectativas con las que tuvo que lidiar Isabel siguen imponiéndose a las mujeres hoy en día. Ser bella sigue considerándose el rasgo más importante y valioso de una mujer. El progreso histórico no ha alterado eso, a pesar del movimiento femenino y la emancipación. Las mujeres siguen siendo consideradas menos valiosas si tienen sobrepeso o son mayores. Una pareja femenina atractiva sigue elevando el estatus de un hombre.
La única diferencia entre entonces y ahora es que antes se hablaba abiertamente de ello: “Todo lo que tienes que hacer es ser atractiva, por eso te elegí, por eso estás aquí”, le dice Francisco José a Isabel. En 2022, las mujeres deben hacer mucho más y cumplir muchas más expectativas, pero también deben mantenerse bellas, delgadas y jóvenes. A partir de cierta edad, las mujeres no ganan nada con lo que hacen; se las acusa de vanidosas si se operan, pero si no lo hacen, la gente comenta sus arrugas. Es un problema particular para las mujeres que están en la mira del público, como Isabel, pero nos afecta a todas porque tienen una especie de función emblemática.

Asolada por la desesperación, la emperatriz Isabel se va retirando del trono cada vez más. Eso es exactamente lo que se dice que hizo la verdadera Isabel: En el último tramo de su vida, sólo aparecía en público con el rostro oculto tras un velo, viajaba mucho e incluso tenía una doble que ocupaba su lugar en los actos oficiales para no tener que asistir. ¿Qué importancia tuvo para usted la exactitud histórica en “La emperatriz rebelde”?...
Para mí era importante, como siempre, conocer las reglas para poder romperlas. Realicé una investigación muy profunda sobre esa fase de la vida de Isabel, pero me tomé muchas libertades con el contenido y la forma al convertirlo en una narración cinematográfica. Todos los “errores” que contamos o representamos no fueron algo que simplemente ocurrió cuando estábamos rodando, sino que fueron decisiones artísticas. Nunca me interesó grabar un film bonito y ordenado. Pero, por supuesto, fueron los hechos (que Isabel no mostrara su rostro a partir de cierta edad) los que realmente inspiraron la trama, lo que despertó esta historia dentro de mí. Después de todo, es increíblemente convincente darse cuenta de que ella esencialmente desapareció delante de sus ojos.

ENTREVISTA A VICKY KRIEPS...
Vicky Krieps, ¿cómo llegó a interpretar a la emperatriz Isabel?...
Conocía a Marie Kreutzer porque había interpretado el papel principal en su película “We Used To Be Cool” que retrata a una joven madre que lucha contra la paternidad. Cuando terminó el rodaje, las dos estábamos absolutamente seguras de que queríamos hacer otro proyecto juntas. Poco después, le pregunté a Marie qué le parecía “Sissi”. La idea se me ocurrió porque había visto a Romy Schneider en las películas de “Sissi” en casa de nuestra vecina cuando tenía 15 años y había leído la biografía de la emperatriz Isabel casi en paralelo. Como adolescente, tenía todo tipo de preguntas cuando terminé el libro. ¿Por qué la emperatriz Isabel se hizo construir un gimnasio para ella? ¿Por qué se negó a que la pintaran después de los 40 años? Le conté todo eso a Marie y al principio no dijo nada. Pero entonces ocurrió algo sorprendente, que refleja lo que creo que es uno de los grandes puntos fuertes de las mujeres: poner las ideas en práctica en lugar de limitarse a hablar y hablar. Y entonces, un día, un año después de que tuviéramos esa conversación, abrí mi buzón y había un sobre con el guion terminado. Marie acababa de añadir una nota que decía algo así como: “He vuelto a los archivos.
Tenías razón”. Eso fue muy elegante.

¿Y qué hizo después?...
Sin dudarlo ni un momento, mi reacción fue: ¡Vamos a por ello!

La emperatriz Isabel monta a caballo, destaca en muchos deportes, habla varios idiomas y, sobre todo, es hiperdelgada. ¿Cuánto tiempo y energía le costó convertirse en esta monarca?...
Anteriormente no recuerdo haber trabajado tan duro para un papel. Y tuve suerte ya que sabía montar bien a caballo, lo que significaba que no tenía que empezar de cero; solo necesitaba aprender a montar a la amazona. Supongo que no hubiera sido posible de otra manera en solo dos meses. Aprendí a hacer natación de hielo en el Danubio a temperaturas bajo cero, lo cual es bastante complicado. Te metes en el agua fría y tu cuerpo activa su reflejo de supervivencia, solo quiere que salgas de ahí. Pero entonces tu mente entra en acción; tiene que ganar ventaja para convencerte de que todo está bien. Además de eso, tuve que aprender esgrima y húngaro. Ese fue un gran desafío, ya que es un idioma en el que no puedes recurrir a ninguna otra fonética para orientarte. Marie definitivamente no quería que perdiera peso para el papel, pero por supuesto perdí algunos kilos con todo el entrenamiento. Volviendo la vista atrás, eso en realidad terminó ayudando con el corsé. En cualquier caso, usar un corsé fue una experiencia realmente memorable. No se trataba solo de ser capaz de tomar líquidos como sopas o batidos cuando estaba en el corsé; esa fuerte constricción también afectó enormemente a mis emociones. Cuando me lo puse y me ataron, inmediatamente me sentí triste. Cuando me lo quitaba, solía sentirme feliz y podía reír de nuevo.
Quizás eso también se deba a que el diafragma es donde el corsé aprieta con más fuerza. Leí en alguna parte que es el foco de todas nuestras emociones. Darme cuenta del impacto que debe haber tenido el uso de corsés en las mujeres en general en ese entonces fue una experiencia física realmente fascinante.

¿Cómo era ser mujer en la Europa del siglo XIX?...
Investigué para el papel y encontré algunos libros y revistas de la época. En ellos se explicaba cómo debían comportarse las mujeres y cómo debían vestir y hablar. Las convenciones del mundo matrimonial, en particular, ejercían una enorme presión sobre las mujeres. En aquella época, si un hombre se casaba con alguien que no pertenecía a su clase -por ejemplo, si un noble se casaba con una plebeya, lo que hubiera sido bastante inusual-, la novia recibía inmediatamente un título nobiliario. En el caso de las mujeres ocurría exactamente lo contrario. Si una mujer de la nobleza se casaba con un plebeyo, tenía que encontrar aún más dinero para no descender en la escala social. Al igual que hoy, también se esperaba que una mujer fuera la más bella, la más inteligente, la mejor de todas. Y, por supuesto, todo el mundo salía perdiendo con esta competitividad. Sobre todo, la influencia de las mujeres disminuía a medida que envejecían. En aquella época, las mujeres se volvían esencialmente invisibles cuando cumplían 40 años. Desaparecer fue también un intento desesperado de Isabel por hacerse cargo de sí misma.

En la ‘La emperatriz rebelde’, Isabel se ve abrumada por el destino. Todo lo que intenta a modo de distracción parece ser en vano, hasta que finalmente la emperatriz tiene un final trágico. ¿No podría haberse salvado?...
Creo que Isabel fue presa a lo largo de su vida de una cierta melancolía, como era habitual en aquella época.
Las tendencias depresivas también están documentadas en su familia. A Isabel le fascinaba la poesía, los poemas de Heinrich Heine. Además, los narcóticos se consideraban entonces un tratamiento médico. La cocaína y la heroína penetran de forma natural en el cerebro y alteran las percepciones de las personas.
Siempre debemos tener en cuenta esa influencia cuando pensamos en Isabel. Y luego, por supuesto, está el apretado corsé, esa sensación de estar siempre prácticamente asfixiada, de no poder respirar. Además, se sometía constantemente a una especie de tortura lenta, con dietas y deportes de resistencia. Eso era, por supuesto, para poder entrar en contacto con ella misma de alguna manera. Todo eso significaba que el posible camino que podía seguir se estrechaba cada vez más, haciendo cada vez más improbable que encontrara una salida. Como me di cuenta de eso como actriz y, por supuesto, empaticé gradualmente con las limitaciones a las que se enfrentaba mi personaje, a menudo intentaba dar a Isabel un poco de libertad a través de mi interpretación. Cuando estábamos rodando, a menudo pensaba: Le estoy dando la oportunidad de hacer todo lo que no podía hacer entonces. Fumar o cortarse el pelo. Como actriz, me gustan los enfrentamientos y las sorpresas. Por eso, a menudo hacía el tonto cuando no estaba frente a la cámara. Era mi manera de experimentar. Sobre todo, la gran pregunta para mí era: ¿Qué pasa cuando todos dejamos de fingir?

SOBRE MARIE KREUTZER...
  Marie Kreutzer, nacida en Graz, es una de las cineastas más importantes y consolidadas de Austria. Después de graduarse en la AHS Modellschule, una escuela alternativa con un enfoque artístico, comenzó sus estudios en la Academia de Cine de Viena en el campo de la escritura de guiones y la dramaturgia con Walter Wippersberg y se graduó con especial distinción. Posteriormente, trabajó como supervisora de guiones, producciones cinematográficas y televisivas, y realizó varios cortometrajes premiados, que se exhibieron en numerosos festivales.
  Su primer largometraje, “Die Vaterlosen” (2011), ha sido proyectado y premiado en numerosos festivales, incluido el Panorama Especial de la Berlinale 2011. Además, la película fue nominada al premio de guion Thomas Pluch y al premio de cine austriaco. Le siguieron los largometrajes “Gruber Geht” (2015), “We Used To Be Cool” (2016) y “Die Notlüge” (2017), que también fueron proyectados y premiados en festivales. Las películas “Gruber Geht” y “El suelo bajo mis pies” (2019) han sido grandes éxitos en su país y se encuentran ya entre los clásicos del cine austriaco contemporáneo. Con “El suelo bajo mis pies” pudo finalmente atraer la atención internacional en 2019. El apasionante psicodrama feminista con Valerie Pachner, Pia Hierzegger y Mavie Hörbiger estuvo nominado al León de Oro a Mejor Película y al Premio Teddy del Festival Internacional de Cine de Berlín, recibió fantásticas críticas en todo el mundo y varios premios. Además de su trabajo como directora, ha trabajado como profesora en la Academia de Cine de Viena y como guionista y dramaturga. Marie Kreutzer es miembro de la junta directiva del Drehbuchverband und Drehbuchforum Austria desde 2007 y miembro del consejo de supervisión del Instituto de Cine de Austria desde 2017.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LAS  CUATRO PLUMAS

Criticas del pasado...

TRAMPA MORTALTRES ALCOBAS LAS CUATRO PLUMAS
GOODBYE LOVER LA HUIDA DEL INOCENTECELEBRITY