Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Dungeons & Dragons
Año Producción: 2023
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 134 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Aventura
Director: John Francis Daley, Jonathan Goldstein
Guión: John Francis Daley, Jonathan Goldstein. Basados en el videojuego creado por E. Gary Gygax
Fotografía: Barry Peterson
Música: Lorne Balfe
FECHAS DE ESTRENO
España: 31 Marzo 2023
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Paramount Pictures


SINOPSIS

Un ladrón encantador y una banda de aventureros increíbles emprenden un atraco épico para recuperar una reliquia perdida, pero las cosas salen rematadamente mal cuando se topan con las personas equivocadas. “Dungeons & Dragons: Honor entre ladrones” nos lleva al mágico mundo del legendario juego de rol a la pantalla grande en una aventura hilarante y llena de acción...

INTÉRPRETES

CHRIS PINE, MICHELLE RODRIGUEZ, REGÉ-JEAN PAGE, JUSTICE SMITH, SOPHIA LILLIS, HUGH GRANT, CHLOE COLEMAN, JASON WONG, DAISY HEAD, DANIEL CAMPBELL, NICHOLAS BLANE, SHOT AKAKIBATA, BARRY O'CONNOR, CLAYTON GROVER, NATALI SERVAT, SOPHIA ELENI, APPY PRATT

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LAS CLAVES DE LA HISTORIA...
  Dragones y Mazmorras, el abuelo de los juegos de rol, revolucionó el concepto de aventura de toda una generación. En el híbrido de juego de mesa y narración improvisada creado por Gary Gygax y Dave Arneson, grupos de amigos se lanzaban en pos de la aventura en fantasiosas expediciones ideadas por el amo del calabozo, o DM. Los jugadores adoptaban alter-egos de distintas especies y habilidades y se enfrentaban a inenarrables peligros en correrías que podían durar horas, días, semanas. No todos los personajes volvían con vida. Era emocionante, estimulante y accesible para cualquiera que tuviera una imaginación desbordante y una colección de dados de plástico de muchas caras.
  El juego consiguió tocar la fibra sensible de los aficionados a la fantasía, incluidos los futuros cineastas Jonathan Goldstein y John Francis Daley, que fueron, ambos, ávidos jugadores de D&D durante su adolescencia. Ahora, los compañeros en tareas de redacción y dirección han asumido el desafío de llevar la venerable franquicia a la gran pantalla con la aventura de fantasía épica DUNGEONS & DRAGONS: HONOR ENTRE LADRONES, que cuenta con un elenco tachonado de estrellas con la destacada presencia de Chris Pine, Michelle Rodriguez, Regé-Jean Page, Justice Smith, Sophia Lillis, Hugh Grant, Daisy Head y Chloe Coleman.
  Aunque canalizar los casi 50 años de tradiciones y leyendas del juego para dar lugar a una superproducción cinematográfica de acción desbordante sería un reto para cualquier guionista y director, Goldstein y Daley estaban particularmente capacitados para la tarea. No sólo conocían el juego al dedillo, sino que Goldstein y Daley han demostrado en repetidas ocasiones que tienen un don especial tanto para la comedia arrolladora como para el heroísmo conmovedor. Entre sus trabajos como guionistas destacan Cómo acabar sin tu jefe, de 2011, y su secuela de 2014, así como la película de 2017 Spiderman: Homecoming, protagonizada por Tom Holland en el papel del héroe icónico. También dirigieron la comedia de 2018 Noche de juegos , que consiguió un inesperado éxito.
  Cuando llegó el momento de escribir el guion de DUNGEONS & DRAGONS: HONOR ENTRE LADRONES, a partir de una historia de Chris McKay y Michael Gilio, recurrieron a su pasión por el juego y a su don personal para inventar personajes inolvidables, desconcertantes atolladeros y diálogos tan hilarantes como entrañables. La presión para dar con la tecla correcta a la hora de escribir el guion fue inmensa.
  Aunque habría parecido inimaginable en la época en la que D&D era, esencialmente, el pasatiempo de los raritos, en la actualidad Dragones y Mazmorras, que se publica a través del sello Wizards of the Coast, una división de Hasbro con sede en Seattle, Washington, ha alcanzado una gran popularidad entre el público general, lo que significa que es probable que en todos los grupos demográficos haya personas con cierta familiaridad y afinidad con la saga. “Es una de los elementos más importantes y duraderos de la cultura pop estadounidense, y poder contar una historia ambientada en ese mundo es un verdadero privilegio...”, dice el productor Jeremy Latcham, p.g.a. “Encargarse de algo que es tan apreciado y admirado en todo el mundo es una gran responsabilidad”.
  Aun así, Latcham tenía la máxima confianza en la capacidad de la narrativa de Goldstein y Daley para conectar estrechamente con una base de apasionados aficionados. Después de todo, durante sus 13 años en los Estudios Marvel, había contratado al dúo para escribir Spiderman: Homecoming. “Spider-Man también es un personaje enormemente icónico que suscita verdadera pasión en el público, y sabía que estos chicos serían perfectamente capaces de darle vida”, dice Latcham.
  Aunque el ambiente de la nueva película es indiscutiblemente animado y optimista, lo que está en juego en la historia es una cuestión de vida o (no)muerte. Cuando comienza la película, Edgin, el bardo indefectiblemente optimista y Holga, la luchadora bárbara que es su mejor amiga y confidente, están encerrados en la prisión Revel's End, de infausta notoriedad. Aunque en su momento llegaron a ser los líderes de una jacarandosa banda de ladrones bienintencionados, sus circunstancias cambiaron, drásticamente, tras un robo que se torció. La pareja fue traicionada por el vil Forge Fitzwilliam, que se alió con una poderosa hechicera, Sofina. Tomó bajo su égida a la querida hija de Edgin, Kira, llevándosela a la gran metrópolis de Neverwinter, donde, con la ayuda de Sofina, Forge se instaló como gobernante.
  Pero si hay algo que se le da bien a Edgin, es idear un plan. Así que, mientras pasa los días tejiendo manoplas para Kira y dirigiendo a sus compañeros de prisión en sus canciones, no deja de urdir una ingeniosa fuga de la cárcel, con la esperanza de recuperar lo que se le ha arrebatado... y de vengarse de Forge. Mas hete aquí que el escape resulta ser la parte fácil. En cuanto Edgin y Holga recuperan su libertad emprenden una odisea a la que se irán uniendo el dubitativo hechicero Simon Aumar, el abnegado paladín Xenk Yendar y Doric, la druida inexpresiva como una esfinge.
  A medida que se van estableciendo tenues vínculos de verdadera amistad entre los miembros del grupo, su misión se vuelve cada vez más peligrosa, poniéndolos en rumbo de colisión no sólo con Forge, sino también con los peligrosos Hechiceros Rojos, que ansían controlar el continente de Faerûn. En su anhelo por alcanzar el poder supremo, los hechiceros corruptos se esfuerzan en crear un ejército de esclavos muertos en vida, y siembran el caos y la miseria por todo el reino de Neverwinter.
  “La primera vez que leí el guion me sentí exultante”, dice Latcham. “Era la alegría provocada por los personajes que se conocían, por el nacimiento de una familia, el gozo de un espectáculo gigantesco de acción desbordante y el humor a raudales, las carcajadas retumbantes de las que Jonathan y John son verdaderos maestros”.
  Los cineastas abordaron la tarea de dar los últimos toques al guion siendo perfectamente conscientes de que era fundamental encontrar el equilibrio adecuado entre la acción-aventura y los momentos de comedia y drama en torno a los personajes, así como de que debían respetar al pie de la letra el libro de reglas de Dragones y Mazmorras. Al mismo tiempo, los creadores de la película también la diseñaron para que resultase atractiva a los espectadores que nunca habían tirado un d20, elaborando una aventura fantástica completamente original y muy entretenida con ecos de algunas de las películas y series de televisión más apreciadas de todos los tiempos.
  “A mí, que soy un niño de los 80, me hace recordar todas las grandes cualidades maravillosas de las películas de los 80”, dice la estrella y productor ejecutivo Chris Pine. “Tiene un poco de La princesa prometida. Tiene un poco de Los Goonies. Tiene un poco de Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores. Tiene un poco de Juego de tronos Consigue combinar todos estos tonos y colores diferentes en una película llena de júbilo y alegría. Es la clásica epopeya heroica sobre un grupo de inadaptados que intentan hacerlo mejor y ser mejores”.

CONGREGACIÓN DE AVENTUREROS...
  El descarado y extrovertido bardo Edgin Darvis es capaz de encontrar el lado positivo de las cosas incluso en las peores circunstancias. “Sacará lo mejor de cualquier situación”, confirma Chris Pine, que lleva el personaje a la pantalla. “Puede parecer que sabe lo que se hace, pero la mayoría de las veces está improvisando. Eso le convierte en un ladrón simpático, o eso creo yo”.
  Cualquier aventura que valga su peso en oro necesita tener en su núcleo un personaje con el que se pueda conectar, y Edgin es el perfecto ejemplo del proverbial pegamento que mantiene unida a la familia de rufianes que se han ido conociendo y en torno a la cual gira la nueva película. Pero a Edgin también le atormentan las tragedias del pasado: una vez fue miembro de la noble hermandad de los Harpers, un grupo dedicado a luchar contra la tiranía y defender a los indefensos. Sin embargo, tras un encontronazo con los siniestros Hechiceros Rojos de Thay, Edgin abrió, involuntariamente, las puertas de su vida a la tragedia: los depravados criminales asesinaron a su esposa Zia, lo que le llevó a renunciar a la orden e intentar criar a su hija por sí solo. Su amistad con Holga le ayuda a empezar a superar su pérdida, y genera en nuestro protagonista un nuevo interés por los pequeños robos y la picaresca ingeniosa.
  Gracias a su tremenda habilidad como actor, Pine desprende un exuberante encanto mientras conserva lo justo del alma herida de Edgin para asentar al entrañable protagonista. “Edgin tiene esa actitud que parece decir que le da todo igual”, señala Latcham. “Tiene un desbordante sentido del humor. Cree que todos sus planes salen a pedir de boca, pero rara vez sirven para algo. Y eso es lo que le hace un tipo tan adorable, porque no deja de intentarlo una y otra vez. Tiene algo que te hace ponerte de su parte”.
  Aunque Pine no es ajeno a las superproducciones cinematográficas -ha protagonizado la trilogía de películas de Star Trek de J.J. Abrams, en las que interpretaba al capitán James T. Kirk, y ha interpretado a Steve Trevor en las películas de Wonder Woman de Warner Bros- era nuevo en el universo de Dragones y Mazmorras. En una confluencia de acontecimientos planetarios, la misma semana en que le ofrecieron el papel en la nueva película, Pine casualmente estaba acogiendo en su casa al grupo de D&D de su sobrino. Decidió participar en la campaña y se enganchó de inmediato.
  “Acabé jugando con toda mi familia -mis padres, mi hermana, mi sobrino, los dos Amos del Calabozo que dirigieron la partida de mi sobrino- y nos lo pasamos de miedo”, dice Pine. “Es un juego apabullantemente creativo. Es un juego que depende del rendimiento y de la inversión y de estar abierto a lo que venga y no censurarse y divertirse. Se pueden aprender muchas lecciones, desde la camaradería a la amistad, pasando por la creación de estrategias y la formación de equipos. Es una experiencia jubilosa”.
  Júbilo puede no ser la primera palabra que salta a la mente para describir a la compatriota de Edgin, Holga Kilgore, una feroz guerrera bárbara. Aunque Holga es formidable, letal e intimidante, por encima de todo es profundamente leal a sus seres queridos. “En cierto sentido, es como su hermano”, dice la actriz de Holga Michelle Rodriguez sobre los sentimientos de la Bárbara hacia Edgin. “No lo reconocerá en su vida, pero cuando todo el mundo te rechaza, es hermoso encontrar aceptación en algún lugar”.
  El vínculo de Edgin y Holga está sellado, en parte, por su común compromiso con la hija de Edgin, Kira. “Es una niña maravillosa que por casualidad acabaron criando juntos”, explica Rodríguez. “Aman con locura a esa niña y ese es el motor que les impulsa a lo largo de toda la historia. En realidad, se trata de recuperar a Kira”.
  Famosa por su trabajo como Letty en las películas de Fast & Furious, entre docenas de otros papeles de alto perfil muy apreciados por los seguidores de sus más de dos décadas de carrera, Rodríguez poseía el carisma y el atletismo para interpretar a una guerrera imparable con un supremo dominio de las técnicas de combate: en el campo de batalla, la furia interior de Holga se desata, dándole una fuerza y una resistencia casi sobrehumanas. “Michelle tiene una fortaleza interior que aporta a todo lo que hace”, dice Latcham. “Si te soy sincero, es una mala bestia. Los aficionados van a perder la cabeza con ella”.
  Tan hábil con la espada como Holga, el apuesto paladín Xenk Yendar hace que parezca que el verdadero heroísmo no requiere esfuerzo alguno: su personaje es, a la vez, imprescindible para el buen fin de la misión, y exasperante para el envidioso Edgin. “Xenk es la personificación del hombre perfecto, y Edgin, al que le encantaría creerse que es la quintaesencia de la perfección masculina, tiene que encontrarse con él”, indica Pine. “Detesta que Xenk tenga las cosas tan claras. Así pues, Edgin utiliza sus habilidades y su ingenio para intentar bajarle los humos a este tipo, pero a este tipo no hay quien le baje los humos, es inasequible al desaliento”.
  A pesar de su apariencia juvenil, Xenk ha sido objeto de una maldición que le ha condenado a una vida antinaturalmente larga, tras haber escapado por poco de un ritual que transformó a los habitantes de Thay en muertos en vida. El papel del héroe casi inmortal fue para la estrella revelación de Los Bridgerton, Regé-Jean Page. “Xenk es un hombre muy anciano, metido en el cuerpo de un hombre joven y viril”, afirma. “Ha jurado heroísmo. Es exasperantemente recto, una brújula moral, un perfecto paladín heroico. En el mundo de D&D, los paladines son conocidos por su ligeramente exagerado tono heroico y por su afán de destacar. Lo bueno de Xenk es que es todas esas cosas y a la vez totalmente inconsciente de que lo es. Es como si su existencia estuviera consagrada a sacar de sus casillas a nuestro grupo, siendo el héroe que ellos no son del todo”.
  Toda la confianza que Xenk rebosa, es la que le falta al mago semielfo Simon Aumar. Frecuentemente tiene problemas para hacer hasta la más básica de las magias, a pesar de que por sus venas corre sangre de grandes magos: desciende del gran hechicero Elminster Aumar. “Simplemente se siente inseguro con su magia”, dice el actor Justice Smith (Jurassic World: El reino caído), que consiguió el papel. “Ha interiorizado que nunca se las valdrá por sí solo y se regodea minusvalorándose, y se conforma con utilizar sus trucos para cometer pequeños hurtos”.
  Pero Simon también muestra una sorprendente capacidad para aceptar sus propios defectos. “Lo que más me gusta de Simon es que no está intrínsecamente disgustado por su torpeza a la hora de hacer magia”, dice Smith. “Ha llegado a asumirlo, y me encanta la idea de alguien que acepta de forma práctica cómo es y lo que puede hacer, sin caer en constantes lamentaciones. No obstante, ese es el obstáculo al que se enfrenta a lo largo de la historia, tratar de materializar la capacidad que tiene “.
  El último miembro de la banda de inadaptados es Doric, interpretada por Sophia Lillis (It, Esta mierda me supera). Al ser una criatura Tiefling, Doric tiene cuernos curvados que se salen del su cráneo y por su condición de Druida, hace magia derivada de la naturaleza. “Sus formas de combate preferidas son su guantelete-tirachinas y su capacidad para transformarse en diferentes animales”, explica Lillis.
  También es la persona seria del grupo o, más exactamente, la cambiante que va siempre con la verdad por delante. “Con toda esta gente que saca las cosas de quicio y hace planes descabellados, es imprescindible que haya una persona que llame pan al pan y que sea capaz de decir: 'Esto no tiene sentido'“, dice Lillis. “Por la forma en que está escrito el guion, me divertí mucho trabajando el personaje de Doric, porque es un personaje absolutamente inexpresivo”.
  Aunque los tieflings son típicamente solitarios, Doric fue acogido de pequeño por un grupo de elfos del bosque, una raza que ahora está amenazada por Forge, la némesis de Edgin y Holga. Y ese es el motivo definitivo para que decida unirse a Edgin y la banda. “Haría todo lo posible por protegerlos, porque la ayudaron cuando era niña”, dice Lillis, que es una consumada jugadora de D&D. “Los tieflings suelen ser independientes, pero ella desea tener una familia. Quiere tener un hogar. Así que cuando esta panda de tarados acude a ella y le dice: 'Queremos acabar con Forge', ella les sigue la corriente, y la cosa acaba siendo algo más”.
  Conscientes de que Forge desempeñaría un papel tan importante en la historia, Goldstein y Daley escribieron el personaje pensando en el entrañable actor nominado al Emmy®, Hugh Grant, el adorable británico tan apreciado por sus interpretaciones en películas emblemáticas como Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill y Un niño grande. Aunque no podría decirse que Grant fuera aficionado al género fantástico -ni que estuviera familiarizado con el juego de Dragones y Mazmorras- se unió con entusiasmo al proyecto de la película. “Al principio pensé que probablemente no iba a encajar en el proyecto, pero cuando lo leí me divertí mucho”, dice Grant. “Me reí a carcajadas y me conmovió bastante la historia. Forge parecía un personaje estupendo, una especie de estafador encorbatado, de suaves maneras, un falsario que finge ser de clase alta”.
  Excepcionalmente hábil en el engaño, Forge utiliza sus habilidades de maestro de la manipulación para poner a Kira, interpretada por la joven actriz Chloe Coleman, en contra de su padre. Aunque la niña es valiente y resistente, está convencida de que él es su protector, después de haber creído inocentemente las mentiras que le ha contado a lo largo de años. “Forge me ha dado a entender que Edgin y Holga son unos avariciosos malvados, unos bandidos que me abandonaron por dinero, para conseguir el cuerno de la abundancia”, dice Coleman. “Kira adora a Forge. Confía en él porque ha estado a su lado mientras que Edgin y Holga no lo estaban y eso significa mucho para ella”.

LA PRODUCCIÓN...
  DUNGEONS & DRAGONS: HONOR ENTRE LADRONES comenzó a rodarse el 4 de mayo de 2021, en exteriores de Belfast y sus inmediaciones, en Irlanda del Norte. “Estar en Belfast nos dio la oportunidad de presentar exteriores increíbles que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo”, dice Jonathan Goldstein. “Hay una combinación de belleza natural y lugares exóticos que hace que te sientas como en otro mundo y otra época, y esa es precisamente la clave de la película”. John Francis Daley añade: “Tenemos unos paisajes increíbles y unas localizaciones preciosas que parecen sacadas directamente de una novela de fantasía. Y contamos con un increíble equipo de personas que han trabajado aquí incansablemente durante décadas, rodando las películas que se filmaron antes que la nuestra”.
  Belfast, por supuesto, es famosa por haber sido la sede de la serie fantástica Juego de Tronos, y esta nueva película utilizó algunos platós de rodaje de los estudios Titanic, donde se rodó la serie anterior. Sin embargo, cuando Goldstein y Daley estaban conceptualizando la imagen que querían para DUNGEONS & DRAGONS: HONOR ENTRE LADRONES, junto a colaboradores y miembros del equipo técnico, como el director de fotografía Barry Peterson (Noche de juegos) y el diseñador de producción Ray Chan (Falcon y el soldado de invierno), se esforzaron en crear algo visualmente deslumbrante y totalmente original, que mantuviera con fidelidad el colorido espíritu del juego de rol.
  En algunos aspectos, la tarea de mantenerse fieles al mundo de D&D resultó más fácil, ya que los guionistas-directores habían situado la historia dentro de los límites geográficos de la legendaria ambientación Reinos Olvidados, que se introdujo en 1987. En los años transcurridos desde entonces, “los Reinos” han servido de escenario para novelas, adaptaciones de videojuegos y cómics. Tecnológicamente, el mundo de los Reinos Olvidados se asemeja al mundo preindustrial del siglo XIII o XIV, y esa es una influencia que se deja notar claramente en el diseño de la nueva película.
  Aun así, Chan señala que el equipo creativo de la película no quería limitar su diseño a los tonos pardos ni crear algo que se pareciera demasiado a películas o series de televisión anteriores. “Me he dado cuenta de que en muchas películas medievales que he visto en el pasado la ambientación corresponde a lo que se encuentra en los libros de historia, pero yo prefiero buscar en mundos muy diferentes”, dice Chan. “[Goldstein y Daley dijeron]: 'Nos gustaría ver algo único. Dragones y Mazmorras es una plataforma brillante, simplemente hay que aprovechar la oportunidad para divertirse.'“
  Ese mismo enfoque se extendió al rodaje y fotografía de la película. “A John, a Jonathan y a mí nos gusta adoptar un enfoque ligero en el tipo de películas que hacemos”, dice Peterson. “Nuestra interpretación de todo esto fue que queríamos un espectáculo ligero, con grandes efectos visuales épicos, pero evitando los típicos tópicos que la gente ha visto muchas veces en películas de este estilo. Queríamos rendir homenaje a los fans de D&D y, en definitiva, hacer una película que fuese realmente entretenida”.
  Al iniciar su proceso de desarrollo, Chan se sumergió en la tradición de D&D para conocer más detalles sobre los entornos de fantasía, como Neverwinter y la aldea de Targos, donde Edgin vivió con su esposa Zia y su bebé Kira. Después, rastreando el mundo en busca de fuentes de inspiración que se saliesen de lo normal, desarrolló los diseños de los principales decorados, incluida la ominosa prisión de Revel's End, en los remotos confines de Icewind Dale, que es una imponente fortaleza que se cierne sobre un paisaje helado especialmente amenazante. “En la tradición y la cultura de D&D, es uno de los entornos más duros, casi como una prisión de máxima seguridad”, dice Chan. “Me la imaginé como Alcatraz. Una vez dentro, no hay escapatoria”.
  Tras visitar numerosos castillos en el Reino Unido, Chan decidió que la prisión debía parecer tallada en gigantescas losas de basalto, una roca de color pizarra, con muros de tres metros de profundidad para “dar peso al conjunto y transmitir la idea de fortaleza inquebrantable de la que nadie podrá escapar nunca”.
  Por supuesto, Edgin y Holga escapan y regresan a Targos, que también habíamos visto brevemente al principio, en un flashback. “En la tradición, Targos es un lugar muy frío junto a un lago, así que me inspiré en una comunidad del norte de Japón donde muchos de los tejados de paja eran tan empinados que la nieve nunca cuajaba sobre ellos”, dice Chan.
  Otro de los entornos singulares de la película es el Enclave Esmeralda, donde Doric vive con los elfos del bosque, en lo alto de las copas de los árboles. Chan basó su diseño en los imponentes árboles baobab que crecen por toda África. “Imaginé que el resto del bosque de Neverwinter parecería minúsculo al lado de estos gigantescos árboles baobab”, dice el diseñador de producción. Para crear más interés visual, hizo que las ramas de los árboles se entrelazaran, como hacen a menudo las ramas de los sicomoros y, en el centro del enclave, colocó un puente parecido a los puentes de raíces vivas que se encuentran en las selvas de la India cerca de Meghalaya. “Es algo orgánico que madura a lo largo de muchos, muchos años”, afirma.
  El bosque de piedra de Shilin, de 270 millones de años de antigüedad, en Kunming (China), sirvió de inspiración a Chan para la Infraoscuridad. En el escenario subterráneo tiene lugar una de las escenas más emocionantes de la película, en la que los aventureros recorren túneles claustrofóbicos y enormes bóvedas subterráneas en busca del importantísimo Yelmo de la Disyunción, para acabar encontrándose con el enorme dragón rojo Themberchaud (que resultará muy familiar a los jugadores de D&D). “La secuencia no es más que una gran persecución del gato y el ratón”, explica Chan. “Tienes un dragón de unos 120 pies de largo, ligeramente pasado de peso, persiguiendo a un grupo de héroes más ágiles. El dragón va provocando el caos allá por donde va, estrellándose contra acueductos y viaductos, y los personajes están sólo un a par de centímetros de distancia de las mandíbulas que claquetean al cerrarse con fuerza tras de ellos”.
  El diseño de la Infraoscuridad se vio influido, en parte, por la famosa Calzada del Gigante de Irlanda del Norte, formada por unas 40.000 enormes columnas de basalto negro que asoman sobre la superficie del mar. Pero Chan consideró que las cámaras subterráneas debían tener un aspecto ígneo y volcánico. “Quería inspirarme en el mundo real, en el que tenemos placas tectónicas que se desplazan, en el que el núcleo de la Tierra está siempre en constante movimiento, de ahí que se produzcan tsunamis y terremotos”, afirma. “Pensé que quedaría muy bien que la lava se filtrara por las grietas entre las placas, casi como un volcán activo, para que saliera a borbotones y se solidificase, y volviera a borbotear”.
  Chan también dedicó especial atención al castillo de Neverwinter, donde reside Forge, y a la propia ciudad, que según el diseñador de producción debía tener un aire cosmopolita. “La propia Neverwinter es una metrópolis, parecida a Londres o París, a la que llega gente de todo Faerûn”, dice Chan, señalando que los viajeros convergen en la ciudad casi al final de la película para presenciar los Juegos del Alto Sol, una competición brutal que Forge celebra dentro del impresionante coliseo de la ciudad.
  Para conceptualizar el espacio, Chan hizo referencia a la Puerta de Ishtar en Turquía, que está revestida con un impresionante alicatado. La arquitectura del propio castillo se inspiró en varios castillos y catedrales del sur de Francia, así como en el castillo inglés de Alnwick, situado en el condado de Northumberland y que data del siglo XII.
  Siempre que fue posible, la producción se trasladó a exteriores de Irlanda del Norte e incluso de Islandia, con la esperanza de captar los escenarios naturales y crear unos paisajes realmente extensos para la ambiciosa aventura. “Queremos que se pareciese a todos los lugares diferentes del mundo de D&D que fuese posible”, dice Jonathan Goldstein. “Hay muchos lugares que parecen muy antiguos, medievales, y eso nos facilita mucho las cosas, y luego está la belleza natural que es realmente impactante”.
  John Francis Daley añade: “Nos hemos esforzado para evitar las pantallas azules y verdes en la mayor medida posible. Dicho lo cual, hay una gran cantidad de trabajo de chroma, por las enormes dimensiones que necesitamos captar, pero los elementos en primer plano son estos enormes decorados que nuestro genial diseñador de producción, Ray Chan, ha diseñado. Es un visionario. Ha aprovechado todos los elementos que más gustan a los aficionados de los aspectos visuales de la tradición del juego, y los ha desarrollado aún más”.

OSOS BÚHO Y DRAGONES MORTALES...
  Uno de los depredadores más temidos del mundo de D&D, el oso búho es exactamente lo que parece: un cruce entre búho gigante y oso, con una altura de entre 2,5 y 3 metros. Por eso, cuando la druida Doric necesita transformarse en una bestia impresionante, en principio para proteger a un miembro de su tribu élfica adoptiva, elige sabiamente la forma de un oso búho. “Tuvimos la suerte de capturar y amaestrar a un oso búho, y lo hemos utilizado en la película”, bromea Goldstein.
  Los cineastas recurrieron a la naturaleza en busca de las referencias que necesitaban para inventar la criatura, representada mediante efectos visuales de última generación. Se invirtieron meses en perfeccionar su diseño: con el pico y las plumas blancas, se parece mucho a un búho nival. “Los directores están muy interesados en anclar la película en la realidad, así que reunimos montones de fotos de búhos nivales, y luego, de hecho, pudimos tomar prestado un búho como referencia”, explica el supervisor de efectos visuales Ben Snow, cuatro veces nominado al Oscar® y entre cuyos trabajos destacan La guerra de las galaxias: Episodio II - El ataque de los clones y Vengadores La era de Ultron.
  En el plató, los técnicos de rodaje sostenían un recorte de cartón de la cabeza del oso búho pinchado en un palo, para que los actores se hiciesen una idea de lo alta que sería la criatura, y sus miradas estuviesen correctamente orientadas en la secuencia final. A continuación, un especialista de acción, vestido con un traje blanco, hacía los movimientos que haría el oso búho mientras atacaba a las fuerzas de Forge; posteriormente, sus movimientos fueron sustituidos digitalmente por los de la criatura generada por ordenador por los artistas de efectos visuales que trabajan en Industrial Light & Magic (ILM). “Es útil tener algo que indique a los animadores y a los montadores [cómo debe ser la acción]”, dice Snow. “Realmente ves a un tipo haciendo todos los movimientos”.
  Los cineastas emplearon un método similar para una secuencia posterior en la que Doric se infiltra en las salas del castillo de Forge metamorfoseada en una vulgar mosca doméstica, para luego protagonizar una frenética huida en la que se va transformando de ratón en halcón, luego en gato y, finalmente, en ciervo. “Va a la fuga por el castillo y tiene que transformarse en diferentes criaturas para evitar ser capturada”, explica Snow.
  Aunque muchas de las transformaciones se crearon íntegramente con efectos visuales, las escenas en las que Doric se transforma en ciervo fueron interpretadas en el plató por un especialista en parkour.
  “Era increíblemente ágil, rápido, era capaz de correr por las calles”, dice Snow. “Fue de gran ayuda para crear una dinámica real para que el público reaccione, para que la cámara reaccione. Todos entendemos que es un tipo vestido de marrón y que no corre a cuatro patas, pero es capaz de saltar sobre los edificios. Esa referencia nos ayuda cuando vamos a nuestro equipo de efectos visuales para decirles: 'Esta es la sensación que queremos conseguir'“.
  El director de fotografía Peterson añade: “Filmar cosas reales ayuda muchísimo a los actores, es muy útil tener algo tangible que tocar, ante lo que reaccionar. Obviamente, las cosas se pulen después en los efectos visuales, pero creo que la posibilidad de ver algo en directo ayuda a todos”.
  Sin embargo, en lo relativo al dragón Themberchaud, que habita en las cavernas y túneles de la Infraoscuridad, los cineastas tuvieron que recurrir únicamente a la CG. Para determinar cómo podría moverse el dragón con sobrepeso, Snow y su equipo estudiaron la forma de correr de los caimanes, y también investigaron cómo se mueven los perros obesos y las focas. Dice Snow: “Aunque los personajes hicieran comentarios socarrones sobre él, queríamos que se centraran en la amenaza del dragón y en hacer que pareciera real”.
  A diferencia de las secuencias en las que interviene el oso búho, los actores tuvieron que imaginarse al dragón mientras rodaban. “Es un poco difícil cuando todo lo que ves es a uno de los miembros del equipo de efectos visuales corriendo de un lado a otro con una pelota de tenis en un palo, que es lo que hicimos”, reconoce Snow. “Pero los actores tienen bastante experiencia en esto, y John y Jonathan estuvieron geniales explicándoles lo que iba a pasar”.
  Dado su deseo de crear de forma práctica el mayor número posible de criaturas y escenarios, el equipo creativo contrató a la empresa californiana Legacy Effects, cuyo cofundador Shane Mahan, nominado al Oscar®, actuó como supervisor de efectos especiales. Aunque Mahan y su equipo aportaron su famoso toque experto a la película, también colaboraron estrechamente con Snow en varios personajes que se ven al principio, cuando Edgin y Holga son llevados ante el consejo de absolución para defender su petición de excarcelación anticipada.
  Entre los consejeros hay un dragonato, una raza muy parecida a los dragones, que tiene escamas en vez de piel y un cráneo en forma de dragón; el personaje fue interpretado por un actor cubierto con maquillaje protésico diseñado por Legacy. El equipo de Mahan también creó un traje de cuerpo entero para el actor que interpreta a Jarnathan, el distinguido Aarakocra del consejo. Para dar vida al personaje del pájaro humanoide, el equipo de Legacy diseñó un impresionante maquillaje que incluía un pico articulado, enormes alas y patas con garras. Para crear el personaje de la mediana Baronesa Torbo, Snow y su equipo intervinieron para ayudar a reducir la estatura de actriz que interpretaba al personaje, de 1,70 metros a 1,10 metros.
  Mahan supervisó también todo el trabajo manual realizado con maquillaje protésico para una secuencia cómica ambientada en los Evermoors, donde los héroes despiertan a los muertos para pedirles pistas sobre el paradero del yelmo de la disyunción. “Hay mucho espectáculo para la vista en esta película, sin duda”, indica el protagonista y productor ejecutivo de DUNGEONS & DRAGONS: HONOR ENTRE LADRONES, Chris Pine. Pero en el centro de todo ello, señala Pine, está la camaradería y la comedia que se desarrolla entre un grupo memorable de personajes que llegan a preocuparse los unos por los otros como miembros eclécticos de una familia de elección. “Es una historia sobre un grupo de desarrapados que tiene todas las probabilidades en su contra y que se enfrenta a implacables enemigos y que parece imposible que vayan a tener éxito”, dice Pine. “Es una película divertida. Esto es cine grandilocuente, emotivo, hecho a la antigua usanza”.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Enero solo en cines
PRESA DE SU OBJETIVO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... HAMLET