Fichas de peliculas
  • Registro
DREAM SCENARIO
INFORMACIÓN
Titulo original: Dream Scenario
Año Producción: 2023
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 101 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Comedia, Terror
Director: Kristoffer Borgli
Guión: Kristoffer Borgli
Fotografía: Benjamin Loeb
Música: Owen Pallett
FECHA DE ESTRENO
España: 1 Marzo 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vértigo Films


SINOPSIS

El desventurado padre de familia Paul Matthews verá cómo su vida simple y aburrida como profesor da un vuelco repentino cuando millones de extraños empiezan a verle en sus sueños. Pero sus apariciones nocturnas tomarán un cariz de pesadilla, por lo que Paul se verá obligado a lidiar su inesperado estrellato...

INTÉRPRETES

NICOLAS CAGE, LILY BIRD, JULIANNE NICHOLSON, JESSICA CLEMENT, STAR SLADE, DAVID KLEIN, KALEB HORN, LIZ ADJEI, PAULA BOUDREAU, MARNIE McPHAIL, NOAH LAMANNA, TIM MEADOWS, DYLAN BAKER, MAEV BEATY, MARC COPPOLA, KRISTA BRIDGES, CONRAD COATES, MARNBIE BRUNTON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Sitges 2023

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE EL DIRECTOR...
  Se puede decir que la evolución de Borgli en el mundo de la realización fue más o menos así: comenzó a grabar clips mientras iba en monopatín, luego pasó a la realización de vídeos musicales, después a los anuncios y la publicidad, y más tarde, a los cortometrajes.
  Borgli empezó a escribir largometrajes a los 20 años, inspirado por las comedias inspiradas en las temáticas de los años sesenta y setenta. “Las películas tenían sentido para mí por la forma en que convertían en comedia estas tragedias existenciales”, comenta. “Me gustaba lo que tenía que ver con cómo nos complicamos la vida porque no podemos elegir o no sabemos lo que queremos. Podría encontrar comedia en mis propios pasos en falso del mismo modo que Larry David lo aborda en la sitcom Curb Your Enthusiasm”.
  Esta serie despertó la imaginación creativa e inspiración de Borgli, como él mismo reconoce: “Me interesa la psicología, pero no de forma erudita.
  Así lo transmitía Larry David: la mayor parte de lo que hacemos en la vida está impulsado por fuerzas que escapan a nuestro control o visión. No podemos ver el mecanismo”.
  El caso es que cuando se acercaba a los 30 años, Borgli ya había triunfado en el mundo de la publicidad. “Recuerdo que me horrorizaba la cultura de la publicidad -y la corrupción- y quería hablar de ello de alguna manera.
  Así que escribí un falso documental que adquirió su propia forma”, dice Borgli.
Esa idea se convirtió en algo sorprendente, la película DRIB, una sátira de la mercadotecnia y la recreación de una historia supuestamente real sobre una empresa que intentaba hacer un anuncio atrevido para una bebida energética. Borgli lo presentó como una recreación de una historia real. Pocas personas que lo vieron sabían que toda la historia era inventada, y su éxito en South by Southwest en 2017 lo llevó a Los Ángeles.
  Allí consiguió una beca del Norwegian Film Institute en 2018 y empezó a escribir la curiosa SICK OF MYSELF. Después, estuvo dos años realizando varios cortometrajes mientras esperaba financiación para poder rodar allí su ópera prima.
  En 2020, sus cortos estaban acaparando la atención de la industria, incluido “Former Cult Member Hears Music For the First Time”, que llegó a proyectarse en el Festival de Cine de Sundance. Fue entonces cuando la actriz Julianne Nicholson, quien terminaría interpretando a Janet, la mujer de Paul Matthews (Nicolas Cage), en DREAM SCENARIO, descubrió al director. Recibió sus cortos, junto con el guion de DREAM SCENARIO, y se declaró fan absoluta antes de saber que iba a ser la elegida.
  “Eran completamente originales: oscuros, divertidísimos, extraños, crudos y naturalistas”, dice Nicholson de los cortos de Borgli. “Me partía de risa con cada uno de ellos. Kris está fuera de sí en el buen sentido. Tiene una visión salvaje, fuera de lo común y muy específica del mundo en que vivimos. No hay un modelo para lo que intenta transmitir”.
  Otro admirador de la obra de Borgli fue John Waters, que incluyó SICK OF MYSELF entre su Top 10 de 2022 en Artforum Magazine. “Un par de narcisistas amantes noruegos no pueden dejar de competir por la atención del público”, escribió el propio Waters sobre la película.

EL ÉNFASIS EN LA HISTORIA DE LA PELÍCULA...
  Corría el año 2018. Borgli leyó un artículo sobre un profesor que perdió su trabajo docente, recibiendo un gran acuerdo en los tribunales y convirtiéndose en portavoz de la llamada cultura de la cancelación. “No había una palabra para explicar lo que le ocurría en ese momento a aquel hombre, pero recuerdo que me interesó cómo los estudiantes lo seguían por el campus cuando aún daba clases y destrozaban su coche”, dice Borgli. “Me sonaba a película del Oeste, cuando una persona es desterrada de un pueblo o expulsada por los aldeanos con antorchas, como le pasó a Frankenstein. El escenario me pareció muy cinematográfico”.
  Borgli se percató de que había más profesores con historias similares, y todos ellos acudían a podcasts para explicarse. “A menudo había un tono muy narcisista y casi delirante con algunos de estos tipos, afirmando que les habían robado los premios Nobel o los méritos académicos”, dice Borgli. “Me obsesioné con estas figuras. A todos les pilló totalmente por sorpresa su despido, pensaban que no habían hecho nada malo, los delitos de los que se les acusaba eran completamente inventados en la mente de sus alumnos. Y así empezó a tomar forma una idea en mi cabeza”.
  Los largometrajes de Borgli hasta la fecha son sátiras, o lo que Borgli describe como “bullyings constructivos de nuestro comportamiento colectivo”. “Al verlos, la esperanza es intentar mejorar nuestro comportamiento”, dice Borgli. “Cuando escribí SICK OF MYSELF, me di cuenta de que la mejor manera de desnudar un fenómeno es a través de la comedia, mostrando lo desnudo y crudo que puede ser algo cuando llamas la atención sobre ello”.
  Entonces Borgli conoció al productor Lars Knudsen, que había tenido éxito produciendo las obras de Ari Aster y Robert Eggers. “Yo soy noruego y Lars es danés. Los que me recomendaron que lo
conociera pensaron que haríamos buenas migas porque los dos somos escandinavos”, dice Borgli.
  Los escandinavos se reunieron para cenar y congeniaron. “Cuando llegó el momento, le envié la idea de DREAM SCENARIO”, dice Borgli. “Lars acababa de crear su empresa con el guionista, director y productor Ari Aster. Lo compartió con Ari, a quien le encantó el guion, y de repente me vi en una llamada con ambos productores. Se mostraron muy generosos y apoyaron mi trabajo”.
  DREAM SCENARIO, como su predecesora, cuenta con un personaje central que empieza siendo discreto e inofensivo, se vuelve más ambiguo a medida que avanza la historia y se desquicia antes del tercer acto. Ambos protagonistas viven en frondosos e idílicos suburbios y parecen tener todo lo que constituye una aparente vida feliz.
  Nicolas Cage fue elegido de inmediato para ser el protagonista absoluto. A este respecto, el actor comenta sobre su personaje: “Paul es un caballero y un hombre profundamente reflexivo que se preocupa por su trabajo y sus alumnos, pero que no ha llegado a sobresalir debido a sus inseguridades personales”. Además, continúa Cage, “Quiere que le publiquen, pero no sabe qué se lo impide. Busca otros objetivos a los que culpar”. Y añade como apostilla el director Borgli: “Paul tiene una casa bonita y una familia que le quiere, y trabaja en una universidad que quizá no sea Harvard, pero tampoco es un colegio comunitario destartalado. Sin embargo, en la narrativa que Paul ha construido en torno a su vida, falta algo”.
  Sin embargo, la vida de este anodino profesor sufrirá un cambio. De repente, todo el mundo empieza a soñar con Paul y su vida cotidiana se transforma. La actriz Julianne Nicholson comenta: “Paul no es un hombre que haya recibido mucha atención en su vida, así que se emociona cuando la gente le mira a través de un restaurante lleno de gente. Sin embargo, su esposa Janet desconfía desde el principio de que este cambio vaya a conducir a algo bueno. Quiere que Paul vaya más despacio y que todo se quede en silencio y se vaya apagando cuanto antes”.
  Cage añade: “Mi personaje, Paul, es la última persona del mundo con la que te imaginarías que todo el mundo soñara. No es Adonis. No es una estrella del rock. No es un héroe del fútbol: es un padre chapucero, aunque inteligente, el tipo de hombre corriente al que la gente no miraría dos veces al cruzarse con él”.
  El caso es que la fama de Paul Matthews florece a nivel local y luego crece a nivel internacional, captando la atención de dos celosos ejecutivos de marca, Mary y Trent (interpretados con brillantez por Michael Cera y Kate Berlant), que intentan rentabilizar la fama de Matthews con un delicioso efecto cómico. “Mary y Trent están desesperados y ansiosos por sacar provecho de lo que está pasando con Paul y sólo tienen signos de dólar en los ojos cuando lo ven”, explica Berlant. “Incluso cuando la fama de Paul cuaja, intentan ver cómo pueden encajar en esa narrativa y ganar dinero con él”.
  No obstante, llega un punto en que los sueños colectivos se convierten en delirantes y sangrientas pesadillas, y es entonces cuando la familia de Paul, y luego todo el mundo en general, se vuelven contra él.
  “Cuando las pesadillas de la gente se convierten en pesadillas sobre Paul, todos los miembros de la familia se ven afectados por el cambio de inmediato”, explica Nicholson. “Es una idea interesante: no haber hecho nada malo, pero que todos, el mundo entero, se vuelva contra ti”.
  En esta película Borgli y Cage encuentran un equilibrio eficaz entre la comedia y algo del género de horror, incluso algún toque de ciencia ficción, satirizando el ascenso y la caída de Paul pero mostrando al mismo tiempo el lado oscuro de su trayectoria.
  Para Cage, su personaje es “divertido pero también desgarrador”. “Sin duda es aterrador lo que experimenta a lo largo de la película”, analiza el actor. “Siento un enorme respeto por la capacidad de Kristoffer para haber ideado una obra de arte total desde su propia mente”.
  No hay dudas de que Cage está feliz y encantado con su participación en la película. Y ha llegado a elegirla, en sus últimas declaraciones, como uno de sus cinco papeles favoritos de toda su larguísima y reconocida carrera en Hollywood.
  Algo que añade Borgli: “Les digo a todos mis actores que están irremediablemente atrapados dentro de un drama. Ellos no saben que esto es realmente una comedia, y de ese modo la película se convierte en una comedia desde la perspectiva del público. Las situaciones se vuelven tan vitales para el protagonista que se vuelven serias. Pero también es entonces cuando las cosas se vuelven divertidas para mí. Las risas que me resultan más satisfactorias surgen cuando intentas no reírte».

¡CAGE DESATADO!...
  Nicolas Kim Coppola ha vivido una vida muy ligada al cine desde su más tierna juventud. Acreditado en más de un centenar de títulos, el guion de DREAM SCENARIO le llegó en un momento en que la carrera de Cage iba viento en popa.
  Nacido en Long Beach, California, un 7 de enero de 1964, siempre estuvo vinculado al medio. Es el sobrino de Francis Ford Coppola pero siempre quiso alejarse de ese estigma y labrarse una carrera propia y personal.
  Por cierto, por si alguien tiene dudas: el apellido artístico de “Cage” viene del personaje de cómics Luke Cage, de Marvel Comics.
  Tras películas recientes como PIG, RENFIELD o SYMPATHY FOR THE DEVIL (todas bastante transgresoras y con un claro toque de modernidad), llegó el intento de Borgli por convencerlo: “Le enviamos el guion, lo leyó inmediatamente y dijo que había sentido todo lo que Paul Matthews siente, como que las percepciones de los demás dicten quién eres en la cultura popular hoy en día”.
  Con la cantidad insana de fama que ha alcanzado en su vida, la mimetización de Nic Cage con el personaje era totalmente convincente”.
Además, se da la circunstancia de que Cage también estaba familiarizado con el mundo académico, ya que creció con un padre profesor. “Aunque mi padre era más un académico alfa que el beta de Paul, comprendí todas las peticiones, celos y maldades que pueden surgir en torno a quién publica o escribe los mejores artículos”, dice el actor. “Pienso que la comunidad académica viene acompañada de una cierta mentalidad de matar o morir o comer o ser comido, y pude identificarme con las preocupaciones de Paul sobre cómo le trataban en su vida laboral porque vi a mi padre enfrentarse a esas mismas cosas”.
  DREAM SCENARIO supuso para Cage la oportunidad de participar en algo realmente original y único. “Me sentí totalmente nuevo, no sólo en cuanto a mi personaje, sino en cuanto a la obra en sí, porque estoy caminando dentro de la mente de Kristoffer Borgli y estoy haciendo algo que no tiene categoría en el cine. Eso es lo que era tan importante para mí al formar parte de esta película”.

ENTREVISTA A NICOLAS CAGE...
Cuando vi la película pensé que, mientras tengamos películas así de libres, irreverentes y brillantes el cine está a salvo. Y me pregunté: “¿Cómo reacciona un actor cuando le llega un guion de este tipo?”...
En 45 años, solo he leído cinco guiones con los que me he dicho a mí mismo: “Tienes que hacer esta película sí o sí. No hace falta quitar ni cambiar nada”. Hablo de: Leaving Las Vegas, Besos de vampiro, Adaptation, Al límite y Dream Scenario. Todas ellas me gustan mucho aunque también otras pelis que he hecho, pero estas otras no eran tal cual desde el inicio, sino que fueron evolucionando.
¿Por qué Dream Scenario me llegó adentro con tanta intensidad? Pues por una de las cosas de las que trata la película. Ante todo, trata de los sueños.
Trata sobre lo que Carl Jung llama el “inconsciente colectivo”.
Cómo nuestros cerebros y su conectividad se están entrelazando tanto con nuestros teléfonos y demás, que casi están originando otra realidad, el llamado “inconsciente colectivo”.
Y también va de los 15 minutos de fama. Me sentí identifi cado con ese tema. Llevo en esto 45 años, y es interesante una cosa que me pasó en su día por internet, en 2008 o 2009, no sé exactamente cuándo, pero me desperté una mañana... Debí ser el primer actor al que le pasó.
Busqué mi nombre en Google, tonto de mí. Es un poco enfermizo. Y había un vídeo llamado “Nicolas Cage se vuelve loco”. Un tío había cogido momentos de películas donde se me va la pinza y los había juntado completamente descontextualizados, sin saber cómo el personaje había llegado a eso.
Solo lo hizo para decir: “Nick Cage es un rarito y se vuelve loco”. Y ese vídeo se volvió viral.
Tuvo reproducciones en todo el mundo, más de las que indica la web, porque se acababa el vídeo y volvía a empezar. Ahí aprendí lo que es volverse un meme. Yo antes no sabía lo que eran los memes. Había camisetas de todo tipo, con frases de Besos de vampiro... Era confuso, estimulante y frustrante porque no podía hacer nada para detenerlo.
Entonces, para resumir, tuve que coger esos sentimientos de frustración, y ese peso, por así decirlo, y hacer algo con ellos. Es lo que hago como
actor. Luego, leí Dream Scenario y dije: “Eso es”. No lo escribieron para mí, estarían pensando en otra persona, pero sabía cómo se sentía el personaje. No se parece a mí, no habla como yo, no se mueve ni se viste como yo, pero está pasando por algo parecido. Y sabía que mi interpretación iba a ser auténtica por eso. Si no hubiera pasado por esa experiencia, no habría podido interpretar a Paul como se debe.

Te conocemos, conocemos tu carrera y sabemos que no le tienes miedo a nada, pero Paul Matthews es otra cosa. Este tío, no es... es una persona normal, pero no del todo y tú... ¿Sentiste que tenías que identifi carte un poco con él? ¿Cómo ha sido intentar convertirte en él?...
Bueno, en lo que respecta al arte de actuar, no fue muy difícil. Me senté con el director y dijimos: “Vale. Cambiemos el pelo, la nariz, alcemos un poco la voz, cambiemos la ropa, muévete de otra forma, sé más macho beta, digamos”. Y esa fue la parte fácil. El guion era perfecto. El guion era el modelo, tenía en él todos los movimientos. Solo tenía que basarme en el guion. Me pasó poco el tener una idea y decir: “Vamos a probar esto”.
Una de ellas sí sale, cuando entro como un loco en la habitación de la chica. Pensé que daría miedo y sería gracioso. Pero no, en general me ceñí al guion. Tuve un gran director y un gran guion así que todo fluyó.

Ya has hablado un poco de este tema, de cómo la película está llena de alegorías sobre los tiempos que corren. ¿Cómo dirías que juega con eso la película?...
Juega con ello a lo grande porque es de lo que habla. Una de las cosas que me encantan de la película por la importancia que tiene es que refl eja cómo circula actualmente la información. Va muy rápido. Todos podemos acceder a ella en un segundo. Y eso es... otro mundo. No es el mismo mundo que en 1982, cuando hice Valley Girl.
¿Sabes? Es...Tuve que encontrar la forma de... hacerme a ello. No había ninguna referencia, ninguna curva de aprendizaje. Creo que la película habla de eso.

En cuanto a la transformación física, obviamente, estás muy distinto a en la vida real. Pero ¿qué podemos reconocer de ti? ¿Qué parte de ti hay en ese personaje? Háblanos un poco más de la transformación física y de cómo fue. ¿Cómo te ayudó a la hora de hacer el personaje?...
Está siempre genial... A mí me encanta interpretar. Todo el mundo sabe que me gusta transformarme. Lon Chaney era uno de mis héroes. Creo que es estupendo poder construir un look y disfrazarse porque dice...
Es como un uniforme. Un chef se pone el uniforme, y de repente, tiene un alter ego y así hace su trabajo. Con la actuación pasa igual, te disfrazas y poco a poco te metes en el personaje, lo haces tuyo, le das vida. No fue tan difícil. Fue... Fue solo un par de... Tres semanas de ensayos con Kristoffer y un par de horas hablando del vestuario, y ya lo teníamos, ¿sabes?
Porque yo ya había vivido eso. Lo más importante es tener la experiencia y la emoción necesarias para que se sepa que no estoy fi ngiendo. Para mí, actuar no es fi ngir.
Vale la pena tratar de llegar a la verdad. Quieres contar una historia y llegar a la verdad de esa historia. Como soy francés, te quiero preguntar, ¿por qué Francia? No sé, seguro que ya sabes que hay... Algunos actores tienen una segunda vida, como por ejemplo Jerry Lewis.
Solían decirle: “¿Por qué no te vas a vivir a Francia, si tanto te quieren allí?”. Y él decía: “Allí voy para desfasarme. ¿Preferís que viva allí y me desfase aquí cuando venga?”. ¿Me entiendes?

¿Es una historia con moraleja?...
Sí.

¿De qué forma?...
Puedes interpretar la peli como quieras porque eres un espectador, y tu opinión es la que cuenta. Pero sí, nos dice: “Cuidado con lo que consigues, porque se puede volver en tu contra”. Puedes querer fama o pensar que quieres fama, pero no saber lo que eso conlleva.
Es como apostar. Cuando caes en el 7 de la ruleta y ganas, estás muy feliz, pero cuando todo se va a pique y pierdes tu coche... No estoy hablando de mí, pero...
Los sentimientos de pérdida son más fuertes que los de ganancia. Perder es una experiencia más profunda. Y con la fama pasa lo mismo, puede ir... en cualquier dirección en cualquier momento y nunca sabes.

Y tú tuviste que lidiar con ello por lo que te pasó...
Por ejemplo, a mí me gusta mucho conversar. Como tú y yo ahora mismo. Quiero que sea una conversación sincera, pero existe lo que se conoce como clickbait. Puede que alguien tergiverse lo que estás diciendo y lo convierta en algo que no has dicho, la gente lo vea y pase a ser tu verdad.
Pero tú nunca has dicho eso. Entonces lo que tengo que hacer es adaptarme a eso. Yo voy a intentar darte la mejor entrevista que pueda, pero también voy a pensar: “Vale, ¿cómo van a interpretar esto?”. “¡Está loco!”.
Y tendría razón.

Quería preguntarte una última cosa... ¿Es fácil encontrar hoy en día películas como esta? ¿Es más difícil que cuando empezaste?...
No es nada fácil. Pero la cuestión es que yo siempre he apoyado al cine independiente. El drama independiente es mi origen. Son mis raíces, de dónde vengo. Y siempre voy a volver a eso.
Algunos actores dicen: “¿Por qué hacer cine independiente? No son ligas mayores”.
Pues porque ahí está la originalidad, Sherlock. Ahí es donde te puedes arriesgar y contar algo nuevo. Porque nadie te va a dar 100 millones de dólares para hacer una peli de un profesor desaliñado con el que la gente sueña. No va a pasar. Pero si haces películas pequeñas, podrás hacer algo nuevo. Eso digo siempre.

Tu norma ha sido siempre intercalar una de cada, ¿no?...
Más o menos, pero ahora lo que quiero hacer de verdad es centrarme en hacer
películas independientes. Contar historias en las que pueda aportar experiencias de mi vida y hacerlo todo lo más realista, auténtico y personal que pueda.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Abril solo en cines
RED HORN

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LOS ALBONDIGAS