Fichas de peliculas
  • Registro
EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO
INFORMACIÓN
Titulo original: Puss In Boots: The Last Wish
Año Producción: 2022
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 102 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Animación, Aventura, Comedia
Director: Joel Crawford
Guión: Chris Miller. Basado en una historia de Christopher Meledandri
Fotografía: En Color
Música: Heitor Pereira
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Diciembre 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

En su búsqueda, y muy a su pesar, Gato y Kitty contarán con la compañía de un chucho andrajoso y eternamente optimista que jamás deja de hablar, llamado Perro. Los tres héroes deberán arreglárselas para estar siempre por delante de Ricitos de Oro, de la familia de mafiosos Tres Osos, del “Gran” Jack Horner y del aterrador cazador de recompensas El Lobo Feroz...

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA HISTORIA DETRÁS DE LA HISTORIA...
    La última vez que vimos al Gato con Botas como protagonista de una película totalmente suya, ronroneaba en cuanto a su habilidad y astucia para salvar al mundo, y esperaba que todos le adularan. Volvemos a encontrarle 11 años más tarde, despertándose después de su octava muerte y dándose cuenta de que solo le queda una vida. Ahora, el temerario bigotudo se pregunta si no está a punto de perder su magia… y con ella, la misma esencia que le hace ser el Gato con Botas. “Era un gran salto para el personaje porque el Gato con Botas es tremendamente dramático”, explica Margie Cohn, presidenta de DreamWorks Animation. “¿Qué queda del Gato con Botas si no puede ser un épico aventurero que siempre se ríe del peligro? Ha sentido el miedo por primera vez, pero ¿será capaz de superar su vulnerabilidad y recuperar la magia?”
   Era básico para el equipo de DreamWorks Animation que esta nueva entrega siguiera dentro del muy esperado universo de Shrek, además de ser una exploración independiente poblada por todas las criaturas mágicas que el Gato encuentra en su camino. Todos estaban de acuerdo en que el regreso del Gato con Botas debía ser emocionante, cómico, dramático y maravilloso a partes iguales. Y aquí entró el equipo encargado del éxito de 2020 Los Croods: Una nueva era, encabezado por el director Joel Crawford y el productor Mark Swift. “Escogimos a Joel y a Mark porque estábamos convencidos de que harían una película tan elegante como alegre, una película que abriría una nueva era para una franquicia muy querida sin dejar de plasmar en la pantalla todo lo que el público adora del personaje”, sigue diciendo Margie Cohn. “Lograron escenas muy cinematográficas a la vez que llevaban el tono cómico de la franquicia Shrek a EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO sin que pareciera una imitación de la primera, simplemente controlando las emociones del tema. Se enfrentaron a un gran número de personajes e historias que debían conectar, relacionar y llevar a una conclusión satisfactoria. Joel y Mark eran los cuentacuentos ideales para llevarlo a cabo”.
   El Gato se lanza en busca de la Estrella del Deseo con el fin de recuperar sus vidas perdidas, y para conseguirlo deberá competir con toda una serie de malévolos personajes que quieren hacerse con la estrella. Joel Crawford y Mark Swift reconocen que la estructura narrativa está directamente inspirada en el clásico de 1956 de Sergio Leone. “Es la versión animada de El bueno, el feo y el malo”, dice Mark Swift. “Hay un montón de duros delincuentes decididos a hacerse con el mismo tesoro. Siempre pensamos en un estilo western, con cuatro tipos de personas diferentes persiguiendo lo que, según ellas, cambiará sus vidas para siempre. Nos pareció que era ventajoso para la película”.
   Fiel a la osadía de nuestro felino, la película se adentra en un terreno desconocido. “Hemos sido bastante atrevidos en este capítulo”, sigue diciendo el productor. “Hay momentos con tonos mucho más sombríos que recuerdan a los cuentos de los hermanos Grimm, pero contar la historia desde un enfoque cómico nos permitió seguir con lo que más quieren los fans de la franquicia, además de presentar el mundo sin barreras del Gato con Botas a nuevos espectadores”.
   El Gato es un aventurero que ha llegado a un punto de inflexión que le obligará a volver a plantearse quién es y cómo lleva su vida. “El tono general de la película es alegre y divertido, pero para disfrutar de los buenos momentos, antes hay que vivir los malos”, añade el director Joel Crawford. “De pronto, el Gato se atemoriza al pensar que ha dejado atrás sus mejores años, algo con lo que muchos de nosotros podemos empatizar. A primera vista, la historia trata de que el Gato tiene miedo de haber dejado atrás lo mejor, pero más allá de esto es una historia acerca de la vida, de las maravillosas experiencias que se nos permite tener y disfrutar”.

UNA NUEVA ERA PARA EL GATO CON BOTAS...
   Januel Mercado, codirector de EL ÚLTIMO DESEO y coordinador general (Head of Story) de Los Croods: Una nueva era, trabaja con el director Joel Crawford desde hace más de una década. “Hablamos nuestro propio idioma”, dice Joel Crawford. “Los dos empezamos como dibujantes de storyboard en DreamWorks con Kung Fu Panda 2. Januel ya era asombroso entonces, pero se superó como coordinador general en Los Croods: Una nueva era. Sabía que debía ser el codirector de EL ÚLTIMO DESEO”.
   Muchos otros jefes de los departamentos creativos habían coincidido en The Croods: Una nueva era. A Joel Crawford, Mark Swift y Januel Mercado se unieron el montador JIM RYAN, la dibujante HEIDI JO GILBERT, que ocupa el puesto de coordinadora general en EL ÚLTIMO DESEO, y el guionista PAUL FISHER. Los seis pasaron mucho tiempo juntos para descubrir cómo podían contar la historia. “Hemos estado dos años siempre juntos”, dice Mark Swift. “Nos reuníamos para estudiar cada secuencia. Paul la escribía, volvía y empezábamos de nuevo. Decidimos trabajar secuencia por secuencia, y una vez escrita, pasarla rápidamente al storyboard. Funcionó, encontramos el ritmo idóneo”.
   Visualmente, EL ÚLTIMO DESEO es muy innovadora y lleva el estilo de las películas de animación a otro nivel. El diseñador de producción NATE WRAGG, que también trabajó en Los Croods: Una nueva era, equilibró unos dibujos que comunican la sensación de haber sido hechos a mano sin minimizar la enorme escala y alcance de la película. “Es un nuevo estilo para los personajes del mundo Shrek”, explica Mark Swift. “Podríamos compararlo a colocar a los personajes en un cuadro, en un libro de cuento de hadas ilustrado. El gato con Botas es un cuento de hadas, ¿por qué no colocarlo en su mundo, pero en un estilo elegante, ilustrativo? Se ve todo con el tremendo detalle al que nos ha acostumbrado la animación digital, pero desde lejos son como pinceladas”. El equipo de EL ÚLTIMO DESEO también quería dibujar una sutil unión entre la película y el universo de Shrek. Los espectadores apreciarán unos cuantos mensajes ocultos “a lo Shrek”.
   El resultado es una película llena de humor, belleza, emociones y aventuras. “Esta película se ha hecho con la intención de ser un viaje alocado, plagado de momentos cómicos, dramáticos y aterradores”, dice Joel Crawford. “Esa era nuestra idea. Es una gran comedia de acción y aventuras, pero el público vivirá el viaje del Gato con Botas para apreciar la única vida que todos tenemos. Espero que se rían mucho, quizá lloren un poquito y acaben jaleando al Gato una vez más. ¡Sería maravilloso que los espectadores salieran del cine llenos de Vida!”
   Januel Mercado reconoce que rodar EL ÚLTIMO DESEO ha sido como la culminación de un deseo después de tantos años trabajando con Joel Crawford. “Joel y yo hemos pasado mucho como amigos y compañeros de trabajo, y creo que estaba escrito que debíamos hacer una película juntos que hablara de cómo redescubrir la pasión por vivir y trabajar”, dice. “Los dos hemos pasado por buenos y malos momentos en nuestra carrera artística. Infundir coraje y decisión al Gato con Botas fue un poco como cerrar el círculo. Hay mucho del personaje en ambos, y espero sinceramente que los espectadores sientan la enorme dedicación, entrega y esfuerzo de todo el equipo cuando vean esta maravillosa película”.

LA PRODUCCIÓN...
-  La secuencia “encuentro con Lobo” fue dibujada por los dos directores principalmente en trocitos de papel y post-it.

- Se exploraron 65 ideas diferentes para escoger las ocho muertes por las que ya había pasado el Gato con Botas.
- El director Joel Crawford se encargo de dibujar a Ricitos para el cartel de “Se busca” de Ricitos y los Tres Osos.
- Al principio de la película, cuando el Gato lucha contra el Gigante, hay una toma donde la muchedumbre hace la ola. Basta con fijarse para descubrir al Lobo de pie en un callejón, observando al Gato.
- Para reconocer a los Doce Pasteleros de Jack Horner, los dos directores decidieron poner nombres relacionados con la pastelería a los 13 integrantes de la banda. Estos son algunos:
o Nuezmoscada
o Manteca Scott
o Bizcocho
o Manzanita
o Estevia
o Canela
o Pete y Jerry Suizo
o Tommy Lee Palmera

- Durante el rodaje se realizaron 68 sesiones de grabación con los actores.

- Kevin McCann, que trabaja en DreamWorks Animation como supervisor de guion y montaje, prestó su voz para los diálogos temporales del Bicho Ético, pero gustó tanto a los cineastas que le convirtieron en doblador oficial del personaje.
- El director Joel Crawford, el diseñador de producción Nate Wragg, la guionista principal Heidi Jo Gilbert, el diseñador de personajes SHIYOON KIM y el artista de storyboard Steve MacLeod estudiaron en el Instituto Californiano de las Artes (CalArts) al mismo tiempo.
- El director Joel Crawford y el codirector Januel Mercado empezaron a trabajar juntos como becarios en el departamento de storyboard de DreamWorks Animation.
- El diálogo de Bebé Oso “¡Oh, abejas no!” es un homenaje a la tristemente célebre frase de Nicolas Cage en Wicker Man. Nicolas Cage prestó su voz a Grug en el debut como director de Joel Crawford, Los Croods: Una nueva era.
- EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO está directamente inspirada en el espagueti western, y más concretamente en el cine de Sergio Leone. Perrito, que empieza como “El perro sin nombre”, es una referencia a Clint Eastwood en la película The Man With No Name (El hombre sin nombre).
- El Gato con Botas tiene aproximadamente 1,2 millones de pelos.
- Las películas del director Guy Ritchie inspiraron las tácticas “destrozar y llevar” de la familia Tres Osos y Ricitos.
- ¿Cuántos gatos viven en la casa de Mamá Luna?

o Hay 37 variaciones de gatos en la película.

o El equipo Muchedumbre (encargado de poblar numerosas escenas con “figurantes”), encabezado por TODD ZULLO, aumentó estas 37 variaciones a los más de 150 gatos que pululan en casa de Mamá Luna.

- La Estrella de los Deseos es el decorado que más se ve en la película al aparecer en cinco secuencias de importancia, tanto para los personajes como para la acción.


o BAPTISTE VAN OPSTA, jefe de estética de la película (y creador de la Estrella de los Deseos), se encargó del diseño final de la Estrella de los Deseos con la ayuda de artistas de los equipos de Modelación y Superficies, y la colaboración de los departamentos de Iluminación, Efectos Especiales y Fondos.

o Para lograr escala y profundidad, el interior de la Estrella de los Deseos es un complejo montaje de luces y volúmenes geométricos facetados con una superficie de 140 metros de largo y con una altura en el centro similar a la de un edificio de cuatro plantas.

LA MÚSICA...
   Para la banda sonora de EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO, los cineastas contactaron con el aclamado compositor y músico Heitor Pereira, que se ha ocupado de la música de numerosas películas, como Minions: El origen de Gru y Gru: Mi villano favorito, así como Dirty Dancing 2, No es tan fácil y Pregúntale al viento. Ganador de siete premios ASCAP, un Grammy y un Emmy, Heitor Pereira ha compuesto música, escrito canciones y tocado una variedad de instrumentos en las bandas sonoras de Madagascar, Shrek 2, Misión: Imposible 2, Black Hawk derribado y El caballero oscuro.
   Heitor Pereira tiene la reputación de aportar una sensibilidad única a las bandas sonoras debido a su sólida base profesional. Poco después de completar sus estudios en el conservatorio, empezó a tocar la guitarra con algunos de los primeros artistas de Brasil, antes de pasar a ser el guitarrista de Simply Red. Ha publicado tres discos en solitario y realizado arreglos o tocado con artistas de la talla de Sergio Mendes, Alejandro Sanz, Caetano Veloso, Jack Johnson, The Chieftains, Bryan Adams, Elton John, Willie Nelson, Shania Twain, Seal y Nelly Furtado, entre otros. En 2005 fue galardonado con un Emmy al Mejor Vocalista Acompañante y Arreglista Instrumental por su colaboración con Sting y Chris Botti.
   Cuando empezó a trabajar en la partitura de EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO, su primer pensamiento fue que el tamaño sí importaba. “Mi enfoque inmediato fue pensar a lo grande”, dice el músico. “El Gato con Botas es un personaje exuberante, y las fábulas en las que nacieron estos personajes existen desde hace generaciones. Para alcanzar semejante envergadura, hay que entender a los personajes como instrumentos musicales”.
   Para el personaje del Gato y de Kitty Zarpas Suaves, el compositor decidió explorar la tradición musical española y mexicana. “La partitura homenajea a la música y cultura flamencas, sobre todo para el personaje del Gato con Botas, y a la mexicana para Kitty Zarpas Suaves”, explica. “Soy guitarrista y me he criado con esta música, escuchando a Paco de Lucía, Tomatito, Camarón de la Isla y muchos otros. Gran parte de la instrumentación, el taconeo, las castañuelas, el cajón y las voces en español proceden de la misma tradición y cultura. También utilizamos una orquesta con diez guitarras para lograr un sonido que siempre había imaginado, pero nunca había tenido la oportunidad de crear. Esta película me ha permitido hacerlo realidad, y añade una maravillosa capa a la historia”.
   El viaje del Gato en la película empujó a Heitor Pereira a añadir una nueva dimensión, otro contexto y profundidad a la música flamenca. “El flamenco rebosa belleza, energía, pasión y coraje”, explica el compositor. “Pero para esta película, y porque el Gato ha llegado a su última vida, introdujimos elementos de terror y disonancia, sobre todo en las peleas entre el Gato y Lobo. Lo conseguimos mediante el taconeo como elemento de percusión. Los percusionistas utilizaron los zapatos contra una plataforma con micrófono construida especialmente, creando un sonido bajo que hace temblar el recinto. Estos golpes se convierten en los latidos aterrados del Gato”.
   Ya que la película también se inspiró en los western, Heitor Pereira decidió utilizarlos. “Para la parte ‘Lejano Oeste’ de la historia, nos basamos en las películas de Sergio Leone y en los coros del maestro Ennio Morricone”, dice. “Usamos la armónica, un silbador solista e incluso una cantante de ópera para crear, por ejemplo, el tono de un cactus solitario en el desierto. Pedí a cinco actores-cantantes que grabasen gritos estilo western que luego modificamos con ordenadores, con mi guitarra y con guitarras eléctricas para que estos sonidos, cuando se oyen con toda la orquesta, no parecieran realmente ser cinco voces. Forma parte de la belleza de la música fílmica. Se puede crear sonidos para añadir un colorido sónico a los colores de la pantalla”.
   El ecléctico reparto también permitió a Heitor Pereira explorar una amplia gama de estilos y técnicas musicales. “Utilizamos algunos instrumentos realmente sorprendentes para aportar una personalidad musical propia a cada uno de los personajes”, explica. “Ricitos y la familia criminal de los Tres Osos tienen un sonido y una instrumentación totalmente propia. Su instrumento principal es un banjo de seis cuerdas al que añadimos una percusión creada a partir de basuras de metal y otras cosas raras. Toqué en la caja de mi guitarra, de unas mandolinas, donde fuera”.
   Jack Horner requería una interpretación musical diferenciada. “Debido al peligro que representa Jack Horner, me pareció que necesitaba la familia de los metales”, sigue diciendo el músico. “Así que usamos un cimbasso, una tuba, cuatro trombones, cuatro trompetas, seis cuernos franceses y algún instrumento más”. El tema musical reservado para Lobo lleva la música cinematográfica hacia una nueva dirección. “Todos los temas de los personajes tienen melodía, excepto la de Lobo”, explica Heitor Pereira. “Para Lobo me incliné por la disonancia. Jugamos con politonalidades diferentes, algo que no suele oírse en una película de un gran estudio de animación. Debíamos conseguir un sonido grave, oscuro y disonante para Lobo, por lo que añadimos cuerdas agudas y sonidos escalofriantes para alcanzar el nivel deseado”.
   Además de escribir la partitura, Heitor Pereira se alegró mucho de poder componer dos canciones originales para el héroe felino amante de la leche. “Me encomendaron la misión de escribir una canción para el Gato, ‘Fearless Hero’ (Gato sin miedo), cantada por Antonio Banderas al principio de la película antes de que se dé cuenta de que ha gastado todas sus vidas excepto la última”, dice el compositor. “La coescribí con mis amigos DAN NAVARRO y PAUL FISHER. Es una canción para nuestro héroe cuando está en la cúspide. Nos lo pasamos muy bien componiéndola, y Antonio disfrutó interpretándola. También coescribí una balada más tradicional en español con GABY MORENO titulada ‘¿Por qué te vas?’”
   EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO incluye otra canción original coescrita y cantada por la premiada estrella global CAROLINA GIRALDO NAVARRO, conocida profesionalmente como KAROL G. La canción “La vida es una” está escrita por ella y DANIEL OVIEDO, que también produjo la canción bajo el nombre de OVY ON DRUMS. Karol G batió récords de público durante su gira por Estados Unidos. Entre sus temas más populares destacaremos “Cairo”, “Provenza” y “Gatúbela”.

LOS PERSONAJES...
    El reparto de EL GATO CON BOTAS: EL ÚLTIMO DESEO es realmente extraordinario, pero incluso así, el director Joel Crawford reconoce que los actores superaron con creces sus expectativas. “Sabíamos que nos lo pasaríamos muy bien con la premisa ‘El bueno, el feo y el malo’ y un reparto tan talentoso como este, pero no esperábamos que todos se esforzaran en llevar la película a increíbles niveles emocionales”, dice. “Cuando empezamos a afinar la historia, nos reunimos con cada uno de los actores para explicarles la trama. Nos dejaron atónitos con la facilidad con que aportaron temas poderosos y personales al proceso, siempre para que la apreciación y la gratitud estuvieran en la cima de la historia.

El Gato con Botas (ANTONIO BANDERAS)...
   Héroe para algunos, fuera de la ley para otros… pero todos están de acuerdo en que el espadachín felino tiene estilo para dar y tomar. Conocido por sus icónicas (e impecables) botas, el Gato maneja la espada como nadie, le sobra encanto, no teme a nada y es un gran bailarín.
   El Gato con Botas es una leyenda que va agotando sus vidas. Viaja de ciudad en ciudad, de fiesta en fiesta, es el centro de atención allá donde va. Pero al igual que la estrella de rock que sube al escenario cada noche en plena forma, acaba solo en su habitación de hotel, sin nadie que le haga compañía. Así es la vida del Gato. Nunca ha permitido que nadie se le acerque. Y ha llegado el momento en que empieza a dudar de si hizo bien.
   Antonio Banderas ha vivido con el Gato con Botas (y le ha dado vida) durante casi veinte años, y ha sido testigo de primera mano del impacto del personaje en todo el mundo. “Me han entrevistado en todo el mundo y a menudo pienso: ‘Espera, cuando esta persona vio Shrek 2 debía tener siete u ocho años’”, dice el actor. “Ahora me entrevista sobre un personaje que vio hace mucho tiempo, y tendrá 28 o 29 años. Me parece maravilloso que crecieran con un personaje que les impactó de esta forma. Es el momento oportuno para que el Gato vuelva a la gran pantalla, que es donde pertenece realmente”.
   Reencontramos al Gato con Botas enfrentándose a problemas serios. Antonio Banderas conectó inmediatamente con la evolución vivida por el personaje. “Volver a prestar mi voz a este héroe memorable ha sido toda una experiencia”, reconoce. “Era como reencontrarme con un amigo inteligente y muy querido al que llevaba unos cuantos años sin ver. A los dos nos han salido bigotes grises, y ya no somos los audaces jóvenes de antaño, pero hemos ganado en sabiduría e introspección (al menos, ¡eso espero!) Pero está claro que en su versión 2022, el Gato tiene mucho que resolver”.
   En el fondo, el Gato con Botas no ha cambiado. “Lo que más me gusta de encarnar al Gato es que, en lo más profundo de su ser, tiene un profundo sentido del honor y de la lealtad mezclado con una vertiente traviesa y divertida que le hace irresistible para el público de cualquier edad”, explica Antonio Banderas. “Otra cosa que me gusta mucho de él es que es un héroe, pero un héroe con acento. ¿Y los malos? Los malos no tienen nada de acento. Es la perfecta deconstrucción”.
   El actor se quedó maravillado ante las sutilezas, las pequeñas expresiones que los animadores captaron en las sesiones de grabación. “Fue como una partida de ping-pong que se hacía más interesante a medida que el proceso avanzaba”, recuerda. “Lo asombroso son los detalles de interpretación que los animadores supieron ver y reproducir en los personajes. Estamos en otro nivel porque ellos son increíbles actores”.
   El director Joel Crawford se quedó prendado con el genuino entusiasmo que Antonio Banderas siente por el personaje y la película. “Cuando estaba en una sesión de grabación, nos decía lo mucho que le gustaba el arco emocional del Gato con Botas, y el hecho de que el público descubriría un personaje complejo que va mucho más allá de la mera temeridad”, explica Joel Crawford. “Antonio se hizo con ese matiz. Le encanta el mensaje de la película. Hablamos del miedo y la angustia a los que se enfrentaron los niños de todo el mundo esos años pasados, y de la importancia que eso tiene en una película que no ignora las realidades de la vida. Mostrar estas realidades nos ayuda a darnos cuenta de lo especial que puede ser la vida y a alegrarnos por ello”.
   Joel Crawford también apreció la habilidad de Antonio Banderas a la hora de encontrar los matices del humor. “Antonio lleva más tiempo que yo viviendo con el personaje. Por eso, cuando empezamos a grabar su voz, lo único que hicimos Januel y yo fue ofrecerle el suficiente contexto para que supiera de qué iba la escena”, dice. “Se mete en la piel del personaje y siempre atina, nunca dejó de sorprendernos. Tiene una voz asombrosa, profunda, rica en matices, pero la subía un tono para los momentos cómicos. Es totalmente orgánico, natural. Cuando se ve al Gato con Botas en la pantalla, es imposible no sonreír ante la enorme gama de su voz”.
   La compañera y antagonista del Gato en la pantalla coincide con el director: “El Gato despliega una confianza en sí mismo soberbia”, dice Salma Hayek Pinault. “No conozco a nadie en el mundo aparte de Antonio que pueda conseguir hacerle tan encantador. Comunica pasión, alegría y amor por la vida. El Gato disfruta a fondo, y Antonio también. La pasión de vivir de Antonio no ha menguado un ápice. Incluso diría que ha aumentado. Es un cambio refrescante y contagioso”.

Kitty Zarpas Suaves (SALMA HAYEK)...
   Las astutas maniobras y suaves toques de Kitty la han convertido en una ladrona felina sin par. Es tremendamente independiente, muy avispada y tiene mucho carácter. Solo ella puede compararse al Gato con Botas, y él lo sabe. Antonio Banderas y Salma Hayek Pinault no tuvieron problema alguno en volver a conectar con sus personajes y el uno con el otro. “Tuve la impresión de que solo habían transcurrido unas semanas desde que habíamos acabado el primer Gato con Botas”, dice Antonio Banderas. “Me encantó volver a encontrarme con la asombrosa Kitty Zarpas Suaves, a la que da voz la maravillosa y talentosa Salma. Y como siempre ocurre con los buenos amigos, retomamos donde lo habíamos dejado”.
   Desde la primera sesión de grabación, Salma Hayek Pinault supo encontrar el toque cómico idóneo para Kitty. “La relación entre Kitty, Perrito y Gato es cómica, pero también tiene momentos emotivos y maravillosos”, explica el director Joel Crawford. “Reconozco el mérito de Salma convirtiéndose en el eslabón que hace posible la dinámica existente entre ese imposible trío durante toda la película. Salma tiene la capacidad de encontrar autenticidad en todo lo que hace Kitty. Por ejemplo, cuando Kitty se encuentra con el perro por primera vez, su instinto le dice que debe ser muy dura con él. Y todos comentamos: ‘¿Pero cómo va a portarse mal con un perro tan simpático?’ Salma contestó que Kitty no le conoce, ¿por qué iba a fiarse de él? Entiende muy bien a su personaje y añadió: ‘Kitty no se fía de nadie, ni de su sombra. Lleva toda la vida rodeada de delincuentes. Y la persona en la que creía confiar fue la que le causó su mayor decepción. No se fía de nadie y punto’. De pronto, a todos nos pareció lógico que Kitty tratara fatal a Gato y a Perrito. Los tres forman un trío desestructurado de lo más desternillante, fue mágico. Hizo posible que se convirtieran poco a poco en una familia, y que Kitty y Gato aceptaran a Perrito. Y todo porque el enfoque de Salma es muy auténtico”.
   Al director también le gustó mucho que Salma Hayek Pinault buscara siempre oportunidades para hablar en español. “Ofrece muchas referencias culturales personales”, dice. “Por ejemplo, cuando descubren el maravilloso bosque, Kitty dice: ‘Ojalá hubiera podido celebrar mi quinceañera aquí’. Eso es Salma pensando en las niñas y en cómo les gustará oír esa frase. Siempre piensa en el público, en las diversas culturas, y siempre aporta mucho de sí misma al papel”.
   Para Salma Hayek Pinault, el tiempo en la cabina de grabación con los cineastas fue de lo más creativo. “Exploramos el personaje juntos. Joel tuvo la amabilidad de invitarme a participar en el proceso”, dice. “Me fiaba completamente de él, lo que me permitió lanzarme a hacer cosas muy atrevidas. No nos impuso un límite, podíamos ser totalmente osados. Me lo pasé realmente bien, ya echo de menos las sesiones”.
   Lo que más le gusta de su personaje es que tenga múltiples facetas. “Aunque Kitty es determinada e intrépida, todo esto esconde una cierta vulnerabilidad”, explica. “Es una romántica y tiene un gran corazón, pero es su mayor secreto. Tendrá que enfrentarse a sus emociones y tener el valor de vivir sus sentimientos. La quiero muchísimo y me lo paso muy bien interpretándola. Sabe mantenerse en su sitio, pero al mismo tiempo, el Gato y Kitty se complementan. Son los compañeros perfectos”.
   Hace mucho que Antonio Banderas y Salma Hayek Pinault se conocen, y su amistad en la vida real añade más profundidad a su relación en la gran pantalla. “Hace casi treinta años que Antonio y yo charlamos delante y detrás de la cámara”, dice la actriz. “Incluso si grabamos cada uno por nuestro lado, sé cómo interpretará una frase, o qué versiones ofrecerá. Es una relación que nos permite hablarnos aunque el otro no esté, como si fuéramos hermanos. Sabemos cómo sacarnos de quicio y morirnos de risa después”.
   Salma Hayek Pinault se alegró de tener la oportunidad de seguir explorando a un personaje y una saga en los que se involucró emocionalmente. “Me entusiasma la idea de que una nueva generación descubra esta entrega y, de paso, a Kitty”, reconoce. “El universo Shrek fue totalmente innovador, redefinió la animación, y me enorgullece haber sido parte de esto. Gira en torno a temas que me parecen importantes, la amistad, la comunidad, escoger a tu familia”.
   También le interesó ver de primera mano la evolución de la tecnología digital durante esta última década. “La textura y la expresión de los personajes es mucho más matizada”, dice. “La sofisticación emocional es mayor y hace posible que todos los espectadores vivan una experiencia diferente según el momento de la vida en que se encuentren. A veces, ver una película de animación puede convertirse en un momento de gran vulnerabilidad”. Hace una pausa antes de seguir: “El olor de las palomitas en la sala. Poder reír y llorar con otros. Todo eso me parece una maravillosa forma artística que contiene una vertiente nostálgica y un eterna reinvención”.

Perrito (HARVEY GUILLÉN)...
   Perrito no tiene hogar ni nombre. Nunca ha habido nadie que le haya dado lo uno o lo otro. Es un chucho callejero diminuto que no tiene nada de espabilado. El feliz parlanchín es un optimista nato y acepta la adversidad con buen humor y sin inmutarse. Perrito encuentra un destello de luz incluso en los momentos más sombríos.
   Su sueño es convertirse en un perro de terapia. El aspecto dudoso y andrajoso, y una necesidad perentoria de un buen baño no le disuaden, aunque nadie quiere acariciarle. Cuando conoce a Kitty y al Gato, se adentra en un mundo nuevo, lleno de emociones y peligros, donde su sencilla sabiduría y soleada disposición le convierten inesperadamente en el compañero ideal.
   Entre una mina de joyas, Perrito brilla. “Llega y se hace con todo el mundo”, dice el productor Mark Swift. “Es reconfortante ese personaje al que la vida no trata bien, pero que influye en la de todos los demás”. El actor Harvey Guillén y el director Joel Crawford decidieron sacar lo máximo del personaje de Perrito. “Perrito siempre es simpático con todo el mundo, da igual cómo le traten”, dice Joel Crawford. “Al principio se le considera un ingenuo porque es tierno, agradecido y altruista. Rodeado de personajes cínicos, ladrones de pura cepa, todos dan por hecho que el perro les engaña porque, desde su perspectiva, nadie puede ser tan bueno. Gran parte de la comedia y de los sentimientos vienen de ahí”.
   A pesar de que Kitty no soporta a Perrito cuando le ve por primera vez, acaba dejándose atrapar por su encanto. “Perrito es pura bondad, cariño e ingenuidad”, dice Salma Hayek Pinault. “Es imposible no enamorarse de él. Algunos de los rasgos de Perrito ayudan a ablandar el cinismo del Gato y de Kitty. Enriquece la aventura. Los tres personajes solitarios acaban formando una familia. Es muy difícil resistirse a un perro… incluso siendo gato”.
   Harvey Guillén se metió de lleno en la piel del increíblemente tierno personaje, que aprecia la vida por el mero hecho de estar vivo. “Representa lo que todo dueño de perro piensa de su mascota; la lealtad y un optimismo sin límites”, dice Joel Crawford. “Solo le preocupas tú. Harvey ha sabido encarnar a la perfección a un personaje de animación”.
   Para Harvey Guillén, unirse a la película no supuso ningún quebradero de cabeza. “Soy fan total de la saga Shrek y del personaje del Gato con Botas”, reconoce. “Fue el mundo de mi infancia. Es muy nostálgico, pero estar aquí también tiene algo de surrealista. ¿Formar parte de esto y ser el tercero en discordia del trío? Sigo pellizcándome para saber si estoy despierto”.
   El actor adora el imperturbable optimismo de su personaje y piensa que equilibra el cinismo descarado del Gato y de Kitty. “Perrito ve la vida a través de otra lente”, dice. “Es posible que sea una lente exagerada, o con glaucoma, ¿quién sabe? Pero está decidido a ver la vida a través de un cristal de color rosado y, a veces, no nos vendría mal hacer lo mismo en los momentos más sombríos. Puede que sea molesto estar con un eterno optimista, pero necesitamos ese positivismo adicional”.
   Después de grabar los diálogos de su personaje, Harvey Guillén salía del estudio lleno de vida y optimismo. “Recuerdo que un día salí y eché a andar”, dice. “Hacía sol, pero incluso en días lluviosos me iba con una sensación de bienestar, de alegría. Siempre salía de buen humor. Espero que el personaje haga lo mismo con todos porque no tiene un gramo de maldad en su pequeño cuerpo. Uno se siente bien mirando la vida a través de un cristal positivo, todos deberíamos tomar ejemplo de Perrito”.

Lobo (WAGNER MOURA)...
   Lobo aparece muy pronto en la película como un siniestro cazador de recompensas y no se parece a ninguno de los anteriores oponentes del Gato con Botas: es rápido como el rayo e implacable, y va armado con dos guadañas a las que hace girar como un pistolero del Lejano Oeste. Le empuja un viejo rencor hacia el Gato y está decidido a acabar con su última vida.
   Interpretado por Wagner Moura, Lobo no es un mero complemento para el personaje del Gato con Botas. “Desde los albores del tiempo, Lobo ha cumplido con su trabajo: aparece cuando una vida toca a su fin en este mundo para llevársela al otro”, explica Wagner Moura. “Le ofende profundamente que el Gato haya desperdiciado ocho de sus nueve vidas. No quiere limitarse a llevárselo, quiere hacerle pagar su arrogancia ante el orden natural”.
   El director Joel Crawford y el codirector Januel Mercado se inspiraron en lugares inesperados a la hora de crear el personaje. “Januel y yo somos grandes admiradores del cine de Akira Kurosawa y de Sergio Leone”, dice el director. “Tienen en común personajes alucinantes, enormes, pero también muy humanos.   Las películas Yojimbo, de Akira Kurosawa, y El bueno, el feo y el malo, de Sergio Leone, fueron clave para esta historia”.
Wagner Moura no quería que Lobo fuera pura maldad. “Hubiera sido demasiado fácil”, dice. “Y Lobo no es así para nada. Es paciente y exigente, pero también le sienta fatal que alguien pueda tirar tantas vidas. En cierto modo, es la conciencia del Gato; le obliga a dar lo mejor de sí mismo antes de que llegue el momento de irse al otro mundo. Darle voz fue una deliciosa y malvada experiencia”.
   Al actor le impresionó la predisposición del director y de sus colaboradores a aceptar ideas complejas. “Puede ser difícil enfrentarse a temas complicados en una película de animación, pero Joel no dudó en hacerlo”, recuerda Wagner Moura. “Queremos entender por qué Lobo quiere llevarse a un personaje al que todos adoramos y en qué se convertirá el viaje hacia la conciencia de nuestro Gato. No es lineal ni sencillo. Puede doler en ocasiones, y ser hilarante en otras. Los cuentos de hadas que más nos conmueven son aquellos que nos muestran quiénes somos realmente… y qué podemos llegar a ser”.
   Joel Crawford también disfrutó mucho trabajando con Wagner Moura. “Adoro a Wagner”, dice. “Lo pasamos realmente bien buscando juntos a Lobo. Llegó con el guion lleno de anotaciones, de ideas. Trabajamos mucho en las sesiones de grabación. Januel se unió a nosotros para probar diferentes variaciones. El Lobo debe dar miedo, pero tampoco queríamos que fuera horripilante y asustara todo el tiempo. Wagner añadió un toque muy especial a un personaje que representa al último cazador de recompensas”.

Ricitos de Oro (FLORENCE PUGH)...
   La pequeña huérfana del cuento es ahora una adolescente que encabeza la familia de los Tres Osos en su búsqueda de la Estrella de los Deseos para que “todo esté bien”. Criada en medio del bosque, es medio salvaje y tiene el mal humor y la poca paciencia típica de un oso. Pero su verdadero objetivo es secreto y solo ella lo conoce. Interpretada por Florence Pugh, Ricitos es tan taimada como su familia adoptiva.
   Curiosamente, la actriz había reflexionado acerca del personaje unas pocas semanas antes de que DreamWorks Animation le propusiera el papel. “Se entusiasmó”, recuerda Joel Crawford. “Nunca había visto al personaje de Ricitos de Oro en una película de animación y le dijo a una amiga que le encantaría prestarle su voz. A los pocos días, la llamó DreamWorks. Fue totalmente fortuito”.
   Florence Pugh conectó inmediatamente con Ricitos. “Fue amor a primera vista”, dice. “Cuando me enseñaron los primeros bocetos de Ricitos, me quedé alucinada, parecía un duende pirata. Su ropa, su carácter, todo encajaba. Un ser pequeño, malhumorado, fiero y descarado. Casi no podía creerme que me ofrecieran el papel. Disfruté mucho dando voz a este personaje”.
   La actriz recurrió a su experiencia personal para dar vida a Ricitos. “Le explicamos la historia – un retorcido cuento de hadas donde Ricitos de Oro es una huerfanita que se escapó, encontró a la familia Tres Osos y se crió con la pequeña banda de delincuentes con un pronunciado acento cockney”, recuerda Joel Crawford. “Entonces Florence nos contó que de adolescente tenía la impresión de no encajar. Cuando tenía 15 años pensaba que al cabo de unos años más no tendría que aguantar a esa gente… y al madurar cambió de opinión. Ahora piensa que su familia es genial”.
   El director disfrutó de las sesiones de grabación con Florence Pugh. “Nos lo pasamos muy bien con las réplicas”, recuerda. “Si a Florence no le gustaba cómo había quedado un diálogo, se le ocurría algo que le parecía más natural, a veces cambiando las palabras de orden o la entonación, y me daba cuenta de que tenía toda la razón. Fue un placer trabajar con ella, nos ayudó mucho matizando al personaje”.

Mamá Osa (OLIVIA COLMAN)...
   Mamá Osa siempre había querido tener una hija y se enamoró de Ricitos de Oro al verla. Nada ha cambiado en estos años y sigue entregada a Ricitos, decidida a seguirla en la búsqueda de la Estrella de los Deseos sin mostrar una sola reserva o articular una queja. Sentimental y centrada en su familia, es el vínculo que une al clan oso, pero no se equivoquen, puede convertirse en una osa salvaje en un abrir y cerrar de ojos.
   Todo el reparto entendió el concepto de familia “encontrada” en la película, pero la entrega de Olivia Colman incluso sorprendió al director. “Es la historia de una huérfana, pero en una familia lo que cuenta es que estén a tu lado, da igual no compartir la misma sangre”, explica Joel Crawford. “Olivia conectó inmediatamente con la idea y se echó a llorar cuando le contamos la historia. Entendió la vertiente maternal. Cuando le hicimos la primera prueba, estaba en un hotel de Irlanda con unas paredes muy finas y se oía a los vecinos. Nos moríamos de la risa, se oía a la gente subiendo por la escalera. Y ella: ‘Un momento, a ver… Sí, ahora”. En un diálogo debía alzar mucho la voz y dijo: ‘Me parece que el guarda de seguridad está a punto de llamar a la puerta’. Es encantadora, su instinto y naturalidad me asombran”.
   La actriz estaba encantada de tener la oportunidad de entrar en el universo del Gato con Botas. “Me entusiasmó la idea de trabajar en una película de animación que el más pequeño de mis hijos podría ver”, dice. “Adoro al personaje del Gato con Botas y he visto la película, la serie y los vídeos con mis hijos”.
   El doblaje en la animación suele ser un trabajo solitario. Olivia Colman, Florence Pugh, Samson Kayo y Ray Winstone debían hablar con el mismo acento cockney para ser una familia creíble, y lo consiguieron sin verse ni una sola vez. “Ojalá hubiéramos estado todos en la misma sala de grabación, nos lo habríamos pasado muy bien”, se lamenta la actriz. “Por fin el otro día conocí a mi hijito Samson y hubo muchos abrazos. Pero Joel fue el público perfecto, incluso se reía cuando se me ocurría improvisar sin ningún éxito. Disfruté mucho, sobre todo con el maravilloso equipo. Fue muy divertido. ¡Incluso dentro del armario empotrado de mi cuarto durante el confinamiento!”

Papá Oso (RAY WINSTONE)...
   Papá Oso, el cabeza de la familia de delincuentes Tres Osos, es un duro de la vieja escuela parco en palabras. Le gusta que haya paz en el seno de la familia y acepta apoyar a Ricitos si mamá piensa que debe ser así, pero no tiene muy claro cuál es el objetivo. Papá, al que da vida Ray Winstone, preferiría volver a su antigua vida de ladrón. Pero antes quiere comer, y luego hibernar, y comer después.
   “El público, sobre todo en el Reino Unido, entenderá que Ray haga este papel”, comenta Joel Crawford. “Es conocido por interpretar a personajes cockney muy duros. No podíamos creérnoslo cuando le ofrecimos el papel y aceptó. Tiene un toque peligroso, pero también comunica calidez”.
   Ray Winstone reconoce que el productor Mark Swift y el director Joel Crawford le convencieron. “Me describieron a los personajes con gran pasión, me dio la impresión de que hablaban de gente de carne y hueso”, recuerda. “Nunca había conocido a animadores tan dedicados a la historia que querían plasmar. Su energía y entrega son contagiosas”.
   También le gustó la elasticidad del proceso de grabación con Joel Crawford y Januel Mercado. “Aprecié el hecho de que no fueran esclavos del guion”, sigue diciendo. “Los dos me animaron y apoyaron para que aportara ideas. Me alentaron a usar palabras que creía que funcionarían para el personaje y a improvisar”.
   Una de esas improvisaciones es un comentario de Papá Oso acerca de Ricitos: “Me parece que algunos se quedan hasta que se acaban las puches…” “Sin embargo, lo que realmente me sorprendió es que Ricitos está esperando el momento adecuado para abandonar a la familia. ¿Cómo van a sentirse estas tres criaturas que le abrieron su casa y su corazón? Fue comentario visceral, y me alaga que Joel, Mark y Januel decidieran incluir esta frase en la versión final de la película”.

Bebé Oso (SAMSON KAYO)...
   Bebé Oso, un osito enorme y de tremenda fuerza, tiene un carácter más bien taciturno y tendencia a refunfuñar. No puede decirse que sea brillante, pero posee un olfato prodigioso, lo que puede ser de gran ayuda. Es su mejor cualidad. Está convencido de que él podría planificar un golpe tan bien como Ricitos (o incluso mejor). Los dos no paran de discutir y de pelear, una rivalidad entre hermanos que no tiene visos de acabar pronto.
   Interpretado por la estrella cómica en ciernes Samson Kayo, Bebé Oso se esfuerza en conectar con su hermana adoptiva. “Samson es desternillante cuando se mete en la piel de Bebé Oso”, dice Joel Crawford. “Es para morirse de risa, pero la película no podía durar tres horas, y mi mayor reto fue tener que escoger. Lloraba de risa con él. Estaba dispuesto a ir por donde nos llevaba el viento durante las sesiones de grabación. Es un improvisador sin par, además de aportar muchísimo sentimiento al papel”.
   Samson Kayo creció con las películas de DreamWorks Animation. Hace tiempo descubrió que sus personajes eran inteligentes y especiales, y quiso reflejarlo en su trabajo con el director y el productor. “Empezando por Shrek, pasando por Cómo entrenar a tu dragón, hasta Los tipos malos, nunca hay un momento falso en las historias de DreamWorks”, dice el actor. “Joel y Mark me dieron rienda suelta para jugar con el personaje y siempre confié en que sería capaz de darles lo que necesitaban tanto a nivel cómico como dramático. Este proyecto es una historia pasional para Joel. Era muy importante para él mostrar que los personajes buscan un significado a sus vidas en un mundo de cuento de hadas. No son personajes al uso, buscan lo que todos buscamos en la vida. ¿Cuál es mi sitio en el mundo, quién es mi familia y cómo es mi hogar? La profundidad que querían darle a la historia me pareció tan maravillosa como las imágenes”.
   Cuando Samson Kayo se enteró de que sus padres en la historia serían Olivia Colman y Ray Winstone, y que su hermana era Florence Pugh, se quedó atónito. “Tres grandes compañeros británicos estaban dispuestos a decir tonterías y, al mismo tiempo, a explorar el dramatismo de estos personajes de cuento a los que todos creemos conocer”, dice. “Me sentí honrado de formar parte de esta historia y de ayudar a contarla”.

Jack Horner (JOHN MULANEY)...
   El pequeño Jack Horner fue uno de los primeros niños que alcanzaron el estrellato. Desgraciadamente, a medida que crecía, el pequeño Jack se amargó y enfureció, y ahora es sencillamente malvado. Se ha convertido en el cerebro de una banda que funciona desde la parte trasera de una lúgubre pastelería. Este padrino del mundo de los cuentos de hadas es un capo al estilo medieval que se lleva un trozo del pastel, sea de quien sea. Tiene una sola ambición: convertirse en el hombre más poderoso del universo de los cuentos de hadas. Pase lo que pase, más vale que nadie le llame el “pequeño” Jack Horner.
   Jack Horner es un personaje menor que siempre ha deseado lo que tienen los demás, pero sabe que nunca podrá tenerlo. John Mulaney entendió inmediatamente la idea y decidió agrandarla: lo único que puede arreglar la vida de John es lo que no posee. “John se metió de lleno en la idea de buscar la felicidad como fuera para llenar un vacío interior”, explica Joel Crawford. “Y fue realmente genial porque encontró el punto cómico para hacerlo patente. Por ejemplo, en la forma en que Jack trata a sus hombres, los Doce Pasteleros asesinos que viajan con él. John sabía a la perfección cómo crear un personaje que personificara la maldad, pero con humor”.
   Jack no aprecia la vida y pisotea a quien sea con tal de obtener lo que quiere. “Para él, las personas son herramientas”, dice el director. “Después de conocer a John, decidimos reescribir algunas escenas cómicas basándonos en sus ideas. Es asombroso cuando improvisa, tiene una impresionante amplitud cómica y es un placer trabajar con él, siempre lo pasamos bien. Entendió inmediatamente el significado de la historia y, como en cualquier cuento de los hermanos Grimm, lo que ocurre si se escoge el camino equivocado. Se hizo con el personaje de tal forma que lleva al público por el mal camino con mucho humor”.
   Jack Horner también debe enfrentarse al Bicho Ético (al que presta su voz KEVIN McCANN, el supervisor de guion y montaje), que aparece en el hombro de John en los momentos críticos. El personaje está directamente inspirado en Jimmy Stewart. “Queríamos colocar un ángel en el hombro del diablo”, comenta Joel Crawford. “¿Qué ocurriría si su conciencia le acompañara? A todos nos pareció una idea genial. Las películas del universo de Shrek son una parodia de lo que esperamos de los cuentos de hadas, por eso fue una buena idea añadir a este personaje”.

Mamá Luna (DA’VINE JOY RANDOLPH)...
   Excéntrica, pero de corazón generoso, Mamá Luna adora a los gatos, recoge a los callejeros y los alimenta con cariño y bondad. Su hogar es un santuario para cientos de gatos felices, y entre ellos está el recién jubilado Gato con Botas. Mamá Luna es la quintaesencia de la “gatera”, y una adorable locura se apodera de ella tratándose de sus niños.

Doctor (ANTHONY MENDEZ)...
   Un simpático veterinario que examina al Gato y emite el sorprendente diagnóstico de que solo le queda una vida. Haciendo uso de su amabilidad y comprensión (además de unos cuantos premios comestibles), convence a nuestro Gato de que se deje de heroicidades y riesgos. Bueno, momentáneamente…

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... DEADPOOL

Criticas del pasado...

FIEBRE AMERICANA (AMERICAN FEVER)REQUIEM POR LOS QUE VAN A MORIR PATCH ADAMS
GRANDES ESPERANZAS WOMAN ON TOPCARTAS A IRIS