Fichas de peliculas
  • Registro
ICARE A LOT
INFORMACIÓN
Titulo original: I Care A Lot
Año Producción: 2020
Nacionalidad: Inglaterra
Duración: 113 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Thriller
Director: J Blakeson
Guión: J Blakeson
Fotografía: Doug Emmett
Música: Marc Canham
FECHA DE ESTRENO
España: 9 Abril 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Vértice Films


SINOPSIS

Marla Grayson no tiene escrúpulos a la hora de beneficiarse de los demás. Después de haberse aprovechado de docenas de jubilados como tutora legal, ella y su compañera Fran ven a Jennifer Peterson como la nueva víctima: una gallina de los huevos de oro a la que pueden desplumar fácilmente. Pero mientras intentan llevar a cabo su plan, Marla y Fran descubren que la señora Peterson no es lo que creían, y que sus actos han entorpecido la labor de un importante criminal...

INTÉRPRETES

ROSAMUND PIKE, EIZA GONZÁLEZ, ALICIA WITT, PETER DINKLAGE, SCOOT McNAIRY, CHRIS MESSINA, DIANNE WIEST, ISIAH WHITLOCK JR., MACON BLAIR, DAMIAN YOUNG, NICHOLAS LOGAN, JAMIE GHAZARIAN, LEAH PROCITO, GEORGIA LYMAN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Toronto 2020

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA HISTORIA...
   Como dijo el productor Teddy Schwarzman, I CARE A LOT trata sobre una mujer llamada Marla Grayson, una tutora legal profesional que se supone que debe cuidar a los ancianos, pero en cambio ella y su pareja Fran les engañan para encerrarlos en una residencia, hacerse cargo de sus finanzas y bienes, y desangrarlos económicamente. Marla y Fran están constantemente buscando a la víctima perfecta y creen haberla encontrado en Jennifer Peterson. Ejecutan su estafa aparentemente a la perfección, hasta descubrir que las cosas no son lo que parecen. Jennifer Peterson no es esa dulce anciana, esconde algo; un pasado oscuro, y un hijo llamado Roman con turbias conexiones.
  "En este punto, Marla, que debería hacer todo lo posible para reducir sus pérdidas y devolverle Jennifer a Roman, no está dispuesta a perder su suculento botín", continúa el productor Michael Heimler. “No es ese tipo de persona, y eso es lo que la hace tan increíble. Marla ha trabajado toda su vida para llegar a este punto en su búsqueda del “sueño americano”, por lo que cuando finalmente encuentra a la que cree ser la clienta perfecta, no se rendirá y se enfrentará cara a cara con Roman. Ambos reconocen en el otro cualidades únicas y formidables que nunca antes habían encontrado en sus adversarios, mientras vemos como el plan aparentemente perfecto de Marla y Fran se sale totalmente de control".

LOS ORÍGENES...
  El guionista y director J Blakeson recuerda: “Esta historia surgió después de que llegaran a mi conocimiento noticias sobre auténticos tutores legales en Estados Unidos. A través de Google encontré muchas noticias sobre el tema y me horroricé por las cosas terribles que muchos de esos tutores estaban haciendo. Lo peor era descubrir cómo, gracias al vacío legal existente, la mayoría de sus acciones eran legales. Esto enlazaba con otros muchos temas que también me interesaban, como la ambición, el sueño americano y como los seres humanos se convertían en mercancías. Así empezaba esta historia. Me senté y escribí el guion por mi cuenta y muy rápidamente se convirtió en I CARE A LOT. Luego se lo envié a Teddy Schwarzman en Black Bear".
  “Descubrí por primera vez a J Blakeson en el Festival Internacional de Cine de Toronto cuando se estrenó su película La desaparición de Alice Creed, película que me impactó muchísimo”, recuerda Schwarzman. “Empezamos a hablar y estuvimos a punto de trabajar juntos en Descifrando enigma, pero J abandonó el proyecto mientras Warner Bros lo ponía en marcha y Black Bear adquirió los derechos.
  Después de eso, mantuvimos el contacto, y J me envió un borrador del guion de I CARE A LOT, un proyecto increíblemente audaz, emocionante, desviado y oscuro que además de entretener, ofrecía una crítica mordaz sobre lo imprescindible para triunfar en el mundo de hoy. A mi equipo y a mí nos encantó, y nos unimos a J para hacer realidad a Marla Grayson, una de las antihéroes más formidables que puedo recordar.
  "En Black Bear, uno de nuestros principales objetivos es crear contenido único que no hayamos visto antes, aportando una versión nueva e interesante al género clásico", señala Heimler. “Cuando leímos I CARE A LOT nos cautivó su visión del thriller, con un personaje principal como nunca antes habíamos visto. El guion era original y audaz, era algo en lo que, sin duda, debíamos involucrarnos y teníamos que hacer, especialmente conociendo el enorme talento de J como director". Con el guion terminado, "salimos a buscar a nuestra Marla", dice Blakeson.
“Los agentes comenzaron a oír hablar del guion en todo Hollywood”, señala el productor Ben Stillman. “Al cabo de una semana recibimos una llamada que nos decía: 'Rosamund Pike ha leído I CARE A LOT y quiere interpretar a Marla Grayson'.
J y Rosamund se reunieron y ella entendió perfectamente la esencia del personaje de Marla: lo que impulsaba a Marla y lo maravillosa que podía volverse. Rosamund no necesitaba interpretar a un personaje que te gustara, ella interpretó a un personaje del que no podías apartar la vista".
“Era el guion más original que había leído en meses, o tal vez nunca”, recuerda Rosamund Pike. “No se parecía a nada que hubiera visto en el cine y pensé: 'Este es un personaje que tengo que interpretar''. Marla era todo lo que quería ver en una mujer en la pantalla, alguien a quien se le permitía ser todas las cosas que a los hombres siempre se les permitía: despiadada, ambiciosa, luchando por lo que ella quiere, sin ambigüedades. Ella quiere ganar. Quiere ganar dinero. Y no le importa no agradar o gustar a los demás.
Todo aquello, no considerado precisamente cualidades muy femeninas, Marla las tiene en abundancia. Y es divertido verla. Sí, es algo desagradable, pero la amas, la apoyas, quieres ir a donde ella va porque te sorprende, y te encanta el shock que eso te produce".
“Siempre comienza con el guion”, agrega Peter Dinklage, “y después de tantos años de experiencia, sabes si quieres hacerlo o no después de las primeras cinco páginas. J es una voz muy original y sus personajes sobresalen en cada una de las páginas. Para un actor es un sueño ver a los personajes con tanta claridad: son únicos y muy diferentes unos de otros ".

TÍTULO & TONO...

  “El título I CARE A LOT, refleja el hecho de que Marla trabaja en el sector de los cuidados asistenciales”, señala Blakeson. “Pero la ironía es que son muchas las personas por las que se preocupa; su cuidado es más cantidad que calidad y ella no parece sentir nada por ninguna de esas personas".
  "El título es en parte una sátira, es irónico, pero también es un hecho porque Marla Grayson cuida mucho", añade Pike. “Tiene a muchos ancianos a su cargo y profesionalmente los cuida, pero en muchos sentidos es moralmente despreciable y se aprovecha de ellos en lugar de velar por sus intereses. También es una sátira sobre el tipo de virtud que actualmente vemos en todas partes: personas desesperadas por mostrarnos cuánto se preocupan por todo menos por sí mismas. Creo que es un título atrevido y descarado, que parece bastante inocente, pero que de hecho es bastante preocupante".
  “El tono de la película es una mezcla muy heterogénea, es un poco juguetona a la vez que oscura”, continúa Blakeson. “Muchos hacen cosas éticamente dudosas y disfrutan siendo amorales. Así que, aunque no apruebes lo que hacen esas personas, el tono es agradable. Te diviertes viéndolos hacer esas cosas horribles, aunque luego te sientes un poco horrorizado por haber disfrutado tanto con ello".
  “El tono de la película es muy particular y requería actores que lo captaran; de hecho, era imprescindible que todos los departamentos lo entendieran”, agrega Pike. “Es una especie de comedia negra, una sátira sobre la América actual. Es un tono fresco muy concreto, una especie de tono icónico. El primer día de rodaje, supe que el director de fotografía lo había captado a la perfección, al igual que el equipo de producción y los diseñadores de vestuario. Y J, por supuesto, también, él había escrito el guion, sabía exactamente que quería. Era el tono que capté al leer el guion por primera vez. Irreverente, oscuro, comprometido, divertido, idiosincrásico y, a veces, bastante grosero", se ríe. "Todos nos divertimos mucho interpretándolo, disfrutando de esa combinación única de autenticidad e imposibilidad presente durante todo el rodaje".
  "El tono, es realmente específico", apunta Dinklage. “Es divertido, pero sin provocar las risas. Tu simplemente interpretas la escena, y depende de la audiencia encontrarlo divertido o no. Eso es lo que me encantó del guion. Con semejante historia podrías optar por un tono cómico o filmarla como una aventura, sencilla y desprovista de todo humor. Creo que tendemos ligeramente hacia el lado humorístico, algo que me atrae, sin forzar un estilo predeterminado. Ocurre de forma natural, lo cual es raro”.
  "Cuando leí el guion, me recordó al tono de los hermanos Coen, que es un tono difícil de lograr en una película", dice Chris Messina. “Es muy oscuro, temes por tu vida y estás preocupado por esas personas, y de repente, en cuestión de segundos, te ríes, asombrado por la originalidad de los personajes. Es algo complicado, pero J Blakeson es un tipo muy talentoso y habilidoso. No fuerza la comedia; ni la oscuridad. Da libertad a los actores y creo que estamos en el buen camino".

MARLA GRAYSON...
  "Nunca hemos visto un personaje dispuesto a llegar tan lejos como Marla Grayson", se maravilla Stillman. “Cuando traspase una y otra vez la línea, la audiencia querrá que se contenga, mientras que al mismo tiempo no podrán evitar disfrutar viéndola hacer todo lo que considera necesario para alcanzar sus objetivos."
  “Entiendes que Marla ha luchado toda su vida para llegar a donde está y quiere seguir adelante”, continúa Heimler. “Nada la impedirá perseguir su sueño. Esa cualidad del personaje fue lo que nos entusiasmó tanto, y Rosamund fue la elección ideal, ya que captó a Marla de una manera astuta, muy segura de sí misma, elegante y audaz. Ella da vida al personaje de tal forma que no puedes quitarle los ojos de encima".
  “Marla es extremadamente ambiciosa, inteligente, decidida, concentrada y carismática, y Rosamund fue perfecta para interpretarla”, dice Blakeson. “Es una actriz muy talentosa. Desde hace tiempo, he sido un gran admirador de su trabajo. Tiene ese encanto y carisma que la hacen muy cercana y que dotan a Marla perfectamente para su papel.
  Tan pronto como Rosamund leyó el guion, pareció captar a la perfección el personaje de Marla, y creo que cuando alguien está tan emocionado por interpretar un personaje y se le ocurren todas estas ideas y grandes preguntas, se puede prever que va a ser genial, y, obviamente Rosamund lo era".
  “Necesitábamos que fuera tranquila, fría y calculadora, pero también que, en cuestión de segundos, fuera capaz de iluminar una habitación con su presencia y convencer al juez y al jurado de que es alguien en quien puedes confiar para el cuidado de tu madre”, observa Schwarzman. “La enorme variedad de registros que Rosamund ha demostrado a lo largo de su carrera ha sido asombrosa. Ha protagonizado desde dramas británicos de época como Orgullo y prejuicio hasta roles transformadores como el de Perdida. Rosamund puede aportar calidez, sensibilidad y amabilidad a sus personajes, así como exudar un exterior de acero, frío o agresivo.
  El de Marla era un rol que necesitaba combinar ambos lados de esas personalidades, dependiendo del momento. Rosamund aceptó el desafío y nos regaló una de las actuaciones más deliciosas que jamás haya visto. Verlo ha sido un placer".
  "Marla y yo somos muy decididas", señala Pike. “Ambas amamos nuestro trabajo y creo que también disfrutamos con el riesgo y el peligro, aunque ella no tiene miedo a la muerte, y eso es algo que realmente yo no puedo imaginar. No le gusta la idea de morir, pero la parte de estar muerta no le molesta, mientras que a mí sí. Aun así, ella lucha por seguir viva, esa es la maravillosa determinación de un héroe. En este punto que veas a Marla como una heroína o como una antihéroe, realmente no me preocupa porque es solo el puro coraje de la mujer que admiras".
  "El personaje de Marla no tiene ninguna dulzura para ella", dice la diseñadora de vestuario Deborah Newhall. “Todo es un negocio muy sencillo. Es como una cuchilla afilada que atraviesa una escena cuando aparece".
  "Marla está muy bien organizada porque el suyo es un mundo muy preciso", continúa Blakeson. “Su oficina está muy ordenada, le gusta que las cosas sean simétricas, muy ordenadas y precisas, por lo que incluso su cabello tiene este aspecto muy afilado que, con suerte, convierte a Marla en un personaje icónico de la película”.
  Los productores encontraron a su Marla perfecta en Pike; los demás actores la acogieron de forma entusiasta. “Rosamund tiene un talento increíble y es muy raro encontrar una actriz de su nivel que continúe esforzándose por mejorar”, elogia González. “Trabajar con ella es un regalo; te hace sentir cómoda, tanto como actriz como persona. Es alguien que realmente desea que tengas éxito: ¡la actriz principal es tu mayor animadora! Quiere que todos brillen, anima siempre a todos y cuando ve algo genial, se emociona, lo cual es contagioso. Nos hace mejores a todos".
  "Siempre he querido trabajar con Rosamund", señala Dinklage. “Es muy emocionante estar cara a cara con ella. He sido un gran admirador suyo. En La corresponsal está absolutamente fascinante. No tiene miedo, que es la mayor cualidad de un actor. Ella profundiza en estos personajes y no tiene miedo de resultar desagradable. Mostrar ese lado de uno mismo da miedo, pero ese es el verdadero talento de un actor. La tendencia actual es que todos tienen que verse bien y sus personajes deben ser agradables, y ese no es el mejor enfoque para los roles que asumes. Pero Rosamund no solo es absolutamente intrépida, también es una persona excelente, paciente y amable con la que trabajar".
  “Rosamund lo hace todo muy sutilmente”, observa Chris Messina, quien, como abogado de Roman, se enfrenta directamente a Marla. “Ella pasa por diferentes niveles, oscila entre la lucha por el poder, el miedo por lo que vendrá y el sinsentido de todo esto. Todo esto hace que ocurran muchas cosas en una escena y ella está muy abierta a todo. Realmente me encanta trabajar con ella. Es una gran actriz".
  “[En las escenas de la sala del tribunal] Rosamund te hace creer que lo que está haciendo Marla es lo correcto”, dice Isiah Whitlock, Jr., quien interpreta al juez Lomax. “Puede que lo tengas claro, pero ella es tan apasionada y sus argumentos son tan acertados que tienes que pararte y reflexionar. Desde el principio te das cuenta de que no va a ser lo típico chico bueno / chico malo y que vas a tener que esperar toda la película para ver hacia dónde va Marla".

MARLA & FRAN...
  Sin su pareja, Marla no podría planificar y llevar a cabo sus audaces estafas. “Dentro de la empresa, Fran es la persona entre bambalinas; ella lleva a cabo toda la investigación”, dice Blakeson. “Ella es muy capaz y tiene experiencia trabajando con la policía, trabajaba para un agente de fianzas, por lo que tiene muchas habilidades que son muy útiles para su actual trabajo. Y además Fran tiene una relación muy sólida con Marla".
  "Existe una tierna relación entre Marla y Fran, una relación que es completamente suya y no está definida por otros", dice Schwarzman. “Queríamos que Fran fuera inteligente y directa, y también una brújula moral de esta historia. Fran es prácticamente la única persona en I CARE A LOT capaz de diferenciar entre el bien y el mal y la razón por la que Marla puede aceptar y abrazar lo que más importa en el mundo".
  “Fran tiene conciencia del riesgo”, observa Eiza González, quien interpreta al personaje. “Cuando las cosas empiezan a complicarse demasiado, ella es la que dice, 'estamos presionando demasiado', y creo que eso se debe a las diferentes experiencias que ella y Marla tuvieron en el pasado. Fran lleva mucho tiempo en la industria. Ella era una agente de fianzas, por lo que comprende los riesgos y temores y reconoce las señales de alerta".
  “Fran, aunque es una parte fundamental de los malvados Guardianes de Grayson, también tiene un nivel de humanidad, calidez, amabilidad y amor que brinda tanto a Marla como a la audiencia”, señala Stillman. “Así que buscábamos a alguien nuevo y único, que no viniera con nociones preconcebidas; alguien que nos permitiera ver este mundo a través de sus ojos".
  “Eiza González es una actriz fascinante, puede hacerlo todo”, dice Blakeson. “Puede parecer emocionalmente vulnerable y un minuto después transformarse en una mujer muy fuerte, luchadora y feroz. Vino tremendamente preparada, tenía muchas preguntas y profundizó en su personaje de una manera que para mí fue fantástica. Además, su química en pantalla con Rosamund fue brutal".
  “La única persona a quien Marla Grayson ama, a quien ama de verdad es Fran”, señala Pike, “y creo que es esencial ver que incluso una persona como Marla, con tantas cualidades no admirables (y que muchos de nosotros rechazaríamos, aunque podríamos respetarla a regañadientes) es amada y capaz de amar. Marla únicamente expone su vulnerabilidad a Fran.
  Cuando Eiza González se presentó para el papel, fue algo instantáneo. Rápidamente alcanzó el valor y la realidad que buscábamos, la emoción y el alma que Fran requería. Me sentí completamente libre con Eiza. Estamos ante una relación muy cariñosa, aunque dura, entre dos mujeres que se conocen muy bien y son muy sensibles a las necesidades de la otra, pero que juntas pueden hacer mucho daño a los demás. No hay ningún tipo de suavidad en ellas, pero pueden ser tiernas y cariñosas; creo que eso es lo interesante. Son dos mujeres duras que, en sus momentos más tranquilos e íntimos, pueden ser profundamente emocionales y vulnerables".
  “Su relación es muy Bonnie y Bonnie”, comenta González entre risas. “Esos personajes que, en lo bueno y en lo malo, siempre están ahí, son los que me gusta interpretar. Crecí viendo películas como Uno de los nuestros, películas dirigidas por hombres con personajes muy jugosos de la vieja escuela, a los que nadie juzgaba en ese momento, ¿verdad? Aunque hacían cosas horribles, en cierto modo estabas enamorada de esos personajes porque eran fieles y auténticos. Es muy raro encontrar personajes femeninos así.
  Existe la sensación de que no serían "suficientemente agradables". Pero descubrí que, para ser sincera, Marla y Fran tenían muy claro que querían hacer, y, a pesar de ello, resultaban bastante agradables. Creo que, en algún momento, tuvimos más personajes de este tipo en el cine, así que es gratificante volver a eso con estos dos roles femeninos brillantes, icónicos y muy naturales. Y no como un superpoder, sino como personajes femeninos con grandes logros".
  El papel fue una oportunidad especialmente importante para González. “Para mí, como actriz”, continúa, “interpretar a Fran fue algo muy desafiante y emocionante. Fran estaba muy lejos de lo que soy como persona, lo que me pareció un reto irrechazable. Cuando leí el guion, me dio miedo, un tipo de miedo bueno; era algo que nunca había hecho antes. Encontrar el equilibrio suponía todo un desafío. Está la historia de amor con Marla, otra mujer, que tampoco había interpretado antes, así que intenté usar esa fortaleza para evitar convertirme en un personaje estereotipado. Y como actriz latina, agradecí poder mostrar algo diferente al típico papel estereotipado de Latina. Ha sido emocionante ver a un director como J arriesgarse con el casting. Afortunadamente, todos somos muy diferentes a nuestros personajes".
  Como Fran trabaja entre bastidores “sabe cómo esconderse cuando es necesario y se siente cómoda arreglándose cuando quiere, sin maquillarse”, dice González. “Fue emocionante interpretar un papel en el que mi aspecto no influía en absoluto. Resulta emocionante estar con la cara lavada, sin maquillaje. Hoy en día eso es raro, especialmente por mi experiencia en películas y la opinión que tenían de mí. Mi objetivo con Fran era romper con todos esos estereotipos, uno de ellos era precisamente romper con mi imagen de bomba latina, y cómo debía hablar y actuar. Eso fue algo de lo que hablé con J desde el primer momento. Empecé a caminar de manera diferente; a sentarme de manera diferente. Recuerdo que tuve que asistir a una premiere en mitad del rodaje y tuve que ponerme un vestido, tacones altos y ser femenina y no pude, porque ya llevaba tiempo encarnando a Fran, con botas, vaqueros, camisetas y sin maquillaje".

MARLA & ROMAN...
  “Roman, el antagonista, es la versión criminal de Marla”, dice Blakeson. “La primera vez que lo vemos es un hombre rico y poderoso relacionado con aquellos que hacen cosas malas. Pero cuanto más descubrimos sobre él, más claro vemos que no se trata del típico tipo malo.
  Tiene una relación complicada con su madre, trata de mantenerse en forma y lucha contra sus problemas de ira. ¿Es él peor que Marla? No creo, bueno, es peor que ella en el sentido de que mata gente y hace cosas que son totalmente ilegales. Pero Marla, en el lado “bueno” de la ley, hace cosas éticamente dudosas mientras Roman las hace al otro lado de la ley, pero eso no significa que apoyemos más a Marla. Creo que significa que ves que ambas cosas existen en un yin y un yang, una especie de armonía entre sí. Conectan muy bien dentro de la historia".
  "Roman hace algunas cosas nefastas en sus negocios", señala Dinklage; “No tiene miedo de adentrarse en el lado criminal. Cuando Marla comete el error de convertirse en tutora legal de su madre, su talón de Aquiles, obviamente elige a la anciana equivocada. Roman emprende una vendetta contra Marla y todo se resuelve a la perfección. Aunque Marla no sabe quién es realmente Jennifer Peterson, Roman da por hecho que sí lo sabe y por eso está tratando de llegar a él. Narcisísticamente, cree que él es el objetivo de su estafa, cuando en realidad no es más que una coincidencia. Mientras pelean, extrañamente, Marla y Roman desarrollan un respeto mutuo al ver cómo opera el otro. En muchos sentidos, son muy similares y me gusta cómo la película lo refleja".
  "Que Peter Dinklage se uniera a I CARE A LOT nos hizo muy afortunados", señala Schwarzman. “Has visto muchos 'gánsteres' antes, pero Peter aporta algo increíblemente nuevo y atractivo. Disfrutamos con Roman y su humor innato, y, además, Peter, es una fuerza tal, con tanta intensidad, que contrarresta a alguien tan feroz como Marla".
  "Peter interpreta muy bien las complejidades de Roman", apunta Blakeson. “Soy fan suyo desde hace mucho. Destacó en Vías cruzadas y Vivir rodando y, obviamente, en la célebre y exitosa Juego de tronos. Es un actor tan distintivo, talentoso y carismático con una mirada genial y perversa en sus ojos. Fue todo un placer trabajar con él en un papel tan interesante y diferente".
  "Oh, Dios, ¿qué puedo decir?" dice entusiasmada Rosamund Pike. “Peter Dinklage fue un gran socio en la inmoralidad. Llevaba tiempo queriendo trabajar con él porque admiro mucho su trabajo. Me encanta su personalidad, creo que aporta una gran originalidad a sus personajes porque es muy inteligente, hábil, carismático, sexy y oscuramente divertido, y aportó todas esas cualidades a Roman. Y resulta interesante, porque aquí tienes una película sobre una mujer de armas tomar (la vemos muy elegante durante la mayor parte de la película) y, sin embargo, la persona realmente vanidosa es el personaje de Peter, Roman. A él es al que vemos acicalándose, mirándose en el espejo, haciendo ejercicio, y me encantó el contrapunto. Empezamos a jugar con nuestros peinados que transmitían cierta similitud entre nosotros.
  Peter veía uno de mis planos y luego intentaba robarme el protagonismo en uno de sus planos. Constantemente teníamos este juego interno de superarnos, lo cual es genial tanto para los personajes como para la película, es una especie de yin y yang. Tienen una similitud muy efectiva.
  ¡Tiene sentido! Están hechos con el mismo patrón. Y está ese respeto a regañadientes que tienes por tu rival, esa cosa en la que ves a dos malas personas que se encuentran y piensa la una de la otra, 'Eh, aquí realmente hay algo, hay algo para ti'. Realmente fue muy divertido trabajar con Peter".
  “Buena parte de la película se burla del momento en que Marla y Roman se encuentran”, señala Blakeson. “Tanto trabajar con Rosamund y Peter por separado, como hacerlo teniéndolos juntos a en la misma habitación ha sido fantástico. Son actores enormemente generosos y buenos entre ellos.
  “Trabajar con Peter Dinklage ha sido fantástico”, dice la diseñadora de vestuario Deborah Newhall. “Construí un armario entero para su personaje con gran variedad de abrigos, trajes, camisas, pantalones y diferentes tipos de zapatos y botas para que pareciera ese tipo de la mafia rusa que es en la historia. Y, debo decir, que realmente se ve bastante siniestro".
  "Está muy cuidado", continúa Dinklage. “Es muy concreto en su sastrería, todo tiene que ser así. Rodeado de secuaces que visten de forma vulgar, Deb quería dotar a Roman de un gran estilo. No tiene miedo de ensuciarse la ropa porque sus lacayos lo hacen por él. No sé quién es un personaje hasta que me meto en sus zapatos, ya sabes. Todo ayuda: el cabello, el diente de oro, todo suma".
  I CARE A LOT es el primer papel de Dinklage tras terminar la exitosa e influyente serie de HBO Juego de tronos. “Al terminar la serie quería disfrutar de tiempo libre, estar con mi familia y vivir la vida lejos de los sets de rodaje. Hablé con algunos de los actores y todos ellos se tomaron un tiempo, fueron casi diez años de nuestras vidas. Cuando algo se prolonga durante tanto tiempo, se vuelve menos un espectáculo y más una vida. Ves como los niños se convierten en adultos; ves crecer a tus propios hijos. Cuando volví a sentirme listo para volver al trabajo, me encontré con este guion. Fue algo totalmente fortuito. Cuando eres más joven, eres insaciable, trabajas todo el tiempo. Me encanta trabajar, pero hoy tiene que tratarse de algo muy especial para sacarme de la cama a las cuatro de la mañana".

MARLA & JENNIFER PETERSON...
  “Cuando conocemos a Jennifer Peterson, parece una mujer mayor adinerada”, señala Blakeson. “Es propietaria de su casa y vive una jubilación agradable y cómoda. Jennifer no tiene familia, lo que la convierte en la víctima perfecta para Marla porque así no habrá complicaciones. Pero cuanto más aprendemos nosotros y Marla sobre Jennifer, más nos damos cuenta de que guarda un oscuro secreto, hay algo oculto en ella que no vimos a primera vista".
  “Asiste a clases al aire libre de natación sincronizada, almuerza con sus amigas, pasea por la ciudad, limpia su casa, toma el té y lee el periódico, tal y como haría cualquier mujer”, agrega Heimler. “Poco a poco, a medida que las piezas se van desenredando, podemos ver que Jennifer tiene un lado oscuro que no esperabas, por lo que realmente necesitábamos a alguien que pudiera mostrar tanto su lado luminoso como el oscuro.
  “Buscábamos una actriz excepcional, alguien que pudiera enfrentarse, cara a cara, en algunas escenas impactantes con Rosamund”, señala Schwarzman, “y, además, tenía que ser alguien que irradiara dulzura, bondad y humanidad, para evitar que la vieras venir. Inmediatamente pensamos en Dianne Wiest. Dianne es increíblemente talentosa, y su trabajo sobre los escenarios y en el cine es excelente. Además, Dianne tenía el rango dramático necesario para calmar al público con una falsa sensación de seguridad antes de ofrecernos algunos de los momentos más emblemáticos de la película".
  ¡Dianne! Bueno, Dianne tiene dos premios Oscar y ha aparecido en algunas de mis películas favoritas”, señala Blakeson, “así que para mí fue muy emocionante trabajar con ella. Tiene un instinto nato para la interpretación y aportó a su personaje un perverso y retorcido sentido del humor [lo que le permitía] pasar de ser una mujer mayor indefensa de la que se aprovechan a alguien menos vulnerable e incluso algo amenazante. Fue muy divertido ver en Dianne esa transformación".
  "Creo que los actores leyeron el magistral guion de J y pensaron: 'Oh, sí, hay algo que realmente puedo hacer con esto'", apunta Pike. “Pero es un material oscuro con un fuerte sabor no apto para todos, y creo que algunas personas no quieren correr el riesgo. Este guion te desafía y pone a prueba como actor y piensas: 'Oh, me gustaría hacer eso, pero ¿puedo hacerlo? ¿Tengo a esa persona en mí? Pienso que los actores que aceptaron el reto y dijeron sí, son todos actores que tienen perspicacia, audacia, valentía y cierto sentido de irreverencia.
  Dianne Wiest vio esto como una oportunidad que aprovechó de la manera más brillante. He sido fan suya durante mucho tiempo y la oportunidad de trabajar con ella fue un auténtico placer; tuvimos mucha suerte de tenerla. Dianne era muy auténtica, divertida y cautivadora. Y me hizo pasarlas canutas en algunas escenas escritas para que Marla destacara. Dianne dio una pelea tan convincente, interesante e inusual que la verdad es que no me lo puso nada fácil. Es maravilloso trabajar con un actor que no solo hace lo que pone el guion, sino que además lo embellece.
  Jennifer le puso las cosas difíciles a Marla y por eso resultó aún más divertido. Si lo piensas, Marla y Jennifer Peterson están haciendo lo mismo. Ambas son capaces de interpretar a dulces corderitos, y debajo de esa piel de cordero, hay dos auténticas leonas, incluso lobas".
  “Con Dianne Wiest interpretando a mi madre, fue muy fácil tener afecto real”, observa Dinklage. "Tiene la cara más amable y la mejor de las sonrisas. A lo largo de su carrera ha interpretado a personajes amables; ahora mantiene esa misma sonrisa, pero con cierta oscuridad por debajo y eso es tremendamente divertido".
  “Habitualmente no tenemos noticias sobre lo que sucede en el sistema de cuidado de ancianos y cómo, a veces, las personas mayores son olvidadas y se aprovechan de ellas”, dice González. “Me pareció muy interesante que en I CARE A LOT no se las retratara como almas puras e inocentes.
  Dianne Wiest, a quien a menudo hemos visto ser tan dulce, se presenta aquí como un personaje subido de tono, fuerte e independiente. Es hermoso de ver. Constantemente se desafía a sí misma, hace cosas que no son las habituales para ella, lo que me inspira enormemente como actriz".
  La diseñadora de vestuario Deborah Newhall aporta una visión interesante de la vida de Jennifer Peterson en la residencia de ancianos. “Antes de su fatídico encuentro con Marla, Jennifer parece ser solo una señora que vive felizmente jubilada en su hermosa casa azul llena flores con un hermoso porche y, así es, como está vestida.
  Pero tras sacarla de su casa y meterla en la residencia, entra en deterioro físico y eso se evidencia también en su vestimenta. Antes, el vestuario de Jennifer era de colores vivos, pero al ingresar en la residencia, como suele suceder en los hogares de ancianos, las lavanderías pierden la ropa de los residentes y la reemplazan por piezas de otros residentes. Así vemos como su individualidad comienza a desaparecer. A pesar de ello, todavía mantiene un lado poderoso que puede atacar y plantar cara a Marla".

ENRAIZANDO PERSONAJES QUE HACEN COSAS DESPRECIABLES...
  “Una de las cosas que más nos gustó del guion fue cómo, a tu pesar, de repente te encuentras apoyando a personajes que están haciendo cosas objetivamente horribles”, dijo Stillman. “Las lealtades cambiantes forman parte de la experiencia, entiendes y apoyas a todas las partes y, al final, emocionado por cómo apoyaste a todos y a ninguno al mismo tiempo. Creo que, en ese sentido, la película es única y J te permite divertirte a la vez que te pide que te preguntes sutilmente cómo estos personajes representan las expectativas del sueño americano que nos han prometido.
  “Es muy divertido estar cerca de esta gente”, dice Dinklage, “y creo que la respuesta del público será similar a 'No debería tomarme esa quinta copa de vino, pero ¿por qué no?' Los personajes no son apáticos, están completamente entregados a la causa. Ya sea para hacerse rico o salvar a una madre.
  Todos brillan, y es realmente emocionante estar cerca. No hay ningún delincuente vago en esta película. Todos son muy proactivos para conseguir lo que quieren. Y no hay ninguna moralidad acusadora en esta película. Por lo general, los malos reciben su merecido, pero en esta película es genial, porque", susurra confidencialmente," no es así.
  Los espectadores siempre se sorprenden cuando te desvías de una determinada fórmula en el cine o la televisión. Es como cuando al final de la primera temporada de Juego de tronos matan al héroe. La gente estaba realmente sorprendida, totalmente desconcertada. 'No puedes hacer eso. Eso va en contra de las reglas'. Bueno, ¿quién lo dice? En la película de J, los malvados se las arreglan. Sucede constantemente en la vida real, ya sabes, no todos los villanos son atrapados ... (incluso algunos de ellos están en política)".
  J Blakeson cree que “el público debería salir de I CARE A LOT sintiendo que lo ha pasado bien a la vez que se pregunta: '¿Debería haberme divertido viendo lo que hacían estos personajes?'. Cuestionarse un poco qué está sucediendo en el mundo siempre está muy bien".
  "En esta película, J te da permiso para amar aquello que no deberías", señala Pike, "a entrar en lo que deberías desaprobar y a disfrutar con lo que deberías despreciar. Y eso me encanta, me encanta este mundo puesto patas arriba y la forma en que apoyas a aquellos que no deberías. Creo que no hay nada de Marla Grayson que encaje dentro de lo que se considera normal, ni una sola cosa, y eso me encanta de ella, y creo que cuando la gente vea la película, con suerte, pensarán joder, ojalá pudiera liberarme de todas estas limitaciones y ser así".

LOS PERSONAJES SECUNDARIOS...
  “Siempre tienes una lista de actores con los que deseas trabajar y con esta película, he tachado bastantes de mi lista”, admite Blakeson. Chris Messina es uno de ellos, así como Isiah Whitlock Jr. y Macon Blair. Todos ellos, cada vez que aparecen en una película, la hacen mejor. Tienen a sus espaldas grandes interpretaciones, y para mí fue un placer y un honor poder tenerlos en I CARE A LOT, haciendo algo un poco diferente a lo que suelen hacer. Espero que la gente disfruté viéndolos en pantalla tanto como yo disfruté trabajando con ellos".
  "Nadie tiene un papel tonto en el guion de J", señala Pike. "Todos los personajes secundarios son muy interesantes e intrigantes, por lo que atrajimos a un elenco increíble de secundarios".
  “Una de las primeras cosas que nos llamó la atención al leer por primera vez I CARE A LOT fue la cantidad de personajes extraordinarios y enérgicos que había”, dice Heimler. "Supimos de inmediato que no tendríamos problemas para elegir un reparto brillante, no solo por los personajes, sino también por lo llamativo de trabajar con J."
  “Chris Messina fue uno de los actores con los que tuvimos la fortuna de contar”, dice Blakeson. “He sido fan suyo desde hace tiempo. Recientemente había trabajado en Heridas abiertas. Llegó teniendo muy claro cómo debería ser su personaje, lo dotaría de un sentido del humor ácido y mordaz. Tiene escenas con mucho diálogo y les dio mucha energía. Resultó divertido trabajar con Chris".
  Messina describe a su personaje, Dean Ericson, como “muy orgulloso de su trabajo, enamorado de Roman, de la vida del gánster y del enorme poder que tiene Roman. Creo que a menudo olvida que, en realidad, es un abogado que trabaja para Roman y cree que son amigos. Es el único personaje que se mueve y se entreteje a través de las historias de Roman y Marla. Actúa como una especie de conducto. Cuando comienza a acosar y amenazar a Marla cree que será un trabajo fácil, pero pronto se dará cuenta de que se enfrenta a una mujer muy inteligente, un personaje muy duro, que no está dispuesta a aguantar una mierda a nadie."
  "Dean Ericson es el abogado que Roman contrata para liberar a su madre del cuidado de Marla y Chris Messina lo interpretó como un abogado muy hábil y escurridizo que no está acostumbrado a perder", agrega Pike. “Está acostumbrado a amenazar a la gente, usar a matones para intimidar y a salirse con la suya. Nunca antes se había cruzado con nadie como Marla. Si la sobornara con 250 mil dólares ella pensará: 'Si esa es su oferta inicial, esto debe valer muchísimo más'.
  Cuando Marla descubra que está conectado con la mafia rusa, pensará, 'Bien, esto se está poniendo divertido'. Me encantó trabajar con Chris. La gente siempre habla de la química que hay entre los actores que hacen escenas de amor, cuando en realidad la química es importante sin importar la relación que exista entre ellos, la química es vital. Afortunadamente, Chris y yo tuvimos muy buena química y fue divertido".
  "Dean es uno de los personajes de segunda fila entretejidos a lo largo de la historia con quien pude divertirme y hacer algunas cosas sorprendentes con el color", dice la diseñadora de vestuario Deborah Newhall.

J BLAKESON, SU EQUIPO CREATIVO Y EL MUNDO DE I CARE A LOT...
  “Cuando J Blakeson apareció en escena con La desaparición de Alice Creed”, recuerda el productor Michael Heimler, “nos atrajo de inmediato como cineasta porque tenía un estilo de autor original. En esa primera película hay muchos giros inesperados y cuando empiezas a creer que sabes lo que está pasando, pasa algo que no esperabas. Todos sus personajes tenían algo que novedoso que nunca antes habíamos visto.
  Así que sabíamos que con I CARE A LOT J, el estilo visual y la mirada de J le darían a la película la energía propulsora que haría que la audiencia quisiera seguir a este personaje y la historia sin saber realmente a dónde iba o a quién apoyar."
  "Algo realmente emocionante de esta película es su tono", señala Schwarzman. “J y yo pasamos mucho tiempo buscando películas con las que pudiera compararse I CARE A LOT, y no las encontramos. Los personajes tienen un núcleo tan profundo y un toque tan ligero en su irónico y oscuro sentido del humor que mantiene a la audiencia divertida y entretenida".
  “J Blakeson escribió y dirigió I CARE A LOT. Cuando aparezca "Escrito y dirigido por..." al final de la película, la gente pensará: "¡Vaya, es impresionante!", se maravilla Pike. “Nunca había participado en una película escrita y dirigida por la misma persona; es una experiencia única y me encantó. Los guionistas‐directores son muy especiales. Sinceramente, creo que J es alguien que debe dirigir sus propios guiones. Tiene un uso del lenguaje muy específico, audaz y feroz, por eso, es un placer para los actores ser dirigidos por el autor de esas palabras.
  ¡Y además es muy cinéfilo! Sabe exactamente qué quiere y, lo que es aún más importante, cómo conseguir el tono que cada escena necesita. Sabe que el impacto visual, junto con las actuaciones, es lo que mejor venderá la película. J es una persona muy tranquila, lo que no quiere decir que no sea tremendamente apasionado. Lo es, pero sabe mantener perfectamente el equilibrio y la calma.
  Tiene un gusto muy específico y sabe exactamente lo que busca. También tiene la edición en mente todo el tiempo. Disfruté muchísimo viéndolo dirigir su propio guion. Todos nos esforzamos por aprovechar al máximo las joyas que teníamos. Siente enorme respeto por todo su equipo y el equipo lo amaba, lo que creaba una atmósfera muy positiva en el set. Creo que todos se dieron cuenta rápidamente de que estaban haciendo algo de lo que se sentirían orgullosos. J ha sido un gran aliado y nos hemos hecho amigos".
  “La interacción con J ha sido maravillosa”, señala Dinklage. "Para ningún miembro del equipo este era su primer trabajo. Te contratan porque reúnes los requisitos necesarios, ese es el ochenta por ciento de la razón por la que estás allí. El trabajo de J consiste en guiarte cuidadosamente en ciertas direcciones. Dentro del set de rodaje tiene una presencia amable y respetada".
  En cuanto al aspecto de la película, Blakeson recuerda “usar como referencia muchas películas, como se hace habitualmente durante la preproducción, centrándose en películas sobre la ambición y en personas decididas a obtener lo que quieren, aunque otros no estén de acuerdo con su plan".
  Tras reunir a todos los jefes de departamento, “hablamos de películas como La red social, así como de adaptaciones de trabajos de Elmore Leonard como Jackie Brown y Un romance muy peligroso, películas que combinan una historia criminal con una historia personal y un humor ácido".
  Para conseguir la apariencia, el estilo y el ambiente que quería, Blakeson admitía estar "decidido a hacer una película bastante colorida, pensando en e influenciado por las películas en Technicolor de los años 50 y 60 y de Godard de la década de los 60, así como de principios de los noventa filmadas en película que tienen ese aspecto colorido y con un contraste realmente alto. Así que [el diseñador de producción] Michael [Grasley], [director de fotografía] Doug [Emmett], [el diseñador de vestuario] Deb [Newhall] y yo nos reunimos al principio y hablamos sobre la paleta de colores.
  Realmente deseaba resaltar todo el color. Discutimos sobre quién se encargaría del color en la escena y decidimos dónde debía ir el color, y todos estuvieron a la altura. A veces, cuando te reúnes por primera vez, todos parecen emocionados con hacerlo muy colorido, pero luego tienen miedo de ser atrevidos. Afortunadamente eso no pasó con este equipo. Los tres me ayudaron a dar forma a este aspecto tan concreto que tanto me gustó. A su manera todos le dieron forma y lo convirtieron en una película realmente hermosa y de aspecto distintivo".
  “I CARE LOT tiene un equilibrio muy delicado tanto en el tono como en el estilo visual”, señala Schwarzman. “Es un mundo un poco intensificado de colores vivos, muy brillantes y ricos efectos visuales. A pesar de eso, la audiencia también necesita creer y conectar con los personajes, y para hacer eso tuvimos que formar un gran equipo. En primer lugar, está el director de fotografía Doug Emmett, que ya había hecho varios trabajos excepcionales como Perdona que te moleste, Al filo de los diecisiete o Bachelorette, aportándoles energía, creatividad y humanidad".
  "Es la primera vez que trabajo con Doug Emmett", señala Blakeson. “Me gustó mucho Perdona que te moleste, película que hizo con Boots Riley; Me encantaron sus encuadres y su uso del color. Para I CARE A LOT yo tenía en mente un aspecto y una paleta de colores muy concretos y Doug lo filmó para que fuera colorido, dinámico y que recordara a las películas de los años 50 y 60 con ese aspecto colorido y contundente. ¡Creo que se ve muy distintivo!"
  "Como diseñador de producción, queríamos a alguien con un nivel de estilo elevado que hiciera las ubicaciones reales y prácticas", dice Stillman, "y el trabajo de Michael Grasely en Nación salvaje y en Euphoria de HBO [ambas dirigidas por Sam Levinson] fue simplemente tremendo. "El trabajo de Michael con Sam Levinson fue distintivo, texturizado e interesante", señala Blakeson. “Aunque no siempre fue realista, siempre tuvo un pie en lo mundano, en el mundo real.
  Si tienes una historia y personajes intensificados, es muy importante que los espectadores reconozcan el mundo, en lugar de sentirlo como algo distante y lejano. Cuando hay algo de la vida cotidiana en la película, es mucho más sencillo que la gente se identifique con los personajes. Y Michael le dio vida a este mundo intensificado, especialmente encontrando colores que resaltan en el marco, que lo hacen lucir realmente distintivo con esta gran textura en todas partes.
  “J y yo analizamos una lista muy corta de directores de foto”, recuerda Grasley, “principalmente por sus elecciones de color, mantener las cosas brillantes y usar una paleta no demasiado rigurosa o monocromática. Gran parte de nuestra conversación se centró en huir de los clichés y cómo lograr un aspecto diferente. Puedes sentirte tentado a entrar en ese agujero de gusano, obsesionándote con las escenas peligrosas y las secuencias de acción".
  "Rodamos en todos los lugares prácticos", señala Schwarzman, "tuvimos alrededor de 42 localizaciones durante los 35 días de rodaje. Somos una compañía en movimiento, lo cual es necesario porque la película en sí está en constante movimiento. Estos personajes no se quedan quietos, necesitábamos proporcionarles un mundo por el cual pudieran moverse.
  "Porque no estamos construyendo escenarios desde cero", dice Grasley, "todo sucede principalmente a través de la selección de localizaciones que están disponibles, dando forma a todo con un lenguaje cohesivo que funcionará para el guion, el presupuesto y la mentalidad de todos. Desde el principio sabíamos que muchos de los decorados iban a ser básicamente fondos texturizados diseñados para apoyar y no eclipsar el vestuario y las actuaciones".
  “El personaje de Marla aporta un nivel de brillantez y audacia, pero también necesita cierto nivel de sofisticación en la forma en que se presenta a sí misma”, señala Heimler, “y la diseñadora de vestuario Deb Newhall aceptó el desafío. Trabajó en estrecha colaboración con J y Rosamund para crear un look que creo que es increíblemente simbólico. Es una diseñadora de vestuario fantástica".
  “J fue muy claro sobre lo de querer mucho color”, repite Newhall. "Inicialmente mi lectura fue como una historia oscura y bastante severa tipo American Horror Story, pero con sus elementos de comedia negra absurda y su inspirado reparto, pronto me di cuenta de que era mucho más que eso, y mucho más divertido de hacer.
  Yo me mantenía en sintonía con los sets de Michael, a veces tenía colores que hacían vibrar e iluminaban a un personaje, mientras que otras veces se difuminaban. Tenía que ser muy consciente de lo que se avecinaba y para dar a Marla un color que la hiciera destacar sobre el fondo y, a veces, el color que ella vestía era bastante significativo, como en uno de sus primeros looks, un traje amarillo.
  La primera vez que va a casa de Jennifer con puerta roja, pensé que me gustaría verla con un vestido amarillo, pero finalmente encontré un fabuloso traje amarillo que la hacía parecer un poco más amigable y casual. Así que encontré en el amarillo uno de los colores clave para ella, aunque también le aplicaba mucho rojo, colores primarios que destacan, como un signo de puntuación que eleva y hace destacar algo.
  Usar el color para combatir el carácter oscuro de Marla te mantiene alerta porque inicialmente piensas que es alguien amigable, agradable, en quien puedes confiar, y que puedes contar con ella. Parece una persona de confianza, pero obviamente no lo es.

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Háblanos sobre el concepto y la historia detrás de la película; ¿Cómo se te ocurrió la idea?...
Todo comenzó cuando descubrí noticias sobre auténticos tutores legales que jugaban con el sistema y se aprovechaban de sus protegidos. Estaba horrorizado.
Imagina que un día al abrir la puerta aparece una persona sosteniendo un papel que le da poder legal total sobre ti. Esa idea me aterrorizó y parecía muy relevante en este momento. Conectaba con temas que me interesaba explorar: el poder de la autoridad, personas versus beneficios, control versus libertad, humanidad versus burocracia.
Me recordó a El proceso de Kafka. Sabía que tenía que explorar sobre ese asunto.
Además, siempre había querido hacer una película sobre la ambición. Sobre cómo el mundo ve y valora el éxito. Acerca de los compromisos morales que la gente está dispuesta a hacer para conseguir el éxito y la riqueza. Hacer preguntas sobre cómo las personas que están dando forma a nuestro mundo han obtenido su riqueza y poder. ¿Qué líneas tuvieron que traspasar para tener éxito? ¿Y cuáles fueron los daños colaterales que sufrieron para convertirse en ricos y poderosos?
Así fue cómo comencé a trabajar en la idea de una historia sobre una tutora legal ambiciosa y tenaz obsesionada con el éxito y el dinero. Ella está completamente centrada en sus propios deseos y necesidades. Una emprendedora que sigue los pasos de las personas más exitosas del momento, juega con el sistema y rompe las reglas, pero, técnicamente, se mantiene dentro de la ley para
obtener lo que quiere.
Y también quería explorar esta idea en el marco de un thriller policiaco. Porque Marla, para mí, es una gánster: abusa de los más vulnerables para obtener poder y ganancias. Pero es una gánster legal. Quería contrarrestar esta idea haciendo que Marla se encontrara con un verdadero gánster, que está al otro lado de la ley, alguien tan despiadado, ambicioso y amoral, alguien que es exactamente la persona a la que nunca se debería molestar, y luego ver hasta dónde está dispuesto a llegar cada uno de ellos para ganar.

¿Puedes hablarnos sobre el cuidado de los mayores y de cómo esperas que tu película ayude a sacar a la luz el tema en un momento en el que el mundo está más concienciado con la importancia de cuidar a nuestros mayores?...
Como sociedad, creo que tendemos a ignorar y subestimar a los mayores. Somos incapaces de conectar a los mayores de ahora con nuestro futuro como ancianos. O puede que simplemente no queramos hacerlo.
Vemos a los “ancianos” como un problema que debemos solucionar u ocultar, olvidando que se trata de individuos únicos que todavía viven. Como dice Marla en la película, "no subestimes a las personas mayores" porque todos los que viven en residencias de ancianos han tenido vidas muy diferentes, y a menudo muy interesantes. Siempre olvidamos eso. Y en cierto modo, el personaje de Jennifer pone eso de manifiesto: Al conocerla parece la típica “anciana agradable”, pero pronto descubrimos que es tan sorprendente y moralmente complicada como la propia Marla.
Espero que la película nos haga a todos más conscientes de que deberíamos estar más preparados
para envejecer. Los ancianos son los principales objetivos de las estafas y la explotación. Todos deberíamos estar mucho más atentos y ser proactivos para evitarlo, no solo para nuestros mayores, sino también para nosotros mismos puesto que, lo normal, es que algún día también seamos ancianos.

¿Puedes hablarnos un poco sobre los personajes?...

Al comienzo de la película, Marla dice "No existen las personas buenas". También creo que tampoco existen las personas malas. Somos solo personas. Todos somos capaces de hacer cosas buenas y malas. A menudo podemos hacer ambas cosas al mismo tiempo.
Me gusta explorar personajes que están atrapados en la sórdida zona gris entre lo bueno y lo malo.
Los encuentro fascinantes. Y solo porque no estemos de acuerdo con lo que hacen, no significa que no podamos encontrarlos encantadores, convincentes o incluso divertidos.
Me encanta tener una audiencia que no tenga claro a quién apoyar. O incluso que, a lo largo de la película, cambie de opinión. Porque, en la vida real, eso sucede continuamente. Descubres que alguien a quien admiras ha hecho algo terrible y entras en conflicto. Instintivamente dices "eso es imposible, no pudo hacer eso, nunca lo había visto hacer algo así". Pero en realidad, la gente hace todo tipo de cosas terribles, incluso las personas que más admiras. Y a veces ocurre lo contrario: las personas que piensas que son horribles a veces hacen cosas increíbles. Y de algún modo eso resulta tremendamente inquietante.
Creo que, a lo largo de la historia del cine, la audiencia ha sido programada para animar a la gente a tener éxito, especialmente en películas sobre la ambición. La historia y la sociedad nos han enseñado a respetar y admirar a las personas exitosas (la mayoría de las veces sin que se nos inste a examinar sus defectos o a cuestionarnos cómo ha sido su camino hacia el éxito). Así que creo que quizás una parte de esa audiencia se verá atrapada por las cualidades de Marla: su ambición, tenacidad, fuerza y valentía. Aunque, posiblemente, a medida que la película avanza, ese público terminará sintiéndose un poco incómodo.

¿Con qué espera que se quede el público de esta película?...

Lo más importante para mí es que el público disfrute con la película. Y que cuenten a sus amigos y familiares cuánto disfrutaron. Con suerte, I CARE A LOT será una película que dará mucho que hablar a la gente después de verla. No solo sobre la película en sí, sino también sobre todas las cuestiones que ésta plantea. Espero que el público elimine la sensación de que explotar a la gente por dinero es algo malo. Parece obvio, pero creo que actualmente la gente está siendo explotada por dinero en todas partes y de muchas maneras diferentes (los tutores legales son solo un ejemplo de ello), y no hacemos nada al respecto. Si no nos afecta directamente, resulta muy fácil ignorarlo. Pero no debemos hacerlo. Y espero que gracias a I CARE A LOT nos cueste un poco más ignorar algo así.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO


El cine de Pajares y Esteso
AL ESTE DEL OESTELOS BINGUEROS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
SHE NEEDS A RIDEEUGENIE. HISTORIA DE UNA PERVERSIÓN
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
LA ESTUDIANTE, EL RECTOR Y JAIMITO EL PLAY BOYUNA VIRGEN EN LA FAMILIA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Cine de artes marciales
EL PUÑO DESLIZANTE CONTRA LA GARRA DEL DRAGÓN

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... HALLOWEEN

Criticas del pasado...

Crítica... SANTO EN EL MUSEO DE CERALA RULETA RUSA Crítica... HA NACIDO UNA ESTRELLA