Fichas de peliculas
  • Registro
Etiquetas: EE.UU.2019AnimaciónGreg TiernanConrad Vernon
LA FAMILIA ADDAMS
INFORM MACIÓN
Titulo original: The Addams Family
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 86 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Animación, Comedia
Director: Greg Tiernan, Conrad Vernon
Guión: Matt Lieberman, Pamela Pettler. Basados en los personajes creados por Charles Addams
Fotografía: En Color
Música: Mychael Danna, Jeff Danna
FECHA DE ESTRENO
España: 25 Octubre 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Gómez y Morticia preparan la visita de su numerosa familia para celebrar la “Mazurka con sable” en honor a Pugsley, un rito de iniciación en el que demostrará su aptitud para convertirse en un hombre digno de la familia Addams. Pero, mientras están inmersos en los preparativos de esta celebración, los Addams ignoran que su vecina - el fenómeno televisivo Margaux Needler -, que vive al pie de la colina, planea construir una comunidad prefabricada, perfecta y de lo más pop justo debajo de la suya. Y cuando por fin se levanta la niebla, Margaux entra en pánico al descubrir la mansión de la familia Addams, un claro impedimento en su sueño de vender todas las casas del barrio a personas selectas... 

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono bsoVIDEO CLIP MUSICAL

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    La familia Addams (1991)

    La familia Addams: La tradición continúa (1993)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA PRODUCCIÓN...
   En opinión de los codirectores Conrad Vernon y Greg Tiernan, la clave para hacer una nueva película de la familia Addams era regresar a la fuente principal: las estrafalarias, excéntricas y escalofriantes viñetas que Charles Addams publicó en su día en la revista The New Yorker. En los años treinta, sus sombríos dibujos eran un auténtico placer subversivo: temas oscuros, geniales claroscuros y frases lapidarias.
  El enfoque era único; se habían realizado dos series de animación de corta duración, pero nadie se había atrevido a enfrentarse a un largometraje. ¿Cómo hacerlo tratándose de personajes a los que el público conoce y adora, y que ya han protagonizado una serie, una película e incluso un espectáculo para Broadway? “Está el factor nostalgia, desde luego, pero no es una reposición”, explica la productora Gail Berman. “Más bien lo veo como otra forma de traer a la familia Addams a este mundo”.
  “Volvimos a las viñetas originales desde el principio, cuando nacieron los personajes”, dice el director Conrad Vernon. “Siempre los hemos conocido como una unidad familiar completa. Se nos ocurrió volver a los orígenes y ver qué ocurría”.
  El director Greg Tiernan está de acuerdo: “Nadie se preocupó nunca de mostrar cómo se conocieron Gómez y Morticia, ni por qué acabaron viviendo en esa casa. Partimos de una historia de los orígenes. Con esto ya era completamente diferente de todo lo que se había hecho. Cobró vida en el momento en que introdujimos esta idea”.
  Si además le añadimos la genialidad de hacer una película de animación, el equipo ya disponía de todos los ingredientes para insuflar nueva vida a la muy querida familia. “La animación actual nos permite contar de formar más creíble historias de acontecimientos que quizá no pertenezcan a nuestro mundo”, explica Conrad Vernon. “Creamos árboles que se mueven y sobres que hablan para LA FAMILIA ADDAMS; incluso pensamos en mesas que andan y cabezas reducidas que dan botes y cantan. Nos hicimos con todo lo que se menciona en la película y en las series de televisión, pero que nunca se ve, y lo plasmamos visualmente para que los espectadores descubrieran el auténtico mundo de la familia. En la época, probablemente era muy complicado mostrar esas cosas. Pero hoy, con la animación, prácticamente puede darse vida a cualquier cosa”.
  “Un cineasta debe llevar la atención del público en la dirección deseada”, añade Greg Tiernan. Pero una historia es buena sin que importe el medio en el que se cuente. “No me parece que haya tanta diferencia entre contar una historia en una película de acción real o de animación”, recalca Conrad Vernon. “Siempre y cuando la historia, como cualquier buena historia, tenga corazón, algo que conecte con el espectador, y esta lo tiene”, acaba diciendo Greg Tiernan.
  Una vez colocados los cimientos, el equipo creativo se enfrentó a la tarea de adaptar a los primeros Addams a la pantalla. “No son calcos de las viñetas originales de Charles Addams”, aclara Greg Tiernan. “Están directamente inspirados en esos dibujos, salen del mismo molde, pero con un toque añadido para nuestra película. Hay una línea directa, un hilo que remonta hasta los dibujos originales de Charles Addams. Nos pareció de suma importancia conservarlo”.
  Si le preguntamos a cualquiera por qué quería participar en el proyecto, todos responden con una variación de: “Bueno, es la familia Addams”. Al igual que un mantra nostálgico, la frase no solo simboliza los sentimientos de todos los que han participado en la película, sino también del público que llena las salas o se pega a la pequeña pantalla cada vez que sale algo nuevo en torno al legado y vida de los Addams. Como ocurre con el Festival Addams en Westfield, Nueva Jersey, donde vivió Charles Addams, pero ya volveremos a eso después.
  “Dudo mucho que sea posible cruzarse con alguien en la calle que no tenga algún tipo de recuerdo, de conexión con la familia Addams”, dice Allison Janney, que presta su voz a Margaux Needler. “Simbolizan la ‘clásica’ familia estadounidense. Les va lo macabro, lo sombrío y el lado truculento de la vida. Pero lo maravilloso de la familia Addams es que no tienen ni idea de por qué son tan raros. Y eso les convierte en irresistibles”.
  “El alcance podía ser enorme”, dice la productora Gail Berman. “También era una magnífica oportunidad de empezar algo nuevo, totalmente fresco. Nos apetecía aportar savia nueva a la familia para crear a nuestro propio grupo, y eso es exactamente lo que ha pasado. Creo que hemos conseguido juntar a un nuevo grupo de actores llenos de vida en una película de animación, muchos de los cuales no habían trabajado antes en un doblaje”.
  Cuando Oscar Isaac, la primera elección de los dos cineastas y de la productora para dar voz al pater familia Gómez Addams, aceptó encantado el papel, todo empezó a cobrar forma. “A partir de ese momento se unieron Charlize Theron, Nick Kroll y Allison Janney”, dice Gail Berman. “Acabamos consiguiendo el reparto de nuestros sueños”.
  Como casi todo el mundo, Oscar Isaac conocía las películas y las series, pero además tenía una conexión más personal: “Raul Julia era uno de mis actores preferidos, y verle interpretar a Gómez con tanto gusto me impresionó profundamente cuando yo era joven”, recuerda el actor. “Y para mí, hacer este papel es mi forma de rendirle un homenaje, es algo muy especial”.
  Charlize Theron, que da vida a Morticia, se sintió atraída por la eterna leyenda del estrambótico clan que, de un encantador modo subversivo, representa el auténtico significado de la palabra “familia”. “Me parece que, en el fondo, el público empatiza con la familia Addams porque siempre serán los Addams y se enorgullecen de serlo, no intentan cambiar por nadie ni por nada”, explica. “Todos queremos creer que vivimos nuestras vidas con la mayor autenticidad, especialmente dentro del círculo familiar. Y esta familia es extrema, pero a pesar de eso, tiene algo muy realista, muy anclado en la tierra. Incluso cuando intentan matarse, se aman profundamente, y se nota”.
  Todos los que participaron en la película están de acuerdo en que uno puede identificarse con la lucha de la familia Addams y que dicha lucha es importante. “Es la historia del inmigrante. Llegan del viejo continente a América, echan raíces y construyen su vida. Aparece una mujer de fuera de su mundo decidida a transformar el barrio en algo donde los Addams no encajan y encima intenta echarlos”, explica el director Conrad Vernon. “En realidad, trata de la aceptación y del hecho de que Margaux es incapaz de ver más allá de sus ideas preconcebidas acerca de cómo deben ser sus vecinos para poder aceptar a personas que no encajan en sus patrones. Es hora de que aprenda que no todo el mundo vive como ella. Los Addams siempre aceptan a los demás. Tal vez piensan que algunas personas son un poco raras, pero siempre se esfuerzan en intentar entenderlas. Son los demás quienes no los aceptan, no al revés”.
  “Esta película sirve para recordarnos que lo que nos parece normal puede no serlo para otra persona”, añade Charlize Theron. “También es muy divertida y está hecha para pasarlo bien, pero hay un mensaje subyacente: ser diferente no es malo, y nos vendría bien entenderlo y practicarlo. Me encanta saber que formo parte de una película que lleva este mensaje”.
  La productora Gail Berman está totalmente de acuerdo: “Charles Addams creó un mundo muy divertido, pero los temas principales de la familia Addams, la idea de dar la bienvenida al forastero y ofrecerle un lugar en la sociedad, siguen siendo complicados. A primera vista son diferentes, raros, dan algo de miedo, pero si se rasca un poco, enseguida se ve que solo son una gran familia muy unida, y eso es lo mejor”.
  “Está claro que se trata de una comedia con numerosos toques oscuros al estilo Addams, muy del género de terror amigable para toda la familia”, explica Greg Tiernan. “Nos pareció importante asegurarnos de que, como las mejores películas de animación, LA FAMILIA ADDAMS interesara a espectadores muy diferentes”.
  “Lo que más nos preocupaba era que fuera una película para toda la familia, no solo para niños de seis años”, añade Conrad Vernon. “Los padres también tienen derecho a pasárselo bien. Cuando se trabaja con material que remonta a los años treinta, vamos a encontrarnos con personas de noventa años que son fans de la familia Addams. Por eso deseábamos que fuera una película para toda la familia. Nos referimos a que guste a gente de seis y ocho años, de catorce, de veintidós, de treinta y cinco, de cuarenta y siete, de cincuenta y seis y así hasta noventa. Queremos estar seguros de que todo el mundo saque algo de la historia, de que conecte con cada uno”.
  Greg Tiernan y el guionista Matt Lieberman se esforzaron mucho para encontrar el equilibrio perfecto en el tono. “Siempre les mantuvimos a todos alejados del humor basto, y nunca dejamos de tener en cuenta que no son vampiros, ni hombres lobo y que no tienen nada que ver con Freddie Kruger”, explica el director. “Se trata de una familia normal que ve el mundo de una forma algo diferente. Eso sí, aprovechamos para incluir numerosos guiños a diversas películas de terror, pero sigue siendo entretenimiento para toda la familia y nunca se pasa”.
  “También consideramos que hay toda una generación de jóvenes que quizá no sepan quiénes son los Addams”, sigue diciendo Greg Tiernan. “Nos sentimos responsables de presentar a estos personajes de forma que comuniquen el legado de Charles Addams. Ojalá, esté donde esté, se sienta feliz con lo que hemos hecho”.
  Kevin Miserocchi, el portavoz de la Fundación y Legado de Charles Addams, habla del impacto cultural de los amados personajes: “Con excepción de dos series de animación de Hanna-Barbera realizadas en los años setenta y noventa que se ciñeron mucho a los personajes originales, es la primera vez que vemos una animación muy cercana a los primeros Addams”.

EL NUEVO LOOK DE LOS ADDAMS...
  Basándose en las viñetas de Charles Addams publicadas en la revista The New Yorker, la diseñadora de producción Patricia Atchinson empezó a construir un mundo nuevo para LA FAMILIA ADDAMS. La diseñadora, que adquirió experiencia en el colorista mundo de las series infantiles, se sumergió en una nueva paleta de colores más oscuros acordes con el ambiente que prevalece en casa de los Addams.
   “El look gótico de los Addams era todo un reto”, reconoce la diseñadora. “Pero mi estilo natural es bastante gótico, así que me alegré mucho de usarlo, de poder jugar con una iluminación llena de sombras, más oscura de lo normal, así como un esquema de colores nada llamativo”.
   Los codirectores Conrad Vernon y Greg Tiernan tienen mucha experiencia en la animación, y su inspiración va desde Roger Rabbit a los clásicos de Disney y de MGM.
   “En muchas películas de animación se respeta una fórmula”, explica Conrad Vernon. “Por lo tanto, cuando se estrena un largometraje de dibujos, muchos piensan que saben exactamente a qué atenerse. Pero la animación abarca toda clase de géneros, desde el terror a la acción, pasando por el romance. La animación es un medio y por eso siempre me he esforzado en hacer algo diferente de todo lo que se ha visto”.
   “Me explicaron desde un principio que no debía ser ni demasiado ‘dibujo animado’ ni rápido”, dice el primer animador Connor Ferguson, que como otros miembros del equipo ya había trabajado con los directores. “Es un estilo de animación mucho más amplio. Aunque los personajes son de lo más raro y el diseño es una locura, tiene una base en la más sólida realidad, y funciona de maravilla para los gags físicos; por ejemplo, cuando los personajes son golpeados por objetos o se caen por las escaleras. Es mucho más divertido si el espectador siente que de verdad se hacen daño, por eso todo lo que ocurre también existe en el mundo real”.
   “Como diseñadora de producción, es genial trabajar tan de cerca con los directores. Nos permite ver cómo va creciendo el proyecto poco a poco”, añade Patricia Atchinson. “Me gustó tener la oportunidad de contribuir a la historia basándome en algo real. Además, están muy abiertos a cualquier sugerencia, tengo plena confianza en los dos”.
   La mayoría del equipo creativo no duda en decir que una película de animación como esta les dio oportunidades que no serían factibles con la acción real. Los decorados no tenían límites en cuanto a tamaño y grandiosidad. Por ejemplo, la mansión de la familia Addams, que está inspirada en una casa que existió realmente en Westfield, Nueva Jersey, el hogar de Charles Addams. Ahora bien, ¿quién podía esperar que Gómez y Morticia encontrasen la casa de sus sueños en Nueva Jersey?
   Durante las primeras reuniones, los directores empezaron a tantear la forma de equilibrar la estética visual, mezcla de gótico y elegancia. “Patricia y el departamento artístico diseñaron habitaciones, alfombras, papel para las paredes, sofás… Pero a veces se pasaban un poco con las tapicerías raídas, gastadas y manchadas. Les decíamos: ‘No, no, tienen buen gusto, sus muebles son preciosos, pero les gustan las telas de araña y no las quitan’. Acabamos por llamarlo ‘elegancia deteriorada’ porque los muebles de la casa han conocido tiempos mejores, pero siguen siendo elegantes y bonitos”.
   En una película de acción real, conseguir algo específico dispararía el presupuesto, pero en la animación no hay límites. “Tanto la historia como los decorados solo podían caber en una película de animación”, dice Connor Ferguson. “Sería sencillamente imposible filmar gran parte de esto”.
   Gracias a esta libertad, Patricia Atchinson intentó incluir la mayor cantidad posible de detalles de Charles Addams. Algunos cuadros suyos decoran las paredes de la mansión familiar y muchos elementos visuales vienen de sus viñetas: la arquitectura de la casa, una muñeca de papel en el dormitorio de Miércoles, los muebles y el papel pintado rasgado. “Los directores juegan mucho con guiños visuales para explicar cómo vive la familia, que sus gustos son muy específicos y no permiten que nada se rompa realmente. Ahora bien, digamos que es un gusto… gótico”, dice la diseñadora.
   “La casa no está muy iluminada, no hay demasiados colores vistosos”, explica la encargada de iluminación Laura Brousseau. “Usamos iluminación de contraste para crear un ambiente apagado y añadimos mucho polvo, con el resultado de unas tomas realmente sorprendentes”.
   Contrastando con la elegancia deteriorada de la casa de la familia Addams, el mundo de Margaux Needler es puro tecnicolor antiséptico. “Cuando estamos en la casa de los Addams, con su elegancia deteriorada, es obvio que conoció días mejores, pero el ambiente es cálido, agradable, se nota que los Addams se quieren mucho aunque sean los más estrafalarios del mundo”, dice el director Greg Tiernan. “La otra zona de la ciudad, donde todo está superlimpio y en orden, carece de alma. Margaux no parece entenderlo. Por eso mismo, tiene una relación bastante disfuncional con su hija. No entiende que no pasa nada si las cosas no son bonitas y perfectas. El mundo de Margaux es ordenado, con líneas rectas, todo está en su sitio y es minimalista. Incluso podría añadirse frío y sin alma”.

UN HOMENAJE A CHARLES ADDAMS...
  “Basta con ver las viñetas de Charles Addams para ver que jugaba mucho con los grises y cuidaba la iluminación. Si había una vela o una sola fuente de luz, todo el resto se difuminaba en grises oscuros o negro. Había sombras, desde luego, pero eran sombras cálidas”, explica Conrad Vernon. “Por eso decidimos que no íbamos a colorearlo. No queríamos la típica película de animación con colores de huevos de Pascua, enormes ojos y esas cosas. Hemos respetado la aspereza y la oscuridad que se merece la familia Addams”.
   Laura Brousseau añade: “Las viñetas originales fueron dibujadas a mano en blanco y negro. Gran parte del diseño de los personajes se basa en esos dibujos, y me parece que nos ha salido bien. Fue todo un reto imaginar cómo esos personajes esbozados bidimensionalmente pasarían al 3D, pero Patricia hizo maravillas. Es muy probable que al ver las viñetas de Charles Addams, nos demos cuenta a primera vista de cómo usaba las luces y las sombras. En esta película pudimos repasarlas todas y escoger lo que más nos gustaba, fijarnos en cómo utilizaba la luz para enfatizar a la familia y sus personalidades individuales. Lo incorporamos en las tomas”.
   Al igual que en cualquier película, se trata de un proceso colaborativo, pero el trabajo de un equipo en una película de animación requiere la precisión de un reloj. Cada uno trabaja en su sección, y la clave del éxito reside en una perfecta comunicación. Basta con un mínimo fallo para cambiar un personaje o una escena.
   ¿Cómo conseguir que un personaje se mueva de forma realista respetando las limitaciones implícitas en el diseño de dicho personaje?
Tomemos a Gómez, por ejemplo. “Decidimos que nuestro Gómez tendría más peso que el Gómez de la película y el Gómez de la serie de televisión”, explica Conrad Vernon. “Pero nos preocupaba el hecho de que se limitara a pasear de un lado a otro haciendo el tonto, incapaz de ser el auténtico Gómez por culpa de su peso. Nos fijamos en Jackie Gleason. No pesa tanto como Jackie Gleason, pero se mueve como él. Hace piruetas, es un formidable espadachín, puede descolgarse de una cuerda al estilo de Errol Flynn, incluso siendo un hombre más fuerte y más pesado que el Gómez al que estamos acostumbrados a ver”.
   “Es genial porque se basa en personajes dibujados en dos dimensiones. Nunca se pensó que cobrarían vida en un ambiente 3D, y ha sido todo un reto”, reconoce Connor Ferguson. “Nuestros personajes son totalmente diferentes de las otras películas de animación en 3D que hemos visto hasta ahora”.
   Es interesante saber que la iluminación depende tanto de los personajes como de los decorados en los que se mueven. Según Laura Brousseau, sus personalidades tienen mucho que ver con la iluminación. “Intentamos ser fieles a lo que realmente define a la familia Addams: son raros y góticos. Queremos subrayar todo esto mediante la iluminación y los colores, con la calidad de la luz y la forma de iluminar a los personajes. Los directores pusieron mucho énfasis en que debíamos entender las personalidades de cada uno y sus relaciones. Así es como empezamos a trabajar para llegar a la iluminación final”, dice.
   Connor Ferguson y su equipo se encargaron de animar a los personajes. Cada movimiento dependía de ellos, desde la interpretación al movimiento de los labios. La personalidad de los personajes era de vital importancia para el departamento. “A veces nos basamos en vídeos de los actores en las sesiones de grabación, lo que nos ayuda muchísimo para incorporar detalles muy sutiles en los movimientos de los personajes”, explica. “Si se trata de algo físico y se les ve haciéndolo en la cabina de grabación, incluso podemos adivinar lo que piensan en ese momento y lo añadimos al personaje”.
   En cuanto a Jenny Salcido, encargada del departamento que recibe las miniaturas y les proporciona los huesos y las primeras animaciones faciales, el diseño de LA FAMILIA ADDAMS se convirtió en un auténtico rompecabezas. Incluso tuvieron que inventarse técnicas nuevas para que los personajes fueran fieles a los primeros que diseñó Charles Addams. “Los directores querían ser fieles a los dibujos originales”, dice. “Tomemos a la Abuela, por ejemplo. Fue muy divertido porque tiene arrugas y una barbilla muy pronunciada. Nuestro trabajo consistía en mantener esas facciones y darles expresión; o sea, debía sonreír de oreja a oreja y seguir teniendo arrugas. Por muy exagerada que fuera la expresión, no podía perder su personalidad ni los rasgos que la definían”.
   “Basta con observar a los personajes principales para darse cuenta de que son muy especiales. Sobre todo Morticia. El tono de su piel es muy claro, algo azulado. Era importante conseguir el tono perfecto porque debía tener esa elegancia sombría que la caracteriza, pero tampoco debía parecer que estaba muerta. Hicimos muchas pruebas para equilibrarlo y encontrar el tono idóneo, y también con su ropa, refinando las telas, para asegurarnos de que siempre fuera la elegancia personificada”, acaba diciendo la supervisora de texturas Marie-Eve Kirkpatrick, que dirigió el equipo encargado de aplicar colores y texturas a personajes, objetos, paredes, suelos y demás para que todo encajara con la visión que la diseñadora de producción Patricia Atchinson tenía del mundo de los Addams. “Debimos asegurarnos de que el tono de piel de Miércoles funcionara con el de Morticia porque son madre e hija. Al ser más joven, no lleva tanto maquillaje y su piel es menos azulada, pero era importante que los tonos encajaran”.

CURIOSIDADES...
• Charles Addams basó gran parte de sus viñetas en lugares de la pequeña ciudad de Westfield, Nueva Jersey.
• ¿Sabían que Cosa tenía novia? Carolyn Jones, que encarnó a la primera Morticia en la serie “La familia Addams”, también era Lady Fingers (Lady Dedos), la compañera de Cosa.
• Las actrices que han dado vida a Morticia van desde Carolyn Jones, la primera, pasando por Daryl Hannah, hasta Liz Torres, que se hizo famosa con el papel de Miss Patti en “Las chicas Gilmore”.
• La primera serie de animación de “La familia Addams” fue una producción de Hanna-Barbera que solo duró una temporada, la de 1973, con Jodie Foster prestando su voz a Pugsley.
• En los años sesenta había un baile llamado “The Lurch”, que nació a partir de un episodio de “La familia Addams”.
• El musical “La familia Addams” es uno de los más representados en los institutos estadounidenses.
• Al principio, Tío Fétido era pariente de Morticia antes de pasar a ser el hermano de Gómez en las últimas películas de La familia Addams.
• Miércoles Addams no tenía nombre en las viñetas originales publicadas en The New Yorker. Charles Addams se basó en el poema para niños “Monday’s Child” (El niño nacido en lunes) cuando fue necesario encontrar un nombre para el personaje de la serie. (En el poema, el niño del miércoles ‘está triste’).

SE PRESENTA A LOS ADDAMS...
  La película empieza con el primer encuentro de Morticia y Gómez, pasando por unos aldeanos blandiendo horcas, hasta un antiguo manicomio abandonado, el hogar de la familia Addams, habitado por un espíritu que no para de gritarles “¡largaos!” y por Lurch, el irrepetible mayordomo. Con el tiempo nacen Miércoles y Pugsley, y aparece Tío Fétido. Ya en el momento actual, Gómez y Morticia han invitado a toda su amplia familia a celebrar la “Mazurka con sable”, el paso a la adolescencia de Pugsley. Se unen conocidos personajes de la familia Addams, como la Abuela y el primo Eso, además de otros miembros hasta ahora desconocidos.
   También participa en la historia la famosa Margaux Needler, una celebridad televisiva, y su hija Parker. La primera es una popular perfeccionista que hace realidad los sueños de decoración de cualquiera, y está decidida a convertir la pequeña ciudad al pie de la colina en cuya cima residen los Addams en una auténtica comunidad prefabricada muy parecida a un parque temático.
   Ya se han realizado varias películas y series sobre la familia Addams, por lo que los directores se esforzaron en diferenciar a los personajes de los de anteriores entregas, tanto en las voces como en el carácter. “La idea era que cada actor aportará su versión de los personajes”, explica Conrad Vernon. “Por ejemplo, Charlize utilizó un acento muy ‘trasatlántico’ que desapareció en los años cuarenta. Oscar se sacó un toque hispano de la manga. Chloë Moretz optó por una Miércoles muy sincera y matizada. Siempre me ha parecido que es mucho mejor crear un personaje y enriquecerlo con pequeños toques personales”.
   Chloë Moretz está totalmente de acuerdo: “Teníamos muchísima libertad en las sesiones de grabación. Si se nos ocurría algo, nos animaban a usarlo. Eso nos permitió construir los personajes sin restricciones, de una forma totalmente natural. El guion es hilarante y los diálogos, brillantes”.
   Gómez Addams, el pater familia, es el personaje que más cambia comparado a lo que estamos acostumbrados a ver. “Hasta ahora, siempre se ha presentado a Gómez como un hombre en plena forma, delgado, elegante y apuesto, pero no era para nada así en las viñetas originales”, explica Greg Tiernan. “No se trataba de convertirle en un paleto, ni mucho menos. Viste con elegancia, tiene estilo, salero incluso, pero es más bajo que Morticia. Además, su bigote es lo más parecido a un peine de plástico y el peinado no es nada habitual. Digamos que en nuestra versión es un poco más raro de lo que estamos acostumbrados porque era así en los dibujos originales”.
   “Lo que más me gustaba de las viñetas de Charles Addams era esa forma de conseguir que Gómez metiera la pata”, recuerda Oscar Isaac. “Gómez es un hombre apasionado, romántico, grandilocuente y con tendencia a las grandes declaraciones, y se puede sacar mucho humor metiéndose con él. Pero cuando las cosas se ponen serias, ejerce de padre de familia. Me lo he pasado muy bien encarnándole. Me encantó meterme en la piel de un hombre tan ágil a pesar de su tamaño”.
   Oscar Isaac cuenta con que su hijo esté entre la nueva generación de fans de la familia Addams. “Me entusiasma la idea de compartir esto con él”, dice. “La película no solo atraerá a los seguidores de siempre, también creará a muchos otros”.
   En contraste con el a menudo afable y ridículo Gómez, Morticia Addams es glacial. Elegante, seductora y severa, Charlize Theron la considera un personaje clásico. Al principio se pensó en un acento rumano para la voz de Morticia, pero todos estuvieron de acuerdo en hacer algo distinto para esta nueva versión y se optó por el famoso acento ‘trasatlántico’, que mezcla el acento estadounidense más cultivado con el británico. Para conseguirlo, Charlize Theron escuchó numerosas grabaciones de Katharine Hepburn.
   “Mantiene el temple, nunca se descuida y es elocuente, pero también creo que es la madre gallina de la familia. Y eso era exactamente lo que no quería perder”, explica la actriz. “Dado que la historia empieza con los orígenes, quería encontrar una forma de comunicar cómo era de joven, cuando se enamoró de Gómez y de cómo, poco a poco, al empezar a tener hijos, se hace con las riendas de la casa”.
   Se suele encarnar a Morticia como una mujer con una determinación férrea, temida y respetada por todos, y a la que nadie desafía la autoridad. Pero en esta película, todo cambia. Miércoles, una típica adolescente arisca, hace lo posible para sacar de quicio a su madre, a la que varios miembros de la familia del viejo continente siguen cuestionando por haber escogida una vida diferente.
   “Morticia y Miércoles tienen una relación tan genial como complicada en la película”, dice Charlize Theron. “Mis hijos aún no son adolescentes, pero creo que todos somos muy conscientes de lo que significa tener a adolescentes en casa. Me encanta la relación entre las dos porque, en el fondo, es la historia de una madre que teme perder la relación que ha tenido hasta ahora con su hija al ver cómo crece Miércoles”.
   Por muy macabra y gótica que aparente ser, Miércoles no lo pasa bien. No solo debido al hecho de que su hermano Pugsley intenta matarla al menos una vez al día, sino porque ha llegado a esa edad donde es necesario empujar los límites, incluso no tenerlos en cuenta.
   “Es consciente de ser ‘rarita’; le gusta sorprender y no caer bien inmediatamente. Le encanta ver cómo incómoda a sus interlocutores”, explica Chloë Moretz. “Pero en el fondo es una adolescente: quiere hacer que su madre se enfade y conseguir una ansiada sensación de libertad. Siente que está atrapada dentro de la casa y necesita salir. La primera vez que la vemos, va hacia la verja y oye algo un poco más lejos. Se muere de ganas de saber qué es. Quiere descubrir que hay más allá de una casa llena de fantasmas. De pronto descubre otro mundo y que su madre no soporta los colores pasteles ni a las animadoras ni nada de lo que nos parece normal en nuestra sociedad. Miércoles decide ser normal y eso es lo peor que puede hacer cara a su madre. Pero también me parece que le gusta relacionarse con otras personas”.
   “En el papel de Miércoles, Chloë Grace Moretz aporta una madurez joven y tranquila, además de un humor socarrón que encaja a la perfección”, dice Nick Kroll, que interpreta a Tío Fétido.
   Charlize Theron también es fan de la joven actriz. “Tratándose de Chloë Moretz, siempre la persigo”, dice, riendo. “Intento que trabaje en todas las películas que produzco o en las que actúo. He tenido la suerte de trabajar con ella un par de veces y somos amigas. Además, siempre he tenido un sentimiento maternal hacia ella, lo que nos venía muy bien para esta película”.
   Chloë Moretz solo tenía seis años cuando se estrenó La familia Addams: La tradición continúa, pero recuerda perfectamente que la vio. Estaba encantada de prestar su voz a Miércoles. Al igual que Oscar Isaac, le gusta la idea de participar en una versión diferente que acercará a la inesperada familia a una nueva generación. “Creo que los niños disfrutarán mucho descubriendo a la familia Addams”, recalca. “No tiene nada que ver con las historias anteriores. Esta es auténtica, bulliciosa y loca. Parece una tontería, pero tiene mucho corazón porque, al fin y al cabo, se trata de apoyarnos mutuamente en nuestras diferencias”.
   Los personajes principales de la película luchan por aceptar y adaptarse a cosas nuevas y desconocidas, pero Pugsley debe dedicarse a algo mucho más activo, por lo que se verá obligado a dejar de lado sus habituales entretenimientos pirotécnicos para aprenderse la famosa “Mazurka con sable”, el rito de iniciación para demostrar que está preparado para ser un hombre dentro de la familia Addams. A pesar de dejar la rutina habitual - torturar a su hermana Miércoles -, Pugsley no parece capaz de hacerse con la técnica del sable, lo que decepciona profundamente a Gómez, que acaba entendiendo que Pugsley solo seguirá el ritmo que marca su enloquecido tambor interno.
   “Finn es un joven actor de gran talento que se dio a conocer con la serie “Stranger Things” y la película IT”, dice Nick Kroll. “Era perfecto para el papel del chico travieso”.
   “Me lancé con todo lo que tenía. Se trataba de encarnar el caos puro y duro”, explica Finn Wolfhard, hablando del papel de Pugsley. “Le encanta la destrucción, la pirotecnia, todo lo que asusta. Bueno, a toda la familia Addams le gusta, pero el caos le atrae más que a ninguno”.
   La habitual rivalidad entre hermanos es patente entre Pugsley y Miércoles, pero con un toque añadido al estilo Addams, claro está. “Es la eterna competencia para ver quién acaba cariñosamente matando al otro”, explica el actor. “La exageración de lo que es una verdadera familia llevada a la máxima potencia. Ya se sabe lo que dicen: ‘Son hermanos, a veces quieren matarse, pero se quieren mucho’. En el mundo de la familia Addams no lo piensan, lo hacen. Realmente quieren matarse mutuamente con muchísimo cariño. El pobre Pugsley nunca lo consigue. Miércoles es la mayor, sabe más. Me parece una dinámica muy interesante”.
   La familia no estaría completa sin Tío Fétido. Para alguien tan excéntrico, incluso tratándose de la familia Addams, los cineastas y los productores tuvieron que encontrar a un actor con una voz realmente especial. ¿Y quién si no Nick Kroll? “Todos sabemos que Tío Fétido es el personaje más sexy de la familia”, dice, riendo. “Por eso, cuando me ofrecieron el papel, pensé: ‘Claro, un icono sexual para encarnar a otro, perfecto”.
   Tío Fétido es el personaje de los chistes físicos con el que se mete todo el mundo. En la película, Fétido apoya emocionalmente a Gómez y a toda la familia, y sobre todo a Pugsley mientras se entrena para la “Mazurka con sable”.
   Los directores ya habían trabajado con el actor en La fiesta de las salchichas y eran fans. “Adoro lo que hace con su voz”, dice Conrad Vernon. “Apareció Nick y le pedimos que hiciera una mezcla entre Pablo Mármol de los primeros Picapiedra y Jackie Coogan, a lo que añadió un pequeño trastorno del habla. Es perfecto”.
   Nick Kroll se inspiró en Curly de Los tres chiflados y en el primer Tío Fétido interpretado por Jackie Coogan. “El Tío Fétido de la serie televisiva tenía una voz aguda y me pareció muy acorde con lo que deseaban conseguir en esta película. Creo que es muy gracioso ver ese cuerpo grande y redondo del que sale una voz muy aguda”, explica el actor. “Todos los Addams son únicos, además de no encajar en la sociedad, pero se sienten muy cómodos consigo mismos. Por eso se me ocurrió que un ligero defecto del habla añadiría un toque de color. Era algo que no se había visto en las versiones anteriores de Tío Fétido. Fue mi pequeño añadido personal”.
   “Nick pertenece a esa clase de intérpretes que pueden improvisar durante las sesiones de grabación y hacer que todo el mundo llore de risa. Es increíblemente gracioso y aportó algo muy particular a un personaje chiflado y caótico que se mete en líos allá donde va y dice lo que no debe, pero que nos divierte”, dice el productor creativo Alex Schwartz. “Es desternillante, y no hay duda de que ha hecho un montón de cosas de las que es mejor no enterarse. Aun así, es imposible no quererle, ¿verdad?”
   “Me encanta trabajar en películas de animación”, añade Nick Kroll, “sobre todo en una como esta. Me recuerda al título que tanto me gustó cuando yo era pequeño, pero a la vez es algo nuevo para un montón de niños que no saben quién es la familia Addams. Me emociona presentar al clan a una nueva generación”.

logo radio directo