Fichas de peliculas
  • Registro
LOS HIJOS DE SAN LUIS
INFORM MACIÓN
Titulo original: Los Hijos De San Luis
Año Producción: 2020
Nacionalidad: España
Duración: 108 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Aventura, Acción, Drama
Director: Álex López, Antonio Jesús Rojas
Guión: Manuel Fernández
Fotografía: Santiago Cejas
Música: Grégoire Lourme
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Febrero 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Phoenix entertainment


SINOPSIS

Andalucía 1832. Fernando VII somete a su pueblo a vivir bajo constantes injusticias sociales. Mientras, el ejército de los Cien Mil Hijos de San Luis, ante el impago de sus servicios por parte del Rey, proceden al expolio descontrolado de toda clase de obras de arte. Juan Caballero, un bandolero que mantiene vivas las esperanzas de las clases más pobres, junto al Padre Gabriel y la joven novicia Candela, emprenderán una huida desesperada por proteger a su Virgen. En la actualidad, Víctor, un teniente de la Guardia Civil y Carmen, una estudiante de Historia del Arte, investigan el asesinato de la única persona conocedora del verdadero paradero de la Virgen. Una Leyenda que comienza en el pasado y culmina en el presente, ocultando su verdad tras la dedicatoria de un libro: “Los marqueses esconden la verdad. 1833”...

INTÉRPRETES

TONY DELLA CASA, ANA JIMÉNEZ, OLGA NAVALÓN, JOSÉ MARÍA ONRUBIA, JOSÉ GONZÁLEZ, PEPE GARRIDO, SERGIO MARTÍN, IGNACIO DE LA PUERTA, JUAN CARLOS QUINTANA, ANTONIO GARCÍA BARBEITO

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevENTREVISTA RADIOFÓNICA AL DIRECTOR

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NOTAS DEL DIRECTOR ÁLEX LÓPEZ...
   Junio de 2018, tres amigos toman una cerveza en un bar del pueblo de Gilena, en esa conversación nace la intención de hacer una película de temática bandolera con un toque actual. No había muchos medios, pero si mucha ilusión. Un año después comienza el rodaje de “Los Hijos de San Luis”.
  Con grandes dificultades, como cualquier rodaje, conseguimos día tras día acabar con el trabajo previsto. Podría contar muchas anécdotas, pero prefiero centrarme en la que considero más importante: La noche que rodamos la secuencia de la hoguera. En mitad de la noche, al calor de una fogata, Juan Caballero, Padre Gabriel y Candela cuentan su plan al Tempranillo en busca de su ayuda.
  El acceso a la localización fue el más difícil de todos. Los coches no llegaban al set y por tanto todo el equipo debía ser transportado a pie. Tras varias horas de preparación, y a punto de empezar, el grupo electrógeno dejó de funcionar. Desesperadamente intentamos arreglar el grupo, y por otro lado conseguir uno nuevo. Los esfuerzos fueron en vano. Habíamos perdido tiempo en esta tarea, en unas horas salía el sol, y únicamente teníamos algunas baterías de repuesto para la iluminación.
  Tuve que tomar la decisión de simplificar mucho la secuencia. A marchas forzadas conseguimos rodarla entera, pero admito que llegué a casa con un sabor agridulce.
  A unos días del estreno, puedo decir que es quizás la mejor secuencia de la película. Rodar todo el diálogo seguido hizo que los actores se metiesen más en el papel, coreografiar los movimientos para que la acción sucediese en el mismo plano consiguió darle una gran veracidad a la secuencia.
  Al final en esto consiste el cine: En intentar transmitir todo de la manera más viva y orgánica posible. En conseguir que los personajes y la cámara estén en completa armonía. En contar una buena historia sin necesidad de tener un presupuesto millonario.
  Vivimos en una época frenética, nos están habituando a productos audiovisuales frenéticos. Al cine por encargo. A películas de consumo rápido que pasan al olvido antes de que los créditos aparezcan en la pantalla. A historias que se han rodado en su totalidad tras un fondo verde, donde la gran parte del equipo técnico se dedica a crear imágenes por ordenador. A revivir sagas que hace años murieron. A secuencias dialogadas donde la empatía entre los personajes no importa, pero hay siete tiros diferentes de cámara para que nadie se aburra. Porque ya no se busca que el espectador sienta, sino que consuma.
  Con “Los Hijos de San Luis” hemos intentado contar una historia de verdad. Que la gente vea una película de aventuras de las que ya no se hacen. Queremos que cuando el público salga de la sala de cine, siga inmerso en la trama durante un largo periodo de tiempo.

logo radio directo


NOMINACIONES A LOS OSCARS 2020