Fichas de peliculas
  • Registro
LILO MI AMIGO EL COCODRILO
INFORMACIÓN
Titulo original: Lyle, Lyle Crocodile
Año Producción: 2022
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 106 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Aventura, Comedia, Animación
Director: Josh Gordon, Will Speck
Guión: Will Davies. Basado en la novela escrita por Bernard Waber
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Música: Benj Pasek, Justin Paul
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Octubre 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

La familia Primm se muda a Nueva York y a su hijo Josh le cuesta adaptarse a su nuevo colegio y hacer nuevos amigos. Todo eso cambia cuando descubre que en el ático de su nueva casa vive Lilo, un cocodrilo cantante al que le gusta darse baños, el caviar y la buena música. Los dos se convierten en mejores amigos, pero su malvado vecino el Sr. Grumps se convierte en una amenaza para Lilo, por lo que los Primm deberán aliarse con Héctor P. Valenti – el carismático dueño del cocodrilo – y así demostrar al mundo que la familia puede aparecer en los lugares más inesperados y que no hay nada malo con un gran cocodrilo cantante con una personalidad aún mayor...

INTÉRPRETES

CONSTANCE WU, JAVIER BARDEM, SCOOT McNAIRY, BRETT GELMAN, SHAWN MENDES, WINSLOW FEGLEY, SAL VISCUSO, YSSIE JUPITER, DON DiPETTA, LYRIC HURD, ADAM MURRAY, CORA MAPLE LINDELL, RUDIE BOLTON, ZEB SLONE, MAC WELLS, LINDSEY MOSER, CHLOE CAMP

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA PELÍCULA...
  “Lo increíble de Lilo es que es como un sueño hecho realidad”, confiesa Will Speck, que junto a su compañero creativo Josh Gordon dirigen esta nueva comedia musical. “Es la mascota que todos hemos deseado tener. Es el descubrimiento en nuestro ático que todos hemos querido tener “.
Pero más allá de eso, es lo que Lilo representa. “Es un agente del cambio que llega y arregla las partes de tu vida que no acaban de funcionar. Trae alegría y pasión e introduce música en tu vida”.
  “La mejor versión de ti mismo sale a relucir cuando te apoyan incondicionalmente, y Lilo representa eso a la perfección, da igual su forma, origen o género”, añade Speck.
  Los libros de Lilo se convirtieron en un clásico desde su publicación hace más de 50 años y Speck y Gordon los han adorado desde niños. “Es una gran historia que está bien construida”, comenta Speck. “Lilo entra en la vida de muchas personas distintas. Una vez superas la intimidación y el hecho de que un cocodrilo se comunique como un humano, Lilo es capaz de generar un cambio permanente en tu vida”.
  “Hay determinados proyectos que destacan por su originalidad, pero luego hay unos pocos que encima aspiran a hacer algo que no se ha hecho antes”, dice Hutch Parker, productor de la película. “No es una simple adaptación de un libro infantil, ni la recreación de un personaje icónico, ni una película con música y coreografías originales, ni una película que mezcle a partes iguales acción real y animación por ordenador, ni un guion que pretenda ser real y cercano pero que también despierte la imaginación y fantasía. Es una combinación perfecta de todos estos elementos creados por unos profesionales que han hecho su mejor trabajo”.
  Pero también trata sobre un cocodrilo, y eso es muy guay. “Hay algo especial en hacerte amigo de un animal que tiene la capacidad de comerte si piensa que has dicho algo incorrecto”, dice el guionista Will Davies, que tras escribir el guion de Cómo Entrenar a tu Dragón sabe una cosa o dos sobre mascotas potencialmente letales. “Hay algo genial en el peligro que entraña una amistad así”.
  Lilo no es un cocodrilo ordinario. Un elemento esencial en esta historia es que Lilo es un cocodrilo cantante. “Eso es parte del material original. Lilo fue criado por un artista de vodevil”, dice Speck. “Ha sido muy emocionante introducir música pop en la narrativa y así hacer que la película sobresalga”.
  Y no hay forma mejor de hacer que un musical sobresalga que contar con el talento de los compositores Benj Pasek y Justin Paul, artistas ganadores del Óscar y Tony detrás de éxitos como La La Land, Querido Evan Hansen, El Gran Showman y muchos otros musicales de los últimos años. “Están haciendo algo que no se ha visto en cine desde hace tiempo, que es crear composiciones nuevas e impresionantes para películas musicales”, dice Speck. “Crean una música para el cine que es original e increíble. Al final del día Benj y Justin cuentan una historia de la misma forma que Will Davies lo hace con su guion. Sus canciones aportan muchísimo a la película y su música expresan toda esa emoción”.
  Es por eso que Speck y Gordon contaron con Pasek y Paul desde el principio del proyecto, cuando escribían el guion. “Ha sido como cuando estás en un campamento de verano y creas una obra con tus compañeros”, dice Pasek. “Me reuní con Speck, Gordon y Davies en la fase de creación de guion para identificar los puntos emocionales fuertes de la película y componer canciones para esos momentos. Decidimos cuáles eran los momentos en los que queríamos que Lilo cantase y luego nos preguntamos como hacer para que la película se desarrollase hasta llegar a ese punto. Se han entusiasmado con este universo que hemos creado. Nos ha resultado muy divertido a Justin y a mí adentrarnos en ese espacio sagrado del creador y trabajar con ellos. Ha sido un proceso que no había vivido antes”.
  Los cineastas pensaron en el galardonado cantante Shawn Mendes para dar voz a nuestro cocodrilo cantante. “Lilo es un personaje al que le mueve el amor. Simplemente quiere tener una familia, un hogar y conectar con la gente”, dice Mendes. “El amor también es la razón por la que canto. Lo hago cuando me siento cómodo, cuando me siento aceptado. Me siento muy identificado con él”.
  “Oír tu voz en los labios de un personaje animado es un experiencia muy extraña”, continúa Mendes. “Oír a un cocodrilo con tu voz puede ser como una experiencia extracorporal, pero lo que no esperaba es que los animadores plasmasen tanto de mí en el personaje. Cuando fui al estudio de grabación para cantar, los animadores registraron mis expresiones faciales y más tarde las usaron para animar a Lilo”.
  Speck y Gordon pensaron en el oscarizado Javier Bardem para el papel de Héctor P. Valenti, el dueño de Lilo que se ve forzado a abandonar a su querida mascota en una casa de Nueva York, y en Constance Wu, Scoot McNairy y Winslow Fegley para interpretar a la familia Primm, quienes descubren a Lilo cuando se mudan.
  Qué decir sobre Héctor P. Valenti. “Es un charlatán, una especie de estafador”, dice Gordon.
“Sueña con tener un espectáculo gigantesco”, dice el guionista Will Davies. “Piensa que es una gran estrella del cine y el teatro, su carta de presentación, aunque en realidad no tiene tanto talento”.
  Héctor es un mago que se gana la vida exhibiendo las increíbles habilidades de Lilo. “Bardem hace que el personaje coja mucha fuerza” dice Speck. “Es un papel con mucho humor, pero él lo aborda de forma sofisticada, no solo buscando el chiste. Javier ha sido capaz de traer a Héctor completamente a la vida gracias a todos esos pequeños detalles que hacen que el personaje sea único”.
  “Héctor P. Valenti ha sido un papel muy divertido de interpretar”, dice Bardem. “Ha sido un proceso muy entretenido, recreando todas las situaciones divertidas en las que se mete, sus diálogos y la forma en la que se mueve por el escenario”.
  A Héctor le surge un problema y debe salir de viaje, así que se ve forzado a dejar al cocodrilo en el ático de su casa, no sin antes prometer su regreso y dejarle acompañado de un equipo de música con sus temas favoritos. “Lilo empieza a comprender la vida a través de la música y se convierte en su lenguaje”, dice Speck.
  Lilo vive tranquilo en el ático, disfrutando de sus baños y su música, hasta que un día la familia Primm se muda a la casa y entran en su vida. “¿Quién espera encontrarse un cocodrilo en su ático?”, dice Constance Wu. La Sra. Primm solía escribir libros de cocina, así que ha estado siempre acostumbrada a medir ingredientes y seguir las recetas al pie de la letra. Lo último que esperaba es bailar en su cocina mientras rompía recetas, aunque acaba siendo la mejor experiencia de su vida.
  “Al principio de la película la Sra. Primm quiere ser una gran madre”, dice Wu. “Quiere tanto a su hijo que se esfuerza para que todo sea perfecto. Lilo le enseña que lo importante no es que las cosas parezcan perfectas, sino simplemente estar presente”.
  “Felicidades al equipo por conseguir hacerlo todo”, dice Wu. “Ha requerido mucha preparación y mucha creatividad”.
“Me ha emocionado mucho cantar y bailar, ha sido como volver a mis raíces en los musicales de teatro”, confiesa Wu. Cuando Speck y Gordon hablaron con la actriz por primera vez era para un proyecto distinto. “Su equipo entonces nos dijo que podía cantar y bailar. Era algo que no sabíamos, pero luego se hizo evidente que tiene un gran cariño y mucha destreza para los musicales”, dice Speck. “Escribimos un número musical completo para su personaje y ella se metió de lleno”.
  Los directores eligieron al actor Scoot McNairy para interpretar al Sr. Primm. El actor y los directores se conocen desde hace mucho tiempo. “Conocimos a Scoot al principio de nuestras carreras cuando hacíamos anuncios y él estaba especializado en hacer comedia improvisada”, dice Speck. “Siempre nos pareció muy gracioso y más tarde vimos su trabajo en Argo y Narcos”.
  “Ahora todo el mundo le conoce como un actor dramático muy potente, pero nosotros siempre decimos que no, que es un tipo muy divertido”, dice Gordon. “Te partes de risa con él. Tiene una escena de lucha con Lilo que es divertidísima, el equipo de rodaje no podía dejar de reírse cuando la rodamos. Aunque es verdad lo que dice todo el mundo, también es un gran actor dramático y tiene momentos conmovedores muy potentes”.
  Los cineastas contaron con Winslow Fegley para interpretar a Josh Primm, cuya amistad con Lilo es el germen de la historia. “Lilo rompe la zona de confort de Josh y le empuja a vivir muchos momentos alocados”, dice Fegley. “Le ayuda a Josh a ser más aventurero”.
  “Lo increíble de Winslow es su transparencia y sofisticación”, dice Speck. “Tiene una habilidad natural para la interpretación”.
Cerrando el elenco humano tenemos a Brett Gelman en el papel del gruñón vecino Sr. Grumps. “Cuando hablé con mi sobrina sobre Lilo me preguntó si iba a interpretar otra vez al malo de la película. He interpretado a muchos villanos en mi carrera, no sé bien qué dice eso sobre mi personalidad, aunque me imagino que mis amigos dirían que encaja a la perfección”, dice el veterano actor. “Aunque Murray en realidad no es un villano. Es uno de los personajes más estirados que haya interpretado, pero también es uno de los tipos más solitarios. Se siente muy apartado del resto del mundo. Es un personaje alienado que en el fondo solo quiere que le acepten, como todo el mundo. Cualquier persona que diga que no le gusta la gente probablemente sea porque en su momento se sintieron rechazados, exactamente lo que le pasó a Murray”.
  Y después esta Lilo. Los cineastas decidieron que Lilo fuese un personaje con mucho que decir pero que no puede hablar, solo puede expresarse a través de la música y los gestos. “El humor de Lilo sale a relucir en la forma que tiene de mover los ojos, su cola y en cómo se mueve por el espacio”, dice Speck.     “Es una criatura enorme y muy intimidante, pero también irradia calidez, ya sea cantando Stevie Wonder o rompiéndote el corazón”.
  Ben Palacios ha sido el responsable de recrear los movimientos y expresiones de referencia de Lilo que los animadores capturaron y usaron para traerle a la vida. “Ben es el actor más expresivo que hayamos conocido”, dicen Speck y Gordon. “Durante el rodaje, fue capaz de hacernos olvidar que era Ben, nos convenció de que era un enorme cocodrilo, una criatura viva, que respira y con una gran vida interior. Y lo hizo sin decir ni una sola palabra. Es el arma secreta de la película”.
  Palacios se puso un casco de cocodrilo especialmente diseñado con un sensor para registrar la localización y ángulo de su cabeza en todo momento. El casco tenía también una caja hecha con cables que representaba el enorme hocico de Lilo. “Cuando rodábamos una escena con otro actor teníamos que asegurarnos de que no se acercase mucho a mí para que no desapareciese dentro de la boca de Lilo en posproducción”, explica Palacios. “Estábamos rodando Javier y yo una escena muy intensa en la que nos encontrábamos muy cerca el uno del otro. Javier no paraba de mirarme a los ojos sin querer, en vez de a los de Lilo, que se encuentran mucho más arriba, y dijo, ‘¡Mierda, tienes unos ojos demasiado bonitos!’”.
  Palacios también tuvo que llevar un traje que mostrase las dimensiones del cuerpo de Lilo, todo esto siempre para ayudar al resto de los actores con su interpretación. “Ha merecido la pena”, comenta Palacios. “Creo que ayuda mucho al resto de actores interpretar mirando a un humano que tiene expresión y cuerpo en vez de a una pelota de tenis”.

EL NUEVA YORK DE LILO...
  Parte de la trama se sustenta en que Lilo ha nacido y crecido en Nueva York. En los libros, Lilo y los Primm visitan famosas localizaciones de la gran manzana como Central Park, Tiffany's, Bloomingdale's y Times Square. “Nueva York es un gran personaje en esta película. Por eso era importante rodar ahí y capturar esa visión atemporal de la ciudad que es una parte tan importante de los libros”, dice Gordon.
  “Siempre he querido rodar una escena caminando y hablando en Nueva York”, confiesa Javier Bardem. “Al final lo he conseguido, ¡y con un cocodrilo! No puede haber nada mejor que eso”.
  Hay un momento en el que Lilo se da un paseo por Times Square. “No hay nada más neoyorkino que eso”, dice el diseñador de producción Mark Worthington. “No hay otro sitio en el mundo con esa energía y esa gente. Tiene que ver con la gente que hay ahí, cómo son las calles, la energía que tienen. Los neoyorkinos tienen una forma particular de moverse, caminar, hablar e interactuar. Es simplemente diferente”. Los cineastas también han rodado en la pintoresca estación de metro de Astor Place, que sirvió como parada más cercana del hogar de los Primm, en 88th St. digs.
  Además de rodar en icónicas localizaciones de Nueva York, han recreado la ciudad en estudios de rodaje en Atlanta. Se estuvo rodando en una casa de verdad en Nueva York, pero luego Mark Worthington la recreó en un estudio de Atlanta. A la hora de diseñar el hogar, Worthington se imaginó que los antiguos dueños serían artistas, igual que Héctor. “La casa está llena de cosas que ha heredado”, explica. La casa ofrece nuevas oportunidades a los Primm. El Sr. Primm es profesor en un colegio y la Sra. Primm está intentando aceptar una vida alejada del mundo empresarial. “Hay mucho color en el mundo de los Primm”, continúa Worthington, “algo muy distinto del mundo de Héctor. Son colores más luminosos y claros. Hay una sensación de esperanza y de nuevos principios”.
  El Parque Piedmont en Atlanta les sirvió para recrear algunas zonas de Central Park, probablemente porque a principios del siglo XX fue rediseñado por los hijos de Frederick Law Olmsted, el diseñador de Central Park.

SOBRE LA MÚSICA...
  Benj Pasek y Justin Paul están entre los compositores de más éxito de su generación. Les atrajo la magia del proyecto desde el primer momento y el hecho de que era el material perfecto para un musical. “Las historias de todos estos personajes se cruzan y eso les acaba cambiando”, dice Paul. “Este cocodrilo les aporta mucha alegría, color y emoción, pero también les cambia de formas inesperadas. Lo hace todo con la música. Es la música que Lilo aporta a sus vidas, de forma literal y figurada. Es la forma en la que tienen de conectar, cómo se muestran vulnerables, contentos y comprendidos por otras personas. Es un verdadero placer para un músico componer canciones en las que desbloqueas los sentimientos reales de un personaje”.
  Pero, ¿y si el personaje es un cocodrilo que canta? Es igual de perfecto. “Cada vez que oyes a una persona cantar en un musical te alejas de la realidad”, dice Pasek. “Cuando ves a un cocodrilo con una voz y un corazón dorado, un cocodrilo que se expresa literalmente cantando, entonces tienes derecho a desconectarte de la realidad”.
  Speck y Gordon empezaron a hablar con Pasek y Paul desde el principio del proceso, mucho antes de lo que suelen entrar en un proyecto, y eso ayudó a que pudiesen crear una comedia musical que girase en torno a las canciones que iban componiendo.
  Al entrar a colaborar cuando todavía se trabajaba en el guion, Pasek y Paul entendieron perfectamente qué querían contar los directores con esta historia. “Una canción no debe ser una elección arbitraria. Una canción no debe aparecer de la nada, sin algo que la preceda”, dice Speck. “Benj y Justin han conseguido hilar perfectamente en la narrativa que un personaje cante en un momento determinado. ¿Qué tiene esta canción que va a influir y cambiar a los personajes?”.
  “Cantar las canciones de Pasek y Paul ha hecho que me dé cuenta de la forma en la que los buenos compositores hacen que sus canciones de musicales tengan una doble función: formar parte de un todo cohesivo pero también ofrecer una experiencia increíble en sí”, comenta Shawn Mendes, que presta sus cuerdas vocales a Lilo. “Cuando ves una de sus películas, digieres todo al mismo tiempo y es probable que no te des cuenta de lo listos que son. No te das cuenta de lo complejas y preciosas que son las canciones, las impresionantes letras que tienen y lo mucho que se han esforzado con ellas. Es un momento muy revelador cuando estás en el estudio de grabación y repasas las canciones una a una”.
  “Benj y Justin se han preocupado mucho por introducir las canciones dentro del universo de la película. Siempre hay una razón por la que alguien canta. Aunque su maestría reside en que estas canciones no solo se sustentan dentro de la película, también pueden vivir fuera de ella. Puedes escucharlas y que signifiquen algo especial para ti. Hablan sobre la necesidad que tiene todo el mundo por conectar, la necesidad de formar parte de algo importante”.
  Crear una película sincera que pudiese compartir con sus hijos pequeños ha sido un placer extra para Paul. “Puede parecer cursi, pero creemos en cosas como la esperanza y el optimismo”, dice Paul. “Nuestra música está llena de alegría y es el tipo de canciones que nos atraen. Hay mucho cinismo en el mundo hoy en día, así que es emocionante sacar canciones impregnadas de la felicidad de Lilo y su deseo de vivir una vida vulnerable, honesta y abierta”.
  Pasek y Paul han querido asegurarse de que las canciones tratasen sobre un amplio rango de experiencias y emociones, por lo que han contado con la colaboración de los compositores Joriah Kwamé, Emily Gardner Xu Hall, Mark Sonnenblick y Arianna Afsar. “Una de las mejores cosas de nuestro trabajo es poder trabajar con otros compositores. Aprendemos muchísimo de estas colaboraciones. Además, somos grandes seguidores de todos ellos. Ha sido muy emocionante trabajar con todos ellos, ir rebotando ideas hasta conseguir canciones que reflejasen al verdadero Lilo”, dicen Pasek y Paul.

SOBRE LAS CANCIONES...
TAKE A LOOK AT US NOW
Escrita por Benj Pasek y Justin Paul
Interpretada por Javier Bardem y Shawn Mendes
  “Take a Look at Us Now” es un ejemplo de cómo un compositor puede cambiar el significado de una canción con su tono y estado de ánimo. “‘Take a Look at Us Now’ empieza con una exclamación de un personaje. Héctor P. Valenti es un artista, así que es un número artístico”, dice Pasek. Aunque eso es solo el principio. “Se acaba convirtiendo en una canción que trata sobre la tristeza y la nostalgia”, continúa Pasek.
  “‘Take a Look at Us Now’ se interpreta numerosas veces a lo largo de la película”, dice Mendes. “Empieza con una gran versión, un espectáculo que van a interpretar Lilo y Héctor, pero Benj y Justin usan la misma canción para acentuar algunos de los momentos más tristes y melancólicos de la película. Eso me ha parecido precioso y cautivador”.
  “Pasek y Paul son unos compositores alucinantes”, dice Javier Bardem. “No soy cantante, así que es difícil para mí aprender canciones tan complejas. Ha sido un reto, pero lo he disfrutado mucho. Me ha encantado la preparación antes de cada canción, las letras, los ritmos y todo el proceso de grabación”.
  “Es una canción bastante difícil de cantar” coincide el supervisor musical Jordan Carroll. “Hacía falta la destreza de un actor del calibre de Bardem. Normalmente un número musical tiene una sola emoción, o como mucho dos. Héctor tiene que abarcar todo un espectro. En realidad es una escena de interpretación con música que la acompaña. Javier lo borda como bailarín y cantante”.
  Bardem trabajó con Carroll, el productor musical ejecutivo Ian Eisendrath, la asociada musical Elizabeth Doran y la instructora vocal Fiona McDougal durante semanas preparando los números musicales de Héctor. “Javier estuvo cantando y bailando durante meses antes de empezar el rodaje”, dice Gordon. “Ha sido increíble verle hacer todos los movimientos que ha estado practicando durante meses en España y Roma”.
  Los cineastas y músicos sabían que iban a trabajar con uno de los actores más respetados del mundo, pero verlo de primera mano ha sido impresionante. “Ver a Javier comprometerse así con el personaje, las letras de las canciones y las coreografías ha sido como tener una clase magistral”, dice Pasek. “La persona que más se ha implicado resulta que también es la estrella de cine. Eso hace que te esfuerces al máximo”.
  “La interpretación de Javier es única”, añade el productor ejecutivo Kevin Vafi. “No ha hecho nada igual antes. Estamos viendo a un actor genuino y puro hacer algo nuevo y exigente”.

TOP OF THE WORLD
Escrita por Ben Pasek, Justin Paul y Joriah Kwamé
Interpretada por Shawn Mendes
  En “Top of the World” Lilo le enseña a Josh las maravillas de la ciudad de Nueva York. “Lilo tiene que salir en mitad de la noche porque todo el mundo le tiene miedo, pero encuentra refugio encima de un teatro”, dice Paul.
  De repente, Lilo tiene a alguien con el que compartir todo lo que esta mágica ciudad tiene que ofrecer, como comer gratis en los mejores restaurantes de Nueva York, un truco que le enseñó Héctor P. Valenti. “Le acaba de enseñar a Josh cómo revolver en la basura y están caminando por la ciudad. De repente escuchan la música de un espectáculo de Broadway saliendo por una rejilla”, dice Pasek. “Es la canción favorita de Lilo. Necesita compartirla con Josh y celebrar que por fin ha encontrado a alguien con el que compartir su vida”.
  “La vida nocturna de Nueva York tiene algo mágico, especialmente si eres un artista”, dice Kwamé. Ha sido un placer meterse en la piel de Lilo. En ese momento, sobre un tejado de un teatro de Broadway, ha encontrado su sitio. Espero que esta canción de esperanzas a cualquier persona del mundo que todavía no ha encontrado un espacio seguro”.

RIP UP THE RECIPE
Escrita por Benj Pasek, Justin Paul, Emily Gardner Xu Hall y Mark Sonnenblick
Interpretada por Shawn Mendes y Constance Wu
  “‘Rip Up the Recipe’ es esa canción que necesitas escuchar cuando nada tiene sentido”, dice Emily Gardner Xu Hall. “Nos pasamos toda la vida haciendo planes, previendo todo lo que puede salir mal, aunque las cosas no siempre salen como uno planea. Eso puede ser complicado, pero Lilo aporta a la familia Primm una forma diferente de disfrutar la vida, una forma de huir de la ansiedad y el estrés, una forma de convertir el sufrimiento en algo que disfrutar. En realidad, igual la vida puede ser más divertida si dejamos de intentar controlarlo todo y nos permitimos más libertad y diversión”.
  “Rip Up the Recipe”, el dueto de Lilo y la Sra. Primm, es un claro ejemplo de cómo una canción puede reflejar un momento de cambio en un personaje. En este caso, el de la Sra. Primm, que viene del mundo empresarial y ahora intenta encajar en un nuevo rol de madre. “La Sra. Primm es el tipo de persona que piensa que solo hay una forma correcta de vivir, de existir, con listas sobre todo lo que hay que hacer”, dice Paul. Pero pregúntale a cualquier madre si en realidad las cosas funcionan así. “Lilo está ahí para cuestionar lo que piensa”, continúa. “Con esta canción, Lilo le está diciendo que hay otra manera de vivir la vida”.
  Aunque bailar y cantar sincronizado con un cocodrilo resultó no ser tan fácil como parece. “Felicidades al equipo por conseguir crear todo”, dice Wu. “Ha requerido mucha preparación y creatividad. Se ha rodado desde muchos ángulos distintos. Ben Palacios y yo hemos ensayado muchísimo hasta estar seguros de saberlo todo a la perfección”.
  “Sabíamos que tenían que ocurrir muchas cosas durante esta canción. Lilo primero cautiva a la Sra. Primm, luego la Sra. Primm tiene que aceptar el caos de su nueva vida y finalmente la cocina tiene que acabar con comida por todas partes”, añade Sonnenblick. “Listas así a veces intimidan, pero siempre llevan a una idea de canción que nunca se ha escrito antes. En este caso, ‘Rip Up the Recipe’ se ha convertido en un número increíble que los actores y cineastas han convertido en algo mucho más espectacular de lo que podíamos haber imaginado. ¡Viva la colaboración!”.

CARRIED AWAY
Escrita por Benj Pasek, Justin Paul, Arianna Asfar y Mark Sonnenblick
Interpretada por Shawn Mendes
  “Carried Away” suena en el momento más bajo de los personajes, cuando se han separado y se dan cuenta del cariño que se tienen. “‘Carried Away’ me pareció una canción muy especial en cuanto oí, antes incluso de ver nada de la película”, dice Mendes. “Me pareció muy sincera y mágica. Es el momento en el que realmente sientes que se te rompe el corazón por la situación de Lilo. Lo único que quiere es tener una familia que le quiera. Es mi canción favorita de la película”.
  “Soy mitad americana mitad bangladesí, así que es muy importante para mi la idea de pertenecer y saber dónde tengo mi hogar, en especial como letrista”, dice Afsar. “‘Carried Away’ es el momento en el que Lilo cuestiona dónde está su hogar y adónde pertenece, un tema universal con el que todo el mundo se puede sentir identificado. Descubrimos que dentro del equipo todos sentíamos una conexión con la idea de pertenencia. Creo que la vulnerabilidad permite que la canción transmita sinceridad y emotividad”.
  “Las grandes películas usan las particularidades de los personajes y el entorno para contarle a la audiencia algo universal. Eso es algo que intentamos hacer también cuando componemos la historia de un musical”, dice Sonnenblick. “En el guion, es un momento muy específico, ya que el que canta es un cocodrilo encerrado en un zoo, pero también podemos empatizar a la perfección. Esta sintiendo lo que todos hemos sentido cuando algo se interpone entre nosotros y la gente a la que queremos. Igual la magia era demasiado buena para ser verdad, igual no me merezco el amor que he encontrado. Sabíamos desde el principio que iba a ser una gran canción. Habla de la esencia de la película: las amistades verdaderas, sin importar lo extrañas que sean, sobreviven cualquier altibajo. Siempre merece la pena ser tú mismo y dejarte llevar con otra persona, ¡o cocodrilo!”.

HEARTBEAT
Escrita por Shawn Mendes
  Los cineastas eligieron para los créditos una canción original del mismo Mendes. “Heartbeat” es una canción que Mendes escribió hace tiempo pero no había acabado de encontrar hogar en ninguno de sus proyectos anteriores. “Le tengo mucho cariño y llevo con ella ya un tiempo. Es una canción de luz y amor”, explica Mendes. “Por alguna razón que no entiendo no había encontrado el momento correcto para compartirla con el mundo. Pero cuando empezamos a hablar sobre la canción de los créditos me di cuenta de que ese siempre había sido su destino. Es una canción que trata sobre esa conexión especial que solo se tiene con unas pocas personas, algo que encaja perfectamente con la película”.

EL CANCIONERO MODERNO AMERICANO
  Speck y Gordon han mezclado las canciones originales de Pasek y Paul con una selección de clásicos americanos. “Es muy divertido que Lilo cante Stevie Wonder y James Taylor. Además, esa música va muy bien con la otra que han compuesto”, dice Speck. “Nos atrajo el cancionero moderno americano porque son canciones que todo el mundo conoce. También hace que esta película parezca más ambientada en el mundo real. Esta es la música que Héctor le dejó a Lilo cuando era un cocodrilo diminuto. El gran cancionero americano es una mezcla de canciones de Broadway y otras populares contemporáneas, y ha sido el único compañero de Lilo”.

SOBRE LA COREOGRAFÍA...

  La coreógrafa Shannon Holtzapffel se ha inspirado para esta película en los musicales clásicos. “Me inspiré en musicales como Kiss Me, Kate, Damn Yankees, Pajama Game y Oliver!, aunque no quería estructurar las secuencias de baile como si fuese una obra de teatro” dice Holtzapffel. “He intentado en cambio crear grandes momentos en el espacio de los personajes, como la casa y el ático, e imaginarme esos espacios tridimensionalmente cuando planificaba la escenografía”.
  La coreografía de Holtzapffel también ha surgido de la personalidad de los personajes. Héctor P. Valenti, por ejemplo, es un exuberante mago, así que debía tener una coreografía en sintonía. “Cuando leí la parte de Héctor pensé en Strómboli de Pinocho, Salvador Dalí, Tony y Joe de La Dama y el Vagabundo y Charlie Chaplin. Los pasos de baile de Héctor recuerdan al vodevil, es una oda a los espectáculos sobre el escenario”, explica.
  Javier Bardem no tiene formación como bailarín clásico, así que Holtzapffel tuvo que diseñar una coreografía que se adaptase a sus facultades. “Con Javier he hecho un poco de ingeniería inversa”, comenta Holtzapffel. “Javier no había bailado en una película antes, así que nos hemos centrado en sus fortalezas. Estuvimos un tiempo preparándonos cuando él todavía estaba en España. Me ha encantado ver la pasión que ha demostrado Javier por este proyecto, ha sido muy minucioso”.
  Aunque el mayor reto sin duda han sido los bailes de Lilo. “¿Cómo baila un cocodrilo? ¿Cómo haces que un humano baile como un cocodrilo? ¿Cómo haces que sea creíble?”, se pregunta Holtzapffel. Al final, lo importante ha sido confiar en el entorno. “Lilo hace algún truco o lanza una cuchara en vez de moverse por el espacio con pasos de baile chulos. Quería que la gente se riese con su movimiento”.
  Los cineastas han contado con Luke Dockery, un bailarín profesional, para recrear los movimientos que luego se animarían en la gran pantalla. “Luke solo tenía 21 años cuando rodamos la película, era joven y tenía muchas ganas, pero creo que no sabía bien dónde se había metido”, dice Holtzapffel. “El papel no requería simplemente bailar, también había que actuar, que es mucho más complicado. No tuvo problema con los pasos de baile, pero contar una historia con tu movimiento es otra cosa. Pero aceptó la responsabilidad y se tiró de lleno, el resultado es espectacular”.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LAS  CUATRO PLUMAS

Criticas del pasado...

EL ZURDOTRES ALCOBAS LOS VENGADORES
BODAS DE SANGRE LA HUIDA DEL INOCENTELAS VISITAS DEL PRESIDENTE