Fichas de peliculas
  • Registro
LUNA NUEVA (LA SAGA CREPÚSCULO)
INFORMACIÓN
Titulo original: New Moon
Año Producción: 2009
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 130 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Género: Drama, Romance, Fantasía
Director: Chris Weitz
Guión: Melissa Rosenberg. Basada en la novela escrita por Stephenie Meyer
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Música: Alexandre Desplat
FECHA DE ESTRENO
España: 18 Noviembre 2009
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Aurum producciones


SINOPSIS

Nancy, una mujer en la cincuentena recibe la oferta de un programa de televisión, sobre misterios sin resolver, para participar en el capítulo que contará la historia de su hija: una joven lesbiana asesinada a golpes que tras ocho años del crimen aún no tiene culpables. Nancy enfrenta a su familia y las versiones que cada uno tiene de lo sucedido, mientras decide si participar del espacio y reencontrarse con quien fue su hija...

INTÉRPRETES

KRISTEN STEWART, ROBERT PATTINSON, TAYLOR LAUTNER, BILLY BURKE, ANNA KENDRICK, MICHAEL WELCH, JUSTIN CHON, ASHLEY GREENE, JACKSON RATHBONE, RUSSELL ROBERTS, CAM GIGANDET, MICHAEL SHEEN, PETER FACINELLI, KELLAN LUTZ, NIKKI REED, GRAHAM GREENE, DAKOTA FANNING

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Crepúsculo (2008) / Eclipse (2010)

    Amanecer Parte 1 (2011) / Amanecer Parte 2 (2012)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Basada en la serie creada por Stephenie Meyer, situada en el primer puesto de la lista de bestsellers del New York Times (más de 52 semanas hasta la fecha), con más de 5,5 millones de libros en imprenta, Crepúsculo se ha convertido en un fenómeno cultural con una comunidad de fans entregados que esperan impacientes el estreno de la nueva entrega. Hay más de 100 sitios web dedicados a Crepúsculo creados por fans, y ha sido elegido “Editor’s Choice” (selección del director) del New York Times, Mejor libro del año de Publishers Weekly, “Mejor libro de la década hasta ahora” de Amazon.com, selección de la “Lista candente” de la revista Teen People, “10 mejores libros para jóvenes adultos” y “10 mejores libros para gente reacia a la lectura” de la Asociación Americana de Bibliotecas, y ha sido traducido a más de 20 idiomas.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN...
   Crepúsculo, la primera película basada en la serie de novelas bestsellers Crepúsculo, creada por Stephenie Meyer, llegó a las salas de cine en diciembre de 2008, en medio de una gran expectación. Se convirtió en un éxito al instante, algo nada fácil para un proyecto sometido a un riguroso escrutinio por parte de los millones de entregados fans de las novelas, que estaban deseando ver cómo se plasmaban sus héroes y heroínas en la gran pantalla. La adaptación cinematográfica consiguió recaudar más de 70 millones de dólares el fin de semana de su estreno, y llegaría a superar los 350 millones de dólares de taquilla en todo el mundo. El éxito allanó el camino para la versión cinematográfica de la siguiente entrega de la serie de bestsellers, La Saga Crepúsculo: Luna Nueva.

   “El reto estaba en no limitarse a repetir lo mismo que ofrecía la primera película”, explica el productor. “A medida que avanza la historia, el mundo se va ampliando. Tenemos que hacer evolucionar a los personajes y ofrecer visualmente ese nuevo mundo. Vamos profundizando en la vida de Bella a medida que se expande su mundo”.
   El éxito del director Chris Weitz en la adaptación de libros para la gran pantalla, como Un niño grande y La brújula dorada, lo convertía en un evidente candidato para este proyecto, afirma el productor. “Chris tiene experiencia en la dirección de películas de fantasía con complejos efectos especiales, así como íntimos estudios de personajes, y trabaja bien con actores jóvenes. Pero es su aprecio por los libros y personajes de Stephenie Meyer lo que hacía de él el director perfecto para La Saga Crepúsculo: Luna Nueva”.
   “Era vital para nosotros honrar debidamente la creación de Stephenie y a los fans que adoran la serie de Crepúsculo”, agrega el productor. “Lo que no queríamos hacer era coger sus libros y tratar de reinventarlos. Chris se enamoró de los libros y sabía cómo hacer que la historia cobrara vida, a la vez que se mantenía arraigada en la realidad. Eso era fundamental. Aunque se trata de criaturas fantásticas, la historia parece que se desarrolle en todo momento en nuestro mundo”.
   Aunque Weitz no estaba inicialmente familiarizado con las novelas, se convirtió rápidamente en fan. “Leí los libros”, explica el director. “Entonces fui a ver la primera película con público y me quedé entusiasmado con la extraordinaria intensidad de la reacción emocional que pude ver”.
   Weitz se dio cuenta de que su principal responsabilidad era mantenerse fiel a los libros. “Me esforcé muchísimo para lograr que todo quedara bien en ese aspecto”, asegura. “La primera película fue todo un fenómeno. Los libros fueron todo un fenómeno. Mi primer deber era respetar la pasión que los fans de la saga sienten por el libro, pasión que han trasladado a la película. No hacía falta rehacer por completo el mundo. Esta vez vamos a sitios distintos, pero aún conservamos el respeto a los fans”.
   El director consultó con frecuencia a la autora, incluso en cuestiones menores, según Meyer. “Le preocupaban hasta los aspectos más insignificantes, como, ¿puede llevar zapatos esta persona?”, comenta. “Comprobaba todos los detalles. Quería que fuera todo como en el libro, y se portó estupendamente con eso”.
   Poder disponer de la autora resultó inestimable para Weitz. “En El Señor de los anillos, nadie podía preguntarle a Tolkien qué es lo que pensaba cuando lo escribió”, explica el director. “Yo podía escribirle un mensaje de correo electrónico a Stephenie y preguntarle cuestiones prácticas como: ‘¿funcionan realmente los poderes de Jasper con Bella?’, así como cuestiones metafísicas más importantes. Me permitió asegurarme de que estuviéramos en todo momento manteniendo la coherencia con respecto a los libros”.
  Para Meyer, escribir Luna Nueva fue una experiencia completamente distinta al libro anterior. “Seguramente sea el libro que más me ha costado escribir porque, por primera vez, tenía la certeza de que la gente iba a leer lo que escribiera. Cuando escribí Crepúsculo, era solo para mí. De repente, sentí como si la gente me observara por encima del hombro. Tenía mucho miedo escénico.
   “Luna Nueva fue un libro muy diferente y no fue lo que los fans esperaban necesariamente”, continúa explicando. “El primer libro era sobre el amor verdadero. La consecuencia natural de ello, sobre todo cuando eres tan joven, es que te van a partir el corazón y, cuanto más ames a alguien, más duro resultará”.
   “Estamos contando una historia de vampiros y hombres lobo y lo sobrenatural”, prosigue el director. “Pero, más allá de eso, trata con sentimientos humanos muy básicos de amor, añoranza, necesidad, pérdida, apego y amistad. Trata del peligro al que sometes tu corazón cuando te enamoras”.
   Meyer afirma sentirse más entusiasmada incluso por este nuevo paso de la saga de lo que estaba por el primero. “Crepúsculo nos permitió sentar las bases de este estupendo lugar, nos sirvió casi de trampolín, por decirlo así”, explica. “Ahora toca saltar y alcanzar un nuevo nivel. Los miembros del reparto ya se conocen, conocen a sus personajes y están encantados de volver. El libro era más emotivo en ciertos aspectos y es mucho más profundo. Y luego tenemos todos los personajes nuevos. Va a ser divertidísimo. Estoy deseando ver interactuar a la manada de lobos, y por supuesto los Vulturis van a ser geniales”.

ACERCA DEL REPARTO...
  Crepúsculo convirtió en superestrellas internacionales a sus jóvenes protagonistas: Kristen Stewart, que interpreta a Bella Swan, la inocente mortal en el centro de esta historia, y Robert Pattinson, que interpreta a Edward, el seductor y atormentado vampiro de Crepúsculo. Ahora, La Saga Crepúsculo: Luna Nueva pone a Taylor Lautner en situación de unirse a ellos al volver a meterse en la piel de Jacob Black, que se ha convertido en una verdadera fuerza imparable de la naturaleza.

   El director Chris Weitz se encontró con un proyecto en el que se daba la insólita situación de saber quiénes iban a ser sus actores protagonistas. “Normalmente suelo implicarme hasta el fondo en el proceso de selección de actores”, asegura. “En este caso, tuve la buena fortuna de heredar al estupendo grupo de actores que Catherine Hardwicke había elegido en primer lugar. La oportunidad de trabajar con ellos era una de las partes más apasionantes de la experiencia”.
   Pero no todos los miembros del reparto estaban ya listos cuando Weitz ocupó su sitio en la silla del director. “Hay unos cuantos personajes nuevos que aparecen en pantalla relativamente poco tiempo pero tienen una garra y un impacto increíbles, y conducen a la mitología del resto de la serie”, explica Weitz. “Siempre intento conseguir a la gente adecuada, independientemente del peso de su papel”.
   Al empezar a rodar, Weitz hizo algo que no había hecho nunca antes: distribuir un folleto de 20 páginas que resumía sus ideas para la película y los personajes. “Lo llamé una guía de orientación”, comenta.

HACER BRILLAR LUNA NUEVA...
  La Saga Crepúsculo: Luna Nueva empezó a rodarse en marzo de 2009 en Vancouver y terminó en Montepulciano, una antigua ciudad amurallada de Italia. Las dos ciudades ofrecieron un fuerte contraste, las oscuras noches y los misteriosos bosques de un verde intenso de la Columbia Británica y los tonos naturales bruñidos de la Toscana influyeron a partes iguales en el aspecto visual de la película.

   “La luz del noroeste del Pacífico ofrece mucha difusión y frialdad”, opina Chris Weitz. “Dentro de eso, hay gran cantidad de colores preciosos, y nuestra intención era aprovechar la mayor parte de ellos. Las sombras también son importantes, el bosque de noche, la negrura de la depresión.
   “La luz es muy distinta en la Toscana”, observa Weitz. “Tiene tonos mucho más cálidos y es mucho más resplandeciente, los colores del vestuario resaltan. La arquitectura es también distinta. Montepulciano es conocida por su arquitectura renacentista, con restos de arquitectura medieval, además”.
   David Brisbin, responsable del diseño de producción, colaboró estrechamente con Weitz para establecer la gama de colores característica de la película. “Chris llegó con nociones muy concretas de cómo quería que fuera la gama de colores”, comenta Brisbin. “Giraba en torno a la pintura prerrafaelista, que enfatizaba los colores saturados en entornos naturales”.
   El ecléctico currículo de Brisbin demuestra que él mismo es una especie de hombre renacentista, especialmente cualificado para esta labor.
En el libro de Meyer, los Vulturis residen en la antigua ciudad italiana de Volterra, una localización real de la Toscana. “La elección de Montepulciano para hacer de nuestra Volterra se estudió mucho”, comenta Brisbin. “Chris quería que la antigüedad arquitectónica nos guiara para crear el mundo de Volterra. Montepulciano es de hecho una ciudad medieval, y la piazza y el ayuntamiento le ofrecieron allí un acceso que le permitía realizar una toma simétrica. Y esa fue precisamente la principal razón por la que acabamos en Montepulciano”.
   Las descripciones de Meyer de Volterra y el bastión de los Vulturis ofrecían una sólida base a partir de la que Brisbin podía trabajar. “De existir algo así como la literatura de ficción para el diseño de producción, la Volterra de Stephenie Meyer sería un magnífico ejemplo de ello”, afirma. “Imaginó un mundo en el que la arquitectura contribuye a la historia.
   El diseñador de producción tomó abundantes ejemplos muy conocidos de arquitectura de la Toscana. “No hemos situado con exactitud ningún elemento concreto de la arquitectura, pero usamos un motivo de rayas verdes sacado del mármol verde y blanco utilizado en varias iglesias y catedrales de la Toscana. Hay una exuberancia de arquitectura medieval y renacentista en la Toscana a la que sigue una especie de arquitectura excesiva de nuevos ricos en años posteriores, que nos proporcionó una inspiración muy, muy variada”.
   La diseñadora de vestuario Tish Monaghan debía encargarse de complementar los decorados con un guardarropa refinado y trabajado para los Vulturis, cuya imagen abarcaba literalmente siglos. “El punto clave que Chris quería transmitir era que los Vulturis eran muy elegantes”, comenta Monaghan. “Estudiamos el siglo XVIII y elegimos un estilo que surgió en torno a 1790, con una imagen larga y delgada.
Weitz trajo a la supervisora de efectos especiales Susan MacLeod, con la que ya había trabajado en La brújula dorada. “Tuvimos una relación excelente”, explica. “Cuando me preguntó si me interesaba el proyecto, le dije que contara conmigo desde el primer momento. Los lobos son seguramente lo más sexy del guión”.
   Tippett Studio, fundado por el pionero en efectos especiales Phil Tippett, se encargó de la creación de los lobos de La Saga Crepúsculo: Luna Nueva. “Estábamos encantados de poder determinar el aspecto que tendrían para toda la saga”, afirma MacLeod. “Intentamos mantenernos muy fieles a las descripciones del libro. Aunque se habla de ellos como hombres lobo, no son las estereotípicas criaturas bípedas a las que les empieza a salir pelo por la cara y las manos. Su transición de seres humanos a lobos de cuatro patas es muy elegante.
   El proceso de escaneado resultó ser sorprendentemente sencillo, al menos para los actores. “Esperaba tener que ponerme un traje verde con puntos de luz por todas partes”, comenta Alex Meraz, que interpreta al personaje de Paul. “Solo me hicieron subirme a una caja y una gran máquina subió, me pasó por encima y bajó. Y se acabó.
   Pero eso no fue más que el principio para el equipo de efectos especiales. “Creamos los lobos de dentro afuera en el ordenador”, explica MacLeod. “Así que empezamos con un sistema esquelético, con articulaciones que se puedan animar. Encima de eso, pones músculos que se puedan flexionar. Y luego una capa de piel y pelaje. Queríamos que se parecieran y se comportaran como lobos de verdad, sin ningún tipo de cualidad antropomórfica.
   “Los chicos de Tippett Studio se molestaron en ir a una reserva de lobos”, comenta. “Grabaron muchas horas de vídeo de ellos, además de consultar todas las referencias que encontraron en Internet. Los lobos son animales fascinantes, así que es bastante fácil pasarse horas viendo vídeos de ellos”.
   Para dar a los actores un punto de referencia durante el rodaje, se utilizaron todo tipo de dobles de los lobos. “Algunos eran figuras tridimensionales de peluche”, comenta MacLeod. “Otros eran figuras recortadas de tamaño natural que eran más duraderas y era posible hacerlas posar para alinear las tomas con precisión. Así podíamos rodar una plantilla que pudieran usar los animadores para situar a los lobos. También usamos pieles, porque queríamos que los lobos generados digitalmente tuvieran una iluminación que encajara perfectamente con el resto de la imagen”.
   Crepúsculo se rodó principalmente en exteriores de Portland, Oregón, pero, para La Saga Crepúsculo: Luna Nueva, los cineastas subieron más al norte, hasta Vancouver, en Canadá. “Creo que era importante para el estudio y también para los fans que esta etapa de la vida de Bella se correspondiera exactamente con la primera etapa de la vida de Bella tal como la conocen”, comenta el diseñador de producción David Brisbin.
  La última tarea del diseñador de producción era crear las dos casas en torno a las cuales giran las vidas de la manada de lobos. “La casa de Jacob y la casa de Emily no existían en Crepúsculo”, prosigue. “Leímos detenidamente el libro y le dimos muchas vueltas a qué nos podíamos desviar. La casa de Jacob se describe como una casa roja. Encontramos un lugar fantástico que comunicaba con el bosque de tal manera que implicaba que vivían lobos tras los árboles. Todo parecía perfecto”.
   Salvo por un detalle: la casa era verde.
“Tras consultarlo, descubrimos que era importante para los fans respetar el rojo de la casa de Jacob”, según Brisbin. “La conocen como la casa roja del libro, y así la querían. Así que acabamos pintando todo el sitio de rojo para que coincidiera con el libro”.
   “El dueño de la casa que utilizamos la construyó cuando tenía 17 años y creo que parte de esa especie de majestuosidad nemorosa que posee se debe al hecho de que se trata realmente de una casa que construyó un chico de 17 años como su cabaña ideal”, prosigue Brisbin.
   Esa atención al detalle y fidelidad a la letra y al espíritu de la serie Crepúsculo de Stephenie Meyer dio forma a todo el proceso de producción, según explica Weitz. “Si te encantaron los personajes y el romance de Crepúsculo, si te encanta lo sobrenatural, Luna Nueva tiene todo eso y más. Desarrolla ese mundo para incluir una mitología más amplia que acabará sirviendo de puente entre Crepúsculo y el tercer capítulo, Eclipse”.

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Críticas del recuerdo (Hoy en TV)

Crítica... HISTORIAS DE FILADELFIACrítica del recuerdo... KRAKATOA: AL ESTE DE JAVACrítica... UN HOMBRE SOLO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... ALIEN