Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: La Grande Bellezza
Año Producción: 2013
Nacionalidad: Italia
Duración: 141 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Paolo Sorrentino
Guión: Paolo Sorrentino, Umberto Contarello
Fotografía: Luca Bigazzi
Música: Lele Marticheli
FECHAS DE ESTRENO
España: 5 Diciembre 2013
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Wanda Films


SINOPSIS

Jep es un hombre que disfruta a lo grande de la vida social que le brinda su ciudad. Asiste constantemente a cenas donde su compañía es siempre bienvenida. Jep es un periodista y seductor que consiguió en su juventud un premio literario, pero tras esta fachada se encuentra un hombre frustrado y desencantado...

INTÉRPRETES

TONI SERVILLO, CARLO VERDONE, SABRINA FERILLI, CARLO BUCCIROSSO, IAIA FORTE, PAMELA VILLORESI, GALATEA RANZI, FRANCO GRAZIOSI, GIORGIO PASOTTI, MASSIMO POPOLIZIO, SONIA GESSNER, ANNA DELLA ROSA, LUCA MARINELLI, SERENA GRANDI, IVAN FRANEK, VERNON DOBTCHEFF, DARIO CANTARELLI, ALDO RALLI, GIUSI MERLI, GIOVANNA VIGNOLA, ANITA KRAVOS

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBSO

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
Después de haber hecho películas en Irlanda y Estados Unidos, ¿cómo se le ocurrió la idea de hacer una película que trata de la espesura de Roma, de manera tan profunda?...
.- Llevo tiempo pensando hacer una película que justifica las contradicciones, la belleza, las escenas de las que he sido testigo y de la gente que he conocido en Roma. Es una ciudad maravillosa, reconfortante y al mismo tiempo, una ciudad llena de peligros escondidos. Por peligros, me refiero a las aventuras intelectuales que conducen a ninguna parte. Inicialmente, era un proyecto ambicioso sin límites que yo seguía postergando, hasta que encontré el elemento vinculante que diera vida a este universo romano. Ese elemento era el personaje de Jep Gambardella, la última pieza del rompecabezas. Fue él quien hizo que la historia fuese posible y menos confusa. Con él, llegó el momento de hacer esta ambiciosa película. Después de estar viajando entre Europa y Estados Unidos durante dos años para dirigir Un Lugar Donde Quedarse, sentí la necesidad de parar. Quise seguir ocioso pero con un trabajo que me permitiera volver a casa por las noches. En realidad, 'La gran belleza', fue una película agotadora de hacer pero también una experiencia apasionante.

Umberto Contarello colaboró con el guión. ¿Podría describir ese proceso?...
.- Conocí a Umberto de joven cuando soñaba convertirme en guionista. En ese momento, él ya era un escritor reconocido dentro de la industria del cine y junto a Antonio Capuano, me iniciaron en la escritura de guión. Umberto me introdujo al mundo poético y afortunadamente fui capaz de recrearlo más adelante, adaptándolo a mi propia sensibilidad. Desde hace 20 años, compartimos la misma aproximación a las historias. Tenemos una forma de trabajar muy directa que consiste en conversar a menudo. A veces, estas charlas son fugaces. Otras veces resultan más profundas. Todo depende de las ideas que se nos ocurren en nuestro día a día. Las cosas más insignificantes o la necesidad incontrolable de querer contarnos un chiste para hacer reír al otro, es lo que nos incita a llamarnos o vernos. Luego, una vez que empieza el proceso de escritura, cada uno trabaja por separado. Como en un largo juego de ping-pong, nos enviamos el guión el uno al otro. Yo escribo el primer borrador y se lo mando. El escribe el segundo y yo el tercero y así hasta que empieza el rodaje. Un guión siempre está modificándose. La palabra FIN no existe en la escritura.

La puesta en escena de esta película resulta menos barroca que las anteriores....
.- Seguramente. De por sí, es una película exuberante. Durante la fase de pre-producción, noté un exceso visual en los escenarios, el vestuario y en la cantidad de actores requeridos para contar la historia. Cuando empecé a dirigirla, decidí distanciarme de todo esto. Pensé que la dirección debía simplemente acompañar toda esta densidad.

En ciertos aspectos, la película podría titularse “Sorrentino Roma”. La idea de usar el planteamiento de 'La dolce vita' como arranque, ¿resultó clave para estructurar la película? Porque igual que en la de Fellini, el protagonista de esta película, es esencialmente un observador...
.- Suelo utilizar la estructura narrativa que mejor encaje con la historia. Lo mismo ocurrió con Las Consecuencias del Amor y Un Lugar donde quedarse. El protagonista es, ante todo, un observador del mundo exterior y se convierte en la razón de ser de la historia. A través de una serie de giros incidentales y a veces ligados al destino, el protagonista se somete a un viaje personal. Lo tuve que hacer así porque el núcleo de la película era un gran entramado de hechos, personajes y anécdotas que giraban en torno a Roma. 'Roma' y 'La dolce vita' son películas que no puedes ignorar cuando haces una película como esta. Son dos obras maestras y la regla de oro es verlas, no imitarlas. Yo intenté ceñirme a eso. Es verdad que las obras maestras transforman la forma en la que sentimos o percibimos las cosas. Nos condicionan. Por lo tanto no puedo negar que esas películas me hayan influenciado y guiado a la hora de hacer La Gran Belleza. Solo espero que me hayan guiado en la dirección adecuada.

El hecho de que el protagonista, interpretado por Toni Servillo, sea mayor que el personaje de Marcello Mastroianni, cambia la naturaleza de la historia. Existe una mayor desilusión ante su compatibilidad con la creatividad...
.- En el sentido más artístico, los escritores tienen el deseo constante de incluir su propia biografía en sus obras. Pero si esa biografía – como es el caso de Jep Gambardella – está permanentemente a la deriva, camino a la superficialidad de la alta sociedad, del cotilleo inútil e insignificante – entonces incluirla resulta imposible. Por eso, el protagonista cita constantemente a Flaubert. Mientras, para Gambardella, los años pasan y el origen de su desesperación se encuentra en las consecuencias de envejecer. Se le acaba el tiempo, tiene menos energía y siente que la felicidad desaparece o que jamás existió. Su placer ha quedado reducido a un mecanismo que, por su propia naturaleza, contradice los principios del placer. Lo único que le queda es la nostalgia de la inocencia que quizás él asocia con otra cosa, algo muy diferente a su propia experiencia: la beatitud.

El personaje del cardenal que no piensa en otra cosa que probar recetas culinarias, ¿es una crítica a la iglesia?...
.- Es una crítica a la propagación de la cultura gastronómica. Parece que no podemos hablar de otra cosa. La arrogancia que tenemos al imponer este tema en cualquier conversación, me resulta tiránica e irritante. Por eso, como burla, quise enseñar cómo ha llegado este tema a los lugares más insospechados, hasta los espirituales.

La espléndida fotografía de Luca Bigazzi se hace eco del trabajo en blanco y negro de Otello Martelli...
.- Mi relación con Bigazzi ha sido larga y duradera. Me fío totalmente de él y afortunadamente nos entendemos sin tener que hablar. Suelo darle el guión y le dejo que lo interprete y piense en términos de la iluminación. El sabe que a mi me gusta probar cosas nuevas y descubrir caminos inexplorados en lugar de volver a lo ya conocido. Él es igual que yo en ese sentido. Prefiero que me sorprenda, no decirle lo que quiero.

En la película, existen alusiones a Flaubert y su sentido de la nada...
.- El gran escritor y director Mario Soldati decía que Roma, por razones obvias, es, más que ninguna otra capital, la que mejor comunica el sentido de la eternidad. Soldati también se preguntaba ¿cual es el sentido de la eternidad sino el sentido de la nada?

'La gran belleza' nos recuerda a 'La terraza' de Ettore Scola, con su chismorreo interminable en la terraza del escritor...
.- Si. El parloteo, el recurso del rumor, la habilidad proverbial de demostrar maldad hasta con los amigos más cercanos, el desencanto y el cinismo entre la burguesía romana – todo esto lo he tomado prestado del universo de Scola. Por eso quise que apareciese en mi película y me conmovió verle tan emocionado. Al final de la proyección, no paraba de tocarme la cara y decir lo mucho que le gustaba la película. Para mí también fue emocionante porque, después de muchos años, me sentí de nuevo como un hijo.

La película, de manera más sutil, también hace guiños a otros directores...
.- Efectivamente. Es una película que está en deuda con el gran cine italiano de Scola, Fellini, Ferreri, Monicelli, etc.

La música original y la música de repertorio van mano a mano. ¿Cómo co-existen?...
.- Cuando pensaba en esta película – una mezcla inevitable de lo sagrado y lo profano, tal y como es Roma – se me ocurrió que las contradicciones de la ciudad y su capacidad para combinar milagrosamente lo sagrado y lo profano, tenían que reflejarse en la música. La idea de usar música sacra y música popular italiana me gustó desde el principio. En ese sentido, fue necesario usar música de repertorio.

La película cuenta con actores muy reconocidos en Italia, sobre todo Toni Servillo, con quien ha trabajado ya en cuatro ocasiones. Carlo Verdone, Sabrina Ferilloi, Isabella Ferrari, Iaia Forte, Serena Grande, Dario Cantarelli y Roberto Herlitzka también tienen su papel en la película, incluyendo uno más pequeño para Guilio Brogi...
.- Italia es una fuente inagotable de actores extraordinarios. Son todos muy diferentes y con distintos antecedentes. La mayoría de las veces trabajan en películas que no están a la altura de su potencial. Están siempre a la espera de buenos personajes. Desde ese punto de vista, disfruté contando con actores con los que ya había trabajado y otros, muy populares, como Carlo Verdone y Sabrina Ferilli, que normalmente hacen otro tipo de papel. Estaba seguro – y esto se confirmó durante el rodaje – que un buen actor puede hacer de todo. Dado el número considerable de personajes, también tuve la posibilidad de contar con actores con los que llevo mucho años deseando trabajar. Por ejemplo, con Dario Cantarelli, Roberto Herlitzka, Iaia Forte y Guilio Brogi. Siempre me gustó Brogi y por razones de ritmo, lamenté tener que sacrificar la larga escena en la que él aparece como personaje principal. Toni Servillo es un caso aparte. Es un actor al que le puedo pedir cualquier cosa porque es capaz de hacer todo lo que puedas imaginar y más. Seguiré a su lado siempre que pueda. No solo a nivel laboral sino a nivel personal. Llevamos muchos años forjado una amistad simpática, ligera y profunda a la vez.

La película comienza con una cita de Céline. Al evocar a ese escritor, hace alusión al concepto de la vida como un viaje hacia la muerte...
.- Si. Comparto ese mismo concepto de la vida. Pero esa cita de Céline, que es la primera frase de El Viaje del Fin de la Noche, es sobre todo una declaración de intenciones de la película. Viene a decir algo así como: existe la realidad pero todo está inventado. La invención es necesaria para conseguir la verdad. Puede parecer contradictorio pero no lo es. Fellini dijo: “¿El cine o la verdad?” Yo prefiero decir: “El cine de las mentiras.” Esa mentira es el alma del espectáculo. Lo que tiene que ser auténtico de verdad es la emoción al mirar o al expresarse.

logo radio directo


El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores)
INTERIOR DE UN CONVENTOEL CASTILLO DE METE Y SACA
 Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
CUERNOS CON SALSA PICANTELA SECRETARIA PRIVADA DE MI PADRE
Ver todas las comedias eróticas italianas

OSCARS 2021PREMIOS BAFTA
PREMIOS GOYA 2021
GLOBOS DE ORO 2021

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... CHARLIE CHAN

Criticas del pasado...

Crítica... LA BALADA DE NARAYAMACrítica... EL CORREDOR DE LA MUERTE Crítica... ESTE CUERPO NO ES EL MIO

NO-DO. Noticiario español...

NO-DO. Archivos del noticiario español
Disponible el nº 20

Ver todos los NO-DO