Fichas de peliculas
  • Registro
MATRIX RESURRECTIONS
INFORMACIÓN
Titulo original: Matrix Resurrections
Año Producción: 2021
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 148 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Acción, Ciencia ficción
Director: Lana Wachowski
Guión: David Mitchell, Aleksandar Hemon, Lana Wachowsky. Basados en los personajes creados por Lilly Wachowski, Lana Wachowski
Fotografía: John Toll, Daniele Massaccesi
Música: Johnny Klimek, Tom Tykwer
FECHA DE ESTRENO
España: 22 Diciembre 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

En un mundo de dos realidades, la vida cotidiana y lo que se esconde detrás de ella, Thomas Anderson tendrá que optar por seguir al conejo blanco una vez más. La elección, aunque es una ilusión, sigue siendo la única forma de entrar o salir de Matrix, que es más fuerte, más segura y más peligrosa que nunca...

INTÉRPRETES

KEANU REEVES, CARRIE-ANNE MOSS, CHRISTINA RICCI, JESSICA HENWICK, PRYANKA CHOPRA JONAS, JONATHAN GROFF, ELLEN HOLLMAN, JADA PINKETT.SMITH, NEIL PATRICK HARRIS, LAMBERT WILSON, DANIEL BERNHARDT

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS:

    Matrix (1999)

    Matrix reloaded (2002)

    Matrix revolutions (2003)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

PREGUNTAS Y RESPUESTAS. LANA WACHOWSKI...
Volviendo a "Matrix”:
Todo mi arte proviene de este lugar emocional. Pienso en las cosas de manera intelectual, pero todo está guiado por esta emoción. Este deseo de decir algo sobre mi corazón al corazón de otras personas. Y eso se fue haciendo cada vez más claro a lo largo de mi carrera. En el plano artístico, “El atlas de las nubes” fue un verdadero avance para mí, y luego “Sense 8: La creación del mundo” fue con toda seguridad la cosa más autobiográfica que haya hecho -soy verdaderamente yo. Y quería llevar ese mismo corazón a la trilogía. Que la trilogía es un amor realmente hermoso; la lucha de los seres humanos y el significado de nuestras vidas... todo está ahí. Luchaba con todo eso cuando era joven. Pero quería que este yo más mayor, este corazón más mayor, formara parte de “La trilogía de Matrix”. Esa es una de las razones por las que quería volver.

Por qué este era el momento adecuado:
Después de que termináramos “Sense8: La creación del mundo”, que fue una experiencia increíble, nos dio la impresión de que habíamos terminado. Lily tampoco quería seguir haciendo películas, y decidimos que, por ahora, ese sería el final. Después nuestros padres se enfermaron. Mi esposa y yo volvimos a Chicago, nos mudamos con ellos y los cuidamos durante los últimos meses de sus vidas. Una noche, me desperté y tenía un gran dolor. Mientras experimentaba el dolor que me causaba la muerte de mis padres, mi cerebro se puso a imaginar una historia que fuera relajante. Y de repente, una noche mi cerebro se puso a resucitar a estos dos personajes que estaban muertos y les dio vida. Me refiero a Neo y Trinity. Me desperté con esa idea, reaccioné, bajé las escaleras y empecé a escribir.

Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss:
Es maravilloso ver a Keanu y Carrie en esta película. Tienen la edad perfecta para hacer esto ahora. Tenemos la edad perfecta. Todo encaja. Y Keanu está en la edad límite porque si fuera mucho más mayor, no sería posible. Y si fuera mucho más joven, no tendría tanto peso y credibilidad. Pero, como dice en su diálogo: "Siento que nada de lo que he hecho en mi vida tiene importancia". Son preguntas con las que estamos lidiando y sobre las que reflexionamos. Cuando llegas a la siguiente parte de tu vida empiezas a centrarte en preguntas como “¿Qué es real?" Y lo que importa se vuelve cada vez más fino. Y ves cómo ambos reflejan esta situación, y es algo que solo es posible por el tiempo que ha pasado. Carrie aportó un nivel completamente nuevo; era valiente y atrevida durante la primera trilogía, pero lo ha llevado a otro nivel. Ahora es sencillamente extraordinaria. Y, por supuesto, quiero a Keanu. Quería vivir otra experiencia con él, ver qué pasaba con él con esta nueva narrativa.

Keanu y Carrie-Anne y sus acrobacias:
Ver a Keanu y a Carrie hacer sus propias acrobacias en "Matrix" fue muy estimulante. En esa época no era nada habitual. Ahora todo el mundo lo hace, pero entonces nadie lo hacía. Y ese realismo supo llegar a los corazones y a los cuerpos de la gente que fue capaz de experimentarlo. Así que quería que hablara de eso, algo simbólico. Y les dije a los dos que quería hacer una secuencia en la que están en lo alto de un edificio, se cogen de la mano, corren a toda velocidad y saltan juntos desde un rascacielos. Y quería que fuera con la luz del sol perfecta, en el momento perfecto. Y además que pareciera totalmente real.
Y dije: “En ese momento el miedo no puede existir. Se trata de otra cosa”. Así que construimos una plataforma diminuta, y ellos saltaron y aprendieron. Construimos cada vez más alto y luego más alto. Fue un entrenamiento para sus corazones y sus mentes. Había demasiada energía así que nada podía detenernos. Pero después el tiempo se complicó. Solo teníamos unas pequeñas ventanas para saltar. Así que teníamos que escalar esa montaña todas las noches, alrededor de las 3:00 de la mañana. Pusimos todo en esos elevadores; los miembros del equipo tuvieron que cargar con todo, ¡pobres¡ Y luego nos limitamos a esperar. Pero subimos hasta allí como si fuera una vigilia, una peregrinación a ese rascacielos. Y seguimos pensando: "Por favor, por favor, por favor…”

Los colaboradores se reunieron para hacer “Matrix Resurrections”:
Fue un acontecimiento trágico lo que me incitó a volver. Quería tener a los amigos a mi alrededor, y el productor James McTeigue fue una de las primeras personas a las que llamé, y estoy muy agradecida que dijera que sí. Es por eso por lo que ambos queríamos volver: porque hacer “Matrix” cambió nuestras vidas y nos enseñó algo realmente profundo sobre la manera de hacer arte. Hacer arte es transformador. Si le pones el corazón y te entregas al máximo, te cambia. Así que queríamos volver al final y tener este testimonio de lo que hemos aprendido. Y todo eso está en esta película. Desarrollé este nuevo estilo de filmar durante “Sense 8” - [los directores de fotografía] John Toll y Daniele Massaccesi, y James, creamos todos juntos este estilo en el que soy súper flexible, un estilo de improvisación continua. El equipo es absolutamente increíble. Y luego, por supuesto, el brillante David Mitchell [guionista] lo resumió perfectamente: “No es un cuarto rectángulo en una serie de rectángulos; es más bien un rectángulo que abarca todos los rectángulos anteriores”.

La evolución de su manera de hacer cine:
Evolucioné como persona y como artista, y me siento cada vez más cómoda con la incertidumbre; lo cierto es que me ha empezado a gustar. Por ejemplo, el sol es la forma más incierta de iluminar una película. Es tan impredecible. Nunca sabes lo que el sol tiene preparado para ti. Nunca se sabe cómo va a rebotar, qué cosa cuántica mágica va a aportar a una imagen. Al principio el sol me aterrorizaba porque nunca sabes lo que va a hacer. Después conocí a John Toll y me enseñó a amar el sol. Y amar el sol me llevó a enamorarme de la incertidumbre. Cuando un actor aporta algo de magia a un momento, lo mismo que el sol, todos forman algo que no hubieras imaginado. Es una energía superior y para mí eso es tremendamente emocionante. Así que siempre estamos buscando, siempre estamos cambiando. James se incorporó al proyecto y se enamoró del mismo estilo. Todo el mundo coge una cámara para intentar captar ciertos momentos, para captar la belleza. El sol está resplandeciente y es perfecto durante 20 minutos. Entonces intentas rodar una escena de diálogo completa de seis páginas en esos pocos minutos. Lo haces casi en tiempo real, capturas tomas generales, tomas medias y primeros planos. Capturas todo lo que necesitas de esta manera improvisada. Y a eso es a lo que quería aferrarme para hacer “Matrix Resurrections”. En lugar de volver a ser precisa, quería aportar la energía de la improvisación.

Su colaboración con el compositor Tom Tykwer:
He tratado de incorporar algo más de mi vida a mi arte. Y más de mi arte a mi vida. He intentado unir ambas cosas. Y lo mejor de estar aquí [con el equipo] es que "Matrix" nos unió a todos. Fuimos a Australia a conocer a James [McTeigue] y nos hicimos amigos. Después Tom [Tykwer] estrenó "Lola" al mismo tiempo que salió "Matrix". Nos contamos que habíamos visto la película del otro y me habló de cómo le había afectado "Matrix”. Escuchó que estábamos buscando la música [para “Matrix Revolutions”] y nos reunimos para cenar. Fue amor a primera vista. Esta película nos unió, y después seguimos haciendo arte juntos, seguimos creciendo como personas y evolucionando como artistas. Fue maravilloso evolucionar como personas y artistas y hacerlo juntos. Hay personas que entran en tu vida y ya no puedes imaginar cómo serías si no hubieras conocido a esa persona. Eso es lo que siento por James y Tom. Fue una oportunidad para hacer algo hermoso y cerrar el círculo; esta narrativa nos unió para que todos volviéramos a estar juntos y contar otra parte de la historia.

En resumen:
Creo que la energía de "Matrix" ha marcado el tono de la carrera de Lily y de la mía. Siempre hemos buscado personas que crean que pueden intentar hacerlo todo de manera diferente, que no tienen por qué hacerlo de la manera habitual... que buscan algo que represente un desafío y que esté fuera de su zona de confort y de su campo de experiencia. Es lo que soy como ser humano y seguramente como artista: empujo a la gente a probar cosas que creyeron no ser capaces de hacer. Y puede que yo tampoco creyera que fuera capaz de hacerlo.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. KEANU REEVES...
Recibir la llamada:
Un día recibí un correo electrónico de Lana, “¿Qué tal estás? Estoy pensando en…” Y yo le dije: “¿¡Qué!?" Después tuvimos una conversación en la que ella me contó lo que le estaba sucediendo personalmente y qué la había llevado a contar una historia con "Matrix". Y me preguntó qué me parecía. “SÍ”. En estas películas, con Lana, es un "SÍ”.

Continuar con Neo y Trinity:
Cuando estábamos haciendo la primera “Matrix”, Lana y Lilly ha hablaban de la segunda película. Hablaban sobre ciertas secuencias que tenían en mente. Comprendí entonces que ya estaban pensando en esta parte de la historia en la primera película. Como actor, mi personaje tenía una meta maravillosa en la trilogía: era un personaje que unía el mundo real y Matrix, un equilibrio entre los mundos humanos y de máquinas... solo pedía paz. Lo que le sucedía a Thomas Anderson parecía como si esa parte de la historia estuviera contada.
Lana habló sobre contar otra historia que se centraba en Neo y Trinity, una historia de amor, y eso me pareció tremendamente interesante. Me pareció que era una unión perfecta. Al analizar el mundo de la codificación de Thomas Anderson surge la palabra "binario", elecciones que resultan singulares. Para mí, Trinity y Neo representan esa unión. Creo que se complementan muy bien tanto en su manera de pensar como en su energía. Yo me identifico con ellos. Cuando interpreto al personaje y trabajo con Carrie-Anne como Trinity, sucede algo que va más allá de mí mismo. Es algo grande... sea lo que sea eso, da la impresión de que están juntos en eso.

El guion:
Cuando leí "Matrix Resurrections", Morfeo no era el mismo Morfeo, Thomas Anderson no era el mismo Thomas Anderson y Trinity era Tiffany, era otra versión de una señal de alarma. Para Morfeo, el viaje que realiza el personaje es muy diferente, y la relación con Neo es realmente diferente. Lana ha escrito unos papeles muy ricos, y además contamos con actores como Yahya [Abdul-Mateen II], Jonathan [Groff].
Interpretan sus papeles con mucha seriedad pero también con humor. Crean estos personajes dentro de estos contextos; tienen un yo interior que es a la vez claro y oscuro... es genial verlos actual.

La evolución de la realizadora:
Voy a hablar de Lana, la realizadora con la que trabajé en la trilogía, de la Lana en "Matrix Resurrections..." En primer lugar, ha trabajado con [el director de fotografía] John Toll, que le enseñó algo sobre la luz natural. Mi experiencia [de la trilogía] fue con ella detrás de un monitor; ahora ella está delante, aunque también consulta el monitor. Su evolución como realizadora es extraordinaria. Ahora tenemos a una artista que está interesada en la luz natural, que quiere estar al lado de la cámara y que literalmente se conecta a la cámara y se convierte en otra cosa, algo que no había visto nunca. Hay una inmediatez que es muy diferente. Sigue habiendo la planificación de antes: planificar, ensayar, rodar. Pero ahora, es "estar listo... y ya”. Como le gusta decir a Lana, “aprendemos haciendo”, y ella lo sabe muy bien.

Reencontrarse con Carrie-Anne Moss:
Carrie-Anne y yo hemos seguido en contacto. Le han pasado muchas cosas a esta persona tan maravillosa. Cuando trabajé con ella por primera vez, no tenía tres hijos y un marido. Teníamos una rutina, algo así como "Buenos días", "Buenos días”. Luego, estirábamos, calentábamos y entrenábamos juntos. Ponía su música, aportaba la luz. Nos apoyábamos mutuamente, podíamos hablar de la vida mientras estábamos en la colchoneta. Le tengo mucho cariño a esa época que compartí con ella y ahora nos hemos vuelto a encontrar. Está diferente pero también está igual. En esencia sigue siendo la misma persona. Me ha encantado conocer a sus hijos, a su marido. Forman una familia fantástica. Actuar con ella, interpretar ese amor. Tenemos un par de escenas en las que Tiffany y Thomas toman un café; para nosotros, es tremendamente emotivo. No sé cómo no nos pusimos a llorar.

Sobre la lucha:
Fue muy emocionante pensar en cuál sería el personaje de artes marciales de Thomas Anderson, Neo, 20 años después. Está claro que no se parece en nada a "John Wick". Además, Lana quería asegurarse de que se fuera así, así que no hacemos proyecciones de judo. Nos trasladamos orgánicamente desde donde estaba el personaje antes. Ha sido absolutamente increíble. En esta película, tuve la oportunidad de volver a trabajar con Tiger Chen Hu; Trabajé con él en la trilogía. Hablar con él y entrenar fue muy emocionante para él. Hacíamos muchos estilos diferentes (RISAS). También tuve la oportunidad de trabajar con Eric Brown, que me entrena en “John Wick”. Fue genial contar con estas perspectivas orientales y occidentales. Sus conocimientos y su experiencia me ayudaron a la hora de intentar hacer estas cosas. Así que fue realmente interesante. Es diferente. Si tuviera que resumirlo diría que es un estilo duro y suave a la vez.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. CARRIE-ANNE MOSS...
La llamada:
Carrie-Anne Moss: Recibí un mensaje de texto de Lana que decía: “Soy Lana. Llámame cuando puedas”. La llamé desde el coche. Solo estábamos hablando y yo le dije: "Es genial saber de ti". Y luego ella dijo: "No te lo vas a creer, pero he escrito un guion”. Y me explicó cómo se inspiró para escribir “Matrix Resurrections”. Volví a casa y se lo conté a mi marido. Creo que empecé a llorar, estaba muy emocionada con la posibilidad de hacer una película. Pero aun así pensaba: “¿Se podrá hacer realidad?" Después, volé a San Francisco; hacía mucho tiempo que no veía a Keanu. No recuerdo quién más había. Obviamente, Lana y James, a los que tampoco había visto en mucho tiempo, e hicimos la lectura completa del guion. No lo había leído hasta ese momento y ni en un millón de años hubiera imaginado cómo sería mi personaje ni tampoco la historia en general. Porque había imaginado un millón de historias: “Me pregunto qué haría si pasara esto..." Terminamos la lectura y creo que estaba en estado de shock. Me llevó tiempo procesarlo todo. Y, por supuesto también era muy personal. Lo procesé durante mucho tiempo. De hecho, todavía lo estoy procesando. Volver a estar aquí es genial.

Volviendo a Matrix:
A veces me sentía en otro mundo, como en un sueño, porque ha sido una experiencia increíble: me pellizcaba y no me podía creer lo que estaba sucediendo. Comprender que estaba haciendo algo tan especial, como hace veinte y tantos años, y volverlo a hacer ahora... La verdad es que es algo que no sucede muy a menudo. Estar aquí de nuevo, tener otra oportunidad, con todo lo que hemos crecido todos desde entonces... lo que hemos cambiado... es realmente increíble. Es un gran regalo. Ojalá todas las personas pudieran vivir en una situación creativa que les exigiera tanto, pero que, al mismo tiempo contara con todo el apoyo para hacerlo. Ese es el regalo para mí. Esa es Trinity, ¿no? Esa es la Trinity transformadora. Por ejemplo, lo que era cuando tenía 30 años hasta ahora, 23 años después. Todo lo que he tenido que superar para interpretarla resumen casi todo lo que he amado y es lo que voy a volver a llevarme a mi vida.

Trabajando en la trilogía con Lana…:
Rodar la trilogía fue todo un desafío, conseguir que todo saliera bien... Absorberlo todo. En aquel entonces, podía escuchar a Lana dentro de mi cabeza. Es difícil de explicar, pero lo cierto es cuando interpretaba ese papel yo era una extensión de Lana. Siempre supe que quería estar al servicio de mis directores; no siempre sucede algo así, y no sé por qué sucede o por qué no. Pero tuve esa sensación como actriz en tres películas. Estaba entregada al servicio de una visión creativa. Nunca quise imponer mi criterio. No es que no tuviese una opinión y no quisiese exponerlo. Era una corriente entre nosotros lo que la creó a ella, lo que creó a Trinity.

Trabajar con Lana:
Resulta interesante, porque la forma en que trabaja Lana ahora es la forma en que me gusta trabajar. Me recuerda a estar en una clase de interpretación en la que tu profesor te lanza ideas. Me encanta ese tipo de gente. Exige mucha flexibilidad y estar completamente preparado para cualquier cosa y eso me encanta. En lo que se refiere a las peleas... la verdad es que no tengo un don natural para las artes marciales. Me aprendo estas rutinas como si se tratara de un baile. Intento ser flexible pero no domino ese arte. Así que tengo que seguir siendo flexible en mi mente, porque de repente todo cambia: se pasa de A a C, pero yo he aprendido a ir de A, a B, a C y a D. Pero aprender a ser flexible es algo muy bueno. Recuerdo que me sentía como una madre con niños pequeños: vives en un lugar acogedor que se parece a un nido. Y después, cuando volvía al trabajo, casi se me había olvidado como se habla a la gente porque llevaba muchos años hablando con gente pequeña. Tenía miedo de salir de mi pequeño mundo porque me sentía muy a gusto con mi vida. Pero salir de mi zona de confort fue algo extraordinario para mí, y este proyecto me estaba sacando de mi zona de confort a un nivel completamente diferente. De hecho, me ha convertido en mejor madre porque estoy haciendo espacio para que mis hijos salgan de sus zonas de confort, algo que no le gusta hacer a una madre. Quieres mantenerlos a salvo y cerca de ti. Se trata de que el arte imita a la vida. La vida imita al arte y eso es lo que estábamos haciendo. Lana quiere que hagamos eso y sólo quiere hacerlo de esa manera. Es maravilloso formar parte de eso.

Trabajar con Keanu:
He trabajado con muchos actores maravillosos y he tenido muchas experiencias de trabajo increíbles, pero trabajar con Keanu me hace sentir como en casa. No importa si no hemos hablado o si no he hecho una escena con él desde hace semanas. Pero luego viene y aporta las circunstancias, y surge la magia. A veces resulta abrumador porque compartimos mucho pasado. Hay una amistad muy profunda entre nosotros, una amistad muy auténtica basada en el respeto, la integridad, la compasión y cuidarse el uno al otro. Es genial tener todo eso. Y a eso se añade todo lo que Lana crea para estos personajes y todo lo que nos gusta a ambos de estos personajes. Hubo algunos momentos en los que ambos nos echábamos a llorar porque es algo muy emotivo para nosotros, para Neo y Trinity. Nosotros amamos a esos personajes.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. YAHYA ABDUL-MATEEN II...
Ser elegido para interpretar a Morfeo:
Todo sucedió muy rápido. Estaba en otro set de rodaje y vi un artículo sobre la realización de otra película de “Matrix” y pensé: “Genial. Estoy deseando verla cuando salga”. Después recibí un correo electrónico donde me decían que podía ir a hacer una audición. Pasé una audición y una semana después recibí una llamada de Lana invitándome a incorporarme al equipo. Todavía me acuerdo de que estaba dando entrevistas en un hotel cuando recibí la llamada. Absolutamente surrealista. Fue un proceso de audición poco ortodoxo. Actuamos, interpretamos, pero lo importante era encajar. Nos sentamos y hablamos sobre quién era yo como persona, como artista, mi estilo de trabajo. Y hablamos sobre el estilo de trabajo de Lana. Daba la impresión de que no solo estaba intentando reunir un grupo de actores realmente buenos, sino un grupo que trabajara bien juntos, pasárselo bien juntos y sentirse como una familia. Y creo que eso es lo que ha conseguido. Pero todo fue muy rápido, desde el correo electrónico inicial hasta la llamada telefónica de felicitaciones.

El Morfeo de "Matrix Resurrections”:
Morfeo emprende un viaje para descubrir quién es y cuál es su papel en el mundo de Matrix. Es un personaje que está descubriendo sus poderes en el mundo y cuánto espacio tiene. Está tratando de vivir fuera del sitio que le habían adjudicado. Una de las cosas más interesantes de esta película es que hay muchos más personajes que emprenden viajes de autodescubrimiento, junto con Neo. Neo volverá a emprender ese viaje y lo mismo hará Trinity. Morfeo es otro de los personajes que también van a emprender un viaje de autodescubrimiento y renacimiento.
Para ser sincero, hay algunos aspectos sobre la complejidad de este Morfeo que no entiendo del todo (RISAS). Pero lo cierto es que funciona. Al igual que este trabajo, para mí es una declaración de principios. Se trata de decir "sí", creer y estar a la altura de las circunstancias. En la narración de "Matrix Resurrections", nos enfrentamos a un mundo muy complicado con múltiples posibilidades. Poder interpretar a este personaje, los diferentes mundos que habita es una aventura maravillosa. Es tremendamente interesante. Siempre supe que estaba en buenas manos con Lana. Y así es como abordé mi personaje.

“Matrix" como fenómeno cultural:
“Matrix” ha impregnado toda nuestra cultura desde que se estrenó. Creo que nunca ha desaparecido del todo, siempre ha estado ahí. El concepto de elegir que se contrapone a seguir ciegamente el camino que se supone que debemos tomar, la píldora roja en vez de la azul. Ese es un diálogo que se ha producido en nuestra cultura desde que salió la película. Sin olvidar la influencia en el vestuario, en las secuencias de acción, en cómo se rodó la película, gente que se inspira en los momentos culminantes de las películas. Sigue siendo relevante y espero que nuestra película continúe ese legado.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JESSICA HENWICK...
Conseguir el papel y conocer a Lana:
Lana y yo nunca debatimos sobre Bugs, mi personaje. Ni una vez. Cuando volé a Berlín para conocerla, solo hablamos de la vida y luego hicimos las escenas. Incluso cuando obtuve el papel, pensé: "Bueno, ahora nos sentaremos a hablar", pero nos pusimos a hablar sobre San Francisco y sobre cómo iba la vida. Nunca tuvimos ninguna conversación sobre el personaje. Fue como, "¡Lánzate y yo te guiaré y, con suerte, llegaremos al mismo sitio!" (Risas) Ella te pide que hagas tantas versiones diferentes que tienes que estar muy bien preparado. Eso te impide aferrarte al personaje (CHASQUEA LOS DEDOS CON FUERZA). No puedes aferrarte a los diálogos (CHASQUEA LOS DEDOS CON FUERZA), porque ella los cambia constantemente.
Está claro que es la directora más fascinante con la que he trabajado por su forma de dirigir en el set. Ella no corta las escenas. Hacemos tomas muy largas, de 20 o 30 minutos de una sola escena sin cortar. Me ha gustado porque de esa forma mantiene el ritmo del set y nos mantiene alerta: crees que solo está rodando planos generales, pero de repente gira la cámara y el primer plano eres tú. Tienes que estar alerta, dispuesto a dar el máximo todo el tiempo. Es una locura. Te da la impresión de que estás haciendo una película enorme como si fuera una guerrilla.

¿Quién es Bugs?:
Bugs es uno de nosotros. Bugs es una fan de Neo. Es una fan de Matrix. Eso es lo más increíble. A ella le encanta ver a Neo de la misma manera que el público quiere ver a Neo; tiene esas mismas ganas de verlo con su traje, diciendo esos diálogos tan increíbles. En la historia, Bugs tiene una fe ciega. Cree que Neo sigue vivo. Cree haberlo visto pero nadie la cree. Va con ese grupo tan heterogéneo y se ponen a buscarlo.

Trabajando con… Neo:
Me encanta trabajar con Keanu. Es adorable. Es como un sueño. El primer día que rodamos juntos en San Francisco, él solo tenía una línea. Era algo así como: “¿Cómo? o "¿Por qué?" Era una línea de una sola palabra. Pero, verlo allí con su traje, escuchar su voz... fue un momento increíblemente surrealista. La verdad es que no soy la típica groupie de los actores con los que trabajo o que conozco, pero en esta ocasión, me dije: "Dios mío. ¡Es Keanu Reeves!" (Risas)

Preparándose para la película:
Empecé a entrenar tres meses antes de que comenzara el rodaje; me he entrenado para otros proyectos, pero nada que ver con esta película. Ni siquiera empecé a aprenderme la coreografía hasta que entrené tres meses. Estaba aprendiendo cosas, pero no iban a salir en la película. Cuando empezamos, queríamos rendir homenaje a Kenshin, que es un personaje de manga japonés, que es muy rápido y ágil. Eso era lo que quería para Bugs, que fuera una especie de conejito, pegado al suelo, muy ágil, más rápido que todos los demás y más inteligente. Yo quería que ella peleara de manera muy inteligente. Eso supuso todo un desafío cuando llegamos al set, porque el lugar en el que estaba peleando era tan pequeño que no podía correr en círculos alrededor de nadie. Pero las acrobacias han sido una aventura fascinante y muy interesante. Te aprendías una rutina pero Lana trabaja de forma muy orgánica. Llegaba y se fijaba en la iluminación. Después miraba el espacio y decía, "Esto es lo que quiero que hagas", y podía ser algo completamente diferente de lo que habías pasado meses ensayando. Pero siempre era interesante.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JONATHAN GROFF...
Su misterioso proceso de casting:
Me llamó la directora de casting Carmen Cuba que es amiga mía. Me pidió que volara a San Francisco para hablar de un proyecto secreto. No me iba a decir lo que era a menos que estuviera dispuesta a viajar hasta allí. Y después dijo: “Es para 'Matrix'”. Y yo dije: "¿De qué puñetas hablas? Ella me contestó: “Hay un papel pero no sé si encaja contigo. Pero, tú y Lana tenéis que conoceros. Creo que vais a conectar muy bien”. Así que volé a San Francisco y nos conocimos en el hotel Fairmont. Ella parecía una artista, no solo una directora. No sé si eso tiene sentido. “Ven y siéntate”. Ella quería ser la primera en hablar. Su presencia impone. Su esposa Karin estaba allí y también su perro. Hablamos de cosas reales. De salir, del amor, de las relaciones. De lo mucho que San Francisco significaba para los dos. Me explicó por qué quería hacer “Matrix Resurrections”, como persona y como artista. Y luego leímos juntos el material de la audición. Fue muy diferente a cualquier otra experiencia de audición que haya tenido jamás.

Trabajar con Lana:
Hay muy pocos directores que tienen el tipo de visión que todo el mundo respalda. No quiere decir que no haya debates y colaboración. Por supuesto, ella es muy colaboradora, pero está a un nivel mental diferente, así que la apoyas al cien por cien. Ella me dijo: "El papel es tuyo". Y yo le contesté: "Bien". La parte lógica de mi cerebro decía: "Pero yo nunca he..." Nunca se me ha pasado por la cabeza darle un puñetazo a alguien y mucho menos pelearme mientras digo cosas dramáticas. Pensaba: “¿Voy a fingir que le doy una paliza a Keanu Reeves?" "¿Quién diablos soy yo para hacer eso?" (RISAS) Me parecía una auténtica locura. Luego, a medida que me metía en el papel, que leía más, que aprendía mis diálogos, que entrenaba, empecé a entender el mundo de “Matrix”. Y empecé a comprender de qué iba todo esto. Al principio me parecía que no iba conmigo. Luego empecé a pillar lo que ella intentaba hacer en ese momento y reaccioné. Había cosas que no entendía del todo pero las asimilé de manera primaria.

Hacer "Matrix Resurrections”:
Para mí, toda esta película, la pelea y la lluvia, va de que el cuerpo se impone sobre el cerebro. Era increíble, pero no le di muchas vueltas. Me limité a sentirlo, me apoyé en el estilo de rodar de Lana y en su manera de hacer las cosas. Así era como ella maneja el mundo, y me dejé llevar por su manera de pensar. Tener que aprender a pelear es algo muy físico, y tener que pelear con otras personas es un idioma diferente que no tiene que ver con hablar. Así que encontrar al personaje dentro de mi cuerpo fue absolutamente genial. Acabó siendo algo increíble.
Era tan genial que me sentí deprimido mientras sucedía. Me daba cuenta de que era una experiencia, un momento en el tiempo, algo temporal. Algo que iba a terminar. Pero, intenté vivir el momento y no pensar en que iba a terminar. Era trabajo. Pero "el trabajo" no parecía un trabajo, sino algo tremendamente creativo que estaba viviendo con alguien como Lana, con alguien tan increíble como Keanu. Poder aprender una nueva habilidad. Me sentía más vivo que nunca en el aspecto físico. Tan divertido, del material del que están hechos los sueños.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. NEIL PATRICK HARRIS...
Recibir el guion:
Me encantó el guion. Recuerdo que Lana me contó por qué quería hacer esta película. Había perdido a sus padres en muy poco tiempo y soñó con un ave fénix que surgía de las cenizas, con dos personas que volvían en busca de otra oportunidad para conectar. Me gustó mucho que me lo contara. Comprendí que hacía la película por una buena razón. Hundía sus raíces en algo real, y también me encanta todo el humor que hay en la película. Es una especie de meta-reflexión sobre las películas pasadas. Hay muchas cosas geniales y también hay guiños.

Formar parte de una película de acción:
Tengo una larguísima lista de deseos con cosas que quiero hacer en mi vida y ya he hecho muchas. De verdad. Empecé a hacer cumplir con mi lista de deseos cuando tenía 16 o 17 años. Y ahora tengo 47 años. He hecho puenting, he hecho paracaidismo. He hecho rafting en aguas bravas. He saltado con palos de pogo en neumáticos gigantes e hice una voltereta hacia atrás sobre ellos. He respirado fuego. Me he balanceado en trapecios. He trabajado en películas grandes y pequeñas, en comedias de situación, y en teatros pequeños y grandes, y he presentado muchas cosas. He hecho muchísimas cosas. Pero una cosa que no había hecho es una gran película de acción. Trabajé en "Starship Troopers. Las brigadas del espacio", que era una película de acción, pero todos disparaban armas y había peleas enormes que duraban semanas. Me llamaban y yo entraba con una extraña gabardina de cuero y decía: “Sí, todo marcha bien. Seguid adelante”. Y luego me iba a casa. Yo me decía: "La verdad es que no estoy en una película de acción. Solo estoy ahí”.
Así que tenía ganas de estar en una gran película de acción, con cables por todas partes, con armas, explosiones y números de acrobacias”. Y es lo que conseguí. Así que tuve que practicar y entrenar. Estaba en muy buena forma para hacer todas estas acrobacias. Lamentablemente, descubrí que a mi personaje solo le dan unos pocos puñetazos. Pero eso no me importó. Dije: "Quiero hacer mis propias acrobacias”. Me arrojaban contra una pared, "g-wha-kachaw", y yo decía "wha-boom", así que tuvimos que practicar mucho. Y dije: “Hazlo de nuevo. Otra vez. Volvamos atrás para volver a hacerlo. Quería estrellarme contra esa maldita pared”. Estaba muy metido en mi personaje. Hay otra secuencia en la que me golpean y salgo volando, y pensé: "Lo juro por Dios, si un doble aparece en el set pareciéndose a mí, listo para que lo cuelguen de esos cables, las fuerzas del infierno se desatarán. Así que voy a hacer esas malditas acrobacias. Firmaré un documento para exonerar de responsabilidad a la película. No me importa. Me he esforzado mucho para llegar hasta aquí, así que quiero hacer mis propias acrobacias”. Afortunadamente, creo que sabían cuánto me apasionaba este tema. No quería ser el actor que hace los primeros planos y luego se pasa a esa extraña toma en la que aparece un tipo que pesa 18 kilos más que yo para tirarse desde lo alto y luego salgo yo de pie. “Uff. Wow”. Eso es lo que hago cuando me tiro. Aparentemente. (RISAS)

Estar en Matrix:
El primer encuentro con Lana, volar a San Francisco, la mesa de lectura, rodar en San Francisco, ir a Berlín... todo ha sido como la maldita Matrix (RISAS). En mi mente, no estoy seguro de muchas cosas. Llevo 30 años trabajando como actor. Tengo un buen número de habilidades. Conozco mis zonas de confort, pero no solo mis zonas de confort en las que hago las cosas sin esfuerzo, sino también zonas de confort en las que sé que puedo brillar... y en esta ocasión, por alguna razón, me he estado muy inseguro sobre cómo iban las cosas mientras estaban sucediendo. (RISAS) No sé si esa era la intención, pero ha sido una experiencia mental interesante, algo que solo puede ocurrir con “Matrix”.

El impacto de "Matrix”:
Lo cierto es que el concepto de "Matrix" ha durado mucho, mucho más de los 20 años que lleva existiendo. La gente usa su terminología. Dice “¿Vas a tomar la pastilla roja?" en muchas situaciones diferentes. Creo que es un punto de referencia muy fuerte. Estaba fascinado con ver la película, pero aún más ver cómo la habían hecho. Me encanta ver el DVD del "making of" de la película, dónde estaban sus puntos de referencia, cómo eran los storyboards, cómo se crearon nuevas tecnologías mientras hacían la película. Me pareció interesantísimo. Lo vi cómo un alumno al que le interesa aprender todo el proceso.


PREGUNTAS Y RESPUESTA. PRIYANKA CHOPRA JONAS...
Conocer a Lana:
Creo que el proceso me intimidó más que cualquier otro trabajo que había hecho hasta ese momento. Y eso que llevo 20 años en este negocio. Creo que lo más difícil fue que, a pesar de que intenté comprender todo lo posible del universo de "Matrix", no había forma de entenderlo por completo. Pero en realidad fue algo liberador, porque sabía que no estaba obligada a entenderlo. Lana me llevaría a donde tuviera que ir.
Recuerdo la primera vez que me senté frente a ella y James [McTeigue]. Estábamos en San Francisco y yo había volado desde la India. Fue un vuelo nocturno, solo para esa reunión. Recuerdo que entré en la habitación. Justo antes había vuelto a echarle un vistazo a "Matrix", por si acaso alguien me preguntaba algo. Tengo que reconocer que estaba estresada. Pero me armé de valor, entré y hablé con ella. Su presencia es increíble. No solo te habla con amabilidad es que te fascinan las palabras que salen de su boca. Y estaba embelesada. Cuando habló de la película, del paisaje, de mi personaje, de mí, caí rendida. Y me intimidó de una manera extremadamente estimulante. Estoy muy agradecida de que me diera esta oportunidad.

Rodaje:
Tengo muchos diálogos, mucha verborrea y no son fáciles de decir. Pero, debido a la forma en que estábamos rodando, tuve que decir todos mis diálogos de la película en dos horas. Todos, porque se rodó en una sola puesta de sol. También estaban Keanu, Yahya, Jessica. Todos ellos estaban a mi alrededor. Creo que lo solté todo de una vez porque me pareció que era la única forma de lidiar con la escena. Sentí una presión enorme porque había que terminarlo todo en una sola localización antes de pasar a la pantalla verde. Pero cuando terminé me sentí muy orgullosa de mí misma.

“Matrix" como punto de referencia:
“Matrix" es un mundo muy complicado. Está claro que nadie lo entenderá nunca como lo hace Lana. Cada vez que ves las películas, aparece algo nuevo. Y cuando hablas con Lana sobre cómo creó ese mundo te quedas alucinado. Así que me siento inmensamente feliz por haber tenido la oportunidad de formar parte de “Matrix”.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JADA PINKETT SMITH...
Cómo ha cambiado Niobe:
Me encantó que Lana permitiera que Niobe fuera la mujer que manda en esta ciudad, a la que todos respetan. Para mí, Niobe es la Jefa Suprema. (RISAS)! Todos sus jóvenes soldados sienten un gran respeto por ella. Puede ser una pensadora y, debido a que no siempre tiene las aptitudes físicas que tuvo en el pasado, cuenta con la energía externa que le proporciona la generación más joven. En esa cultura ella es una anciana que me recordó a las culturas en África que, hasta el día de hoy, siguen sintiendo un inmenso respeto por sus mayores. Podríamos aplicarnos el cuento en Estados Unidos (RISAS).
Aunque es un soldado, una líder, creo que Niobe siempre ha tenido un lado tierno. Nunca olvidaré ese momento entre Morfeo y ella en la trilogía. Es solo un segundo pero se puede apreciar la faceta más femenina de ella, cierta calidez. Pero por encima de todo, ella ha sido un soldado y creo que en sus años de juventud eso estaba muy en la superficie. No tenía tiempo para sentir. Pero a medida que envejece, como nos pasa a todos nosotros, madura y aprende más sobre la vida. Ha comprendido que la vida trata sobre el amor, la vida son tus relaciones. No se trata solo de supervivencia. Una gran parte de sobrevivir es amar. Así que ha llegado a este punto. Y estoy segura de que Freya [que encarna a Telma Hopkins] ha tenido mucho que ver con esa faceta de ella. Creo que Freya le ayudó a abrir su corazón pero ella ya estaba lista para hacerlo.

“Matrix" como referente:
La gente me cuenta el impacto que ha tenido "Matrix" en sus vidas. He conocido a jóvenes que han realizado cursos universitarios sobre las filosofías y las ideas que vemos en “Matrix”. Ahora que mis hijos son mayores y después de haber visto las películas que plantean esas preguntas existenciales, diría que a mis hijos también les ha afectado la trilogía. Siguen disfrutando con las películas porque están llenas de conceptos muy profundos... se lo han pasado muy bien contándome ideas muy concretas así que tengo cierta información especial que viene de ellos (RISAS).

Representación:
Para Lana y Lilly, es el mundo en el que viven, y es lo que han mostrado... y lo cierto es que hablaban de esto antes de que se convirtiera en un tema de actualidad. Quiero dejarlo muy claro. Antes de que todo el mundo hablara de ello, Lana y Lilly nos enseñaron lo que era la diversidad y la inclusión... todo lo que tiene que ver con la edad, el origen étnico, la orientación sexual, el género... Para mí tienen mucho mérito porque fue una de las cosas que más me gustó de la trilogía. Abordaban temas que la industria no abordaba en esa época. Los mundos que crean reflejan el mundo en el que viven, el mundo que ven todos los días.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JAMES McTEIGUE (Productor)...
¿Por qué “Matrix Resurrections” ahora?:
Creo que los personajes han evolucionado y como realizadores también hemos evolucionado y este era el momento adecuado para contar esta historia. Nuestros 'yos' más jóvenes nunca podrían haber hecho esta película y eso nos llena de orgullo.

Colaborando, entonces y ahora:
Cuando nos conocimos y trabajamos en “Matrix”, fue como si dos filosofías piratas se encontraran y nuestro enfoque de la realización cinematográfica reflejara nuestras personalidades.
Lana y Lilly tenían una manera muy precisa de hacer cine, aunque nuestra amistad no era precisa. A medida que Lana y Lilly evolucionaron, nuestra relación también evolucionó. La faceta cinematográfica se volvió más libre, y eso se reflejó en nuestra amistad de una manera absolutamente maravillosa. Son unos socios y colaboradores increíbles y las películas y las series que hemos hecho juntos son la mejor prueba.
Durante este período de 23 años desde “Matrix” hasta “Matrix Resurrections”, nos hemos cruzado en nuestras vidas. Cada uno hace sus películas y sus series, y luego volvemos y hacemos películas juntos. Pero nunca hemos renunciado a la relación entre nosotros ni a nuestro arte. Por lo tanto, estoy agradecido de poder completar esta aventura que solo sucede una vez en la vida.

El estilo de rodar ha evolucionado:
El estilo de rodaje que empleamos en “Resurrections” es un estilo de improvisación que surgió en la serie “Sense8: La creación del mundo” y eso requiere experiencia. Creo que debes tener años de experiencia en la realización de películas para poder rodar la escena de una cena en 20 minutos mientras se pone el sol. Si le dieras esa escena a muchos realizadores, se quedarían aterrorizados. A nosotros nos entusiasmó. “Rodamos esto dentro de dos minutos, cuando la luz de fondo esté detrás de ellos, o nos colocamos en otro sitio?" Muchos directores se volverían locos intentando hacer una cosa así. Llevábamos años estudiando minuciosamente los planes de iluminación del escenario... Ahora, lo que estudias es el mapa de la ruta del sol. “¿Hacia dónde va el sol? ¿Dónde estará entre las 11:15 y las 11:18 am?”
A los que hacen películas de gran presupuesto les aterroriza este enfoque y se nota. Ahora, todas las películas que han surgido de "Matrix" se ruedan en una caja verde. Lo que hicimos nosotros hace 20 años, ellos lo hacen ahora. También se ha convertido en esta estética falsa que la gente está obligada a aceptar. Creo que el aspecto de este Matrix sorprenderá a los espectadores.
Lana dice: “Hace 20 años que la gente me dice qué es 'Matrix'. Yo soy la persona que lo creó, y este es el aspecto que tiene ahora.’”
Creo que una de las cosas más divertidas de "Matrix" es que funciona a un nivel diferente al de casi todas las películas. Funciona más como una pieza musical donde todos aportan su interpretación a lo que es "Matrix".
Cada uno puede tener su propia interpretación, ¡pero nosotros también podemos jugar con ella!


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. GRANT HILL (productor)...
El guion:
La primera vez que hablamos del guion, estábamos en la casa de Lana y Karin. Todo el mundo había leído el guion y hablábamos de cómo funcionaba. Pero lo cierto es que todo el mundo se quedó colgado del guion en cuanto lo leyó. Supimos inmediatamente que el guion estaba intrincadamente unido a la primera película, pero también se distanciaba. Era el estilo de la narrativa. Me resulta difícil explicarlo. Nunca había leído nada parecido. Lo cierto es que nadie había hecho notas en el guion. Lo leímos y al final todos dijimos: “Wow. Esto es nuevo. Esto es precioso”. Nos pareció que sería algo que la gente querría, que la gente podría necesitar.
Más tarde, después de trabajar en él, comprendimos lo maravillosa que es la película. Me gusta todo de ella. Me encanta el humor. La suavidad. Me encanta la forma en que Lana ha construido el aspecto y el alma y cómo logran establecer un vínculo con las películas anteriores, pero también te llevan al futuro. A lo largo del camino, aborda algunos problemas que le interesan mucho a ella. Me atrapó desde el principio y siguió construyéndose a medida que trabajábamos. Tiene alma.

Preparación en San Francisco:
Al principio de la producción, nos dimos cuenta de que había muchas localizaciones en muchos sitios. Y empezamos a comprender el trabajo que conlleva todo eso: obtener permisos, asegurar los edificios, mover tranvías. Abríamos todas esas puertas y después otras se cerraban. Lana vino a una reunión en la que también estaba el equipo de localizaciones para hablar sobre San Francisco. “¿Por qué no tenemos esto?" Nos explicaron lo que habían planeado y Lana preguntó: “¿Nos hemos puesto en contacto con la alcaldesa? Porque es lo que deberíamos hacer”.
Me llevó tiempo lograr una cita para reunirnos con ella. Subimos las escaleras, entramos en este hermoso edificio y ella salió. Dos fuerzas de la naturaleza en una habitación, una gran habitación de roble de unos 18 metros de alto. Ella y Lana se entendieron muy bien. La alcaldesa dijo que era fan de "Matrix", y también bromeó diciendo que le encantaría tener un papel en la película... Lana le explicó muy bien las ventajas que conllevaba rodar la película en San Francisco, y que no se trataba solo del dinero. De hecho, ni siquiera se habló de temas financieros. Hablamos y nos reímos y, en unos 10 minutos, todo estaba resuelto. [La alcaldesa London Breed aparece como Calíope en la película.]

Logística de los saltos/acrobacias:
La logística fue extraordinaria, con muchos niveles diferentes. La primera pregunta que nos planteamos fue: "¿Podemos hacerlo? ¿Podemos hacer un plan de viabilidad para ver si se puede hacer? Luego pasamos a los síes y a los noes y después al siguiente nivel. ¿Dónde podría desarrollarse? Había que buscar posibles localizaciones y empezar a trabajar en ellas. Y seguir avanzando. Al mismo tiempo, había que poner en marcha un lugar para realizar los entrenamientos. Seguimos avanzando en todos los frentes, casi como un ejercicio militar. Había que asegurar todos los edificios. Trabajar con todo el personal técnico, las acrobacias, los controles de seguridad, para que todos estuvieran a salvo durante el rodaje. Y todo eso lleva mucho tiempo. Luego, nos pusimos a tender cables entre dos edificios de San Francisco. Ya habíamos llegado muy lejos. Tuvimos que probar mucho. Hacer muchas pruebas. Había que colocar sacos de arena y luego traer al equipo de especialistas. No había elevadores grandes así que los hicimos pieza a pieza. Había que desarmarlos, subirlos, colocarlos, volver a desarmarlos, bajarlos. Y eso todos los días. Dicho esto, los especialistas estuvieron fantásticos.
Y mientras sucedía todo eso, llegamos al siguiente desafío: había que colocar un helicóptero en el edificio, pero el edificio solo tenía medio techo. ¿Qué podíamos hacer? Colocamos una plataforma en el edificio. Y todo esto conlleva muchísimas horas de preparación, muchas medidas de seguridad... Pero había que seguir adelante. Había escombros cayendo, persecuciones en coche, acrobacias en el medio de la ciudad... Tuvimos que cerrar algunas manzanas de edificios…
Todo lo que puedo decir es que fue increíblemente interesante (RISAS). Y lo logramos gracias al increíble trabajo de un gran grupo de personas absolutamente geniales.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. DAVID MITCHELL Y ALEKSANDAR HEMON (Coguionistas)
El viaje:
David Mitchell: Para mí, el viaje entre “Sense8: La creación del mundo” y “Matrix Resurrections” fue un viaje con escalas. Ambos proyectos implicaban mundos y personajes “pre-realizados”. Y Lana nos invitó a Aleksander Hemon (alias Sasha) y a mí a habitarlos, animarlos y ampliarlos. Ambos proyectos implicaban una colaboración creativa con amigos que poseen diferentes fortalezas narrativas. Sin embargo, mientras que "Sense8: La creación del mundo” tiene un alcance y una sensibilidad bastante globales, el universo de "Matrix" es global y mítico, generacional y está incrustado en la cultura popular. Las escenas de la Trilogía están grabadas en las mentes de millones de personas y forman parte de sus recuerdos. Este hecho tiene densidad y ocupa un asiento en la habitación donde trabaja el guionista. Es un aliado, no un obstáculo, pero siempre está ahí.

Génesis:
Aleksandar Hemon: David se había mudado a Chicago durante dos meses cuando estábamos escribiendo el final de “Sense8: La creación del mundo”. Así que a Lana y a mí nos tocó ir a Irlanda, donde vive David. Nos llevamos a nuestras familias y aterrizamos en West Cork en un hotel encantador que, aunque tenía algunos huéspedes, había cerrado. Era como el escenario de “El resplandor”, salvo que Johnny no estaba y ninguno de nosotros se volvió loco (RISAS). Nos levantábamos por la mañana e íbamos a la sala de conferencias y hablábamos de Matrix. En algún momento, empezamos a utilizar el proceso que aplicamos con “Sense8: La creación del mundo”: escribíamos puntos de la trama en tarjetas y las colocábamos en la mesa. Esa manera de trabajar me encanta. Soy bastante mayor y empecé a escribir con bolígrafos, así que te ensucias las manos y los dedos. Cuando escribes en el ordenador, tus dedos son solo tus dedos. Pero Lana y David escriben notas (mi letra es demasiado rara) en tarjetas, las colocan y van organizando los puntos de la trama. Llegó un momento en el que la primera fase del proyecto era una mesa cubierta con tres o cuatro tarjetas de notas de colores, de diferentes colores con las diferentes etapas de la trama. Después compartíamos esas tarjetas y yo decía: "Cojo una tarjeta que va de aquí a allí y escribo esta sección”. Así que nos dividíamos las tarjetas y basándonos en nuestra pequeña pila, escribiríamos.
Como tenemos estilos tremendamente diferentes, no solo en términos de lenguaje, sino también en la manera de hacer un guion, la primera versión tenía unas 160 páginas, una mezcla de estilos e ideas diferentes. Un lío increíble. Lo llamamos el montaje de los guionistas (RISAS). Unas semanas después de nuestra estancia en West Cork, nos reunimos en la casa de Lana y Karin en San Francisco; durante ese tiempo, Lana había estado trabajando en la manera de aunar los diferentes estilos e ideas. Así que todavía era un montaje bastante primitivo. Seguimos trabajando en esa etapa del proceso. Después llegó Keanu y repasamos el guion con él. Luego trabajamos un poco más, abordando sus preguntas y sugerencias. Terminamos, y el estudio dio luz verde al guion. Me encantó ese proceso de fermentación, la forma en que fueron evolucionando las ideas y cómo todo fue adquiriendo cada vez más sustancia. Me gustó muchísimo.

El proceso y El Pit:
David Mitchell: The Pit es el nombre que se coló misteriosamente en el equipo de guionistas de Lana, Aleksander (alias Sasha) y yo, además de otros colaboradores en diferentes momentos. Como novelistas, Sasha y yo nos convertimos en autócratas que decidíamos todas las cosas grandes y pequeñas de nuestras narrativas. Escribir guiones de forma colaborativa, como su nombre indica, exige negociación, compromiso y diplomacia. La idea de este tercero, El Pit, ayuda a que las rosas del jardín florezcan y sigan floreciendo. En lugar de declarar: "Bueno, yo creo que deberíamos hacer esto porque tu idea es bla, bla, bla”, decíamos: “Me gustaría poner esta idea en El Pit para darle una vuelta…” En lugar de decir: “¡Pero ayer, estabas diciendo todo lo contrario!”, optábamos por: "Hmm, noto que El Pit ha cambiado un poco de posición..." Esto suena a que estábamos jugando con las palabras y es cierto, pero en las palabras es donde se ponen de manifiesto las relaciones. Los pronombres se vuelven posesivos y acusativos. Las oraciones que comienzan con "Pero" vienen cargadas de un rapapolvo. Una interrupción es un micro-insulto. El Pit sugiere algunas reglas que rigen la forma en que expresamos nuestros puntos de vista y, al ceñirse a ellas, tenemos buenas sesiones de escritura, llenas de buenas ideas y humor.
Creo que las tarjetas codificadas por colores son bastante estándar. Los guiones están hechos de ideas (muchas ideas) sobre personajes, diálogos, tramas, temas o simplemente "partes guay" (para darles su nombre técnico). El color de la tarjeta indica el tipo de idea o su ubicación en el guion, dependiendo de la etapa de desarrollo en la que nos encontremos. Es una versión de “un lugar para todo y todo en el lugar que le corresponde”.

Entrando en Matrix:
Aleksandar Hemon: David y yo no solo llegamos a un mundo previamente existente, sino a un mundo que estaba creado hasta el más mínimo detalle. Había visto las películas mucho antes de conocer a Lana. Luego los volvimos a ver como preparación para escribir el guion. Pero, en nuestras conversaciones con Lana, David y yo descubrimos que ella y Lilly habían imaginado cosas que ni siquiera se mencionan en las películas, y mucho menos se ven. Así que hablamos muchísimo. A veces nos sentábamos y hablábamos de los detalles del mundo, las situaciones hipotéticas de ese mundo y cómo se desarrollarían si surgieran. Lana tenía en mente muchísimos conocimientos sobre Matrix y nosotros teníamos que absorberlos. Bueno, no todo. Eso es imposible, porque es interminable. (RISAS) Pero nos deteníamos en medio de una conversación en la que intercambiábamos ideas y luego David y yo seguíamos algunas líneas de investigación. ¿Y si pasara esto? ¿Qué tipo de mundo es este? ¿Qué es la física del mundo? Nos habíamos preparado viendo "Matrix", pero el cerebro tiene un límite a la hora de absorber las imágenes. Entonces, cuando una de las mentes que nos regaló la trilogía te cuenta todo hasta la letra pequeña (RISAS) sobre la historia y la totalidad del mundo de “Matrix”, es increíble. Ese fue uno de los grandes privilegios de participar en esta película.
Pensar que todo eso se pergeñó en la mente de Lana y se tradujo en bosquejos e ideas para David y para mí, resulta increíble. ¡Hemos llegado tan lejos! Ver como una idea imprecisa y abierta se hace realidad de repente, y además hasta el más mínimo detalle... es pura magia. Siempre lo es.
David Mitchell: Primero, me sentí honrado, porque es un honor. En segundo lugar, me sentí responsable. El adagio que dice que no puedes complacer a todo el mundo todo el tiempo es tan cierto para la escritura de guiones como para el gobierno, pero lo cierto es que nada en el guion de "Resurrections" surgió de forma casual: sopesamos cada palabra, cada decisión a cada nivel con el debido rigor y diligencia. En tercer lugar, me quedé alucinado con el mundo que Lana y Lilly habían creado juntas para “Trilogía de Matrix”, y que Lana me enseñó. Las películas son la punta de un iceberg más profundo y más real de lo que pensaba. En cuarto lugar, sentí esa alegría que experimentas cuando trabajas con amigos para construir algo más grande, más inteligente, más hermoso, más impactante en el plano emocional y más asombroso de lo que podrías construir por tu cuenta. Hay una quinta, sexta, séptima y octava razón, pero esto es suficiente por ahora.

¿Qué puede esperar el público?:
David Mitchell: Prefiero dejar que la película responda a esa pregunta pero: así como la trilogía de Lana y Lilly era una lente fruto de su tiempo, "Resurrections" es una lente que es fruto nuestro. Utiliza los años que han transcurrido entre la Trilogía y ahora como parte móvil. "Resurrections" no es "Más Matrix”. Más bien, envuelve la Trilogía y se expande fuera de ella. Le daré la última palabra a Keanu Reeves, al que El Pit describió la premisa y la trama, a través de Zoom, una tarde invernal desde un hotel en West Cork, Irlanda. El actor escuchó, asintió con la cabeza y dijo: "Lo tengo, estáis escribiendo un fractal”. El Sr. Reeves no estaba hablando por un micrófono, pero lo cierto es que sí se cayó un micrófono.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. DANIELE MASSACCESI y JOHN TOLL (Directores de fotografía)...
Trabajar con Lana:
Daniele Massaccesi: Trabajé en una unidad adicional en "Speed Racer”. Conocí a Lana y Lilly, y luego trabajé con ellas en “El atlas de las nubes”. También fue la primera vez que trabajaba con John [Toll]. Creo que tanto Lana como yo hemos cambiado nuestro estilo, se ha producido una evolución en la forma de contar historias. Investigamos e intentamos encontrar nuevas formas de expresión. Recuerdo que la primera parte de “El atlas de las nubes” discurría en un barco en mar abierto, trataba de un barco en rotación y el sol. Al principio, parecía que íbamos a perder el control. Pero nos encantó, porque lo que se obtiene con el sol, con lo natural, es algo incomparable. Luego, hubo más cambios entre “El atlas de las nubes” y la primera temporada de “Sense8: La creación del mundo”. Fue un gran paso adelante. Una gran parte discurrió en el set, sin estar planeado, sólo imaginábamos lo que quedaría bien sin pensarlo demasiado. Ir con la corriente o seguir un sentimiento. Tienes la impresión de que lo que sientes es correcto en ese momento, porque no siempre puedes predecir las cosas. Necesitas apoderarte de lo que haya en ese momento, sea lo que sea.
John Toll: Si Lana dice que conseguí que le "gustara el sol"; eso significa que me gustó mi enfoque de las secuencias exteriores diurnas. Antes de trabajar con ella, tenía bastante experiencia filmando películas con secuencias largas que se desarrollan en entornos exteriores. Salieron muy bien porque aprovechamos la posición del sol y el mejor momento del día. En cuanto al estilo de rodaje de “Resurrections”, creo que todo fue una extensión modificada de esta idea. De día o de noche, interior o exterior, intentamos aportar una iluminación que reforzara la historia, pero que se basaba en el "feeling" natural de los entornos en los que se encontraban los personajes.

Libertad para rodar:
Daniele Massaccesi: Utilizar una Steadicam nos dio libertad absoluta para colocar la cámara donde queríamos, siempre que necesitábamos seguir el flujo de la interpretación y de la acción. Para ir a donde la emoción te lleve. No estás encerrado en una dolly o en un raíl. Cuando trabajaba con Lana, ella me susurraba al oído y después nos movíamos para hacer lo que ella quería... todo sucedía muy rápidamente. No había mucho debate. Si todos tienen que saber lo que estamos haciendo, podría ser un problema porque llevaría mucho tiempo... pero la verdad es que funciona. Es efectivo y eficiente. Buscamos una manera de rodar que fuera más naturalista para que formara parte de todo el proceso humano, en lugar de hacer algo muy científico. A veces, era mejor no utilizar iluminación en una escena. Todo es natural y te da la sensación de que estás en un lugar real. Si se vuelve demasiado mecánico, artificial, a veces puede distraer tu atención de lo que deberías estar mirando: la interpretación, la narración, las emociones.

Superarse:
Daniele Massaccesi: Ha sido increíble intentar superarse en un proyecto como este y trabajar con Lana, que es tan creativa. Ella te empuja, te dice: “Probemos algo diferente. Probemos algo que sea más…” Cosas que probablemente no hubieras hecho tú solo, y se lo agradezco. Ella me empuja a ser valiente, porque de lo contrario, te encierras en tu zona de confort. Te limitas a hacer lo que sabes hacer y ya está. Pero trabajar con ella es como decir: “Vamos a por ello. Intentemos hacer algo nuevo”.
John Toll: Tener la oportunidad de participar en la extensión del mundo cinematográfico de “Matrix” fue una oportunidad absolutamente maravillosa. Lana había hecho storyboards muy exhaustivos y muy detallados para la mayoría de las secuencias con guion. Se basaban en el lenguaje visual del cine, en contraposición al lenguaje escrito. Esto me proporcionó información mucho más útil sobre sus ideas. Nunca tuve la sensación de "volver" a las películas anteriores. Siempre estábamos explorando nuevas ideas que se expresaban con imágenes, en lugar de palabras.

Pedigree:
John Toll: Siempre me pareció que Bill Pope ASC había hecho un excelente trabajo de fotografía en la trilogía. Por supuesto la estudió como referencia, pero nunca tuve la impresión de hacer una extensión de esa historia desde el punto de vista fotográfico. Para mí, la nueva película era más bien una respuesta a la pregunta: “¿Qué les había pasado?", y había que trasladar esa pregunta al plano visual. Los storyboards representan una base para las ideas visuales primarias de la nueva película.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. HUGH BATEUP y PETER WALPOLE (Diseñadores de producción)...
Nuestra historia juntos:
Hugh Bateup: Yo fui supervisor de la dirección de arte en "Reloaded" y "Revolutions", y empezamos esas películas en Los Ángeles con el diseñador de producción, Owen Paterson, y con Lana y Lilly. Ellos contaban con las mismas personas que habían trabajado en "Matrix", y luego añadieron otros 12 artistas conceptuales. Elaboramos conceptos durante seis meses, y Lana y Lilly son increíblemente precisas. Así que una vez que terminábamos con un concepto que habían aprobado y que había pasado por todo el proceso, sabíamos que eso era lo que íbamos a hacer. Así que teníamos montones de trabajo conceptual, todos colocados en la pared. Owen supervisaba todo el proceso de diseño del departamento de arte y mi trabajo consistía en ayudar al departamento y hacer que las cosas salieran adelante, se construyeran y se pintaran.
En "Matrix Resurrections", el proceso fue similar, ya que Lana quería pasar cinco meses diseñando la película; teníamos una oficina en el piso 48 de un edificio de San Francisco, donde teníamos a 12 artistas conceptuales, con algunos del mismo grupo, como Geof Darrow, Steve Skroce, George Hull. Lana quería que las nubes y la niebla desempeñaran un papel en el aspecto de la película, así que estábamos en las nubes con ventanas que daban a la ciudad y a la bahía. Cogimos a otros ocho a diez artistas, que trabajaron con nosotros en ese piso 48 o de forma remota, y elaboramos los conceptos de “Resurrections” durante cinco meses. Al principio, Lana quería que no se pareciera a la trilogía, y ese fue el camino que tomamos y terminamos el proceso del diseño conceptual de la película. Ellos se quedaron en San Francisco, y yo me fui a Berlín y puse en marcha el departamento de arte y volví a trabajar con personas con las que había colaborado durante años. Volvimos a colocar los conceptos en la pared: "Bien. Esto es lo que vamos a hacer”. El trabajo conceptual es, como dice su nombre, un trabajo conceptual, así que tienes que convertirlo en decorados. Pero una vez que Lana terminaba con el concepto, el resultado es lo que quería que apareciera en la película. Así es como trabajamos.

Incorporaciones:
Peter Walpole: Subirme a bordo fue increíblemente emocionante y bastante intimidante: Hugh había trabajado en la trilogía, así que, con la combinación de Lana y James McTeigue, todos tenían muchos más conocimientos sobre Matrix que yo. Pero creo que yo he aportado algo más, un enfoque nuevo a pesar de no haber trabajado en las tres películas anteriores. Pero sí que sabía cómo le gustaba trabajar a Lana. [Walpole ha colaborado en varios proyectos anteriores de Wachowski].
A veces, cuándo estás haciendo una película, sueles quedarte atrapado en el proceso general, pero en esta, te das cuenta de repente que es "Matrix”. ¡Es una experiencia alucinante!
Cuando salió el primer “Matrix”, mi hijo, Oliver, tenía la edad en la que los jóvenes veían la película una y otra vez. Tuvo ese efecto en ellos, lo que me lleva a creer que "Matrix" es una de las películas más icónicas jamás realizadas.
Hugh Bateup: "Matrix" fue con toda seguridad la mejor película en la que he trabajado, y continuó con "Reloaded" y "Revolutions”. Y ahora, 23 años después, volver y hacer esta película, es muy emocionante. Y me quedo corto.

Delineando el trabajo:
Peter Walpole: Cuando Lana estaba ensamblando sus ideas, todo el mundo pensaba que yo haría el Mundo de Matrix y Hugh haría el Mundo Real, debido a sus conocimientos de Zion en la Trilogía y lo que habían hecho en el pasado.
A Lana le gustó la idea de dos cerebros que pensaban de forma independiente en los dos mundos separados. Durante nuestro período de elaboración de los conceptos, primero se compartía el diseño con Lana y después con Hugh y conmigo. Así fue como repartimos el trabajo aunque ambos seguimos participando en el mundo del otro durante todo el proceso de realización de la película; no hubo una división norte-sur así que todo el proceso de diseño funcionó muy bien.
Durante el inicio de la producción, me quedé en San Francisco y Hugh se fue a Berlín, en Alemania. Teníamos dos departamentos de arte en pleno funcionamiento y gracias a que estamos en la era de la tecnología (RISAS), podíamos discutir muy rápidamente los diseños e ideas que Lana tenía, sobre cualquiera de los Mundos, mientras ella estaba ensayando o rodando. Lo veíamos como un portal de diseño entre los dos continentes.
A los dos nos gustaba pensar que Lana nos conocía muy bien y confiaba en nosotros. La clave estuvo en asegurarnos de que la comunicación fuera muy buena incluso cuando nos reuníamos todos en Berlín, donde el cruce de ideas y la comunicación seguían funcionando.
Hugh Bateup: La idea de Lana era que se trataba de una película de Matrix, pero no estaba intentando rehacer "Matrix”. A ella le gusta la idea de que en Matrix suceden muchas cosas. Así que, aunque algunas cosas me resultan familiares, se trata de una película nueva.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JOSEPH JETT SALLY (Editor)...
La cantidad de material:
Pasábamos de trabajar cinco horas al día en el extremo inferior a 15 horas al día. Y todo era maravilloso. Afortunadamente, el equipo estaba muy bien sincronizado y organizado. En los días en los que hacíamos 15 o 18 horas, la mayor parte a muchísima velocidad, lo que permite opciones ilimitadas, desde sincronización estándar hasta la cámara lenta y los efectos de cambios de humor... yo me dedicaba a verlo todo y a catalogar los momentos que me gustaban, momentos que creía que le gustarían a Lana. Quiero decir esos momentos en los que la iluminación es buena, el enfoque es bueno, los actores clavan la interpretación y todo queda perfecto.
Funcionamos de manera similar en "Sense8: La creación del mundo”. Tradicionalmente, la configuración consiste en plano general, plano medio o primer plano. En la realización de películas digitales, las cámaras siempre están en movimiento. Lana es muy buena. Cuando los actores están en un momento culminante sabe encontrar otro ángulo, dar un giro diferente a la interpretación o a los diálogos. Lo que empieza siendo una cosa termina siendo otra. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado, mirarlo todo muy bien y no perderte nada. Es gracioso, en "Sense8: La creación del mundo”, pensaba que sería genial trabajar en un largometraje de dos horas y media, en lugar de algo que se parecía a una película de 12 horas (RISAS). Pero este guion estaba muy bien pensado. Lana, David y Aleks hicieron un gran trabajo trasladando al papel todo lo que querían hacer y ahora lo están trasladando a la pantalla. Así que tenía un material increíble con el que trabajar. Puede resultar abrumador, pero a mí no me lo parece. Me encanta hacer rompecabezas. Y Lana lo sabe. A ella le gusta y siempre anima a todo el mundo a probar cosas nuevas. Así que lo que impacta un día es diferente al día siguiente. Sigues moldeando, esculpiendo hasta que encuentres la escena perfecta.

Montaje con música:
Normalmente, los montadores usan la música de otras películas, así que si hay un momento emotivo, usas una pista emotiva y así sucesivamente. Siempre coges prestadas otras músicas, por lo que muchas tienden a sonar como algo reciclado de otras películas. Cuando empecé a trabajar con "Sense8: La creación del mundo”, que compusieron Tom Tykwer y Johnny Klimek, leyeron el guion y dieron un montón de pistas basadas en lo que habían sentido. E hicieron lo mismo con esta película. Leyeron el guion. Hablaron con Lana que les dio sus notas e idearon unas 14 pistas: algunas emocionales, otras de acción, etc. De esta forma, el resultado es una pista mixta. En algunos casos, hicieron varias versiones de las pistas y luego nos dieron todas varias versiones de las señales y luego nos dan todas las fuentes de los sonidos: batería, percusión, cuerdas, bajo, piano. De esta forma yo utilizaba toda la mezcla durante el montaje; pero a menudo, eso no funcionaba del todo porque estaba demasiado lleno. Así que iba a las fuentes de los sonidos para poder reconstruir la pista.
A Lana le gusta mucho la música y eso es genial. Cuando empezó a trabajar conmigo modificamos mucho más las pistas. Así que cuando queríamos añadir una cuerda o una trompa en algún momento, lo hacíamos y al final reconstruimos toda la música. Luego se lo enseñábamos a Tom y a Johnny y ellos nos devolvían una maravillosa pieza de música con todos los instrumentos incorporados y empezábamos a montar de nuevo la película. Ha sido fascinante. Creo que todo el mundo debería trabajar de esta forma porque a nadie le gustan los sonidos reciclados. Es una manera sorprendente de trabajar.
Cuando leo un guion, tengo una imagen mental de cómo los actores interpretarán algo, el aspecto del set, cómo suena el entorno sonoro y también cómo sería la música. Cuando un compositor lee un guion, estoy seguro de que experimenta algo parecido. De esta forma, el compositor tiene la oportunidad de escribir su música sin escuchar nada de otra persona. Que Lana y yo tuviésemos la oportunidad de montar la película con la música original fue muy liberador. El problema del "amor temporal" se elimina, ya que no estamos escuchando las pistas de otro compositor. De esta manera, Tom y Johnny pueden escuchar su propia música, en lugar de pistas tomadas de las bandas sonoras de otros compositores.

Matrix contra el mundo:
Matrix es algo frío, rígido, genial, nítido, hiperrealista, como los videojuegos o el 4K. Todo está perfectamente delimitado. Cuando llegamos al mundo real, la iluminación se vuelve más cálida y los bordes más suaves. Cuando vemos a Thomas Anderson por primera vez, comienza a cuestionar cosas inmediatamente. Hay algo que no va bien. No se siente a gusto, está un poco desconectado.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. JOHNNY KLIMEK & TOM TYKWER (Compositores)...
Pre-composición:
Johnny Klimek: En “El atlas de las nubes”, introdujimos la idea de la pre-composición; la ventaja más importante es que nuestros directores no se dejan influenciar por la música temporal de otras personas sentadas en la mesa. Creo que pensaron que estábamos locos, pero una vez que empezamos a poner música sobre la mesa, Lana y Lilli decidieron que siempre lo harían así. Seguimos el mismo proceso en “Sense8: La creación del mundo”.
Como compositores, cuando utilizamos este método, tenemos la oportunidad de experimentar: probar cosas antes de pasarlas a la película. Podemos poner múltiples interpretaciones diferentes sobre la mesa y tener la mente abierta y considerarlas todas sin que estén filtradas a través de la lente de una música anterior.
En el caso de “Matrix Resurrections” pasamos varios meses trabajando en el material, construyendo los temas principales, arreglos alternativos y variantes electrónicas. Para cuando empezaron a trabajar en la mesa de edición, ya teníamos unas dos horas de música.
Esta vez tuvimos la oportunidad de trabajar estrechamente con los chicos hasta el final.
Nos divertimos mucho mezclando música electrónica con orquestaciones clásicas; la tecnología ha llegado tan lejos desde que comencé a componer música para el cine. En unos instantes, puedes hacer resampling en una sección de cuerda y que cambie totalmente... Es otra etapa de la experimentación.
Tom Tykwer: Como había tanta música disponible para el montaje, sólo utilizaron lo que habíamos pre-producido. Así que nunca te encontrabas de repente con una pista que no proviniera de la misma corriente de inspiración porque eso hubiera influenciado a todo el montaje. Eso no quiere decir que no fuéramos incorporando material extra, pero de esta forma todo tenía coherencia, como si fuera una sola creación. A menudo existe la impresión de que la música está colocada por encima de las imágenes o añadida mucho después: son potentes, pero están separadas, no conectadas. Intentamos evitar eso con todas nuestras fuerzas.

Volviendo a Matrix:
Tom Tykwer: Además de ser una maravilla, también es un legado. Creo que la "Trilogía de Matrix" es una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos. Esa es mi opinión. Es una música fantástica, y lo que es particularmente fantástico es que también fue, que yo sepa, una de las primeras, si no la primera, tal vez junto a “Corre, Lola, corre” (RISAS), banda sonora que ha implementado música electrónica y la ha conectado con música orquestal progresiva tardo-moderna. Y una gran orquesta, lo que significa música producida electrónicamente tremendamente intensa, de alto voltaje. Esa fusión era fresca y no se había hecho muy a menudo, al menos no en una película de esta envergadura. Soy hijo de eso. Digamos que “co-nací” con este movimiento. Cuando ese movimiento nació, yo era parte de él. Así que ahora se trataba de rendirle homenaje con la música. Sin embargo, lo que realmente queríamos hacer es liberarla un poco de sus patrones, de su esquematización y esto se aplicaba a todos los niveles de la película. Las otras películas tenían un marco estilístico diferente, un marco muy sólido. Esta tiene un marco más fluido. Da la impresión de que está abierta en todas las direcciones, y la música también debía reflejar esa sensación. Es más lúdica... más emocional, porque para mí, los personajes se identifican mucho más con la película. En esta película, se toma el legado y se lleva a otra parte y el resultado es una interesante dicotomía de ambas cosas. Tiene que ver con lo que era, pero después se reinventa en un lugar donde aún no ha estado. Ese era el desafío al que se enfrentó la música de esta película.

El siguiente nivel:
Tom Tykwer: Johnny y yo tenemos nuestro sistema de trabajo: leemos el guion, discutimos el guion. Nos hicimos estas preguntas: “¿Qué tenemos aquí? ¿Con qué nos encontramos?" Y me di cuenta de que tenía ante mí muchas cosas nuevas que no creo que estuvieran en las películas anteriores. Y había cosas muy particulares que representaban, en mi opinión, un desafío emocional. En esta película, los actores hacen gala de una gran vulnerabilidad y te das cuenta de que es una película realmente emotiva con un desarrollo complejo. Hay diferentes niveles emocionales, y creo que no había tanto espacio para eso en la trilogía como aquí. Creo que en la trilogía se abordan grandes cuestiones y hay muchas transiciones emocionales reales. Pero no existe esta zona intermedia, esa fragilidad que muestran los personajes en esta película. Me dije "Esto es muy interesante. Si podemos resolver esto, trasladarlo a la música orquestal... Si podemos apoyar esa sensación y hacerlo de tal forma que cuando la película llegue a la sala de montaje esa sensación alcance su máxima plenitud... Creo que ese es el potencial que hará que la gente se sienta realmente emocionada y seducida por ver otra película sobre este mundo, porque son Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss a un nivel diferente, como actores y como personajes. ¡Y tenemos que contemplar todo eso! " (RISAS) Y eso fue lo que intentamos.
Después, también intentamos integrar muchas direcciones musicales diferentes. Nos hemos convertido en una máquina de material electrónico que no solo emite sonidos palpitantes, también puede ser una música emotiva, menos técnica. Creo que de eso tratan estas películas. De cierta emocionalidad androide que me interesa investigar. Este es el lienzo: seres que son mitad reales, mitad irreales o mitad carne y mitad metal. Es una mezcla evidente y es lo que estamos tratando de investigar musicalmente.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. LINDSAY PUGH (Diseñadora de Vestuario)...
El legado:
Como diseñadora de vestuario, mi atención se centra en los elementos tácitos de una película, en la creación de las representaciones visuales de las personalidades de los personajes y en el arco de sus narrativas. Y lo cierto es que lo que recuerdo con más intensidad de "Matrix" son sus elementos visuales, el color, la paleta general de la película. Es una película muy de su época pero al volver a verla me di cuenta de que en realidad no tenía fecha. Lograr eso es muy difícil. Hay películas que son muy del momento, del espíritu de momento y cuando las vuelves a ver 15 o 20 años después, no tienen nada que ver con lo que se hace ahora. Eso no ha sucedido con "Matrix”. El vestuario es un gran ejemplo de la intemporalidad de la película. La gente sigue hablando de los trajes. Se acuerdan de esos abrigos de cuero que eran geniales. Y tenía que estar a la altura de todas esas cosas.

Expandiendo las imágenes:
En “Matrix Resurrections” hay que ser iconoclasta. Una de las razones para hacer esta película ha sido romper los límites y que las expectativas salten por los aires. Esto es lo que Lana quería que hiciera. Las cosas avanzan, progresan y se abren camino, algo parecido a lo que ocurre en la informática. Solíamos tener solo código de máquina, después llegó esta lengua, y después esta otra lengua. A medida que los ordenadores avanzaban y se volvían más potentes, también se volvían más accesibles y más reales. Ahora no tienes que trabajar solo con el código verde. Así que todo se convierte en un lugar más grande y más fácil, un lugar más realista. Aunque hay mucha memoria muscular de "Matrix" en esta película, ha cambiado. No es una continuación directa. No nos hemos limitado a recrear estas personas y fingir que han pasado dos años desde la última. Y nos ha encantado jugar con esa brecha temporal y el hecho de que todos tienen mucha más edad.

Jugando con la expectativa de Neo:
Piensas en Keanu Reeves interpretando a Neo en "Matrix". Esa es la imagen que tienes en la mente. Pero después lees este guion y parte de él es su lucha contra ser siempre ese icono. Ha sido muy interesante jugar con eso. Creo que en la primera película, al personaje le gustaba. Esta vez no le gusta tanto, así que tiene que librar una gran lucha. ¿Cree en sí mismo? Ahora pasamos de tener un tipo que se ha rendido y que pasa de casi todo a tener que enfrentarse a la idea de que su vida no es su vida. Antes había una especie de idea de vaquero que salía a la calle con todas las armas cargadas. Pero ahora las cosas no están tan claras. Llega de forma más suave. Así que en esta ocasión sus trajes son más elegantes, mucho menos llamativos. Hay que trasladar la idea de que ha evolucionado, jugar con las expectativas.

Tiffany y Trinity:
Siempre hay una parte de Trinity en Tiffany. Siempre está ahí, como sus motos. A pesar de que ha abrazado la maternidad y la vida familiar, en su interior sigue viviendo la pasión por el peligro. Aunque se ponga a hacer pan o cosas que no vemos, hay algo que no la deja en paz en su cabeza. Está ahí, latente. Ella es una madre, pero es una madre bastante moderna, con vaqueros y chaquetas de cuero.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. DAN GLASS (Supervisor de efectos visuales)...
Matrix ahora:
El Matrix que representamos aquí es una actualización del Matrix que encontramos en la trilogía. Las máquinas han aprendido otro nivel de matiz, más complejo, para convencernos mejor de que esta es la única y verdadera realidad. Así que es lógico que el proceso de Lana haya evolucionado hacia la idea de capturar la luz natural en localizaciones del mundo real. Esta película es diferente a las primeras películas tanto en su aspecto como en lo que transmite, y por razones que son relevantes para la historia. Es parte de una historia continua, pero es intencionadamente una desviación visual y espero que a la gente le resulte emocionante: se trata de no ser lo que la gente espera y es deliberado.

Diseños que integran:
Creo que el componente más complicado fue asegurarnos de que el contenido generado por ordenador estuviera a la altura del listón que ha colocado la producción física. La forma en que se rodó esta película es muy rica en detalles y su estilo es más documental que las películas anteriores. Necesitaba estar totalmente integrado. Que reforzaba las ideas de la película que se había rodado. En muchos casos, esto fue bastante complicado, porque tuvimos que cortar o combinar capas filmadas y pintar las cosas, pero este sentido de integración completamente natural proviene de ese enfoque. El Mundo Real es confuso, porque pensamos en nuestra realidad como la realidad, pero es la ciudad de las máquinas, las alcantarillas y los túneles, el mundo postapocalíptico, que por naturaleza sale en gran medida de los ordenadores. Sin embargo, necesitábamos que los entornos creados digitalmente parecieran tan reales como la realidad que fotografiamos para representar la simulación. Por esta razón, necesitábamos encontrar técnicas para diseñar y filmar esas escenas para que fueran compatibles y coincidieran con la forma en que se rodó el resto de la película.

Materializar la visión de Lana:
Gran parte de mi función consistió en encontrar formas de aprovechar la tecnología para ayudar a Lana, ser flexible con ella, en lugar de tener una tecnología que limitara o ralentizara su proceso, más bien que hiciera posible su proceso. A menudo, esto significaba encontrar formas cada vez más rápidas de recopilar la información que necesitaríamos después... hacerlo de manera invisible, a veces capturando simultáneamente mientras la unidad estaba rodando. Queríamos que Lana pudiera hacer la película de la forma en que se sintiera más cómoda. Por el contrario, el desafío de desarrollar el contenido generado por ordenador fue encontrar formas de diseñar e iluminar esas tomas para que Lana pudiera participar y guiarnos de manera similar a su proceso fotográfico. Algunas de las nuevas tecnologías de producción virtual son muy interesantes, porque acercan tangiblemente las técnicas virtuales y fotográficas.


PREGUNTAS Y RESPUESTAS. SCOTT ROGERS (Coordinador de acrobacias)...
Preparación de las acrobacias: dar el salto:
Lana me habló de ello desde el principio y se ideó un plan para preparar a los actores para hacer algo de esta naturaleza. Nos llevó un mes de entrenamiento, un par de días a la semana; construimos el equipo exacto que se usaría para la acrobacia en la parte superior de un contenedor a 2,70 metros en el aire. Luego, cuando se sentían cómodos, movíamos el contenedor hasta tres contenedores de altura, que tenía casi 9 metros, y luego pasamos a cinco contenedores de altura, que son unos 15 metros. Ese era el programa completo para la preparación. Y lo hicimos varias veces. Filmábamos un poco de material, y después llevábamos todo el equipo a la azotea del edificio... 43 pisos, 167 metros de altura. Luego realizamos aproximadamente una docena de las secuencias completas usando sacos de arena ligeramente por encima del peso de nuestros actores. Luego, los especialistas hacían sus números más de 20 veces. Duke Conrad y Ella, mi hija, tenía muchas ganas de hacerlo. Ella tiene el tamaño exacto de Carrie-Anne. Eso me permitió decirles a Keanu y a Carrie-Anne que tenía total confianza en lo que íbamos a hacer.

¿Por qué el salto?:
Las audiencias son increíblemente inteligentes: saben lo que es real y lo que no. Hace mucho tiempo acuñé una frase con Matt Damon: cuando pones a un actor en el entorno real, lo llamamos NAR, "no acting required”. Esto permite a los actores estar en este entorno y le otorga realidad a lo que estamos haciendo. Además no puedes engañar con la iluminación porque es real. Los edificios tienen exactamente la misma dirección de iluminación, reflejo, color y tono que ellos, por lo que no estás filmando el fondo en un día, a los actores en una pantalla azul otro día... Otorga autenticidad a lo que estamos haciendo. Y creo que eso es lo que quería Lana: las tres primeras películas crearon un mundo alternativo definitivo y representaron lo falso para que pareciera real. Para ella esta es una oportunidad para darle la vuelta a todo eso, para que la gente piense que lo falso es verdaderamente real.

logo radio directo

4 Febrero en cines
TUNDAMA Y EL TEMPLO DEL SOL

El cine "X" y "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
Tough girls hard sexNO ME TOQUES EL PITO QUE ME IRRITO
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
CULO Y CAMISAPLACERES DE MUJER
Ver todas las comedias eróticas italianas

Cine español
AMOR BAJO CEROLAS EDADES DE LULÚ

Cine de artes marciales
WANG YU EL INVENCIBLE

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... OBJETIVO: LA CASA BLANCA

Criticas del pasado...

Crítica... MAMMA ROMAPHANTASMA EL REGRESO Crítica... SANTO CONTRA LAS MOMIAS