Fichas de peliculas
  • Registro
EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO
INFORMACIÓN
Titulo original: Next Goal Wins
Año Producción: 2023
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 103 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Comedia
Director: Taika Waititi
Guión: Iain Morris, Taika Waititi
Fotografía: Lachlan Milne
Música: Michael Giacchino
FECHA DE ESTRENO
España: 27 Diciembre 2023
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures - 20Th Century Fox


SINOPSIS

Cuenta la historia del equipo de fútbol de Samoa Americana, que sufrió la peor derrota en la historia de la Copa Mundial, al perder ante Australia 31-0 en 2001. Con la Copa Mundial de 2014 acercándose, el equipo recluta a un inconformista entrenador que está pasando una mala racha para ayudarles a cambiar su destino...

INTÉRPRETES

MICHAEL FASSBENDER, ELISABETH MOSS, RHYS DARBY, RACHEL HOUSE, ANGUS SAMPSON, BEULAH KOALE, ULI KATUKEFU, OSCAR KIGHTLEY, LEHI MAKISI FALEPPALANGI, ISA GREY, DAVID FANE, DON NAHAKU, CHRIS ALOSIO, KAIMANA, SEMU FILIPO

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

INSPIRADA EN UNA HISTORIA REAL...
  Escena: 11 de abril de 2001… El Estadio Deportivo Internacional de Coffs Harbour, Australia. Australia bate el récord mundial de la mayor goleada en un partido de fútbol internacional por 31-0 y el equipo de fútbol de Samoa Americana se convierte en el hazmerreír del mundo del deporte tras esta derrota en la Copa del Mundo. Este es el escenario de EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) del director maorí Taika Waititi (Jojo Rabbit, Thor: Ragnarok), ganador del Oscar®.
  La bochornosa derrota se convirtió en la peor derrota de la historia del fútbol internacional, una humillación que se cernió sobre la pequeña isla del Pacífico de Samoa Americana como una nube implacable. La selección de Samoa Americana siguió ocupando el último lugar en la clasificación mundial de la FIFA hasta noviembre de 2011, cuando las tornas cambiaron por fin y la pequeña isla logró la primera victoria internacional de su historia al imponerse por 2-1 a Tonga durante la fase de clasificación para la Copa Mundial de la Confederación de Fútbol de Oceanía (OFC).
  Ese es el punto de partida de la historia. Cuando Waititi se enteró de ese fracaso de proporciones gigantescas y de la historia de un equipo fracasado cuyos sueños se hacen por fin realidad, supo que tenía que hacer esta película. “Siempre estás buscando inspiración, pero en este caso la tenía delante de los ojos”, dice el director.
  Inspirado por la historia de pérdida, redención y alegría, el productor Jonathan Cavendish y el productor ejecutivo Andy Serkis, con su sello Imaginarium Productions, obtuvieron los derechos para adaptar el documental de 2014 EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS), que ya había contado la historia. Los directores del documental Mike Brett y Steve Jamison también ejercen de productores de la película, junto con Garrett Basch, el colaborador habitual de Waititi.
  Sabían que Waititi era la persona perfecta para liderar esta versión de la historia. “No había ningún otro realizador en el mundo que pudiera o debiera hacer esta película con el reparto y el equipo que él reunió”, afirma Brett.
  En 2015, Waititi se incorporó al proyecto como director, reclutando a su viejo amigo, el nominado al BAFTA Iain Morris (Supercutres), para coescribir el guion.
  Pasaron cuatro años antes de que Waititi dispusiera de un hueco en su agenda así que los productores llevaron la película a Searchlight Pictures para rodarla en otoño de 2019 en Oahu, Hawaii. Durante todo ese tiempo, Waititi estuvo compromiso con el proyecto. Como él mismo explica: “Siempre fue un proyecto muy especial para mí. Es la historia definitiva sobre el poder de la superación".
  Cavendish añade: “Era una historia totalmente clásica y nos pareció que tenía todos los ingredientes imprescindibles. No queríamos rehacer el documental para que resultara más dramático, queríamos reinventarlo”.
  “Durante todo el proceso, la máxima prioridad de Taika se centró en la autenticidad, sobre todo a la hora de representar la cultura polinesia", dice el productor Basch. “Prestamos mucha atención a todos los aspectos de la producción, incluido el reparto, el vestuario y el diseño de producción, para garantizar una representación auténtica del pueblo de Samoa Americana y su entorno”.
  Waititi y sus productores reunieron un reparto impresionante de rostros familiares y de recién llegados, recurriendo a un grupo grande y diverso de actores que representan el Triángulo Polinesio, la región del Océano Pacífico con las tres islas de Hawai, la Isla de Pascua y Nueva Zelanda en sus vértices. El reparto también cuenta con el extraordinario talento de Michael Fassbender, Elisabeth Moss y Will Arnett. Y se añadieron cameos cómicos realizados por Rhys Darby, Angus Sampson y Luke Hemsworth.
  Michael Fassbender, nominado al Premio de la Academia®, que interpreta al entrenador Thomas Rongen en la película, dice de Waititi: “Taika tiene un talento muy especial. Cuando estás creando historias humanas y quieres que el público experimente una aventura emocional, la risa siempre es la mejor herramienta. Él entiende muy bien esto y también a las personas y le apasiona lo que hace”.
  “Creo que lo que caracteriza a un director de cine de autor es que sus películas tienen un tono muy particular”, añade la ganadora del Globo de Oro® y del Premio Primetime Emmy®, Elisabeth Moss, que interpreta a Gail, la ex esposa de Thomas Rongen. “Taika sabe cómo combinar perfectamente el ritmo cómico con algo que te rompe el corazón. Y eso es algo único y muy difícil de lograr”.
  El coguionista Morris recuerda su enfoque a la hora de incorporar nuevos elementos al guion. “Nuestra intención era hacerlo lo más divertido posible, manteniendo el tono y la humanidad que tenía desde el principio”, dice. “Queríamos una versión que fuera fiel a la historia, pero también fiel a los ritmos de la historia que suceden en la vida real”.
  Waititi afirma: “Cuando haces una película que es la adaptación de un documental, estás obligado a tomarte ciertas libertades. Es una oportunidad para profundizar en los personajes y hacerlos comprensibles a nivel humano para que el público pueda identificarse con ellos”.
  Cavendish añade: “Taika siempre busca la verdad en una escena además de la comedia. Entiende a la gente, la cultura y el sentido del humor”.
“Tiene un estilo único y eso se refleja perfectamente en sus películas”, concluye Fassbender. “Él comprende el concepto de outsider -o inadaptado- y lo asume plenamente”.

LA SINGULARIDAD DE LA CULTURA SAMOANA...
  “Abordamos la película como una especie de proyecto familiar. Conozco a mucha gente en Samoa Americana y llevo muchos años trabajando con gran parte de los miembros de este equipo”, dice Waititi. “Estaba rodeado de mi gente y de la cultura polinesia así que me sentía muy a gusto. EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) es más natural que cualquier otra película que haya hecho”.
  “Siempre supimos que algunos elementos narrativos tenían que cambiar entre el documental y esta nueva versión y los cambios nos parecieron muy bien", señala el productor Jamison. “El elemento más importante que había que mantener era el papel que juegan la familia –aiga en samoano– y los valores familiares”.
  Lehi Falepaplangi, que interpreta al jugador de fútbol Pisa, dice: “Espero que la gente de nuestra isla se sienta inspirada al ver esta película. No se realizan muchas películas puramente polinesias y ver a nuestra gente en la gran pantalla a este nivel es una sensación maravillosa.’”
  Los valores fundamentales de la vida de Samoa Americana son el altruismo y las prioridades de la fe, la familia y la aceptación. Son un contrapunto directo a la ignorancia y a la ira que el entrenador Thomas Rongen (el personaje de Fassbender) arrastra cuando llega por primera vez al país al comienzo de la película. A medida que Rongen se abre al estilo de vida de Samoa Americana, su corazón también se abre.
  El productor Brett lo explica: “Creo que la comedia consigue que el corazón se abra y el humor de Samoa Americana es maravilloso. Permite que fluya mucha emoción, especialmente para Thomas porque lo interpreta con bastante claridad. Y todos se burlan de él hasta que es capaz de abrirse a esta nueva cultura y forma de pensar”.
  “En el caso particular de los samoanos, el espacio entre dos personas sirve para conectarlos”, comparte Oscar Kightley, actor samoano-neozelandés y anterior colaborador de Waititi (Hunt for the Wilderpeople, a la caza de los ñumanos) que interpreta a Tavita, el jefe de la Federación de Fútbol de Samoa Americana. “La cultura nos conecta en lugar de limitarnos a ser individuos. Como Taika es maorí, lo entiende: forma parte de su trabajo, es la forma de afirmar nuestra humanidad común”.
  Henry Sataraka, que trabajó como asesor cultural en la película, comenta: "Nada es individual en Samoa. Nosotros sacrificamos mucho por nuestra familia y el equipo de fútbol es como una gran familia”.
  Waititi quiso que el reparto pudiera garantizar la autenticidad. “Muchos miembros del reparto que interpretan a los jugadores del equipo son amigos míos que conozco desde Nueva Zelanda hasta Samoa”, dice el director. “Contar con ellos para mantener la autenticidad cultural fue tremendamente importante. En todo momento confié en ellos para que me avisaran si algo no parecía del todo correcto o auténtico”.
  La actriz maorí Rachel House (Bichos raros, Hunt for the Wilderpeople, a la caza de los ñumanos, THOR: Ragnorak), que interpreta a Ruth, la esposa de Tavita, también es neozelandesa y hace mucho tiempo que colabora con Waititi. También nos habla de la habilidad de Waititi para reflejar la intensidad del pathos. “Me encanta la perspectiva de Taika y su visión del mundo”, dice. “Es muy sincero y tiene una habilidad extraordinaria para incorporar todo tipo de tonos y entretejerlos. El humor es una parte muy importante de la cultura de toda la Polinesia. Hemos dado vida a estos personajes dándoles una voz auténtica”.
   “El humor es la forma más fácil de derribar los muros entre la gente”, añade Kaimana, que interpreta a Jaiyah. “Empiezas a reír y las paredes se derrumban y eso abre la puerta a la conexión. Funciona muy bien”. Kightley concluye: "En nuestra cultura, cuando te burlas de alguien significa que te gusta de verdad”.

EL EQUIPO...
  Michael Fassbender es conocido por sus espectaculares interpretaciones que cautivan al público con representaciones de personajes complejos. En EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) también hace gala de una gran sentido de lo cómico. Fassbender no se basó en su propia interpretación del entrenador Thomas Rongen, pero sí permitió que su historia personal influyera en muchas de las decisiones que tomó para interpretar el papel.
  “El Thomas Rongen que interpreto en la película no es el Thomas Rongen que existe en la vida real”, bromea Fassbender. “Sólo quiero decirlo por si Thomas viene a por mí”.
  Rongen era un tosco futbolista de origen holandés que, tras su etapa como jugador, pasó a entrenar a numerosos equipos nacionales y de las grandes ligas estadounidenses. En 2011, tras un bajón personal y profesional, le ofrecieron la oportunidad de entrenar “al peor equipo del mundo”: la selección de Samoa Americana que se estaba preparando para el torneo de clasificación de la Copa del Mundo.
  Rongen reconoció que el trabajo era una oportunidad para volver a caer en gracia al organismo rector del fútbol, y puso rumbo a Samoa Americana con el objetivo de salvar su carrera, sin saber el impacto que esta diminuta isla y sus gentes iban a tener en su vida.
   “Al él no le apetece estar en ese lugar, pero así es como empieza la relación entre él y los jugadores”, explica Fassbender. “Cree que está por encima de ese trabajo, que es imposible entrenarlos y que están desperdiciando su experiencia”.
  Waititi añade: "Es un tipo agresivo y gruñón que no puede conservar un trabajo porque le apasiona el fútbol y se lo toma demasiado en serio. Se olvida de que sólo es un deporte".
  Fassbender y el equipo tomaron conscientemente la decisión de no conocer al verdadero Rongen porque el personaje está tan poco basado en él, que tomó rumbos muy disparatados. A Elisabeth Moss no le sorprendió ver lo bien que encajaba Fassbender en el papel. “Es muy camaleónico y se funde con el personaje hasta el punto que no puedes imaginar a nadie más haciendo el papel”.
  “He encontrado en él a un verdadero hermano”, continúa Waititi. “Se ha convertido en un grandísimo amigo y me sentí muy apoyada y que estábamos juntos en esta aventura. Hablamos largo y tendido todos los días sobre distintas ideas, sobre cómo podríamos cambiar las cosas; compartimos una sensibilidad y un sentido del humor muy parecidos".
  Rongen sabe muy poco sobre el lugar o la gente, y tampoco le interesa demasiado aprenderlo. Pero la gente de Samoa Americana tiene otros planes para él, porque para tener éxito en la isla hay que convertirse en familia.
  Allí, para actuar como embajador de Rongen en la isla y el pueblo de Samoa Americana, está Tavita, el esforzado Jefe de la Federación de Fútbol de Samoa Americana (entre otros muchos trabajos),que encarna Oscar Kightley. Está dedicado a su familia y a su comunidad y haría cualquier cosa para ayudar a su equipo a lograr la redención.
  “Parte de la motivación de Tavita es su pasión por el fútbol”, comenta Kightley, “pero si esa derrota ante Australia hubiera sido el capítulo final en la historia del fútbol de Samoa Americana, habría sido un final bastante ignominioso. Los samoanos son un pueblo muy orgulloso, por lo que parte de su motivación fue también la idea de que 'Este no puede ser el final de nuestra historia'“.
  Fassbender lo explica: “Tavita siempre tiene el vaso medio lleno. Él está ahí para levantar el ánimo de todo el mundo y ver el lado bueno de la vida. Ese tipo de gente es increíble y esencial y, por supuesto, Oscar es un actor fantástico y tiene una maravillosa vis cómica”.
  “La Federación se mueve en gran medida por la pasión, el amor y la esperanza, y siento que todo eso procedía de Tavita", explica Kightley. "Aportaba esa sensación de tranquilidad. Es el quien trajo a Thomas, creyó en él y le dio una oportunidad. Tavita es el hombre y mi responsabilidad ha sido enorme".
  "Es como el punto de referencia de toda la historia", dice Waititi. “Es la razón por la que Thomas consigue el trabajo y logra quedarse. Es quien mantiene unido al equipo y su sueño es muy sencillo: romper la maldición de no haber marcado nunca un gol. A lo largo de toda la película todo su empeño consiste en que el equipo marque un gol”.

  EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) también cuenta con Kaimana en el papel de Jaiyah, el delantero del equipo, que es la persona más influyente de la isla. Jaiyah es Fa'afafine, que en la cultura samoana americana son personas que tienen géneros fluidos que se mueven entre los mundos masculino y femenino, mostrando dos espíritus que coexisten en una sola persona. “Es una parte sagrada de su cultura, simplemente se acepta”, explica Waititi.
  EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) es el debut como actriz de Kaimana que se mete en la piel de Jaiyah Saelua, la primera jugadora de fútbol transgénero del mundo en un partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA. Kaimana se basó en historias personales individuales y colectivas para unir a los dos Fa'afafine en una interpretación potente y singular.
  Kaimana fue el único actor que conoció a su homólogo de la vida real y nos dice por qué está inextricablemente conectada con Jaiyah. “No era necesario separar la verdadera Jaiyah del personaje de la película porque somos muy similares”, recuerda Kaimana. “En realidad fue la herramienta que utilicé para guiarme a la hora de interpretar el papel”. El único propósito en la vida que tiene Jaiyah es ser ella misma y apoyar al equipo y a la comunidad que ama.
  “Mientras Thomas intenta entender en qué consiste ese papel”, explica Waititi, “todos los demás aceptan el tema y nadie vuelve a hablar de ello. Y ese es mi objetivo, si abordamos cosas así en el cine o en la televisión, es no tener que dar explicaciones. Está ahí y forma parte del hilo, la textura y la urdimbre de toda la historia y no es necesario tener una gran escena con un monólogo grandilocuente en el que alguien explique por qué está bien”.
  Al final de la historia, veremos cómo ha evolucionado la relación entre Jaiyah y Thomas y se ha transformado en una relación de amor y confianza.
  Ace, el asistente del entrenador interpretado por David Fané, de ascendencia samoana y nacido en Nueva Zelanda, es el asistente del entrenador del equipo. Antes fue primer entrenador Tavita lo degradó. Y el nuevo título le sienta muy bien a Ace. Tiene un espíritu ganador y trata de ayudar en todo lo que puede.
  “Ace tiene buena voluntad y no le haría daño a una mosca, pero no tiene ni idea de fútbol”, explica Fane. “Sabe que hay una pelota y que hay que darle patadas. No sabe nada de deporte ni tampoco sabe dar charlas para animar al equipo. Es como hacer un triple salto: cuando por fin llegas a la parte en la que se supone que debes saltar, te has saltado la almohadilla de arena y acabas yéndote hacia un lado y rompiéndote la pierna. En pocas palabras: así es Ace”.
  Para interpretar al personaje de Ace, Fane se inspiró en historias sobre la bondad de Tavita. “Espero que se vea que la bondad también puede ganar”, afirma el actor. “Se trata de recordar que hay que divertirse y recordar que no es necesario ser grande y fuerte; puedes ser pequeño e igual de importante para todo lo demás”.

  Como la mayoría de las mujeres indígenas fuertes, Ruth, la esposa de Tavita, que interpreta Rachel House, es una fuerza de la naturaleza. “Es una matriarca y apoya mucho a su marido, a su hijo Daru y al equipo”, dice House. “Tavita y Ruth son muy buenas amigos, se defienden mutuamente, son respetuosos y aceptan la individualidad del otro”.
   “No estamos retratando gente totalmente real. Son más bien un punto de referencia, sin perjudicar de ningún modo a la gente de Samoa Americana”, continúa diciendo House. “Por ejemplo, la Ruth real es samoana, pero decidimos hacer una versión diferente de ella y que fuera una maorí que lleva 30 años viviendo en Samoa Americana. Es lo que sucede en Polinesia, sus habitantes están dispersos por todo el Pacífico”.
  House también afirma que en esta película salen a la luz muchas verdades. “No es una película sobre la salvación en la que un hombre viene a salvarnos. En realidad lo estamos salvando a él”.
  Waititi añade al referirse a House: “Hace mucho que trabajo con Rachel. Es una actriz, artista increíble y ahora también es directora. Se ha convertido en una fantástica socia para mí. Como ocurre con todas mis películas con actores noveles o jóvenes, ella me ayudó mucho con Kaimana, ya que este era su primer papel. Fue muy buena idea contar con ella sobre todo porque estábamos haciendo una película ambientada en la Polinesia con un reparto y un equipo mayoritariamente polinesios. Aporta su energía habitual, un factor fundamental para el set y para la película. Y su personaje es una fuerza esencial de la película”.
  Como hijo de Tavita y Ruth, Daru tiene todos las características físicas que deberían convertirlo en un gran jugador de fútbol. Sin embargo, tiene un estilo de juego muy personal que suele acabar con él tirado en el césped mientras sus rivales lo superan sin esfuerzo.
  “Soy tres cuartas partes samoano, una cuarta parte tuvalu, pero nací y crecí en Nueva Zelanda, al sur de Auckland”, cuenta Beulah Koale, que interpreta a Daru. “Daru ama a su padre, ama a su familia pero también es muy terco. Es un chico que sabe que su padre es el entrenador, así que no importa lo mal que juegue, siempre tendrá un puesto en el equipo. Podría ser un gran futbolista, pero siempre se está resbalando y lanzándose sin rumbo, intentando derribar a los demás... y siempre acaba fallando".
  Daru es muy observador y reta a Rongen porque no quiere que malgaste el tiempo, el dinero y el esfuerzo de su padre. “Su padre tiene seis o siete trabajos para intentar financiar al equipo y al nuevo hombre que ha llegado. “Pero ese hombre se limita a bromear, a beber, a hacernos correr y no nos enseña nada de fútbol. Así que al principio, él y Rongen no se llevan demasiado bien”. Todo lo que Daru quiere es proteger a su padre y hacer que se sienta orgulloso de él.

  La cuenta atrás ha empezado y todos se preguntan si se repetirá la historia con otra derrota aplastante. Y ese momento llegará cuando jueguen el partido de clasificación contra Tonga. Nadie se la jugaba tanto como Nicky Salapu, el verdadero portero del equipo, que interpreta el actor Uli Latukefu, nacido en Australia y de ascendencia tongana.
  Salapu se hizo famoso tras la devastadora derrota de Samoa Americana contra Australia y no puede dejar pasar esa última oportunidad de redención que tiene años después. Como la mayoría del resto del reparto, Latukefu no conoció al portero real que estaba interpretando.
  “Al principio de la película, Nicky ha colgado las botas y no quiere tener nada que ver con el fútbol”, dice Latukefu. “Pero Jaiyah lleva a Thomas a la tienda e intenta que vuelva al equipo. Pero pasa bastante tiempo hasta que la idea le parezca buena”.
  Continúa diciendo: “Mi enfoque siempre fue hacerlo lo mejor posible para rendir homenaje a quien estoy interpretando. Al ver el documental, descubrí que Nicky es un chico alegre y cariñoso. Le apasiona el fútbol, su país y su familia, algo con lo que me identifico muchísimo. Ojalá se sienta orgulloso de lo que tanto yo como el resto hemos hecho en esta película”.
  Jonah, el delantero, está interpretado por Chris Alosio, que es 100% samoano aunque nació y creció en Nueva Zelanda. Está en el instituto y es el delantero y el creador de juego del equipo. Alosio se inspiró en algunos personajes. En realidad es una combinación de varias personas.
  “Es el único miembro del equipo con un gran potencial atlético”, explica Alosio. “Es un chico al que le encanta el deporte. Es el bebé del equipo y está aprendiendo de los mayores. Pero ellos no conocen todavía todo su potencial”.
  Para Jonah, debido a que es muy joven y no ha visto mucho mundo, la llegada de Rongen le abre los ojos y le enseña lo que hay que hacer y también lo que no hay que hacer. Alosio continúa diciendo: “Es como ese joven que, cuando su tío vuelve del extranjero contando todas sus batallitas, ve el mundo a través de esa persona”.
 
  Semu Filipo encarna a Rambo, el policía local reclutado para el equipo. En aquel entonces, Rambo era muy bueno jugando al fútbol. Tuvo la oportunidad de convertirse en futbolista profesional, pero la comida samoana le pasó factura. Le gustaba demasiado.

  “Es un personaje con mucha personalidad y un gran corazón que trabaja en equipo”, dice Filipo. “Si Thomas cuenta con él, sería una nueva oportunidad para revivir el sueño de dedicarse al deporte profesional”.
  En su vida personal, Filipo había jugado rugby profesional en Australia, pero volvió para asistir al nacimiento de su hija y se quedó en casa. “No volví a perseguir ese sueño”, explica Filipo. “Es la historia de muchos isleños del Pacífico que han tenido la oportunidad de ir al extranjero. Las cosas no les han funcionado bien o extrañan demasiado a su familia, así que lo único que quieren en vivir su vida en la isla”.

  El papel de Smiley lo encarna Ioane Goodhue, un hawaiano que creció hablando su propio idioma y que ha quedado prendado de toda la cultura polinesia. “Smiley es todo sonrisas y está muy orgulloso de ser así”, describe Goodhue. Smiley, uno de los personajes más tranquilos, es la cara positiva que siempre está para hacer lo que hay que hacer con una gran sonrisa en los labios.

  “Es un tipo feliz y disfruta mucho de esta nueva experiencia", continúa diciendo Goodhue. "Es uno de los jugadores originales que no eran demasiado buenos así que quiere superar el bache, reconstruir el equipo y mejorar". Está muy emocionado con la idea de formar parte del equipo, del proceso de jugar la Copa del Mundo, pero también de viajar, de hacerlo en nombre de su país y de conocer nuevos sitios".

  Lehi Falepapalangi, de ascendencia tongana, interpreta a Pisa, el nuevo y actual portero de la selección de Samoa Americana. Después de que Samoa Americana perdiera por 31 contra Australia, el portero Nicky Salapu desapareció. “Desapareció de la faz de la Tierra”, explica Falepapalangi. Buscaban otro portero y no sabían quién podría cubrir ese puesto. “Así que todos se pusieron a reza y un día, Pisa encontró unos guantes. Y le fue concedido el honor y la gloria de ser portero”.

  “Pisa es el más guapo de todo el grupo. Aunque es posible que no todos los jugadores estén de acuerdo, él es el más atlético, el más guapo, el más musculoso. Lo tiene todo”, bromea Falepapalangi. “Todo lo que acabo de decir es una gran mentira. Pisa es... el gordo del equipo”.
  Pisa es un portero malísimo. No sabe jugar de portero, pero lo hace lo mejor que puede. Lo da todo en el campo. Se entrega al máximo. “Él siempre está ahí, intentando dar el 110% cada vez, aunque su cuerpo pueda fallarle o quedarse corto en algún momento”, continúa diciendo. “Él representa el chivo expiatorio del equipo. Les encanta tener a Pisa cerca porque así no tienen que trabajar tan duro”.

  Hio Pelesasa interpreta a Samson, el centrocampista del equipo de fútbol de Samoa Americana. Samson no habla nada de inglés. Solo sabe samoano. “Esta historia tiene mucho sentido para mí”, explica Pelesasa, que creció en Samoa. “Es un tema personal porque crecí intentando ser una persona deportista y conseguir algo. Estuve en el ejército hace años y me lesioné. Y en un momento de mi vida tuve sobrepeso. Pero nunca me rendí, seguí adelante y me dije a mí mismo que acabaría lográndolo”.

  Y continúa diciendo: “El equipo de Samoa Americana siguió adelante y nunca se dio por vencido; es una isla muy pequeña con un equipo con pocos recursos pero lo lograron. Ver esta historia cobrar vida y formar parte de una película como ésta es genial porque puedo hablar en mi lengua materna”.

  Elizabeth Moss encarna a Gail, la esposa de Thomas de quién está separada en la película (aunque todavía seguían juntos en la vida real en ese momento). Ambos están de luto por la pérdida de su hija aunque de maneras diferentes. Gail quiere que Thomas vuelva a encontrar la alegría de vivir.

  “Gail ha encontrado la manera de no dejar atrás lo que pasó, pero aun así seguir adelante con su vida", afirma Moss. “Es una de las razones por las que, en última instancia, ella y Thomas ya no son el uno para el otro como marido y mujer. Avanzan por la vida de forma diferente”.
  La actriz añade: “Gail intenta ayudarlo a seguir adelante y, aunque Thomas lo usa para castigarse a sí mismo, ella no sigue por ese camino. Está claro que ella lo conoce muy bien y que siguen siendo muy buenos amigos. Tal vez ella le dé el empujón que necesita para superar el trauma”.
Es la primera vez en su vida que Rongen se ve obligado a mirarse en el espejo y afrontar sus problemas. Y Gail es quien se da cuenta de que la oportunidad de ser el entrenador del equipo de Samoa Americana es perfecta.

  Will Arnett es Alex Magnussen, el director de la Federación de Fútbol de Samoa Americana y actual novio de Gail. Magnussen es una especie de némesis para Rongen. Le divierte que hayan despedido a Rongen y que lo hayan enviado a entrenar al equipo de Samoa Americana para recuperar su reputación. El Magnussen de Arnett aporta una descomunal energía al papel y también su vis cómica en sus intercambios con Rongen. Se nota que hace valer que es el sustituto de Rongen en la vida de Gail.

UNA META: ENTRENAR PARA GANAR...
   “El juego bonito” es cómo denominó Pelé, uno de sus jugadores más reconocidos, al fútbol y ha sido adaptado por sus legiones de fans en todo el mundo. Por lo tanto, no sorprende que el fútbol sea el deporte más popular del mundo y que culmine cada cuatro años con la Copa del Mundo de la FIFA, la competición deportiva más vista en todo el planeta.
  Los productores Brett y Jamison, que se describen a sí mismos como “fanáticos del fútbol”, viajaron hasta Samoa Americana en busca de localizaciones y también para reavivar su pasión por este deporte. Pero ¿qué tiene el fútbol que trasciende la edad, la cultura, la raza, la religión y la situación socioeconómica? La resiliencia del espíritu humano.
  EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) recuerda al público que la esencia de la competición no se define por lo que sucede en el campo, sino que se trata de las relaciones y las lecciones que se aprenden fuera del terreno de juego.
  “Steve y yo nos conocimos jugando fútbol en la universidad. A ambos nos encantaba este deporte", dice el productor Brett. “Más adelante dirigimos anuncios de fútbol, trabajando con el Barcelona y el Manchester United”.
  Sus conocimientos resultaron muy útiles a Waititi y al director de fotografía Lachlan Milne para la coreografía y composición de listas de planos para secuencias de fútbol muy concretas.
  “Ellos eran los expertos”, explica Waititi. “Junto con nuestros asesores de fútbol, ayudaron al equipo -que tampoco había jugado nunca al fútbol- a entrenar y mejorar sus habilidades y nos daban consejos sobre cómo filmar ciertas cosas, sobre las reglas, etc.”
  Al igual que los personajes que interpretan, el entrenamiento del reparto reflejó cómo el juego y los niveles del estado físico de los jugadores de verdad evolucionaron y mejoraron bajo la batuta de Thomas. Para ayudar a que los actores estuvieran en forma y perfeccionaran sus habilidades, los realizadores contrataron al consultor de fútbol Max Anton, un ex jugador profesional y actual propietario y entrenador masculino del Paradise Soccer Club de Kailua, O'ahu.
  “Al principio, los entrenos fueron importantes porque permitieron crear un vínculo muy fuerte entre nosotros”, dice Kaimana. “La preparación fue dura, pero también fantástica”.
  Latukefu explica cómo se identificó con algunas de las emociones abrumadoras a las que debe enfrentarse Nicky: la presión cuando hay tanto en juego, cargar con el peso de representar a su familia y a la nación.
  “Entrenar para ser portero fue todo un desafío. ¡Esos chicos nunca tienen miedo!”, dice Latukefu. “Sabía que iba a ser difícil para mí, pero te entregas al máximo y vas a por ello”.
  “La escena de la entrada en el terreno de juego donde había cientos de personas fue muy especial”, señala Beulah Koale. “Nos dimos cuenta de lo que pasó y de lo que sintieron en la vida real”.
  Juntos y siguiendo la tradición de Samoa Americana, el equipo también participa en una haka antes de cada partido de fútbol. El haka es un baile o desafío guerrero ceremonial maorí que suele realizase en grupo. Representa una muestra del orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. Hay que pisar el suelo con fuerza, sacar la lengua y darse palmadas rítmicas en el cuerpo para acompañar un canto a un volumen muy elevado. Aunque el haka es una forma de danza tradicional del pueblo maorí de Nueva Zelanda, el uso de un haka por parte del equipo de rugby All Blacks antes de los partidos lo ha dado a conocer en todo el mundo. De hecho, equipos deportivos que no son de Nueva Zelanda han adoptado varios hakas, particularmente los equipos de fútbol de Estados Unidos.

DE PAGO PAGO A O'AHU, HAWAI: 4.000 KILÓMETROS DE VÍNCULOS ANCESTRALES...
  Por numerosas razones logísticas, no fue factible rodar en Samoa Americana así que el equipo de producción investigó la posibilidad de hacerlo en Hawai. Allí comprendieron que la isla de O'ahu tenía todos los elementos de diseño y las localizaciones necesarias para recrear la pequeña isla del Pacífico a 4.000 kilómetros al sur.
  “Era muy difícil rodar una película en Samoa Americana”, explica Waititi. “Pero queríamos un lugar lo más cercano posible. Y en Hawai, y en O'ahu en particular, hay muchos estudios y equipos técnicos así que tenía sentido”.
  Pero lo más increíble es que O'ahu, una isla en medio del Pacífico, tiene lazos ancestrales visceralmente profundos que unen al Triángulo Polinesio para convertirlo en una única y gran familia.
  “Esta película es la más personal que he hecho hasta la fecha", dice Waititi. “Estar en Hawai, rodeado y apoyado por esta gran familia hawaiana y polinesia, fue maravilloso. He vivido intermitentemente en Hawai durante muchos años; Allí nació mi segunda hija. Tengo profundos vínculos personales con la isla y rodar allí también significa dar a conocer esa comunidad más amplia de las islas polinesias del Pacífico”.
  Con un paraíso de elementos naturales literalmente a la vuelta de la esquina, incluido un clima soleado durante los 30 días de rodaje, el director de fotografía Lachlan Milne (Minari. Historia de mi familia, La inspección) pudo aprovechar la luz natural para filmar en algunos de los lugares más impresionantes de O'ahu.
  El diseñador de producción ganador del Premio de la Academia® Ra Vincent (Jojo Rabbit, Thor: Ragnarok) es un colaborador habitual de Waititi. Explica cómo Hawai fue una transición perfecta, no solo en términos de los escenarios físicos y los elementos visuales de la película, sino también por la evidencia tangible de la historia y la cultura que comparten y definen el Triángulo Polinesio.
  “Nos hubiera encantado rodar en Pago Pago, pero debido a problemas técnicos, la posibilidad de formar equipos, etc., Hawai nos brindaba una combinación absolutamente", explica Vincent. “Taika suele filmar en lugares que son algo impredecibles: al aire libre, a merced de las nubes, el clima y lo que hace la naturaleza. Y eso añade una capa de espontaneidad a las interpretaciones, un factor con el que no sueles contar en un estudio”.
  Para la final, el equipo encontró el Waipi'o Soccer Complex a las afueras de Honolulu; querían un estadio grande y elaborado, y el complejo tiene unos 12 campos y es el estadio más grande. Se decidieron por él por su césped para el partido de clasificación de la Copa del Mundo.
  “Te sorprendería lo importante que es el césped", dice Vincent. “Además de un césped de calidad para los partidos de clasificación de la FIFA, hay un montón de reglas internacionales estrictas que es necesario cumplir. Así que tuvimos que realizar una búsqueda muy exhaustiva en Hawai para encontrar el tipo de terreno de juego que encajara con esta final”.
  Fassbender concluye: "Era un lugar fantástico y hermoso, con gente maravillosa... y allí también hay una gran cultura de Samoa Americana”.

EL VESTUARIO DE SAMOA AMERICANA...
  Un elemento común de todas las culturas indígenas es el papel de la identidad y el linaje ancestral y cómo esas características culturales se representan en los elementos tradicionales del vestuario, la música y el arte.
  Para la diseñadora de vestuario Miyako Bellizzi (Diamantes en bruto, Good Time), investigar y obtener tejidos tradicionales de Samoa Americana fue un trabajo duro pero fue muy gratificante porque le permitió contactar directamente con gente sobre el terreno.
  “Lo que ha sido más emocionante es incorporar piezas tradicionales y aprender de ellas a través de las personas que forman esta película”, cuenta Bellizzi. “Muchas de las personas que elegimos venían con la ropa que solían llevar y también me mostraban fotos de sus familias en Samoa Americana; eso fue de gran ayuda”.
  “La primera vez que trabajé con Miyako en otro proyecto fue en 2019. Siempre admiré su trabajo, particularmente en Good Time de los hermanos Safdie. Sabe aportar una autenticidad, un feeling contemporáneo muy especial y sabe reflejar lo que hay en la calle”, dice Waititi. Fue una gran incorporación a este equipo como japonesa, italoamericana y además sabía mucho sobre la cultura polinesia. Fue mucho más lejos. Recorrió la isla y habló con muchos de sus habitantes”.
  Bellizzi añade: “Encontramos a un fabricante de camisas, Tanoa, que es samoano. Nos ayudó mucho porque su madre tiene una tienda de telas en Samoa. Fue genial conocer a una persona que te lleva a otra y que consigue un contacto para encontrar por ejemplo pendientes de alguien que vive en Samoa y que puede enviártelos. Queríamos que todo fuera auténtico”.
  “Hizo un trabajo fantástico, sobre todo en términos de representación”, continúa diciendo Waititi. "No quería que nadie en la película estuviera representado de una forma que pareciera poco auténtica o como si estuvieran "presumiendo" de diseño polinesio, trajes tradicionales y cultura. Tenía que parecer real, contemporáneo y auténtico para la gente de las islas”.
  Para el reparto indígena que atravesó todo un océano para formar parte de EL PEOR EQUIPO DEL MUNDO (NEXT GOAL WINS) y de su mensaje inspirador de nuestra humanidad colectiva, el impacto y la adaptación cinematográfica de la teatral perdurarán mucho más allá de los 4.000 kilómetros que separan O'ahu de Pago Pago.
  “Comunidad y familia: de eso se trata la vida en la isla, esos son nuestros valores fundamentales”, dice Alosio. “Hay un viejo proverbio maorí que dice: '¿Qué es lo más importante del mundo?' Y dicen 'He Tangata', que significa 'el pueblo'. Se trata del pueblo y del colectivo. Del hogar. Eso es lo que me encanta de las Islas de la Polinesia: son como la patria, siempre sabes que formas parte de algo más grande que tú mismo”.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

21 Junio solo en cines
RAPUNZEL EL PERRO Y EL BRUJO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... EL PRISIONERO DE ZENDA