Fichas de peliculas
  • Registro
OJOS DE FUEGO
INFORMACIÓN
Titulo original: Firestarter
Año Producción: 2022
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 94 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Thriller
Director: Keith Thomas
Guión: Scott Teems. Basado en la novela escrita por Stephen King
Fotografía: Karim Hussain
Música: Cody Carpenter, John Carpenter, Daniel A. Davies
FECHA DE ESTRENO
España: 13 Mayo 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Andy y Vicky llevan más de una década huyendo en un desesperado intento de esconder a su hija Charlie de una oscura agencia estadounidense empeñada en aprovechar su increíble don para convertir el fuego en un arma de destrucción masiva. Andy enseñó a Charlie cómo dominar su extraño poder, desencadenado normalmente por la ira o el dolor. Pero cuando Charlie cumple 11 años, el fuego es cada vez más difícil de controlar. Después de que un incidente inesperado revele la ubicación de la familia, un misterioso operario sale en busca de Charlie para hacerse con ella de una vez por todas. Pero Charlie tiene otros planes...

INTÉRPRETES

ZAC EFRON, GLORIA REUBEN, RYAN KIERA ARMSTRONG, SYDNEY LEMMON, MICHAEL GREYEYES, TINA JUNG, LANETTE WARE, NEVEN PAJKIC, GAVIN MACIVER-WRRIGHT, DANNY WAUGH, SHANNON McDONOUGH, PHI HUYNH, ISAAC MURRAY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasREMAKE:    Ojos de fuego (1984)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA LLAMA DE LA INSPIRACIÓN...
   La exitosa novela superventas de Stephen King Ojos de fuego, publicada en 1980, siempre ha sido aplaudida como una historia compleja basada en personajes, sobre todo en una joven adolescente con extraordinarios poderes que huye de una agencia gubernamental empeñada en controlarlos y transformarlos en armas. La novela ya fue adaptada a la gran pantalla en 1984 con una joven Drew Barrymore de protagonista, y más de treinta años después, los productores Jason Blum y Akiva Goldsman, que ya habían colaborado en las entregas de Paranormal Activity, decidieron que era un buen momento para volver a encender la llama. “Hay toda una nueva generación de fans del género de terror que quizá hayan oído hablar de la primera película, pero que no la han visto”, dice Jason Blum. “Nos pareció una magnífica oportunidad para dar un aire más contemporáneo a la historia y descubrir nuevas caras”.
   Akiva Goldsman estaba de acuerdo en que la oportunidad de revisitar la obra de Stephen King con Jason Blum era perfecta. “Stephen King está por delante de sus pares”, dice el productor. “Es una importante figura literaria que alimentó mi imaginación más que ningún otro autor. Le considero un héroe de carne y hueso. Su visión del mundo me reconfortaba cuando era pequeño. Puede parecer un contrasentido, pero entendía y deseaba la magia que él proponía detrás del mundo que vemos. Por otra parte, Jason es un viejo amigo que hace cosas extraordinarias en el género que ha escogido. Ambos proponen situaciones aterradoras de la mejor forma posible, y me pareció que el encuentro entre los dos solo generaría aún más terror”.
   Naturalmente, el guionista no podía ser otro que Scott Teems, cuyo último trabajo con el equipo de Blumhouse había sido Halloween Kills y que lleva muchos años colaborando con la productora. También pensaba que esta nueva adaptación de la novela de Stephen King ofrecía la oportunidad de enfatizar el peligro y lo mucho que se juega la niña, Charlie, así como los temores, la preocupación y la determinación de sus padres para protegerla cueste lo que cueste. “La ventaja que teníamos a la hora de hacer esta película es que ya existía una adaptación bastante fiel de la novela”, explica el guionista. “Y eso nos dejaba mucha más libertad para probar un nuevo enfoque. Podíamos hacerlo más personal. Esta historia habla de los peligros que corren los padres. Tengo dos hijas, y fue fácil para mí conectar profundamente con este aspecto de la novela. Incluso utilicé experiencias propias para dar forma a la historia”.
   Ya con la primera versión del guion, los productores empezaron a buscar a un director que no solo captara el misterio y terror de la historia, sino la profundidad y complejidad de los personajes. Después de ver la película de Keith Thomas, The Vigil, Jason Blum tenía muchas ganas de trabajar con él. “Me reuní con Jason y el equipo de Blumhouse para hablar de diversos proyectos que había escrito y, en un momento dado, Jason se disculpó y salió a contestar una llamada”, recuerda el director. “Al cabo de un rato, la puerta volvió a abrirse, entró Jason, me miró y dijo: ‘Sé cuál va ser tu próxima película, se llama OJOS DE FUEGO’. Conocía el libro, claro, y me pareció una idea genial. Leí el guion en el avión camino de casa, y cuando aterrizamos, ya sabía que quería hacerla”.
   Akiva Goldsman estaba convencido de que Keith Thomas era el director perfecto para la película. “Keith tiene un don extraordinario, fusiona el naturalismo con el terror, lo que no suele ocurrir”, explica el productor. “Jason y Blumhouse son expertos creando ambientes naturales que encajan con el género porque siempre se basan en el realismo. Es necesario que la historia se desarrolle en el mundo real, pero se debe insertar algo irreal en ese mundo. Curiosamente, Keith ve el mundo así y ofrece su visión de forma más que convincente”.
   Keith Thomas también tiene una conexión inesperada y única con la historia de OJOS DE FUEGO. En la película, Charlie hereda sus poderes de sus padres, que adquirieron sus facultades de telequinesis a partir de experimentos médicos ultrasecretos en los que participaron unos años antes de que ella naciera. “Me dedicaba profesionalmente a la investigación farmacéutica antes de pasar al cine y organicé programas de investigación clínica muy similares al que se ve en la película”, dice el director. “Conozco bien ese mundo y disfruté aportando estos conocimientos a la película”. Y añade, riendo: “Pero reconozco que ninguno de los pacientes en mis estudios desarrolló poderes telequinéticos”.
   Cuando se unió al equipo, retrabajó el guion con Scott Teems. “Keith y yo tenemos hijos más o menos de la misma edad y aprovechamos nuestra experiencia como padres para mejorar el guion”, dice Scott Teems. “Cuando lo escribí, mi hija mayor tenía la misma edad que Charlie en la película y cuando rodamos la película, mi hija pequeña cumplió once años. Tener la posibilidad de compartir estas vivencias con Keith e hilarlas en el guion fue muy especial y satisfactorio”.
   Durante el proceso de desarrollo de la película, los dos productores se alegraron de ver que los temas de la novela de Stephen King se incluían sin dificultad en el guion. “Hay algo en el libro Ojos de fuego que resuena en nuestra adolescencia, sobre todo en el paso de la niñez a la adolescencia”, dice el productor Akiva Goldsman. “Stephen King es único evocando la imaginación infantil y conmoviéndonos. Puede que sus reglas no sean convencionales y no se adapten a los límites de lo natural y lo sobrenatural, pero se mantienen dentro de un sistema que reconocemos. A mi entender, el tema más importante de la historia es cómo exploramos nuestro propio dolor. En OJOS DE FUEGO, la rabia que se apodera de Charlie puede matar. Creo que la idea de la piroquinesis, que nuestra rabia, nuestro amor, nuestro terror puedan manifestarse físicamente y, en este caso específico, como fuego, nos suena, nos toca. Es una forma extraordinaria de explorar y convivir con nuestra desesperación y sufrimiento”.
   Keith Thomas espera que la historia que ha plasmado en la gran pantalla sea fiel a la novela, y subraye la profundidad y amplitud de los dones como narrador de Stephen King, que trascienden el género. “OJOS DE FUEGO quizá no encaje con lo que se espera de Stephen King cuando se piensa en sus novelas”, dice el director. “Probablemente se piense más en It o en El resplandor. Aquí no hay fantasmas ni monstruos, pero eso me pareció interesante utilizar unos personajes muy interesantes desarrollados por el autor y conseguir que fueran realistas a la vez que impactantes y aterradores”.
   Gran parte de la tensión de las películas de terror proviene del peligro al que se enfrentan unos personajes con los que el público se identifica, por eso el director y los productores se aseguraron de que la familia formada por los padres y la niña estuviera anclada en las emociones de la vida diaria. “Siempre me ha atraído la complejidad de los personajes de las novelas de King, sobre todo las relaciones entre padres e hijos”, dice el guionista Scott Teems. “En OJOS DE FUEGO, la conexión entre padres e hija, y la dificultad de educar a una niña diferente, me conmovieron profundamente. ¿Qué significa el acoso escolar, qué significa sentirse solo en el mundo, cómo intenta un padre o una madre reconfortar a un hijo, cómo pueden ayudarle a superar la ansiedad? Todo esto tiene cabida en la historia”.
   En el fondo, OJOS DE FUEGO es la historia de una familia que intenta sobrevivir, y todos podemos conectar con una experiencia colectiva semejante. “Creo que OJOS DE FUEGO es una película que todos, hombres y mujeres, y especialmente padres y madres, podrán entender, incluso las personas a las que no les gusten las películas de terror tradicionales”, dice Jason Blum. “Al fin y al cabo, muestra a unos padres dispuestos a todo con tal de proteger a su hija, y me parece que mucha gente puede identificarse con eso”.

LA FOTOGRAFÍA...
  El director de fotografía Karim Hussain y el director Keith Tomas estaban de acuerdo en que la película debía estar sumida en una atmósfera de penumbra para reflejar la creciente oscuridad interior de los protagonistas. Karim Hussain escogió una iluminación comparable a los claroscuros de Rembrandt para mostrar la dualidad de los personajes, ya que todos esconden un talento oscuro o un plan secreto.
  Toda la película se rodó con el nuevo e innovador sistema Cinefade dentro del modo Vari ND para agilizar los tiempos de filmación y ofrecer una mayor flexibilidad entre las cámaras. También fue de gran ayuda para acomodarse a las limitadas horas de rodaje de Ryan Kiera Armstrong debido a su edad.
  El sistema Cinefade ofrece la posibilidad de cambiar un fondo borroso detrás de un personaje a mitad de una toma sin alterar la iluminación. Este efecto se usó sobre todo cuando Charlie utiliza sus poderes telequinéticos para “empujar”. El efecto se realizó en vivo y en directo.
  El director de fotografía Karim Hussain y el director Keith Thomas querían que esta película fuera completamente distinta de la primera, estrenada en 1984. Sobre todo, querían una atmósfera oscura, apagada, y lo consiguieron utilizando objetivos Masterbuilt Classic Primes, que aportan una tonalidad más suave, más “vintage”.
  Gran parte de la película fue rodada por el operario de Steadicam YOANN MALNATI para crear una perspectiva de movimiento constante que siguiera a los actores cuando participaban en las escenas.
  Más o menos a mitad de rodaje, Keith Thomas y su equipo se enteraron de que John Carpenter, Cody Carpenter y Daniel Davies compondrían la música de la película. Al ser todos grandes seguidores de Carpenter, empezaron a imaginar música al “estilo Carpenter” cuando preparaban algunas secuencias para calcular el ritmo de la acción. 
  La gran mayoría de las escenas con fuego se realizaron durante el rodaje, y solo algunas fueron aumentadas en la posproducción. Dada la complicación que supone filmar el fuego, se utilizó el sistema Vari ND Cinefade para que no se perdieran los detalles de las llamas mientras crecían y no afectaran a la profundidad de campo.
  Para el tremendo clímax de la película, se colocó una cámara por encima del decorado para rodar una toma cenital de los especialistas vestidos con trajes ignífugos ardiendo. Al ser llamas de verdad, el encargado de seguridad estimo durante un ensayo que la temperatura cerca de la cámara podría alcanzar los 538 grados. Se colocó la cámara dentro de una caja de vidrio y acero reforzada especialmente para aislarla e impedir que se derritiera.
  La diseñadora de producción Zosia Mackenzie, el director artístico JOHN O’REGAN y el director de fotografía Karim Hussain planearon meticulosamente los decorados interiores con el fin de iluminarlos sobre todo con lámparas y luces que se vieran dentro del encuadre y usando un mínimo de focos. Para conseguirlo, debían saber por dónde se moverían los actores, además de asegurarse siempre de tener a mano más lámparas o luces que pudieran colocarse de forma inmediata si el actor cambiaba de posición.

LOS EFECTOS, LOS INCENDIOS Y LA SEGURIDAD...
  “Personalmente, creo que si se pueden realzar los efectos prácticos realizados en el plató con efectos especiales en la posproducción, alcanzamos la fusión perfecta”, dice el director Keith Thomas. “En esta película, me atrevería a decir que el 95,5% de todos los efectos se rodaron en el plató. No me refiero solo a las llamas. Cada vez que alguien se quemaba, recurrimos a prótesis. Para hacer volar cristales, usamos cañones de viento. Y esto nos permitió rodar reacciones auténticas. En cuanto a los incendios, rodamos el 99% en el plató”.
  Las reuniones semanales para los protocolos de seguridad empezaron dos meses antes del principio del rodaje. Ejecutivos de Blumhouse, el director Keith Thomas, el coordinador de especialistas DARYL PATCHETT, los jefes de producción, el equipo de efectos especiales y el jefe de bomberos local participaban regularmente en las reuniones.
  En una de las escenas más difíciles de la película, el equipo de efectos especiales usó un lanzallamas para disparar a los especialistas vestidos con trajes ignífugos. La escena se ensayó un sinfín de veces para calcular las temperaturas exactas y los tiempos. Durante una de las secuencias, la temperatura en el plató pasó de 70 a 399 grados centígrados en cuestión de segundos.
  Los decoradores utilizaron materiales especiales y estructuras interiores modificadas para disminuir, detener y aguantar las llamas y las elevadas temperaturas. La aireación de los decorados estaba perfectamente calculada, así como las diversas salidas para poder abandonar el plató rápidamente en caso de emergencia.
  El equipo de vestuario diseñó ropa adaptada hasta el último detalle para respetar las especificaciones de seguridad antiincendios.
 Después de varias horas de ensayos, Sydney Lemmon interpretó una complicada escena con sus dos brazos en llamas. La escena se rodó tal cual y, efectivamente, sus brazos ardían.
  Ningún miembro del reparto o del equipo sufrió la más mínima quemadura o herida durante el rodaje de OJOS DE FUEGO.

LOS DECORADOS Y EL DISEÑO DE PRODUCCIÓN...
  El decorado que hizo las veces de casa de Andy y Vicky está situado en un barranco a las afueras de Hamilton, Ontario, Canadá. La casa fue diseñada por el arquitecto Stanley Roscoe en 1966 y apareció en un artículo en la desaparecida revista “Ontario Homes & Gardens” como un ejemplo de “hogar posmoderno”.
  En cuanto al interior de la casa (construido íntegramente en un estudio), la diseñadora de producción Zosia Mackenzie y su equipo se dejaron influir por el diseño original porque consiguieron un ejemplar de la revista en la que aparecía la casa y que los propietarios actuales guardaban como oro en paño.
  Basándose en el campus de estilo brutalista de la Universidad de Toronto, el equipo de diseño de producción construyó el nivel inferior de “The Shop” (La tienda) en un estudio para acoplar el decorado a los efectos especiales y a los incendios.
  “The Shop” fue construida a base de cientos de bloques de cemento de 10x20 centímetros unidos para crear pasillos, entradas y salas que permitían al reparto moverse de la forma más realista posible.

LOS PERSONAJES...
Andy (Zac Efron):
   Andy, al que da vida el actor Zac Efron, es un hombre cuya vida cambió radicalmente después de participar en un experimento e ingerir una droga llamada Lote Seis durante sus años en la universidad. “Una tarde, Andy decidió apuntarse al Estudio Lote Seis y todo cambió para él”, explica el director Keith Thomas. “Acabó el experimento con una habilidad inesperada, meterse en la mente de los demás y obligarles a hacer lo que él quería. Pero las habilidades de semejante calibre siempre traen consecuencias. En su caso, cuando obliga a alguien a hacer algo, se le produce una hemorragia interna y sangra por los ojos. Si se han fijado en Zac, saben que sus ojos son muy llamativos, preciosos. Verlos llenos de sangre puede ser una sorpresa aterradora para algunos”.
   Decidido a proteger a su familia, Andy vive lejos de todo con su mujer Vicky (Sydney Lemmon) y su hija Charlie (Ryan Kiera Armstrong). Pero cuando los poderes de Charlie empiezan a manifestarse después de años de inactividad, su instinto protector entra en acción. “Creo que Andy hace lo mismo que muchos padres”, dice Keith Thomas. “Piensa que lo mejor es encerrar a Charlie en una caja, meter la caja en una habitación y cerrar la puerta. Su instinto le dice que debe proteger a su hija. Simboliza el eterno debate de cualquier padre o madre. Por un lado, te preocupa la seguridad de los hijos y quieres protegerlos a toda costa, y por otro, quieres darles la libertad suficiente para que sepan cómo es el mundo”.
   OJOS DE FUEGO es la primera película de terror en la que trabaja Zac Efron. Le gustaba la idea de salir de su zona de confort y explorar territorios emocionales desconocidos. “Soy un apasionado del género de terror y estaba entusiasmado cuando surgió esta oportunidad”, dice. “Recuerdo que de niño vi la primera entrega de Ojos de fuego y me encantó. Lo he pasado realmente bien trabajando con mis compañeros de reparto y todo el equipo para plasmar este clásico de Stephen King y ofrecérselo a una nueva generación”.
   “Zac fue un colaborador maravilloso”, añade el productor Jason Blum. “Es un gran profesional y se entregó al papel, pero además tiene un estupendo instinto creativo. Nos hizo unos comentarios muy útiles después del primer montaje. Añadieron fuerza a su personaje y mejoraron la película en general”.
Su pasión no solo mejoró mucho al personaje, también aportó energía en el plató para sus compañeros. “Zac estaba empeñado en explorar la vertiente paternal del papel”, sigue diciendo Keith Thomas. “Pasó mucho tiempo con Ryan antes y durante el rodaje para que hubiera una verdadera relación entre los dos. Como cineasta, sé que se necesita este tipo de dedicación y esta pasión por parte de los actores principales”.

Charlie (Ryan Kiera Armstrong):
   Para el papel de Charlie, la niña de 11 años que protagoniza la película, era de suma importancia encontrar a una joven actriz con la que fuera fácil conectar. Charlie posee poderes extraordinarios, pero también se enfrenta a los problemas de cualquier niña de su edad, como puede ser el acoso escolar, la soledad, la inadaptación y las dificultades para controlar las emociones. El director y los dos productores encontraron todo lo que buscaban en Ryan Kiera Armstrong, a la que hemos visto hace poco en Viuda negra y en It: Capítulo 2. La joven actriz les conquistó en la primera prueba.
   “Ryan tiene la asombrosa cualidad de materializar la confusión y la emoción que siente Charlie”, dice el director. “Vimos a/ muchas chicas que hicieron pruebas geniales, pero Ryan aportó una especie de combustión que la hizo sobresalir. Se notaba la tensión en su mirada. Fue verla y saber que era la actriz ideal para el papel. Captó inmediatamente lo que siente Charlie cuando lucha para controlar su don sin necesidad de que le explicáramos nada”.
   “A veces, cuando se hacen pruebas para un papel, se tiene suerte”, añade el guionista Scott Teems. “Se colocan delante de la cámara e intuitivamente entienden quién es el personaje. Fue así con Ryan. Su instinto fue perfecto. Charlie es un papel crucial, y también muy difícil. Tuvimos mucha suerte”.
   El papel no tenía nada que ver con lo que Ryan Kiera Armstrong había hecho antes. “Dispuse de más tiempo para descubrir al personaje que en películas anteriores”, explica. “Tuve meses para prepararme, saber más acerca de Charlie, entender cómo funcionaba, así como el hecho de que podía mover cosas y crear fuego con la mente. Keith y yo hablamos mucho de Charlie, pero la primera pregunta que me hizo fue: ‘¿Qué lleva Charlie en los bolsillos?’ La pregunta se me quedó grabada porque Charlie no tiene amigos y lo que lleva en los bolsillos son cosas que la tranquilizan. Cuando Keith y yo empezamos a hablar, salió a relucir el tema de las hojas. Las hojas cambian de color según las estaciones. Se nos ocurrió que Charlie recogería hojas y se las guardaría en los bolsillos, porque los diferentes colores de las hojas la hacían feliz”.
   La pregunta de los bolsillos es un truco que Keith Thomas aprendió hace tiempo para ayudar a los actores a descubrir a sus personajes. “Nunca se ve lo que lleva en los bolsillos”, comenta el cineasta. “En ningún momento de la película se vacía los bolsillos. Pero saber qué lleva Charlie en los bolsillos la ayudó mucho a conocerla mejor”.
   Charlie es el producto de sus padres, Andy y Vicky, que obtuvieron poderes durante un experimento con drogas en la universidad. Pero la piroquinesis de Charlie también puede verse como una metáfora de los comportamientos emocionales erráticos de la preadolescencia. “Andy lee la mente de otros e influye en ellos; Vicky mueve cosas con la mente”, explica Keith Thomas. “Charlie heredó ambos dones, pero además, tiene un poder piroquinético que no puede controlar. Al llegar a la pubertad, ese poder también crece. Todos nos acordamos de lo que es llegar al primer año de instituto. Aún no sabes quién eres, intentas encajar. Por eso me pareció la edad ideal para el personaje. Todo lo que te pasa a esa edad ya es complicado, pero ¿qué pasaría si encima pudieras prender fuego a todo de una forma incontrolable? La intensidad de su viaje emocional es aún mucho mayor”.
   Al sufrir cambios hormonales, los niños a menudo no se reconocen en su entorno. “Al llegar a una edad, empiezan a ser más individualistas”, explica Akiva Goldsman. “Igual que cualquier otro niño o niña que no entiende su poder emocional o su inteligencia, Charlie tampoco entiende cómo encaja su don en el mundo. Son emociones muy complejas, y por lo que sé y he visto, totalmente abrumadoras. La historia de Charlie, en cierto modo, podría tomarse como una fábula admonitoria, y el personaje se parece un poco a Hulk, encarnado por Lou Ferrigno, cuando dice ‘No me hagas enfadar, no te gustaré cuando me enfade’. Charlie se ve obligada a usar sus poderes sin el necesario entrenamiento, lo que equivale a soltar a la fiera”.
   Pero Ryan Kiera Armstrong no cree que su personaje sea bestial o monstruoso. “Algunas personas quizá piensen que Charlie es malvada por lo que puede hacer, pero a mí me parece una heroína”, dice. “No quiere ser un monstruo ni tampoco hacer daño a nadie, y nunca lo hace por maldad. Solo usa sus poderes para proteger a su familia y a ella misma. Creo que yo haría lo mismo por mi familia si estuviera en su situación”.
   La joven actriz descubrió que tenía mucho en común con su personaje. “Algunos de los dibujos que están en la pared de su dormitorio los hice yo; me gustó compartir cosas así con Charlie”, añade. “La relación entre Charlie y Andy me recuerda a la mía con mi padre. Mi padre me apoya mucho, y me basé en esto para comportarme como Charlie con su padre. Hay mucho de mí misma en mi interpretación del personaje”.

Vicky (Sydney Lemmon):
   Vicky es la madre leal y protectora de Charlie y esposa de Andy. Al igual que su marido, hará lo que haga falta para proteger a su hija. Sydney Lemmon, a la que hemos visto en las series “Fear the Walking Dead” y “Succession”, encarna a Vicky. “Vicky, como Andy, estaba en la universidad cuando participó en el experimento Lote Seis”, explica Keith Thomas. “Desarrolló un don telequinético, pero no lo usa. Su don está enterrado en lo más profundo de sí misma; prefiere tener cuidado y, además, no lo necesita. Vicky ha encontrado la forma de convivir con él cómodamente. Sydney es una actriz asombrosa, de mucho talento y muy natural. Su capacidad para captar emociones fuertes y reproducirlas de forma realista nos dejó asombrados durante la prueba. Sydney dio una mayor dimensión al papel de Vicky, lo llevó mucho más allá de lo que estaba escrito en las páginas del guion. Se convirtió en un personaje más profundo, y Sydney aportó algo nuevo, diferente a cada una de las secuencias”.
   Vicky y Andy quieren proteger a Charlie como sea, pero no se ponen de acuerdo en cómo hacerlo. “Uno de los dos cree que un niño prodigio debe ir a la universidad a los 11 años, el otro piensa que estará mejor con niños de su edad porque el desarrollo social es más importante que el intelectual”, explica Akiva Goldsman. “Vicky está convencida de que deberían enseñar a Charlie a usar sus poderes para defenderse contra las fuerzas que les han perseguido desde que nació”.
   “Vicky quiere que Charlie aprenda a controlar su don”, añade Keith Thomas. “Cree que es básico que aprenda a usarlo adecuadamente porque ni su marido ni ella estarán siempre ahí para protegerla”.
   En muchos aspectos, Vicky es el núcleo emocional de la familia. “Al principio de la película hay un vínculo de más cariño entre Charlie y Vicky que entre Charlie y su padre”, explica el guionista Scott Teems. “Andy pierde la paciencia cuando Charlie no puede controlar su rabia. Intenta convencerla a través de métodos coactivos, pero Vicky sabe que el enfoque emocional dará mucho mejor resultado a la larga”.

Rainbird (Michael Greyeyes):
   Rainbird es un hombre peligroso y amenazante que vive en la más absoluta soledad. Fue un asesino a sueldo para una misteriosa agencia gubernamental y cree haber roto definitivamente con su pasado, pero le encuentran para que siga la pista de Andy, Vicky y Charlie. El papel recayó en Michael Greyeyes, de la serie “Rutherford Falls”. “En la novela, Rainbird es un sociópata obsesionado con la muerte”, comenta Keith Thomas. “Es un personaje enfermo, inquietante. En la película, le hemos cambiado un poco. Ya no es un asesino obsesionado con la muerte, pero estuvo involucrado en los juicios posteriores a los experimentos Lote Seis. Ahora se le encarga la misión de entregar a Charlie a los responsables de la misteriosa agencia”.
   Una agencia gubernamental que está por encima del bien y del mal, de la ética y de la moral, llamó la atención de Michael Greyeyes. “La idea de una red que opera fuera de moralidad convencional me fascina”, reconoce el actor. “Además, Stephen King es un maestro narrador, así que no dudé en aceptar el papel. Hablé del personaje con Keith y coincidimos en enfocarlo como auténticos fans de la novela. Pero Rainbird está totalmente reinventado en el guion. Scott modernizó el personaje para que encajara con el momento cultural actual; Keith y yo inventamos un increíble pasado para él. Gracias al guion de Scott y a la visión de Keith, el personaje de Rainbird es totalmente nuevo. Los guiones son como los icebergs, hay mucho que no se ve debajo de la superficie. Keith y yo añadimos detalles, cosas que quizá no se vean en la película o incluso no formen parte de la historia, pero que fueron básicas a la hora de crear el personaje”.
   En el transcurso de la película nos enteramos de que Rainbird puede tener más en común con Charlie de lo que se suponía al principio. “Le consume la idea de que la cultura de su comunidad ha sido violada, profanada, y cada acción suya le acerca más al momento en que podrá vengarse”, explica Michael Greyeyes. “Y así, cuando encuentra a Charlie, ella se convierte en la pieza del rompecabezas que le faltaba y en la respuesta a cómo manifestar su venganza”.
Una de las primeras decisiones que tomaron los productores al empezar el desarrollo del proyecto, fue que Rainbird estaría interpretado por un actor indio americano, tal como se describe al personaje en la novela de Stephen King. “Cuando se rodó la primera versión en 1984, no se representaba a la cultura de los pueblos indígenas como ahora”, explica Michael Greyeyes. “En aquella película, el papel de Rainbird recayó en George C. Scott. Era un actor increíble, una leyenda, desde luego. Pero cuando me dieron el papel, le dije a mi representante que no intentaríamos sustituir a George C. Scott, sino que recuperaríamos el papel. Me pareció una idea importante, recuperar un espacio y acercarlo realmente a lo que yo, como nativo americano, entiendo”.

Capitana “Cap” Hollister (Gloria Reuben):
   La capitana Hollister, a la que todos llaman “Cap”, ha escalado los rangos militares y ahora dirige el equipo encargado de capturar a Charlie. A pesar de declarar que solo desea ayudar a Charlie, es obvio que la empujan otros motivos. Cuando ordena a Rainbird que la capture y se la traiga viva, queda claro que su intención es utilizar los poderes de Charlie como armas militares. Gloria Reuben, conocida por sus papeles en Lincoln y la serie “Mr. Robot”, encarna a Cap.

Dr. Joseph Wanless (Kurtwood Smith):
   El Dr. Wanless, al que interpreta Kurtwood Smith, de Amityville: El despertar, es el científico que desarrolló y llevó a cabo los experimentos Lote Seis con varios universitarios, entre los que se encontraban Vicky y Andy. Han pasado los años y ahora, muy envejecido, está ingresado en un Centro para Veteranos. Pero cuando la capitana Hollister va a verle con información relativa a los poderes de Charlie, difiere totalmente sobre lo que debe hacerse con la niña.

Irv Manders (John Beasley):
   Irv Manders es un hombre discreto y supuestamente apocado que ofrece llevar a Andy y a Charlie cuando su coche sufre una avería. El papel recayó en John Beasley, de Anarchy: La noche de las bestias. Irv invita al padre y a la hija a comer a su granja, pero lo que empieza como una amigable comida no tarda en convertirse en suspicacias cuando se da cuenta de que Andy y Charlie quizá no sean lo que aparentan a primera vista.

logo radio directo


LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT


3 Junio 2022 sólo en cines
VILAS Y SUS DOBLES

24 Junio 2022 sólo en cines
12 PALABRAS

(Contenido no apto para menores de 18 años)
TODO EL CINE CLASIFICADO X AQUÍ.
Todo el cine X que imaginastes ver.
Cada día una película nueva

Comedia erótica italiana
LA PROFESORA BAILA CON TODA LA CLASEJAIMITO Y LA ENFERMERA ARMAN LA GUERRA EN EL HOSPITAL
Ver todas las comedias eróticas italianas

Cine español
ACTO DE POSESIÓNLA GARBANZA NEGRA

Cine de artes marciales
LA VENGANZA DE BRUCE

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... ESTE CHICO ES UN DEMONIO

Criticas del pasado...

Crítica... OJOS DE FUEGODESMADRE CITY U.S.A. Crítica... CHICAGO AÑOS 30
Crítica... DESMADRE A LA AMERICANA EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECESLA CHICA CON LA MALETA