Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Ron's Gone Wrong
Año Producción: 2020
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 107 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación
Director: Alessandro Carloni, Jean-Philippe Vine
Guión: Peter Baynham, Sarah Smith, Jean-Philippe Vine
Fotografía: David Peers
Música: 
FECHAS DE ESTRENO
España: 22 Octubre 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures - 20Th Century Fox


SINOPSIS

Frank Madden se ha convertido en el nuevo propietario de un rancho. Se trata de un hombre mitad indio que se hace pasar por blanco. Pronto comenzarán a sucederse los problemas entre Frank y los Shipleys, quienes están usando la tierra de Frank para su propio ganado...

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EL DEBUT EN ANIMACIÓN DE LOCKSMITH: EL SIGNIFICADO DE LA AMISTAD...
   “Ron da error" es el primer estreno cinematográfico de Locksmith Animation. “La productora de “Ron da error” y presidenta de producción de Locksmith, Julie Lockhart, dice: “Queríamos asegurarnos de que la calidad de la película representara el nivel de exigencia de la compañía de cara al futuro”.
  Esta película cambia todos los tropos sobre lo que significa ser "el mejor amigo”. Todos esperamos que nuestros mejores amigos sean copias de nosotros mismos. Que les guste lo que nos gusta a nosotros, que piensen que todo lo que hacemos es perfecto y que compartan nuestros objetivos y nuestros ideales. Pero en realidad, ese tipo de amistad puede ser complicado y confuso. Ron y Barney no tienen absolutamente nada en común. Barney cree que sus deseos se han hecho realidad cuando su padre y su abuela le regalan un B*Bot o "un mejor amigo listo para funcionar". Pero lo que él cree que lo librará del purgatorio social en el que vive en el colegio resulta ser el artífice de sus mayores humillaciones públicas. Es como si su familia le hubiera dicho que iban a comprarle el último iPhone, pero recibe uno de esos teléfonos para personas mayores con teclas gigantes.
  Ron no tiene ni un ápice de la programación que ha convertido al B*Bot en un éxito entre el público del colegio. No tiene ni idea de lo que le gusta a Barney y no sabe nada sobre lo que significa ser un amigo. Dice cosas equivocadas, conduce a Barney a todo tipo de situaciones calamitosas, aunque divertidas, y a primera vista parece ser la peor pesadilla de Barney.
  Cuando Barney decide que terminará con esta catástrofe y le enseñará a Ron cómo ser su mejor amigo es cuando uno y otro empiezan a entenderse de una manera más profunda que resultará en una conexión personal íntima e indestructible. Por el camino se producirán todo tipo de situaciones estrambóticas, meteduras de pata en el parque, aventuras fracasadas en el desierto y, en última instancia, el intento desesperado de Barney por salvar a su nuevo mejor amigo.
  Los realizadores conversaron mucho sobre sus recuerdos de infancia y compararon notas sobre sus hijos, que les hicieron la misma pregunta: ¿Qué hago cuando no tengo a nadie con quien hablar en el recreo? Es más, todo el mundo conocía a alguien cuyo hijo había sido humillado en Internet. Así que todos pensaron en lo mal que lo pasan los padres en este tipo de ocasiones.
  “Como todos los padres, he vivido ese momento terrible en el que mi hijo llega a casa diciendo: 'Hoy no he tenido a nadie con quien jugar', dice la codirectora, coguionista y productora ejecutiva Sarah Smith. “Se te rompe el corazón. Y ahora también se enfrentan a las presiones de las redes sociales, lo que lo hace aún más difícil. Queríamos hacer una película sobre las amistades infantiles en la era de las redes sociales y ese sentimiento universal que todos los niños experimentan y creen que a todo el mundo le va bien menos a ellos... La mayoría de nosotros arrastramos esa sensación a lo largo de nuestras vidas”.
  La universalidad de este sentimiento toca la fibra sensible del coguionista y productor ejecutivo Peter Baynham, cuyo trabajo nominado al Oscar® en las películas de "Borat" hizo que lo invitaran a algunas veladas elegantes en Hollywood, donde volvió a sentir lo mismo que en la adolescencia.
  “Recuerdo estar en la grandiosa casa de un jefe de estudio”, dijo Baynham. “Todo era increíblemente ostentoso y yo estaba ahí delante de la mesa de la comida intentando parecer que estaba muy ocupado porque no conocía a nadie allí. Esa sensación de estar fuera mirando hacia dentro nunca desaparece realmente, ¿verdad? Es un sentimiento humano totalmente universal, así que comprendimos que teníamos entre manos algo muy auténtico que haría que el público se enamorara y se identificara con Barney”.
  “Siempre busco una conexión personal con una idea como padre”, dice Smith. “Quiero que cada película sea mi mensaje en una botella para mi hijo y de otros padres para sus hijos. En cierto modo, son el tipo de cosas que quería decirle a mi hija sentada en su cama por la noche cuando estaba preocupada por no tener amigos. En ese momento quieres decirle: "Todo irá bien, tendrás amigos y que no los tengas ahora no significa que no los tendrás algún día". Esa es la esencia de Ron: esas cosas que quieres que tu hijo entienda para que no sufra mientras va creciendo”.
  Smith se inspiró en la película de Spike Jonze "Her", en la que el personaje de Joaquin Phoenix se enamora de un sistema operativo de inteligencia artificial. “Recuerdo que pensé, tenemos que hacer esa película pero para niños, porque los niños están totalmente inmersos en el mundo de Internet y no hay ningún filtro”, dice Smith. “No saben si se pueden fiar de quién está al otro lado o qué está sucediendo”.
  “A casi todas las familias les preocupan el tiempo que pasan delante de la pantalla”, dice la productora Julie Lockhart. “A medida que los niños crecen, a los padres les preocupa que se vean atrapados en las redes sociales y sientan la presión de convertirse en algo que no son. ‘Ron da error' es una historia clásica sobre la amistad de un niño con pocas habilidades sociales y su nuevo mejor amigo, que, en este caso, resulta ser un robot roto, y su aventura en la que ambos aprenden el significado de la amistad”.
  “El mundo de hoy está completamente saturado de tecnología... se ha convertido en una necesidad en nuestras vidas", dice el codirector JP Vine. “Y la gente está cada vez más expuesta a personas e intereses que son similares a los suyos. Nuestra película analiza lo que eso significa para el mundo de la amistad. Ron y Barney son dos amigos inverosímiles, totalmente diferentes, pero a lo largo de la película construyen un vínculo muy fuerte que se vuelve muy enriquecedor para ambos. La película es un homenaje a la amistad, ¡sobre todo a las más extrañas! Como Ron desconoce la tecnología social que utilizan el resto de los bots, tiene que construir su propia versión de la amistad con Barney. ¡Y es genial ver cómo se las arregla!”
  “En algunos aspectos, las redes sociales y la faceta digital de la amistad han sido una auténtica tabla de salvación durante la pandemia”, reconoce Lockhart. “Pero hay muchas incógnitas porque no sabemos hasta qué punto están afectando a las amistades de nuestros hijos. Lo bonito de la película es que explora la definición de amistad y el significado de una verdadera amistad en contraposición a una amistad simulada digitalmente. Y no olvidemos que Barney y Ron se divierten muchísimo juntos y para nosotros era muy importante reflejarlo”.

HACER UNA PELÍCULA DURANTE UNA PANDEMIA...
  El codirector JP Vine se estrena como director en “Ron da error”, después de un trabajo narrativo superlativo en las películas de Pixar “Cars 3”, “Del revés (Inside Out)” y “El viaje de Arlo”. Reconoció el potencial de la historia y comprendió que podía convertirse en un clásico absoluto. “Me pareció una historia sencilla y potente a la vez sobre lo que significa ser un niño y ser un padre en esta era tan particular de la tecnología”, dice Vine. “Tenía todos los ingredientes de una película clásica. Después cuando fui a Londres y conocí al equipo de Locksmith, me encantó la idea de volver al Reino Unido y formar parte de la construcción una startup con grandes ambiciones en Londres, una ciudad que me encanta. Ninguno de nosotros pudo prever el caos en el que se sumiría el mundo por culpa de pandemia o cómo afectaría a nuestro proceso de hacer cine”.
  Como resultado del confinamiento obligatorio en Londres en la primavera de 2020 debido a la pandemia del Covid-19, Locksmith trasladó todas sus operaciones online. “Durante los primeros 18 meses de la producción anterior a la pandemia, todo funcionó de maravilla”, dice Lockhart. “Logramos construir unos vínculos muy fuertes antes de que todo el mundo tuviera que recluirse en casa”.
  A partir de ese momento, el talento del equipo se hizo aún más patente. Todas las facetas del cine se vieron afectadas.
Los artistas de guion gráfico o storyboard trabajan en las primeras etapas de producción y preproducción para ayudar a dar forma a la película, y esa es una habilidad de dirección: editar y pensar en cómo se va desarrollando la narración de la película. Con una amplia experiencia en la creación de storyboard para la animación, Vine explica el papel de un artista de guion gráfico. “Hacer storyboards consiste en tomar la página del guion escrito y dramatizarla para que sea lo más cinematográfica posible”, dice. “Es una combinación de interpretación, puesta en escena y cinematografía porque estamos tratando construir una historia y hacer llegar al público la fuerza del guion”.
  Vine continúa diciendo: “LO que hace es convertir las palabras en cine. A veces los dibujos son muy básicos y rápidos, y otras veces están mucho más pulidos y tienen mucho más en cuenta el entorno”.
  Los ilustradores vertían lo que hacían en el sistema y posteriormente, los directores y los productores revisaban los materiales por Zoom. La parte editorial se realizaba online con ayuda de herramientas como Clearview y Evercast. El equipo digital tenían conexiones telefónicas por VPN (redes privadas virtuales) para que las tomas pudieran compartirse, reproducirse desde el servidor y luego discutirse. Pix se utilizó para proyectar los primeros cortes de la película a los miembros del equipo de Locksmith y el estudio.
  El estudio de Locksmith está justo en el centro de Londres, y antes del Covid, los realizadores solían salir a tomar algo por la noche después de un largo día en la oficina. “Todos esos elementos desaparecieron de repente”, dice Vine, “así que todo se volvió muy intenso y muy concentrado, pero bastante implacable”.
  “El trabajo de la cámara fue realmente difícil", dice Smith. “Afortunadamente, uno de nuestros súper inteligentes directores de fotografía, Hailey White y yo, ya nos comunicábamos casi sin hablar antes del confinamiento: tratar de demostrar el movimiento de una cámara 3D dentro de un entorno virtual de CG moviendo las manos en una pantalla Zoom hubiera sido imposible sin eso. La edición también planteó un gran desafío: te sientes muy aislado de los materiales con todos los problemas del playback: era como intentar montar una película que podías escuchar en el iPhone de alguien en un retrete a tres puestos de distancia”.
  Dirigir una película animada es una empresa enorme y suele contar con dos directores. Y en "Ron da error" se añadieron las dificultades de la pandemia. Así que Smith y Vine no abandonaron nunca sus tareas de dirección mientras que el codirector Octavio E. Rodríguez informaba y coordinaba al resto de los departamentos.
  “A veces parecía que estábamos haciendo la película casera más grande y cara del mundo”, recuerda Vine. “De repente, más de 250 miembros del equipo estaban trabajando desde casa con protocolos de producción que al principio fueron una auténtica pesadilla logística. Ingenieros de sonido, modeladores digitales, riggers, animadores, equipo de iluminación y otros muchos... todos trabajando desde lugares improvisados: sótanos, habitaciones de invitados, cuartos de lavandería y cobertizos para macetas. Hacer que todo funcionara a pleno rendimiento es un gran mérito de nuestros sistemas de trabajo y de nuestros equipos de producción. Demostramos cómo las personas increíblemente creativas pueden superar esos obstáculos”.
  El segundo ayudante del director Luke Jameson ("Sherlock Gnomes") colocaba pistas de diálogo temporales entre las perchas de ropa que colgaban en su armario. La coordinadora de producción, Alicia Davies, realizaba la misma tarea, pero descubrió que meterse debajo de una manta creaba el ambiente acústico apropiado.
  Tratar de aligerar la carga de la gigantesca tarea de hacer una gran película animada de forma remota se convirtió en una especie de misión para los productores. "Lo idea es que todo nuestro equipo trabaje junto colaborando físicamente”, dice Lockhart, “pero cuando se produjo el confinamiento, nuestro equipo se dispersó por toda Inglaterra. Fue muy importante crear los protocolos de trabajo adecuados para que nuestro programa de producción fuera fluido. Pero lo que fue aún más difícil fue mantener alta la moral y un sentido de conectividad y camaradería entre todos los miembros de nuestro equipo porque además de eso precisamente trata nuestra película”.
  Cada viernes, el equipo de "Ron da error" se conectaba por Zoom para celebrar una reunión semanal sobre el curso de la producción. Al jefe de producción David Park ("Coco") se le ocurrió inyectar algo de fantasía en los procedimientos mediante la creación de reuniones "temáticas". Cada semana, todos se vestían de acuerdo con el tema de esa semana: imitar a tu presentadora favorita de la BBC; insertar tu foto en la carátula de tu álbum favorito (Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de los Beatles, Pet Sounds de los Beach Boys, Sounds of Silence de Simon & Garfunkel estuvieron entre los más populares), Semana del Orgullo Gay; la década favorita para la moda, etc.
  “¡La verdad es que conseguimos no volvernos locos!" dice Vine. “Hacer una película animada es un maratón y es muy agotador para el equipo, así que inyectar algo de diversión en estas circunstancias particularmente difíciles fue lo que marcó la diferencia”.

LAS VOCES QUE DAN VIDA A LOS PERSONAJES...
  Zach Galifianakis es la voz de Ron, que se llama así por su número de serie R0NB1NT5CAT5CO. Es un B*Bot (abreviatura de Bubble Bot) creado para ser su mejor amigo y un dispositivo para conectarse con otros, pero no está conectado a nada y no tiene configuraciones de seguridad. Es totalmente inocente, honesto y cree inmediatamente que es el mejor amigo de Barney. Y como es un espíritu tan libre, no hay duda de que se convertirá en un héroe para los niños y adolescentes de todo el mundo.
  Galifianakis es un cómico convertido en actor que creó y protagonizó las aclamadas series de FX “Baskets” y “Entre dos helechos”, que le han valido dos premios Emmy®. También prestó su voz al papel principal del Joker en la película animada de Warner Bros. "Batman: La LEGO película" e interpretó a Alan en la trilogía "Resacón en Las Vegas" de Todd Phillips.
  Además de ser un actor y cómico de enorme talento, Galifianakis aporta una asombrosa humanidad a todos sus papeles, especialmente a Ron, que conforma el núcleo emocional de la película. Esto fue crucial para la película, ya que los realizadores querían que el público se identificara con la relación que hay entre Barney y Ron, lo que no habría sido posible sin el actor adecuado que diera vida a Ron.
  “Analizamos muchas opciones diferentes para el papel de Ron porque exige algo muy concreto, pero Zach fue nuestra elección número uno”, dice la codirectora, coguionista y productora ejecutiva Sarah Smith. “Exige cierta inocencia pero también algo de descaro. Estás proponiendo un juego a tu audiencia en el que dices que Ron no es consciente y no piensa lo que dice, así que tuvimos mucho cuidado en asegurarnos de que lo que Ron dice se construye usando solo las cosas que escucha. Poco a poco, el público se va identificando con el personaje”.
  Al hablar de Galifianakis, el codirector J.P. Vine dice: “Teníamos que decirle todo el tiempo, menos emoción, menos entonación, y Zach decía: '¡No me suelen pedir que le dé menos al director!' Pero seguimos guiándolo por ese camino. Y el resultado es que encajó a las mil maravillas con el personaje”.
  Jack Dylan Grazer es la voz de Barney Pudowski, un estudiante de instituto alérgico pero resiliente y con un ingenio que no muestra y que tiene dificultades para hacer amigos. Grazer es conocido por el público por interpretar a Eddie en los éxitos de taquilla "It" e "It. Capítulo 2”. Recientemente le vimos protagonizando “We Are Who We Are” de HBO, dirigida por Luca Guadagnino y dando voz a uno de los personajes principales de “Luca” de Pixar.
  Los B*Bots están conectados a un niño. Se trata de un iPad que anda y habla y que se convierte en un fabuloso nuevo dispositivo personalizable con una pantalla envolvente cargada con toda la información online sobre su propietario, que se vende como “tu mejor amigo listo para usar”.
  “Es como el mejor objeto físico de las redes sociales; te sigue, te da consejos y te ayuda con las cosas de la vida diaria”, dice Grazer. “Es sobre todo un dispositivo para las redes sociales, para conectarse con otros amigos y hacer nuevos amigos y ver lo que tienes en común con esas personas”.
  La conexión entre Barney y Ron es lo que más le gusto a Grazer. “Hay algo más que un algoritmo en una amistad... no tiene por qué ser algo orquestado”, dice. “Debe ser siempre algo que surge de forma natural cuando te encuentres realizando diferentes viajes que se fusionan entre sí de alguna manera. Debe ser la interacción más natural que puedas tener con otra persona, pero también debe existir un vínculo de confianza y seguridad muy fuerte y, por supuesto, amor. Si no quieres a tu mejor amigo, ¡mándalo a paseo!”
  “Lo que nos encantó de su relación es que Ron no tiene nada que ver con Barney y no está de acuerdo con él”, dice Smith. “Los niños piensan que el amigo que quieren es el que estará de acuerdo con ellos y jugará los mismos juegos que ellos y le gustarán las mismas cosas que a ellos, pero esa es la fantasía de un niño sobre lo que es un amigo perfecto. Ron es todo lo contrario. No está de acuerdo. No sabe nada de Barney. Tiene su propia manera de pensar así que la película trata sobre la felicidad que se siente con una relación de verdad, divertida y exigente con la que te topas en un momento de tu vida”.
  Vine dice: “Barney va creciendo a medida que avanza la película. Barney cree que ser raro o mantenerse al margen le impidiendo avanzar en la vida. Y para Ron, su relación con Barney trata sobre aceptar totalmente al otro tal y como es. Se reafirman el uno al otro, y Barney adquiere confianza, se siente a gusto con lo que es gracias a esa relación”.
  Aunque las interacciones entre los actores animados parecen naturales y bastante realistas, los dos actores grabaron la mayor parte de sus diálogos solos, y los realizadores estaban absolutamente entusiasmados con las interpretaciones de ambos actores. “Estoy muy orgulloso de esta película, pero estoy aún más orgulloso de los dos actores principales”, dice Vine. “Es divertidísimo estar con ambos, y fue genial ver cómo sus personajes cobraban vida y asumían su propia existencia”.
  Para mejorar el trabajo de los dobladores, los realizadores organizaron una serie de talleres con varios actores que realizaron ejercicios de improvisación. “Trabajamos muchísimo para asegurarnos de que estábamos usando el lenguaje y la lengua vernácula de manera que resultara plausible, sobre todo para nuestros propios hijos que son unos críticos bastante duros”, dice Vine.
  Olivia Colman es Donka, la abuela de Barney, Es una mujer búlgara supersticiosa, extraordinaria y con un corazón de oro. Una mujer fuerte con valores tradicionales muy enraizados. Le encanta cocinar delicias poco conocidas (que Barney y su padre adoran) y bailar con música folclórica y cree apasionadamente que cualquier problema se puede superar con un tazón de sopa de grasa de caballo y un taladro eléctrico. Colman ganó un Oscar® por su interpretación de la reina Ana en “La favorita” de Yorgos Lanthimos y un Globo de Oro® por interpretar a la reina Isabel II en “The Crown”. Recientemente la vimos junto a Anthony Hopkins en "El padre”.
  “Barney tiene una abuela búlgara", explica Smith. “Es una de esas mujeres con una cultura muy arraigada que cree que se pueden comer todas las partes del pollo... es ese tipo de mujer”.
  “Olivia está fantástica”, dice Vine. “Estaba empeñada en meterse en la piel de este personaje y aceptó cantar y bailar subida a una mesa. Donka es una abuela de Europa del Este fuerte y luchadora, y la brillantez cómica de Olivia combinada con ese gran corazón fue perfecta”.
  La voz de Graham Pudowski es cortesía de Ed Helms, que protagonizó junto a Zach Galifianakis la trilogía “Resacón en Las Vegas". También es conocido por sus destacadas actuaciones en “The Daily Show with John Stewart” de Comedy Central, su memorable papel de Andy Bernard en la comedia aclamada por la crítica de NBC “The Office” y, más recientemente en “Rutherford Falls” en Peacock.
  Graham es el padre cariñoso pero abrumado de Barney que trabaja desde casa vendiendo artículos novedosos como sombreros iluminados y el "Brother Bouncy Car Monk" a través de su ordenador que tiene fallos. Está preocupado por la lentitud de las ventas y la constante batalla de un padre que trabaja en casa luchando con la tecnología. Además le preocupa que, a pesar de estar todo el día en casa, no está lo bastante presente para Barney.
  “Ed Helms es un genio”, dice Vine. “Sus diálogos improvisados son extraordinarios. Se identificó con el personaje del padre desvalido pero cariñoso con el que soñamos desde el principio”.
  Justice Smith es la voz de Marc Wydell, CEO de Bubble Inc. Al igual que Barney, Marc luchó por hacer amigos cuando era niño. Sueña con conectar a los niños entre sí, e inventa el increíble B*Bot, que actualmente está arrasando en todo el mundo. Smith apareció recientemente en "Generation" de HBO, pero también ha protagonizado películas como "Pokémon: Detective Pikachu" y "Jurassic World: El reino caído”.
  Rob Delaney es la voz de Andrew Morris, el descontento director de operaciones de Bubble que siente envidia de la visión y la popularidad de Marc Wydell y quiere convertirse a toda costa en el centro de atención. No le interesa un futuro en el que los B*Bots puedan conectar a los niños. Delaney es un cómico, actor y guionista, conocido por las películas nominadas al Emmy® "Catastrophe" y "Deadpool 2”.
  Kylie Cantrall da voz a Savannah Meades, la chica más popular del Colegio Nonsuch. Es preciosa y ecológica, conoce a Barney desde el jardín de infancia, pero ahora pertenecen a círculos diferentes. Cantrall es actriz, cantante y estrella de YouTube cuyos créditos incluyen “Gabby Duran: Alien total” de Disney Channel.
  La película también está protagonizada por Ricardo Hurtado (serie de TV "Escuela de rock") como Rich, Marcus Scribner ("Black-ish") como Alex y Thomas Barbusca ("Chad") como Jayden.

ENTRE BASTIDORES...
  Los realizadores contaron con un equipo de profesionales de talento para dar vida a la historia de Barney y Ron entre los que figuran: los directores de fotografía David Peers ("Happy Feet. Rompiendo el hielo") y Hailey White ("Thor: Ragnarok”); los diseñadores de producción Aurélien Predal (“Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas”) y Nathan Crowley (“Tenet”); el montador principal David Burrows ("La LEGO película"); el supervisor de efectos visuales Philippe Denis ("Trolls”); el compositor Henry Jackman ("Falcon y el Soldado de Invierno", "Big Hero 6”); y el director de animación Eric Leighton ("Sherlock Gnomes”).
  “Ron da error" tiene lugar en Nonsuch, una ciudad ficticia en un país y estado no especificados, pero tiene un aire muy americano y muy al estilo del norte de California. “Situarlo en el norte de California encajaba con el mundo de la tecnología”, dice la productora Julie Lockhart.
  La codirectora, coguionista y productora ejecutiva Sarah Smith imaginó en un principio que la historia tendría lugar en la parte de Londres donde vive. “Pero a medida que se desarrollaba la película, decidimos situarla en lo que yo llamaría un mundo cinematográfico de la mente... una ciudad pequeña en la que viven en la realidad muchos de los espectadores... un lugar muy normal”, explica Smith. “Al venir de mí y de Pete Baynham, la película tiene cierto tono de comedia británica. Por ejemplo, el personaje de Ed Helms, el padre, se parece al típico padre británico, pero, afortunadamente, Ed logró hacer que el personaje se pareciera más a un padre norteamericano. Tanto Ed como Zach se sintieron atraídos por el proyecto como fans de cierto tipo de comedia británica en la que Pete y yo habíamos trabajado anteriormente, ¡lo que ayudó enormemente!”
  Lockhart añade: “Algunos de los personajes tienen acentos, lo que los hace mucho más representativos de la maravillosa mezcla de culturas que tenemos en nuestro mundo de hoy”.
  Según el codirector J.P. Vine: “Tuvimos muchas conversaciones sobre el tono y el aspecto que debería tener el mundo. Comenzamos a trabajar con artistas que realizaban el desarrollo visual y enseguida decidimos que el escenario debía identificarse con un mundo suburbano reconocible en el que se había producido este increíble salto tecnológico”.
  La belleza visual y el aspecto general de “Ron da error” pueden atribuirse, en parte, al extraordinario trabajo de diseño de producción de Aurélien Predal y Nathan Crowley. “Nathan es el diseñador de producción de muchas de las películas de Christopher Nolan y hace cosas increíbles, enormes y de alta tecnología”, dice Smith. “Nos ayudó desde el principio aportando una visión general del aspecto que debía tener la película para ser súper ambiciosos en el diseño del mundo tecnológico de Bubble”.
  “Llevo mucho tiempo siguiendo el trabajo de Aurélien... es una especie de estrella de rock y muy conocido por su sentido del diseño", dice Vine. “Al principio del proyecto, ejerció de director de arte y luego contratamos a Nathan para que aportara una visión general y nos ayudara con la estructuración inicial de la película. Trabajar con un verdadero proceso de acción real fue genial porque desarmamos el guión, página por página, y llenábamos una habitación con referencias, que es como trabaja Nathan. Le encantó la idea de empezar a trabajar en la animación y tener la oportunidad de ver esas grandes ideas arquitectónicas”.
  Luego le correspondió a Aurélien, que se convirtió en diseñador de producción, pasarlo a través de la lente de la estilización y el color y de una estética más propia de la animación. “Así que Nathan nos proporcionó esa gran descripción arquitectónica y el enfoque de Aurélien se centraba más en el aspecto de la película”, dice Vine.
  Philippe Denis fue el responsable de realizar el trabajo de animación por ordenador. “El trabajo de Philippe abarcaba toda la película, su ejecución y hacer que funcionara. Hablamos de todo, desde la trama hasta el montaje de personajes, la piel, el aspecto de la iluminación y las texturas”, dice Vine. “Desempeñó un papel decisivo para superar el enfoque de la iluminación, que al final de la película fue bastante intenso. Todo se basa en la iluminación porque es el último departamento, así que básicamente él es el responsable de convertir nuestras ideas en animación”.
  En cuanto a la iluminación en sí, los realizadores querían que fuera bastante original. “Queríamos jugar con la luz artificial y hacer cosas interesantes con la luz para las escenas dentro de Bubble, pero luego, en el mundo real, como en la casa de Barney, queríamos que hubiera una sensación de calidez y de realismo", Dice Vine.
  Las opciones de color para la película fueron igual de importantes. “Cuando estábamos trabajando en el guion de colores, pensamos en la paleta y en cómo trasladar los estados de ánimo a través del color”, explica Vine.
  El papel de Henry Jackman en el proceso de realización cinematográfica fue esencial. “Me ha encantado trabajar con Henry”, dice Smith. “Comprendió muy bien las ideas y las emociones de la película y cuando le hablaba de las conexiones que hay en la historia; veía instantáneamente veía cómo entretejer temas y sonidos para apoyar esas ideas. Y hago hincapié en la palabra 'instantáneamente' porque ¡empieza a reproducir sonidos en el acto!”
  Smith continúa diciendo: "Llegó con grandes ideas para los sonidos digitales que usa a menudo, para apoyar la historia de B*Bot, pero le pedí un ambiente clásico de 'película de instituto' y también la escala orquestal y emocional de 'E.T'. ¡Nada más y nada menos! A Henry le encantan los desafíos que parecen imposibles y los superó con creces. Lo más importante de todo, cuando veo que las escenas del final de la película van al compás de su música, es que ha puesto su alma y su corazón al servicio de las emociones de la historia. Es una música maravillosa”.

SOLO EN CINES...
  El estreno en cines de "Ron da error", el primer título de Locksmith Animation con sede en el Reino Unido, no podría ser más oportuno. La historia de una amistad del mundo real en un universo dominado por las relaciones online, toca la fibra sensible de niños, adultos y familias de todas las formas y tamaños. La película aborda los fundamentos de la amistad, desde lo que constituye la amistad hasta cómo se afianza y crece hasta cómo la mantenemos viva. Y también nos dice que ser una versión auténtica de ti mismo es más valioso que tener un dispositivo genial.
  “Esta película tiene un mensaje importante que niños y padres comprenderán por igual”, dice la productora Julie Lockhart. “La cantidad de tiempo que un niño pasa delante de una pantalla, el efecto que tiene en los padres y la preocupación que causa a los padres, y a la familia en su conjunto, es algo que todos sabemos... y, por supuesto, en la gran pantalla tiene un aspecto maravilloso".
  La codirectora, coguionista y productora ejecutiva Sarah Smith añade: "La gente de hoy vive a través del chat, las publicaciones y los likes/dislikes, pero la amistad divertida, opuesta y extraña entre Barney y Ron, construida a través de una experiencia compartida, es un excelente recordatorio de las mejores cosas que vivimos cuando vamos creciendo”.
  “Los niños están saturados de pantallas porque casi todas sus relaciones se han reducido a la pantalla”, continúa diciendo Smith. “Por lo tanto, creo que el atractivo de una amistad humana cara a cara es una necesidad muy arraigada en este momento, especialmente en los niños. Quieren salir y correr por el campo, jugar con sus amigos como ves que hacen Barney y Ron. De esa forma se compensa el tiempo que pasan delante de sus pantallas y espero que eso aporte un plus a la película”.
  “Estoy muy orgulloso de nuestra película”, añade el director J.P. Vine, “siento que hemos hecho un trabajo de primera categoría. Y se debe a que todos han estado a la altura de este gran reto”.
  “Para nosotros era muy importante que el público entendiera que todo el mundo tiene inseguridades”, dice Vine. “Abordamos sobre todo el tema de la tecnología, los problemas que entraña, la soledad, o cómo acabamos perteneciendo a tribus con la tecnología. Pero lo que más me gusta es la sensación de que Barney está harto de ser un niño marginado y, al final de la película se siente totalmente a gusto con quién es”.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
LOS CHULOSEL CURRANTE

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
LE NOMBRE MAGIQUEEL DULCE MENEO
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
UNA NOCHE EN COCHE CAMALA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LA FAMILIA ADDAMS

Criticas del pasado...

Crítica... LA MOSCA IIEL EXTRAÑO VIAJE Crítica... NOSFERATU. VAMPIRO DE LA NOCHE