Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Spiral Saw
Año Producción: 2020
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 93 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
Género: Terror
Director: Darren Lynn Bousman
Guión: Pete Goldfinger, Chris Rock, Josh Stolberg
Fotografía: Jordan Oram
Música: Charlie Clouser
FECHAS DE ESTRENO
España: 21 Mayo 2021
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
DeaPlaneta


SINOPSIS

Trabajando a la sombra del veterano policía Marcus, el detective Ezekiel y su compañero novato William, se hacen cargo de una espeluznante investigación de asesinatos que recuerdan inquietantemente a un pasado espantoso. Involuntariamente atrapado en un misterio cada vez más profundo, Ezekiel se encuentra en el centro del morboso juego del asesino...   

INTÉRPRETES

SAMUEL L. JACKSON, MARISOL NICHOLS, MAX MINGHELLA, CHRIS ROCK, ZOIE PALMER, NAZNEEN CONTRACTOR, DAN PETRONIJEVIC, MORGAN DAVID JONES, K.C. COLLINS, JOSH STOLBERG, EDIE INKSETTER, BRIAN COOK, ALI JOHNSON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Chris Rock es conocido por su trabajo como actor cómico y sus ingeniosos monólogos, en los que hace gala de un sentido del humor único que le ha permitido revolucionar el mundo de la comedia. Pero además de ser un grande del humor, es “fan incondicional” del cine de terror en general y de la saga Saw en particular, que le enganchó por haber sabido combinar varios géneros populares y crear algo totalmente nuevo. “Me encanta el terror y todo el gore de la saga, pero también son películas muy tensas que funcionan muy bien como thrillers”, apunta Rock. Participar como protagonista y productor ejecutivo de SPIRAL: SAW, la nueva entrega de la popular saga, permite a Rock echar mano de sus conocimientos enciclopédicos de la saga para rendir homenaje a las películas anteriores y llevar esta nueva historia hacia una nueva dirección. “No solo quería subir el listón, sino que además quería iniciar un nuevo rumbo. Hemos mantenido las características principales de las películas de la serie, pero nos centramos más en los elementos psicológicos y en la tensión que siempre han estado ahí, aún sin ser tan evidentes. No van a faltar las trampas ni el gore, pero presentamos una historia y unos personajes que van a sorprender a los espectadores. Por eso no pienso en SPIRAL: SAW como una nueva entrega de la saga. En mi opinión, estamos empezando de cero y avanzamos hacia un objetivo totalmente diferente con esta película”.
  Curiosamente, la idea de llevar una película tan macabra como SPIRAL: SAW a la pantalla surgió durante un evento mucho más agradable: el convite de una boda. Un amigo de Michael Burns, el vicepresidente de Lionsgate, se casaba en Brasil y en la cena Burns compartió mesa con Rock, quien le comentó que era muy fan de la saga. Le dijo que le encantaría participar en una nueva entrega que encaminase a la serie hacia una nueva dirección.
  Después de la boda, Burns se puso en contacto con Mark Burg y Oren Koules, los productores de Saw, y los animó a hablar con Rock sobre la posibilidad de relanzar la saga. “Llamamos a Chris y a las pocas semanas nos reunimos para comentar ideas para esta nueva entrega”, explica Burg. “Al año estábamos rodando SPIRAL: SAW”.
  Rock se veía interpretando a un detective en el universo Saw, un policía que conoce de sobra la historia del asesino en serie que asoló la ciudad y se ve envuelto en un espeluznante caso de asesinato que recuerda mucho a la macabra metodología de Jigsaw. “Lo primero que se me ocurrió fue que quería interpretar a un policía que se despierta en una trampa o con una mano encadenada a una tubería y con una sierra en la otra”, recuerda Rock. “Ese fue nuestro punto de partida, y todo el mundo se vino muy arriba pensando en lo que podíamos hacer con la película”.
  Aunque Rock estaba dispuesto a colaborar con la historia de la nueva entrega, dejó las trampas en manos del experimentado equipo técnico, a sabiendas de que son una de las señas de identidad de la saga.
  “Le dije a Mark Burg que no quería tener nada que ver con las trampas”, comenta Rock. “Es más, no quería ni verlas hasta empezar a rodar. Mark y su equipo dominan el arte de asesinar a gente en la pantalla, con lo que les dije, ‘Yo me encargo de la historia del policía y vosotros del gore, porque a esto no os gana nadie’. Y así fue”.
  Burg y Koules, productores de la saga, se pusieron manos a la obra. “Siempre es divertido pensar hasta dónde podemos llegar con las trampas y la historia, y luego ir dándole forma a todo para conectarlo con el mundo que ya hemos creado”, comenta Burg. “Lo mejor es que Chris nos presentó unas ideas geniales y un concepto muy sólido para SPIRAL: SAW”.
  Koules admite que cuando empezaron a trabajar en la primera entrega de Saw, allá por 2003, jamás se hubieran imaginado que estarían añadiendo un nuevo capítulo a la historia 17 años más tarde. “A nosotros ya nos parecía increíble haber creado una película que hubiera gustado a espectadores de todo el mundo”, confiesa Koules. “Esa era nuestra meta al empezar con todo esto”.
  A los realizadores les pareció muy buena idea escribir una nueva página en el legado de Saw. “Tenemos unos fans muy fieles, que esperan que la saga vaya siempre a más”, añade el productor ejecutivo de SPIRAL: SAW Daniel Jason Heffner, “y eso es lo que hemos hecho con esta nueva entrega”.
  Koules explica que las novedades se deben, en gran parte, a todo lo que Rock ha aportado al proyecto. “Chris lo borda en esta película y demuestra que es mucho más que un actor cómico. Los espectadores van a descubrir una faceta totalmente desconocida. Habrá alguna carcajada, desde luego, pero sin olvidarnos de una cosa: SPIRAL: SAW es una película oscura, perturbadora y absolutamente brutal”.
  Rock espera que los fans del género disfruten con SPIRAL: SAW. “Es como una montaña rusa que afecta a los cinco sentidos”, explica. “Tiene dosis de drama, de acción, de comedia y terror a punta pala.
  Básicamente, es el cóctel perfecto. Y luego están las trampas, que son el colofón perfecto a toda esta historia.
Son lo que distingue a Saw de cualquier otra saga”.

UN GIRO MACABRO...
  Los encargados de desarrollar el concepto inicial que Chris Rock planteaba para SPIRAL: SAW han sido los guionistas Josh Stolberg y Peter Goldfinger. Estos maestros del género tenían ya a sus espaldas éxitos de la talla de Jigsaw, Piraña 3D y Hermandad de sangre (Sorority Row). “En cuanto Mark y Oren nos llamaron diciendo que Chris Rock quería hacer SPIRAL: SAW, Pete y yo nos pusimos manos a la obra. Le dimos unas vueltas a su idea y luego hablamos con Chris para ver qué le parecía”, comenta Stolberg.
  Para Stolberg, encargarse del guion de una película de terror protagonizada por uno de los actores de comedia más divertidos del mundo fue como un sueño hecho realidad. Se crió viendo los galardonados monólogos de Rock y le considera el mejor humorista de todos los tiempos. “Además”, explica el guionista, “estaba emocionado porque sé que es muy fan del género del terror. Pete y yo llevamos 20 años escribiendo guiones, y esa pasión compartida por el género del terror nos unió muchísimo a los tres”.
  Stolberg y Goldfinger tienen una enorme facilidad para diseñar los macabros métodos que se utilizan en SPIRAL: SAW, y se lo pasan en grande ideando formas creativas de cometer un asesinato. “Por ejemplo, si estoy en un crucero con la familia, me encuentro en la cubierta pensando en qué ocurriría si cogiera el ancla, se lo enrollara a Pete alrededor del cuello y lo tirase al mar”, se ríe Stolberg. “¡Es una forma muy divertida de pasar el tiempo libre!”
  Stolberg comenta que uno de los mayores retos del guion de SPIRAL: SAW fue la velocidad con la que fue cogiendo cuerpo el proyecto. “Cuando Chris le comentó a Lionsgate que quería hacer la película contaba con muy poco tiempo para rodarla antes de ponerse con otro proyecto, así que tuvimos que ponernos las pilas y trabajar muy rápido. Eso sí, trabajar bajo presión hace que surjan ideas muy buenas, porque nadie se corta de proponer lo que se le pasa por la cabeza, por muy loco que sea”.
  Además de por las siniestras trampas y los conceptos macabros, las películas de la saga se distinguen por sus giros finales y SPIRAL: SAW no defrauda. “La parte más compleja del guion fue desarrollar la trama para encajar el giro final, porque en el universo Saw siempre hay un giro final espectacular”, explica Stolberg. “Lo mejor es que el público sabe que va a haber un giro, con lo que el guion se convierte casi en un truco de magia. Hay que dar con la forma de engañar a los espectadores para que se olviden de ese giro y después dejarles con la boca abierta. Encajar el giro fue el mayor reto al que nos enfrentamos a la hora de escribir el guion de SPIRAL: SAW”.

EL REGRESO DE DARREN LYNN BOUSMAN...
  A la hora de buscar director para la cinta, los productores pensaron en el realizador Darren Lynn Bousman, responsable de tres de las secuelas más populares de la saga –Saw II (2005), Saw III (2006) y Saw IV (2007) y el primer director de películas de terror en liderar la taquilla de Hollywood con sus tres primeras superproducciones.
  “Esta es la quinta película que le produzco a Darren, así que tengo bastante experiencia con él”, comenta Heffner. “Lleva con nosotros desde el principio y ha madurado mucho como artista desde Saw II. Atrás quedó ese veinteañero recién llegado al sector, ahora es un señor de cuarenta años con dos hijos. Darren conoce la trayectoria de la saga y por eso, además de aportar estabilidad a un proyecto como este, es consciente de lo que le gusta al público fiel al universo de Saw”.
  Bousman no tenía pensado volver a la saga después de rodar Saw IV, pero a medida que otros directores iban dejando su huella personal en las nuevas entregas, empezó a sentir algo inesperado. “¡Me puse celoso!”, confiesa. “¡Quería ser yo el que hiciera avanzar la historia! Además, muchas veces se me acercaban fans que querían hablar de la saga. Lo curioso de esas interacciones es que no me preguntaban por las trampas, los giros, la sangre o el gore. Lo que les interesaba era el pasado de los personajes y cómo eran sus historias.
  Tenían verdadero interés por esas cosas, y eso me dio que pensar. Así que cuando me propusieron volver para dirigir una nueva entrega con un planteamiento totalmente diferente, me faltó tiempo para apuntarme”.
  Según el director, la saga Saw engancha porque todas las películas respetan la inteligencia de los espectadores. “El guion es producto de un proceso muy intenso y riguroso”, explica. “Sabemos lo que quieren los fans y sabemos lo que creen que se van a encontrar, con lo nuestra misión es conseguir engañarlos e ir siempre un paso por delante de ellos. Es como si estuviéramos jugando con ellos y el tema estuviera en ver quién es más espabilado: ellos o nosotros”.
  Al echar la vista atrás, Bousman se detiene en un interesante paralelismo entre SPIRAL: SAW y la primera película de la serie que dirigió hace quince años. “Cuando acepté dirigir Saw II, le dije a los productores que quería hacer algo diferente, porque no quería copiar la película de James Wan. Me parecía bien que rindiéramos tributo a Saw, pero quería que la secuela fuera mía. Me pasó lo mismo al aceptar SPIRAL: SAW. Decidí que era hora de volver a hacer algo completamente diferente. Esta vez todo es nuevo: desde la forma de rodar hasta la relación con los actores pasando por el diseño de las trampas”.
  Para Bousman, volver a dirigir una entrega de la saga ha sido un regalo inesperado. “Jamás me hubiera imaginado que estaría dirigiendo un nuevo capítulo de esta historia y durante el rodaje, muchas veces miraba a mi alrededor y veía todas esas caras conocidas y no me podía creer que estuviera allí. Han pasado 15 años desde que trabajé con ellos y ahí estaba, colaborando otra vez con ellos. Fue como si se cerrara el círculo… o la espiral, que pega más en este contexto”.

UN EXPERTO EN CINE DE TERROR...
  Bousman comenta que le hacía mucha ilusión recoger el testigo de la saga Saw, por un lado por reencontrarse con viejos conocidos y por otro, por trabajar por primera vez con los actores. “Dirigir SPIRAL: SAW me ha permitido volver a hacer lo que más me gusta. Contar con el apoyo de Dan, Mark y Oren ha sido maravilloso, pero poder trabajar con Chris Rock fue lo que más me atrajo del proyecto”.
  “Recuerdo la primera vez que me llamó Chris Rock”, comenta Bousman. Fue una experiencia surrealista porque el director recibió la llamada cuando estaba viendo “Tamborine”, el aclamado monólogo de Rock en Netflix.
  “Me sonó el teléfono y al responder escuché una voz que decía, ‘Darren, soy Chris Rock’. Me quedé de piedra porque su cara estaba en mi televisor. Menudo alucine”. Bousman, que nunca había trabajado con una estrella de la talla de Rock, dice que hicieron buenas migas desde su primera reunión. “A los dos nos gustan las mismas películas de terror y me di cuenta de que él entendía perfectamente qué significaba el universo Saw”, comenta el director. “Al terminar la reunión ya habíamos cogido confianza y mantuvimos ese vínculo durante todo el rodaje”.
  Bousman pensó que Rock era un fan al uso, pero se quedó impresionado al comprobar su extenso conocimiento sobre la saga. “Chris es un experto en el universo Saw. Me resulta curioso porque mucha gente dice seguir la serie, pero nunca me queda claro si realmente han visto las películas. No es el caso de Chris, que hizo mención a varias escenas concretas de Saw III y Saw IV durante nuestra reunión. Este sabe lo que dice”.
  Rock también se deshace en halagos sobre el trabajo de Bousman detrás de la cámara. “Darren es un director fantástico”, comenta el actor y productor. “Sus películas tienen una fotografía increíble y consigue una estética muy estilizada con esos cortes rápidos y ese ritmo tan vertiginoso que hace que todo quede superbién. Lleva todo lo que dirige a otro nivel y añade elementos visuales alucinantes a su obra”. Rock es el actor que mejor maneja la comedia en el panorama actual, y la idea de mezclar el terror con una buena dosis de humor negro en SPIRAL: SAW llamó mucho la atención de Bousman. “Chris me dijo que cuando estaba viendo Saw II, se dio cuenta de que una de las escenas entre Donnie Wahlberg y Dina Meyer hubiera funcionado muchísimo mejor si hubiera tenido un toque de humor. Hubiera bastado una frase que rebajase un poco la tensión antes de volver a meterse de lleno en la terrible situación. Y de ahí surgió la idea de SPIRAL: SAW”.
  “Pensé que sería superinteresante interpretar a un personaje como el de Donnie Wahlberg en Saw II”, comenta Rock. “No quería cambiar la película por completo, sino añadir algo nuevo e inesperado”.
  El actor apunta que se pueden trazar muchos paralelismos entre el humor y el terror. “Ambos géneros son muy complejos porque los dos buscan sorprender constantemente al público”, explica. “Por ejemplo, en una película de terror, cuando el público se empieza a relajar y baja la guardia, hay que darle un susto. Con las comedias pasa lo mismo, si bien hay que conseguir carcajadas y no gritos. Pero la cosa está en intentar que el público se relaje para atacar, ya sea con un susto o con un chiste”.
  Según Rock, conseguir la combinación perfecta de risa y miedo es tan complicado como cocinar el plato perfecto.
“La comedia es como una especia”, comenta. “He participado en muchas películas en las que la comedia era el plato principal, pero en una producción como SPIRAL: SAW, es un aliño que aporta sabor. Estuve hablando con los guionistas y al final quedamos en que ellos escribirían una película de terror protagonizada por un policía, y luego yo me encargaría de aderezar mis frases con unos toques de humor”.
  En SPIRAL: SAW Rock interpreta a Ezekiel “Zeke” Banks, un policía que lleva años trabajando en la South Metro Police Division y cuya honestidad e integridad le han alienado del resto de sus compañeros. “Otros policías le han dado la espalda porque hace años denunció a un policía corrupto ante la unidad de asuntos internos”, explica Bousman. “Cuando le conocemos en SPIRAL: SAW, le han puesto al mando de un caso muy personal. Uno de sus amigos ha aparecido muerto y le dan un plazo muy ajustado para llegar al fondo del asunto y descubrir por qué el asesino la ha tomado con el cuerpo de policía. Básicamente es la historia de un tipo que intenta ayudar a una jefatura de policía que no le apoya en absoluto”.
   Rock comenta que su personaje está lleno de rencor. “El padre de Zeke fue jefe de policía y es considerado toda una leyenda, así que siente que tiene mucho que demostrar. Los compañeros no se fían de él y el sentimiento es mutuo puesto que recibió un disparo años atrás porque nadie le cubrió las espaldas. De ahí que ahora tenga que atrapar a un asesino sin la ayuda del departamento”.

UN VIEJO AMIGO Y TODA UNA LEYENDA...
  Chris Rock se alegró mucho al saber que los productores querían que Samuel L. Jackson interpretase al policía jubilado Marcus Banks. “Recuerdo que cuando me preguntaron qué me parecía que Sam interpretase a mi padre, les contesté ‘¡Haced lo que tengáis que hacer para que Sam Jackson participe en esta película!’ Es un actor increíble y sube el listón de todos los proyectos en los que participa. Por algo es uno de los actores más taquilleros de la historia del cine. El día que me dijeron que había aceptado el papel pensé, ‘¡Toma ya!
  Estamos en marcha. Esta película va a dar mucho que hablar’”.
A Jackson también le hizo ilusión unirse al proyecto. “Soy muy fan de las películas de terror. Y me encanta que me llamen para participar en ellas. La saga Saw es única, es mítica. No podía rechazar participar en una película de la saga”, comenta Jackson.
  Por otra parte, a Jackson también le apetecía mucho trabajar con Chris Rock. “¿Quién no querría pasarse unas semanas con Chris?”, pregunta. “Fue una de esas experiencias que te hacen darte cuenta de lo mucho que te gusta tu trabajo. Chris iba superpreparado, lo cual no me sorprendió lo más mínimo porque sé que le dedica muchísimo esfuerzo a sus monólogos e hizo lo propio para dar vida a este personaje y crear esta historia”.
  De primeras, a Bousman le imponía un poco dirigir a uno de los actores más conocidos del mundo, sobre todo porque algunos de los papeles que había interpretado Jackson le habían marcado mucho. “Recuerdo que hice pellas para ver Pulp Fiction y al día siguiente repetí la jugada para verla con mis amigos”, comenta. “La siguiente semana volví. Fue una de las primeras películas que fui a ver una y otra vez en el cine, en gran parte por Sam. Y ahora estoy trabajando con el tipo que hizo que sacara tan malas notas porque estaba todo el día de pellas. Me parece bastante curioso”.
  Jackson dice que su personaje, el policía jubilado Marcus Banks, es un tipo complicado que tiene muchos asuntos sin resolver con Zeke. “Tiene una relación difícil con su hijo”, explica. “Quiere a Zeke, claro, pero como exjefe de policía, creo que le cuesta entender que su hijo denunciara a sus compañeros. Marcus no hubiera gestionado la situación como Zeke, y eso crea mucha tensión entre ellos”.
  El director sigue impresionado por la mítica actitud desenfada del actor, incluso después de haber trabajado con él. “Sam es estilo en estado puro. Tiene mucha presencia y se nota en cuanto pone un pie en el rodaje. Impresiona mucho verlo. Nada más enfocarle con la cámara, me transporté a todas esas películas con las que crecí. Todavía no me creo que haya rodado una película con él”.

SANGRE FRESCA...
  El personaje de Rock trabaja con un nuevo compañero, el detective William Schenk, al que interpreta el galardonado actor inglés Max Minghella. Conocido por el papel del chófer y agente secreto de “El cuento de la criada”, Minghella también participó en varios episodios de la comedia “The Mindy Project”.
  A Bousman le había gustado mucho el trabajo de Minghella en La red social, pero no había visto “El cuento la criada”. Eso cambió cuando le contó a su mujer Laura que Minghella era uno de los actores que había hecho el casting para SPIRAL: SAW. “Laura puso ‘El cuento de la criada’ y enseguida supe que Max era perfecto para nuestra película”.
  Bousman comparte una anécdota que demuestra el interés que suscita el actor. “El primer día que Max venía a rodar, Laura apareció por allí… Me pareció raro porque nunca suele venir a verme dirigir”, recuerda.
  “Pero la verdad es que la entiendo. Max tiene ese aire de estrella de los cincuenta que resulta irresistible”.
Koules describe a Minghella como un actor muy entregado y cuenta que encajó a la perfección con el resto del elenco de SPIRAL: SAW. “Es un profesional con todas las letras y se ha tomado muy en serio el papel. Estudió cada frase del guion. Es el tipo de actor que no solo se sabe su papel, sino el de todos los demás. Ese es su nivel de preparación”.
  Heffner comenta que Minghella contribuye algo único a la saga. “Aporta sangre fresca, por así decirlo, además de juventud y atractivo, que funciona muy bien en una película como esta. Además tiene una legión de seguidores por sus papeles en televisión, y eso también se agradece. Habrá gente que venga a ver la película por él, sin ser fans de la saga”.
  Rock ha encontrado un paralelismo curioso entre su trabajo y el papel de Minghella en SPIRAL: SAW. “Es curioso, porque interpreté a un detective novato en Arma letal 4 hace más de veinte años, y ahora Max es el joven detective en ciernes y yo soy como Danny Glover. Supongo que esas cosas te pasan si tienes suerte.
  Max es un actor buenísimo. Ha participado en un montón de películas y series superinteresantes y me ha encantado trabajar con él”.
Cuando leyó el guion de SPIRAL: SAW, a Minghella le gustó que se le diera tanta importancia a la relación entre los policías. “Me recordó a esas películas de policías que me obsesionaban de pequeño.
  Además, participar en este proyecto fue como cumplir un sueño”, comenta. “Por no hablar de trabajar con Chris Rock. Su interpretación en la película es muy especial. Tiene algo de humor, claro, porque es él, pero también transmite seriedad y emoción”.
  El actor dice que su personaje no podría ser más distinto al veterano policía que interpreta Rock. “Zeke tiene muchas tablas y es muy espabilado, mientras que mi personaje es más ingenuo e inocente. Pero lo interesante es que trabajan muy bien juntos. Su relación va cambiando según se va desarrollando la película.
  En las típicas películas de policías, los protagonistas se pasan el día chinchándose, pero en SPIRAL: SAW no es así. Zeke y William son diferentes pero dan con la manera de trabajar juntos desde el principio”.
  En cuanto a compartir cartel con Jackson, para Minghella ha sido todo un privilegio. “Sam es uno de los mejores actores estadounidenses de nuestra época”, comenta. “Es una leyenda, y fue todo un honor estar en su presencia y trabajar con él. Aprendí un montón de sus interacciones con Chris. La escena que comparten es una de mis favoritas de la película. Se conocen desde hace un montón y eso se nota al ver lo a gusto que
están el uno con el otro”.
  Minghella cree que la innovadora forma de contar la historia de SPIRAL: SAW atraerá al público que no haya visto las entregas anteriores de Saw y también hará las delicias de los fans de toda la vida. “Lo mejor de SPIRAL: SAW es que si nunca has visto una de estas películas te vas a enterar de todo lo que pasa y si has visto todas las entregas anteriores, vas a disfrutar de lo lindo”.

UNA MUJER A LA ALTURA DE LAS CIRCUNSTANCIAS...
  En el cine, no hay jefatura de policía sin su correspondiente comandante frío como el hielo. En SPIRAL: SAW la encargada de hacer cumplir la ley sin miramientos es Marisol Nichols. La que diera vida a Hermione Lodge en la popular serie “Riverdale” (CW), ya destacó anteriormente por su trabajo en la serie “24” (Fox).
  Nichols tiene una habilidad innata para hacer suyos el diálogo y las características de sus personajes, apunta Bousman. “Tiene una virtud técnica muy especial: es capaz de mirar el texto durante un segundo y darte 100 versiones distintas, todas increíbles. Y no solo eso, también es una gran profesional y una persona muy divertida detrás de las cámaras”.
  A Nichols, que se declara megafan del terror, le pareció muy interesante que Rock fuera a protagonizar una de las sagas más conocidas del género. “Cuando me dijeron que Chris iba a ponerle su sello personal a la historia, sabía que me encontraba ante un proyecto muy interesante”, comenta. “Es como el renacimiento de una serie que tiene muchos seguidores, por eso me hace tanta ilusión participar”.
  Nichols define SPIRAL: SAW como una nueva vuelta de tuerca a las clásicas películas de terror.
“Normalmente los policías se encargan de atrapar al asesino para evitar que siga matando. Pero SPIRAL: SAW le da la vuelta a ese concepto. Esta vez, los policías están en el punto de mira del asesino y eso le da un toque divertido y diferente. Los espectadores van a estar en tensión todo el rato y más de uno se va a tapar los ojos”.
  Para entender la mentalidad de un personaje tan serio como Angie Garza, Nichols se imaginó qué tipo de persona elegiría un puesto como ese en la vida real. “No todo el mundo es capaz de desempeñar un cargo así un día tras otro, hay que tener una personalidad muy definida porque se ven cosas muy duras”, explica. “El impacto que puede tener un trabajo así te cambia la forma de ver la vida y de relacionarte con la gente, y he querido transmitir todo eso al interpretar a Angie y su forma de gestionar la comisaría”.
  La actriz explica que la relación entre Garza y Banks es muy complicada. “Tienen muchos roces, pero está claro que Angie y Zeke se respetan”, comenta. “Angie le entiende mejor que muchas personas y sabe que es buen policía. Por eso a veces hace la vista gorda y le deja actuar a su manera, siempre que consiga buenos resultados y no enfade a demasiada gente”.
  Hablando del director, a Nichols le pareció muy curioso que Bousman, en apariencia un tipo tan amable, supiera dar con los elementos que más aterrorizan a los espectadores. “Darren no da nada de miedo. No sé cómo lo hace para dirigir estas películas tan perturbadas que causan verdadero pavor”, dice. “Es un maestro del suspense y sabe ir subiendo la intensidad para que el susto final sea todavía más espectacular, y lo hace todo con una sonrisa de oreja a oreja”.
  Minghella comparte varias escenas muy intensas con Nichols en la película y considera que está a la altura del papel. “Marisol impone mucho”, comenta. “Tiene un aire autoritario que le viene como anillo al dedo a su personaje. Eso sí, creo que se lo ha pasado en grande dedicándose a darnos órdenes a Chris y a mí”.
  Para Rock, la presencia de Nichols añade otro elemento inesperado a SPIRAL: SAW y aporta originalidad. “En este tipo de películas, el comandante normalmente es un tipo que se pasa el día pegando voces. Contar con Marisol le ha dado un toque personal a este proyecto. Por no decir que, además, borda el papel”.

TRAMPAS DIABÓLICAS...
  Para los fans de siempre de Saw, las retorcidas trampas son las verdaderas protagonistas de la saga. Con cada una de las entregas llega una nueva y espeluznante colección de artilugios macabros que le revolverían el estómago al mismísimo Marqués de Sade y SPIRAL: SAW no se queda atrás.
  “Las trampas son las señas de identidad de las películas de la serie Saw y han ido evolucionando con el paso de los años”, comenta Heffner. “Las primeras estaban construidas con cosas que podría encontrar cualquier manitas en un vertedero, pero fueron ganando en complejidad a medida que el público nos pedía que subiéramos el listón. Cuando empezamos a diseñar las trampas para SPIRAL: SAW, tomamos la decisión de volver a lo simple: queríamos construirlas con piezas que alguien un poco manitas podía tener en su caja de herramientas”.
  Dado que el famoso personaje de Jigsaw no aparece en SPIRAL: SAW, Bousman pensó que había llegado el momento de actualizar las trampas en esta nueva entrega. “Como no conocemos al asesino de SPIRAL: SAW, me pareció buena idea utilizar un planteamiento distinto para las trampas”, explica. “Jigsaw era un profesional de las trampas y tenía mucha maña para crear mecanismos muy complejos, pero el asesino de SPIRAL: SAW no tiene tanta experiencia y, por tanto, las va a construir de otra manera. El tema estaba en dar con cómo trasladarle eso a los espectadores”.
  Bousman se propuso crear trampas que pudieran existir en el mundo real para SPIRAL: SAW. “Quería trampas que pudieran funcionar. Nada de tirar de licencias creativas al diseñarlas. Si no conseguíamos que una trampa funcionase como en el guion, no lo incluíamos en la película”.
  El diseñador de producción Anthony Cowley, que también trabajó en Jigsaw, fue uno de los encargados de hacer realidad los conceptos de Bousman. “En una película como SPIRAL: SAW, estar en el departamento de arte es una gozada, porque te dedicas a diseñar las trampas, los platós y los grotescos mecanismos”, apunta Cowley.
  Los fans del género van a disfrutar con los macabros artilugios que Bousman ha diseñado para SPIRAL: SAW, y seguramente no van a poder quitárselos de la cabeza incluso años después de ver la cinta. “Esta vez hemos diseñado trampas especialmente retorcidas, como una que te aprisiona los diez dedos y empieza a tirar lentamente hasta que se separan de la mano”.
  Cowley explica que la idea original se basa en un atrapadedos clásico. “Al principio nos planteamos utilizar una trampa de cuerpo entero que desgarrase el cuerpo en dos”, comenta. “Pero Darren quería centrarse solo en los dedos. Nos dijo que de niño le daban pánico esos atrapadedos, así que fuimos dándole vueltas hasta dar con un diseño terrorífico que arranca lentamente los dedos de las víctimas. Sé que hay un montón de foros donde los fans van puntuando las trampas, y espero que la de los dedos entre directa al top 10”.
  El atrapadedos también es la trampa favorita de Nichols. “Si ya duele muchísimo darse un martillazo en el dedo, imagínate esto”, comenta. “El dolor es más intenso que un puñetazo en la cara porque hay un montón de terminaciones nerviosas en los dedos. Me parece bastante perturbador que en SPIRAL: SAW haya una trampa que te arranque los dedos”.
  Según Minghella, los días en los que rodaban las trampas eran especiales. “Tanto el reparto como el equipo técnico nos lo tomábamos muy en serio porque todos éramos conscientes del trabajo que hay detrás de cada una de las trampas. Son muy difíciles de diseñar. Al verlas me impresionó que fueran tan complejas.
  Como fan de la saga, estaba emocionadísimo de ver cómo se articulaban todas estas escenas”. Greg Chown, el director de arte que también diseñó algunas de las trampas, dice que la experiencia le pareció graciosa a la par que perturbadora. “Este trabajo es muy raro. Cuando vuelvo a casa después de rodar, mi mujer me pregunta qué tal el día y le cuento que hoy le he arrancado los pulgares a un tipo y después lo hemos electrocutado. Lo típico, vamos”.
  En una de las escenas más macabras de SPIRAL: SAW, una persona está colgada de la lengua por encima de las vías del metro. “¡Es superretorcido!”, dice Bousman. “Solo construimos parte del túnel del metro y luego forzamos la perspectiva para que pareciera más grande. Las ilusiones ópticas de ese tipo son muy divertidas porque de cerca parece un túnel inmenso pero en cuanto te alejas un par de metros te das cuenta de que se debe a un truco del departamento de arte. Fue muy interesante rodar esas escenas porque me engañaba constantemente la perspectiva”.
  La trampa del metro pasó por varias siniestras interpretaciones hasta que el equipo dio con el funcionamiento idóneo. Para Minghella la versión final es la mejor trampa de la película. “Ya me había llamado la atención en el guion, pero me quedé alucinado el día que lo rodamos. Hay miles de terminaciones nerviosas en la lengua, creo que nadie sería capaz de mordérsela, incluso en una situación de vida o muerte como esa.
  Duele solo de pensarlo”.
Bousman dice que el mayor reto fue la trampa final. En la escena, uno de los personajes aparece colgado como una marioneta. “Este tipo de escenas siempre son muy complicadas porque solo podemos trabajar 12 horas y cuando le dedicas cuatro a colocar un arnés, solo te quedan ocho horas de trabajo. Sentimos mucha presión para que todo salga bien”.

UN LENGUAJE VISUAL ACTUALIZADO...
  Bousman tenía muy claro el concepto visual de SPIRAL: SAW y para hacerlo realidad, los productores buscaron a un director de fotografía que pudiera retratar el horror desde una estética artística impactante. De nuevo, decidieron tirar por libre y ponerse en contacto con alguien no vinculado al género. Normalmente, cuando Heffner entrevista al equipo técnico, suele mantener una conversación breve para ir al grano. No fue el caso en la reunión con el director de fotografía de 28 años Jordan Oram. “Estuve charlando con Jordan durante más de 90 minutos y me impresionó todo lo que me contó. Creo que va a dar mucho que hablar.
  Aunque SPIRAL: SAW es su primera superproducción, ha rodado la mayoría de los videoclips de Drake y, como es tan joven, está al tanto de los últimos avances en materia de tecnología y equipos. Y eso es muy importante hoy en día”.
  “Jordan es el director de fotografía perfecto”, comenta Bousman. “Me encanta Drake y cuando me pasaron su currículo y vi que había trabajado en mi videoclip favorito les dije que no entrevistaran a nadie más. Quería contratarlo directamente porque con ese vídeo me bastaba para saber que era increíble. Superó todas nuestras expectativas. Se le ocurrían ideas para la iluminación que no se me hubieran ocurrido ni en un millón de años. En el rodaje transmitía mucho buen rollo y era siempre muy positivo, incluso en las jornadas más largas”.
  Oram también conectó con el director. “Darren tiene un estilo muy personal”, comenta. “Nada más conocerle, sabía que quería trabajar con él y que íbamos a entendernos de maravilla. Me encanta que complemente la fotografía con el montaje, y que trabaje pensando en el resultado final. Sabe cuántas tomas va a necesitar para que la escena quede bien, teniendo en cuenta el montaje y los cortes que va a meter para crear una secuencia dinámica”.
  Al director de fotografía también le ha gustado ver cómo interactuaba Bousman con los actores, sobre todo los días que rodaban con trampas. “Le encantan las trampas y los días que rodábamos con ellas venía emocionado porque le tocaba colocar a los actores y decirles cómo quería que gritasen”.
  Oram no conocía la saga y se dedicó a verlas durante la fase de preproducción para hacerse con el lenguaje visual de Saw. Para captar la estética que buscaba Bousman, el director de foto rodó en digital con una paleta de color monocromática, potenciando los verdes descompuestos y los amarillos mostaza, y tirando también de técnicas tradicionales como poner vaselina en la lente para crear una sensación onírica. “En las escenas de las trampas es muy importante rodar todas las opciones posibles, por eso jugamos con la paleta de colores para ampliar las posibilidades”, explica Oram. “Muchas de las escenas con trampas se han rodado de día, así que hemos optado por oscurecer las ventanas para que la luz entre por otros sitios. En lugar de atravesar la ventana, a veces iluminamos la barbilla o el interior de la trampa. Es todo un reto cuando se trata de una trampa con sierra, porque si hay una sierra, la iluminación normalmente va a proceder de un pequeño fluorescente en una esquina”.
  Bousman, que dirigió Saw II antes de cumplir los treinta años, se sintió identificado con el joven director de fotografía. “Jordan aporta mucha frescura a SPIRAL: SAW. Me hace gracia decirlo porque todavía recuerdo ser el jovencito del equipo en el rodaje de mi primera película de Saw. Por entonces acababa de terminar los estudios y ahora soy un viejales que se rodea de todo este joven talento. Para esta película quería contar con alguien que tuviera pasión y talento, pero que también se manejara de maravilla con las últimas tecnologías. Y Jordan es esa persona”.
  Nichols comparte su opinión. “Jordan es un director de fotografía increíble. Aunque SPIRAL: SAW es una película de terror, muchas de las escenas están rodadas de día y, aun así, Jordan consigue que tengan un aire turbio. Ha sabido crear una sensación ominosa, incluso a pleno sol y transmite el calor y la humedad que tanto agobian en la ciudad. Me quedé muy impresionada cuando vi el metraje en bruto que íbamos rodando cada día”.
  Habiéndole visto trabajar en SPIRAL: SAW, Rock cree que Oram va a llegar muy lejos. “La fotografía es fantástica”, comenta. “Jordan es joven y tiene mucho talento y tiene mucho recorrido por delante. Le ha dado mucho dinamismo al filme. Por ejemplo, hay un tracking al principio de la película donde la cámara nos va siguiendo a Max y a mí mientras bajamos al metro. Podría ser una escena de Scorsese”.
  A Oram también le ha gustado trabajar con el actor. “A todo el mundo le encanta Chris Rock”, dice. “No todos los días se trabaja en la primera película que ruedan juntos Chris y Samuel L. Jackson. Menuda suerte y menudo privilegio haber podido retratarlos a través de mi cámara”.

MÚSICA SALVAJE...
  Los realizadores también han querido darle una nueva personalidad a SPIRAL: SAW a través de la música. “El diseño de sonido de la primera película de la saga es muy reconocible. Algunos críticos incluso comentaron que el sonido era un personaje más del filme”, comenta Burg. “Y queríamos volver a esas sensaciones en SPIRAL: SAW, si bien esta vez queríamos que fuera a través de la música, para hacer algo novedoso”.
  Para ello, tendrían que encontrar a un artista que supiera cómo componer para esta nueva entrega de la historia de Saw. Bastó una reunión con el coproductor Ketura Kestin para darse cuenta de que el rapero 21 Savage era su hombre. Kestin viajó a Houston para mostrarle la película a Savage y Meezy, el manager del rapero, y enseguida supieron que era el artista perfecto para el filme.
  Savage no solo era fan del género y había utilizado esa estética en su música y sus vídeos, sino que además al ver quiénes eran los protagonistas de SPIRAL: SAW, se emocionó un montón. “Cuando me enteré de que iban a rodar una nueva de Saw lo que más me interesó fue el reparto, con Chris Rock y Samuel L. Jackson”, explica. “He visto todas las películas de la saga, la primera es la que más me gusta, y soy muy fan de Chris Rock y Samuel L. Jackson, así que obviamente quería participar en el proyecto con esas dos leyendas”.
  “Savage encaja muy bien con el mundo de Saw”, dice Koules. “De hecho, rodó el videoclip del tema ‘Spiral’ en el escape room temático que tenemos en Las Vegas”.
  Savage se involucró tanto en el proyecto que se encargó de la producción ejecutiva de la banda sonora.
Ha contribuido dos canciones propias (el tema principal “Spiral” y “Emergency”, con Young Thug y Gunna), además de contar con temas de otros dos colaboradores de Slaughter Gang: “You Ain’t Hard” de Young Nudy & Kid Hazel y “Down Bad” de Rio, 21 Lil Harold & SG Tip con Millie Go Lightly. Y lo hizo todo sin despeinarse. “Es la primera vez que me ocupo de la producción ejecutiva de una banda sonora para cine. Ha sido muy sencillo”, comenta. “Me llevo bien con un montón de artistas y no me ha costado nada que colaboraran conmigo para sacarlo adelante”.
  El artista confiesa que le ha gustado el reto de crear música basada en la película. Se ha tomado muy en serio la tarea. “Cuando compongo un disco, los elementos visuales vienen después de la música. Pero en una película, la imagen ya está ahí, así que ha sido muy diferente trabajar a partir de algo visual y hacerlo encajar con la música”.
  Koules quería que la banda sonora de SPIRAL: SAW tuviera guiños al resto de la saga. Para ello, fue cogiendo pistas de las películas anteriores y le mandó a Savage bases y ritmos para que los utilizara en sus temas. Jordan Burg, el supervisor musical de Twisted Pictures, identificó docenas de pistas y trabajó codo a codo con Slaughter Gang para llevar la música de la saga a la banda sonora. “Le enviamos unos 100 fragmentos de las bandas sonoras anteriores”, recuerda Koules. “Charlie Clouser, el autor de toda la saga de Saw, compuso ‘Hello Zepp’ para la primera película y esa pieza se convirtió en el tema principal de Saw. Savage también la ha utilizado en ‘Spiral’. Al utilizar las pistas de las películas anteriores el resultado final es una banda sonora que parece una mixtape de hip-hop, una biblioteca de sonidos y atmósferas que encajan perfectamente con el estilo característico de Savage”.

logo radio directo


El cine de Pajares y Esteso
EL LIGUERO MÁGICOEL ERÓTICO ENMASCARADO

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
SCHOOLGIRL BOUND 6CARTAS DE AMOR A UNA MONJA PORTUGUESA
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
CUARENTA GRADOS A LA SOMBRA DE UNA SÁBANAOH SERAFINA!
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LA MOMIA

Criticas del pasado...

Crítica... ´LA ESFINGELAS CICATRICES DE DRÁCULA Crítica... SABELA