Fichas de peliculas
  • Registro
×

Advertencia

JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /home/cineymaxlz/www/webnueva/images/galerias/020202/SUCKER-PUNCH-2011
×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/galerias/020202/SUCKER-PUNCH-2011
SUCKER PUNCH
INFORMACIÓN
Titulo original: Sucker Punch
Año Producción: 2011
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 110 Minutos
Calificación: Autorizada para mayores de años
Género: Acción, Fantasía
Director: Zack Snyder
Guión: Zack Snyder, Steve Shibuya. Basados en una historia de Zack Snyder
Fotografía: Larry Fong
Música: Tyler Bates, Marius de Vries
FECHA DE ESTRENO
España: 1 Abril 2011
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

'Sucker Punch' es una fantasía épica de acción que nos sumerge en la imaginación de una joven cuyos sueños le ofrecen la mejor escapatoria para su realidad más oscura. Sin la contención de los límites del tiempo y el lugar, ella es libre de ir a donde su mente la lleva, pero sus increíbles aventuras difuminarán las fronteras entre lo real y lo imaginario con consecuencias potencialmente trágicas...

INTÉRPRETES

EMILY BROWNING, VANESSA HUDGENS, ABBIE CORNISH, JENA MALONE, JAMIE CHUNG, CARLA GUGINO, OSCAR ISAAC, JON HAMM, SCOTT GLENN, RICHARD CETRONE, GERARD PLUNKETT, MALCOLM SCOTT, RON SELMOUR, A.C. PETERSON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

CUANDO LA REALIDAD ES UNA PRISIÓN, TU MENTE PUEDE LIBERARTE...
    El cineasta Zack Snyder ha querido innovar en la batalla entre la fantasía y la realidad en su primera película basada en una idea original propia: “Sucker Punch”.
   Snyder, creador de la historia, coguionista, productor y director de la película, afirma: “Sucker Punch es una película sobre escapar, tanto literal como metafóricamente. Muestra cómo la mente puede crear una barrera casi impenetrable contra el mundo real y hasta dónde estamos dispuestos a llegar, qué sacrificios estamos dispuestos a hacer, para salir de una situación difícil”.
   La película, del estilo de “300” y “Watchmen” respecto a los efectos visuales, es el resultado de una idea de Snyder: “Para mí fue una evolución. A mí me inspiran el arte de fantasía y las revistas como Heavy Metal. La película es como una mezcla entre esas influencias, “En los límites de la realidad” y la literatura de Richard Bach.
   Tardé años en concebir la historia completa. “Hacía tiempo había escrito una historia corta en la que aparecía un personaje llamado Babydoll”, comenta Snyder. “A medida que la desarrollaba, la idea evolucionó, se amplió y cobró vida propia”.
   Tras haber dado forma a gran parte de la historia y sus personajes, Zack Snyder recurrió a su gran amigo Steve Shibuya para escribir el guión. “Juntos, Steve y yo planeamos cómo encajarlo todo”.
   “Cuando Zack se puso en contacto conmigo, pensé que sus ideas para la película eran muy atrevidas,” comenta Shibuya.

PREPARACIÓN PARA LA BATALLA...
   Antes de comenzar el rodaje, las cinco jóvenes de “Sucker Punch” tuvieron que prepararse para los desafíos físicos que presentaban las exigentes escenas de acción del guión. Llegaron al límite de sus capacidades en manos del coordinador de escenas de riesgo y diseñador de acción Damon Caro y el entrenador Logan Hood. Estos últimos habían trabajado anterior mente con Zack Snyder en “300”. Caro llevaba el entrenamiento en artes marciales, lucha y armas de las chicas, mientras que Hood supervisaba su condición física general.
   Aunque el entrenamiento duró durante toda la producción, comenzó en Los Ángeles, unas cinco semanas antes de que el reparto se trasladara a Vancouver a comenzar el rodaje. Según Caro y Hood, lo primero fue proporcionarles unas directrices y técnicas básicas para evaluar su fuerza y desarrollar su resistencia. Caro comenzaba con ellas todas las mañanas, enseñándoles artes marciales y coreografías para las escenas de acción con armas, creando para las actrices un entrenamiento a medida según las necesidades de cada una. Hood y su equipo, entre los que se encontraba su antiguo compañero Navy Seal David Young, se encargaban del entrenamiento funcional por las tardes. Hacían ejercicios como calistenia, pesas, abdominales y flexiones con peso adicional, saltos sobre cajas, correr tirando de neumáticos y arrastramiento de cuerdas y pesas rusas modulando los entrenamientos diariamente. El objetivo principal era conseguir fuerza y agilidad para que las chicas parecieran más atléticas en sus escenas, de nuevo respetando las necesidades individuales de cada personaje.

ARMADAS PARA EL COMBATE...
   El arma de creación más complicada en “Sucker Punch” es la primera que recibe Babydoll: su espada samurai. Después de muchas pruebas, el equipo de diseño, dirigido por el attrezzista Jimmy Chow, se decidió por una katana wakizashi con el contorno reducido para adaptarlo a las pequeñas manos de Emily Browning y a su estatura. La katana se caracteriza por el mango hecho de piel de mantarraya negra (abdomen de mantarraya, apreciado por los japoneses por su textura de lija antideslizante), cubierta de cuero marrón lubricado, un tsuba tallado a mano (guardamanos) y un menuki de bronce esculpido también a mano, además de otros adornos escondidos bajo el cuero. La saya o vaina está fabricada de madera lacada y adornada con copos de nieve, otro símbolo clave de la película. Babydoll también tiene una trenza de oro que sujeta la espada a la pistolera de cuero de su hombro.
   La fabricación se centraba más en el diseño de la espada que en su función, además de que Zack Snyder quería que a los lados de la espada aparecieran grabados unos símbolos que, leídos cronológicamente, revelaran la línea argumental de “Sucker Punch”.
   Diseñados por el artista Alex Pardee, los grabados requirieron un trabajo de 40 horas para cada espada. Se hicieron dos espadas idénticas para la película, además de varias réplicas de aluminio y bambú para las secuencias de lucha de los especialistas.
   “Estoy realmente impresionado por el diseño y el trabajo realizado por todos para crear esta pieza clave, no solo en lo que se refiere a las armas, sino también a la narración”, elogia Snyder.
   El simbolismo que pedía el director requería también la personalización de las armas de las chicas, diseñadas de forma que nos devolvieran al mundo real de cada personaje. El Tomahawk y el revólver de Blondie, por ejemplo, estaban grabados con un corazón, mientras que el revólver 1911 Colt. 45 de Babydoll tenía tallado a los lados símbolos importantes que aparecen a lo largo de la historia, como el conejo de peluche que aparece por primera vez en casa de Babydoll y accesorios parecidos a los que utilizan las japonesas en sus teléfonos móviles. Aquí, los símbolos de juventud e inocencia como el conejito, el biberón o el osito de peluche se convierten en símbolos de la inocencia perdida: un reloj de arena y una calavera con lazo.
   Algunas de las armas principales de la película no eran reales, sino más una creación de los efectos especiales, sobre todo la ametralladora Meka de más de 7 metros. Inspirado en el anime Japonés, este vehículo bípedo blindado capaz de disparar al cielo con una práctica cabina construida para que la pilote Amber, es obra del supervisor de efectos especiales John “DJ” Des Jardins.

LLEGADA DE LA FANTASÍA...
   Los escenarios para el psiquiátrico y otros emplazamientos se construyeron en unos estudios insonorizados en Vancouver, Canadá. El diseñador de producción Rick Carter creó los escenarios teniendo en cuenta los mundos imaginarios y fantásticos de Babydoll, permitiendo que cada escenario sirviera en distintas escenas.
   “Si prestas atención, puedes ver, por ejemplo, que un pasadizo que utilizamos para Lennox House aparece también en una escena de dragones y otra vez en el burdel”, dice la productora Deborah Snyder. Para la fantasía de la Primera Guerra Mundial, empezamos en una catedral devorada por las llamas que imitaba la forma del psiquiátrico.
   “Lo que me intrigaba más era que cada lugar donde Babydoll viajara, fuera la catedral, el castillo o el templo, reflejara la arquitectura del psiquiátrico, tanto por dentro como por fuera”, dice Carter. “La gama de colores emocionales, incluso los rayos de luz que atraviesan las ventanas, sugieren esa sensibilidad, además de que la correlación de los diferentes lugares subconscientemente te llevan al mismo espacio mental de Babydoll y te mantienen en contacto metafóricamente con lo que le ocurre”.
   Estas similitudes visuales aluden al paralelismo creado en la mente de Babydoll entre lo real y lo imaginario. “El mundo de fantasía de Babydoll se basa en el mundo real”, dice Deborah Snyder, “de forma que cuando entra por primera vez en el teatro del centro y ve los típicos decorados del teatro (un tren, un castillo, un paisaje carbonizado y una pagoda japonesa), estos hacen florecer los lugares fantásticos en su imaginación. Sin embargo, estos lugares están distorsionados por la forma que ocurren las cosas cuando sueñas, donde todo se mezcla en la mente y no siempre estás en el lugar correcto”.
   Carter y el director de fotografía Larry Fong trabajaron conjuntamente para mantener ese sentido nebuloso del tiempo y del espacio incluso en las escenas que ocurren en la “realidad” de la película.
   La historia tiene lugar en los años 60, pero, según dice Fong, “aparte de algunas pistas en el pelo, el maquillaje, vestuario y decoración, yo no diría que realmente sea en los 60. Queríamos evocar no tanto una época, sino más bien la eternidad y un estado de Hánimo. Eso era más importante que reflejar una década específica, las visiones de Babydoll fluyen sin tiempo ni espacio y la puesta en escena de la película refleja su viaje. La intención de la película es simular emociones puras que provoquen y manipulen las del propio espectador”. “Queríamos algo visceral e inquietante, donde nunca estés seguro de si estás ante la realidad o la fantasía”, añade Fong.
   Para lograrlo, dice, “Utilizamos muchos espejos que crearan reflejos como si fueran ecos de la doble realidad, la ilusión y el autoreflejo. ¿Cómo puede la memoria ayudarte o traicionarte cuándo dependes de ella?. Todos recordamos sucesos pero resulta que puedes mirar una foto y que no aparezca lo que recordabas, la percepción y la realidad pueden estar borrosas. Eso es, en parte, de lo que trata la película: de lo que es la percepción, la imaginación, la memoria o la falsa memoria”.
   Para el director Zack Snyder, la parte estética de la película fue mucho más difícil que la “verdad” visual.
Snyder dice que la esencia de “Sucker Punch” es precisamente estas contradicciones, la forma en que se yuxtaponen sin restricción las imágenes y los elementos sin seguir lo que dicta el realismo o la iconografía popular. El diseñador de vestuario Michael Wilkinson estaba sumido en esta particular paradoja de la película, “mezcla de arquetipos femeninos tradicionalmente sumisos con heroínas de acción increíblemente dominantes y poderosas. Inmediatamente empecé a bosquejar ideas que mezclaban indirectamente los arquetipos, la gorra de la sirvienta francesa o el collar y bufanda de la niña con la silueta y los detalles de un soldado”.
   “Disfruté eligiendo entre una amplia gama cuando tuve que investigar para la película,” explica Wilkinson. “Saqué todo tipo de épocas, todo tipo de fuentes, tanto históricas como de la cultura popular, desde vídeos musicales y videojuegos, ¡hasta cuadros religiosos del siglo XVI!”.
   Wilkinson trabajó en ocasiones al revés, por ejemplo, reinventado el vestuario de combate con trajes burlesque. “Me lo pasé bien creando conexiones entre los mundos de forma que hubiera inteligentes referencias visuales entre las capas de la historia, pequeños lazos que llevan al público a reflexionar acerca de algunos temas o mensajes paralelos. Creo que así se ayuda al público a pensar”.

LA MÚSICA DE SUCKER PUNCH...
   El hilo conductor entre la vida de Babydoll en el burdel y sus fantasías de fuga es la música. Madame Gorski pone una canción y Babydoll cierra los ojos y se deja llevar, seduciendo a todo el mundo a su alrededor. Por lo que la banda sonora de “Sucker Punch” tiene que transmitir exactamente el estado de ánimo de cada momento. El director Zack Snyder ha colaborado con Marius de Vries y Tyler Bates en la composición de melodías, en los arreglos y en la producción de una colección ecléctica de canciones que dieran las notas justas dentro de los diferentes reinos de la historia.
   “Creo que uno de los elementos más poderosos e importantes del cine es la música”, asegura Snyder. “También porque Babydoll accede a sus fantasías a través del baile, la música es aún más crucial en esta película”.
   “Sucker Punch es una película onírica, con la fuga y la esperanza como temas, además de la redención a través de la imaginación”, dice de Vries, quien ha trabajado por primera vez con Snyder en esta película. “La música tiene que tener una fuerte conexión con estos temas. En muchos casos, Zack quería utilizar canciones en vez de melodías, de tal forma que la letra ayudara a navegar por las complicadas escenas e iluminara el estado de ánimo de Babydoll. Fue un desafío que realmente disfruté”.

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

{gallery}020202/SUCKER-PUNCH-2011{/gallery}

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
LOS CHULOSEL CURRANTE

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
YOUNG COCK AND HUNGRYLAS EXPERIENCIAS SEXUALES DE LA SRA. OBERST Y SUS SOBRINAS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
UNA NOCHE EN COCHE CAMALA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LA MOSCA

Criticas del pasado...

Crítica... LA MOSCA IITERROR EN AMITYVILLE Crítica... NOSFERATU. VAMPIRO DE LA NOCHE