Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Mule
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 116 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Clint Eastwood
Guión: Nick Schenk
Fotografía: Yves Bélanger
Música: Arturo Sandoval
FECHAS DE ESTRENO
España: 8 Marzo 2019
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Un horticultor de 90 años y veterano de la Segunda Guerra Mundial es capturado transportando cocaína a través de Michigan para un cártel de drogas mexicano...

INTÉRPRETES

CLINT EASTWOOD, BRADLEY COOPER, MICHAEL PEÑA, TAISSA FARMIGA, LAURENCE FISHBURNE, JILL FLINT, DIANE WIEST, ALISON EASTWOOD, LOREN DEAN, ROBERT LaSARDO, VICTOR RASUK

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

NADIE CORRE TODA LA VIDA...
   En "Mula", el director y productor Clint Eastwood da vida a Earl Stone, un hombre de casi 90 años que empieza a darse cuenta de que ha sacrificado lo único que vale la pena en la vida: pasar tiempo con la gente que amas.
  “Earl ha fracasado en su vida familiar, pero se ha estado engañando, explicando a los demás cómo relacionarse con sus propias familias", señala Eastwood. “Ahora quiere volver al redil pero no lo va a tener fácil”.
  Earl no ha cumplido la promesa de ayudar a pagar la boda de su nieta, así que ve el dinero como un medio para recuperar el afecto de los suyos. Si es que eso sigue existiendo; lleva décadas prestando más atención a sus lirios que a su esposa y su hija, el negocio va mal, así que Earl está a punto de perderlo todo.
  El productor Tim Moore afirma: "Earl es uno de esos hombres que se lo pasaban muy bien cuando no estaban en casa. Y cuando estaba no era el hombre que su familia quería que fuese. Así que se centró en el otro amor de su vida: su trabajo como floricultor y vendedor de lirios. Pero ahora, su negocio también da pérdidas”.
  Hasta que se le presenta una oportunidad nada usual. Earl es un hombre que ha pasado años viajando a las exposiciones de flores así que conducir no tiene ningún secreto para él. Y a su edad, ¿quién va a sospechar que está cometiendo un delito? El personaje, inspirado en una historia real, llevó Nick Shenk, guionista de "Gran Torino", a crear otro papel para el venerable Eastwood.
  “La mula de drogas con más éxito en la historia del cártel de Sinaloa era alguien que nunca levantaría sospechas: un tipo de 90 años que viajaba por trabajo”, afirma Schenk. “Les encantó. Le dieron de beber y de comer y le dieron libertad de acción. Así que empecé por ahí.
  “Me di cuenta de que Earl era la otra cara del Walt Kowalski de 'Gran Torino'", continúa diciendo Schenk. “Cuando investigué la historia, conocí a muchos veterinarios y muchos parecían haber acabado de dos maneras: Enfadados con el mundo, como Walt, o dejarlo todo atrás, ser agradable y encantador con la gente. Me basé en esa actitud para elaborar la personalidad abierta de Earl, su sentido de la diversión, su clase. Pero sólo era así con sus amigos y sus compañeros de trabajo. Como su ex esposa afirma en la película, todo el mundo disfrutaba de la versión amable divertida de  Earl mientras que ella y la familia sólo conocían a un hombre que siempre estaba deseando salir huyendo”.
  En su calidad de actor y director, Eastwood supo apreciar el mundo que Schenk creó para Earl. “Nick ha sabido crear un personaje que siempre está aprendiendo algo a pesar de que es un hombre mayor. Earl tiene una mentalidad abierta y le interesa el mundo que lo rodea, incluso cuando se mete en problemas”.
  Eastwood cree que lo que atormenta a Earl no son las drogas ni el hecho de que esté cometiendo un delito. Se siente culpable y no consigue deshacerse de esa carga. Pero lo intenta. “Está arruinado. Necesita ganar dinero o perderá su casa y el trabajo de su vida", observa el director. “Y cuando empieza a ganar mucho dinero, no puede resistirse a jugar al Robin Hood y hacer el bien comportándose de forma racional. Pero está en el lado equivocado de la ley, y eso es peligroso, tanto para él como para los demás. Así que está preocupado. Me gustó la idea de un hombre que tiene que superar tantos obstáculos físicos y emocionales”.
  En los últimos años, Eastwood se ha puesto muy pocas veces delante de la cámara. Pero Earl era un personaje demasiado apetecible. “Había leído el artículo del New York Times sobre ese hombre en el que se inspiraba el personaje de Earl. Así que me pareció divertido encarnar a un personaje de esa edad. ¡Aunque debería decir de mi edad! Me gusta pensar que siempre estoy observando, aprendiendo, igual que Earl. A medida que cumples años te das cuenta de lo mucho que no sabes. Pero hay que seguir adelante”.
  La productora Kristina Rivera dice: "Cuando leí el guion, me pareció evidente que Nick había creado el personaje de Earl pensando en Clint. Y a mí también me pareció que encajaría a la perfección”. A Rivera también le atrajeron los temas que aborda la película: el arrepentimiento y el perdón, y también la recompensa. Según ella, "son temas con los que la gente puede identificarse a muchos niveles. Me encantó que la historia tratara sobre las segundas oportunidades, que nunca es demasiado tarde para estar con tu familia, a pesar de los errores que cometiste en el pasado”.
  A Eastwood le acompañan varios actores a los que ha dirigido anteriormente como Bradley Cooper, Laurence Fishburne, Michael Peña y Alison Eastwood, y otros a los que le hubiera gustado dirigir como Dianne Wiest y Andy García. Taissa Farmiga e Ignacio Serricchio completan la impresionante lista.
  Eastwood declara: “El reparto es muy importante. Siempre buscas que cada personaje tenga un aspecto determinado y que exista cierta camaradería porque vas a trabajar con ellos durante cierto tiempo. Aunque elijas actores a los que no conoces personalmente, es importante que admires su talento. Este es un grupo fantástico al que dirigir y con quien actuar”.
  “Fui un padre horrible, un marido horrible. Creí que era más importante ser ‘alguien’ fuera que ser el fracasado que era en mi propio hogar”.
“Puedes hacer que todo cosa encaje en tu manera de pensar si lo piensas bien, o si no lo piensas en absoluto", dice Eastwood, al explicar la manera en que Earl justifica su pasado y presente. “No para de justificarlo todo”.

   Earl supone que si no puede compensar a sus seres queridos por todos los años que los descuidó, puede congraciarse con ellos ahora que puede permitírselo. Y su benevolencia no se detiene con la familia Stone; también paga el arreglo del local donde se reúnen los veteranos locales. Eastwood añade: “Cuanto más dinero da, más cree que está haciendo lo correcto transportando drogas. No tarda en vivir una vida loca, también en sus relaciones sociales. Está claro que, teniendo en cuenta su edad, está viviendo en un mundo diferente”.
   De hecho, Earl no se está comportando como lo harían la mayoría de los hombres de su edad. Algunos elementos de las actividades de Earl se extrajeron del hombre real, tal y como explica Eastwood: "No sabemos lo que sucedía cuando el hombre de verdad hacía esos viajes, pero parece que se paraba y ayudaba a otros viajeros y que utilizaba el dinero para recuperar su granja.
   Y continúa diciendo: "En nuestra película contamos el lado negativo del lado positivo, por decirlo de alguna forma. Ayudar a la gente, ayudar a reconstruir el local de sus compañeros veteranos, modernizar su negocio de lirios... Todo eso lo hace sentir como un salvador, pero lo cierto es que desde el punto de vista moral, se está hundiendo. Sabe que lo que está haciendo está mal, y que un día tendrá que pagar las consecuencias”.
   Aunque Eastwood tiene la edad de Earl, las similitudes terminan ahí, así que tuvo que inventarse el personaje al que da vida. “He vivido una larga vida, así que en cierto modo lo comprendo", dice. “Su pasión por los lirios no tenía nada que ver conmigo, pero la comparé con el trabajo de mi abuelo en su granja de pollos, y me fijé en él para encarnar a Earl, incluso su forma de caminar cuando era un anciano”.
   “Lo bueno de Clint es que a los 88 años tenía que parecer mayor porque lo cierto es que es muy viril", dice riendo Bradley Cooper, que trabaja con Eastwood en la película. “Clint se levanta de una silla como un canguro, pero Earl no, así que fue divertido verlo actuar como una persona a la que le pesan los años porque él es un atleta”.

LA LEY:
  La historia de Earl discurre paralelamente a la de los agentes de la ley que intentan rastrear a las mulas del cártel, en particular el más reciente, el agente Colin Bates. Cooper interpreta al ambicioso agente de la DEA que persigue a esa enigmática "mula" que nadie consigue atrapar. Bates, que entró hace poco en la unidad, no solo está tratando de resolver el caso, sino de demostrar a sus superiores de lo que es capaz. Al igual que Earl, dedica más tiempo al trabajo que a su familia.
  Cooper afirma: "Bates se acaba de mudar a Chicago e intenta dejar su huella para, en última instancia, acceder a una posición con mejor horario. Pasa mucho tiempo lejos de su familia y ellos no están nada contentos. Pero cuando lo asignan encontrar a esta mula que está transportando enormes cantidades de cocaína por todo el país, se dedica en cuerpo y alma a la tarea de atraparlo. Cree que esta podría ser su oportunidad de impresionar a sus superiores”.
  Irónicamente, cuando los caminos de los dos personajes se cruzan, Cooper dice: “hay una conexión entre ellos, los errores que cometieron, el hecho de que la familia no haya sido una prioridad para ninguno de los dos. Earl anima a Colin a que pase más tiempo con ellos”.
  A Cooper le atraía la idea de trabajar con Eastwood por segunda vez. “Tuve el honor de trabajar con él en 'El Francotirador', pero él no actuaba en esa película", dice Cooper. “La oportunidad de actuar con él en esta película es la razón por la que acepté de inmediato”.
  Cooper no solo disfrutó de estar frente a la cámara con Eastwood, sino que también observaba su actuación desde la barrera. “Rompí dos veces a llorar viéndole trabajar en el set", recuerda. “De hecho, en una escena que hacía con él, tuve que alejarme porque mi personaje no tenía que llorar en ese momento. Fue realmente conmovedor. Es un actor fantástico y no actúa muy a menudo, así que creo que todos sabíamos el privilegio que teníamos de trabajar con él”.
  El jefe de la unidad de la DEA del Agente Bates es el Agente Especial al Cargo (SAC), que interpreta Laurence Fishburne. “Soy el tipo del traje que está a cargo de los otros trajes", dice sonriendo. “El personaje de Bradley Cooper responde ante el mío en su búsqueda de la 'mula'. Me gusta el trabajo de Bradley así que me encantó trabajar con él y volver a hacerlo con Clint 15 años después de que hiciéramos 'Mystic River' juntos”.
  Al igual que Cooper, Fishburne agradecía la oportunidad de trabajar con Eastwood delante y detrás de la cámara. “Tuve la suerte de hacer una escena con él, y le estaré eternamente agradecido. No hay muchos tipos como Clint Eastwood, y como actor y joven que creció viéndolo en el cine, es muy especial compartir un momento en la pantalla con él”.
  El Agente Treviño también reporta ante el SAC de Fishburne, y es compañero de Bates. Está interpretado por Michael Peña a quien dirigió Eastwood en "Million Dollar Baby". Así que estaba deseando unirse al reparto. Peña dice del realizador famoso por su eficacia: "Hay una cita de Magnus Carlsen, un gran maestro en ajedrez, que dice 'aunque hay infinitas posibilidades en el tablero, solo hay dos o tres movimientos, y esos son los movimientos correctos’. Así es Clint. No malgasta el tiempo en tomas que podría usar; solo rueda lo que sabe que va a usar. Es un buen narrador y tiene muy buena memoria, así que le basta con dos o tres tomas para conseguir lo que quiere”.
  Peña dice que, para él, menos tomas "dan a tu interpretación esa energía que no siempre tienes. Te aseguras de estar preparado y lo clavas”.
El actor, que también ha trabajado con Fishburne y Cooper, llegó al proyecto muy bien preparado para interpretar el papel de Treviño. “Hace poco interpreté durante varios meses a un agente de la DEA así que tuve que documentarme exhaustivamente. Pero lo cierto es que todo lo que necesitaba para este papel estaba en el guión. Interpreto a un agente que reporta ante Laurence Fishburne, al SAC está al mando, y ante Bradley Cooper, que es un agente especial, y juntos intentamos perseguir a esta mula que el cartel llama 'Tata'. Intentamos obtener toda la información, todos los datos sobre ese hombre, pero jamás hubiéramos imaginado quién era realmente”.
  Grant Roberts como el Agente de la DEA, Pete Burris como el Director Regional de la DEA, Loren Dean como el Agente Brown también colaboran en la búsqueda de Earl. Así como Luis Rocha, que interpreta Eugene Cordero, aunque a su pesar.

LA FAMILIA:
  La popular actriz Dianne Wiest encarna a Mary, la ex esposa de Earl. Está muy decepcionada con su ex marido sobre todo por su hija, a quien Earl ha defraudado toda la vida, así como a su nieta. Mary ve que el patrón de comportamiento poco fiable de Earl vuelve a repetirse. Promesas que se hacen pero no se cumplen. Lo de siempre.
  A Wiest le encanta hacer este papel con Eastwood y afirma: "Trabajar con Clint fue como trabajar siguiendo un ritmo porque él es un músico. Es un ritmo muy generoso así que cuando lo aprendes descubres que eres mejor de lo que pensabas. Confías en su inteligencia y en sus observaciones. Te trata con una dulzura infinita, te sientes como una nota de jazz y, como todos los que lo rodean han aprendido las notas, las cosas siguen su ritmo”.
  “Tuvimos muy suerte de contar con Dianne para el papel de la ex de Earl", dice Rivera. “Ella aporta dulzura a Mary; te das cuenta de que debajo de su frustración sigue valorando su matrimonio, todavía ve ese lado encantador que tiene él. Probablemente es por eso que le duele que siga entrando y saliendo de sus vidas”.
  “Dianne Wiest es una de las personas más agradables que he conocido", dice Alison Eastwood, la hija en la vida real del actor/ director que interpreta a Iris, la hija separada de Earl. “Es encantadora, y siempre he sido una gran admiradora suya, así que me encantó trabajar con ella. Encarna a Mary a la perfección, a la dulce y cariñosa ex esposa de Earl con ese toque de descaro que tiene”.
  Mary reprocha abiertamente a Earl sus malas decisiones, pero su hija Iris apenas puede hablar con él. “Durante la primera hora de la película, cada vez que Earl entra en la habitación, Iris se va", dice la actriz. “Está muy resentida, enfadada, porque su padre antepuso el trabajo a su familia. Cuando intenta enmendarse, apareciendo en momentos importantes, Irisa se da cuenta de que debe dejar atrás esos resentimientos para poder perdonarlo algún día”.
  Alison Eastwood, que en los últimos años ha pasado más tiempo produciendo y dirigiendo, se sorprendió cuando su padre la llamó para actuar junto a él. “No había trabajado con él, de actor a actor, desde que tenía unos 11 años, cuando interpreté a su hija en 'En la cuerda floja'", recuerda. “He trabajado con él de adulta, me ha dirigido, pero esta es la primera vez que trabajo con él como mujer adulta, y fue mágico. Trabajar con mi padre ha sido una experiencia maravillosa”.
  A diferencia de Iris, su hija Ginny, ve el otro lado de Earl. Taissa Farmiga interpreta a su nieta que, al comienzo de la historia, se va a casar. “Me encanta Ginny", relata Farmiga. “Siente un gran amor por su familia y por su abuelo. Nadie lo soporta, pero yo aprecio su bondad, su sinceridad y que quiera tener una relación con él, a pesar de que no sea perfecto. Me encantan las historias que muestran las imperfecciones de la familia”.
  Farmiga dice que también le gustó cómo se abordan los recuerdos en la película. “Los recuerdos son fugaces, como los lirios de Earl, que solo florecen un día; solo tienes una oportunidad para crear un recuerdo", dice la actriz. “Si no estás allí, o si estás allí pero no estás presente, has perdido tu oportunidad. Esta historia muestra que es importante estar presente y cuidar de lo que está justo delante de ti, especialmente si se trata de las personas que amas. Ginny se da cuenta de que Earl lo está intentando y lo valora, aunque todavía no lo haya conseguido”.

"LA FAMILIA":
  En la mentalidad de Earl, estar para su familia significa echar una mano con el dinero, empezando por la próxima boda de Ginny. Así que, una vez más, su generosidad lo aleja de las personas que desean que se quede.
  Y, como siempre, a Earl le resulta más fácil entablar amistad con extraños que mantener buenas relaciones con su propia familia. Después de superar la reunión inicial con los miembros del cartel que gestionan sus recogidas y sus entregas habituales, Earl los conoce, se hace amigo de ellos, especialmente de Emilio, que interpreta Robert LaSardo, de Andrés, interpretado por Saúl Huezo, de Assault Rifle Guy que encarna Lee Coc, y Bald Rob, que interpreta a Noel G. Pero entra a formar parte de la "familia" cuando le llaman para que se reúna con el jefe.
  Andy García interpreta a Laton, el jefe del cartel que da trabajo a Earl. “Conozco a Clint desde hace muchos años y siempre he querido trabajar con él", afirma García. “Ha sido una experiencia maravillosa. Él confía en sus actores. Sabía quién era mi personaje, sabía quién era su personaje, conocíamos bien la narrativa y cuáles eran nuestros objetivos en la escena. Clint te da espacio para la improvisación y confía en que cuides esa narrativa y cumplas con esos objetivos”.
  Laton cree que se ha ganado el derecho de ser el llamativo jefe de cártel que vive en una mansión y tira al plato mientras sus subordinados cumplen sus órdenes, sin hacer preguntas. Una de esas estrellas en ascenso es Julio, el hombre que Laton asigna para "vigilar" a Earl.
  Moore lo explica: “El cártel de la droga elige a Earl para que sea su mula porque es un anciano con una camioneta, alguien de quien la DEA nunca sospecharía. Pero enseguida se dan cuenta de que este hombre de casi 90 años tiene se comporta de forma impredecible; va por las carreteras secundarias, se para dónde quiere y se sale de la ruta estipulada. Lo hace muy bien, pero se dan cuenta de que tienen que vigilarlo”.
  A Julio no le gusta que le hayan asignado esa misión; no ve por qué tiene que seguir a un anciano que no parece entender las implicaciones de los negocios de Laton y de los motivos de la supervisión de Julio.
  Ignacio Serricchio, quien interpreta a Julio, dice: “Creo que Laton es una figura paterna para Julio. Sabe en qué tipo de negocio está metido pero Julio está agradecido y es leal a Laton y al trabajo”.
  Antes de rodar sus escenas juntos, García invitó a Serricchio a comer. “Cuando nos conocimos, me soltó inmediatamente: 'Vamos a cenar y a hablar sobre su relación'", dice Serricchio. “Cuando empecé a hacer teatro los actores intentábamos conocernos y entablar una relación para que la familiaridad se reflejara en la interpretación, así que me encantó que él quisiera hacer lo mismo”.
  “Ignacio es un actor muy consciente, muy inteligente", dice García de su co-protagonista. “Pasar tiempo con él nos ayudó a sentirnos cómodos cuando trabajábamos, y me impresionó lo fácil que fue estudiar a los personajes con él”.
  Después de pasar cierto tiempo "escoltando" a Earl, Julio comienza a apreciar lo que puede aportar esta figura de abuelo. “Julio es muy meticuloso y no le gusta cuando las cosas se salen del carril", dice Serricchio, "por eso, cuando este hombre entra en su vida, lo que parecía una tarea muy fácil se convierte en su peor pesadilla. Al principio, está muy frustrado con Earl, pero después empieza a gustarle. Y odia que le guste”.
  Antes de aceptar el papel, el actor quería asistir a los partidos del Mundial de Rusia. Pero su equipo, Argentina, "no lo hizo nada bien, así que aceptar el trabajo fue la mejor decisión", dice riendo. Para ayudar a mantener el frágil equilibrio entre Julio y Earl, Serricchio dice: “Clint me lo recordó. Literalmente. Justo antes de una escena, antes de que la cámara empezara a filmar, vino hacia mí y creí que me iba a dar alguna indicación. Pero me dijo: '¿Cómo pudisteis perder por 3-0 contra Croacia? ¡Y se fue! Sabía que eso me pondría furioso", dice riendo. “Todavía no estoy seguro de si fue una técnica o una estrategia, ¡o si sólo se estaba divirtiendo!”
  Otros miembros del cártel son Clifton Collins Jr. como Gustavo, Daniel Moncada como Eduardo y Paul Lincoln Alayo como Sal, que va de copiloto de Julio cuando "acompañan" a Earl en sus viajes.
  Dando muestras de su sentido del humor, Eastwood dice de su reparto: "Están fantásticos, así que me daré una palmadita en la espalda por haberlos escogido", dice sonriendo. Y añade: "No, en serio, son uno reparto espectacular. A veces tienes suerte porque das con gente que supera tus expectativas. Y esta vez todo fue sobre ruedas”.

  “Mula" es un road movie que narra los inesperados viajes de Earl Stone por todo el país para un cártel de la droga. Pero al igual que el actor en la vida real, es el relato de una vida mucho más larga, la que Earl eligió para vivir al servicio de sus preciosos lirios mientras dejaba que sus relaciones, igual de delicadas, murieran casi tan rápido como sus queridas flores pierden sus pétalos. Para llevar la historia a la pantalla, Eastwood contó con el director de fotografía Yves Bélanger, el montador Joel Cox, la diseñadora de vestuario Deborah Hopper, el diseñador de producción Kevin Ishioka y el compositor Arturo Sandoval.

   La película se rodó casi en su totalidad en Georgia, en diversas zonas del estado y en la ciudad natal de Earl y sus alrededores. Ishioka afirma: "Esta historia se basa en la vida de un hombre real, pero es ficticia, así que tuve libertad de hacer lo que queríamos para la película, crear visualmente las narraciones que mejoraban la historia o establecer los niveles socioeconómicos de cada personaje. Necesitábamos que el entorno de Earl reflejara sus problemas económicos y el personaje tipo Robin Hood en el que se convierte cuando empieza a ganar mucho dinero”.
  Patrick Mignano, el jefe de localizaciones dice que "buscaba espacios abiertos para el ganado y para el maíz, y también lo más importante, la plantación de lirios. No concretamos dónde se desarrolla la historia, sólo decimos que Earl vive en el centro de Illinois. Al final encontramos una plantación de lirios perfecta en Augusta”.
  La pequeña plantación familiar planteaba un problema para Ishioka. “No soy horticultor, pero sé que cada brote solo tiene un ciclo de vida de un día", dice. “Así que si queríamos utilizar un emplazamiento real, teníamos que hacerlo en el momento óptimo del año y esperar que el clima encajara en nuestro calendario de rodaje”.
  Al principio, la suerte no parecía estar de nuestro lado. “La semana antes de nuestra llegada, llovió casi todos los días, pero cuando Clint llegó, salió el sol. Después, la víspera del rodaje, las flores habían desaparecido del todo. Así que estaba superestresado. Pero a la mañana siguiente abrieron. El efecto Clint Eastwood”, dice sonriendo Ishioka.
  Otras localizaciones que utilizaron estaba en Atlanta: las oficinas de la Agencia de Control de Drogas de la ciudad del Medio Oeste donde están los personajes de Fishburne, Cooper y Peña, así como la casa de Mary, el local de los veteranos, la sala de bodas de Ginny, un motel de carretera y otras más.
  Para las escenas en la tienda de neumáticos que sirve de reclamo falso el equipo se trasladó a Nuevo México, y para la impresionante mansión de Laton, buscaron un lugar en Las Cruces y lo decoraron con toda la parafernalia propia de un ostentoso jefe de cártel.
  En la historia, las recogidas y las entregas de Earl se llevan a cabo en varios estados de Estados Unidos y la película lo sigue mientras conduce. Para realizar las tomas exteriores, Eastwood y un pequeño equipo hicieron un viaje de verdad de tres días con los dos pickups de Earl, uno viejo y otro nuevo.
  Moore recuerda: “Pasamos por Nuevo México, Colorado, y subimos hasta Chicago, Illinois, para que se viera el campo: los campos de maíz, las vacas en sus pastos, el desierto y las carreteras. Pusimos a Clint al volante durante los tres días, conduciendo y cantando canciones”.
Eastwood comenta: “Todos los lugares a los que fuimos tenían su propio atractivo y también para el personaje. Yo ya había conducido por todo el país, pero hacerlo por trabajo fue divertido”.
  Para Earl Stone, conducir es pan comido; lo difícil ha sido controlar su vida, soportar el peso del remordimiento por los errores pasados y por los errores que ahora está cometiendo conscientemente con la esperanza de que el futuro sea más benigno. Todo se reduce a dos cosas muy sencillas que pueden convertirse en las más difíciles de la vida: Familia y perdón.
  Eastwood afirma: “Aprendes algo con cada película que haces y cada vez que actúas. Contar historias, interpretarlas, vivir todas esas aventuras, resolver problemas... te hacen pensar en tu propia vida, en cómo te comportarías en la vida real. Es lo que hace que esta profesión sea tan atractiva.
  “Earl sabe que no se portado bien con su familia y ahora es consciente de que nunca lo perdonarán. Es un golpe tremendo", continúa diciendo. “Siempre creemos que tenemos tiempo. Puede que no lo tengamos. O puede que sí. Puede que Earl sí lo tenga”.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo