Fichas de peliculas
  • Registro
AGENTES 355
INFORMACIÓN
Titulo original: 355
Año Producción: 2021
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 124 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Thriller
Director: Simon Kinberg
Guión: Simon Kinberg, Theresa Rebeck. Basados en una idea de Jessica Chastain
Fotografía: Tim Maurice-Jones
Música: Junkie XL
FECHA DE ESTRENO
España: 21 Enero 2022
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Diamond Films


SINOPSIS

Cuando un arma ultrasecreta cae en manos de unos peligrosos mercenarios, la agente especial de la CIA, Mason "Mace" Brown debe unir fuerzas con la agente alemana Marie, la ex aliada del MI6 y especialista en informática Khadijah, y la experta psicóloga colombiana Graciela, en una misión letal y vertiginosa para recuperarla. Mientras, una misteriosa mujer mujer, Lin Mi Sheng, sigue todos sus pasos. Juntas deberán superar sus conflictos personales y utilizar sus talentos y experiencia para salvar el mundo. En el camino, se convertirán en camaradas y amigas, formando un nuevo grupo letal: 355. Nombre que adoptan de la primera mujer espía en la Revolución Americana...

INTÉRPRETES

JESSICA CHASTAIN, SEBASTIAN STAN, DIANE KRUGER, PENÉLOPE CRUZ, LUPITA NYONG'O, EDGAR RAMÍREZ, BINGBING FAN, JASON WONG, LEO STAAR, RAPHAEL ACLOQUE, HITEN PATEL, WONG CHARLIE, EVIE WRAY, TOBY SAUERBACK, FRANCISCO LABBE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

LA HISTORIA DE FONDO...
    La identidad de la enigmática espía conocida sólo por el nombre en clave 355 se ha descrito como el último misterio de la Guerra de la Independencia. Esta mujer real desempeñó un papel fundamental en la red de espionaje Culper de George Washington, ayudando a transmitir información esencial sobre los movimientos de las tropas británicas a los generales estadounidenses. La clave numérica formaba parte de un elaborado sistema desarrollado para mantener en secreto los nombres y la ubicación de todos los agentes, y funcionaba bien. Demasiado bien, de hecho. Cientos de años después, el nombre de la mujer se mantiene en secreto, pero sus innovadores logros no se han olvidado: hoy en día, las mujeres que trabajan como profesionales de la inteligencia a veces se llaman entre ellas 355. El título resultó ser perfecto para una película que reúne a un reparto de actrices internacionales de primer nivel en un thriller de espionaje vertiginoso que se desarrolla alrededor del mundo.
  “El título es realmente importante porque hay muchas mujeres que han trabajado incansablemente detrás de las cámaras y que nunca han sido reconocidas en ningún campo”, expresa la productora y protagonista Jessica Chastain. “Incluso en los libros de historia, es muy raro encontrar historias de mujeres y sus logros. El hecho de que la película se titule Agentes 355 es un homenaje a aquellas mujeres que no han sido reconocidas. Se trata de engrandecer su poder, su fuerza, sus logros, y de decirles: Gracias”.
  La historia pone de relieve los distintos talentos de su ecléctica mezcla de personajes femeninos, cada uno de ellos especialista en alguna faceta del espionaje, ya sea en lucha, estrategia, alta tecnología o psicología. Como grupo, son inteligentes, astutas y, cuando es necesario, letales. Juntas, son imparables.
  La idea de la película surgió en el Festival de Cannes de 2017. Chastain formaba parte del jurado del Festival (junto a su futura compañera de reparto Bingbing Fan), y prestó particular atención a los posters que había por toda la turística ciudad de la Riviera francesa anunciando películas de acción, próximas a estrenarse, protagonizadas por estrellas de todo el mundo, pero la mayoría eran hombres. Esto la llevó a preguntarse por qué, habiendo tantas actrices respetadas a nivel mundial, nadie había pensado en reunirlas en una sola película.
  En busca del socio cinematográfico ideal que le ayudara a hacer realidad esa visión, Chastain recurrió al nominado al Oscar® Simon Kinberg, cuyo extensa carrera como guionista-director-productor incluye algunos de los éxitos más grandes de los últimos 15 años: ‘Sr. y Sra. Smith’, ‘Sherlock Holmes’, ‘Cenicienta’, ‘Marte’, ‘Deadpool’, ‘Logan‘ y numerosas entregas de la saga ‘X-Men’. En cuanto escuchó la idea de Chastain, Kinberg se ofreció a producir la película junto con ella y Kelly Carmichael, además de dirigirla. También se encargó del guion, junto con la premiada dramaturga, guionista y novelista Theresa Rebeck.
  “Me encantan las películas de espías y siempre había querido hacer algo que pareciera una versión fresca de una película de espionaje”, cuenta Kinberg, cuya relación profesional con Chastain se remonta a ‘Marte’, nominada a la mejor película en 2015. “La idea de Jessica de hacer una película de espías con un reparto de mujeres me pareció tan nueva y, al mismo tiempo, obvia. Lo primero que pensé fue: ‘Obviamente alguien ya hizo algo así’. Me rebané los sesos repasando todas las películas de espías que había visto a lo largo de los años, y no, nadie lo había hecho. Me entusiasmó la idea, y Jess y yo empezamos a desarrollarla juntos. Empezamos a hablar de la historia y de los personajes, y luego de los actores que queríamos que los interpretaran. Queríamos que fuera internacional, empoderada y real”.
  El empoderamiento fue un tema central en la elección del reparto para los papeles principales de la película. Contactaron con mujeres con las que Chastain quería trabajar desde hacía tiempo: la ganadora del Oscar® Penélope Cruz, Bingbing Fan, Diane Kruger y la ganadora del Oscar® Lupita Nyong'o. Los realizadores querían que estas mujeres, además de protagonizar Agentes 355, tuvieran una voz creativa en el proceso.
  “Siempre he expresado abiertamente el trato que las mujeres en la industria del cine han recibido en el pasado, y que siguen recibiendo”, aclara Chastain. “Para mí era importante hacer una película en la que las actrices no fueran sólo contratadas, sino que fueran dueñas de su trabajo, y que las decisiones no fueran tomadas por la gente de una oficina en Los Ángeles, sino que las tomaran los creativos en el set”.
  Ésta sería una película de espías diferente a las demás, y no sólo por el género del reparto. “Todos estos personajes son increíblemente valientes y astutos, y todos tienen diferentes razones para hacer lo que hacen”, comparte la coguionista Theresa Rebeck. “Hicimos mucho hincapié en dar a sus historias personales un tipo de complejidad que no siempre se ve de forma generalizada en un thriller de espías. También fue divertido explorar las variadas formas en que las mujeres saben cómo desaparecer del mundo. Gran parte del poder proviene de saber ser invisible. Estas mujeres saben cómo ser vistas y, también, cómo pasar desapercibidas”.
  La personalidad, el realismo y la autenticidad fueron parte esencial de la visión de los productores. “El estilo de películas que más me gustan son las verdaderamente crudas y realistas”, comparte Kinberg. “Quería encarar esta película desde el punto de vista de los personajes, de la acción, de la historia y de la forma más realista posible. Cada momento emotivo debía ser real. Cada momento de humor debía provenir del personaje, y cada parte de acción debía sentirse como si doliera como en la vida real. Quería que se viera real, provocadora y genial”.
  Esa estética se muestra desde los primeros minutos de Agentes 355, los que sumergen al público de lleno en la historia con una secuencia de persecución visualmente emocionante a través de las calles laberínticas y los pasillos subterráneos de París. Esta secuencia comienza con una joven pareja de luna de miel en la Ciudad de la Luz: para el mundo exterior, Mace (Chastain) y Nick (Sebastian Stan) parecen estar locamente enamorados, pero los recién casados son, en realidad, agentes encubiertos de la CIA que trabajan juntos en una importante misión. Han recibido instrucciones para reunirse con un contacto, Luis (Édgar Ramírez), en un café local y obtener una mochila que contiene información clave, lo suficientemente poderosa como para desbloquear cualquier sistema del planeta.
  Pero la operación se trunca cuando una hábil agente alemana llamada Marie (Diane Kruger) inesperadamente escapa con dicha información, y Luis, asustado, huye de la escena. Mientras Nick lo persigue, Mace va tras Marie. Mace salta por encima de las mesas de los restaurantes y corre entre la multitud a toda velocidad para recuperarla, mientras Marie escapa a toda velocidad a través de una galería comercial en una moto robada, conduciendo a Mace a los túneles del metro, donde deben esquivar los vagones que circulan a gran velocidad. “Esta escena de mujeres rudas conduciendo motos a través de la galería y apartando a la gente del camino, en realidad, establece que se tratará de una película de mucha acción e intensidad”, afirma la productora Kelly Carmichael.
  Cuando la información clave se les escapa, Mace se ve obligada a intentar recuperarla. Por muy hábil que sea, Mace se da cuenta de que necesitará un equipo con diversas habilidades para lograrlo, y finalmente une fuerzas con una antigua aliada del MI-6, Khadijah Adoyo (Lupita Nyong'o), la Dra. Graciela Rivera (Penélope Cruz), una terapeuta de la Dirección de Inteligencia de Colombia, y Marie, todo ello mientras es vigilada en secreto por la enigmática Lin Mi Sheng (Bingbing Fan). “Es la historia de cinco personajes que se juntan para formar una familia de superagentes, provenientes de todo el mundo para ir tras el mismo objetivo”, dice Kinberg.
  Kinberg, Chastain y Carmichael se unieron para formar un equipo excepcional. “Jessica fue la fuerza motriz y mi compañera creativa”, confiesa Kinberg. “De principio a fin, tuvo grandes ideas creativas, tanto como actriz como guionista, y es tan resuelta como el personaje que interpreta. Al igual que su personaje, no tiene límites. Es fuerte, centrada y decidida, y como director, ése es el tipo de productora que uno quiere. Hizo que todo el mundo se sintiera parte del proceso de realización de la película. Comprendió que esta película se trata de algo importante, además de ser una película divertida, emocionante, llena de suspenso, sorprendente, a veces divertida, a veces trágica... resulta que se trata de cinco mujeres en lugar de cinco hombres”.

LAS LOCALIZACIONES...
  Con una historia vertiginosa que abarca París, Londres, Berlín, Marruecos y Shanghái, Agentes 355 utilizó de maravilla algunos de los lugares más pintorescos del mundo.
  Para el vertiginoso comienzo de la película, en el que Mace y Nick persiguen por separado a sus objetivos por las calles de París, la producción viajó a la capital francesa, donde visitó el elegante barrio Le Marais, los famosos mercados como el Passage des Panoramas y el Passages des Grands Cerfs, el puente Louis-Philippe que cruza el río Sena, y las estaciones de metro de la ciudad y sus túneles.
  “La idea era mostrar un lado de París que rara vez se ve en cámara”, comparte el diseñador de producción Simon Elliott, cuyos proyectos recientes incluyen la aclamada serie ‘Black Mirror’, así como los largometrajes ‘The Little Stranger’ y ‘Niños en el tiempo’.
  “Le planteamos al equipo encargado de las localizaciones el reto de meternos en lugares en los que es muy difícil entrar”, dice Elliott. “Se me ocurrió la idea de que sería espectacular ubicar la persecución a través del Passage des Panoramas, la galería cubierta más antigua de París, y no sólo una simple persecución a través de ella, sino que condujéramos una moto a través de ella”.
  El rodaje de Agentes 355 comenzó con la elaborada secuencia coreografiada, sumergiendo al reparto y al equipo en el mundo de la acción de la película (el ex campeón de motocross Rob Herring realizó muchas de las acrobacias con la moto eléctrica). Sorprendentemente, las escenas se hicieron en sólo seis días, lo que permitió a la producción pasar a partes del set aún más ambiciosas.
  “Es una secuencia masiva que abre la película y deja ver el tipo de película que es, pero también promete el valor, el detalle, la propulsión y la musculatura que tiene la película”, afirma el guionista-director-productor Simon Kinberg. “No es un espectáculo por el hecho del espectáculo en sí, sino que es todo un espectáculo basado en la desesperación de los personajes, en su empuje, en gente que está dispuesta a hacer cualquier cosa para herir o ayudar al mundo”.
  Agentes 355 visitó también unos 22 lugares en todo Reino Unido, incluyendo el Freemason's Hall de Londres, el mercado de pescado de Billingsgate, y los muelles de Tilbury en Essex; los tres lugares albergaron altas persecuciones y luchas. Tras otro frustrante intento por recuperar el objetivo, Mace persigue a Marie por el mercado de pescado y luego por los muelles. Las escenas requirieron una cuidadosa planificación, ya que ambos sitios eran lugares con una actividad comercial diaria sumamente activa en el mundo real.
  “Llegábamos cuando los pescadores se iban”, cuenta la productora Kelly Carmichael. “Nosotros decorábamos, colgábamos todos los carteles y ambientábamos el lugar para que pareciera una escenografía. Luego, cada noche, cuando terminábamos de rodar, quedaba todo limpio, listo para que volvieran al día siguiente a vender su pescado”.
  El rodaje en un puerto en funcionamiento como los muelles de Tilbury presentó también sus propios obstáculos. La producción reservó una parte del muelle, lo que les permitió controlar el flujo de barcos y otras embarcaciones, pero las zonas circundantes estaban llenas de cuadrillas de trabajadores. “Parte de la preparación consistía en saber cuándo iban a llegar los barcos”, comparte Carmichael. “¿Tendríamos enormes cruceros en el fondo de la toma? Debíamos planificar cuándo estar allí exactamente”.
  La seguridad del lugar era de vital importancia teniendo en cuenta que algunas de las escenas requerían la presencia de las actrices de la película. “Una vez allí, era una acrobacia tras otra”, dice Carmichael. “Jessica corría por un saliente de 9 metros, caminando por un cable muy tirante. El nivel de intensidad era altísimo”.

LAS ESCENAS DE RIESGO...
  El impresionante reparto de Agentes 355 pasó semanas antes del inicio del rodaje preparándose para llevar adelante la exigente acción detallada en el guion. El coordinador de escenas de riesgo Jimmy O'Dee, trabajó estrechamente con las actrices para entrenarlas con el objetivo de que, en la medida de lo posible, realizaran la mayoría de sus escenas de riesgo.
  O'Dee, un experto doble de riesgo cuyos trabajos incluyen ‘Juego de Tronos’, ‘Batman Begins’, ‘El ultimátum de Bourne’ y ‘Skyfall’, adaptó los estilos de lucha de cada espía para que se ajustaran a la personalidad de cada una. “Desde el principio Jessica dijo: ‘Quiero luchar. Quiero escalar cosas’, así que la hicimos al estilo Jason Bourne, James Bond”.
  Si bien Mace representó la actuación más exigente de su carrera hasta la fecha en cuanto a lo físico, Chastain afirma que las escenas de riesgo de O'Dee le resultaron accesibles y totalmente en consonancia con el enfoque del personaje de la película. “Creaba movimientos lógicos”, comenta Chastain. “Nunca sentí que me estuviera convirtiendo en una superhéroe, que hiciera cosas que no fueran posibles. Vemos muchas coreografías en las películas de acción, pero para nosotros el aspecto más importante era ver qué era lo que, en realidad, sentían los personajes. Uno siente el peso detrás de cada movimiento”.
  Aunque Mace es lo suficientemente poderosa e ingeniosa como para derribar a oponentes mucho más grandes que ella, la agente de la CIA suele ser reacia a dar un golpe mortal. Su compañera Marie, sin embargo, no tiene esos reparos. “Marie va directa al grano, destruye, hace el trabajo y se va”, afirma O'Dee. “No tiene sentimientos. Es como una Terminator”.
  Chastain también se sometió a un entrenamiento de sensibilidad a la altura para poder realizar cómodamente las escenas en los muelles de Tilbury en las que Mace camina por una viga de hierro de 15 centímetros de ancho suspendida a más de 5 metros de altura, y luego salta desde una plataforma a 7 metros de altura sobre la cubierta de un barco. La actriz admite que, a pesar de haberse armado de valor para realizar este salto y de estar asegurada con un arnés de seguridad atado a unos cables, por un instante dudó antes de saltar.
  “Todo el equipo técnico estaba a mi alrededor, y empezaron a subirme con la grúa”, comparte Chastain. “Pensé que iba a saltar desde una altura, pero la grúa siguió subiendo. Al llegar a esa altura sentí que era el momento de la verdad. Jimmy notó que estaba un poco asustada y me dijo: ‘Jessica, si no te sientes cómoda, bajamos ahora mismo. Tenemos tu doble que puede hacerlo’”. Pero Chastain no se iba a dar por vencida.
  “De repente pensé: no voy a bajar si no es saltando”, continúa Chastain. “Y lo hice. Había hablado de que quería que estos personajes se sintieran humanos en el sentido de que también tienen miedo. Llevan el miedo a las cosas que hacen como lo harían los seres humanos que viven y respiran. Así que utilicé mi miedo personal cuando estaba allí arriba y me dejé llevar. Después de la primera vez, fue muy divertido. Pero realmente sientes que se te encoge el estómago y esperas que el cable resista”.

LA FOTOGRAFÍA...
  Para captar la naturaleza dinámica de las frenéticas persecuciones y las escenas de riesgo que desafían a la muerte que aparecen en el guion, el guionista y director Simon Kinberg y el director de fotografía Tim Maurice-Jones optaron por rodar muchas de las escenas más fascinantes con fotografía de mano, manteniendo al mismo tiempo una estética visual específica. “La idea original de esta película era que fuera un thriller al estilo Bourne, con acción rápida, cámaras en mano y una sensación de grandiosidad”, expresa Maurice-Jones. “Por otro lado, también queríamos que las actrices estuvieran increíbles en todo momento. Así que tuve que trabajar para ver cómo combinar ambas cosas. Cómo conseguir una película dura y rápida y, al mismo tiempo, iluminarla maravillosamente”.
  El enfoque no siempre fue el más fácil, pero los resultados, sin duda, valieron la pena. “Grabar persecuciones y escenas de riesgo de verdad es mucho más complicado que rodar en un estudio y utilizar pantalla verde y efectos visuales, pero se consiguen momentos dinámicos sumamente interesantes”, afirma Maurice-Jones. “Cuando haces cosas reales, la gente se resbala y los extras se interponen, todo eso es genial. Esos momentos logran algo interesante”.
  Para algunas escenas, Maurice-Jones, un veterano en varias producciones de Guy Ritchie, que también rodó las dos películas ‘Kick-Ass’, engrandeció la fotografía con tomas de grúa e imágenes aéreas capturadas por drones para lograr la energía y la sensación de gran escala que Kinberg deseaba capturar. “Quería que la película tuviera un impulso, una musculatura y una sensación de propulsión, que pareciera que los personajes estaban en constante movimiento”, dice Simon Kinberg.
  Utilizando la luz natural en la medida de lo posible, Maurice-Jones prestó especial atención a adaptar su plan de iluminación a cada escena. No había un enfoque único que sirviera para los áticos, los edificios emblemáticos, los apartamentos, los oscuros túneles subterráneos y los astilleros industriales en los que se desarrolla la historia. “En esta película hay muchas localizaciones diferentes, desde apartamentos ostentosos hasta otros más modestos, moteles, refugios y muelles”, explica Maurice-Jones. “Así que mi estrategia fue simplemente intentar que todo pareciera auténtico. No traté de imponer una imagen especial a ninguno de los diferentes lugares, sino que hubo una serie de imágenes diferentes basadas en el lugar donde se desarrollaba la película. Quería evitar poner luces desde el techo, como se suele hacer en un plató. Quería que las luces estuvieran bajas y a la altura de los actores para conseguir la belleza que buscábamos”.
  Cada secuencia fue objeto de una cuidadosa consideración. “Disfruto manejando la cámara principal y viviendo dentro del caos de la cámara en mano”, confiesa Maurice-Jones. “Pero, por supuesto, aun así, me gusta mantener un encuadre bonito, así que se trata de lograr la composición dentro del caos. Aunque tenga que correr de un lado a otro, siempre quiero lograr un encuadre bien compuesto. De hecho, no se trata sólo de la composición de la persona dentro del encuadre, sino también de los matices de lo que ocurre detrás de ella. Quizá sea una puerta o una terraza con una ventana. Pienso constantemente en todos esos detalles y en hacer que el encuadre sea equilibrado y bello”.

LOS PERSONAJES...
Mason “Mace” Brown - Jessica Chastain:
  De mal carácter, impulsiva y propensa a la violencia, Mace es una veterana militar y una experimentada agente de la CIA que no se detendrá ante nada para lograr sus objetivos y completar cada misión. Además, es muy inteligente, tiene un gran sentido del humor y es muy rápida. “A veces, debido a su temperamento se mete en situaciones que no debería meterse”, comenta Chastain. “Reacciona antes de pensar, y es sarcástica, algo que nunca consigo ser en las películas”.
  Después de haber pasado tanto tiempo en este terreno, la agente inconformista se siente motivada cuando encuentra a Marie, el personaje de Diane Kruger, quien es la primera mujer con la que Mace se enfrenta, cuya destreza física y pensamiento estratégico rivalizan con los suyos. Pero después de sus enfrentamientos en París, Mace empieza a pensar que Marie es una especie de alma gemela.
  En el set, Chastain y Kruger disfrutaron de grandes luchas en las vertiginosas secuencias de acción entre las agentes rivales. Pasan de luchar entre ellas a derribar objetivos juntas. “Jessica es una de las mejores actrices de su generación”, afirma Kruger. “Aporta una gran reflexión a todos los papeles que interpreta, incluso a Mace. Aportó una profundidad y sensibilidad increíbles a su personaje. Es dura como un clavo y a la vez suave y vulnerable”.
  Chastain tiene una larga trayectoria en la creación de mujeres en pantalla. También ha demostrado repetidamente su aptitud para meterse en un amplio espectro de personajes, desde la sureña Celia Rae Foote en el drama ‘Criadas y señoras’ hasta la calculadora analista de la CIA Maya, que desempeña un papel fundamental en la caza de Osama Bin Laden en el thriller político ‘La noche más oscura’. Por ambas interpretaciones, Chastain fue nominada al Oscar.
  En su preparación para el rodaje de Agentes 355, retomó sus años de formación en danza para dominar la gracia y la destreza de Mace. “De joven, fui bailarina, así que me encanta la danza”, comenta Chastain. “Cuando empecé a trabajar en películas, me di cuenta de que, en algunos aspectos, es como una danza porque tiene un ritmo y un conteo. Si no estás donde tienes que estar, puedes hacer daño a tu compañero”.

Dra. Graciela Rivera - Penélope Cruz:
  La Dra. Graciela Rivera, de gran inteligencia y empatía, no sale en busca de aventuras de alto riesgo; no tiene predilección por el peligro ni por ponerse en peligro. Es mucho más feliz con su rutina de dar tratamiento y apoyo a sus pacientes, agentes de inteligencia colombianos que han sufrido un trauma, y al final del día regresar a su casa donde la esperan su marido, Juan, y sus dos hijos.
  Sin embargo, después de que Gracie, como se la conoce, es enviada para traer a Luis de vuelta a Colombia, se ve arrastrada a la misión de encontrar esta información clave, trabajando estrechamente con Mace, Khadijah y Marie. “Graciela es los ojos y los oídos de la película porque es una persona normal con una familia que la espera en su casa y que ha sido arrancada de su vida normal y arrastrada a este viaje”, comenta Kinberg. “En última instancia, en lugar de ir por detrás, se convierte en una persona igual a los demás personajes”.
  Su instinto de apoyo ayuda a resolver cualquier diferencia que surja dentro del grupo. “Graciela es compasiva y cálida, y sabe leer a la gente”, explica Chastain. “Es capaz de unir a este grupo de mujeres para crear una familia”.
  El papel se originó en la propia Penélope Cruz. “Cuando Jessica Chastain me llamó para hablar de la película, me preguntó qué tipo de personaje me gustaría interpretar en este mundo de espías”, explica Cruz, ganadora del Oscar® y conocida por películas como ‘Volver’, ‘Vicky Cristina Barcelona ‘y ‘Nine’, así como por sus muchas colaboraciones con el director español Pedro Almodóvar. “Manifesté que me gustaría interpretar al pez fuera del agua, algo que no he visto antes en este género de películas, una persona ordinaria obligada a vivir circunstancias extraordinarias”.
  Aunque no quiere saber nada del manejo de armas ni de la lucha cuerpo a cuerpo, Gracie se convierte en un miembro indispensable del equipo de élite conformado por verdaderas guerreras, Agentes 355. Su conocimiento de psicología y comportamiento humano ayuda a las agentes a ganar ventaja en situaciones tensas. “Me encantó explorar la idea de que una persona normal tuviese que vivir y comportarse como este grupo de agentes”, confiesa Cruz. “Aporta algo de humor a la película, algo que considero importante en este tipo de género cinematográfico. Al mismo tiempo, la película tiene un lado serio porque aborda el modo en que funcionan todas estas agencias”.

Lin Mi Sheng - Bingbing Fan:
  Lin Mi Sheng es un verdadero enigma. Muy hábilmente, está siguiendo todos los movimientos del grupo, aunque al principio no se den cuenta, pero sus motivos son oscuros. Es imposible determinar si es una aliada o una enemiga peligrosa. “Las mujeres no saben qué hacer con Mi Sheng, no saben si confiar en ella”, comparte Chastain.
  El papel recayó en la superestrella china Bingbing Fan, que había tenido un pequeño papel como la mutante Blink en la superproducción de cómics ‘X-Men: Días del futuro pasado’, producida y escrita por el director de Agentes 355, Simon Kinberg. “En la mayoría de las películas de agentes secretos, las mujeres tienden a ser compinches o más bien accesorios de los hombres, como las chicas Bond, por ejemplo, y no tienen mucha personalidad propia”, expresa Bingbing Fan. “Agentes 355 es diferente porque se centra en un grupo de agentes secretas femeninas, incluida Mi Sheng; todas independientes. El personaje Mi Sheng es muy singular y fue lo que en realidad me atrajo de la película”.
  Feliz de volver a formar equipo con Kinberg y unirse al reparto de la película, Fan disfrutó de la oportunidad de interpretar un personaje con una amplia gama de habilidades. “En mi opinión, Mi Sheng es una dama oriental muy misteriosa: es una persona tranquila que tiene el control, pero es una gran luchadora, y además sabe medicina china”, cuenta Fan. “Lo más importante es que, al igual que las demás protagonistas, lucha por la paz mundial y está dispuesta a sacrificarse para conseguirla”.
  Irónicamente, a pesar de toda la acción de la película, lo más difícil fue transmitir el arte del espionaje, que algunas veces suponía un desafío. “En la película, Mi Sheng llevaba unos anteojos especiales que utilizaba para transmitir información secreta, lo que exigía mucho de mí en términos de expresión facial”, manifiesta Fan. “Así que, aunque tiene muchas escenas de acción intensa, otras veces, cada pequeño movimiento facial era importante para este papel. Por supuesto, los agentes secretos no pueden ser demasiado expresivos ni dejar que sus emociones se muestren en sus rostros, así que todo debía ser intenso y a la vez muy sutil: ¡fue todo un reto!”
  Las demás agentes están impresionadas por ella, y con razón. “Lin Mi Sheng posee conocimientos informáticos increíbles, habilidades de hackeo, y también es una agente de campo increíble: tiene una capacidad atlética muy fuerte”, dice Chastain. “Cuando Mace y las otras mujeres la conocen, se sienten algo empequeñecidas en todos los aspectos”.

Marie - Diane Kruger:
  Tan intrépida como Mace y aún más mortífera, Marie lleva mucho tiempo trabajando para el Bundesnachrichtendienst, la respuesta alemana a la CIA. Un verdadero lobo solitario en todos los sentidos, Marie no confía en nadie. “Marie fue traicionada por su padre, un agente secreto, a temprana edad”, comparte Kinberg. “A lo largo de la película, Marie aprende a confiar en estas mujeres extrañas de diferentes países y agencias que compiten entre sí y se convierte en parte del equipo. Es impulsiva, a veces imprudente y muy violenta, pero también está dolida, algo que comparten todos los personajes: la sensación de estar, como todos los seres humanos, un poco rotos. Por eso se unen y encuentran esta nueva familia de personas afines entre ellas”.
  Al ser una de las reclutas más jóvenes de la historia del BND, respeta a su antiguo jefe, Muller, pero en cualquier misión prefiere trabajar sola, preferiblemente con un arsenal a su disposición.
  “Marie es una persona muy metódica y eficiente”, afirma la alemana Kruger, conocida por sus interpretaciones en películas como ‘Malditos bastardos’ de Quentin Tarantino, y el conmovedor drama en alemán, ‘En la sombra’. “No hay nada más en su vida que el trabajo”.
  En ese sentido, Marie y Mace están cortadas por el mismo patrón. “Son muy del tipo A, los dos”, dice Kruger. “Como es lógico, al principio no se agradan porque son demasiado parecidas. A lo largo de la película, se ganan el respeto mutuo; es una bonita relación del gato y el ratón”.
  Cuando surgió la oportunidad de protagonizar Agentes 355, Kruger acababa de empezar a buscar nuevos papeles tras un parón por maternidad, e inmediatamente le atrajo la idea de participar en una película de espionaje protagonizada por mujeres.
  “Pensé que físicamente sería un gran reto para mí, especialmente después de un bebé, y nunca había hecho un personaje con tanta agilidad, tan genial y bueno en lo que hace”, comparte Kruger. “Me encanta el género de espionaje, y el elenco femenino de esta película es maravilloso, retoma los clásicos de espionaje del estilo de ‘Misión Imposible’, esas películas divertidas en las que normalmente sólo aparecen hombres”.
  Al igual que Chastain, Kruger dedicó mucho tiempo a aprender la coreografía de las escenas de lucha antes de comenzar el rodaje, y también se sometió a un entrenamiento con armas, una experiencia que la actriz comparó con un campo de entrenamiento. “Hay una sensación de empoderamiento al estar físicamente activo en un set de rodaje”, afirma Kruger. “Te sientes como si pudieras luchar contra cualquier hombre que se cruce en tu camino”.

Khadijah Adoyo - Lupita Nyong’o:
  Khadijah, una hacker de gran talento y una mente completamente brillante, ha trabajado como agente del MI6, por lo que conoce bien el mundo del espionaje, pero ha dejado atrás el trabajo de campo para convertirse en empresaria tecnológica.
  Cuando Mace le explica a Khadijah el poder de la información clave desaparecida y su potencial para causar una devastación global, la espía retirada se da cuenta de que debe unir fuerzas con su vieja amiga para salvar al mundo. Así que se despide de su marido Abdul y regresa al campo de batalla.
  “El arma digital que le presenta Mace es exactamente lo que Khadijah ha estado tratando de evitar”, explica Nyong'o. “Lo mejor para ella, dadas sus habilidades, es involucrarse para sacarlo de las calles”.
  Ganadora de un Oscar® por su papel en ‘12 años de esclavitud’ en 2013, Nyong'o ha interpretado también a una espía valiente y luchadora, Nakia, en la taquillera ‘Black Panther’. Pero Khadijah es un tipo de agente muy diferente, uno cuyas habilidades tecnológicas estaban bastante alejadas de las de Nyong’o. Este hecho, dice la actriz, fue una de las razones por las que se sintió atraída por el papel. “Interpretar a una mujer con una mentalidad tan científica como Khadijah es completamente extraño para mí”, afirma Nyong'o, riendo. “No tengo vena científica. Tenía curiosidad por saber cómo sería dar la impresión de saber qué demonios pasa en un ordenador”. Khadijah también es directa, inteligente y perspicaz”.
  A Nyong'o también le intrigaba la premisa de la película y la oportunidad de protagonizarla junto a tantas compañeras talentosas. “Me entusiasmó la idea de que las mujeres cobraran protagonismo en el género del thriller de acción y aventura de espías y de que el reparto estuviera formado por mujeres de todo el mundo”, expresa. “El reparto de esta película está conformado por mujeres cuyas carreras he observado desde lejos. Tener la oportunidad de trabajar tan estrechamente con ellas ha sido una experiencia que nunca olvidaré”.

Luis - Édgar Ramírez:
  Luis, un agente del Directorio Nacional de Inteligencia Colombiano dispuesto a dejar atrás el espionaje para siempre, ha ideado un plan para obtener suficiente dinero para asegurar el futuro de su familia mediante la venta de una poderosa información clave al mejor postor. A pesar de su actitud aparentemente mercenaria, Luis tiene un profundo conflicto con su decisión. “Luis es consciente, pero tiene un trabajo en el que cada día se enfrenta a la incertidumbre de no saber si va a vivir o morir”, comenta Simon Kinberg. “Aquí ve la oportunidad de salir de esa vida”.
  La agencia colombiana, con la esperanza de disuadir a Luis de su acto traidor, y de hacerse con el dispositivo, envía a Graciela a París para que intente traer a casa al agente renegado. Luis confía en ella y, tras horas de tensas negociaciones, ella lo convence de que haga lo correcto, aunque se enfrente a la pena de cárcel. Pero esa decisión pone a ambos en peligro. Luis se convierte en un objetivo, y Gracie se ve envuelta en una peligrosa misión en la que el destino del mundo pende de un hilo.
  “Me encanta que sea una película de acción con personajes potentes y complejos”, afirma el venezolano Édgar Ramírez, que anteriormente protagonizó junto a Jessica Chastain ‘La noche más oscura’. “Todos estos personajes tienen diferentes orígenes e historias personales problemáticas. No evitamos eso. Todas estas personas cargan con un peso y cosas que resolver”.
  Ramírez también apreció la lente internacional a través de la cual se cuenta la historia, algo que, con demasiada frecuencia, carecen las películas de Hollywood. “Como agentes, venimos de diferentes partes del mundo, y como actores, también”, dice. “Me encanta la diversidad de la película. Pasamos de un idioma a otro sin problemas. Eso es muy emocionante porque le da al público la oportunidad de experimentar diferentes mundos, de embarcarse realmente en un viaje”.

Nick - Sebastian Stan:
  Sebastian Stan sabe lo que hace en un set de cine de acción. Tras interpretado durante años el papel de Bucky Barnes en las películas de ‘Capitán América’ de Marvel, Stan está familiarizado con las escenas de lucha y las acrobacias elaboradas. Pero el actor expresa que la idea de interpretar al compañero de misión de Mace en Agentes 355 le atrajo principalmente porque la premisa de la película daba una visión fresca y original del cine de espías, y estaba encantado de trabajar con este reparto de estrellas.
  “Trabajar con Jessica en ‘Marte’ fue una gran experiencia”, dice Stan. “Mantuvimos nuestra amistad después del rodaje, y ella me contactó por el guion de Agentes 355 y me preguntó si estaba dispuesto a interpretar el papel de Nick. Me gustó tanto la oferta que inmediatamente dije que sí a la oportunidad de trabajar nuevamente con ella. Y cuando supe quiénes eran los demás involucrados, no había dudas. El guion de la película era genial: era divertido, entretenido, imprevisible, original y tenía mucha acción, desarrollo de personajes y giros argumentales”.
  Al principio de la historia, Nick y Mace son compañeros y amigos íntimos. Su relación ha evolucionado hacia el terreno romántico cuando se les asigna la misión en París. “Una de las razones por las que se les asigna este trabajo juntos es porque tienen una gran química”, explica Stan. “Son capaces de engañar a la gente gracias a esta tensión que tienen”.
  Sin embargo, nunca tienen la oportunidad de explorar el potencial de su romance. Una vez que llegan a la cafetería parisina en la que deben reunirse con el contacto colombiano, Luis, y recuperar el dispositivo, sus momentos juntos son fugaces. Marie roba la mochila que cree que contiene el codiciado objeto, Mace va tras ella y Nick persigue a Luis. Esas decisiones tienen ramificaciones inesperadas para los tres agentes, pero la trayectoria narrativa de Nick podría ser la más sorprendente de todas. “Nick no es tan digno de confianza como parece”, dice Simon Kinberg, “pero sus sentimientos de amor por Mace son genuinos”.

logo radio directo


LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

Instagram   Twiter   Facebook


18 Agosto solo en cines
UN COMPADRE EN NUEVA YORK

24 Septiembre solo en cines
THE JUNIORS Y LA FÓRMULA IMPERIAL

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... AFTER

Criticas del pasado...

Crítica... ACCIÓN EJECUTIVAWILLIE & PHIL (UNA ALMOHADA PARA TRES) Crítica... UNA TARDE EN EL CIRCO
JAMÓN JAMÓN WINCHESTER 73VAYA, ME EQUIVOQUÉ DE NÚMERO