Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Fantastic Beasts: The Crimes Of Grindelwald
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU., Inglaterra
Duración: 134 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Aventura, Fantasía
Director: David Yates
Guión: J.K. Rowling
Fotografía: Philippe Rousselot
Música: James Newton Howard
FECHAS DE ESTRENO
España: 16 Noviembre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Con el fin de frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore recluta a su antiguo alumno Newt Scamander, que accede a ayudar, sin darse cuenta de los peligros que le esperan, al tiempo que se pondrá a prueba el amor y la lealtad, incluso entre los verdaderos amigos y familiares, en un mundo mágico cada vez más divivido...

INTÉRPRETES

EDDIE REDMAYNE, ZOË KRAVITZ, EZRA MILLER, JOHNNY DEPP, KATHERINE WATERSTON, JUDE LAW, CARMEN EJOGO, ALISON SUDOL, CALLUM TURNER, CLAUDIA KIN, DAN FOGLER, ÓLAFUR DARRI ÓLAFSSON, POPPY CORBY-TUECH, FIONA GLASCOTT, DEREK RIDDELL

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS  Animales fantásticos y dónde encontrarlos (2016)


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EL DESTINO DE UNO... EL FUTURO DE TODOS...
   Hace dos años, "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" transportó al público al mundo mágico que les ha robado el corazón y ha despertado su imaginación. Ambientada en Estados Unidos a mediados de la década de 1920, la película atrajo a los fans con unas pocas alusiones fugaces a las historias de Harry Potter: una breve mención de que el magizoólogo Newt Scamander fue expulsado de Hogwarts; que su único defensor había sido cierto Profesor Albus Dumbledore; y el poderoso mago Tenebroso Gellert Grindelwald que, después de sembrar el caos en Europa, había desaparecido. A medida que la historia continúa en la segunda aventura, "Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald", esos hilos se entrelazan aún más.

   La guionista y productora J.K. Rowling afirma: "En la franquicia 'Animales fantásticos', estoy contando una historia que solo se insinúa en los libros de Harry Potter: la emergencia de Grindelwald, quien amenazó profundamente tanto a los mundos mágicos como a los no mágicos, y a su antagonista, Dumbledore, que, por supuesto, es una figura clave en las historias de Potter. Grindelwald se menciona por primera vez en Harry Potter y la piedra filosofal, así que estuvo allí desde el principio, aunque era más bien un personaje con un pasado misterioso. Comprendes que ha sido importante porque tiene mucho protagonismo en la historia de Dumbledore. Pero sólo cuando llegas al final de la serie de Potter descubres lo importante que era él... y también intuyes que se puede contar mucho más. Creo que esta era la historia que más me interesaba volver a visitar porque es crucial para entender a Dumbledore, que es mi personaje favorito", reconoce la escritora.
  Al mando de su sexta aventura del Mundo Mágico, el director David Yates recuerda: “Cuando Jo [Rowling] me envió el nuevo guion, mi primera impresión fue lo diferente que parecía a la primera película que hicimos. Esta historia tiene más capas y es más compleja, con nuevos hilos de personajes y además es mucho más oscura. Pero lo que más me impresionó fue cómo creó esa sensación de thriller emocional, con giros y enredos que no me esperaba en absoluto. Jo está desarrollando constantemente el universo que ha construido y, para mí como realizador, hace que esta nueva aventura sea un auténtico reto”.
  “Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald” ha vuelto a reunir a Yates y Rowling con los productores David Heyman, Steve Kloves y Lionel Wigram. Heyman, que ha producido todas las películas del Mundo Mágico, añade: “Jo inventa historias que están muy bien concebidas y son entretenidas, con personajes tan bien diseñados. La película cuenta con temas que se parecen a Potter: el bien contra el mal, el amor y la pérdida, la amistad y la lealtad, la identidad y el sentimiento de marginación... También hay un hilo muy fuerte en las decisiones: elegir si tomar partido o no, y el impacto que tiene, no solo en una persona, sino en todos los que la rodean. Son ideas con las que todo el mundo puede identificarse y trascienden cualquier momento o lugar, por lo que aunque la historia se desarrolla en un mundo mágico, es como mirarse en un espejo".
   Yates está de acuerdo. “Las historias de Jo no son solo de nuestra época, son de todas las épocas. Tiene una habilidad extraordinaria para aprovechar temas que se dirigen a personas de diversas generaciones y culturas. Una razón es que sus héroes no siempre son evidentes porque suelen estar subestimados”.
   Ha sucedido mucho desde que el Magizoólogo Newt Scamander cambiara Nueva York por Londres, dejando a la esperanzada Tina Goldstein en el muelle, y desde que Queenie Goldstein entrara en la bulliciosa panadería de No-Maj Jacob Kowalski, que, a pesar de haber olvidado sus recuerdos, parece desconcertada por haber reconocido algo. Pasaron meses y Newt terminó su libro, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, que se ha convertido en un éxito de ventas. Queenie y Jacob han iniciado un romance furtivo que infringe las leyes mundiales de los magos americanos que prohíben este tipo de relaciones. Y su relación ha provocado una ruptura entre Queenie y su hermana, Tina, que, tras reincorporarse a las filas de los Aurores de MACUSA, es la responsable de hacer cumplir esas leyes.
   Eddie Redmayne, que retoma el papel de Newt, señala: “En la primera película, J.K. Rowling creó cuatro personajes únicos. Todos ellos eran outsiders y luchaban a su manera. Sólo a través de la conexión que se establece entre ellos, a través de esa simbiosis, logran superar los obstáculos y encontrar la felicidad e incluso el amor. Pero hasta llegar a este punto, las cosas toman otro cariz por la falta de comunicación y las circunstancias”.
   Katherine Waterston como Tina, Dan Fogler como Jacob y Alison Sudol como Queenie vuelven a reunirse con Redmayne para formar el cuarteto original. Waterston comenta: "Cuando conocimos a estos personajes, todos intentaban madurar pero todavía no lo habían logrado. Me pareció muy interesante explorar cómo las relaciones importantes de nuestras vidas nos empujan, nos iluminan y nos ayudan a crecer. Y J.K. Rowling ha hilado muy bien esa idea del poder de la amistad a lo largo de esta historia continua y en constante expansión”.
  Para todos los actores, uno de los aspectos más emocionantes de rodar la segunda película fue que "las raíces de esta historia están insertadas en la historia de Potter que todos conocemos y amamos", dice Redmayne. “Las historias que solo se habían rozado antes, ahora se abren a jirones y se exploran. Y las apuestas son mucho mayores”.
   Los vínculos con Potter resultan inmediatamente evidentes cuando, al comienzo de la película, cuando Newt es convocado misteriosamente por Albus Dumbledore, su antiguo profesor, ahora mentor y amigo. Jude Law asumió el papel del popular personaje y explica: “Este es el Dumbledore que todavía no es el gran Director de Hogwarts. Está más cerca de esas experiencias formativas y más traumáticas de su vida que le han dejado huella. Lo que fue especialmente interesante para mí, y para nosotros como equipo, fue dar esas pistas que lo relacionan estrechamente con el Dumbledore que conocemos, pero dejando con espacio para crecer, aprender y cometer errores. Y las historias que contamos mostrarán la evolución del personaje”.
   Los aficionados al Mundo Mágico saben que hay una figura del pasado de Dumbledore que está inexorablemente ligada a su evolución: Gellert Grindelwald. Detenido por MACUSA al final de "Animales fantásticos y dónde encontrarlos", Grindelwald demuestra que sus poderes no deben subestimarse, escapando de manera dramática y letal. Una vez libre, Heyman cuenta: "Comienza a diseñar eventos que apoyen su causa: que los magos ya no tienen que vivir en secreto, y que deben salir de las sombras y ser la fuerza dominadora en el mundo. Cree a pies juntillas que los magos son superiores y deben actuar como tales. Y es muy persuasivo”.
  Yates dice que Grindelwald es un villano muy diferente del malvado Lord Voldemort. “Si no estás de acuerdo con Voldemort, te matará en un instante. Pero Grindelwald es increíblemente seductor. Prefiere atraer a las personas en lugar de aniquilarlas, y es lo suficientemente inteligente como para comprender que es necesario ganarse los corazones y las mentes y no forzar a las personas si se quiere ganar su lealtad. Así que mientras que Voldemort era una especie de matón, Grindelwald es un jugador mucho más sofisticado... y mucho más peligroso”.
  Johnny Depp, que retoma el papel de Grindelwald, añade: "Hay un ritmo en la forma de hablar de Grindelwald, una cadencia que te atrae hacia él. En última instancia, me pareció que la presencia del personaje debía ser un ejercicio de sosiego. Quiero decir que, aunque las palabras de Grindelwald son importantes, lo es más aún el subtexto de esas palabras. Es el diálogo que no se dice, el significado entre las líneas. Es casi hipnótico".
   Para Yates, la capacidad de Grindelwald para cautivar a las masas se convierte en un tema central de la historia. "Dadas las circunstancias, algunos personajes tendrán que decidir en qué creen. ¿Escogerán un bando o se quedarán parados viendo como el mundo se consume en llamas?  
  Es algo que está presente en toda esta película. Y Jo lo ha hilado con la búsqueda de identidad de uno de los personajes principales que era conocido con el nombre de Credence Barebone".

   En la última película, Credence, interpretado por Ezra Miller, era un Obscurial, un mago nato cuyos poderes quedaron suprimidos hasta el punto de convertirse en un Obscurus, una fuerza parásita mortal para su anfitrión, generalmente a una edad muy temprana. Rowling dice: "Puedes creer, con razón, que habían asesinado a Credence, pero, de hecho, no puedes matar a un Obscurial cuando toma la forma de Obscurus. Sobrevivió, pero la pregunta que él mismo se hace es: '¿Quién soy yo?' La búsqueda de su verdadera identidad es lo que lo impulsa y se convierte en una de las líneas principales de la historia de esta película. ¿Quién es Credence?”
   Miller señala: "Tal y como hizo en cada etapa, comenzando con Harry Potter, J.K. Rowling ha llevado la historia a un nuevo nivel de intriga. Profundiza aún más en las ideas que impregnan todas sus obras, en la magia que existe en las conexiones entre las personas y las personas que intentan encontrarse entre ellas... y a sí mismas”.
  La búsqueda de su identidad que emprende Credence afecta directa o indirectamente a casi todos los personajes de la película, incluida la amiga y confidente de Credence, Nagini, que interpreta Claudia Kim; un mago franco-africano llamado Yusuf Kama, interpretado por William Nadylam; el hermano mayor de Newt, Teseo, interpretado por Callum Turner; y la novia de Teseo, Leta Lestrange, interpretada por Zoë Kravitz, cuya fotografía vimos en el taller de Newt en la película anterior de "Animales fantásticos".
   “La primera película me encantó", afirma Kravitz, "y fue increíble verla sabiendo que pronto sería parte de este increíble mundo de magia y brujería. Pero esta película es un poco más profunda, jugando con algunas ideas interesantes entre la luz y la oscuridad. La pregunta es: '¿Qué camino vas tomar?’”
  El reparto principal también incluye a Kevin Guthrie y Poppy Corby-Tuech como Abernathy y Rosier, dos del círculo interno de Grindelwald, y Brontis Jodorowsky como Nicolas Flamel, un nombre familiar para los fans.
   “Podemos identificarnos con estos personajes y las aventuras que están viviendo", comenta Heyman. “Pero una película es tan buena como la gente que trabaja en ella, así que tenemos la suerte de contar con los mejores, tanto delante como detrás de la cámara. Todos dan el 100% para que cada película sea mejor que la anterior. David Yates es un director extraordinario. Captura la esencia de cada personaje de la forma más hermosa y además sabe reunir a miles de personas en busca de un solo objetivo. Y lo hace inspirando y animando a todos, además de prestar atención a cada detalle. También contamos con muchas personas que habían colaborado con David en la primera película como Stuart Craig, Colleen Atwood, Philippe Rousselot, Mark Day, Tim Burke, Christian Manz, Fae Hammond y James Newton Howard. Añade continuidad a medida que llevamos el siguiente capítulo de la historia a la pantalla”.
   No sólo vuelve la acción y la diversión, también vuelven los animales. Es el caso del famoso Bowtruckle llamado Pickett, y el Niffler obsesionado con los brillos, que ahora tiene una camada de bebés Nifflers. Hay una amplia gama de nuevas criaturas, incluyendo el enorme felino Zouwu, el subacuático Kelpie verde y los Thestral esqueléticos alados que también se ven en las películas de Potter.
   Para ampliar nuestra visión del mundo mágico, la película nos lleva a París. El escenario se construyó en el plató de Warner Bros. Studios en Leavesden, Inglaterra. Rowling dice: "Una de las grandes alegrías de la serie 'Animales fantásticos' es la libertad que tengo para llevar la historia a diferentes países y explorar otros aspectos del mundo mágico. A veces miro hacia atrás y pienso: 'Dios mío, siete libros, ocho películas y casi todo ambientado en una escuela. ¿Cómo fuimos capaces de hacer algo así?", dice riendo.
   Por supuesto, esa escuela es Hogwarts y los fans están muy emocionados con la perspectiva de volver a ver la emblemática silueta del castillo. Yates lo confirma: "No importa en qué parte del mundo esté porque cuando la cámara sobrevuela esas montañas y de repente se ve la escuela al final del lago, sientes la emoción que embarga a la sala. Así que es un placer que el público vuelva a experimentar la magia de Hogwarts".

LUGARES NUEVOS Y FAMILIARES...
   “Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald” se rodó en su totalidad en los Estudios Leavesden de Warner Bros., la sede cinematográfica del mundo mágico desde hace casi 20 años.
  La historia comienza donde terminó la última película: en Nueva York, donde, desde su arresto, Grindelwald vive encarcelado en el bloque de celdas ubicado en las entrañas de MACUSA. Sin embargo, las comunidades de magos europeos, impacientes por hacer que el mago Oscuro pague por sus crímenes en su suelo, han venido a custodiarlo... sin saber que están en sus manos. Grindelwald demuestra ser mucho más poderoso de lo que imaginaron y se muestra despiadadamente astuto con sus captores.
  Realizar la secuencia de la fuga exigió una estrecha colaboración entre varios departamentos, incluidos los equipos de VFX, SFX y los especialistas. El supervisor de efectos visuales, Christian Manz, afirma: “La fuga de Grindelwald fue uno de los mayores desafíos para nosotros porque había muchas partes móviles. Vuelan sobre la ciudad de Nueva York por la noche a través de la lluvia y los rayos en un carruaje pintado de negro brillante, y desgraciadamente reflejaba todo en el plató. Johnny Depp estaba encima del carruaje luchando con el agua y el viento y manejó maravillosamente bien cada toma”.
   El carro se montó en un cardán de tres ejes que, según el supervisor de efectos especiales David Watkins, "nos permitió convertir la fuga en una enloquecida montaña rusa”.
   “Y para que fuera aún más difícil", dijo Manz, "añadimos jinetes con escoba porque tenía sentido que hubiera una escolta de seguridad para un prisionero tan peligroso”. Para las escobas voladoras, la coordinadora de dobles Eunice Huthart utilizó una plataforma más moderna llamada diapasón que permite un movimiento más realista que las plataformas antiguas.
   En otro plató de Leavesden, el diseñador de producción Stuart Craig creó el santuario de animales y el hospital de Newt Scamander, que está secuestrado en el sótano de su casa en Londres, lejos de las miradas indiscretas de magos y muggles. Craig comenta: “Algunos de los hábitats de su sótano son enormes. Con ayuda de los efectos visuales, pudimos hacerlos infinitos, con paisajes y un lago gigante y otros hábitats naturales para las criaturas”.
   Redmayne explica: "Newt vive en un apartamento engañosamente pequeño de Londres, pero en su sótano tiene un zoo absolutamente alucinante”. A pesar de que gran parte del set, así como las bestias, se acabaron con efectos visuales especiales, el actor afirma que "caminar por ese set resultaba impresionante”.
   El supervisor de dirección de arte Martin Foley, añade que, si bien el sótano se ha ampliado mágicamente, se diseñó para conservar el estilo arquitectónico de la casa, cuyo exterior se filmó en una casa adosada de Londres. “Lo hicimos exactamente como sería en la realidad, con esa arquitectura georgiana clásica, excepto que es enorme. También añadimos la escalera en voladizo en la pared, que fue un guiño a las escaleras móviles de Hogwarts”.
   El mismo cobertizo que sirve como taller de Newt también es un elemento fijo de su sótano, una decisión de diseño que provocó un debate entre los realizadores. Craig responde con una sonrisa maliciosa: “Es magia”.

HOGWARTS:
   El regreso a la Escuela de Hechicería y Magia de Hogwarts fue tremendamente emocionante para el reparto, los realizadores y el equipo técnico. “Estar de vuelta fue maravilloso", confirma David Heyman. “Hemos ampliado nuestro universo desde Harry Potter, pero Hogwarts está indeleblemente unido al mundo mágico. Es como volver a casa”.
   La renombrada escuela de hechicería británica siempre había transmitido una sensación de atemporalidad, por lo que Craig no tuvo que rediseñarla para el período de la década de 1920, o incluso antes, como se ve en los flashbacks de los días escolares de Newt y Leta. Foley dice: "Hogwarts tiene cientos de años y nada ha cambiado. Eso refuerza la sensación de familiaridad; Sabes dónde estás en el momento en que lo ves”.
  Aunque los diseños originales no habían cambiado, la mayoría de los sets físicos ya no estaban intactos, por lo que algunos tuvieron que ser reconstruidos, incluido el aula de Defensa Contra las Artes Oscuras de Dumbledore. Craig reconoce: “Había olvidado lo grande que era, con sus imponentes armazones en el techo. Me encantó el set la primera vez y la segunda me pareció igual de maravilloso”.
   Jude Law dice que la experiencia de entrar al aula encarnando a Dumbledore fue más allá de una simple actuación. “Los niños de esas escenas estaban muy emocionados de estar allí, y yo sentí lo mismo. Mis padres son profesores, así que disfruté muchísimos siendo profesor por un día. Al igual que todo el mundo, he visto las clases de esa aula en la pantalla, así que estar allí fue extraordinario. A veces, actuar es algo casi sobrenatural: estás ahí pero después, cuando miras hacia atrás, te das cuenta de lo especial que fue”.
   El Gran Salón, inmediatamente reconocible, se redujo a escombros en la batalla al final de "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2”. Era un set demasiado grande para reconstruir el breve momento de nostalgia de Leta en esta película, por lo que se recreó digitalmente.
   Un set de Hogwarts que no se había visto nunca es el pequeño armario, que el Newt más joven ha convertido en un refugio secreto para algunas pequeñas criaturas que necesita proteger... un presagio de lo que estaba por venir.
   Los exteriores de Hogwarts y algunos interiores se rodaron en la histórica Abadía de Lacock, que se construyó originalmente en 1229. El sitio, ubicado en Wiltshire, Inglaterra, también había servido para varias de las primeras películas de Potter.

PARÍS...
   Con Credence como catalizador, los diferentes personajes convergen en París, donde Gellert Grindelwald está reuniendo A sus fuerzas Oscuras en la Ciudad de la Luz.
   “¿Por qué París?", se pregunta Rowling. “En la primera película, estábamos en Estados Unidos, donde la comunidad de magos se sentía bastante aislada. Para en esta película, quería trasladarme a un lugar donde hubiera una relación más fluida entre la magia y lo mundano. Y en la década de 1920, tenía que ser París. Además he vivido en París y tengo ancestros de allí, así que siento una conexión con la ciudad”.
   En lugar de rodar en París, los realizadores decidieron llevar a París al plató de Leavesden, donde el ambiente estaría más controlado, tal como lo habían hecho con Nueva York para la primera película "Animales fantásticos". Stuart Craig y su equipo iniciaron el proceso de diseño cruzando el Canal para fotografiar diferentes zonas de la ciudad con fines de investigación y también para obtener fotos que el equipo de VFX que más tarde utilizaría como telón de fondo para extender la ciudad hasta el horizonte.
  “Fuimos varias veces a París e hicimos fotografías de cosas que nos gustaban: calles, bloques de apartamentos, tiendas...", señala Craig. “También contamos con un investigador profesional que creó un amplio archivo pictórico, por lo que pudimos hacer que nuestro París se parezca al París de 1927, añadiendo depósitos de hollín negro en los edificios, el efecto contaminante de las estufas de carbón que existían en aquella época”.
   “Los sets de Stuart son una sorprendente síntesis de arte y logística", dice David Yates. “No solo se le ocurren unos diseños increíbles, sino que él y su extraordinario equipo nos construyen mundos enteros dentro de un plató. Y hace que todo parezca fácil”.
   Sus compañeros realizadores y el reparto comparten el asombro del director. Dan Fogler confirma: "Entrar en los sets de Stuart nunca deja de sorprenderte. Lo que él y su equipo hacen es alucinante. Casi olvidas que no es real”.
   Rowling afirma: "Le das a Stuart una descripción y bang, te da un mundo”.
Para Craig, todo comienza con esas descripciones "porque Jo es muy precisa", dice. “Es una parte muy agradable del trabajo: coger sus instrucciones del guión y seguir el camino que ha trazado. Ella lo ha investigado con bastante profundidad, de modo que es el sello de aprobación definitivo”.
   Ya sea en Londres, Nueva York, París o en otros lugares en el futuro, Craig dice que el objetivo para diseñar el mundo mágico siempre es el mismo. “Tratamos de hacer que todo parezca absolutamente real. Cuando las cosas parecen creíbles, la magia es aún más efectiva. No intentamos construir sets de fantasía; intentamos dejar que la fantasía surja en entornos aparentemente reales”.
   Escondida a simple vista, la entrada al mundo mágico parisino que se le aparece al Non-Magique (el término francés para Muggle) no es más que una estatua. Pero cuando se acerca un mago o una bruja, la figura de bronce cobra vida para revelar el portal de la mágica Place Cachée. “Es como Diagon Alley", dice Craig, "pero al estilo parisino en lugar de principios de la era victoriana”.
  Los escaparates de la tienda, realizados por la decoradora Anna Pinnock, ofrecen todo tipo de elementos mágicos, desde calderos hasta equipos de Quidditch pasando por jaulas para búhos y, por supuesto, varitas. E incluso en el mundo mágico, ningún barrio francés estaría completo sin un café al aire libre.
  Al comienzo de la película, Place Cachée es el hogar temporal del Circo Arcanus de Skender. El departamento de arte erigió tres tiendas de campaña en la plaza, cada una con varias bestias cautivas y Underbeings. Para mejorar el look de la época se incluyeron guirnaldas de luces, así como carteles de circo a la antigua usanza que anuncian las atracciones. Los carteles originales son obra del dúo de artistas gráficos que forman Eduardo Lima y Miraphora Mina, más conocido como MinaLima, que han creado los gráficos de todas las películas del Mundo Mágico.
  El equipo de VFX añadió un toque mágico inconfundible a los anuncios típicos del circo. Christian Manz lo detalla: "Se nos ocurrieron cosas que podríamos ver en un circo normal o en una feria, y una era gente que hacía burbujas gigantescas que tanto les gusta perseguir a los niños. Pensamos: '¿No sería divertido correr y saltar dentro de una de las burbujas y volar?' Y a David le encantó la idea. También había una persona haciendo malabarismos con el agua y comedores de fuego, excepto que uno apaga el fuego y el otro lo vuelve a succionar”.
  El centro del mundo mágico parisino es el elaborado Ministère des Affaires Magiques, el equivalente francés del Ministerio de Magia, en Londres, o MACUSA, en Nueva York. En lo que se refiere a su enfoque del set, Craig dice: "Jo quería Art Nouveau y es lo que hicimos. Cada pulgada es fiel reflejo del estilo Art Nouveau en sus diseños orgánicos, retorcidos y curvados”.
  A diferencia de los Ministerios de Londres y Nueva York, que estaban formados por muchos pisos altos o profundos, según la perspectiva, el Ministerio francés se extiende horizontalmente en una serie de grandes cúpulas interconectadas. La entrada al Ministerio se realiza a través de las raíces animadas de cuatro árboles en Place de Furstenberg. Se llega al atrio principal, que tiene un balcón circular con vista al personal administrativo en sus escritorios.
  “El Art Nouveau es pura naturaleza y, a menudo, incluye vidrio y luz", dice Foley, "pero el problema es que se supone que este Ministerio está bajo tierra. Stuart quería que el diseño negara ese hecho, por lo que cada cúpula tiene un techo de cristal con facetas, que irradia un brillo etéreo que puede hacerte olvidar que estás bajo tierra. Y en el techo de la entrada principal, hay proyecciones móviles que representan una especie de zodiaco de criaturas mágicas; en lugar de Tauro o Escorpión, existen otras constelaciones en forma de Graphorn o Hipogrifo.
   Los juegos de luz eran fundamentales en todos los sets de Craig, por lo que el diseñador colaboró estrechamente con el director de fotografía Philippe Rousselot. “Philippe no solo trata con la luz; también trabaja con la oscuridad, y eso puede ser una línea muy delgada", dice Craig. “Las sombras dan una sensación de misterio, y los resultados son preciosos”.
   Rousselot responde: "Es genial trabajar con Stuart porque piensa en la iluminación de sus diseños, por lo que su equipo construye sets que no solo son preciosos que también dejan volar la imaginación a la hora de incorporar luz. Los sets no solo son visualmente impresionantes, más que eso, están diseñados de manera inteligente”.
  Dentro del Ministerio francés se encuentra el Departamento de Registros Ancestrales, que podría contener una pista sobre la identidad de Credence. El set complejo incluía filas de librerías que mágicamente se levantan del suelo y luego se mueven en diferentes direcciones y giran. El supervisor de efectos especiales David Watkins explica: "Hicimos un total de tres plataformas de librerías: una que podía elevarse y moverse hacia adelante y hacia atrás sobre un raíl; una plataforma fija que giraba; y una tercera, que era una estantería con control remoto sobre ruedas que podíamos mover en cualquier dirección”.
  El equipo de efectos visuales también participó en la secuencia. Se ocupó de multiplicar y animar las innumerables librerías que se convierten en obstáculos en una escena de persecución repleta de acción.
   Escondida en el corazón de París, la casa de Nicolas Flamel, la casa segura que Dumbledore proporciona a Newt, parece deliberadamente fuera de lugar para la época. Craig lo explica: "Bueno, tiene unos 600 años, y eso nos obligaba a retroceder en el tiempo, mucho antes del París haussmanniano”. El set, construido en un plató de Leavesden, fue diseñado en un estilo Tudor. “Es un edificio de entramado de madera, como se habría construido en el siglo CV o XVI. Y fue divertido hacerlo porque tenía que transmitir esa antigüedad. Así que las maderas se están pudriendo, y el lugar está repleto de parafernalia”.
   Foley añade: “Tuvimos que destrozar las paredes y los suelos, y las vigas están inclinadas. Todo está inclinado y torcido por el paso del tiempo”.
Uno de los sets más grandes de la película fue el anfiteatro subterráneo. “Es un anfiteatro clásico de edad indeterminada, pero al estilo de la antigua Roma", dice Craig. “Era un set físico muy grande, que luego se amplió aún más con efectos visuales. Nuestra colaboración con los efectos visuales es muy estrecha. A menudo confiamos en ellos para dar a la película un contexto más amplio, su escala”.
   Tim Burke señala: “El anfiteatro que Stuart diseñó era tan enorme que nunca hubiéramos podido rodarlo todo con la cámara. Construyeron cerca del 25 por ciento, para dar cabida a más de 600 extras. Luego lo replicamos, lo ampliamos y lo llenamos con más de 4.000 personajes renderizados”.
   En el clímax de la película, Grindelwald se encuentra en el centro del anfiteatro, reuniendo a miles de magos y brujas para que apoyen su causa.

EL VESTUARIO...
   La diseñadora de vestuario Colleen Atwood, que ganó un Oscar por su trabajo en la primera entrega de "Animales fantásticos", volvió para realizar una segunda incursión en el mundo mágico. “Este mundo está hecho para Colleen", declara Yates. “Es una verdadera artista, y este es un lienzo maravilloso para ella”.
   Atwood disfrutó de la oportunidad de hacer volar su imaginación con respecto a la época y a la ambientación de la película. “Estaba entusiasmado con la perspectiva de estudiar la moda de París a finales de los años 20. Fui hasta principios de los años 30 porque París siempre va por delante de la moda; Es una ciudad conocida por su elegancia y su estilo, y fue una suerte para mí”.
   Para crear el vestuario de los personajes que repetían, Atwood quería reflejar su evolución desde la película anterior. “Todos han madurado y están en otra etapa de sus vidas", dice la diseñadora.
  En lo que se refiere a Newt Scamander, señala: “Newt todavía tiene sus bestias, pero su caparazón es un poco más fino. Vestimos a Eddie con una ropa que encaja con la misma silueta, pero un poco mejor”.
   Atwood adoptó un enfoque similar con el Jacob de Dan Fogler, cuyo éxito como panadero se nota en su traje nuevo, "con todas las prendas hechas de la misma tela a juego", señala.
   Todas las hermanas Goldstein también han experimentado un cambio notable. La diseñadora lo explica: “Tina tiene más seguridad en sí misma desde que ha vuelto a ser un Auror. Parece una detective de verdad con un gran abrigo de cuero azul. Nos gustaba mucho... pero pesaba muchísimo”.
   “Pesaba una barbaridad; ponérselo era como hacer ejercicio”, confirma Katherine Waterston con una carcajada. “Pero me ayudó mucho a la hora de definirla, así que valió la pena. Y Tina sigue con sus pantalones porque me pareció que, aunque se ha vuelto más segura eso no significa que se haya convertido en una persona diferente. Así es como le gusta vestirse y le queda muy bien”.
   El peinado de Tina también ha cambiado mucho. La diseñadora de maquillaje y peluquería Fae Hammond señala: “Nos pareció que al volver a ser una Auror, querría ser más elegante. Y nada supera un bonito y sencillo corte bob”.
  De la misma forma, la transformación de Credence se refleja exteriormente tanto en su ropa como en su pelo, y ya no lleve ese horroroso corte de tazón.
   Alison Sudol participó en el traje de Queenie. Atwood afirma: "Alison tuvo la idea de que le gustaría llevar cuadros escoceses. Encontré una vieja pieza de tela escocesa de los años 30 que encajaba con la época y le hice un vestido. Es un poco más adulto y tiene un estilo ligeramente más oscuro que su vestido en la primera película, pero al mismo tiempo, es femenino y lleva un gran lazo en la parte delantera. Y a Alison le gustó, lo que es importante para mí”.
  Atwood también quería evocar las personalidades brillantes y variadas de las personas que participan por primera vez en la historia. En el caso de Nagini, explica: “A lo largo de la película, ella usa el traje con el que actúa en el circo mágico, así que quería resaltar el tono de fantasía. Utilicé encaje y lo cubrí con una lámina metálica para darle un aspecto de piel de serpiente, y luego añadí volantes en la parte inferior y en las mangas para sugerir las espirales de la serpiente”.
  “Creo que con ese traje, Colleen ha sabido capturar la belleza y la tragedia de Nagini", comenta Claudia Kim.
A diferencia de Nagini, Atwood dice: "Leta es de clase alta, por lo que su ropa es muy elegante y colorida. A Zoë le queda todo bien, así que fue divertido vestirla de época”.
   Uno de los retos más complicados fue diseñar el vestuario de Albus Dumbledore porque albergaba muchas expectativas. Sin embargo, Dumbledore ya no lleva las túnicas largas y sueltas que definieron su vestuario como Director de Hogwarts. Atwood comenta: "David Yates y yo queríamos que Dumbledore fuera el profesor que todos los niños adoran, alguien a quien recurrir. Tenía que parecer un profesor pero resultar también accesible, así que utilicé telas y texturas más suaves en tonos como el gris jaspeado, lo que añade accesibilidad al personaje. También me encanta la pana, así que le hice un abrigo de pana ancha y a Jude le encantó”.
   Law afirma: “A Colleen y a mí nos gustó la idea de que debía tener excentricidad de un profesor de Hogwarts, pero también cierta arrogancia y llevar trajes con cierto garbo. Y la barba era importante porque Jo hacía referencia a ella en el guión y también porque es algo inusual en el contexto del período. La mayoría de los hombres de la época no llevaban barba, iban muy bien afeitados o llevaban bigotes, así que barba hace que sobresalga”.
   Atwood ha vestido a Johnny Depp para una gran variedad de personajes en las últimas tres décadas. En lo que se refiere a la ropa de Grindelwald, dice: "El nombre pedía a gritos un toque alpino, y siempre me encantó la ropa bávara. Le dije a Johnny: 'Tengo una idea para tu vestuario', y a él le encantó. Hicimos el lederhosen un poco más largo, añadimos unas botas altas y al final es una mezcla de bávaro con Nuevo Romántico. Y nadie lleva la ropa mejor que Johnny Depp”.
   “Creo que he trabajado con Colleen Atwood más que cualquier otra persona en el cine", reflexiona Depp. “Es un genio. Te pregunta mucho sobre tu personaje. Y luego comienza a construir lo que se convierte en tu armadura. La ropa debería encajar con el personaje: te pones esa ropa y, de repente, empiezas a moverte de otra manera... Colleen es la mejor de su campo”.
   Depp también consultó con los realizadores sobre la apariencia general de Grindelwald, incluidos sus ojos dispares, lo que, según revela el actor, fue una pista para la duplicidad del personaje. “Tiene un ojo blanco, que no se parecía a lo que J.K. hubiera sugerido; fue mi decisión, y estoy muy agradecido de que ella y David aceptaran lo que simbolizaba para mí. Representa su otra mitad, su capacidad de pasar de lo suave a lo brutal en un nanosegundo”.

LA MAGIA...
   Sin lugar a dudas, el accesorio más importante de cualquier mago o bruja es su varita, por lo que le dieron muchas vueltas a las varitas que había que crear para cada personaje. El atrezzista Pierre Bohanna, que lleva haciendo las varitas desde la primera película de "Harry Potter", dice: "Lo maravilloso es que las varitas están hechas a medida para cada personaje, por lo que deben reflejar su personalidad y sus gustos”.
  El momento en el que se entregaron las varitas a los miembros del reparto fue muy especial. “Me quedé impresionado", afirma Depp. “En un primer momento no me di cuenta de que era Varita de Anciano. Pero luego comprendí que Grindelwald tiene el instrumento mágico más poderoso, ya sea malo o bueno”.
   “Una varita es algo muy personal para una bruja", reflexiona Alison Sudol. “Lo que me encanta de la varita de Queenie es lo que también me gusta de su personaje: hay mucha belleza, pero también hay sencillez. Su varita tiene un encantador remolino de nácar al final, lo que le otorga algo de peso, pero es muy delicada en el extremo. Cuando la cogí, pensé: 'Uff, qué pasada. Esto funciona’.”
   Los actores que interpretaban por primera vez a los magos recibieron un curso intensivo sobre cómo usar bien la varita. Callum Turner lo recuerda: "En el curso de varitas mágicas aprendimos que está destinada a ser como un látigo, por lo que estás transmitiendo energía a tu brazo. Si se te da bien, no debería parecer que te estás esforzando demasiado”.
   Como Dumbledore es uno de los magos más conocidos, Jude Law reconoce que: “Necesitaba familiarizarme con la varita. Observé cómo lo habían hecho otros, su forma de cogerla”.
   A Zoë Kravitz le encantó la exquisita varita de ébano y plata de Leta. “Es como la máxima fantasía infantil de que significa ser una bruja o un mago. Todo el mundo de la magia es fascinante y creo que sigue existiendo. ¡Para un adulto es increíble tener tu propia varita y poder pronunciar un hechizo!”
   Una vez terminado el rodaje, David Yates se centró en terminar la película, colaborando con Burke y Manz y sus equipos de VFX, su montador Mark Day, y el compositor James Newton Howard, que creó la banda sonora.
El director concluye: “Trabajar en estas películas es un privilegio. Reúnen a tantos artistas y técnicos de tantas disciplinas creativas diferentes, y todos combinan su talento para crear algo especial con el objetivo de entretener y emocionar a gentes de todo el mundo”.

EL REPARTO...
  Newt Scamander estaba empeñado en regresar a Nueva York para cumplir su promesa de entregar personalmente un ejemplar de su nuevo libro a Tina Goldstein. Pero el Ministerio de Magia británico, todavía molesto por el caos que él y sus criaturas causaron al otro lado del charco, le prohibió viajar al extranjero. Levantarán la prohibición a condición de que se una a su hermano, Teseo, en la Oficina de Aurores para cumplir una misión: perseguir a Credence, que, para sorpresa de Newt, todavía está vivo. Sin embargo, Newt, que sabe que la intención del Ministerio es matar a Credence, a quien consideran una amenaza, rechaza el trato.
  Redmayne añade: “Lo que me encanta de Newt es que es fiel a sí mismo y no trata de gustar a nadie. No quiere renunciar a su pasión por las criaturas así que se niega a asumir las ideas sobre lo que otras personas consideran normal. Newt siempre ha seguido su propio camino en la vida y, aunque puede ser empático, no quiere que lo coloquen en ningún bando. Pero debido a lo que está sucediendo en el mundo y a que las apuestas son cada vez más altas, puede llegar un momento en el que tenga que elegir un bando. Y eso forma parte de su aventura”.
   Yates observa: "En esta ocasión, Newt tiene una dimensión algo más seria y Eddie encarna maravillosamente bien todas las facetas del personaje. Es un placer trabajar con él. Tiene muchísimas ideas y una capacidad de invención infinita”.
   Newt acaba de rechazar la oferta del Ministerio cuando alguien más lo contrata para encontrar a Credence, aunque por razones muy diferentes. En la cima de la catedral de San Pablo, en el corazón de Londres, se encuentra Albus Dumbledore, quien, a su manera, ofrece a Newt unirse a él.
   Jude Law reconoce que interpretar a "este personaje tan querido” presentó ciertos retos muy concretos. Lo explica así: "Sabíamos que era fundamental que separáramos a este Dumbledore del que todos conocemos. Es varias décadas más joven y le queda mucho que experimentar... y mucho que aprender. Era importante recordarnos que, si bien es un mago dotado y un buen hombre, también es un hombre atormentado; tiene secretos y tiene defectos, como todos nosotros. También me encanta su descaro, esa brillantez que le permite ser un tanto anárquico y rebelde, y poder mostrar esas complejidades y esos matices me liberó enormemente. Pero la mayor parte de lo que hice se redujo a escuchar atentamente a Jo, que fue extremadamente generosa con su tiempo y sus ideas. Su pasión y la enorme responsabilidad que siente por su creación es contagiosas”.
   Como lo hizo con otros miembros del reparto, Rowling confió a Law detalles muy bien guardados sobre su personaje, y señala: “Pensé que era importante que, desde el momento en que lo vemos en la pantalla, Jude sepa la carga que soporta Dumbledore. Porque de no saber eso, estaría interpretando a alguien que parece estar jugando con la vida de la gente, y ese no es el auténtico Dumbledore; no quiere lastimar a nadie. Hay bastante humor en su forma de divertirse. Por muy difíciles que se pongan las cosas, él sigue teniendo ese lado un poco travieso, y Jude hizo un trabajo maravilloso transmitiendo esa sensación”.
   Para Yates, Law posee cualidades específicas que lo convirtieron en la elección perfecta para el papel. “Lo primero de todo", dice el director, "es que es absolutamente encantador, además de listo y divertido y tiene ese brillo irresistible en los ojos. Pero por encima de todo es un hombre con una gracia natural. Así que, aparte de ser un gran actor, me pareció que tenía todas las cualidades necesarias para ser un Dumbledore perfecto”.
   “En esta película", dice Rowling, "vemos a Dumbledore a través de los ojos de Newt Scamander, que es una de las pocas personas que cuestiona su secretismo y su tendencia a manipular a las personas. Al mismo tiempo, Newt siente un respeto innato por Dumbledore porque no solo era su maestro favorito sino también uno de los mejores magos vivos. Mantienen una relación muy interesante, pero es muy diferente a la que vimos con Harry Potter. Es mucho más una relación entre iguales”.
   Redmayne tiene una forma de pensar parecida. “Newt se da cuenta de que Dumbledore le está manipulado, pero es demasiado astuto para que le exploten y exige algo de transparencia. Y ahí es donde el juego se iguala. Dumbledore solo puede lograr lo que necesita gracias a las habilidades que tiene Newt y siempre que cuente con su amistad”.
   Dumbledore le pide a Newt que vaya a París para encontrar a Credence, a sabiendas de que Grindelwald también intentará usarlo para sus propios fines. Es posible que sea el único mago cuyos poderes son tan formidables como los de Grindelwald. "Dumbledore sería la opción más evidente a quien enfrentarse", dice Law. “Creo que, si las circunstancias fueran diferentes, asumiría el desafío, pero de momento, tiene que confiar en Newt. Albus es una de esas personas que va tres pasos por delante de los demás, así que sabe que Newt acabará tomando la decisión correcta porque es valiente y tiene una sentido moral muy arraigado”.
   Hay una razón por la que Dumbledore no puede atacar personalmente a Grindelwald. Es un secreto enterrado en su pasado. Un secreto que no revela a Newt.
   Yates afirma: “Dumbledore y Grindelwald se conocieron cuando eran muy jóvenes, y compartieron una filosofía, una ideología, la forma en la que debería funcionar el mundo, cómo podrían mejorarlo. Durante una temporada, se animaron y se inspiraron mutuamente, y después se separaron. Pero hay algo en esa relación que sigue siendo importante para ambos”.
  “Sientes que el vínculo que Dumbledore tenía con este hombre sigue muy presente", añade Heyman. “Hay una sensación de pérdida y también de arrepentimiento. Dicho esto, no le gusta en lo que se ha convertido Grindelwald o el camino que ha elegido. Pero no está en condiciones de detenerlo”.
  Johnny Depp aparece como Grindelwald al final del primer "Animales fantásticos". El actor dice que le encantó poder sumergirse por completo en el papel protagonista de la nueva película. “Me siento muy honrado por la invitación de David Yates, David Heyman y J.K. Rowling para formar parte de este mundo. Me pareció increíble que pensaran en mí para una de las maravillosas historias de J. K. porque la admiro muchísimo. Cuando surgió la idea, ella y yo hablamos durante horas, y lo más sorprendente es que Jo nunca me dijo cómo debería ser Grindelwald. Me dio información para armar la estructura, para trabajar dentro de los límites de esa estructura, pero también se mostró muy abierta a mis ideas. Una de las cosas más hermosas que he escuchado en mi carrera fue cuando Jo me dijo: "Estoy deseando ver qué haces con el personaje’. Es evidente que todos estos personajes tienen mucho valor para ella, por lo que confiar en mí hasta ese punto fue maravilloso y me dio mucha confianza”.
  El actor continúa diciendo: “Una de las cosas de las que David, Jo y yo hablamos fue que hubiera sido fácil interpretar a Grindelwald como un tipo malo, pero lo cierto es que está haciendo lo que cree que es lo correcto, cueste lo que cueste. Todo su discurso tiene que ver con la armonía, pero dentro de sus parámetros, lo que significa que la única manera de lograr esa armonía es a través del dominio del mundo mágico y asumir que hay personas que son prescindibles. Si se interponen en tu camino, hay que apartarlas. Y lo hace con mucha tranquilidad", dice sonriendo.
  Yates recuerda: "Como es un personaje que hemos creado desde cero, nos hemos permitido el lujo de experimentar. Está claro que el punto de partida es de Jo: Grindelwald es carismático, seductor y peligroso. Pero al explorar el personaje, también improvisamos un poco porque queríamos descubrir esos niveles diferentes cuando gira la cámara”.
  “Como actor", dice Depp, "tu trabajo es ser fiel tanto a la intención del guionista como a la visión del director, así que intento ofrecer opciones a los realizadores. Y David comprende muy bien las obras de J.K. Entiende su arte, como si fueran las pinceladas de un gran pintor”.
  Mientras estaba en el Ministerio para apelar su prohibición de viajar, Newt se topa inesperadamente con Leta Lestrange. El nombre de Lestrange resultará familiar a los fans del Mundo Mágico, pero Zoë Kravitz dice que Leta es un enigma. “Procede de una familia mágica de pura sangre y en mi opinión tiene ciertas ideas preconcebidas. Pero Leta no sabe muy bien dónde encaja, es decir, si es buena o mala. Creo que está en algún punto intermedio, como todos nosotros. Es bastante complicada y su viaje es muy intenso ya que a lo largo de la historia sale a la luz un secreto de su pasado. Para un actor, es un recorrido muy interesante”.
   Cuando fueron compañeros de clase en Hogwarts, Leta y Newt eran outsiders, pero se estableció una relación familiar entre ellos. “Me encanta su relación porque lo que les unió fue ser raros", dice sonriendo Kravitz. “Sobre el papel, su amistad puede no tener mucho sentido, pero Newt es una persona muy compasiva. Ama a las criaturas, a esos monstruos que nadie más puede amar, y Leta se considera uno de ellos. Newt es el única que ve quien es, que no quiere cambiarla y eso es lo que más necesita”.
   “Zoë aportó mucha textura a Leta", dice Yates. “Tenía un montón de buenas ideas y no temía probar cosas diferentes. Es algo que me gusta mucho en los actores. Siempre estuvo dispuesta a ir más lejos, a profundizar, para crear un personaje atractivo y polifacético”.
   “David es absolutamente maravilloso", responde Kravitz. “Siente una gran pasión por su trabajo y por ese mundo y la gente que lo puebla. Estas películas son grandes producciones y es fácil perderse en la envergadura que tienen. Pero él consigue crear un ambiente increíblemente íntimo, un lugar muy seguro que permite al actor explorar sus emociones”.
   Leta ahora está comprometida con el hermano mayor de Newt, Teseo Scamander, al que Rowling llama "un giro que ninguno de ellos hubiera visto venir". Esto crea cierta incomodidad en su relación actual porque Newt estuvo muy enamorado de la muer que está a punto de convertirse en su cuñada”.
  Callum Turner, que da vida a Teseo, dice que creció leyendo los libros de Harry Potter "y se fue a la cama casi todas las noches con la esperanza de que Hedwig o uno de sus amigos búhos vinieran y dejaran caer una carta diciendo que me iba a Hogwarts", dice riendo. El actor cree que hubo un momento en su lectura con Redmayne que le dio el papel. “Justo antes de comenzar la escena, besé a Eddie en la frente, y creo que ese fue el momento en el que dijeron: 'Está bien, vamos a darle el trabajo”.
  Heyman dice: “Callum es una excelente incorporación a nuestro reparto. El y Eddie supieron reflejar la complicada relación de los hermanos”.
“Newt es el hermano menor de Teseo y lo quiere", afirma Turner, "pero han tomado caminos totalmente diferentes en la vida. Teseo fue un héroe de guerra que se convirtió en parte del establishment y ha llegado bastante lejos en el Ministerio de Magia, donde dirige el Departamento de Aurores. Así fue como decidió plantar cara, a pesar de que se han enfrentado a menudo. Pero ahora hay más en juego: el mundo mágico se está dividiendo en campos, y Teseo advierte a Newt que todos, incluso él, tendrán que decidir en cuál están”.
  La noticia del compromiso de Leta ha llegado a todo el mundo mágico; sin embargo, los tabloides han anunciado erróneamente que el autor de libros más vendidos, Newt, no Teseo, es el Scamander comprometido con Leta. “Es un error, pero Tina no lo sabe", releva Katherine Waterston, que retoma el papel de Tina Goldstein. “Ella y Newt habían mantenido correspondencia, pero ahora Tina cree que la ha abandonado y corta con él bruscamente. A pesar de que se siente herida y enojada, también es fuerte y sabe que debe seguir adelante con su vida, por lo que vuelca toda su energía y se concentra en su trabajo que es su manera de hacer frente al dolor. Así que se va a París”.
   Newt nunca se habría enterado de por qué dejó de escribirle de repente si no hubiera recibido una visita sorpresa de dos queridos amigos: La hermana de Tina, Queenie, y No-Maj Jacob Kowalski, que ha recuperado los recuerdos. Y hay más noticias sobre compromisos: Queenie anuncia alegremente que ella y Jacob también se van a casar. Jacob parece feliz... puede que demasiado feliz.
   Dan Fogler vuelve a retomar el papel de Jacob y afirma: “Newt se da enseguida cuenta de que algo va mal porque Jacob está actuando demasiado alegremente y no tarda en deducir por qué. Resulta que Queenie ha embrujado a Jacob con un hechizo de amor. Fue muy divertido interpretar porque aunque es una fantasía que implica magia y hechizos, lo que sucede entre ellos se parece mucho a la dinámica de las relaciones reales. Por eso parece tan real”.
   Alison Sudol, que retoma el papel de Queenie, añade: “Es absolutamente lógico que J.K. Rowling sea una de las narradoras más destacadas de nuestro tiempo. La magia en sus historias es increíblemente entretenida, pero también se sumerge en temas más profundos, como cuando las personas se sienten mal por lo que son y lo que puede ocurrir por temor al "otro’.
  “En la última película", continúa diciendo Sudol, "Queenie ya estaba rompiendo las reglas al volver con Jacob porque el mundo mágico de Estados Unidos tiene leyes estrictas sobre qué tipo de interacción puedes tener con No-Majs, es decir prácticamente ninguna. Pero Queenie nunca se ha enamorado de la forma en que se ha enamorado de Jacob, y está desesperada por no perderlo. Eso la empuja a no tomar la mejor de las decisiones, aunque lo haga por amor. Va a tener a Jacob, le guste o no a Jacob... pero su plan no funciona muy bien”.
   Jacob quiere a Queenie, así que está dispuesto a sacrificar su propia felicidad para mantenerla a salvo. Sin embargo, también se siente infeliz por no tener opciones en este asunto antes de que le arrastraran a cruzar el mar hasta Inglaterra, donde, como sabe Queenie, las leyes de fraternización entre magos y Muggles son más indulgentes. Desgraciadamente para Jacob, Queenie es un Legilimens y puede leer sus pensamientos. “Está muy dolida", dice Sudol, "y huye para encontrar a Tina, que es su única familia, pero está sola y se siente terriblemente perdida”.
   Sin embargo, Queenie deja tras de sí una pista sobre el paradero de Tina. Ahora, además de la misión de Dumbledore, Newt tiene una razón más personal para desafiar su prohibición de viajar a París. Jacob, ansioso de encontrar a Queenie y sintiendo que se acerca una nueva aventura, está dispuesto a unirse a él.
  Yates dice que la extraña amistad entre Jacob y Newt es un "bromance”. Fogler está de acuerdo, y añade: “Son como un dúo de comedia clásico: son totalmente opuestos tanto físicamente como en sus personalidades. Newt es un empollón y Jacob es un listillo. Jacob es bueno con las personas y Newt es mejor con sus criaturas. Juntos, son como el lado derecho y el lado izquierdo del cerebro... simplemente funcionan”.
   Aunque Tina ha recuperado su trabajo como un Auror, no ha perdido esa vena independiente que la metió en problemas en Nueva York. Ahora está en París en una búsqueda no autorizada. Waterston observa: “En la primera película, Tina pierde la confianza en sí misma porque después de su degradación nadie la escuchó ni la tomó en serio. A pesar de su inseguridad, siguió sus instintos como investigadora que ayudaron a arrestar a Grindelwald. Cuando la vemos por primera vez en esta película, vuelve a estar centrada, buscando pistas, tratando de encontrar y proteger a Credence, como lo prometió en la primera película”.
   La actriz afirma que Tina tiene buenas razones personales para volver a arriesgar para salvar a Credence. “Tina y Queenie se quedaron huérfanas cuando eran muy jóvenes. Tina, la mayor de las dos, se sentía responsable de cuidar a su hermana. A lo largo de los años, esa tendencia a proteger a niños indefensos se amplió más allá de la reina Queenie. Valora su posición en el trabajo y respeta la ley, pero un niño necesitado es su talón de Aquiles. Si la obligan a elegir, romperá las reglas para ayudar a un niño, como hizo con Credence cuando Mary Lou Barebone lo estaba pegando. Cerca del final de la primera película, le prometió a Credence que ella y Newt lo protegerían, y no es alguien que no cumple la palabra dada”.
  Credence también está en París persiguiendo sus propias pistas en una búsqueda desesperada de su verdadera identidad. Ezra Miller retoma el papel y afirma: “Credence es un hombre joven con una historia sumamente traumática, que ha dejado atrás las cadenas del abuso y la represión que sufrió durante toda su juventud. Ahora está sumido en una odisea de autodescubrimiento porque ahora sabe que lo gran parte de lo que creía ser es una mentira”.
   Credence nació siendo un mago pero los poderes de Credence fueron suprimidos por la intolerancia implacable de su madre adoptiva, Mary Lou Barebone, lo que lo convirtió en un Obscurial. Rowling explica: "Desarrolló un Obscurus, que es un mecanismo de aceptación pero también algo que acaba matándote. Pero lo cierto es que no le ha matado, así que sabemos que debe ser muy poderoso para haber sobrevivido a ese estado durante tanto tiempo”.
   Miller, que afirma que los libros de Harry Potter le impactaron muchísimo, añade: “Muchos de nosotros ya éramos fans de este mundo; Las historias de autores como J.K. Rowling son fuente de inspiración porque son uno de los lugares donde se desarrolló nuestra imaginación. Formar parte de este legado es una de las cosas más extraordinarias que alguien podría experimentar como artista y sigue siendo uno de los grandes éxitos de mi vida”.
   Tras haber recibido una pista sobre su identidad que apunta a París, Credence aceptó un trabajo en un circo mágico ambulante para llegar a Francia. Allí, encuentra al primer amigo de verdad que ha tenido en su vida, un Maledictus llamado Nagini. Rowling lo explica: “Un Maledictus es alguien que lleva una maldición de sangre que, con el tiempo, le convierte en una bestia. No pueden detenerlo, no pueden volver atrás. Se perderán... se convertirán en la bestia con todo lo que eso implica”.
   En el caso de Nagini, como saben todos los aficionados a Harry Potter, la bestia en la que está destinada a transformarse es una enorme serpiente. Aunque no hay ninguna pista en "Los crímenes de Grindelwald" sobre el terrible futuro del personaje, Rowling revela: "Estas películas me han dado la oportunidad de contar una historia sobre el origen de Nagini. Siempre hubo indicios porque los Naga son seres mitológicos en forma de serpientes, por lo que su nombre era una alusión al hecho de que podría haber tenido antecedentes humanos, o incluso ser humana. Me lo han preguntado a lo largo de los años pero nunca quise revelar esa parte de su pasado. Pero ahora puedo revelarlo, lo que es muy satisfactorio y encaja perfectamente en el tema de esta película”.
  Claudia Kim, que hace el papel de Nagini, comenta: “Me encantó interpretar a este personaje, saber quién es ella y también echar un vistazo a lo que será en el futuro. Todavía hay un vacío que es un misterio, aunque J.K. Rowling nos dio pequeños indicios. Te gustaría decirle: '¡Danos más!' Pero ella prefiere dejar algunas cosas por descubrir. Y confío totalmente en ella y en David Yates”.
  Nagini es la atracción principal del Circo Arcanus, donde el propietario y Ringmaster, Skender, explotan cruelmente a los seres mágicos que no tienen a dónde ir. Al describir su papel, Kim dice: “Nagini está prisionera en ese terrible circo, pero hay otra capa porque está obligada a convertirse en prisionera en su propio cuerpo. Está totalmente desesperada hasta que conoce a Credence. Creo que es su determinación por descubrir quién es él lo que le da esperanza, y se vuelve muy protectora con él. Todo lo que ella quiere hacer es luchar para seguir siendo una mujer el mayor tiempo posible, pero desinteresadamente, coloca el objetivo de él por delante de sus propios deseos, creyendo que así se sobrepondrá de su angustia. Esto da lugar a un vínculo emocional muy fuerte entre ellos”.
  “Es una historia desgarradora en muchos sentidos", dice Yates. “Claudia hizo una interpretación muy conmovedora como una mujer que se está perdiendo lentamente a sí misma. Está maravillosa en el papel”.
   Para encarnar a la Maledictus y su inevitable metamorfosis, Kim trabajó con un entrenador de movimientos e incluso fue a un zoológico local "para estudiar el movimiento de las serpientes, para que se volviese casi instintivo", recuerda. “A menos que estén atacando, las serpientes se mueven muy despacio y con gracia, y traté de reflejar esa gracia en mi actuación”.
   Tina busca la pista de Credence en el Circo Arcanus en París y se da cuenta de que hay otra persona interesada en él. William Nadylam se incorpora al reparto en el papel del misterioso mago franco-africano Yusuf Kama, que tiene un motivo personal para perseguir a Credence. “Kama es el hijo de un gran mago, el último hombre en su linaje familiar de pura sangre. Se ve obligado a cumplir una tarea que lleva realizando casi toda la vida", dice el actor. “Cuando Tina llega, Kama se da cuenta de que persigue el mismo objetivo y debe evitar que le impida hacerlo. De ahí en adelante, los eventos toman un giro inesperado y descubre que las cosas no son exactamente como él creía. Cuando leí el guión, la historia de Kama me llegó muy hondo y estaba completamente inmerso en este papel. Es un personaje fascinante que vive una lucha interior compleja”.
   “Kama esconde muchos secretos en esta película, y no llegas a saber de qué lado está", dice Rowling. “William es un actor maravilloso que aporta profundidad al papel”.
   En París, Newt necesita aprovechar la oferta de Dumbledore para quedarse en una casa segura por si surgen problemas... o solo para tomarse una taza de té. La dirección de la casa resulta ser el hogar de Nicolas Flamel, el amigo más antiguo de Dumbledore, literalmente.
   Brontis Jodorowsky hace el papel del antiguo alquimista y declara: “Nicolas Flamel es conocido por los seguidores de las historias de Harry Potter como el creador de la Piedra Filosofal. Me di cuenta de cuánta gente sentiría curiosidad por él y su papel en esta historia, así que sentí una gran responsabilidad para cumplir con sus expectativas, pero también hay algunas sorpresas”.
   Se tardaban unas cuatro horas en la silla de maquillaje para añadir 600 años al rostro del actor, considerablemente más joven. Sin embargo, ese tiempo resultó ser muy valioso para Jodorowsky. Lo explica así: "Cuatro horas de preparación te dan tiempo para meterte completamente en la piel de otra persona porque, poco a poco, te vas borrando y permitiendo que el personaje se apodere de ti”.
   El reparto de la película también incluye a Carmen Ejogo, que retoma el papel de la presidenta de MACUSA, Seraphina Picquery; Ólafur Darri Ólafsson es Skender, el insensible propietario del Circo Arcanus y Ringmaster; Ingvar Sigurdsson es el cazarrecompensas contratado por el Ministerio, Grimmson; y Victoria Yeates es la leal asistente de Newt, Bunty. El círculo interno de acólitos de Grindelwald, que hará todo lo posible para servir a la causa de su maestro, es el gerente de MACUSA Abernathy, que vuelve a interpretar Kevin Guthrie; Rosier, interpretada por Poppy Corby-Tuech; Carrow, interpretada por Maja Bloom; Krafft, interpretado por Simon Meacock; Krall, interpretado por David Sakurai; y Nagel, interpretado por Claudius Peters.
  Yates comenta: “Tenemos un reparto de lujo. Además son personas encantadoras y eso es muy importante cuando tienes que pasar meses juntos elaborando una de estas superproducciones. Todos ellos se comprometieron a dar lo mejor de sí mismos”.

LOS ANIMALES...
   Hay otro reparto que también aparece en "Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald”: la variedad de criaturas mágicas, incluidas algunas de las favoritas que regresan en esta película. El diminuto Bowtruckle, parecido a una ramita, llamado Pickett, es una vez más el compañero incansable de Newt, al que guarda de manera segura en el bolsillo. La habilidad innata de Pickett para forzar cerraduras también lo ha convertido en un aliado de incalculable valor.
   El Niffler, una criatura pequeña y peluda parecida a un roedor con un hocico largo también vuelve, y sigue buscando constantemente cualquier cosa brillante o reluciente, que inevitablemente terminará en su bolsa de estilo marsupial. Otros que comparten esa obsesión instintiva con cualquier cosa brillante son una camada de bebés Nifflers, que también parecen haber heredado la propensión de su padre a sembrar el caos donde quiera que vayan. “Así que no hay un solo acaparador de escenas, hay toda una familia de acaparadores de escenas", bromea Redmayne.
   Al igual que con la primera película, la creación de las bestias implicó meses de diseños conceptuales y pruebas de animación para determinar la apariencia, el movimiento, el comportamiento y la personalidad de cada animal. Rowling basó varias de las bestias en criaturas míticas de diferentes culturas, entre ellas el zouwu chino, el kelpie escocés y el matagot francés. La escritora afirma: “Me fascinan las diferentes mitologías y tradiciones, especialmente cuando viajas por el mundo, de modo que se trata de añadir mucha textura y color a cualquier criatura existente en la mitología. Pero hay algunas cosas que tengo que inventar totalmente, y también disfruto muchísimo con ese proceso”.
  Heyman comenta: "Las descripciones de Jo en el guión, así como en el libro Bestias fantásticas y dónde encontrarlas, conformaron nuestro punto de partida. A partir de ahí, hubo personas del departamento de arte y del equipo de efectos visuales que crearon miles de ideas de diseño y las fuimos descartando gradualmente hasta quedarnos con las que más nos gustaban”.
   Una de esas ideas fue el Zouwu, la bestia más grande y feroz de todas las bestias. El supervisor de efectos visuales Tim Burke dice: “Teníamos más de cien conceptos diferentes para el Zouwu. En un momento dado, se parecía a un gato grande más convencional, pero David Yates nos desafió y dijo: "Vamos a llegar más lejos y ver hasta dónde podemos llegar’.” El diseño final es un felino enorme con un cuerpo con rayas de tigre, una melena de león que brilla cuando flota, garras afiladas y cuatro colmillos largos que se enroscan de su boca. Un rasgo distintivamente no felino es su cola multicolor desproporcionadamente larga y con volantes.
   Después de escapar del Circo Arcanus, donde fue maltratado, el Zouwu representa una amenaza para cualquiera que se cruce en su camino... excepto Newt Scamander, que ve más allá del comportamiento aterrador del gatito. Redmayne señala: "Newt cree que estas criaturas están incomprendidas, así que hay que tratarlas con empatía y aprender todo lo que pueda de ellas para entenderlas. En el fondo hay un fuerte espíritu de compasión y conservación, y yo le admiro por eso".
   Un grupo de marionetistas proporcionó a los actores y a los realizadores modelos de las bestias que acabarían cobrando vida en la postproducción gracias a los efectos visuales. El marionetista supervisor de criaturas Robin Guiver encabezó el equipo, que se había hecho famoso por su creación del personaje que da título a la producción de "War Horse" en Broadway y también trabajó en "Animales fantásticos y dónde encontrarlos”. Guiver señala: “Tener una representación tangible de una criatura dio a los actores algo con lo que actuar y a lo que reaccionar. Y pudimos hacer aproximaciones sobre el tamaño, por lo que David [Yates] y su departamento de cámaras tenían una referencia física a la hora de encuadrar. David también pudo dirigir a nuestras marionetas como lo hubiera hecho con un actor para encuadrar una escena”.
   Las marionetas variaban en tamaño y materiales, dependiendo de la bestia en cuestión. Por ejemplo, se usaron pequeñas bolsas de judías para duplicar al Niffler y a los bebés Nifflers. A la inversa, el enorme Zouwu requería al menos tres marionetas, una manipulando la gran cabeza esculpida y las otras manejando el cuerpo y la cola de 2,75 metros, que podían hacer girar sobre un palo.
   En una de las secuencias más complicadas Newt tenía que domesticar a un Kelpie, lo que lo lleva a un salvaje paseo submarino. El Kelpie verde se parece mucho a lo que su nombre sugiere, "una especie de campo de algas marinas", aclara Burke. “Y después adopta una forma más parecida a un caballo cuando sale del agua”.
  Para la parte submarina de la escena, filmaron a Redmayne en un tanque de agua, donde le arrastraban cables que el equipo de VFX reemplazaría más tarde por el Kelpie. Sin embargo, Burke detalla: "Cuando salta y sube a la superficie, no había manera de que pudiéramos hacer eso en una plataforma que funcionara en el agua. En vez de eso, siguiendo la teoría de que todo lo que se rueda en seco se puede rodar en mojado, añadiendo agua digitalmente en posproducción, creamos una plataforma básica para que Eddie se subiera encima y montara como un caballo con arzones pero sin arzones. Teníamos a cuatro especialistas moviendo el cubo por el suelo, lo que permitía a la cámara moverse libremente y obtener los mejores ángulos. En la cabeza, Robin Guiver llevaba un par de zancos con una cabeza de caballo fabricada, que él tenía que accionar. Eddie tenía mucho trabajo tirando de las riendas, luchando contra la cabeza del Kelpie, y eso se aprecia en su actuación”.
  El Kelpie solo es una de las criaturas mágicas de la colección de Newt en "Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald”. Newt se ocupa de otros dos animales: Augurey, un gran pájaro parecido a un búho con garras afiladas, un pico con cuernos, plumas de colores en la cola y una cara muy inquisitiva; y el Leucrotta, que engañosamente parece un gran alce con astas largas y dentadas, pero cuando la Leucrotta abre sus fauces, su boca es cavernosa.
  Otras bestias que se ven en la película incluyen a los felinos Matagot, espíritus familiares que se parecen a los gatos esfinge sin pelo, que el Ministerio de Magia francés emplea en la seguridad, así como en trabajos de poco categoría; y los Firedrakes, criaturas aladas como lagartijas que podrían confundirse con pequeños dragones, excepto que, en lugar de lanzar fuego, emiten chispas desde el extremo de la cola prendiendo fuego a todo lo que se encuentran.
  Los fans de Potter reconocerán de inmediato a los Thestrals alados, unas bestias esqueléticas equinas con cascos dentados y una cola puntiaguda. Son de color negro e invisibles para cualquiera que no haya visto la muerte. Los Thestrals tiran del carro que transporta a Grindelwald a Europa para pagar por sus crímenes. Y Gellert Grindelwald puede verlos claramente.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo