Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Jurassic World
Año Producción: 2015
Nacionalidad: EE.UU
Duración: 124 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Acción, Aventura, Ciencia Ficción
Director:  Colin Trevorrow
Guión: Rick Jaffa, Amanda Silver, Colin Trevorrow, Derek Connolly. Basados en los personajes creados por  Michael Crichton
Fotografía: John Schwartzman 
Música: Michael Giacchino
FECHAS DE ESTRENO
España: 12 Junio 2015
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

20 años atrás el Dr. Hammond tuvo un sueño que se acaba de hacer realidad. "Jurassic World" es un centro turístico donde acuden miles de visitantes. Claire es la encargada del centro, la cual recibe la visita de sus dos sobrinos. El multimillonario dueño del parque, pretende ofrecer una atracción nueva cada año ,así que uno de los doctores va más allá de los límites al manipular la genética y crear dinosaurios que jamás existieron. Una de estas creaciones, que ha vivido aislado del resto, acaba de escapar... 

INTÉRPRETES

CHRIS PRATT, JUDY GREER, BRYCE DALLAS HOWARD, LAUREN LAPKUS, JAKE JOHNSON, OMAR SY, JEFF GOLDBLUM, VINCENT D'ONOFRIO, KATIE McGRATH, BD WONG, MARTIN KLEBBA, BRIAN TEE, IRRFAN KHAN 

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS: 

    Jurassic World: El reino caído (2018)

    Jurassic World: Dominion (2022)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   Fiel sucesora del exitoso clásico ganador de tres Oscar® dirigido por Steven Spielberg, ‘Jurassic World’ transcurre exactamente 22 años después de los acontecimientos acaecidos en Isla Nublar. ‘Jurassic World’ es el primer parque temático del mundo que combina realmente las maravillas de la ciencia y de la historia con la comodidad y el lujo al que están acostumbrados los viajeros internacionales. Todo empezó con una brillante idea que tuvo el escritor Michael Crichton.
  ‘Parque Jurásico’, la película original, se estrenó en 1993 se convirtió desde entonces en parte de la memoria cultural colectiva.
  Steven Spielberg explica que ni él ni los otros productores tuvieron la intención de revolucionar el mundo del cine. Solo quería estar a la altura del increíble relato de Michael Crichton: "No depende de mí decidir qué es un punto de referencia y qué no lo es. Son los demás quienes deben decidir si una historia tiene éxito o no, pero soy consciente de que, desde un punto de vista tecnológico, fue un punto de referencia para toda la industria. Eran personajes creados digitalmente por ordenador que parecían totalmente reales con cualquier iluminación o condición atmosférica. Nuestro T. Rex digital incluso se paseaba bajo la lluvia".
  Después de las siguientes dos entregas, ‘El mundo perdido’ (1997) y ‘Parque Jurásico III’ (2001), el productor reconoce que tenía muchos otros proyectos en mente. Por suerte para los seguidores de las entregas, las ideas para el mundo jurásico solo hibernaron, no desaparecieron. "Me cruzaba con muchas personas a las que no conocía de nada que me preguntaban: '¿Para cuándo el siguiente ‘Parque Jurásico’?'", dice Steven Spielberg. "Me di cuenta de la cantidad de veces que me habían hecho la pregunta y empecé a considerar la posibilidad de una nueva entrega".
  Los seguidores habían ganado la batalla y el productor empezó a hablar con respetados guionistas para ver cómo podía resucitar un parque temático cuyo concepto había nacido hacía veinte años. "Puede decirse que ‘Jurassic World’ es el equivalente a ver ‘Parque Jurásico’ convertido en realidad", explica. "Queríamos que el sueño se cumpliera y que existiera un parque temático totalmente especializado en el milagro de crear dinosaurios a partir del ADN. Es la realización del sueño de Michael Crichton transferido al sueño de John Hammond. Esperamos que sea el sueño que el público siempre ha querido ver".
  El productor Frank Marshall, que ha colaborado en numerosas ocasiones con Steven Spielberg, se unió al proyecto. El productor se entusiasmó con la posibilidad de volver a franquear las puertas de la legendaria Isla Nublar: "Parque Jurásico’ es una película emblemática, el público sigue queriendo ver dinosaurios y me gustó la idea de hacer otra. Nos ha llevado tiempo materializarla. Un parque temático en funcionamiento - se le ocurrió a Steven - fue el ancla y la clave de la historia. Ha valido la pena esperar".
  El veterano productor Patrick Crowley también decidió participar. Está de acuerdo en que hay un gran número de personas más que dispuestas a revisitar ‘Parque Jurásico’  y que echan en falta el clásico estilo de cine de Amblin. "No creo que el público hubiese tenido la oportunidad de apreciar lo que significaron la primera película y las dos secuelas si se hubiera producido otra en 2005, por ejemplo", comenta el productor. "Entretanto, ha aparecido una nueva generación de espectadores fascinada por las películas de los noventa. También ha emergido un nutrido grupo de cineastas a los que les intriga y apasiona este tipo de cine".
  Un sinfín de realizadores estaban más que dispuestos a ponerse a la cabeza de la nueva entrega pero los tres productores se centraron en buscar un talento creativo que hiciera honor al espíritu y legado de la franquicia al mismo tiempo que le diese un nuevo impulso. Y lo encontraron en el director Colin Trevorrow. Pionero de los cortometrajes estrenados on line, dirigió su primer largometraje en 2012, ‘Seguridad no garantizada’. Su trabajo llamó la atención de Steven Spielberg y Frank Marshall.
  Los dos confiaban plenamente en que Trevorrow crearía la magia, las emociones y el asombro que el público espera de una entrega de ‘Parque Jurásico’, además de dar una perspectiva nueva y diferente a la narración. "Había visto ‘Seguridad no garantizada’, y la última escena de la película me convenció de que Colin debía dirigir ‘Jurassic World’", explica Steven Spielberg.
  "Cuando empezamos a buscar un realizador, para Steven era de suma importancia encontrar a un gran narrador, una técnica que Colin domina totalmente", añade Frank Marshall.
  Colin Trevorrow y Derek Connolly, su socio guionista, se centraron en crear personajes fuertes, muy construidos, además de añadir intriga y amplitud a la historia. "Nos preguntamos por qué debía haber otra entrega", explica el realizador. "¿Qué historia podemos contar y con qué personajes para que merezca la pena verse?"
  Derek Connolly reconoce que se enfrentaron a un recorrido narrativo nada sencillo: "La magia de ‘Parque Jurásico’ se debe al tono de los personajes, así como a la mezcla de humor, terror y ciencia. Quisimos incorporar este mismo hilo conductor a nuestro guión".
  Acostumbrados a escribir guiones juntos, las ideas de los dos socios se complementan y encajan, por lo que consiguieron un tono único y el impulso esencial para la creación de la esperada nueva entrega de la serie ‘Parque Jurásico’.

  Colin Trevorrow y su equipo se propusieron crear un mundo mágico más anclado en la realidad que en la fantasía. "Nos pareció importante dar la sensación de que el parque podría existir en nuestra época y que no fuera una cosa de ciencia-ficción", dice el realizador. "Nos esforzamos en crear una experiencia tan visceral como real en la que fuera posible acercarse a los dinosaurios, incluso entrar en su mundo; el universo soñado por John Hammond".

  El experto diseñador de producción Edward Verreaux ha sido el encargado de plasmar la visión de ‘Parque Jurásico’. Gracias a su larga relación con las entregas de ‘Parque Jurásico’ - fue el grafista del diseñador Rick Carter en la primera y director artístico en la tercera -, era el diseñador perfecto para crear el entorno de una visión actualizada del parque.
  La idea de desarrollar una estética moderna para la franquicia, al mismo tiempo que se hacía un homenaje a la película original, conquistó a Edward Verreaux. "Es una oportunidad única de revisitarla para una nueva generación", dice. "Hicimos ‘Parque Jurásico’ hace 24 años, todo ha cambiado. Sin embargo, hay muchas referencias a la primera entrega porque estableció la estética general de ‘Jurrassic World’".
  Los majestuosos paisajes de ‘Parque Jurásico’ forman parte del ADN cultural de los espectadores, además de las estupendas imágenes de gigantescas criaturas paseándose de nuevo en la Tierra. Para recuperar estos paisajes había que regresar a Isla Nublar o, mejor dicho, a Hawai, el estado que hizo las veces de Costa Rica. Por suerte, el equipo de localizaciones descubrió que la mayoría de los decorados estaban casi intactos. Era posible recuperar los mismos paisajes sin hacer un uso excesivo de imágenes digitalizadas.
  "Debíamos desplazarnos a un ambiente muy verde para emular la selva. Por otra parte, las tres anteriores películas de ‘Parque Jurásico’ se habían rodado en Hawai", explica el productor Patrick Crowley. "También queríamos llevar a los espectadores a lugares desconocidos, y es verdad que hay zonas de Hawai tan sombrías y profundas que parecen el hogar de Tarzán".
  El rodaje empezó el 14 de abril de 2014 en la isla de Oahu del Zoológico de Honolulu que, por arte de magia, se había convertido en el espacio interactivo para los más pequeños. Por respeto a las tierras sagradas en las que transcurriría el rodaje y también para prepararse espiritualmente en vista del duro rodaje que les esperaba, el equipo participó en una ceremonia de bendición el primer día de rodaje. 
  Estaba previsto rodar un total de 33 días en las islas de Oahu y Kauai, donde los paisajes naturales tenían la escala y el tamaño adecuados para el film. En el rancho Kualoa de Oahu, Edward Verreaux y su equipo construyeron un corral para dinosaurios para el nuevo miembro del parque temático, el dinosaurio genéticamente modificado. El rancho también se usó para rodar numerosos exteriores, como la cabaña de Owen, el helipuerto en la montaña de Masrani y el majestuoso valle donde los visitantes suben a bordo de la giroesfera de dos plazas para acercarse a las manadas de gigantes. Una vez ensamblados, todos estos decorados se han convertido en 'Jurassic World'.
   La giroesfera, diseñada por el director artístico Doug Meerdink y su equipo, entre el que se encuentra Ro Mendell es un biplaza realmente espectacular que sumerge al visitante en el mundo jurásico. Una vez a bordo, es posible moverse libremente y con seguridad por el valle para observar de cerca a las asombrosas criaturas y estar entre ellas. Mientras cruzan el valle, los visitantes usan la pantalla interactiva del vehículo para identificar a los dinosaurios que encuentran, desde los poderosos apatosaurus y stedosaurus a los fascinantes parasaurolophus y triceratops que pueblan la zona.
  El epicentro del parque temático Jurassic World, instalado en Isla Nublar, es la Calle Principal, donde hay tiendas, restaurantes y diversas opciones de entretenimiento. Para los que siempre buscan algún recuerdo, la tienda Jurassic Traders ofrece todo lo que el turista curioso pueda imaginar. ¿A alguien le apetece ir al cine? No hay nada como el Cine IMAX y disfrutar con las imágenes y sonidos del largometraje Pterosauria.
  Colin Trevorrow y los productores querían que el parque pareciera real, con las mismas tiendas que encuentran los visitantes, por ejemplo, en los Estudios de Universal en Hollywood.
  Edward Verreaux y su equipo crearon un extraordinario parque temático en un periodo de tiempo muy corto. "Ed tuvo un papel importantísimo conceptualizando y diseñando el parque temático", explica Patrick Crowley. "Los parques temáticos suelen desarrollarse durante años, pero Ed solo dispuso de un par de meses. Reconozco que su equipo nos impresionó a todos".
  Desde un principio, el director y los productores decidieron que la calle principal del parque temático se construyera a escala real. Después de buscar el lugar ideal que reuniera todas las condiciones necesarias para una construcción de semejante envergadura, el departamento artístico empezó a trabajar en un parque de atracciones de la cadena Six Flags abandonado en Nueva Orleans. A pesar de no poder utilizar la infraestructura del parque debido a los destrozos ocasionados por el huracán Katrina, el equipo se sirvió del inmenso aparcamiento equivalente a unos seis estadios de fútbol para construir Jurassic World.
  Antes de empezar a rodar en la calle principal, varios departamentos unieron sus fuerzas para decorar, preparar, iluminar y montar el plató. Los actores y los técnicos llegaron de Hawai un sábado y se empezó a filmar el lunes siguiente.
  Edward Verreaux reconoce que conceptualizar, diseñar y construir la calle principal no fue un proceso fácil. "Tratándose de un decorado de un tamaño semejante es necesario empezar a reflexionar con mucho tiempo de antelación por las numerosas decisiones que deben tomarse", explica el diseñador. "Leemos el guión, hablamos con  el director, desarrollamos conceptos, los ilustramos, diseñamos y construimos el decorado. A continuación empiezan los decoradores y el departamento de iluminación. Y por fin, llegan 800 figurantes vestidos de turistas que no han visto el decorado antes. Efectivamente, cuando entran, se quedan asombrados y reaccionan de maravilla delante de la cámara. Todo el esfuerzo merece la pena al ver sus caras".
  El equipo se enfrentó a una tormenta y a mucho barro en Hawai, pero todos estaban preocupados por filmar en Nueva Orleans en julio. "Durante las primeras semanas en Nueva Orleans rodamos los exteriores en la calle principal, casi no rodamos en interiores. Todos estábamos muy tensos", recuerda Patrick Crowley. "Cuando en Luisiana empieza a llover, llueve durante horas con rayos y truenos. Si hace mal tiempo, parece el diluvio universal".
  A pesar de unas cuantas tormentas que inundaron el decorado y lo dejaron sin luz, en general el tiempo acompañó. A continuación tocaba rodar la zona de investigación donde Owen trabaja con los velociraptores. Se trata de una impresionante estructura circular con una amplia área en la que viven los dinosaurios, muy alejada del centro del parque temático. Los entrenadores observan a los animales desde amplias pasarelas instaladas por encima de la zona circular. Hay salas seguras dentro del perímetro en las que Owen y su equipo interactúan más directamente con los peligrosísimos depredadores.
  Al igual que con la calle principal, el equipo de Edward Verreaux y su equipo construyeron casi toda la instalación reduciendo al mínimo el uso de fondos verdes y paredes falsas. Chris Pratt reconoce que le sorprendió positivamente el esfuerzo que había hecho el departamento de diseño en la construcción de la estructura para evitar los típicos trucos al estilo Hollywood. "Construyeron la zona de los velociraptores con cemento y acero, nada de cartón piedra", recuerda el actor con tono de admiración. "No me cabe la menor duda de que podría servir realmente para alojar animales muy peligrosos, era increíble".
  En cuanto a los numerosos y gigantescos decorados interiores, había que encontrar espacios monumentales seguros y con una buena infraestructura. Los Big Easy Studios de Nueva Orleans, instalados en una zona del campus Michoud Assembly de la NASA, que se quedó vacío al cancelarse el programa espacial, reunían las condiciones requeridas.
   Los seis platós que ocupó ‘Jurassic World’ no se construyeron todos a la vez. Ya se había rodado en algunos mientras se estaban decorando otros. Unos se usaron para el interior del Centro de Visitantes y del laboratorio genético del Dr. Wu. Para un proyecto tan ambicioso como este, el campus de la NASA era el lugar idóneo. "No me pareció desaforado que rodáramos en los hangares donde se construyó el primer cohete que llevó al hombre a la Luna", dice Patrick Crowley con cierta ironía.
  El Centro de Innovación Samsung, un edificio de muchos pisos que sirve de faro del parque temático, se encuentra en el centro de la calle principal. El interior alberga el Centro de Visitantes, un compendio de ciencia y tecnología, donde los turistas pueden aprenderlo todo sobre las criaturas prehistóricas que viven en la isla (además de conocer de primera mano a una celebridad, el Sr. ADN). El "educaentretenimiento" es muy variado. Hay varios quioscos para estudiar la evolución mediante técnicas de última generación. Por ejemplo, basta con tocar la pantalla para que aparezca un holograma rotatorio de tamaño natural; también hay una zona reservada para los niños donde pueden excavar huesos de dinosaurios. El Centro de Visitantes es una asombrosa mezcla tecnológica, científica y educativa, y hace honor a la visión que tuvo John Hammond.
  Una gran estatua del Dr. Hammond preside el Centro, honrando la memoria del hombre que lo hizo posible. "Al entrar en el Centro de Visitantes, la estatua se ve al otro lado de la rotonda, mirando a lo lejos, como si viera el futuro", explica el diseñador de producción. "Si nos acercamos, descubrimos que lleva un bastón en la mano cuyo pomo es un trozo de ámbar con un mosquito aprisionado en el interior. Queríamos que un objeto recordara al espectador que John Hammond había sido el genio creador".
  La estatua invita a los visitantes a continuar hacia el laboratorio genético, que permite descubrir los trabajos del Dr. Wu y de su equipo de genetistas. El laboratorio está dividido en cinco secciones: 1) extracción de ADN, 2) secuenciación, 3) montaje, 4) incubadora, y 5) criadero. Los visitantes observan a los científicos y a los técnicos trabajar a través de inmensos ventanales de cristal. Cualquiera puede ver cómo se extrae el ADN de mosquitos atrapados en ámbar procedentes del mundo entero u observar a un nuevo dinosaurio salir del cascarón. Los milagros ocurren a diario en Jurassic World. El equipo de Edward Verreaux construyó el laboratorio íntegramente y es un reflejo de la absoluta sofisticación de InGen, basada en una tecnología y unos fondos que parecen infinitos.
  En la Sala de Control, una zona apartada y a la que el público no tiene acceso, Claire y su gente, entre la que está Lowery, vigilan el parque desde la seguridad de unas paredes infranqueables y no solo observan a los animales, sino también a cada uno de los visitantes en un gigantesco panel compuesto por decenas de monitores que siguen los movimientos de cualquier criatura viva en tiempo real. No hay ningún rincón del parque que escape a la vigilancia.
  La Sala de Control fue diseñada con el fin de crear una sensación de inmersión total para los actores, con imágenes reales en las pantallas grabadas durante el rodaje en Hawai. "En muchas películas, las imágenes de los monitores se añaden en posproducción; durante el rodaje, las pantallas están apagadas", explica Jake Johnson. "Pero Colin se empeñó en que viésemos imágenes que habían rodado previamente, lo que fue de gran ayuda".
  Para un rodaje de esta envergadura, la colaboración entre departamentos es primordial, tal como explica Edward Verreaux: "Este tipo de proyecto no se prepara en una cámara estanca y tampoco lo hace un solo departamento. Al ser algo tan desproporcionado, hace falta que todos colaboremos y estemos en la misma onda para sacarlo adelante. Todos dimos lo máximo".

 
La película ‘Parque Jurásico’ fue considerada como un relato admonitorio de los peligros asociados a la manipulación genética, uno de los temas de las obras de Michael Crichton. A pesar de que sus libros suelen clasificarse dentro del género de ciencia-ficción, todos ellos tienen una fuerte base científica. "Me fascinan los escritos de Crichton en general, no solo porque consigue hacer comprensibles nuevas ideas tecnológicas y científicas bastante complejas, sino porque las integra en el mundo en que vivimos actualmente", dice el realizador Colin Trevorrow.
  En ‘Jurassic World’ han transcurrido más de dos décadas desde que los nefastos acontecimientos en Isla Nublar amenazaron con aplastar el sueño de John Hammond. Pero ahora, con más de 20.000 visitantes diarios, Jurassic World ha cambiado la perspectiva que tenemos de los dinosaurios. Lo que antes solo parecía posible en la imaginación, se ha convertido en algo normal. Ya no es tan novedoso pensar que hay dinosaurios en la Tierra, nos hemos acostumbrado a la idea.
  El hecho de que el ser humano podía llegar a aburrirse de los dinosaurios fascinó a Colin Trevorrow desde el principio porque reflejaba el malestar de una sociedad cada vez más tecnológica y menos conectada con el mundo natural. "En la película, ya no asombra a nadie que los hombres y los dinosaurios vivan en el mismo planeta. ‘Jurassic World’ es un lugar donde los adolescentes están más interesados en sus móviles que en mirar a su alrededor", dice el realizador. "Me interesó volver a mostrar lo que es pasar miedo, enseñar por qué se debe tener miedo y por qué hay que estar al tanto de lo que pasa a nuestro alrededor".
  Los dinosaurios más queridos por los amantes de la primera película son parte de la nueva entrega, pero con rasgos insospechados. Los dinosaurios de ‘Jurassic World’, algunos de ellos totalmente nuevos, andan, corren, nadan y vuelan. Mientras trabajaba en el guión, el director tuvo en cuenta qué dinosaurios debían regresar. "Soy un fan de la primera película, y no me hubiera perdonado no incluir a algunos dinosaurios en esta entrega. Me parece importante que un dinosaurio como el T. Rex vuelva y ocupe un lugar acorde a su importancia. Para mí, el T. Rex es el protagonista de Parque Jurásico, por eso creía que debía aparecer en esta".
  El público sigue acudiendo en masa al Parque, pero cada vez cuesta más asombrar a los visitantes. Preocupados por las posibles consecuencias, en la empresa se esfuerzan por atraer al público creando una nueva "atracción" con la esperanza de que Jurassic World vuelva a ser el súmmum. Para conseguirlo, van más allá de la ética científica, lo que obliga al Dr. Wu y a su equipo a pisar un terreno cuestionable, el de la modificación y mezcla genética.
   Crean un género de una sola especie, el Indominus Rex.
  Se trata de un dinosaurio modificado con un ensamblaje genético procedente del T. Rex, del carnotaurus, el marjugasaurus, el rugops, el giganotasaurus y unos cuantos más sin revelar. El gigantesco Indominus Rex, que mide 12 metros de largo, es la criatura más inteligente, más grande y más malvada que jamás se ha creado en Isla Nublar. El Dr. Wu y su equipo han dado a luz un espléndido animal, pero no han ido más allá de la superficie en cuanto a comprender de lo que es capaz. Efectivamente, se escapa sin grandes problemas, empieza a matar por diversión y pone en peligro a toda criatura viviente en la isla.
  Pero tampoco fue fácil para los productores crear un nuevo tipo de dinosaurio que emocionase al público manteniendo un nivel de integridad científica. "Fue un trabajo interesante", recuerda Patrick Crowley. "Contratamos a un investigador que leyó cientos de artículos científicos de los experimentos recientes, de lo que podía crearse cambiando las secuencias de ADN".
  Con el fin de dar legitimidad científica al nuevo dinosaurio, y a las otras especies que salen en la película, los productores volvieron a pedir la ayuda del respetado paleontólogo Jack Horner, profesor de la Universidad Estatal de Montana y conservador de paleontología en The Museum of the Rockies. Michael Crichton, cuando escribió Parque Jurásico, se basó en un libro de Jack Horner, Digging Dinosaurs (Excavando dinosaurios). Los trabajos actuales del paleontólogo se centran en innovadores métodos de ingeniería genética en los que se mezcla el ADN de pollos con material genético de dinosaurios.
  No es la primera vez que Jack Horner asesora a la franquicia de ‘Parque Jurásico’. El paleontólogo entiende la importancia de que la película sea científicamente creíble sin por eso sacrificar la emoción que produce la fantasía. "Siempre me sorprende que todos se preocupen sobre todo por el tamaño de los dinosaurios, pero eso no tiene nada que ver con la autenticidad", explica el paleontólogo. "Nuestra idea del tamaño de los dinosaurios es errónea debido a los esqueletos y huesos que se han encontrado, que no son muchos. Los dinosaurios seguían creciendo durante gran parte de su vida. Por lo tanto, siempre habrá un T. Rex más grande".
  Para imaginar la composición genética y las características del Indominus Rex, Jack Horner no dudó en hacer hincapié en las ventajas que ofrece el variado linaje de los dinosaurios: "Cabe la posibilidad de jugar un poco con la ciencia. Los dinosaurios son reptiles de bosques, pero también están muy cercanos al género crocodilia. Fueron los antepasados de los pájaros, así que siempre podemos hacer un poco de trampa hacia el lado volátil o el lado reptil. Hay mucho espacio donde moverse".
  Colin Trevorrow está muy agradecido a Jack Horner por aportar sus conocimientos al proyecto. "Las películas anteriores tienen una base científica y paleontológica", apunta el realizador. "Me importaba mucho que ocurriese lo mismo con esta. Jack Horner ha sido la voz de la ciencia desde la primera película, y reconozco que ha habido ocasiones en las que queríamos probar algo basándonos en el factor entretenimiento, pero siempre nos recordaba que nuestra idea no era factible. Me gusta que todo esto tenga una base científica, su contribución no tiene precio".
  Otro asesor fue el oscarizado® supervisor de efectos visuales Phil Tippett, otro querido miembro de la familia de 'Parque Jurásico'. Es el fundador de Tippett Studio y hace más de treinta años que crea efectos visuales. Cuando Steven Spielberg se enteró de que era un experto en comportamiento de dinosaurios y en animación stop-motion, le encargó la supervisión de la animación de dinosaurios en Parque Jurásico, por la que ganó un Oscar® a los Mejores Efectos Visuales compartido con sus compañeros Dennis Muren, Stan Winston y Michael Lantieri.
  En ‘Jurassic World’ ha supervisado el desarrollo, características y movimientos de los dinosaurios, especialmente de los velociraptores, las grandes estrellas de la saga. "Colin estaba interesado sobre todo en que supervisara escenas clave con los velociraptores [llamados Blue, Charles, Delta y Echo], que requerían movimientos especiales", explica Phil Tippett. "Los velociraptores eran animales fantásticos que debían poseer cierto nivel de inteligencia, más o menos como un cuervo. Me centré en darles personalidad y recalcar que eran criaturas brillantes, aunque aterradoras".

 
Si se nos pide que imaginemos a qué se parece un dinosaurio, cómo se mueve y qué se siente al tener uno delante mientras se está muy quieto con la esperanza de pasar desapercibidos, nuestra referencia es ‘Parque Jurásico’. Los innovadores efectos visuales dejaron el listón muy alto y produjeron algunas de las imágenes y sonidos más emblemáticos de la historia del cine moderno. Una vez más, Industrial Light and Magic (ILM), la empresa líder en efectos visuales, regresa para realizar los deslumbrantes efectos especiales de la saga. ‘Jurassic World’ es la primera de la serie que se estrenará en 3D e IMAX a la vez para que los espectadores disfruten de una experiencia visual y auditiva sin par sumergidos en un mundo poblado por dinosaurios.
  Hace más de 30 años que ILM, una empresa de Lucasfilm Ltd, ha establecido el estándar de efectos especiales. En su recorrido, ha sido pionera en el uso del grafismo por ordenador y de las imágenes digitales incorporadas a películas. ILM está a la cabeza de la revolución digital y sigue creando técnicas innovadoras en cuanto a efectos visuales.
  Christopher Raimo, productor asociado y supervisor de efectos especiales, así como Tim Alexander, supervisor de efectos visuales de ILM, han encabezado el equipo de efectos. "La tecnología ha avanzado mucho en los doce años transcurridos desde la producción de la última película de ‘Parque Jurásico", explica Tim Alexander. "Desde el modelador que se ocupa del diseño geométrico del dinosaurio, pasando por el pintor que aplica el color y la textura, hasta el manipulador que mueve el muñeco y simula los movimientos de los músculos, son muchas manos. Se debe tener sumo cuidado en cada paso para que todo sea perfecto".
  Para crear un mundo habitado por dinosaurios y seres humanos, el equipo de efectos visuales trabajó muy de cerca con Colin Trevorrow y el director de fotografía John Schwartzman. Diseñaron tomas adecuadas al tamaño de los animales, entre los que algunos medían 8 metros de altura y 14 de largo.
  El equipo de efectos visuales se encargó de estudiar los diversos ambientes en los que las criaturas virtuales se mueven en un mundo real. "Fue un proceso asombroso porque conseguimos rodar mucho más de lo esperado y no hubo que crear ambientes completamente virtuales", explica el supervisor. "Pero debíamos asegurarnos de que los dinosaurios cabrían en los decorados. Nos hicimos con toda la información posible acerca de los ambientes para crear versiones virtuales donde transcurre la interacción. Si un dinosaurio golpea un árbol, tenemos que mover el árbol y añadir los detalles necesarios".
  Con el fin de captar las referencias lumínicas de los dinosaurios protagonistas, el equipo se sirvió de maquetas durante todo el proceso. "Usamos maquetas para todos los detalles, como el color, la textura de las escamas, las miradas, para luego recrear el personaje en el ordenador y darle vida", explica el supervisor de animación de ILM Glenn McIntosh.
  Se fabricaron cabezas de muñecos a escala real montadas en palos para varios velociraptores, algunos con cabezas tan grandes como las de un cocodrilo. Estos muñecos, cuyo cuerpo inexistente podía medir hasta 4,5 metros de largo, servían de referencia a los actores para saber a qué altura mirar. Durante los rodajes nocturnos, algunos miembros del equipo lo pasaban muy bien con los muñecos: "Era muy divertido acercarse en silencio a alguien, colocarse detrás y girar el palo para que la cabeza quedará delante de la persona cuando menos se lo esperaba", dice Glenn McIntosh.
  La creación de los muñecos se encargó a Legacy Effects, la empresa fundada por el legendario Stan Winston, que también participó en Parque Jurásico.
  Fue el genio que diseñó el inolvidable y feroz T. Rex, los ágiles y rapidísimos velociraptores, así como el amable brachiosaurus de largo cuello que descubrimos en la película original. Stan Winston es el creador de las imágenes emblemáticas que todos tenemos en mente cuando pensamos en cómo se mueve un dinosaurio. Aunque los adelantos en la técnica de efectos generados por ordenador ha dado pasos de gigante desde entonces, haciendo innecesario el uso de la animatrónica durante el rodaje, Colin Trevorrow insistió en que se usara un dinosaurio animatrónico como homenaje a los artistas y artesanos que inventaron los efectos visuales.
  Mientras buscan a los sobrinos de Claire en el valle de Isla Nublar, Owen y la directora encuentran a un apatosaurus a punto de morir y se sientan a su lado mientras el dócil gigante se apaga. Se trata de una escena intimista en la que dos seres humanos comparten algo profundo con un dinosaurio, por lo que el realizador pensó que una criatura animatrónica ayudaría a los actores a sentir la intensidad del momento de forma mucho más directa. "No digo que la animatrónica sea lo ideal hoy en día para crear un monstruo o una criatura", dice Colin Trevorrow. "Es mucho más sencillo usar efectos generados por ordenador cuando los actores deben correr delante de un monstruo, pero sabía que en este caso crearíamos algo que pocas veces se encuentra en el cine actual. Me refiero a algo que puede tocarse, que respira. No hay nada comparable a eso. Me pareció imposible hacer una película de Parque Jurásico sin al menos una criatura animatrónica".
  El productor Patrick Crowley añade: "Colin estaba empeñado en que se incluyera un dinosaurio animatrónico porque la primera entrega debe mucho a la maravillosa inventiva de Stan Winston y de su gente, y quería rendirles un pequeño homenaje".
  El supervisor de producción de animatrónica John Rosengrant, que también formó parte del equipo de ‘Parque Jurásico’, encabezó el equipo de diseñadores digitales, artistas conceptuales, escultores tridimensionales, fabricantes de moldes, maquinistas, ingenieros y marionetistas que hicieron posible la creación del apatosaurus, un proceso que duró cerca de tres meses.
  La cabeza de tamaño natural está formada por una calavera dura rodeada de tejidos blandos que se doblan y vejigas incorporadas para simular la respiración. Cuatro marionetistas y John Rosengrant manejaron el enorme muñeco que alzaba y giraba la cabeza, respiraba por la nariz y la boca, parpadeaba y movía las pupilas. Todos sus movimientos estaban perfectamente coreografiados simultáneamente con la escena. "Es como un concierto en el que todos los músicos se preocupan de dar la nota a la vez", explica el supervisor. "Cada uno manipula una cosa, pero cuando lo hacemos sincrónicamente, la criatura cobra vida gracias a la suma de los componentes".
  El resultado fue mágico y hasta los miembros más endurecidos del equipo se dieron cuenta. "Confluyeron varias personas que habían participado en las películas anteriores, y cuando vieron a este maravilloso dinosaurio, algo ocurrió", recuerda Patrick Crowley. "Ver cómo parpadeaba y notar su respiración nos hizo darnos cuenta de lo mucho que nos importan los animales y del tremendo trabajo que realizan los profesionales de la industria".
  Para los protagonistas humanos de la historia, la experiencia de trabajar con un dinosaurio "vivo" fue trascendental. "Era increíble tener a esa criatura cerca e interactuar con ella", dice Bryce Dallas Howard. "Todos volvemos a ser niños al ver algo parecido. Es una técnica artística que asombra y marea por su realismo. Estoy muy agradecida por haber tenido la oportunidad de vivir un momento así".
 Chris Pratt acaba diciendo: "Cuando lo vi, pensé que solo era un dinosaurio caído, pero empezó a respirar y a moverse. Movía la lengua, la boca, los ojos y el cuello. Se me puso la piel de gallina".

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

9 Diciembre solo en cines
MISIÓN H2O

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... NOCHE EN EL MUSEO

Criticas del pasado...

FITZCARRALDOAPRENDE COMO PUEDAS SIMPATICO Y CARADURA
SIBERIADA MIL RAMOS DE ROSASFLETCH EL CAMALEÓN