Fichas de peliculas
  • Registro
LOS INDESEABLES
INFORMACIÓN
Titulo original: Les Indésirables
Año Producción: 2023
Nacionalidad: Francia
Duración: 105 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama
Director: Ladj Ly
Guión: Giordano Gederlini, Ladj Ly
Fotografía: Julien Poupard
Música: Pink Noise
FECHA DE ESTRENO
España: 19 Junio 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Caramel Films


SINOPSIS

Tras la repentina muerte del alcalde de la ciudad, Pierre, un joven médico idealista, es nombrado para sustituirle. Pretende continuar la política de su predecesor, que soñaba con rehabilitar este barrio obrero. Haby, una joven francesa de origen maliense que vive en uno de los bloques de pisos en ruinas, se niega a que su familia sea expulsada del barrio donde creció...

INTÉRPRETES

ALEXIS MANENTI, ANTA DIAW, JEANNE BALIBAR, STEVE TIENTCHEU, VALENTIN PRADIER

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival der San Sebastián 2023
- Festival de Toronto 2023

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

ENTREVISTA AL DIRECTOR...
LOS INDESEABLES alude claramente a situaciones reales como las de Montfermeil o de Clichy-Sous-Bois, pero la película se sitúa en una ciudad ficticia llamada Montvilliers. ¿Lo hiciste para universalizar tu mensaje?...
Yo nací y crecí en Montfermeil y me he nutrido de las historias de sus habitantes, que inevitablemente impregnan mis películas. Pero en este caso he querido ampliar el escenario. Lo que está ocurriendo en los barrios de Montfermeil está sucediendo en muchas otras ciudades, en Francia y en otros lugares. Me dije que si inventaba una ciudad todo el mundo podría identificarse con lo que sucede en ese lugar. Lo mismo ocurre con el principio de una película con un reparto coral, que explora historias dentro de la historia, desde la trayectoria de este alcalde hasta la de una activista de una asociación, de su amigo o la del teniente de alcalde. Todo ello vinculado a una reflexión sobre la política. El mensaje de LOS INDESEABLES es que ha llegado la hora de pensar de otra manera. Haby, la activista, lo simboliza, porque busca formas de avanzar, nuevas maneras de hacer las cosas. A través de ella quería evocar a esta nueva generación de gente salida de los barrios periféricos que empieza a interesarse por la política y también a aquellos que siguen detentando el poder pero que ya no entienden nada de nuestro mundo.

Esta ampliación del escenario supone también una puesta en escena distinta a la de LOS MISERABLES. En LOS INDESEABLES no filmas el espacio urbano de la misma manera...
La forma ha cambiado porque aunque las dos películas se desarrollan en el mismo entorno, sus temas son diferentes. El tema de LOS MISERABLES era el comportamiento policial, y sobre todo del de la BAC (Brigada contra el Crimen). LOS INDESEABLES se ubica en el mismo territorio pero aborda otros temas, en particular el de la vivienda social. Así que basé mi puesta en escena en algo más arquitectónico, tanto en el aspecto simbólico como literal: La toma aérea inicial es una auténtica introducción general, que sirve como mapa de la ciudad para indicar en qué contexto, tanto urbano como social, va a desarrollarse la historia. Si esta película se llama LOS INDESEABLES (título en francés BÂTIMENT 5, es decir EDIFICIO 5) es porque yo crecí en ese edificio. Vi cómo se puso en marcha el plan de rehabilitación urbana, uno de los más importantes de Francia, pero también cómo la población de los barrios fue víctima de ese plan. La expropiación de personas a las que les compraron sus pisos por cantidades ridículas tal y como se muestra en esta película es una realidad que me impactó. Hay que llamar a las cosas por su nombre: fue una estafa gigantesca. Volviendo a la puesta en escena, creo que siempre me quedará la huella de la formación autodidacta de la Escuela Kourtrajmé y su sistema para salir adelante sin dinero. En cierto sentido, LOS MISERABLES me permitió "profesionalizarme". En LOS INDESEABLES tuvimos más recursos lo que nos permitió hacer las cosas con tranquilidad, no trabajar como si estuviésemos en una especie de guerrilla, con la cámara al hombro. Pero al ser esta película más política, hemos podido reforzar ese mensaje integrándolo en la forma, es decir, en la manera de filmar los espacios, ya sean las escaleras de los edificios o los pasillos de un ayuntamiento, porque debían transmitir cómo eran en esa época y sus luchas de poder.

Otro cambio destacable es el lugar que ocupan las mujeres, mucho más presente en LOS INDESEABLES. De hecho, en la película hay binomios: Haby y Blaz, el alcalde y su mujer o su asistente, hasta esa familia de inmigrantes sirios, formada por un padre y su hija. ¿A qué se debe esa elección?...
Me criticaron mucho por no haber incluido suficientes personajes femeninos en LOS MISERABLES. Pero no queríamos que fuera un tema esencialmente masculino, que la relación con la policía siguiera siendo “¡una historia de tíos!” Sin embargo, el lugar más importante que ocupa la mujer en LOS INDESEABLES no ha sido tan consciente. Solo se debe a que es lo que sucede en el mundo real. Ellas existen, son fuertes, luchan. La imagen que tenemos de las mujeres de los barrios que viven escondidas es un cliché. Al contrario, están muy presentes y son muy activas, especialmente en el ámbito asociativo.

Hay un personaje que se diferencia del numeroso reparto que compone LOS INDESEABLES. Se trata de Roger, el teniente de alcalde. Él encarna mucho más que los demás el límite entre los compromisos necesarios y la corrupción...
Es sin lugar a dudas el personaje más sintomático de nuestro mundo político. Roger lleva mucho tiempo allí, conoce a todo el mundo y ha hecho todo lo posible, cosas buenas y no tan buenas, para encontrar su lugar en el ayuntamiento. Pero, a pesar de haberse ensuciado las manos, a él también lo engañan: él es quien debería haber sido alcalde en lugar de Pierre. Fue uno de los personajes más interesantes a la hora de escribir el guion por sus ambigüedades, sus contradicciones que lo convierten en un verdadero canalla pero sin dejar de ser humano. En muchas ciudades de la periferia hay Rogers, personas que se implican en su ciudad. Al principio tienen buena voluntad pero acaban convirtiéndose en un elemento del sistema. Con él quería transmitir la idea de que, a pesar de las buenas intenciones que tienen estas personas al principio, al final todo se diluye en la política y sus trapicheos.

Enfrente tiene a Haby, la activista comunitaria y a Blaz. Mientras él se deja llevar por la ira, ella le deja claro que la solución no puede depender sólo de la ira. ¿Cuál es tu postura entre ambos?...
Es complicado. Sobre todo cuando una situación que dura ya 40 años no cambia. ¿Pero qué podemos hacer? ¿Deberíamos rendirnos? Yo creo que no. Pero tampoco quiero agobiar a Blaz. Él representa el cansancio y luego la locura, a veces en el sentido psiquiátrico del término, que puede apoderarse de estas personas que, a pesar de su formación y sus estudios, se ven superadas por el desamparo, después por la desesperación y acaban perdiendo el control.

LOS INDESEABLES está poblada de numerosos personajes. ¿Cómo diseñaste el casting, compuesto por actores con los que ya habías trabajado como Alexis Manenti y Steve Tientcheu y debutantes como Anta Diaw?...
Me gusta trabajar tanto con personas que tienen experiencia como con otras que aún no la tienen y que aportan una mezcla de inocencia y sinceridad. Y más allá de los actores principales, seamos sinceros: el 80% de los papeles secundarios o de extras son gente de Montfermeil. Ya había trabajado con Alexis y Steve y me pareció interesante que interpretaran papeles totalmente diferentes. Vi a Anta durante el casting de LE JEUNE IMAM (EL JOVEN IMÁN), la película de Kim Chapiron que coproduje. Ella tenía un papel pequeño, pero me encantó.

Entre el momento en el que te embarcaste en LOS INDESEABLES y su estreno, el clima de desconfianza hacia las instituciones ha ido en aumento. Hasta el punto de que, como ocurre en una escena de tu película, los alcaldes fueron víctima de agresiones violentas. ¿Cómo lo percibes?...
Sin revelar demasiado el contenido de esa escena, lo cierto es que el paralelismo entre ficción y realidad resulta inquietante porque la noticia era casi idéntica a esta escena. Está claro que eso me plantea preguntas. Pero sobre todo me confirma que efectivamente hay un problema enorme en la relación con estas instituciones. Resulta evidente que algo se ha roto.

En su origen, LOS INDESEABLES se anunció como la segunda parte de un tríptico iniciado con LOS MISERABLES, dedicado a Claude Dilain (alcalde de Clichy-Sous-Bois de 1995 a 2011). Al final, sí hay un personaje de alcalde, pero que parece inspirado en varios cargos electos...
El punto de partida de LOS INDESEABLES fue precisamente Claude Dilain. Lo conocí y me pareció interesante contar su trayectoria, pero con el tiempo y la escritura del guion, el proyecto tomó otro cariz. Sobre cuando entretanto ha aparecido un documental sobre su historia. Una ficción sobre él hubiera sido demasiado. Así que el guion fue por otros derroteros, pero conservé el personaje del alcalde y el telón de fondo de la problemática de la vivienda social, que era una de las luchas de Dilain. Pero por encima de todo, hice de este alcalde un hombre de derechas.

Se trata de un alcalde que es un peón en el tablero político, elegido a su pesar, a petición de su partido...
Para mí, un alcalde debe ser un funcionario electo elegido por sus residentes para escucharlos. ¿Sigue siendo así hoy en día? Cada vez menos porque la idea de gestionar una ciudad se reduce a ocuparse de los centros urbanos en detrimento de los barrios abandonados. Pierre no es un político profesional ni se siente a gusto en su sillón de alcalde, pero se ve obligado a gestionar una ciudad y sus problemas. Es una situación que hemos visto en varias ciudades de la periferia donde personas sin experiencia han aterrizado en las alcaldías por voluntad de los partidos. Lo he demostrado con este personaje que es un poco ingenuo. En cuanto a la instrumentalización, no estoy inventando nada: El caso de Jean-Louis Borloo, a quien Macron encargó la elaboración de un nuevo plan para las ciudades de la periferia para luego desecharlo, es un ejemplo clarísimo.

Sin embargo, este alcalde acabará haciendo valer sus propias convicciones. Por ejemplo, dando la bienvenida a una familia siria, durante una escena en la que se aborda la cuestión de la “inmigración elegida”...
Es una cuestión espinosa porque pone en jaque la solidaridad según la categoría social a la que se pertenece. La escena en la que el padre de Blaz recoge a todos en la parada de un autobús que no llega, muestra la situación de una población en estado de precariedad, pero la escena de la que hablas en realidad plantea el problema de una inmigración elegida. Lo vimos con el conflicto sirio, lo vemos hoy con Ucrania; hay un tipo de selección por parte de los cargos electos que en cierto modo también desea la clase política de derechas.

Al escucharte, pareces mostrarte pesimista respecto a la política...
Con Haby intento insuflar un poco de esperanza en LOS INDESEABLES. Es cierto que muestro a personajes desilusionados que ya no creen en nada, pero ella representa una posible llave para abrir la puerta al decidir implicarse y llega muy lejos ya que decide presentarse a las elecciones municipales. No hay garantías de que salga elegida, pero al menos ha dado el paso.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

21 Junio solo en cines
RAPUNZEL EL PERRO Y EL BRUJO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... EL PRISIONERO DE ZENDA