Fichas de peliculas
  • Registro
LOS JUEGOS DEL HAMBRE: EN LLAMAS
INFORMACIÓN
Titulo original: The Hunger Games: Catching Fire
Año Producción: 2013
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 146 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de años
Género: Acción, Aventura, Ciencia ficción
Director: Francis Lawrence
Guión: Simon Beaufoy, Michael Arndt. Basados en la novela escrita por Suzanne Collins
Fotografía: Jo Willems
Música: James Newton Howard
FECHA DE ESTRENO
España: 22 Noviembre 2013
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Aurum producciones


SINOPSIS

Katniss Everdeen volviendo a casa sana y salva después de ganar los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre anuales junto a su tributo Peeta Mellark. Ganar significa tener que dejar atrás a familia y amigos, y embarcarse en la “Gira de la Victoria” por los diferentes distritos. A lo largo del camino, Katniss se da cuenta de que una rebelión comienza a gestarse, pero en el Capitolio continúa todo bajo control mientras el Presidente Snow organiza los Septuagésimo Quintos Juegos del Hambre anuales (El Vasallaje), una competición que cambiará Panem para siempre...

INTÉRPRETES

JENNIFER LAWRENCE, JOSH HUTCHERSON, LIAM HEMSWORTH, JACK QUAID, TAYLOR ST. CLAIR, SANDRA ELLIS LAFFERTY, WOODY HARRELSON, DONALD SUTHERLAND, ELIZABETH BANKS, LENNY KRAVITZ, STANLEY TUCCI, TOBY JONES, LYNN COHEN, PHILIP SEYMOUR HOFFMAN, AMANDA PLUMMER, JENA MALONE

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Los juegos del hambre (2012)

   Los juegos del hambre: Sinsajo parte 1 (2014) / Los juegos del hambre: Sinsajo parte 2 (2015)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

    Katniss Everdeen nunca se había jugado tanto. Parece que fue ayer cuando la joven luchaba por sobrevivir en la infame competición al estilo de los gladiadores en la que su tiranizado distrito se ve obligado a participar anualmente. Pero, ahora, se acerca una vez más el momento de los Juegos del Hambre de este año. Y en esta ocasión toca una edición muy especial de aniversario, el Vasallaje de los Veinticinco, que obligará a competir entre sí a los vencedores más famosos de ediciones anteriores, incluida la propia Katniss, que jamás imaginó que se encontraría de vuelta en la arena convertida en una persona cambiada por las experiencias vividas.
   'Los juegos del hambre: En llamas' sigue la línea iniciada en 2012 con el éxito de taquilla “Los juegos del hambre”, con un nuevo capítulo del fenómeno mundial suscitado por los bestsellers de Suzanne Collins, que continúa la historia y profundiza en ella.

  Menos de un año después, cuando el equipo se reunió para trasladar el segundo libro de la trilogía de Collins a la gran pantalla, no tenía intención de dormirse en los considerables laureles. Se sumieron en una nueva etapa de la historia de Panem y de los dilemas morales cada vez más complicados a los que Katniss debe hacer frente, con la misma fidelidad al relato que les había servido de guía desde el primer momento, así como con su deseo de llegar aún más lejos.

   “Queríamos ser tan ambiciosos con esta película como lo fuimos con la primera y seguir asumiendo riesgos creativos”, asegura la productora Nina Jacobson.
   “Katniss sigue siendo un personaje que adoro, pero lo que tiene en juego esta vez es muy distinto”, señala Lawrence. “En la primera película, era una heroína indecisa que lo único que quería realmente era salvar a su familia, pero ahora soporta una carga mucho mayor”, afirma Jennifer Lawrence.
   El intenso proceso de meterse en la atormentada piel de Katniss para hacer frente a dilemas cada vez más complicados recibió todo el apoyo del director Francis Lawrence (con el que no guarda parentesco alguno). “Tiene una imaginación enorme y se le da estupendamente crear distintos mundos que consigan calar realmente en los espectadores”, comenta la actriz.

  “Los juegos del hambre” presentó a los espectadores el original a la vez que inquietantemente familiar mundo de Panem, con sus distritos esclavizados, en los que la vida es muy dura, y el llamativo Capitolio, lleno de oropel y glamour, y su dependencia de espectáculos televisados para distraer a la gente. Ahora esta continuación se encarga de ampliar los horizontes de Panem, para desvelar mucho más de esa nación oprimida en la que está a punto de estallar una rebelión de lo que ha habido ocasión de ver hasta la fecha en la gran pantalla. Dados el cuidado y la creatividad necesarios para dar vida a todo ello, los productores se pusieron a buscar un director que pudiera aportar su propia visión personal y que comprendiera además por qué la gente se identifica tanto con los personajes y el mundo ficticio creados por Collins.

   Encontraron esa combinación en Francis Lawrence, que hizo visceralmente real otra clase distinta de mundo apocalíptico en la épica cinta de ciencia ficción “Soy leyenda”. “Buscábamos a alguien que sintiera verdadera pasión por los libros y por este libro en concreto”, recuerda Nina Jacobson.
   Lawrence abordó la película como una oportunidad para que los espectadores pudieran aventurarse y profundizar en el corazón de Panem, tanto su Capitolio como su gente.
   Para asegurar que todas esas relaciones fueran lo más auténticas posibles, el director colaboró muy estrechamente con la propia Suzanne Collins, para pulir lo que ya era un guión muy sólido de Simon Beaufoy y Michael deBruyn.
   Dado que esta continuación profundiza aún más en el mundo y en las relaciones de Katniss, Lawrence optó por utilizar la tecnología cinematográfica existente que mejor permite sumergirse en el mundo que refleja: las cámaras IMAX®. Puso a trabajar las cámaras de gran tamaño al empezar los juegos, lo que permitió dotarlos de una frenética inmediatez. “Quería que la arena resultara una experiencia lo más visceral posible, como puede apreciarse desde el propio punto de vista de Katniss”, explica. “Ver el mundo a través de IMAX® permite ampliar la pantalla y que te sientas dentro de las imágenes”.
   Además de los interminables retos creativos de la película, también supuso un gran placer para Lawrence el simple hecho de trabajar con un elenco tan variado y lleno de talento.

  Cuando se hizo patente la ambiciosa escala de ‘Los juegos del hambre: en llamas’, Francis Lawrence decidió rodearse de un equipo creativo de primera. Tenía muy claro que no podía conformarse con menos que una creatividad indómita si quería dar vida a todos los nuevos elementos de Panem: la Gira de la Victoria que recorre en tren a toda velocidad los distritos a punto de estallar, una suntuosa fiesta presidencial en pleno centro del Capitolio y, por supuesto, la arena tipo selva amazónica ideada específicamente para hacer casi imposible una nueva victoria de Katniss.

   Phil Messina, diseñador de producción, asegura que sabía que le esperaba una experiencia totalmente nueva. “Supe desde el primer momento que el listón iba a estar más alto que la última vez y eso fue lo que realmente me atrajo”, explica.
   La producción utilizó una elegante mansión de la década de 1920 de Atlanta, Swan House, como base para los dominios de Snow. “Tenía verdadero sentido que Snow viviera en este tipo de casa elegante con sensación de vivir en una zona de grandes jardines en mitad del Capitolio. La arquitectura parece muy real, lo que permite que sean los habitantes del Capitolio los que aporten la extravagancia”, comenta Messina.
   El Capitolio también luce apartamentos nuevos y un reluciente centro de entrenamiento de alta tecnología para los tributos, que se recreó utilizando el enorme atrio futurista del hotel Atlanta Marriott Marquis, diseñado por el arquitecto John Portman.
   Pero la mayor labor de diseño fueron los propios juegos, para los que Messina tuvo que meterse de lleno en el tema selvático de Plutarch Heavensbee, con elementos tales como devastadores rayos, niebla venenosa, monos agresivos, inquietantes charlajos y una Cornucopia acuática especialmente peligrosa. Cuando Messina y su equipo estuvieron localizando exteriores de selvas tropicales en Hawái, llegó la inspiración para la Cornucopia. “Cuando nos encontrábamos en Hawái, vimos muchas rocas volcánicas y formaciones de lava, y a Francis y a mí se nos ocurrió la idea de que debía encontrarse en una isla rocosa que diera un mal presentimiento”.
   Como parte del genialmente retorcido diseño de Plutarch, toda la isla tenía que funcionar como un vil reloj, y que también diera vueltas, con numerosos actores colgando e intentando no soltarse. “Todo era cuestión de conseguir que las fuerzas adecuadas actuaran sobre los cuerpos de los actores y lograr que girara a la velocidad correcta”, explica Messina. “Pero también era muy importante encontrar un diseño lo suficientemente seguro como para poner en él a nuestro reparto. Utilizamos un sistema similar a una noria, una simple rueda movida por fricción en el exterior de un gran anillo”.
   El coordinador de efectos especiales Steve Cremin observa que el diseño de la Cornucopia también obligó a su equipo a inventar nuevas formas de trabajar con agua y generar olas. “Es tremendamente complicado manejar más de cinco millones y medio de litros de agua rápidamente, poder desaguarlos, llenarlos y crear oleaje. Pero nos pareció que se podía hacer, y lo hicimos”, proclama.
   También se buscaba provocar una sensación de asombro y descubrimiento con todos los elementos del aspecto visual de la película, desde la innovadora fotografía IMAX® a sus efectos digitales fotorrealistas. Todo empezaba con el trabajo del director de fotografía belga Jo Willem, cuya cámara se sumerge en el punto de vista cada vez más desafiante de Katniss, y que también aportó a la cinta un innovador manejo de la cámara IMAX®.

  Lawrence reconoce que las cámaras, que tienen fama de resultar un tanto armatoste, supusieron una complicación añadida durante el rodaje, pero afirma que merecieron totalmente la pena. “Me habían advertido que las cámaras eran más grandes, voluminosas e incómodas de manejar a mano, pero encontramos maneras de hacer exactamente lo que queríamos. Después de pasar unos días sudando, asediados por mosquitos, cargando con equipo muy pesado por la selva y aguantando los largos tiempos de espera a los que obligan las cámaras, cuando vas viendo las imágenes grabadas cada día y te das cuenta de lo increíblemente asombrosas que quedan... resulta muy satisfactorio”.


  En el apartado de efectos visuales, se formó un equipo entregado de artistas bajo la dirección del supervisor de efectos visuales Janek Sirrs. Sirrs, que se encargaría de unos 1000 planos de efectos para la película, señala que el director tenía una meta muy clara en mente: integrar a la perfección los efectos en la historia.
   Sirrs y Lawrence empezaron por hablar del ambiente dentro de la arena. “Teníamos una idea muy clara de cómo debía ser una selva: con una humedad y un calor opresivos, para lo que nos basamos en documentación fotográfica de selvas de todo el mundo, en especial de Costa Rica. Entre tomas, se rociaba constantemente a los actores con atomizadores de agua, y se dispersaba humo por los escenarios para crear la ilusión de humedad/neblina en el ambiente para dar mayor sensación de realismo”.
   Tanto la selva de verdad en la que filmaron en Hawái como la selva digital que creó el equipo en sus ordenadores plantearon cada una sus propios desafíos. “Transportar material entre la densa vegetación resulta agotador, sobre todo cuando el suelo se convierte en un cenagal a las primeras gotas de lluvia que caigan. Y además estaban los bichos...
   Entretanto, para crear la Cornucopia, el equipo de Sirrs empezó a generar una selva fotorrealista totalmente digital, con masas de agua incluidas. “Hasta el último elemento de la vegetación que se puede verse, todas las palmeras, banianos, arbustos pequeños, etc., son modelos completamente generados en 3D, en los que cada una de sus hojas se mueven individualmente con el viento, para dar una sensación de movimiento muy real”, explica. “Teníamos tantos elementos de vegetación generada por ordenador que no era posible almacenarlos todos, así que a efectos prácticos es como si tuviéramos que ‘replantarlas’ digitalmente cada vez que se generaba un fotograma”.
   Double Negative y el supervisor de efectos visuales Adrian de Wet se hicieron cargo de más de 400 planos digitales. Su trabajo incluye la secuencia de la Avenida de los Tributos (para la que la calzada, gradas, edificios, fuentes, la plaza Presidencial y todo el trazado del Capitolio que puede verse tras el desfile de tributos se tuvo que idear, modelar, aplicarle texturas, iluminar y generar por ordenador). Double Negative también creó el efecto de fuego de los trajes que llevan Katniss y Peeta en la fiesta del presidente Snow. Además, su labor fue fundamental en el escenario de la arena, donde se encargaron de elementos como el maremoto, la niebla venenosa y los charlajos hostiles.
   La niebla fue especialmente complicada. “Se debatió largo y tendido sobre cómo debía comportarse la niebla”, recuerda de Wet. “La idea es que fuera como una oleada imparable que avanzaba por la jungla. Uno de los retos de esta secuencia es que se rodó sin ninguna niebla y luego teníamos que añadirla, manteniendo en todo momento la continuidad de su velocidad y dirección, y haciendo que interactuara con la vegetación de la selva, todo ello a resolución IMAX®”.
   Una de las misiones más estimulantes del equipo de efectos visuales fue recrear el ataque de los monos del libro de Suzanne Collins, en el que docenas de primates de colores muy vivos surgen de pronto como por arte de magia y empiezan a amenazar y poner en peligro a Peeta. Esa tarea recayó en Guy Williams, de WETA Digital. Los monos no suponían más que 80 planos de efectos, pero Williams sabía que Francis Lawrence tenía grandes ambiciones para esa secuencia.
   Williams y su equipo se pusieron a continuación manos a la obra con los monos, documentándose sobre primatología para averiguar más sobre cómo se comportan y se mueven los monos. Basaron las criaturas de la película en dos especies estrechamente relacionadas con los babuinos: los driles, una especie en grave peligro de extinción que puede encontrarse en los bosques de África y conocida por sus robustas complexiones y temibles colmillos, y los mandriles, la especie de mono más grande que existe, famosa por sus coloridos rostros que parecen como si estuvieran pintados.
   Para ayudar a los actores a sentir la presencia de los monos en el set, el equipo de efectos visuales utilizó recortables de cartón y a pequeños especialistas como dobles.
   Por el camino, irían surgiendo toda suerte de problemas técnicos, especialmente porque los monos atraviesan el agua, lo que añade al proceso digital otra complicación significativa: generar el pelaje húmedo de los mismos. Pese a todo, Williams asegura que su equipo quedó sumamente complacido con el resultado final. “Cuando consigues crear algo que parece tan real a la gente, resulta realmente satisfactorio”, concluye.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
LOS CHULOSEL CURRANTE

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
YOUNG COCK AND HUNGRYLAS EXPERIENCIAS SEXUALES DE LA SRA. OBERST Y SUS SOBRINAS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
UNA NOCHE EN COCHE CAMALA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... LA MOSCA

Criticas del pasado...

Crítica... LA MOSCA IITERROR EN AMITYVILLE Crítica... NOSFERATU. VAMPIRO DE LA NOCHE