Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN

Titulo original: Goosebumps 2

Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU., Australia
Duración: 89 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Aventura, Comedia
Director: Ari Sandel
Guión: Rob Lieber. Basado en las novelas escritas por R.L. Stine
Fotografía: Barry Peterson
Música: Dominic Lewis
FECHAS DE ESTRENO
España: 26 Octubre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

La familia Quinn, compuesta por Sarah, su hermano pequeño Sonny y su madre Kathy. Sonny y su mejor amigo Sam se dedican a coleccionar objetos que la gente no quiere, razón por la cual acaban cruzándose en el camino de Slappy, una traviesa marioneta de un libro sin publicar de Pesadillas

INTÉRPRETES

MADISON ISEMAN, WENDI McLENDON-COVEY, CHRIS PARNELL, KEN JEONG, JEREMY RAY TAYLOR, TYLER SILVA, SYDNEY BULLOCK, JESSI GOEL, CALEEL HARRIS, BEN O'BRIEN, ODIN GOMEZ, SAWYER JONES, JASMINE BOLTON

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS    Pesadillas (2015)

Galeria de fotosGALERÍA DE FOTOS

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES


Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA SECUELA...
   Después del enorme éxito de la primera película Pesadillas, los cineastas decidieron que en vez de limitarse a las historias de los 200 libros de la serie Pesadillas, traerían una nueva historia a la gran pantalla inspirada en los libros. La historia empieza con tres chicos normales que tendrán que hacer lo que sea para salvar a su pueblo y sus familias de un desastre de la mano de una de las creaciones más famosas del escritor R. L. Stine, Slappy, un conocido maestro del caos.
  A R. L. Stine nadie le enseñó una fórmula para escribir libros. “El truco de Pesadillas es crear niños reales, niños verosímiles. Una vez tienes ese elemento, puedes volverte totalmente loco con la trama”.
  Stine anima a los guionistas y cineastas a que sigan desarrollando su legado. “Es muy emocionante escribir algo y ver lo que otros crean con esa inspiración, la dirección que toman”.

  Los libros siempre mostraron héroes jóvenes, valientes e inteligentes, niños que daban un paso adelante cuando había que acabar con un monstruo. Rob Lieber ha honrado conscientemente ese elemento cuando escribió el guion, y la producción lo ha reforzado con el reparto de Madison Iseman en el papel de Sarah, Jeremy Ray Taylor como Sonny y Caleel Harris como Sam. El joven trío encaja perfectamente como intrépidos héroes escolares. “Todos tienes un talento increíble y han conseguido dar vida a los personajes a la perfección” dice la productora Deborah Forte.
  Para Wendi McLendon-Covey, la madre de Sarah y Sonny en la película, la mayor inspiración para aportar lo mejor a su papel fueron los niños del reparto. “Lo mejor de ver a estos jóvenes actores hacer su trabajo es que les toca interpretar a personajes inteligentes y divertidos. Son muy auténticos y te trasladan al universo en el que viven”.
  La camaradería fue la clave en el set de rodaje, según el productor Timothy M. Bourne. “Hicieron una gran piña desde el primer día. Se hicieron amigos al instante y mantuvieron la amistad durante toda la película. Es un gusto estar cerca de ellos, y eso se ha contagiado a todo el mundo”.
  Pero también consiguieron convertirse en una familia detrás de las cámaras. “Se han implicado realmente y creo que el hecho de que hayan desarrollado esa amistad tanto delante como detrás de las cámaras hace que sus interpretaciones sean más creíbles” comenta Forte.
  “La clave de esta película es la familia” continúa Forte. “Trata sobre lo difícil que es crecer. Se centra en la relación de Sarah con su madre y su hermano Sonny. A lo largo de esta aventura con Slappy y el resto de monstruos locos, Sarah se da cuenta de que es su familia, su madre y su hermano, lo que más valora”.
  La creación de una aventura alegre, graciosa y terrorífica es un trabajo que empieza con un gran liderazgo. El director Ari Sandel puede estar orgulloso de haber creado un entorno comunicativo y colaborativo, donde se implicaba al reparto y cineastas a lo largo de la producción.
  “Ari está interesado en cada uno de los elementos del proceso” dice el jefe del departamento de maquillaje Travis Pates. “Es increíble tener un director que sea paciente y que esté dispuesto a trabajar contigo. Dedica mucho tiempo al equipo y al proceso de hacer la mejor película posible”.
  “Cuando trabajas con un director como Ari te sientes más seguro sobre lo que estás haciendo” añade Chris Parnell. “Es el capitán del barco. Y cuando diriges bien ese barco, se hace mucho más ameno ser parte de él”.
  Sandel consigue mantener un ambiente distendido incluso cuando hay que lidiar con improvistos diarios. “Ari hace que todo sea divertido y es evidente que está cómodo trabajando con niños” comenta Jeremy Ray Taylor, quien interpreta a Sonny. “Es un entorno muy ameno”.
  “Ari es increíble” admite Madison Iseman, quien interpreta a Sarah. “Es muy práctico, pero siempre está abierto a nuevas ideas, algo que los actores aprecian mucho”.
  Sandel supervisa también al equipo creativo con el ambicioso objetivo de traer a la vida a los sorprendentes y graciosos monstruos del mundo de Halloween. Es una misión mágica que requiere mucho trabajo duro y colaboración entre diseñadores, artistas de efectos visuales, magos de los efectos especiales, equipo de dobles, maestros del maquillaje y muchos otros.
  Para McLendon-Covey ese trabajo simbiótico se hizo aparente mientras rodaban una escena en una telaraña a siete metros de altura. “Estaba colgando una noche de mi telaraña y tenía una vista de pájaro de cómo realmente sería todo si realmente Halloween viniese a la vida. Era terrorífico, pero de una manera buena. Se veía genial. Los efectos eran increíbles. Quiero decir, ¿qué pasaría si un día tus caramelos te atacaran? ¿Piensas eso alguna vez? Pues quiero que lo pienses. ¿Qué harías si tu calabaza de Halloween empezase a dispararte cosas? Es realmente increíble”.
  “Tenemos un equipo de rodaje enorme y muchos grupos trabajando juntos” comenta el marionetista de Slappy, Avery Lee Jones. “Las cosas que han conseguido han sido mágicas. No sólo la magia del cine, sino también lo mágico que es verlo en directo”. R. L. Stine admite estar impresionado del nivel de imaginación y habilidad al traer a la vida PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN. “Estoy alucinado con todo lo que han hecho. Probablemente debería haberlo sabido. Quiero decir, hemos hecho millones de series de televisión y películas, pero lo que han hecho aquí es increíble”.
  “Esta película lo tiene todo, acción, suspense, risas y algunos buenos sustos de la vieja escuela” concluye Chris Parnell.

NO LE LLAMES MUÑECO...
  Los cineastas siempre han pensado que los mejores intérpretes no podían estar hechos de madera. Pero esa creencia se desmorona cuando hablamos de la estrella de PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN, el títere Slappy. ¿Quién más podría invocar a docenas de monstruos para desatar el caos?
  Slappy apareció por primera vez en el libro de Pesadillas de 1993 La Noche del Muñeco Viviente. R. L. Stine se inspiró en autores como Ray Bradbury y Rod Sterling, pero la idea original la tuvo de sus recuerdos de cuando veía películas de terror clásicas. “En algún momento de mi infancia vi una película británica antigua llamada Al Morir la Noche, que contaba tres historia distintas. Una de esas historia trataba sobre un ventrílocuo cuyo muñeco cobra vida y acaba arruinándole la vida. Creo que esa es una de las mayores inspiraciones que he tenido al crear a Slappy” observa Stine.
  La productora Deborah Forte coincide con el autor cuando dice que Slappy le recuerda a esa idea clásica de que algo divertido y seguro como un títere se puede dar la vuelta y convertir en algo terrorífico, de esas cosas que te asustaban cuando eras pequeño.
  En PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN, Slappy está controlado por el actor Avery Lee Jones, pero la interpretación está también coordinada con la ayuda de otras cuatro marionetas de Slappy, cortesía de Legacy Effects en Los Angeles. La primera marioneta es el muñeco “héroe”, una versión animatrónica que permite el control a distancia de los ojos, cuello y cara, además de poder girar la cabeza 360º. Las piernas y brazos están controlados por palos y los dedos son articulados. Legacy fue un paso más allá y creó un par de manos animatrónicas que se usan en las escenas de acción real.
  La segunda marioneta es parcialmente animatrónica, y es conocida como la versión “simple”, en la que el único elemento mecánico es la boca pero que también se pueden mover manualmente los ojos, cejas y párpados. La tercera es la marioneta de “riesgos”, una versión hecha completamente de goma con ojos imprimidos en 3D, por lo que es igual que las otras versiones pero puede soportar mucha presión. Esta es la marioneta que los niños manejan por lo ligera que es. No tiene nada mecánico y es difícil de romper. La última versión es la “original”, el títere verdadero de ventrílocuo usada en la película original de Pesadillas.

  “Es raro ver a Slappy en la primera película y luego actuar con él en la vida real, ya que es igual de terrorífico que en la pantalla” comenta la actriz Madison Iseman. “Estoy todo el rato esperando que cobre vida y se ponga a hablar. Definitivamente tenemos el cupo lleno de Slappys, hay unos de goma, otros mecánicos, el rodaje está lleno de ellos. Jones hace un gran trabajo dándole vida a Slappy, es algo impresionante”.
  En cuanto a la interpretación del muñeco diabólico, Jones se sorprendió de que el personaje fuese real y no un efecto digital. “De pequeño me encantaban las marionetas y leía y veía todas las películas posibles en las que aparecieran, así que hubiese alucinado sabiendo que había una marioneta de verdad en esta película” confiesa Jones. “Esto me hubiese encantado de pequeño, simplemente el hecho de saber que lo que veo es real y no un dibujo animado. Él es real. Está ahí. Los actores tienen algo con lo que interactuar, lo que genera más vida que un personaje animado”.

CREANDO LAS CRIATURAS...
   Un punto central en la trama de PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN es cuando el elenco de personajes de la ficticia Wardenclyffe, Nueva York, se multiplica exponencialmente cuando Slappy trae a la vida a los monstruos de Halloween. Para mantener un tono realista, los cineastas se comprometieron a combinar la acción real con la animación por ordenador.
  “La dificultad de traer Halloween a la vida es justamente eso” explica el director Ari Sandel. “Cuando toda la decoración de Halloween cobra vida tienes que elegir a tus favoritos. Una vez que pusimos las reglas fuimos capaces de elegir qué monstruos queríamos mostrar y todo encajó”.
  Crear monstruos reales que den la talla al lado de otros generados por ordenador no es tarea fácil. Los cineastas se reunieron múltiples veces con los departamentos de estilismo, maquillaje y vestuario para filtrar las cientos de ideas de las que partían. El estilista Bill Johnson estuvo al cargo de perfilar estos conceptos. Una vez el equipo creativo tuvo un esquema básico, se empezaron a crear moldes de los actores que interpretarían a los monstruos para que encajasen a la perfección. Este proceso duró varias semanas.
  “Creamos 18 monstruos reales en total en unas cuatro semanas” comenta el jefe de maquillaje Travis Pates. “Eso incluye la conceptualización, los dibujos y la creación de modelos. Fue un proceso muy rápido”.
  Uno de los elementos más importantes a tener en cuenta sobre los monstruos, es que debían parecer extravagantes y en sintonía con el resto de la película, salvajes pero no muy terroríficos. Debían provocar una risa histérica o sorpresa, pero que nadie se tuviese que tapar los ojos. “Quería traer personajes a la vida que fuesen mágicos, que tuviesen sustancia y que sorprendiesen pero no fuesen asquerosos” añade Pates.
  El jefe del departamento de maquillaje de Legacy Effects, Matt Sprunger, fue el encargado de asistir a Pates trayendo a los monstruos a la vida. Juntos, la pareja utilizó prótesis y maquillaje tradicional para traer a la vida al elenco de monstruos nuevos del mundo de Pesadillas que junto a Slappy harán todo lo posible por mantener Halloween siempre viva.
  Por ejemplo, como el plan de Slappy incluye animar momias, el equipo de maquillaje y vestuario tuvieron que crear 15 versiones. Las primeras tres tenían caras con piezas de silicona para permitir acción adicional y movimiento facial. Las 12 restantes son una combinación de piezas de silicona y máscaras faciales. Sumado al increíble realismo del maquillaje de las momias está el vestuario. Aunque el vestuario de las momias parezca simple, fueron unos de los más elaborados del rodaje. El diseñador de vestuario Salvador Pérez y su equipo cortaron cientos de telas en tiras, las envejecieron y lijaron individualmente para luego aplicarlas una a una a cada momia. Tardaron más de cuatro días en crear cada disfraz de momia.
  Hay dos monstruos inesperados en el caos que crea Slappy, el Ogro Walter y Kathy el títere. Los dos personajes requirieron una estrecha colaboración entre los equipos de prótesis y maquillaje. Para Walter usaron una máscara de látex que cubría al actor Chris Parnell hasta el cuello y luego una chepa y brazos de ogro que cubriesen la piel que se viese. Usaron también labios de látex y prótesis faciales. Para Kathy tuvieron que ponerle a McLendon-Covey una boca de títere prostética. Tardaban más de tres horas en hacer cada una de las transformaciones.
  El grupo de monstruos de Slappy también incluyen a una banshee, goblins con caras pintadas de azul claro, morado y verde para que pareciese que brillaban, un pirata zombi, una novia y un novio esqueleto, un alien pintado de gris pero con una capa pringosa, la Muerte, troles, un murciélago, un vampiro, el jinete sin cabeza, la pantera y el Día de la Mujeres Muertas, que son vistas por primera vez como decoraciones.
  No es sorpresa que los cineastas decidiesen añadir dos creaciones más a la pandilla de Slappy. Tanto la caldera como los esqueletos estaban controlados manualmente y a distancia para sus expresiones faciales por el marionetista Richard David Galinson.
  Además de las momias de R. L. Stine hay otras criaturas que hacen una espeluznante aparición: el espantapájaros de The Scarecrow Walks at Midnight; la calabaza de Attack of the Jack O’Lanterns; el Yeti de The Abominable Snowman of Pasadena; el Hombre Lobo The Werewolf of Fever Swamp; y los terroríficos gnomos de Revenge of the Gnomes.

CRIATURAS POR ORDENADOR...
  Desde las primeras reuniones conceptuales, el director Ari Sandel tuvo claro que quería utilizar criaturas reales en la medida de lo posible. Aún así, sabía que determinadas criaturas y escenas se beneficiarían de la magia de los efectos visuales. Con tal diversidad de entornos y monstruos, los cineastas necesitaban crear una transición natural entre acción real y elementos computarizados. El supervisor de efectos visuales Derek T. Spears fue el responsable de esto. Desde libro mágicos a arañas gigantes, el equipo de Spears fueron responsables de customizar cada escenario colaborando con los cineastas y el equipo creativo. El diseñador de producción marca el lenguaje artístico a seguir y el cineasta la apariencia. El mundo de los efectos visuales debe por tanto vivir dentro de ese universo.
  “Para traer Halloween a la vida” explica Spears, “necesitamos saber qué queremos conseguir visualmente y cómo crear el entorno. Tenemos muchas piezas distintas en movimiento, localizaciones, actores, criaturas y efectos, y es nuestro trabajo encontrar un lenguaje visual que todos puedan hablar”. Pero también es una disciplina donde la imaginación puede volar. “Siempre estamos guiados por la historia y el arte, pero también trabajamos en una especie de universo paralelo donde las cosas no tienen que jugar con las mismas reglas, así que hay mucha oportunidad de salirse del tiesto” añade Spears.
  El equipo de efectos visuales es responsable de dos conocidas criaturas, Abby el abominable muñeco de nieve cubierto de pelo blanco, y el Hombre Lobo, que tiene constitución de atleta. Junto con estas criaturas podemos encontrar a los ositos de goma, que pasan de ser pequeños ositos a coloridos colosos, la calabazas cabreadas que cobran vida y atacan a los niños, el Fantasma de las Sábanas, la araña gigante que rapta a Kathy y la pone en su telaraña y pulveriza un coche, y porciones de la Torre Tesla, que se transportarán mágicamente a Wardenclyffe en la mitad de Long Island.

DISEÑO DE PRODUCCIÓN Y LOCALIZACIONES...
  PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN tiene lugar en el pueblo ficticio de Wardenclyffe, Nueva York, inspirado en la Torre Wardenclyffe (también conocida como la Torre Tesla), creada por el inventor Nikola Tesla en 1901 en Long Island en Nueva York. Sin embargo, la producción tuvo lugar en Atlanta, Georgia, lo que hizo que el equipo de producción liderado por Rusty Smith tuviese que recrear a la perfección localizaciones específicas de otro estado. La dedicación del departamento de Smith se hace evidente en la visión creativa de la película.
  “El rodaje empezó en la localización de la casa abandonada, la cual transformamos de un precioso hostal a una casa encantada que parece no haberse habitado en años” comenta Smith. La casa es importante porque es la casa de la infancia de R. L. Stine y es donde Sonny y Sam, mientras buscan tesoros para su nuevo negocia, encuentran entre otras cosas una caja con una marioneta dentro.
  La casa familiar de los Quinn y su vecindario, junto con la casa de Mr. Chu, son las piezas centrales de la película. Inicialmente pensaron que encontrarían dos casas en localizaciones distintas y que después tendrían que montar las imágenes para que pareciese un único barrio, pero los cineastas tuvieron suerte y encontraron dos casas perfectas una al lado de la otra en el barrio de Peachtree Battle en Atlanta. Eso significaba que los Quinn y el Sr. Chu serían vecinos de verdad. La localización sirvió también como base para la mayoría de las creaciones de Slappy, como las decoraciones de Halloween que cobran vida, la parte en la que la araña gigante se lleva a Kathy y cuando el Sr. Chu salva a los niños de la plaga de monstruos.
  “Probablemente vimos unas 150 casas” confiesa Smith. “Igual incluso más. Necesitábamos el tamaño perfecto de jardín, la relación perfecta con la casa vecina y que no hubiese tendido eléctrico por las calles para crear la ilusión de la araña caminando por el vecindario”.
  Para el coordinador de dobles, Steve Ritzi, fue una de sus localizaciones favoritas por el trabajo que él hace. “La vuelta a la vida de Halloween nos dio muchas oportunidades de ser creativos moviendo cosas y haciendo a la gente volar por el aire” explica Ritzi. “También tuvimos la oportunidad de trabajar con Wendi McLendon-Covey cuando es colgada por la araña gigante en su enorme telaraña”.
  Muchos de los interiores se rodaron en un estudio en Blackhall Studios, como el interior de la casa de los Quinn, donde Slappy cobra vida por primera vez, y el sótano del Sr. Chu, donde les ayuda a los niños a disfrazarse para ir al rescate de Kathy.
  El rodaje continuó en Fred’s Pharmacy, localizada en McDonough, Georgia, donde conocemos a Walter por primera vez, y luego pasaron a Den, donde Sarah ve a su novio besar a otra chica.
  La creación del laboratorio de Tesla fue una tarea monumental, no sólo por la complejidad física, sino también por la importancia en el desenlace final. Finalmente, el equipo de rodaje se decantó por la Hemphill Steam Plant en Atlanta como la estructura del laboratorio. El diseñador de producción Rusty Smith convirtió una central de agua vacía en uno de los sets más impresionantes de la producción, un refugio de un científico loco con diales de submarino ruso, suelos de rejilla, esferas de Tesla y una silla de experimentos con grilletes y telarañas.
  Para crear el exterior de la Torre Tesla, los cineastas crearon una de las mayores construcciones de la película. Smith creó una réplica de la original de Nueva York, que tenía más de 60 metros de alto. “La nuestra la haremos en tres partes que luego uniremos por ordenador” explica Smith. “En total, la torre será una pieza de más de 16 metros de altura, lo que es muy emocionante”.
  Para las secuencias en la plaza del pueblo, los cineastas decidieron rodar en Covington, un pintoresco pueblo histórico conocido por sus casas de antes de la guerra y el ambiente de pueblo pequeño. Tanto West Lake High School como Marshall High School en Atlanta se convirtieron en las localizaciones de las múltiples escenas en el colegio, incluyendo en la que Slappy busca vengarse de Tyler, el novio de Sarah, por hacer daño a su “hermana”.
  PESADILLAS 2: NOCHE DE HALLOWEEN se ha rodado a lo largo de cuatro condados de Georgia y en varias ciudades importantes como Covington, Ellenwood y Atlanta.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo