Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: The Nutcracker And The Four Realms
Año Producción: 2018
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 96 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Aventura, Fantasía
Director: Lasse Hallström
Guión: Ashleight Powell
Fotografía: Linus Sandgren
Música: James Newton Howard
FECHAS DE ESTRENO
España: 31 Octubre 2018
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Walt Disney Pictures


SINOPSIS

Clara pretende una llave para poder abrir una caja que tiene un regalo de gran valor. Al tiempo durante una fiesta le ofrecen un hilo dorado que le conduce a la tan codiciada llave pero Clara desaparece al instante en un misterioso mundo paralelo. En este nuevo lugar Clara se topará con un soldado, una pandilla de ratones y con los reyes de los tres Reinos, quienes deberán hacer frente al cuarto Reino, donde se encuentra la llave que tanto ansía Clara...

INTÉRPRETES

KEIRA KNIGHTLEY, JACK WHITEHALL, HELEN MIRREN, MORGAN FREEMAN, MACKENZIE FOY, MATTHEW MACFAYDEN, MIRANDA HART, EUGENIO DERBEZ, RICHARD E. GRANT, ELLIE BAMBER, SERGEI POLUNIN, OMID DJALILI, MEERA SYAL, NICK MOHAMMED, MARIAN LORENCIK

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

TIERRA DE TIERRAS...
   El cuento del Cascanueces es muy conocido en todo el mundo, pero cuando Guy Hendrix Dyas leyó por primera vez el guión de "El Cascanueces y los Cuatro Reinos", no reconoció la historia. “Lo que despertó mi imaginación fue que era absolutamente original", dice Dyas. “Es un mundo tremendamente atractivo dividido en áreas visuales concisas que van del Palacio y su guiño a la Tierra de los Dulces, la Tierra de los Copos de Nieve, la Tierra de las Flores hasta el misterioso Cuarto Reino que era algo ambiguo y muy intrigante”.
  El telón de fondo festivo de la película potenciaba la magia e inspiró a los realizadores a la hora de adoptar un decorado estacional dentro de los entornos del mundo real. “Queríamos reflejar la Navidad de fantasía en la que creen los niños", dice Dyas. “Pedimos a todos los miembros del equipo que sacaran a relucir el niño que llevan dentro. Hubo ideas clásicas y otras poco habituales”.
  La película está ambientada en el Londres de 1879, en la era victoriana. “Pero nuestro mundo no es la deprimente era victoriana de Dickens", dice Dyas. “Es una versión optimista, aunque los Stahlbaum se enfrentan a la pérdida de Marie, su amada esposa y adorada madre. Esa batalla de superación es la principal motivación de Clara, nuestra protagonista, que emprende un viaje de autodescubrimiento”.
  La película transporta al público del triste hogar de los Stahlbaum a la grandiosa fiesta del Padrino Drosselmeyer, que incluye una visita a su taller. A partir de ahí, Clara pone rumbo al mundo de los Cuatro Reinos.

EL HOGAR DE LOS STAHLBAUM:
  Clara y su familia viven en un hogar victoriano tradicional. La familia está de luto pero es Nochebuena, así que los realizadores tuvieron que mostrar cómo se vive la Navidad en la casa y querían contrastarlo con lo que iba a ocurrir poco después en la fiesta de Drosselmeyer. Dyas y su equipo utilizaron el color para diferenciar las dos casas. “Para el inicio de la película, nos decidimos por una paleta sin el color rojo. ¡Pero es muy difícil contar la historia de la Navidad sin el rojo! El resultado es una sensación navideña un poco incómoda, fría y fuera de lugar, que es perfecta si se considera la pérdida que acaban de sufrir”.
  Los interiores de la casa de los Stahbaum se rodaron en Harefield Grove en Middlesex. Dyas y su equipo diseñaron y construyeron varios sets para adaptarse a la localización, incluido el ático, la sala de estar y el dormitorio de Clara.

CAJA DE MÚSICA:
  La madre de Clara, Marie, dejó regalos especiales para Clara y sus hermanos. Clara recibe una caja de música con una nota que dice: "Todo lo que necesitas está dentro”. Pero la caja está cerrada y, sorprendentemente, no hay llave, y esto es lo que desencadena el viaje de Clara.
  La caja de música era el elemento central de la historia así que tenía que ser especial. Dyas apunta: “Teníamos la oportunidad de hacer algo muy original con la caja de música. Estudié la arquitectura rusa para diseñar el palacio y mientras me sumergía en esa cultura histórica, el huevo de Fabergé surgió como una idea interesante. De esa forma la caja de música adquirió forma de huevo con una ornamentación muy recargada en el exterior”.
  Y la llave que acaba recuperando Clara también debía ser muy especial. “Diseñé una llave que tiene un mecanismo interesante", dice Dyas. “Los dientes de la llave empiezan siendo los de una llave normal, pero unos imanes obligan a los dientes a girar en forma de estrella al insertarla en cerradura”.

SALÓN DE BAILE DE DROSSELMEYER:
  El padrino Drosselmeyer celebra cada año una fiesta de lo más extravagante. Drosselmeyer, un empresario excéntrico y muy viajado, ha coleccionado objetos de todo el mundo. Y no escatima cuando se trata de la Navidad. “Organiza unos espectáculos increíbles para sus invitados", dice Dyas. “La decoración del salón de baile principal refleja los países que podría haber visitado. Tiene un aire muy internacional: India, Egipto, Europa Central, el continente americano”.
  Los realizadores transformaron el salón de actos de Dulwich College en el Gran Salón de Baile. “Pintamos el espacio de blanco brillante, rojo brillante", dice Dyas, "y añadimos una decoración navideña muy exagerada”.
  Craig Narramore, jefe del departamento de maquetas de atrezzo afirma: “Añadimos coronas, acebo, lazos, cintas y campanas, con las que envolvimos todas esas maravillosas molduras y columnas. También pusimos un trineo de 4,5 metros en el que cabe un cuarteto de cuerdas, además de dos cisnes gigantes y renos. Y hay un árbol de Navidad absolutamente gigantesco en medio del espacio”.
  Para decorar el magnífico árbol de Navidad, los realizadores compraron adornos y fabricaron otros cientos, algunos esculpidos, otros adornados con trenzas y baratijas. “Hicimos candelabros victorianos, porque ya no se pueden comprar", dice Narramore. “Cada uno es un marco de alambre con un peso en el extremo. Había velas de verdad el árbol, así que los soportes debían sostener las velas con la máxima seguridad”.

TALLER DE DROSSELMEYER:
  Clara tiene un vínculo especial con el padrino Drosselmeyer y escapa a su taller durante la fiesta, decidida a abrir su caja de música. El taller, lleno de gadgets y herramientas, es un refugio seguro para Clara. Dyas comenta: “Hay muchos detalles mecánicos que se basan en la tecnología que estaba disponible en aquella época; históricamente somos bastante precisos.
  “En realidad, solo hay una bombilla en toda la película", continúa Dyas. “Hay una escena preciosa en la que Drosselmeyer y Clara intentan que uno de sus nuevos dispositivos funcione. Ajusta una bombilla en el centro de esta habitación, una bombilla que obviamente es tremendamente valiosa. Solo alguien con su fortuna y su estatus habría podido conseguir una bombilla en aquel momento, así que es la única en toda la película”.
  Thomas Edison enseñó por primera vez al público su "invento de bombilla" en 1879, el mismo año en que se desarrolla "El Cascanueces y los Cuatro Reinos". “Es una de las razones por las que la incluí", dice Dyas.
  El exterior de la casa de Drosselmeyer se rodó en Minley Manor en Surrey. Su taller se creó en el Gran Conservatorio de Syon House, aunque parte del taller se construyó en Pinewood, para fundir a la perfección estas dos localizaciones.

LOS CUATRO REINOS:
  Los Cuatro Reinos incluyen la Tierra de Dulces, la Tierra de Flores, la Tierra de Copos de Nieve y el misterioso Cuarto Reino, y en el centro, un espectacular Palacio que preside el mundo entero. Dyas realizó muy rápidamente un diseño para el mundo de los Cuatro Reinos, así como un lenguaje visual distinto para cada una de las tierras. “Creo que lo hice con mi lápiz", dice. “Llené dos cuadernos de dibujo”.

La TIERRA DE LOS COPOS DE NIEVE es un maravilloso paraíso invernal con castillos de hielo y pueblos alpinos que destacan sobre un telón de fondo de montañas con picos blancos. “Es una tierra de hielo y nieve", dice Dyas. “La paleta está hecha de blancos, turquesas y azules fríos”.
Sus orígenes glaciales dieron forma a todo el reino. La luz rebota en esta paleta fría, creando un entorno verdaderamente mágico. La gente de esta tierra es en gran parte aristocrática. En su tiempo libre, disfrutan de una variedad de deportes y actividades, como el polo sobre hielo y un concurso anual de escultura en hielo. La economía local se basa en la producción de hielo y en la pesca a gran escala en el Mar Helado del Norte. Gélido preside la Tierra de los Copos de Nieve; su cabello helado y su frialdad complementan perfectamente el entorno gélido.

La TIERRA DE LAS FLORES es fragante y colorida con "flores exuberantes y molinos de viento que funcionan de verdad", dice Dyas. La vegetación color esmeralda da cabida a las exuberantes flores que lo adornan todo, desde los campos, los molinos de viento y las casas, hasta los residentes de este impresionante lugar, muchos de los cuales cultivan estas ricas tierras. Su profunda pasión por la naturaleza, en particular todo lo que concierne a las flores, conforma la base para la producción de perfumes y miel. La primavera se celebra cada año con el Festival de los Pueblos, una concurso local entre pueblos que esperan ser elegidos como los mejores. Espino es el regente de la Tierra de las Flores. Como un pétalo en la brisa, puede resultar errático, pero las tupidas cejas de Espino y su tocado de capullo de rosa tienen un encanto muy peculiar.

“Parece que la TIERRA DE LOS DULCES es la favorita de todos gracias a los bailes de pan de jengibre", dice Dyas. De hecho, es una tierra deliciosa. Árboles de caña de azúcar enmarcan la decoración realizada con gominolas. Este reino, repleto de colores brillantes, audaces y saturados, es absolutamente delicioso. De hecho, el suelo está hecho de chocolate. A sus habitantes les encanta divertirse así que les chifla una buena fiesta donde se sirve una maravillosa variedad de golosinas producidas en fábricas artesanales que funcionan con vapor dulce. El Hada de Azúcar supervisa la Tierra de los Dulces con un estilo muy delicado.

El CUARTO REINO es una isla oscura y siniestra que sufre las profundas cicatrices de las batallas. Dyas explica: "Para el diseño del Cuarto Reino, creamos bosques fantasmagóricos en Pinewood. Uno de los dilemas del diseño fue crear un bosque para esta película que se pareciera a nada de lo que el público hubiera visto antes. Consulté libros de arte y cuentos de hadas de principios de siglo, de la época de los grandes ilustradores, en particular Arthur Rackham, un ilustrador británico famoso por sus extraordinarias ilustraciones de los cuentos de hadas de Grimm y de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen. Casi siempre dibujaba árboles podados, parecidos a los sauces, que parecían viejos árboles marchitos con ramas largas y finas, casi como pelos. Creamos nuestra versión de esos árboles dentro de nuestro bosque”.
  Según Dyas, el suelo del bosque está alfombrado con un color rojo aterciopelado inspirado en las tradicionales setas venenosas. “Eso le dio al bosque del Cuarto Reino un aspecto muy singular", dice.
  En realidad, se crearon tres bosques en Pinewood para satisfacer diferentes necesidades de historia. “Montan a caballo, lo que exigía que en algunos casos tenían que ser bastante largos", dice Dyas, que utilizó fondos muy bien pintados para ampliar el bosque.
  El Cuarto Reino lo crearon gentes del circo ambulante, así que tenía fama de ser un lugar de sabiduría y entretenimiento. Los residentes de todos los reinos se reunían allí para divertirse cuando era conocida como la Tierra de las Diversiones. Pero los regentes de los otros reinos se vieron obligados a suprimir ese título, y el Cuarto Reino se convirtió en una feria abandonada con un carrusel decrepito y polichinelas muy rebeldes. La Madre Jengibre gobierna sobre esta tierra perdida y sobre los guerreros roedores que residen allí.
  “Se me ocurrió que la Madre Jengibre viviera dentro de una marioneta de tamaño gigante", dice Dyas. “En realidad, la falda es una gran camiseta con polichinelas que sobresalen. Así que es un mundo realmente extraño”.
  A los realizadores les gustó la idea de que el aspecto festivo que tenía antes la tierra se hubiera ido deteriorando. “Construimos un carrusel a tamaño natural", dice Narramore. “Exigió una mecánica muy compleja y efectos especiales para demostrar que se está hundiendo y torciendo. Creamos una docena de farolillos decorados y 25 animales de carrusel con apariencia vintage (jirafas, dragones, avestruces), todos tallados en espuma. Parecen un poco asustados, como si quisieran ponerse a salvo”.

PALACIO:
  “La extensión de la historia no nos da tiempo suficiente para explorar por completo todos los aspectos de los reinos", dice Dyas. “El desafío residía en mostrar sus características llevando elementos de cada tierra al Palacio para tener una idea de cómo podría ser la vida allí.
  “Cuando empecé a crear el diseño y la topografía del mundo, estaba muy claro que el Palacio debía ser una pieza central", continúa diciendo Dyas. “Cada tierra es como un punto en una brújula: la Tierra de los Copos de Nieve al norte, el Cuarto Reino al sur, el Palacio en el medio, y así sucesivamente”.
  Dyas y su equipo investigaron el tipo de energía que utilizaría un palacio tan elaborado. “En aquella época seguramente disponía de energía de vapor", dice. “Así que colocamos el palacio en el borde de una cascada enorme. La cascada y el lago que hay detrás los crean la Tierra de Copos de Nieve al derretirse lentamente. Un enorme glaciar que va a la deriva y proviene de un lugar desconocido en el extremo norte y se coloca en una masa terrestre entre la Tierra de las Flores y la Tierra de los Dulces”.
  El palacio en sí se inspira en la arquitectura rusa. “Me gustó el aspecto de las cúpulas en forma de cebolla", dice Dyas. “Y el uso extravagante del color en los ladrillos y las piedras me recordó a las casas de pan de jengibre. Encajaba con la naturaleza de la historia del Cascanueces y ayudó a que Rusia tuviera esa maravillosa historia cultural y esa conexión con el ballet”.

LA GUINDA DEL PASTEL...
  Los realizadores recurrieron a la diseñadora de vestuario Jenny Beavan y a la diseñadora de maquillaje y peluquería Jenny Shircore para ayudar a dar vida al mundo de "El Cascanueces y los Cuatro Reinos".
  Una de las claves del look de los personajes se basa en la génesis del mundo de los Cuatro Reinos. Marie, la madre de Clara, descubrió ese mundo paralelo, seguramente con ayuda del Padrino Drosselmeyer. Sus juguetes, desde muñecas de porcelana a soldados de juguete y marionetas, no sólo sirven de inspiración para los habitantes de los reinos, sino que se convierten en ellos. “Eso nos dio una idea del lugar de dónde habrían podido venir", dice Beavan. “Las personas reales de los reinos se parecen a las figuritas y a los juguetes del siglo XVIII”.
  Shircore añade: "Crear la fantasía del mundo de los reinos era una oportunidad única así que estudié la imaginería ilimitada que ofrece el siglo XVIII, tanto en los peinados como en el uso del maquillaje”.
  Beavan y Shircore estudiaron calles, fiestas, juguetes y cuentos de hadas victorianos como inspiración y referencia. Los trajes, los peinados y el maquillaje, tanto en las secuencias del mundo real como en los reinos, son una mezcla de realidad y fantasía.
  CLARA, no le da mucha importancia ni a su pelo ni a su ropa. Es feliz soñando con experimentos científicos y jugando con sus herramientas. También intenta superar la reciente pérdida de su madre. Shircore y Beavan se basaron en la década de 1870, que marcó el inicio de la revolución industrial. “Fue el comienzo de la electrónica", dice Beavan. “Así que la fascinación de Clara por todo lo mecánico encaja a la perfección”.
  Clara lleva cinco looks clave en la película. “Cuando la conocemos, lleva un pichi con un cinturón de cuero", dice Beavan. “Es un look algo sombrío porque la familia sigue de luto”.
  Según Shircore, el pelo y el maquillaje de Clara son sencillos a lo largo de toda la película. “Mackenzie Foy tiene un pelo precioso, así que usamos su propio cabello a lo largo de la película. Empieza con el pelo despeinado porque ha estado jugando en el ático, pero en la historia, Louise, la hermana de Clara, le ayuda a peinarse y colocarse un lazo antes de ir a la fiesta. Ese es su look principal a lo largo de su viaje”.
  Clara lleva un vestido de fiesta para la celebración navideña de Drosselmeyer. El vestido es de tafetán de seda color lila con organza y gasa. Beavan dice: "Mackenzie es pequeña, así que quería que resultara muy delicado. Lleva ese vestido en la fiesta a los Cuatro Reinos. La verdad es que no me había dado cuenta de lo maravilloso que resultaría en un bosque nevado, pero nos encantó la idea de que la luz lo atraviese”.
  Cuando Clara llega a los Cuatro Reinos, los regentes la reciben con un gran desfile que cuenta la historia de los reinos. Clara lleva un nuevo look en la fiesta. Se trata de un vestido dorado y crema estilo victoriano hecho de brocado de seda, organza color crema, seda dorada y malla dorada decorado con perlas, oro y diamantes. Beavan dice: "Es el tipo de vestido que verías en una ilustración de cuento de hadas”.
  Shircore añade: “El Hada de Azúcar crea el peinado de Clara que lleva en el concurso. Pero Keira Knightley nos advirtió: "¡Soy malísima peinándome!" Así que diseñé un peinado que consistía en cuatro coletas, una a cada lado y dos en la espalda. Até un poco de cinta alrededor de cada cola de caballo y luego se los puse en la cabeza. Queda muy bonito”.
  Clara vuelve a cambiarse cuando decide aventurarse en el Cuarto Reino para enfrentarse a la Madre Jengibre. Su uniforme, hecho de terciopelo verde, lana roja y trenzado dorado, se asemeja al de un soldado de juguete victoriano pintado con colores brillantes. Beavan dice que es su look favorito. Investigó el atuendo de las mujeres soldado para crear el uniforme. “Está claro que había mujeres que se vestían con ese estilo militar en la época victoriana, a menudo con faldas. No estaban en primera línea, pero seguramente trabajaban entre bambalinas”.
  La culminación del vestuario de Clara es un vestido de coronación que exigió mucho más trabajo que los demás. El vestido es pálido, delicado y luminoso con una variedad de telas, que incluyen organza metálica con estampado oro y lila, organza metálica plateada y lila, organza de color crema con estrellas bordadas, malla dorada y plateada, malla de plata y color lila, tela de seda blanca, encaje blanco y una malla color plata brillante. Beavan dice: “Tenía que ser ese vestido mágico que quieren todas las niñas. Utilizamos luces normales y pusimos LEDs en la falda. Son capas y capas que atraviesa la luz”.
  Según Beavan, 13 personas trabajaron en el vestido de coronación durante 351 horas.
• La falda está compuesta de 127 piezas de gasa, 10 metros alrededor de la circunferencia del dobladillo de una capa y 40 metros alrededor del dobladillo en total.
• Lleva 22 metros de cadena de diamantes a lo largo de las costuras y 348 metros de hilado de oro y plata a lo largo de las muchas costuras.
• Lleva 1.800 cristales incrustados alrededor del borde de la capa y 2.500 cristales de Swarovski en el vestido.
• El vestido lleva 1.428 lucecitas.
  DROSSELMEYER, el padrino excéntrico y viajado de Clara, lleva un abrigo largo y oscuro y un parche en el ojo. Beavan dice: "Queríamos que no resultara llamativo. Es un hombre de mundo, un poco mágico, pero sin revelar demasiado. Decidimos que habría ido coleccionando cosas en sus viajes así que su abrigo era un poco más largo con unas piezas bordadas muy bonitas”.
  Drosselmeyer lleva un bastón que los realizadores elaboraron, deconstruyeron y alargaron para el actor Morgan Freeman. El departamento de maquetas de atrezzo esculpió un búho en el mango del bastón, que se fundió en bronce.
  Shircore dotó a Freeman de una peluca y una barba sencillas, basadas en los looks tradicionales de la década de 1870.
El CAPITÁN PHILLIP HOFFMAN, el Cascanueces de la historia, viste un uniforme de soldado muy brillante y que le asemeja a un soldado de juguete de hojalata pintado. Se inspiró en las ilustraciones de Gennady Spirin, pintor ruso e ilustrador de libros infantiles, y se elaboró con lana roja, tela suave de algodón, trenzas doradas y borlas. “Fui muy fiel a la muñeca del Cascanueces, aunque la mayoría de los cascanueces usan el chacó (sombrero cilíndrico alto negro), y no el casco dorado de nuestro cascanueces. El resto de nuestros soldados usan chacós negros y por eso destaca Phillip”.
  Shircore también se inspiró en la muñeca. “Jayden Fowora-Knight es guapísima", dice la diseñadora. “Sólo se necesitaba un poco de bronce y oro para sus preciosas mejillas rosadas”.
  Para la espada de Phillip, el departamento de maquetas de atrezzo compró espadas y las adaptó y embelleció para la película.
El HADA DE AZÚCAR, regente de la Tierra de los Dulces, lleva una prenda que es del color del azúcar cristalizado. Está elaborado con organza metálica de color rosa, morado, plata y oro, con malla en diferentes tonos de rosa, organza rosa y lila y satén de seda morado. El vestido también tiene bordados plateados, trenzas plateadas y diamantes, además de cuentas rosadas, perlas y lentejuelas. Beavan comenzó el proceso estudiando los "sugar plums", una especie de gominolas de color malva. “Me encantó el precioso color malva que tiene y cuando se sumergen en azúcar", dice la diseñadora. “Queríamos que el vestido tuviera mucho movimiento, así que está hecho de capas de pequeños abanicos plisados, unos 200. ¡Este vestido necesita muchísima tela!”
El vestido del Hada de Azúcares el más voluminoso de todos los que se hicieron.
• La prenda necesitó más de 100 metros de tela.
• En la primera versión del vestido se invirtieron más de 1.000 horas de trabajo.
• La falda del vestido era demasiado ancha para atravesar puertas normales.
• Keira Knightley no podía sentarse fácilmente con el vestido puesto así que tenía que utilizar un pequeño taburete para apoyarse entre tomas.
  Según Shircore, el cabello del Hada de Azúcar está diseñado para que se asemeje a algodón de azúcar. “Tenía que ser rosa", dice ella. “Hicimos una peluca con pelo de yak, teñida con los colores del algodón de azúcar, rosa bebé y lila, y luego le puse en la cabeza hebras de cinta dorada que parecieran de caramelo.
  “Su maquillaje refleja la idea de que empezó siendo una muñeca", continúa diciendo Shircore. “Estudié varias muñecas antiguas. Tenían las cejas y los labios muy pintados así que hicimos lo mismo con el Hada de Azúcar y todos los personajes de los reinos. Keira Knightley lleva un maquillaje pálido con reflejos estratégicamente situados para dar un acabado de porcelana similar al de una muñeca. Está preciosa”.
  La MADRE JENGIBRE, como regente de lo que una vez fue la Tierra de las Diversiones, tiene un estilo circense, aunque el circo lleve mucho tiempo abandonado y descuidado. Al principio, Madre Jengibre aparece como un personaje de gran carisma con una falda que es el techo de una gran carpa de circo. Pero dentro está la verdadera Madre Jengibre. Beavan afirma: "Es como si el vestido le estorbara y se lo quitara. Debajo lleva una camiseta vieja, bastante polvorienta, con un par de pantalones y botas”.
  El regente desterrado del Cuarto Reino lleva un atuendo exótico y colorido hecho de telas para muebles y trenzas que encontraron en mercadillos. Las telas antiguas provienen de diferentes países. Beavan creó un pasado para la Madre Jengibre. “Es una marioneta que era demasiado grande para caber dentro del gabinete de bibelots de Marie", dice la diseñadora de vestuario. “Así que quisimos que tuviera ese aspecto un poco polvoriento y solitario”.
  El cabello y el maquillaje de la Madre Jengibre pone de manifiesto su condición de outsider. Su cara tiene las grietas de una muñeca que dejó atrás sus días de gloria. Y su pelo también está bastante estropeado. Shircore observa: "Madre Jengibre tenía que ser de color jengibre. Su peinado se basa un poco en los cuadros de Thomas Gainsborough de la década de 1750, pero jugamos con el estilo. Helen Mirren, a la que le encantó ser pelirroja, quería un look un poco pirata, así que le arreglamos el pelo para que encajara con su atuendo”.
  Gélido luce un traje plateado y brillante, como el hielo que representa como regente de la Tierra de los Copos de Nieve. Los botones del traje de Gélido se hicieron a mano y sus medias brillaban cuando se las ponía. Según Beavan, la paleta está lejos del blanco puro. “Queríamos que el aspecto fuera más profundo, así que insistimos en tonalidades más oscuras de grises, plateados y azules", dice la diseñadora.
  Shircore añade: "Richard E. Grant, que encarna a Gélido, tiene color muy pálido, helado, con marcas de líquido azul en toda la cara”.
Según la diseñadora de peluquería y maquillaje, todos los hombres llevan una peluca blanca recogida en una coleta que se asemeja a las que se llevaban en la época. “Pero adapté las pelucas a cada personalidad de los personajes. El peinado de Gélido tiene rulos de pelo a un lado con picos de hielo esculpidos, y el hielo le llega a la cara. Está recubierto de hielo”.
  HAWTHORN, regente de la Tierra de las Flores, parece salido de un cuadro de Giuseppe Arcimboldo. Su traje es florido y con volantes, con botones de flores. Las medias de Espino se pintaron a mano con un diseño floral que sube por las piernas. El equipo de Beavan añadió mucho color, pero haciendo hincapié en uno en particular. “Tenemos algunos tonos de madera, pero el verde es el color predominante, con muchas flores en la parte superior”.
  Según Shircore, la forma de la peluca de Espino también se basa en los peinados de los hombres de la década de 1750. “El pelo de la peluca incluye rizos en forma de flores", dice la diseñadora. “Incorporamos azul, lavanda, lila, amarillo y verde en los rizos en forma de rosas y capullos de rosa. Nunca había visto pelucas tan espectaculares”.
  Para el maquillaje de Hawthorne, Shircore se inspiró en los pintores impresionistas franceses. “Quería que desprendiera ese feeling orgánico", dice la diseñadora. “Tiene toques de color, y sus cejas se pintaron para que parecieran hierba de verano”.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo