Fichas de peliculas
  • Registro
HASTA EL FIN DEL MUNDO
INFORMACIÓN
Titulo original: The Dead Don't Hurt
Año Producción: 2023
Nacionalidad: EE.UU., México, Canadá, Dinamarca
Duración: 129 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Drama, Western
Director: Viggo Mortensen
Guión: Viggo Mortensen
Fotografía: Marcel Zyskind
Música: Viggo Mortensen
FECHA DE ESTRENO
España: 10 Mayo 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Wanda Films


SINOPSIS

Estados Unidos, 1860. Vivienne Le Coudy es una mujer ferozmente independiente que se embarca en una relación con el inmigrante danés Holger Olsen. Juntos, empiezan una nueva vida cerca del tranquilo pueblo de Elk Flats, Nevada. El estallido de la Guerra de Secesión los separa cuando Olsen decide luchar por la Unión y dejar a Vivienne a su suerte en un lugar controlado por el corrupto alcalde Rudolph Schiller, su socio sin escrúpulos, el poderoso ranchero Alfred Jeffries y su violento y caprichoso hijo Weston...

INTÉRPRETES

VICKY KRIEPS, VIGGO MORTENSEN, SOLLY McLEOD, GARRET DILLAHUNT, W. EARL BROWN, DANNY HUSTON, SHANE GRAHAM, RAFEL PLANA, ALEX BREAUX, JASON CLARKE, ARTURO CORONADO, MARC DENNIS, ATLAS GREEN, NADIA LITZ, RAY McKINNON, ELIANA MICHAUD, COLIN MORGAN

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

- Festival de Toronto 2023

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LOS ORÍGENES, LA PRODUCCIÓN Y LOS TEMAS DE HASTA EL FIN DEL MUNDO...
  Con su debut como director y guionista en 2020, Falling, el actor tres veces nominado al Oscar® Viggo Mortensen canalizó algunos de sus sentimientos por el fallecimiento de su madre en un convincente drama familiar sobre la complejidad de las relaciones entre padres e hijos, y la forma en que esos lazos pueden tensarse por la reapertura de viejas heridas psicológicas, al tiempo que ofrecen oportunidades de superación duramente ganadas. Con Hasta el fin del mundo, su segundo trabajo como guionista y director, volvió a inspirarse en su madre, aunque esta vez desarrollando un tipo de película muy diferente, dentro del género del western.
  “Esta historia surgió de una imagen de mi madre”, dice Mortensen. “Tengo libros ilustrados de principios del Siglo XX que ella solía leer de pequeña, historias de caballeros, de aventuras medievales. Ella se había criado cerca de bosques de arces y robles en el noreste de Estados Unidos, cerca de la frontera canadiense, y yo tenía la imagen de ella de niña correteando por esos bosques, imaginando que estaba en una de las historias que había leído en esos viejos libros. Esa fue la imagen inicial que tuve cuando empecé a escribir el guion de Hasta el fin del mundo durante el confinamiento del COVID en la primavera de 2020.”
  En ese momento, Mortensen se preguntó qué le habría pasado a la mujer en la que se convierte la niña, y admite que le sorprendió un poco el camino que tomó la historia. “Pensé: bueno, empecemos la historia con la mujer en la que se convierte la niña, al final de su vida”, dice. “No sé muy bien por qué, pero decidí hacer un viaje como escritor para saber cómo había llegado hasta ahí esa niña tan especial”.
  El personaje central de la película es la inmigrante francocanadiense Vivienne Le Coudy (Vicky Krieps), una mujer de espíritu libre que se gana la vida vendiendo flores en San Francisco. Vivienne elige impulsivamente un nuevo rumbo en su vida cuando conoce al inmigrante danés Holger Olsen (Viggo Mortensen), un hombre tan autosuficiente como ella. Se enamoran y comienzan una vida tranquila en Elk Flats, Nevada, la comunidad fronteriza donde vive Olsen.
  “Lo que ocurre en esta historia es que Holger conoce a una mujer, Vivienne, a la que se parece un poco, una mujer totalmente independiente, tan testaruda como él, muy dueña de sí misma”, explica Mortensen. “Es alguien capaz de vivir sola y resolver sus propios problemas. Surge una atracción, quizá inesperada, entre estas dos personas. Deciden unir sus vidas y embarcarse en un viaje juntos para ver a donde los lleva”.
  Juntos, crean una especie de idilio rural, con la inquietud y el arrojo innatos de Vivienne empujando suavemente a Olsen a convertirse en un tipo más activo. “Es un hombre que ha viajado mucho, pero le gusta la vida en el Oeste norteamericano y ha echado raíces”, dice Mortensen. “Se ha adaptado hasta el punto de que casi podría decirse que es un vaquero escandinavo. Solitario por naturaleza, es un respetable carpintero y escritor -además de antiguo soldado-, pero puede parecer un poco vago porque tiende a hacer sólo lo que le gusta y no se preocupa demasiado por el dinero”.
  La feliz rutina de la pareja se ve interrumpida por la decisión de Olsen de alistarse voluntario para luchar por la Unión poco después del estallido de la Guerra Civil. Al quedarse sola, Vivienne tiene que enfrentarse a los despiadados hombres que gobiernan el pueblo, entre ellos el violento Weston Jeffries, que la amenaza con sus indeseadas atenciones. Un violento incidente cambia el curso de la vida de Vivienne para siempre, dejando su relación con Holger en una especie de limbo emocional cuando éste regresa a casa y hace un sorprendente descubrimiento. Su vínculo se pone a prueba y deben encontrar la manera de adaptarse para seguir adelante juntos si quieren que su relación sobreviva.
  Con sus amplias vistas y su ambientación en el Oeste Norteamericano del siglo XIX, Hasta el fin del mundo tiene el aspecto de un western clásico, pero para Mortensen, esta historia desafía la categorización fácil. “Es un tipo de western muy particular”, afirma. “Hasta el fin del mundo me pareció que tenía potencial para convertirse en una historia de amor inusual dentro del contexto de ese género, que siempre me ha gustado, pero rompemos claramente con algunos de los arquetipos convencionales que se han utilizado para representar los papeles femeninos en ese tipo de películas”.
  La productora Regina Solórzano (Triángulo de tristeza, La isla de Bergman) se sintió conmovida por el revolucionario guion de Mortensen y, sobre todo, por la capacidad de adaptación y resistencia de su protagonista femenina. En colaboración con Mortensen y el prestigioso productor de cine independiente Jeremy Thomas, Solórzano deseaba llevar Hasta el fin del mundo a la pantalla a través de la productora mexicana Talipot Studio, de la que actualmente es directora ejecutiva.
  “Es una historia que entra dentro del género del western clásico, pero se puede ver de muchas formas diferentes”, dice Solórzano. “Emplea esa apariencia superficial de un western para hablar de un mundo revolucionado, de una mujer que, para mí, parece bastante adelantada a su tiempo, con una perspectiva diferente de lo que es la feminidad, de lo que es el papel de una mujer. Es alguien que no está al servicio de las estructuras sociales existentes, y elige estar con un hombre que tiene la humildad y la capacidad, a pesar de su propio código patriarcal, de respetarla”.
  Para interpretar a Vivienne Le Coudy, los cineastas recurrieron a la actriz luxemburguesa Vicky Krieps, cuyo aclamado trabajo en el drama ganador del Oscar® en 2017 Phantom Thread junto a Daniel Day-Lewis le valió el reconocimiento internacional. Su reciente interpretación estelar de la emperatriz Isabel de Austria en La emperatriz rebelde de 2022 cimentó su reputación como intérprete con una enorme facilidad para retratar a mujeres inteligentes y complicadas que luchan contra las limitaciones y expectativas de una sociedad dominada por los hombres.
  Dice Mortensen: “Tiene una belleza femenina particular que parece de otra época, y es perfecta para nuestra historia, no sólo su aspecto exterior. Tiene algo dentro, una notable fuerza interior que es capaz de transmitir y que se adapta muy bien a esta historia.”
  A Krieps le entusiasmó aceptar el papel no sólo porque le intrigaba la idea de encarnar a Vivienne, sino también porque le conmovió la sorprendente relevancia de la película para la vida moderna. “Para mí, Vivienne es una mensajera”, dice Krieps. “Es portadora de un mensaje de una época que ya pasó. Vive en un mundo en el que la gente se pelea por la tierra y se matan unos a otros porque algunos creen que deben vivir en todas partes, sin importarles los demás. Hoy se supone que hemos avanzado y evolucionado, pero en realidad nada ha cambiado. Los oprimidos son los mismos y los opresores son los mismos, y los opresores siguen utilizando la fuerza para mantenerse en el poder sólo porque son más fuertes.
  “En este caos, Vivienne existe y está perdida, como todo el mundo, pero algo la hace fuerte”, continúa Krieps. “No es que sea físicamente fuerte. Lo que nos muestra es que es fuerte por una razón diferente, que es fuerte por el acto de perdonar. Algo que las mujeres han hecho, creo, a lo largo de los siglos, es perdonar a los hombres por su orgullo”.
  Junto a Krieps y Mortensen, el reparto de la película está formado por un talentoso grupo de veteranos y novatos, entre los que se encuentra Solly McLeod en el papel de Weston Jeffries. “Weston es una especie de bruto, aunque hay otras personas que influyen en él, especialmente su padre, y empiezas a darte cuenta de que es poco más que un soldado de infantería al servicio de un mal mayor que predomina en el pueblo de Elk Flats”, explica McLeod.
  El alcalde Rudolph Schiller, interpretado por Danny Huston, ejerce una de las mayores influencias de todas en Elk Flats: percibe la comunidad como su feudo y está dispuesto a llegar hasta donde haga falta para conservar su posición de poder. “Es increíble trabajar en el género del western porque tienes arquetipos fuertes, como en una tragedia griega”, dice Huston.
  Trabajando con los miembros del reparto como director y como compañero de escena, Mortensen se sintió constantemente impresionado por el trabajo que se desarrollaba en el plató. “Siempre quieres que la gente te sorprenda- tanto el equipo como los actores, y, como director, estoy muy contento con lo que han hecho. Los actores en particular han llegado con sorpresas -regalos diarios diría yo- que nos han ayudado a contar mejor esta historia.”
  Los actores también tuvieron palabras elogiosas para Mortensen. “Es muy atento, cariñoso y amable”, dice Huston. “Pero también tiene muy claras sus intenciones sobre cómo quiere que se desarrollen las escenas. Así que es una combinación de sentirte libre pero también saber cuáles son tus parámetros”.
  Hasta el fin del mundo se rodó en gran parte en el estado de Durango, en México, que ha acogido muchas producciones del oeste, especialmente en los años sesenta y setenta. También se rodaron algunas escenas en el este y el oeste de Canadá. “Nos gustó mucho el estado de Durango, ya que tenía la variedad de paisajes que intentábamos encontrar para esta película: las tierras altas, los bosques, los desiertos, los cañones”, dice Mortensen. “Adaptamos la zona a nuestros fines específicos en algunos casos, por supuesto, pero en general los paisajes eran ideales tal y como los encontramos”.
  Al desarrollar el lenguaje visual del drama con el director de fotografía Marcel Zyskind, los diseñadores de producción Jason Clarke y Carol Spier y la diseñadora de vestuario Anne Dixon - los cuales ya habían trabajado en Falling- Mortensen compartía imágenes de una amplia gama de westerns que había visto a lo largo de los años, a veces centrándose en el más mínimo detalle para ayudar a crear auténticamente la sensación de la vida en Nevada durante el período en que se desarrolla la historia. “Cuando veo westerns, en lo que me fijo, para empezar, es en cómo cabalgan”. dice Mortensen. “¿Cómo suben y bajan del caballo? ¿Cómo llevan las riendas? También, ¿cuál es la lengua vernácula?, ¿cómo habla esta gente? Todos los detalles de la época, por supuesto, y ¿cómo son los paisajes que habitan estas personas? Hay mucho que estudiar y explorar”.
  Uno de los entornos más importantes de la historia es la cabaña de Olsen, que se transforma cuando Vivienne llega para quedarse. Spier dice que la modesta casa se construyó en un cañón de difícil acceso, pero su objetivo era crear una estructura que “pareciera que había estado allí desde siempre y que se fundiera con el terreno rocoso”, afirma.
  “El lugar evoluciona a través de las diferentes etapas de la vida de Vivienne”, dice Spier. “Cuando llega por primera vez, Olsen lleva años viviendo allí solo y la casa está hecha un desastre. Ella se hace cargo y la limpia”. Inspirado por Vivienne, Olsen la ayuda a plantar los primeros árboles y flores. Durante su larga ausencia, vemos cómo el lugar evoluciona a medida que ella añade y nutre el jardín, transformando por completo el lugar. La decoración interior y el exterior de la casa cambian significativamente a medida que ella se vuelve cada vez más autosuficiente mientras él está lejos luchando en la guerra”.
  Zyskind trató de captar la majestuosidad de los lugares de rodaje, que daban la sensación de existir fuera del tiempo. “Es un planteamiento sencillo”, dice Zyskind. “Son lugares que parecen distintos a los de la vida cotidiana, lo que me parece estupendo porque ésa es la magia del cine. Es como una máquina del tiempo. Intentas crear una pequeña bolsa de un tiempo diferente y contar una historia dentro de ella. Hay que aprovechar el sol. La luz de Durango, el sol casi constante, las montañas, las localizaciones, todo funciona como debe. Ha sido una gozada”.
  Durante la preparación y el rodaje de Hasta el fin del mundo, Mortensen se sintió a menudo conmovido por el extraordinario nivel de compromiso que mostraron sus colaboradores, que le ayudaron a hacer realidad su visión única de la película que pretendía hacer.
  “La gente dio mucho de sí misma para contar esta historia, y cuando has escrito algo que sale de tu interior y otras personas se interesan -están dispuestas a leerlo, para empezar, y luego dicen Sí, veamos si podemos hacer esto juntos-, siempre es sorprendente”, dice Mortensen. “Debo decir que es muy gratificante. Así que, más que nada, doy gracias por el viaje en el que se embarcaron conmigo y que hemos sido capaces de completar eficazmente. Creo que todos podemos sentirnos orgullosos de ello.
  “El primer día de rodaje dije algo que acabó en la orden de rodaje: “espero que lo pasen bien, pero que la experiencia no los castigue demasiado”, añade. “Rezo para que así haya sido para todos. Sabía desde el principio que iba a ser duro, pero pensaba que también podríamos disfrutar, de vez en cuando. En general, creo que así ha sido”.

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

26 Abril solo en cines
RED HORN

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... FLASH GORDON