Fichas de peliculas
  • Registro
CAZAFANTASMAS IMPERIO HELADO
INFORMACIÓN
Titulo original: Ghostbusters. Frozen Empire
Año Producción: 2024
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 117 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 7 años
Género: Aventura, Comedia, Fantasía
Director: Gil Kenan
Guión: Gil Kenan, Jason Reitman
Fotografía: Eric Steelberg
Música: Dario Marianelli
FECHA DE ESTRENO
España: 22 Marzo 2024
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Sony Pictures - Columbia Films


SINOPSIS

La familia Spengler regresa al lugar donde empezó todo-el icónico parque de bomberos de Nueva York- para formar equipo con los Cazafantasmas originales, que han desarrollado un laboratorio de investigación ultra secreto para llevar la caza de fantasmas al siguiente nivel. Pero cuando el descubrimiento de un antiguo artefacto desata una fuerza maligna, los nuevos y los viejos Cazafantasmas deben unir sus fuerzas para proteger su hogar y salvar al mundo de una segunda Edad de Hielo...

INTÉRPRETES

McKENNA GRACE, PAUL RUDD, CARRIE COON, BILL MURRAY, FINN WOLFHARD, PATTON OSWALT, DAN AYKROYD, EMILY ALYN LIND, ERNIE HUDSON, KUMAIL NANJIANI, WILLIAM ATHERTON, CELESTE O'CONNOR, LOGAN KIM, JAMES ACASTER, EMILY NG, NAATLIE COUSTEAU, PAUL O'KELLY, ROSS DONNELLY

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono clipsVIDEO ESPECIAL

icono featurettesFEATURETTE'S

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS:

    Cazafantasmas (1984)

    Cazafantasmas 2 (1989)

    Cazafantasmas (2016)

    Cazafantasmas: Más allá (2020)

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

SOBRE LA PELÍCULA...
   Hace tres años se estrenó Cazafantasmas: Más Allá, en la que vimos como se le pasaba la antorcha a la nueva generación de cazafantasmas. Pero la historia continúa, esta vez en Manhattan, donde se enfrentarán a los más terroríficos (y graciosos) fantasmas hasta la fecha, en CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO.
  “Una de las mejores experiencias de mi vida ha sido hacer Cazafantasmas: Más Allá junto a mi padre, sentarme a su lado en el rodaje, revisar los primeros visionados juntos y tener la oportunidad de viajar por todo el mundo con la película. Ha sido genial poder gritar delante del público: ‘Señoras y caballeros, con todos ustedes, Ivan Reitman’”, confiesa Jason Reitman. “Entonces todo el mundo se pone de pie y mi padre inevitablemente llora. Ha sido lo mejor que he vivido en mi vida. Ha sido algo precioso y me ha hecho sentir parte de la familia de los Cazafantasmas”.
  Ivan Reitman falleció unos meses después del estreno de Más Allá, dejando un vació en el universo de los Cazafantasmas. Pero antes de morir dejó un consejo para las generaciones venideras. “Nos sentamos con mi padre en el porche y empezamos a contarle todas nuestras ideas para la siguiente película de los Cazafantasmas”, recuerda Jason Reitman. “La última historia que llegué a contarle a mi padre fue la de IMPERIO HELADO, una aventura nueva en la que los Cazafantasmas vuelven a Manhattan”.
  “Lo que más me impresiona es cómo Jason y Gil han sido capaces de seguir con la historia con un ADN muy parecido a la historia original de 1984”, comenta Dan Aykroyd, quien retoma el papel de Ray Stantz y el de productor ejecutivo de la película. “Eran unos tipos corrientes, que bromean y se meten los unos con los otros, pero que también se lo podían tomar en serio y salvar al mundo de espectros terroríficos. Me encanta cuando se mezclan esas dos cosas en una película”.
  “Cazafantasmas puso el listón muy alto”, comenta el director Gil Kenan. “Cada una de las películas anteriores tiene momentos míticos. Nuestra aspiración ha sido crear una película que mereciese llevar el sello de los Cazafantasmas, que tuviese ese aire relajado y de improvisación, de juego delante de la cámara... todo eso contribuye a crear la magia de una película de los Cazafantasmas”.
  Al igual que el resto de películas de la franquicia, CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO esta pensada para que la disfrute alguien que nunca ha visto una película de los Cazafantasmas pero también un fan incondicional desde la primera que salió en 1984. “Cazafantasmas me cambió la vida de pequeño. Nunca había visto en el cine que se mezclase así sustos y comedia”, confiesa Kenan. “Me encantó lo divertida que era. Era como un viaje emocionante y sobrenatural por el mundo que nos rodea. Eso fue en lo que me inspiré a la hora de elegir el tono de CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO. Una veces graciosa, otras terrorífica, pero siempre divertida. No es solo para alguien de mi edad que creció viendo las películas, es para todo el mundo, para niños con la misma edad que yo cuando vi la primera película... niños que espero que se emocionen igual que yo en 1984”.
  Cuando tomó las riendas del proyecto, Kenan decidió aprovechar le temática de la franquicia pero también darle un toque personal. “En Más Allá podemos encontrar en la trama temas personales de Jason. La película trata sobre el cambio generacional, sobre si los personajes de la historia pueden respetar su herencia y aceptar su destino. Esa es la historia de Jason”, dice Kenan. En IMPERIO HELADO, Reitman y Kenan vuelven a escribir la película, pero el paso natural ha sido que Reitman pasase a producir y Kenan a dirigir. “A la hora de contar historias, siempre me he preguntado qué define el hogar. Es un tema que ha estado presente en todo mi trabajo. En esta película la trama revolotea alrededor de una familia que está intentando asentarse, que intenta conseguir un espacio en el que poder definirse. Ese sí es un tema con el que puedo empatizar, por lo que empecé a sentir de forma natural que esta historia la tenía que dirigir yo”.
  En Más Allá conocimos a la familia del recién fallecido Egon Spengler, compuesta por Callie (Carrie Coon), Trevor (Finn Wolfhard) y Phoebe Spengler (Mckenna Grace). Estos desconocen el pasado de Egon, cuando formaba parte de un variopinto grupo de científicos que salvó Nueva York y el resto del mundo de una horda de muertos. Al unir fuerzas con sus amigos Gary (Paul Rudd), Lucky (Celeste O’Connor) y Podcast (Logan Kim), descubren y aceptan su pasado y el legado que definirá su futuro.
  Al final de Más Allá vemos como los Cazafantasmas llevan el Ecto-1 de vuelta a la estación de bomberos de Tribeca, donde todo empezó, y es ahí donde comienza la historia de IMPERIO HELADO. “Están aprendiendo a ser una familia”, dice el productor Jason Blumenfeld. “Han convertido la estación de bomberos en su hogar, pero también en su taller y laboratorio”.
  No es fácil cuando el sitio en el que vives es el mismo en el que trabajas. “Parte de la tensión surge del conflicto entre la vida diaria y el trabajo, en encontrar el equilibrio”, dice Kenan. “Tienen barras de bomberos en las habitaciones por las que bajan a la cocina y a las taquillas donde guardan los trajes de trabajo y las mochilas de protones. El coche está en la planta baja. Hay una tensión natural entre quién es cada uno dentro de la familia y quién es como Cazafantasmas, ese es el tema central de la película”.
  Ese frágil equilibrio salta por los aires cuando el alcalde Walter Peck (¿le recuerdas?) ordena a los Cazafantasmas que cesen la actividad. Peck lleva 40 años soñando con cortarles las alas a los Cazafantasmas. Su última baza es acusarles de trabajo infantil cuando ve a la adolescente Phoebe con una mochila de protones.
  “Peck siempre se la ha tenido guardada a los Cazafantasmas”, dice Mckenna Grace, quien retoma el papel de Phoebe. “Ve a Phoebe como la miembro más débil del grupo, por eso se mete con ella. No le permiten cazar fantasmas porque es menor de edad. Será joven, pero nadie se quejó cuando acabó con Gozer”.
  Phoebe está muy dolida con la decisión, ya que cazando fantasmas ha encontrado finalmente su sitio. La película empieza con la familia entera en el Ecto-1 luchando contra un dragón de alcantarilla. “Vemos a la familia entera trabajando unida y se les ve muy relajados, es genial”, dice Grace. “Se nota que llevan tiempo haciendo esto, están muy sueltos. Cazar fantasmas es lo que se les da realmente bien”. Algo que les quitan de golpe y porrazo.
  El que también se adentra en terreno desconocido es Gary Grooberson, un profesor convertido en Cazafantasmas interpretado por Paul Rudd. Tras sobrevivir su conversión en perro demonio junto a Callie, los dos se convierten en pareja. Ahora tiene a dos adolescentes bajo su techo, así que todavía no tiene claro su papel en en todo ello. “Instintivamente quiere ser el colega de los niños, pero a veces tiene que actuar como padre e imponer normas. Pero ese es exactamente el problema, que no es su padre. Les conoció solo hace un par de años. Les quiere mucho, pero los límites están todavía algo difuminados. Es algo que le quita el sueño, ya que sí que siente que este es su hogar”.
  Coon ha disfrutado mucho volviendo a interpretar un papel tan distinto a los que está acostumbrada. “La esencia de esta historia sigue siendo la familia, aunque no es la típica familia de película”, dice Coon. “Callie está en un momento vital muy bueno. Sabe lo que quiere, algo con lo que todavía está lidiando en Más Allá. Ha tomado el control del negocio familiar, algo que le llena de orgullo. Su familia nunca ha estado mejor. No solo eso, ha encontrado a Gary Grooberson, un compañero al que ve como un igual, que le apoya y que también forma parte del negocio familiar. Además, es la encargada de pilotar la trampa para fantasmas”.
  Trevor tiene ya 18 años, todo un adulto si le preguntas a él, y está buscando su sitio en el mundo, dentro de la familia y como individuo. “Está intentando comportarse como un adulto y encontrar su sitio en la gran ciudad. Está muy contento de haber salido de Oklahoma”, dice Wolfhard. “Trevor también acaba aceptando su destino como Cazafantasmas. Hay una escena en la que ve ectoplasma goteando del techo, por lo que decide subir al ático de la estación de bomberos para investigar. Ahí encuentra una montaña de desperdicios y a un viejo amigo. Ser moqueado por Moquete podría haber sido mucho peor”, confiesa. “El equipo de efectos especiales crearon un artilugio que me proyectaba moco sobre la camiseta y la cara. Hasta le pusieron un poco de menta para que supiese algo mejor. No estuvo tan mal, de hecho fue bastante divertido”.
  Celeste O’Connor y Logan Kim también retoman los papeles de Lucky y Podcast respectivamente. “Lucky se ha mudado a la Gran Manzana”, dice O’Connor. “Tiene la gran oportunidad de entrar como becaria de ingeniería en los Cazafantasmas de Nueva York, así que está adquiriendo un montón de conocimientos técnicos y aprendiendo lo que significa ser un Cazafantasmas”.
  La amistad entre Podcast y Ray Stantz ha crecido desde que descubrió que el legendario Cazafantasmas era su único seguidor. Se ha propuesto introducir a Ray en la edad moderna, por lo que empieza a producir un concurso en internet con Stantz en el que averiguan si determinados objetos del día a día están poseídos o no. “La dinámica que tienen es genial, ya que los dos piensan de forma parecida”, dice Kim. “Los dos creen en las mismas teorías de la conspiración, forman un gran equipo”.
  Los Cazafantasmas conocen en Nueva York a más personajes que tienen información sobre la nueva amenaza a la que se enfrentan. En el centro de la historia encontramos a Nadeem, un holgazán que vende viejos objetos de su difunta abuela para sobrevivir. Uno de esos objetos es un viejo orbe de latón que está convencido de que le va a interesar a Ray Stantz. Ese orbe acaba resultando ser la vieja prisión del terrorífico demonio Garraka.
  El legendario poder de Garraka es la “Muerte Helada”, con el que literalmente hiela a la gente de miedo. Aunque no es un frío normal. Este poder sobrenatural es capaz de congelarte el cuerpo entero y desmenuzarte en pequeños cristales. Pero su poder no acaba ahí, con su devastadora maldad es capaz de congelar el planeta entero y todo el mundo sobre él.
  Resulta que la única persona que puede hacer algo contra Garraka es Nadeem, con lo que va a resultar útil por primera vez en su vida. En el papel encontramos a Kumail Nanjiani. “Lo genial de Nadeem es que reúne todas las características de un Cazafantasmas”, dice Nanjiani. “Es un holgazán. Nadie a su alrededor le respeta. Pero es la única persona que puede hacer frente a este terrorífico demonio que puede matar de miedo a alguien con solo mirarle. Eso es lo que más me gusta; es un tipo muy normal, hay quien diría un perdedor. Pero de repente debe acabar con un demonio formidable”.
  Patton Oswalt se une al reparto en el papel de Hubert Wartzke, un bibliotecario especializado en lo paranormal que reside en las entrañas de la biblioteca pública de Nueva York. “Es divertido interpretar a un tipo que sabe tanto pero solo de forma teórica y que de repente tiene que poner toda esa teoría en práctica por primera vez”, dice Oswalt.
  “Mira, nunca he tenido una experiencia paranormal y es algo que me vuelve loco”, confiesa el actor cómico. “Estoy muy abierto a todo lo paranormal, pero nunca he visto un fantasma, un OVNI ni nada parecido. Todo el mundo a mi alrededor ha tenido alguna experiencia paranormal. Me encantaría encontrarme con algo de otro mundo. Creo que vivo en una frecuencia en la que ese tipo de cosas no ocurren”.
  Haciendo su debut en un largometraje encontramos al cómico británico James Acaster en el papel de Lars, un científico del Centro de Investigación Paranormal Winston Zeddemore. “La experiencia ha sido surrealista”, comenta Acaster. “Cuando leí el guion por primera vez parecía que estaba marcando casillas de cosas que nunca pensé que haría, pero ahora me doy cuenta de que he hecho realidad sueños que tenía de pequeño. Cuando formas parte de algo que llevas viendo toda tu vida, te da la impresión de haberte metido dentro de la televisión. Es algo muy raro”.
  Phoebe se siente muy sola cuando le prohíben cazar fantasmas y acaba conociendo a una fantasma adolescente llamada Melody, que murió en un incendio de Washington Square hace décadas. Ahora, llamas fantasmagóricas envuelven su contorno mientras arde de deseo por resolver su tarea pendiente.
  En el papel encontramos a Emily Alyn Lind, actriz conocida por Gossip Girl. “Es un espíritu viejo y perspicaz”, comenta sobre su personaje. “Le gusta gastar bromas a los mortales del parque, pero a Phoebe no le afectan. Empiezan a hablar y se dan cuenta de que se parecen bastante, ninguna parece encontrar su sitio. Muchos adolescentes se sienten diferentes al resto del mundo, por lo que es importante cuidar bien a tu gente. Puede que a Phoebe no le guste, pero ¿podría ser posible una amistad entre un fantasma y un Cazafantasmas?”.
  En cuanto a los Cazafantasmas originales... Winston Zeddemore es el único cazafantasmas con los pies en la tierra. Gracias a la fortuna que ha amasado ha mantenido la estación de bomberos en marcha y ha fundado en Centro de Investigación Paranormal. Ray Stantz sigue con su tienda de libros sobre ocultismo y ha contratado a Podcast para que le convierta en un influencer de YouTube. Janine Melnitz siempre tendrá su hogar en la estación de bomberos. Y Peter Venkman… que bueno, nadie sabe nunca en qué está metido. Se dice que si quieres ponerte en contacto con él tienes que dejar un mensaje en un contestador de algún sitio…
  “Es muy emocionante volver al mundo de los Cazafantasmas”, confiesa Bill Murray, “aunque no solo por el papel. Es una maravilla volver a coincidir con gente que llevas décadas conociendo. Para mí la familia no es lo que tenía en mente con ocho años. Ahora tiene un significado completamente distinto. Estamos continuamente intentando librarnos de los fantasmas de nuestras vidas, eso que nos pone tristes, y la forma de hacerlo es jugando y trabajando juntos. De esta forma, cuanto te enfrentas a eso que te aterra, ya no es un fantasma, sino un mini-puft como mucho”.
  “Me ha parecido genial que haya aparecido una nueva generación”, dice Ernie Hudson. “Es algo que me encanta. En la primera película éramos solo nosotros, pero ahora, 40 años después, somos un grupo mucho más grande”.
  Todos los personajes se tienen que enfrentar al hecho de que sus vidas son muy diferentes que hace cuatro décadas. “Ha llegado un punto en el que Winston apoya económicamente a Ray”, dice Aykroyd. “Todavía tiene la librería, pero el alquiler se lo paga su viejo amigo. Se muere de ganas de ponerse otra vez al volante del viejo Caddy y cazar fantasmas, pero ese no es su destino. Es algo nostálgico y un poco agridulce”.
Y podemos ver a Janine Melnitz cazar fantasmas por primera vez. “Es neoyorkina hasta la médula”, dice Potts. “Es muy divertido interpretarla. Es alguien que te dice las cosas a la cara, aunque sea maleducada, y que si le pides ayuda caminando por la calle es capaz de esquivarte y seguir su camino. Pero Nueva York la necesita, así que se enfunda el traje de cazafantasmas sin pensárselo dos veces”.

SOBRE LOS EFECTOS ESPECIALES Y VISUALES...
  Hacer que los fantasmas pareciesen reales ha sido un arduo trabajo para todos, pero sobretodo para dos departamentos: el de efectos especiales, liderado por John Van der Pool, y el de efectos visuales, con Geoff Baumann y Nicole Rowley a la cabeza.
  Al igual que hicieron en Cazafantasmas: Más Allá, Kenan y Reitman se han esforzado por conservar la estética de los fantasmas de las películas de 1984 y 1989. “En esas películas usaron viejas técnicas cinematográficas que hemos intentado replicar en la actualidad”, comenta Baumann. “Los efectos prácticos y visuales son un elemento recurrente de las películas de los Cazafantasmas. Hoy en día casi todo se hace con programas de ordenador, por lo que hemos querido dar un paso atrás. Nos hemos centrado en el proceso de rodaje de la primera película, usando las mismas técnicas en la medida de lo posible pero también introduciendo herramientas modernas”.
  La forma que han abordado la película de CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO se centra en la simbiosis entre dos departamentos muy diferentes. El de efectos especiales trabaja con cualquier efecto que se capture físicamente, con la cámara. Puede ser niebla, lluvia o una explosión, aunque también el Ecto-1 después de haber sido poseído por un fantasma. El equipo de efectos visuales se encarga de las imágenes creadas por ordenador, cualquier cosa que se consiga en posproducción gracias a la composición y animación. Aun así, han seguido un lema: “Todo tiene que estar basado en algo del mundo real, tiene que ser creíble”, dice Baumann.
  Por ejemplo, en la película de 1984, Moquete era una marioneta grande de goma con un actor dentro cuya imagen fusionaban más tarde en las escenas con los actores. El equipo de efectos especiales ha tenido que trabajar codo con codo con las personas que han construido la marioneta, así como con las personas que la han manejado y el director de fotografía. “Es una técnica de la vieja escuela que tiene sus complicaciones, pero el resultado merece la pena”, comenta Baumann. “Ha sido una oportunidad increíble para trabajar con marionetistas y así potenciar el resultado final. Hemos sido capaces de jugar con la marioneta y así servir de ayuda al resto del equipo de rodaje y actores”:
  “La ventaja de esto ha sido poder mostrar por primera vez a Moquete moquear delante de la cámara”, comenta Van der Pool. “Es un personaje clásico muy conocido, pero en ninguna de las películas anteriores han conseguido grabarle moqueando. Hay un corte de cámara, le rocían al actor con moco y luego la cámara vuelve a mostrarle ya empapado. En esta película hemos tenido la oportunidad de desarrollar un método para grabar cómo Finn es moqueado: un artilugio capaz de proyectar moco en su pecho y en su espalda al mismo tiempo”.
  El equipo de Van der Pool ha sido el encargado también de crear el moco, una receta que se ha mantenido igual desde 1984. Contaron con un equipo dedicado exclusivamente a mezclarlo y acabaron creando 5.000 litros de moco. ¡Eso es más de una tonelada!
  Hay otros fantasmas, como el dragón de alcantarilla al que vemos en la escena que abre la película, que están creados por ordenador. “El dragón de alcantarilla asienta el ritmo y dejar saber al espectador que está viendo una película de los Cazafantasmas”, dice Baumann. “Aunque este fantasma está creado 100% por ordenador, hemos dedicado mucho tiempo a estudiar los fantasmas de la primera película. Hemos intentado de todas las formas posibles que los personajes generados a ordenador mantuviesen la esencia de la franquicia”.
  Eso lo han conseguido animando las criaturas como lo harían normalmente pero dándoles después un aire fantasmagórico. “Empezábamos con un personaje de carne y hueso, uno que pareciese real, y después lo íbamos deshumanizando hasta que pareciese de otra dimensión”, dice Baumann. “Observamos los fantasmas de la película de 1984, la forma en la que uno sale de las cañerías y en la transparencia de Moquete. Después aplicamos todo eso al dragón de alcantarilla”.
  Uno de los mayores desafíos que han tenido estos departamentos ha sido el demonio poseedor, que reside en objetos inanimados y los trae a la vida. Hay un momento que entra en la Biblioteca Pública de Nueva York, primero disfrazado de bolsa de basura y luego poseyendo a Patience, el león que protege la puerta sur de la biblioteca. Rodaron varias secuencias en la Quinta Avenida, pero una vez que llegan a la famosa escalinata trasladaron la producción al decorado de Londres, donde se ha completado parte del rodaje de CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO.
  El fantasma poseedor se mete en muchos objetos distintos, como una aspiradora, un discman de Sony, un fonógrafo, unas sillas apiladas, un avión de papel, una pizza, el Ecto-1 y muchos más. Este demonio ha sido el trabajo más complicado que ha tenido el equipo de Van der Pool.
Hay un momento en el que el demonio posee la mochila de protones de Lucky y empieza a disparar aleatoriamente. “Creamos una versión ligera y fácilmente rompible de la mochila para que Podcast pudiese romperla en pedazos con su Martillo de la Verdad”, dice Van der Pool. “Usamos muchos componentes de goma y muchas chispas para que los actores pudiesen estar justo al lado”.
  Otro éxito del equipo de Van der Pool ha sido el triciclo que pedalea por sí solo por una calle. “Es el rey de la fiesta allá donde lo llevamos”, comenta. “A todo el mundo le fascina. Es una maravilla”.
  Y luego está la pizza. El equipo de Van der Pool introdujo dos varillas dentro de un disco moldeable para poder controlarlo y así hacer que la pizza se moviese como un gusano por la mesa. “Es un gran ejemplo del trabajo de un marionetista”, explica Van der Pool. “Aunque sea una pizza de goma conectada a dos palos, demuestra los pequeños matices que puede aportar un marionetista a un personaje. Hay un momento en el que la pizza se separa de su base de plástico y corretea por la encimera. Son ese tipo de detalles lo que hacen que la película cobre vida”.
  El efecto de llamas que tiene Melody también ha requerido una estrecha colaboración entre el equipo de efectos especiales y visuales. “Gil no quería una antorcha humana, solo pequeñas llamas revoloteando por su cuerpo. Lo primero que me vino a la mente fue un pudding de navidad”, confiesa Van der Pool. Igual inspirado por la tradición inglesa de prender un pastel bañado en brandy, Van der pool creó una mezcla de brandy y desinfectante de manos con el que embadurnó un maniquí. “Le prendimos fuego y salieron unas llamas fantasmagóricas”, continúa Van der Pool. “El equipo de efectos visuales grabó todo y luego superpusieron las llamas sobre la actriz que interpreta a Melody”.
  Hay una escena en el principio de la película, cuando Phoebe conoce a Melody, en la que juegan juntas al ajedrez en el parque de Washington Square. Jugar al ajedrez con un fantasma puede no parecer un efecto especial muy complicado: imán en la pieza, imán bajo del tablero y la pieza se mueve aparentemente por sí sola. Pero Melody, que es invisible, levanta la pieza del tablero y luego la posa en la nueva posición, e incluso empuja las piezas de Phoebe fuera del tablero. Van der Pool consiguió que se rodase la escena usando un sistema de cableado y servomecanismos controlados por radio.
  No todos los fantasmas de la película son tan peligrosos y aterradores. Los mini-puft que vimos en Cazafantasmas: Más Allá han vuelto y esta vez han infestado la tienda de libros de Ray. Los espectadores más atentos descubrirán que los animadores han creado desternillantes y rarísimas maneras que tienen los pequeños granujas de meterse en líos una y otra vez.
  Garraka, el villano principal, es un ser formidable: tiene la capacidad de congelar a las personas de miedo, aunque también ciudades enteras. En el momento álgido de la película, los protagonistas van contrarreloj en su lucha contra el malvado dios y no solo congela a las personas, sino también partes enteras de Manhattan.
  Las víctimas de Garraka acaban tan congeladas que se desmoronan en pequeños cubos de hielo. Ese efecto era algo que no le preocupaba a Van der Pool en un principio. Recordaba que en Terminator 2: El Juicio Final habían hecho algo parecido. Pero entonces lo habían hecho con potentes explosivos, por lo que ningún actor podía estar cerca. Kenan, sin embargo, quería mostrar a un actor tocando un cuerpo helado y enseñar cómo se desmorona.
  Lo primero que hizo el equipo de efectos visuales es trabajar con los departamentos de maquillaje y peluquería y les pasó más tarde el relevo al equipo de efectos prácticos. El equipo de maquillaje añadió escarcha en los rostros y vestuario de los actores para que pareciesen congelados, luego el de efectos visuales les escaneó, fotografiándoles con cientos de cámaras desde todos los ángulos. Con esa información consiguieron construir una versión digital de los personajes.
  Con ese modelo podían ocurrir dos cosas. Una, que el equipo de efectos especiales elaborase un modelo extremadamente frágil del personaje. “Usamos un tipo de cera muy quebradiza”, dice Van der Pool. “Las esculturas no soportan ni su propio peso. Tienen un mecanismo en su interior sujetado con cables que nos permite destrozarlos en el momento oportuno. Primero la cabeza, luego los hombros y el resto colapsa por sí solo”. Con la otra, Baumann podía usar el modelo para amplificar el efecto desmoronado cuando las esculturas colapsan.

SOBRE LA PRODUCCIÓN Y EL DISEÑO DE VESTUARIO...
  “Vi primera película en 1984, cuando estudiaba arte en Londres, y nunca había visto algo igual”, comenta Eve Stewart, diseñadora de producción y ganadora del BAFTA. “Me dejó emocionada. Fue la película que hizo que dejase el diseño para teatro y me volcase en el cine. Me parece increíble haber podido trabajar en esta película de los Cazafantasmas”.
  Al igual que en el diseño de fantasmas, Stewart vio necesario mantener la estética de las primeras dos películas. “Recrear la estética para esta película ha sido muy emocionante pero también abrumador. Hay un núcleo duro de seguidores desde las primeras películas al que no he querido decepcionar”, comenta.
  La esencia visual que Stewart ha querido transmitir es la de tecnología poco sofisticada. “El diseño de esta película es complicado. Hay trastos por todos lados. Todas las paredes están repletas de aparatos y muchos detalles interesantes. Al principio me contenía con el número de elementos que introducía en cada plano, pero luego me di cuenta de que había que llenarlo hasta la bandera. Todo se sujeta con cinta aislante, un elemento clave de la estética de los Cazafantasmas. No es como ver una película de la Guerra de las Galaxias, en la que la tecnología es puntera. En una película de los Cazafantasmas se tienen que ver tuercas, un motor pequeño, una luz y una pila pegada con cinta aislante. Es algo de andar por casa, pero más interesante, más humano”.
  Ese horror vacui, ese miedo al vacío, llama especialmente la atención en la cocina de la estación de bomberos. “Los Spengler se han mudado y la han convertido en su hogar”, añade Stewart. “Sigue siendo una antigua estación de bomberos, pero con una familia que confecciona mochilas de protones y funde metal en la encimera de la cocina mientras come pizza. Unir esos dos mundos ha sido muy divertido”.
  Muchas de las escenas tienen lugar dentro de la estación de bomberos, por lo que el equipo de producción decidió recrear el edificio entero de tres plantas más ático en un decorado. “Hicimos pocos cambios en la estación de bomberos, ya que llegados a este punto es como un personaje más de las películas”, dice Stewart. “Aunque sí nos divertimos con algo: los suelos y los techos. Se pueden ver zonas parcheadas con cemento para que parezca que las arreglaron tras la explosión de 1989”.
  Una localización nueva del universo de los Cazafantasmas es el Centro de Investigación Paranormal de Winston Zeddemore. “Eso ha sido muy divertido”, dice Stewart. “Decidimos que estuviese en un acuario abandonado. Investigué mucho y encontré un acuario impresionante de los años 30 en Baltimore. De ahí me inspiré a la hora de elegir las baldosas y las formas arquitectónicas. Aunque el exterior del acuario debía estar en Nueva York. Encontramos un edificio redondo enorme en Staten Island que nos sirvió como fachada. Las formas exteriores sugerían las líneas sinuosas y pasillos con arcos que diseñamos para el interior. Además, los tanques vacíos han sido el espacio perfecto para alojar a los fantasmas”:
  A la hora de diseñar el vestuario, las diseñadoras Alexis Forte y Ruth Myers también han decidido mantener el traje de aviación. “Los trajes de los Cazafantasmas siguen siendo como los originales, algo muy importante para la franquicia”, dice Forte. Aunque sí ha habido un cambio; mientras que en Más Allá los personajes se pusieron los trajes de sus predecesores, ahora ya han tenido tiempo para adaptarlos para que les queden mucho mejor. “Un cambio en esta película es que los trajes ahora les quedan bien”, continúa Forte. “Los Spengler ahora llevan trajes que les quedan bien, que están hechos a medida. Aunque el diseño sigue siendo 100% el original de 1984”.
  Por supuesto, una cosa es estar por la calle cazando fantasmas y otra en el laboratorio estudiándolos. Son actividades distintas, así que debían llevar trajes distintos. Forte diseñó una versión en negro, con un corte más entallado, sin coderas, bolsillos en el pecho para guardar bolis y herramientas, botones en las muñecas y un parche nuevo: un fantasma dentro de un engranaje, para recalcar que eran ingenieros.
  A la hora de vestir a los Cazafantasmas originales han mostrado facetas nuevas de los personajes.
“Winston es el que más ha cambiado su forma de vestir de cuando le vimos como Cazafantasmas”, comenta Forte. “Le va tan bien en la vida, que toda su ropa está hecha a medida y lleva corbatas y pañuelos maravillosos. Ha sido una delicia explorar el personaje con Ernie. Tiene el lujo de poder vestirse como quiere pero también ayudar económicamente a la gente que le ayudó cuando más lo necesitaba”.
  En el caso de Ray, Forte ha querido recrear una prenda en particular: la chaqueta vaquera que Aykroyd lleva en la primera película. “Tiene un cuello de pana y bolsillos grandes en el pecho, como una chaqueta de trabajo. Dan hizo la prueba de vestuario y le encantó, pero se la tuvimos que quitar para envejecerla y que así pareciese que llevaba con ella muchos años. Envejecimos los bolsillos e introdujimos muchos bolis, la manchamos un poco y desvencijamos la pana. A Gil le encantó, no dejaba de hablar de ella el día que la vio en el rodaje. Realmente parecía que Ray llevaba con ella décadas y acababa de rescatarla del fondo del armario”.
  A la hora de diseñar el vestuario de Janine Melnitz, Forte obviamente creó su primer traje de Cazafantasmas, aunque le dio el singular toque neoyorkino que tiene el personaje. “Ha vivido en Nueva York toda su vida”, comenta Forte. “No lleva ninguna prenda muy cara y no tiene mucho dinero, pero tiene estilo y no le da miedo mezclar varios estampados a la vez o ponerse gafas de colores llamativos”.
  Para el diseño del vestuario de Venkman, Forte y su equipo han querido recordar que antes de convertirse en un Cazafantasmas era profesor en Columbia. “En la primera película llevaba muchos cuadros y rayas”, dice Forte. “En esta película hemos optado por tejidos ligeros, como lino y chaquetas sueltas, aunque todavía lleva coderas, una seña de identidad del personaje. Tiene un look académico desenfadado”.
  Hay tres piezas del vestuario de las que Myers está especialmente orgullosa: las prendas congeladas de la Sociedad de Aventureros de Manhattan de 1903 al principio de la película, el vestido ardiente de Melody y la armadura de Nadeem.
  “Las escenas del 1903, que salen al principio de la película, tienen una atmósfera muy particular”, dice. “Es el equivalente de la escena del hipódromo de My Fair Lady. He sentido que me daban licencia creativa para hacer que fuese perfecta en todos los sentidos, acentuando más las siluetas y exagerando todo un poco. La he abordado como si estuviese pintando un cuadro. Todo está diseñado con mucho cuidado, los colores elegidos meticulosamente y con muchos detalles. Para hacer que la ropa pareciese helada usamos cables en cuellos y trajes, pusimos pequeños témpanos en broches y joyas y en el resto de detalles como cadenas de relojes, flores en las solapas, gemelos y botones. La ropa en sí, como está congelada, encoge un poco. Así que se ven más los brazos al retraerse los mangas de las camisas”.
  El diseño de Melody ha sido complicado, puesto que el personaje es un fantasma. “Aunque sea un fantasma era necesario que fuese creíble”, añade Myers. “Debía reflejar su historia, todo el tiempo que lleva deambulando sin dormir, algo que recalcase su extraña conexión con la vida en la Tierra. La mejor forma que encontré para contar eso fue darle un aire de estrella de cine mudo. Para su vestuario me he basado en lo que llevaba Lillian Gish. Lleva un pequeño chaleco, muy años 20, con un vestido debajo tipo ballet. Luego lleva botas pesadas y calcetines, algo que hubiese podido encontrar en la calle. Quería que las prendas no pareciesen compradas en una tienda, sino una estética que ha ido evolucionando orgánicamente con su personalidad”.
  La armadura que lleva Nadeem probablemente ha sido lo que le ha dado más quebraderos de cabeza a Myers. “La primera reacción que tuve cuando leí el guion fue de sorpresa y terror”, confiesa. “Nunca me había imaginado diseñando una armadura”. Tras un arduo trabajo de investigación por los museos de Londres y Los Ángeles, acabó encontrando inspiración en el sitio más insospechado. “Por cosas de la vida, fui a un anticuario en el que tenían un extraño ventilador decorativo de metal con unos grabados maravillosos. Eso fue todo lo que necesitaba para desbloquearme creativamente y fue la base para el diseño de la armadura”.
  Para confeccionar la armadura que lleva Kumail Nanjiani, Myers contó con la ayuda de los especialistas de Machinarium. “Pasaba unos tres días a la semana trabajando con ellos, algo a lo que al parece no están muy acostumbrados”, recuerda. “Ha sido una experiencia profesional maravillosa y el resultado es único. El personaje de Kumail Nanjiani lleva una armadura preciosa”.

LOS FANTASMAS DE CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO...
DRAGÓN DE ALCANTARILLA: En el Nueva York de hoy en día, el dragón de alcantarilla tiene el tamaño de un autobús urbano. Es un fantasma azul brillante con una cola larga y rizos azules que flotan a su paso.

MOQUETE: Los Cazafantasmas nunca consiguieron atraparle en 1984, así que sigue viviendo en Nueva York. De hecho ha convertido el ático de la estación de bomberos en su hogar.

FANTASMA DE BIBLIOTECA: ¡Ha vuelto! Ray se encuentra con ella cara a cara una vez más por los pasillos de la Biblioteca de Nueva York.

LOS MINI-PUFT: Ray Stantz no ha podido evitar volver a Nueva York sin ellos, así que se ha llevado un par. Pero estas traviesas criaturas parece que se multiplican por segundos y han poblado cada esquina del sótano de su tienda de libros.

PHOSPHOR: Phosphor es un espíritu que usa rayos de luz intensos como efecto dramático. Es un fantasma ultravioleta espectacular que aparenta flotar tranquilamente, con preciosos tentáculos ondulantes. Este espectro reside en el Centro de Investigación Paranormal y es el objeto de estudio de los científicos de Winston Zeddemore.

MELODY: Melody murió en un incendio hace muchos años y está atrapada en esta dimensión. Establece una amistad con Phoebe, pero la joven Cazafantasmas deberá averiguar qué tipo de fantasma es en realidad.

FANTASMA POSEEDOR: Este fantasma es un malvado poltergeist. Viaja de objeto en objeto, pasando de una pila de sillas, a una bolsa de basura, a una aspiradora y hasta a una de las esculturas de león que guardan las escalinatas de la biblioteca. Según Ray Stantz, el fantasma poseedor es extremadamente peligroso e imposible de atrapar.

PUKEY: Pukey es un tipo adorable que parece una patata, pero ten cuidado cuando desencaja su mandíbula inferior.

GARRAKA: Garraka es un dios fantasma, el líder de los no muertos. Hace mil años se profetizó que desencadenaría el final de la humanidad gracias a Kusharit Umoti, también conocida como la Muerte Helada, el poder para matar literalmente de miedo. Es un dios oscuro y grotesco con enormes cuernos y mejillas hundidas. Garraka regresa a Nueva York para formar una legión de fantasmas, y sabe perfectamente por donde empezar…

logo radio directo


MOON ENTERTAINMENT LOGO PHOENIX ENTERTAINMENT

21 Junio solo en cines
RAPUNZEL EL PERRO Y EL BRUJO

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... EL PRISIONERO DE ZENDA