Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: Godzilla: King Of The Monster
Año Producción: 2019
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 131 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 12 años
Género: Acción, Aventura, Fantasía
Director: Michael Dougherty
Guión: Max Borenstein, Michael Dougherty
Fotografía: Lawrence Sher
Música: Bear McCreary
FECHAS DE ESTRENO

España: 21 Junio 2019

DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Warner Bros.


SINOPSIS

Una agencia criptozoológica pretende enfrentar a varios monstruos, entre ellos Godzilla, contra Ghidorah. Cuando estas especies antiguas, que se consideran mitos, resurgen solo tienen una idea, la de competir por la supremacía dejando la existencia de la Humanidad pendiendo de un hilo...

INTÉRPRETES

MILLIE BOBBY BROWN, VERA FARMIGA, SALLY HAWKINS, KYLE CHANDLER, BRADLEY WHITFORD, THOMAS MIDDLEDITCH, O'SHEA JACKSON JR., CHARLES DANCE, ZIYI ZHANG, KEN WATANABE, AISHA HINDS, ANTHONY RAMOS, ELIZABETH LUDLOW

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE LOS ANGELES

icono criticasSECUELAS   Godzilla (2014)

MÁS DATOS...   

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

EN LA SENDA DE LOS MONSTRUOS...
   Con "Godzilla: El rey de los monstruos", el director y coguionista Michael Dougherty reúne a algunos de los monstruos más grandes y malvados de la historia del cine, realizados sin límites por primera vez en la era moderna, en una batalla regia épica por el futuro del planeta que une los destinos de los monstruos y el hombre.
  “Godzilla siempre ha tenido un halo mítico", dice Dougherty, fan del personaje y que dirige "Godzilla: El rey de los monstruos”. “Las películas de Godzilla son grandes, divertidas, pero además de todo el caos que entrañan los monstruos y la destrucción apocalíptica, estas películas son verdaderas alegorías. Así es como los japoneses inventaron y retrataron al personaje en un principio, y creo que es una de las razones por las que Godzilla ha perdurado tanto”.
  Desde su explosivo despertar en 1954 hasta su renacimiento épico en 2014, Godzilla siempre ha sido algo más que un monstruo. Es un destructor, un salvador, un icono, un rey, y ha evolucionado y se ha reinventado a través de décadas de cambios sociales, políticos y ecológicos, pasando a ser de un desastre natural ambulante al último Samurái de la naturaleza. “Son películas que se ven devorando palomitas de maíz", continúa diciendo el director, "pero están repletas de metáforas. Y a pesar de que los temas han ido cambiando con los años, todos te hacen la misma advertencia: si atacas demasiado a la naturaleza, la naturaleza se volverá contra ti”.
  “Esta película te acerca muchísimo a estos monstruos", dice la productora Mary Parent. “Cuando los ves inundando la pantalla y escuchas el estruendo de sus rugidos en el cine, sientes la presencia de estas criaturas de una manera visceral y tremendamente potente. Es una película que debe verse en la pantalla más grande posible”.
  “Creo que es una de esas superproducciones de la vieja escuela", afirma el actor Kyle Chandler. “Mike propuso visión realmente impresionante de un mundo invadido por monstruos de 152 metros y una historia que hace que te preocupes por lo que les sucede a los seres humanos que están a sus pies, y me encantó ver cómo encajan juntos. Espero que la gente que vaya al cine a ver la película contemple este inmenso mundo y crea que podría existir de verdad”.
  “Esta película es una verdadera cacofonía de súper-especies antiguas y extravagantes y el público sentirá la acción y la aventura y experimentará un auténtico subidón de adrenalina", añade su compañera de reparto Vera Farmiga. “Pero también es importante contar una historia con la que la gente pueda identificarse y esta historia lo consigue. Por esa razón Godzilla sigue siendo una figura tan poderosa. Arroja luz sobre cosas reales. ¿Cómo no querer a un monstruo de 800 megatones de respiración atómica que nos hace sentir a todos demasiado humanos?”
  A raíz de la Segunda Guerra Mundial, la compañía japonesa The Toho Co., Ltd. reunió a un equipo de leyendas del cine japonés para crear un nuevo tipo de monstruo. Creó un traje de monstruo hecho de látex y bambú, una maqueta meticulosamente diseñada a una escala de 1/25 de Tokio y filmada magistralmente. Así es como Godzilla apareció en la obra maestra "Gojira" de Ishirō Honda, y permanece desde entonces en la imaginación cultural mundial, convirtiéndose en una de las creaciones más grandes, importantes y originales jamás vistas en el cine.
  La huella que dejó Godzilla en todo el mundo permitió a Toho crear todo un universo de criaturas gigantescas en una serie de películas que inaugurarían el género kaiju eiga gue han cautivado y entretenido a generaciones de fans. Pero aparte de Godzilla, no se había visto a ningún otro en la gran pantalla fuera de Japón.
  Hasta ahora.
Después de haber lanzado con éxito un nuevo Monsterverse cinematográfico con los éxitos de taquilla "Godzilla" en 2014, dirigido por Gareth Edwards, y "Kong; La isla calavera" de Vogt-Roberts tres años después, los productores sabían que había llegado la hora de utilizar la cantera. “Mothra, Rodan y el Rey Ghidorah son tres de las criaturas más populares del universo Toho", afirma el productor Alex García. “Así que cuando empezamos a diseñar nuestra segunda película sobre 'Godzilla', sabíamos lo mucho que les gustaría a los fans verlos representados en todo su esplendor, lidiando con Godzilla en el entorno de un mundo real que representamos en las dos primeras películas”.
  Pero, tal y como reconoce García, la tarea resultaba abrumadora. “Son personajes entrañables e intemporales que cuentan con el fervor de fans de todo el mundo. Así que darles vida en una historia original, con un nuevo enfoque tonal, era un salto al vacío”.
  Para garantizar un buen aterrizaje, necesitaban a un realizador con una visión suficientemente grande para ampliar la visión del Monsterverse contemporáneo combinándola con la pasión y la admiración de un superfan de Godzilla. Afortunadamente, no tuvieron que ir muy lejos.
  Michael Dougherty había hecho hace poco una película con Legendary, el oscuro cuento de Navidad "Krampus - Maldita Navidad", y su afinidad con Godzilla estaba fuera de toda duda. “Michael todavía tiene esa figura de Godzilla de 45 centímetros que le regalaron de niño", dice riendo García.
  Cuando Dougherty tenía apenas edad para caminar, una sorprendente visión cobró vida en la televisión de su cuarto de estar: un superhéroe que respira con fuego azul y emite un rugido potentísimo a la vez que desgarrador. “Era un dinosaurio diferente a cualquier dinosaurio que hubiera visto", recuerda Dougherty. “En realidad, ni siquiera era un dinosaurio; era una criatura antigua que se enfrenta al mundo moderno. Acababa de obsesionarme con Godzilla. Lo dibujé en los márgenes de mis cuadernos y lo añadí a las ilustraciones de la Biblia de mi escuela de primaria, para disgusto de las monjas”.
  Después de eso, nada volvió a ser igual: ni las películas, ni los monstruos ni tampoco el mismo Dougherty. “Yo era un niño de raza mixta que crecí en Columbus, Ohio", cuenta el director. “Así que descubrir esas increíbles películas sobre monstruos gigantes que hacían los japoneses... significó mucho para mí. Se convirtió para mí en esa extraña red de seguridad porque él era fuerte y poderoso, pero también tenía conciencia y sabiduría. Así que Godzilla lleva siendo un buen amigo hace mucho tiempo”.
  Dougherty afirma que en cierto sentido, este monstruito le llevó a convertirse primero en animador y después en realizador. “Cuando tenía unos diez años, mi familia compró una videocámara Betamax. Yo estaba obsesionado con hacer una película de Godzilla, que terminó siendo una película burda en 'stop-motion' de mi fiel juguete Godzilla Shogun Warrior volviéndose loco con mis figuras de acción. A veces me ayudaba mi tortuga mascota, Tony", añade con una sonrisa.
  Además de su pasión infantil por los dinosaurios, Godzilla encajaba con la afinidad de Dougherty por la historia de los dragones. “Mi madre es vietnamita y también tengo raíces irlandesas y húngaras, así que crecí leyendo muchísimos mitos sobre dragones tanto orientales como occidentales", dice el director. “Y cuando de niño veía las películas de Godzilla, sentía que todas esas historias cobraban vida. No veía hombres con trajes de goma que destruyeran ciudades hechas a escala. Veía seres antiguos, poderosos y míticos disputándose el poder y luchando contra viejos rencores”.
  Para el director y su compañero guionista Zach Shields, ese vínculo se convirtió en la clave para abrirse a un universo más grande: un universo lo suficientemente grande que abarcase un enfrentamiento a muerte que destruye el mundo a manos no de una, sino de cuatro criaturas colosales. “Para Mike, esa conexión siempre existió", explica Shields, que además de coescribir el guion es también productor ejecutivo de la película. “Para mí fue una nueva experiencia, para Mike era algo que estaba en su ADN. Nuestras diferencias fueron nuestra fortaleza a la hora de moldear este legado gigantesco en nuestra propia mitología. Y lo más sorprendente fue que, cuanto más lo exprimíamos, más grande se hacía. Queríamos contar esta historia a la escala bíblica del Antiguo Testamento (fuego y azufre y la naturaleza en su apogeo) y la mitología nos dio un lienzo que era lo suficientemente amplio y profundo para representar el Santo Grial de enfrentamientos de monstruos”.
  El equipo de guionistas dispuso de la máxima libertad para explorar un Monsterverse repleto de posibilidades y creó una visión que sorprendió incluso a sus mayores adeptos. “Mike y Zach encontraron la forma de dar vida a Rodan, Mothra y Ghidorah en un mundo tan orgánico, que daba la impresión de que siempre habían estado allí", cuenta García. “La historia encaja perfectamente con los ambiciosos planes que teníamos para estas películas, pero es una aventura mucho más grande y global que cualquier otra cosa que hayamos visto”.
  Parent añade: "'Godzilla: Rey de los monstruos' ofrece todo lo que deseas de una película grande y divertida sobre de monstruos gigantes: temas interesantes, personajes que te gustan y algunas de las batallas más monumentales que se hayan filmado jamás. Queríamos rendir homenaje a los elementos esenciales que han cautivado a los fans de todo el mundo al tiempo que creábamos una experiencia nueva y fresca que ofrecería la fuerza, la sorpresa y la emoción en estado puro que destilan estos rudos Titanes y ponerla a disposición de una nueva generación. Y Michael lo ha logrado”.
  “Esta película no podría haber estado en manos de alguien que no fuese un fan", dice el actor y fan de toda la vida O'Shea Jackson, Jr. "Godzilla significa mucho para los japoneses así que debemos tratarlo con el máximo respeto y hacer buen uso del personaje. Y al final, cuando vi nuestro Godzilla, me dije: 'Sí, lo han hecho muy bien’”
  La búsqueda para hacer que Godzilla, Mothra, Rodan y Ghidorah volvieran a tomar vida en la gran pantalla propició una colaboración épica que reunió a una legión de colaboradores creativos, muchos de ellos interesados por su propia conexión con las creaciones seminales de Toho. Así arrancó una producción que ampliaría el Monsterverse y sacaría a la luz a la agencia gubernamental secreta Monarch.
  “Seguimos los pasos de lo que Gareth y Jordan habían hecho en 'Godzilla' y 'Kong: La isla calavera' para diseñar y profundizar ese mundo", revela Shields. “Pero con estas criaturas antiguas y con Monarch siempre hay más territorio que descubrir. Y para nosotros, explorar el mundo secreto de Monarch fue hacer realidad todos nuestros deseos. Es como estar delante de las puertas cerradas de Área 51, pero para monstruos gigantes, o Titanes, como se les conoce en Monarch. Es decir, ¿a quién no le gustaría saber qué se esconde detrás de algo así? Y cuando entras en sus laboratorios y ves cuánto dinero se está canalizando en esta operación, comprendes por qué las potencias mundiales y los intereses privados se están tomando tan en serio esta amenaza. El lobo está a las puertas, y Monarch es la delgada línea azul. Después de eso, solo queda Godzilla”.

  Para dar al apocalipsis del monstruo un rostro humano, Dougherty contó con un reparto de prestigio, internacional y culturalmente diverso para dar vida al equipo de científicos, soldados y civiles que se unen contra la horda de monstruos, liderada por Kyle Chandler, Vera Farmiga y Millie Bobby Brown, como Mark, Emma y Madison Russell, respectivamente. Retomando sus papeles en la primera película están Ken Watanabe como el Dr. Ishiro Serizawa; Sally Hawkins como la Dra. Vivienne Graham; y David Strathairn como el Almirante William Stenz. Uniéndose al reparto de agentes de Monarch están Bradley Whitford y Thomas Middleditch como el Dr. Rick Stanton y Sam Coleman, respectivamente, junto con Ziyi Zhang como la Dra. Ilene Chen.
  La fuerza de mando de Monarch, el equipo G, está liderada por Aisha Hinds como la coronel Diane Foster; O'Shea Jackson, Jr., como el Jefe Suboficial Mayor Barnes; Anthony Ramos como Sargento Primero Martínez; y Elizabeth Ludlow como la Lugarteniente Griffin. Charles Dance interpreta a Alan Jonah, un mercenario cuya agenda amenaza con escalar la carrera hacia el Armagedón.
  “Para que creas que estás viendo un dragón dorado, de tres cabezas y dos colas encerrado en el hielo de la Antártida, tienes que suscitar emociones reales en las personas que lo presencian desde el suelo, y este reparto lo ha conseguido", afirma Dougherty. “Todo el mundo aporta algo único, especial e inteligente, y te llevan a vivir esta experiencia delirante haciendo que parezca real y humana. Son una gente increíble, y me siento muy afortunado de haberlos tenido como socios en esta aventura”.
  Al asumir su primer papel en el cine, el fenómeno de la serie de televisión "Stranger Things" Millie Bobby Brown sabía que estaba tirando de cabeza a una piscina: una sesión de maratón con un papel físicamente exigente y un componente considerable de efectos visuales. “¡Pero acepté el desafío y me encantó!”, dice la actriz. “La experiencia fue muy emocionante. Las escenas de acción fueron súper divertidas, para ver y para hacer. La escala de todo era mucho mayor que cualquier cosa a la que estoy acostumbrada, y nunca pensé que podría trabajar con estos actores. Si la gente cree que por trabajar en esta película no me comporté como una fan enloquecida, se equivocan", dice riendo.
  Con Kyle Chandler y Vera Farmiga interpretando a los padres separados de Brown, los tres no tuvieron que esforzarse mucho para desarrollar un vínculo familiar. “Nos lo pasamos genial", dice Chandler. “Los resultados finales son importantes en cualquier película, pero siempre te quedas con las personas y las amistades que haces. Y en esta ocasión contamos con un gran reparto y un equipo increíble. No creo que no hubo ningún momento que no mereciera la pena”.
  “Fue muy fácil crear esa cercanía y sentir el afecto que tienen estos personajes", dice Farmiga. “Millie es alegría en estado puro; siempre estaba cantando y bailando y enseñándome movimientos de baile Fortnite”.
  “Le enseñé a hacer 'dab'. Es genial”, bromea Brown. “Y Kyle estuvo increíble. Vi todos los episodios de 'Friday Night Lights', así que soy fan desde los siete años”.

  O'Shea Jackson, Jr. también estaba deslumbrado, pero no con un compañero de reparto humano. “Alucinaba a tope", confiesa. “No existe nada que aterrorice más a las ciudades que Godzilla. Domina y destruye, pero también salva. Hablando como un verdadero fan, siempre odié a los humanos que actuaban como si Godzilla no estuviera salvando sus traseros... Esta será la primera película de Godzilla donde realmente me importan los humanos”.
  Para el actor del G-Team Anthony Ramos, el efecto Godzilla surgió durante una tensa escena que pone a su personaje cara a cara con el poderoso Rey. “Todos estamos muertos de miedo, pero cuando se va decimos: '¡Uff, no nos hemos muerto!' ¡Y luego, bam! Ha vuelto y otra vez tenemos miedo. Es como si quisiera que supiéramos que podría aplastarnos como a un insecto si le diera la gana", dice riendo. “Godzilla es el hombre”.
  Pero Godzilla está a punto de enfrentarse a su enemigo más antiguo y peligroso. Ghidorah tiene tres cabezas doradas que escupen rayos, una triple amenaza de destrucción, aniquilación y amenaza, y es una de las creaciones más peligrosas y populares de Toho, y tremendamente desagradable. “Ghidorah aporta sus tres cabezas, una gran tormenta... en realidad el fin del mundo", dice Brown. “Y es aterrador porque cada cabeza tiene un personaje y una personalidad diferente y un rugido distinto. Para mí, Ghidorah, fue el monstruo más aterrador de todos”.
  Rodan, que esparce la muerte desde arriba, es criatura de magma, con una actitud y unas velocidades supersónicas, que desencadena vientos huracanados que derriban monumentos y arrasan ciudades a su paso. Pero no siempre fue así de imponente. “Siempre era un segundón en las películas antiguas", explica Dougherty. “Los fans de Godzilla lo conocen y lo quieren muchísimo. Yo siempre he tenido una debilidad por él porque es una especie de pícaro. Cuida más de sí mismo que el resto de las criaturas, mientras que Mothra es sin lugar a dudas un aliado de la humanidad”.
  Mothra es un Reina polilla alada, etérea y empática con una chispa divina y una historia de origen mágico, y es uno de los personajes favoritos tanto de Brown como de Farmiga. Pero es el favorito de mucha más gente, dice Shields. “Creo que Mothra sabrá cómo conquistar el corazón de todo el mundo. Es la madre que todos echamos de menos. Es la fuente de la vida, el pulso de la Madre Naturaleza”.
  Cuando se trata de favoritos, varios actores, al igual que su director, están abiertamente del lado de Godzilla. “Godzilla es mi héroe. Me ha guardado las espaldas durante muchos años”, afirma Jackson. “Así que lo menos que puedo hacer es llevarme un par de golpes y moretones por él”.
  Kyle Chandler está de acuerdo. “Si hay que elegir a uno, tiene que ser él. ¡Es Godzilla, el rey de los monstruos!”
A pesar de que las criaturas no estaban físicamente en el plató, el reparto sentía su presencia, gracias a una combinación de elementos diseñados por Dougherty para darles una idea completa de lo que los rodeaba en cualquier momento, lo que se vería y cómo se vería desde el suelo.
  El primer elemento era una previsualización detallada (una animación aproximada de cómo sería el plano final) que se proyectaba antes de cada plano, lo que ayudaba al reparto a ver cómo reaccionarían o huirían, y cuánto se acercarían. El segundo era su "generador de rugidos" en el set, un supermontaje de los clásicos rugidos de las criaturas, temas musicales y varios efectos de sonido, que se emitían a través de un enorme altavoz (al que llamó "The Behemoth") para que los actores pudieran sentir la presencia de sus gigantescas coestrellas en los momentos apropiados.
  El rugido inconfundible de Godzilla, en particular, era música para los oídos de Ken Watanabe. “Me emociono muchísimo cuando deja escapar su rugido", dice. “Es muy fuerte, como un grito, pero también sientes que hay tristeza en él. Es como si estuviera despreciando a la humanidad por nuestra necedad”.
  El tercer componente era el primer ayudante del director, Cliff Lanning, que encontró una manera divertida de comunicar los ritmos concretos que Dougherty quería que tuvieran sus actores. “Fue nuestro narrador", explica Farmiga, "nos llevaba a través de las acciones y las emociones de la escena”.
  Brown añade: "Tenía que mirar un trozo de cinta o una pelota de tenis que se suponía que era la boca de Godzilla o algo así, y Cliff gritaba: ‘¡OK, llega Godzilla! ¡Venga, tienes que darte la vuelta!’”
  Chandler habla con sus propias palabras: "Muy bien, inclínate hacia la izquierda, inclínate hacia la derecha. ¡Ahí está Ghidorah! Ghidorah se levanta. ¡Godzilla lo está observando y estás asustado!”
  “La pantalla azul fue complicada", añade Thomas Middleditch, "pero divertida y surrealista al mismo tiempo. Es como estar en tu habitación de niño, imaginando que vives en una aventura salvaje y loca con monstruos”.

  Fuera de la pantalla, se estaba preparando una batalla real que casi eclipsaría a los enfrentamientos a muerte que el reparto y los realizados estaban dando vida en la pantalla... aunque sin la amenaza del fin del mundo.
  “El set estaba lleno de bromistas", reconoce Brown. “Michael es muy serio cuando dirige, pero el resto del tiempo es un gran bromista”.
Todo empezó con una rata de plástico que Dougherty metió en la nevera del tráiler de la joven estrella, que a su vez dejó caer en el bolso de Farmiga, que luego Farmiga se deslizó en el tráiler de Chandler. “Eso fue lo que desencadenó la guerra", revela Brown.
  “No pasaba un día sin que abriera la nevera y tuviera mil bolas de colores o una rata u otra sorpresa", dice riendo Farmiga. “Es probablemente la película más grande que he hecho, y fue maravilloso trabajar con toda esta gente”.
  Las cosas fueron a más y Farmiga tomó el mando... hasta que abrió la puerta de su tráiler y una muñeca del tamaño de la niña del "Exorcista", le cayó encima de la cabeza, cortesía de su director. Brown recuerda: “¡Su perro ladraba a la muñeca, y cuando abrió la puerta de su tráiler, cayó sobre ella y se puso a gritar! ¡Lo grabé en video! Fue muy, muy malo, pero muy divertido”.
  “Millie es la persona más peligrosa en el set", bromea Jackson.
Y al mando de todo esto estaba el fan más grande de todos. “Mike es un crack", dice Jackson. “Estoy deseando ver cómo ha quedado la película. No paro de enviarle mensajes de texto, '¿Cómo es?' Y él me responde: 'Es como si todos los días fueran Navidad’”.
  Ramos añade que la pasión y el entusiasmo de su director permitieron que el reparto llegara a la línea de meta. “Es su bebé. Cuando cuentas con un director que ama tanto algo, quieres hacer todo lo que puedas para ayudarlo a realizar su sueño. Ha sido increíble trabajar con alguien a quien le importa tanto que las cosas se hagan bien”.
  Brown nunca había visto una película de Godzilla cuando le dieron el papel. “Pero he tenido al mejor maestro; Michael es un gran fan de Godzilla y sabe todo sobre monstruos. Después me sumergí en las películas y fue una gran sorpresa comprobar lo intensos que eran. Siento un gran respeto por el trabajo que han hecho para hacernos creer en estos monstruos porque eso es lo que nos animó a hacer esta película”.
  “Los creadores del clásico Godzilla revolucionaron los efectos especiales con sus técnicas artísticas e innovadoras, pero como es lógico, estaban limitados por tecnologías de la época", afirma Dougherty. “Cuando de niño ves las películas de Godzilla, no te das cuenta de eso. Ves el concepto y la idea que hay dentro de trajes de goma y cómo se destruyen los sets en miniatura. El alma y el espíritu de esas películas siempre estuvieron ahí. La idea de que estás viendo deidades antiguas y monstruos mitológicos luchando por el dominio siempre estuvo ahí. La intención era transmitir siempre una sensación de realismo.
  “Ahora, todos los avances de los efectos visuales modernos nos permiten ver el mismo concepto, la misma alma y el mismo espíritu, pero hecho de una manera nunca vista hasta el momento", continúa diciendo el director. “Veremos a estas criaturas como siempre las hemos visto, como personajes complejos. No tienen diálogos como nuestros personajes humanos, pero sonarán igual de conmovedores y complicados. Y es una alegría y un honor poder hacer eso”.
  Esto no quiere decir que Dougherty no sintiera la presión de llevar una popular franquicia de 65 años al siglo XXI. “Estamos hablando de una serie de películas que han abarcado décadas, un personaje que es conocido en todo el mundo y que yo conozco y amo profundamente", reflexiona el director. “Así que es una gran responsabilidad. Tienes que hacerlo bien, por los personajes, por sus creadores, por los fans y por una nueva generación de niños que los descubren por primera vez”.

0.0/5 de 0 opiniones.
VALORACIÓN GENERAL

logo radio directo