Fichas de peliculas
  • Registro
INFORMACIÓN
Titulo original: London Has Fallen
Año Producción: 2016
Nacionalidad: EE.UU, Inglaterra
Duración: 99 Minutos
Calificación: No recomendada para menores de 16 años
Género: Acción, Thriller
Director: Babak Najafi
Guión: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt, Cristian Gudegast, Chad St. Johns. Basados en los personajes creados por Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt
Fotografía: Ed Wild
Música: Trevor Morris
FECHAS DE ESTRENO
España: 8 Abril 2016
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Entertainment One


SINOPSIS

Los jefes de Gobierno de todo el mundo asisten en Londres al funeral por la muerte en extrañas circunstancias del primer ministro británico. Pero existe un complot para aniquilar a los líderes más poderosos del mundo. Tan solo un hombre, el jefe del servicio secreto americano será capaz de intentar detener tan maquiavélicos planes...

INTÉRPRETES

GERARD BUTLER, MORGAN FREEMAN, ANGELA BASSETT, CHARLOTTE RILEY, RADHA MITCHELL, AARON ECKHART, JACKIE EARLE HALEY, MELISSA LEO, ROBERT FORSTER, SHIVANI GHAI

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER

icono bsoBANDA SONORA

icono clipsCLIPS

icono featurettesCÓMO SE HIZO

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

   ¿Cómo continúas después de "Objetivo: la Casa Blanca", uno de los mayores éxitos sorpresa de 2013? Reuniendo al reparto principal y miembros clave del equipo creativo para una nueva aventura que traslada la acción de Estados Unidos al extranjero... donde el personaje del heroico agente del Servicio Secreto Mike Banning (interpretado nuevamente por el actor y productor Gerard Butler) ya no cuenta con la ventaja de conocer el terreno.
  OBJETIVO: LONDRES retoma los personajes un par de años después de donde los había dejado "Objetivo: la Casa Blanca". El presidente de los EE. UU. Benjamin Asher se encuentra en su segundo mandato y Mike sigue siendo el agente encargado de protegerlo.
  El productor Les Weldon comenta que la lealtad entre los dos personajes principales es un componente esencial que ha quedado asentado gracias a “la química entre Aaron y Gerry. En el primer filme, los espectadores no tuvieron más que una pequeña muestra. Ya pasaron por mucho, pero ahora, en OBJETIVO: LONDRES, están viviendo una situación extrema juntos y tenemos ocasión de ver más interacciones entre ellos: momentos de debilidad y fragilidad, y cómo tienen que apoyarse mutuamente para salir adelante y sobrevivir. Estamos muy seguros sobre la clase de acción que podemos ofrecer, pero tiene que tener sentimiento; los espectadores deberían poder conectar con los personajes, a partir de lo que ofrecen los actores, empezando por Gerry y Aaron”.
  “Para hacer la secuela, tuvimos que distanciarnos un poco, porque no queríamos limitarnos a repetir otra vez lo mismo. La idea era ampliar el campo de juego, dado que la primera película se centraba en la Casa Blanca y alrededores. Queríamos aumentar la escala de la segunda película, para ofrecer una experiencia más grandiosa para los espectadores”.
  El equipo de guionistas formado por Creighton Rothenberger & Katrin Benedikt, que había escrito el guion original de “Objetivo: la Casa Blanca”, concibió una nueva historia y empezaron a trabajar en el nuevo guion, y luego los guionistas Christian Gudegast y Chad St. John se encargaron de seguir trabajando en el mismo. Weldon observa: “Todos opinábamos que los personajes principales tenían que avanzar; en muchas secuelas, una vez establecidos los personajes en la primera entrega, continúan en la segunda sin que cambie nada. Hemos aprovechado la oportunidad para ampliar sus historias: los Banning están empezando una familia, Trumbull es ahora vicepresidente, y Asher tiene un vínculo con Banning surgido de todo lo que pasaron en la primera parte”.
  “Sabíamos que lo que los espectadores querrían ver era a Banning y Asher juntos de viaje. Ese concepto ampliaba los parámetros de la historia... literalmente. Nuestro director, Babak Najafi colaboró estrechamente con cada uno de los actores para mejorar el arco argumental de sus personajes, lo que anima al público a identificarse con ellos. La esencia de OBJETIVO: LONDRES son los personajes, sobre todo aquellos que más gustaron a los espectadores y estaban deseando volver a ver”.
  Alan Siegel, socio en la producción de Butler, se muestra de acuerdo, señalando que “Gerry creó a un héroe de cine tan sensacional con su interpretación de Mike Banning que la gente tenía ganas de volver a verlo en otra situación angustiosa. Banning es alucinante, es listo, tiene un gran sentido del humor y valora a su mujer y a su presidente. El presidente y él tienen una relación muy estrecha, que podría calificarse de simbiótica”.
  “Gerry posee una presencia natural, pero lo mejor de él es su dedicación al trabajo. No he conocido nunca a nadie que se esfuerce tanto, no por su ego, sino por lo que sea mejor para la película. Por eso se ha convertido en productor y así es como hemos conseguido producir siete filmes juntos. Y algún día, será un director asombroso, porque además es muy atento al detalle”.
  Aaron Eckhart, que repite en su papel de Asher, afirma: “Toda la acción y toda la actitud que a la gente le gustó de ' Objetivo: la Casa Blanca' sigue estando presente. Los espectadores esperan mucho de Gerry [como Banning], y a él le encanta eso”.
“Como la nueva entrega se ambienta en Europa, Babak Najafi era una elección excelente para dirigir. Tenía ideas estupendas sobre cómo quería que fuera la película”.
  Angela Bassett, que repite como la directora del Servicio Secreto Lynne Jacobs, encontró que Najafi “entendía la importancia de reunir a un gran equipo en torno al director. Hay mucho caos en esta película, pero Babak nunca pierde de vista la humanidad de los individuos y las familias que les importan”.
  Bassett también considera que “con lo que realmente conectaron los espectadores y convirtió a la primera en un enorme éxito fue la idea del bien imponiéndose al mal, de un hombre que es capaz de salvar la situación. Queríamos repetir eso. El peligro es aún mayor en OBJETIVO: LONDRES.
“Banning y Lynne siguen siendo no solo compañeros, sino también confidentes. Hablan, comparten y ella lo entiende a él mejor que la mayoría. Él puede abrirse y sincerarse con ella”.
  Al volver a colaborar con los actores principales, Bassett elogia “la cualidad de hombre de la calle de Gerard. Quieres que triunfe. Gerard tiene un sentido del humor genial, muy irónico, que aporta al personaje de Banning. Es el tipo que todos los hombres quieren ser y, por supuesto, a las mujeres también les gusta mucho. Como presidente, Aaron complementa a Gerard porque posee cierta cualidad de vaquero, fuerte y masculino; sabes que, si hace falta, sabrá defenderse. Tal vez tenga algo que ver con ese mentón y ese hoyuelo de la barbilla...
  “La autoridad y la presencia de Morgan Freeman dan peso a todos los temas que trate, pero también posee sentido del humor. Interpretar a Trumbull, ahora como vicepresidente, le resulta absolutamente natural”.
  Freeman aclara: “Desde ‘Objetivo: la Casa Blanca’, en la que Trumbull era presidente de la Cámara de Representantes, el vicepresidente ha muerto. Así que él pasa a ocupar ese cargo y, cuando se arma la gorda en Londres, Trumbull es quien tiene que tomar las decisiones clave”.
  El legendario actor volvió a conectar con los compañeros de la primera entrega. “Gerard es sumamente encantador”, comenta, “y un tipo duro de verdad, que es lo que realmente necesita una película como esta. No conocía a Jackie Earle Haley [que interpreta al subjefe Mason] de antes, pero he visto tantos trabajos suyos que es casi como si lo conociera. Cuando te juntas con buenos actores, nos sentamos a hablar de cómo queremos que se desarrolle una escena. Con Babak Najafi, pudimos hacer muchas aportaciones. Es rápido y decidido, lo que significa que sabe lo que quiere y sabe cuándo lo tiene”.
  Otro miembro del reparto que regresa pero ve cambiar su situación en la nueva película es Radha Mitchell como Leah Banning, mujer de Mike Banning. Mitchell aporta: “Me quedé encantada al leer el guion porque Leah está embarazada. La pareja tiene ahora la oportunidad de imaginar cómo van a ser como padres, y así es como empieza la historia; están preparándose para la llegada del bebé con mucha ilusión. Entonces, Banning recibe la llamada en la que le piden que acompañe al presidente a Londres”.
  “La gente real que tiene estos trabajos, que protegen al presidente y se ven en estas situaciones de tremendo estrés, se están jugando la vida por su país. Resulta interesante plantearse cómo son esas personas en casa, cómo es su situación doméstica. Eso es lo que tenemos ocasión de explorar en las escenas entre Banning y Leah. Banning aguanta mucho estrés, pero Leah también soporta parte de la carga. Se puede ver que hay un esfuerzo conjunto tras el héroe”.
Mitchell prosigue: “Banning tiene ahora una dimensión extra, por esa enorme responsabilidad que tiene en casa y que no tenía antes. Está haciéndose a la idea de ello, mientras no deja esforzarse al máximo y jugarse constantemente la vida, pero sirve para ampliar el personaje: ¿puede seguir haciendo su trabajo y ser padre? Al fin y al cabo, podría morir en cualquier momento. Babak aporta una perspectiva humana a la historia, descubre las emociones de los personajes”.
  “Gerry Butler posee una propensión natural a ser el héroe de acción; tiene una idea de lo que hace falta para ello. Se pudo apreciar en la primera entrega y, ahora, OBJETIVO: LONDRES lo lleva aún más lejos”.
  Waleed Zuaiter se encarga de interpretar a Kamran, el mayor de los hermanos Barkawi y némesis de Banning en OBJETIVO: LONDRES. Pero, como señala Zuaiter, “en las primeras escenas de Kamran y su familia en la boda, se puede apreciar su humanidad, y entonces se ve cómo se la arrebatan súbitamente”.
  “Babak Najafi luchó por los actores concretos para cada papel de los miembros de la familia. Vio ciertas energías y cualidades en cada uno de nosotros; nos sentimos como una verdadera familia, pese a que cada uno de los actores procedía de un sitio distinto. No hay madre en la ecuación, así que una posible interpretación, que me gusta, es que los hermanos podrían ser todos hijos adoptivos. La relación que tiene mi personaje con su padre [Aamir, interpretado por Alon Moni Aboutboul] es del tipo con el que se podrán identificar muchas personas; Kamran es el hijo mayor, con mucha responsabilidad, y al mismo tiempo no se siente aceptado por su padre, así que hay una cierta sensación de que esté intentando ganarse su aprobación”.
  Zuaiter también disfrutó interpretando escenas frente a Gerard Butler y Aaron Eckhart. Comenta: “A Gerard se le da muy bien hacer de productor a la vez que actor; me dejó impresionado cómo era capaz de cambiar sin problemas de un papel a otro. Como actor, posee una gran presencia. Aaron está dotado de una tranquila intensidad que hace que, como espectador, sientas curiosidad por saber qué le pasará por la cabeza. Cuando Kamran se enfrenta al presidente, vemos encararse a dos hombres que tienen en común las pérdidas personales que han sufrido”.
  “He aprendido mucho de Babak Najafi. Pasa mucho tiempo pensando en los aspectos de acción y suspense, pero le preocupa, por encima de todo, que OBJETIVO: LONDRES se centre principalmente en los personajes. Me pareció que dotaría a la película de una faceta artística sin dejar de mantenerla en el género del thriller de acción de primera categoría”.
  Melissa Leo agrega: “Babak es muy audaz a la hora de pensar cómo rodar escenas complicadas - como cuando muchos de nosotros nos encontramos a la vez en la Sala de Situación de la Casa Blanca, reaccionando a lo que está pasando en Londres”.
  Leo, que repite su papel de ‘Objetivo: la Casa Blanca’ de la secretaria de Defensa Ruth McMillan, asegura que “no me sorprendió lo más mínimo el éxito de la primera entrega; Gerry Butler es un héroe excelente. Para mí, poder pasar tiempo trabajando con Morgan Freeman y Robert Forster, actores a los que he observado toda la vida, fue una alegría y un placer, así que fue maravilloso poder volver a hacerlo”.
  Jackie Earle Haley, que interpreta al jefe de gabinete del presidente, el subjefe Mason, se encuentra por primera vez en la Sala de Situación, pero se sintió bienvenido por los actores que ya habían participado en la entrega anterior. Aporta: “Melissa Leo es una actriz entregada y apasionada, y Robert Forster es sencillamente maravilloso. Me lo pasé muy bien con Sean O’Bryan, es un tipo muy gracioso. Y luego está Morgan Freeman; he trabajado con muchas estrellas de cine, pero Morgan tiene algo especial. Consigue inmediatamente que todo el mundo se sienta cómodo.
“Babak Najafi sabe lo que quiere; en nuestras escenas de la Sala de Situación, hay planos con grúa y travellings alucinantes, movimientos de cámara que mantienen la sala con vida y animación. Se puede sentir sin duda la tensión mientras nuestros personajes se esfuerzan para asegurar el regreso sano y salvo del presidente”.
  Alon Moni Aboutboul, que interpreta a Aamir Barkawi, reflexiona: “Aunque mi personaje es un criminal, se ve realmente como un hombre de negocios. Cuando la boda de su hija tiene un final tan trágico, emprende una misión con toda su familia para asestar un golpe devastador en Londres a todos los líderes de Occidente. Creo que la mezcla de thriller de acción con motivaciones muy personales crea una dinámica interesante”.
  “Eso también es evidente en el personaje de Gerard Butler; Gerard aporta una combinación de vulnerabilidad, ferocidad y humanidad. Babak Najafi trabajó con nosotros para añadir matices al lado humano de la historia, como se podrá apreciar en el casting de la familia Barkawi”.
Como corresponde a la mayor escala de la historia y a su ambientación internacional, el rodaje de OBJETIVO: LONDRES tuvo por necesidad que extenderse por todo el mundo.
  La India acogió con los brazos abiertos al reparto y al equipo en Jaipur, Rayastán, para filmar la boda de la familia Barkawi, ambientada en Pakistán. El rodaje se realizó a lo largo de tres días en el palacio de Meghniwas, una residencia familiar en la también conocida como “ciudad rosa”.
  Nu Boyana Studios de Bulgaria, el mayor estudio de servicios de producción de cine de Europa del Este, es ahora copropiedad de Millennium Films. Nu Boyana, situado en Sofía, ofreció al equipo de OBJETIVO: LONDRES tanto platós cerrados como espacios exteriores. El plató exterior de la parte posterior del estudio albergó nada menos que una réplica a escala de la impresionante catedral de San Pablo de Londres, donde se celebra el funeral del primer ministro británico.
  Dentro de Nu Boyana, se transformaron ciertas calles en los barrios de Mayfair, Soho y el Este de Londres, por donde se desarrolla parte de la acción. El Air Force One se recreó en el estudio 1, mientras que la guarida de hormigón de Kamran Barkawi, “La Colmena” se construyó en el estudio 11. Por último, el estudio 12 se utilizó para reproducir el interior del Despacho Oval, donde el presidente se entera de la prematura muerte del primer ministro, además de construirse allí el piso franco del MI6.
  “Los equipos búlgaros son de talla mundial en todo lo referente a escultura, carpintería y construcción. Su factura y atención al detalle son impecables”, afirma Weldon.
  Los legendarios Pinewood Studios británicos se utilizaron como base de producción para la fase británica del rodaje. El equipo del diseñador de producción Joel Collins se encargó de transformar el estudio L de Pinewood en el interior de la Sala de Situación de la Casa Blanca, donde el vicepresidente Trumbull moviliza a sus principales asesores.
  Washington, D.C. también se recreó en el Reino Unido para una escena en la que Banning acompaña a Asher a correr por un parque local; el parque Battersea de Londres, lleno de naturaleza, flora y fauna, figura en el Registro de Parques y Jardines Históricos del Patrimonio Inglés.
Entre las restantes escenas filmadas en exteriores británicos se incluyen varios lugares que hacen las veces de otros sitios ingleses. El lugar en el que se estrella el helicóptero Marine One, que hace las veces de Hyde Park, es el parque Langley, de la familia Harvey; Langley, que se encuentra a poca distancia de Pinewood, lleva más de 800 años en pie, y ofrece a los cineastas -y al público- un ambiente variado, de gran riqueza y belleza.
  Asimismo, el aeródromo Dunsfold de Surrey hizo las veces del aeropuerto de Stansted, de Londres, donde Banning, Jacobs y Asher llegan al Reino Unido; Dunsfold fue construido por soldados del ejército canadiense y contratistas civiles como aeródromo de bombarderos de clase A durante la Segunda Guerra Mundial, y se ha utilizado más recientemente en otras películas importantes, así como en el programa del motor de la BBC “Top Gear”.
  La tranquila llegada del contingente estadounidense y su posterior huida desesperada en helicóptero se filmaron en Somerset House, en el patio del emblemático edificio de Londres, donde se celebra la Semana de la Moda de Londres, que se encuentra entre el Strand y el río Támesis.
  Eckhart afirma: “Londres es una ciudad preciosa y espectacular para hacer una película”.

logo radio directo

19 Noviembre en cines
ALGO SALVAJE. LA HISTORIA DE BAMBINO

12 Noviembre en cines
CUIDANDO AL SOL

El cine de Pajares y Esteso
EL CURRANTELOS ENERGÉTICOS

El cine "S" de hoy
(Contenido no apto para menores de 18 años)
ONE ISN'T ENOUGHVICIOSAS CON LABIOS ABIERTOS
Ver todo el cine "Clasificado S"

Comedia erótica italiana
LA JUEZ Y SU ERÓTICA HERMANAESPOSA DESNUDA Y SICILIANA
Ver todas las comedias eróticas italianas

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... AMERICAN PIE

Criticas del pasado...

Crítica... SCREAM 2LA MOSCA Crítica... CAMBALACHE