Fichas de peliculas
  • Registro
Etiquetas: EE.UU.2020AnimaciónWal DohrnDavid P. Smith
INFORMACIÓN
Titulo original: Trolls 2: World Tour
Año Producción: 2020
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 90 Minutos
Calificación: Autorizada para todos los públicos
Género: Animación, Aventura, Comedia
Director: Walt Dohrn, David P. Smith
Guión: Jonathan Aibel, Glenn Berger
Fotografía: En Color
Música: Theodore Shapiro
FECHAS DE ESTRENO
España: 23 Octubre 2020
DISTRIBUCIÓN EN ESPAÑA
Universal Pictures


SINOPSIS

Poppy y Branch descubren que su tribu de Trolls es solo una de las seis que existen, que el resto están repartidas en seis reinos y consagradas a seis tipos distintos de música: funk, country, tecno, clásica, pop y rock...

INTÉRPRETES

Animación

MÁS INFORMACIÓN DE INTERÉS

icono criticasCRITICA

icono trailersTRÁILER'S

icono bsoBANDA SONORA (Score)

icono bsoBANDA SONORA

icono bsoVIDEO CLIP MUSICAL

icono clipsCLIPS

icono featurettesFEATURETTE'S

icono featurettesEL DOBLAJE DE LOS PERSONAJES

icono featurettesCÓMO SE HIZO EL DOBLAJE EN ESPAÑA

icono videoentrevVIDEO ENTREVISTAS

icono audioAUDIOS

icono premierPREMIERE

icono criticasSECUELAS  Trolls (2016)


MÁS DATOS...  
 

Festivales y premiosPREMIOS Y FESTIVALES

Informacion exclusivaINFORMACIÓN EXCLUSIVA

DE VUELTA CON POPPY Y NUESTROS AMIGOS LOS TROLLS...
  Hace mucho tiempo, según la leyenda que se ha transmitido de generación en generación hasta Poppy y sus amigos, todos los Trolls vivían en perfecta armonía, y las seis cuerdas de una lira irrompible mantenían unido su multiverso musical.
   Los Trolls Pop, así como los de las tribus del country, el tecno, la música clásica, el rock y el funky, exploraban sus melodías increíblemente innovadoras y ejercitaban los creativos músculos que rodean la gema de su ombligo.
   A medida que cada género comenzó a sentirse menos escuchado por sus semejantes y se sofocaba creativamente, los sonidos perdieron frescura y los músicos se hicieron cada vez más recelosos. Y así, llegó un momento en que los guardianes de cada una de las seis tribus Troll, así como los errantes miembros del clan del reggaetón, el hip-hop, el k-pop e incluso el smooth jazz, se dispersaron por el reino. Se dice que la historia la escriben los ganadores, y por eso los libros de los Trolls Pop tienden a narrarla con tintes poperos.
   Los tomos de los Trolls Funky ilustran una historia muy distinta, en la que otros Trolls les robaron sus sonidos y presentaron ese trabajo de sus imaginativos semejantes como sus propias creaciones.
   Cuando en la tribu del rock se cansan de hacer de segundones frente al pop y se embarcan en una aventura que debieron emprender hace tiempo para conquistar el mundo, Poppy, recién coronda reina de los Trolls Pop, deberá intervenir para salvar la situación. Del único modo que sabe, Poppy se pone manos a la obra para unir a las tribus de nuevo y demostrarle a Barb lo mucho que se equivoca con su modo de hacer las cosas.
   Alentada por un optimismo contagioso y una visión del mundo un tanto limitada, Poppy, que siempre ha vivido en su minimundo al margen de dificultades, no sabe gran cosa de la complejidad de las variadas dificultades tribales de sus semejantes, problemas históricos que ella piensa poder solucionar a base de abrazos.
   Acompañándola en su aventura para unir a las tribus tenemos nada menos que al negativo Branch, cuyos crecientes sentimientos por su determinada reina son más difíciles de esconder cada día que pasa. También contará con la improvisada compañía de Grandullón y su eterna adicción al algodón de azúcar, y de su habitual camarada el Sr. Dinkles, tan valiente como parco en palabras, a quienes además les preocupa que su regente esté empezando a llevarlos por el mal camino.
   Ahora Poppy, con su corazón de oro, deberá aprovechar la oportunidad para afrontar un proceso de maduración muy necesario para ser una líder efectiva (y extraordinaria). ¿Se transformará en una reina a la altura del cargo, dispuesta a escuchar los diferentes sonidos... o volverá a la actitud del ancestral pasado de su tribu? Temiendo ser excesivamente blanda si cede y acabar abocada a la perdición si no, esta joven Troll deberá aprender que la lección más valiosa que puedes aprender es confiar en tu corazón y saber escuchar.

  La primera película de la saga Trolls nos enseña a sentir la alegría que experimentamos forjando lazos interpersonales en nuestra comunidad. Si la película gira en torno a un eje, es el de «conectar con la fuente de felicidad que tenemos dentro y no conformarse con soluciones externas rápidas», reflexiona la productora Gina Shay.
  Si en la primera película, Poppy muestra a los gigantes Bergens la forma de buscar su luz interior, en la segunda película es la nueva reina quien se convierte en estudiante. Este capítulo del director Walt Dohrn y el codirector David Smith los temas principales de la saga alcanzan una nueva dimensión. Llegan más allá y expanden sus horizontes para incluir a todas las comunidades, con poblaciones musicales cuya existencia no se habían ni planteado nuestros Trolls Pop.
  Cuando Poppy descubre que todas las voces importan y que todos necesitamos aprender a escuchar más que nunca, empieza a entender mejor a sus camaradas Trolls y decide que su tribu debe vivir en paz y armonía musical... con el resto del mundo Troll.
  Hablando sobre su deseo de trastocar las expectativas del público, Shay nos cuenta que su equipo aspiraba a ampliar el mundo de Trolls, especialmente en el ámbito lírico y sonoro, para lo que crearon todo un mapa de reinos basados en géneros musicales.
  «No queríamos seguir el mismo esquema», nos cuenta Shay. «La película trata sobre que todas las voces se unen para crear una armonía. Todo procede de la historia, o no destilaría autenticidad. En aquel momento, con la película Trolls, había una canción que ponía contento a todo el mundo. Te hacía literalmente ponerte a cantar y bailar. En TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL, el objetivo es unir a todos».
  Para los actores que interpretan a Poppy y Branch, los desafíos que afrontan sus personajes resultaron bastante inesperados. En lo que respecta a Anna Kendrick, que le ha dado tanta profundidad a su querido personaje, la siguiente aventura de Poppy será la más relevante hasta la fecha. «Anna es increíblemente inteligente y muestra una gran consideración por los temas que exploramos y por cómo se pueden aplicar a Poppy sin que resulten embarazosos para nadie», nos dice Smith.
  Dohrn trabajó en estrecha colaboración con Kendrick y Justin Timberlake para desarrollar a los dos personajes, y se mostró entusiasmado con que este último aceptara expandir sus responsabilidades. «Justin tenía una gira mundial en la agenda cuando comenzamos la producción, pero ha estado superinvolucrado desde el principio, desde que le presentamos la historia y hablamos de los momentos donde podrían incluirse las canciones», nos explica el director. «Estaba muy emocionado de poder trabajar con todos esos géneros y artistas diferentes».
  Poppy y Branch cuentan con otros compañeros en la Bolsa de Chuches. Dohrn explica por qué fueron elegidos para la aventura: «Grandullón y el Señor Dinkles eran dos de nuestros favoritos. Queríamos incorporar a varios de nuestros antiguos personajes al viaje, y como Grandullón es tan divertido, se llevó el premio. No es solo por el propio Grandullón y James Corden, que es alucinante, sino por su relación con el Señor Dinkles. El público lo llama “su compañero”. A la gente le recuerda a su propia relación con sus mascotas».
  Acompañando a los Trolls está Cooper, que es el único miembro de cuatro patas de la tribu pop y que tiene muchas ganas de saber más sobre su gente y las influencias que inspiran el ritmo que siente en el cuerpo. Para poner en el buen camino este viaje profundamente personal, se contó con la ayuda del Dr. DARNELL HUNT, decano de Ciencias Sociales en la Universidad de California en Los Ángeles y reconocido por sus conocimientos sobre razas, medios de comunicación y culturas. Hunt, antiguo jefe de la cátedra de Sociología en esta universidad y líder del Centro de Estudios Afroamericanos Ralph J. Bunche, es un experto en diversidad e inclusión, y quería ayudar a los cineastas a componer un mosaico adecuado para explorar temas complejos de un modo adecuado para todas las edades.
  Hunt valora positivamente que no todo sea lo que parece en lo que respecta al origen de los Trolls. «Me resultó muy imaginativo que la película pudiera decir algo importante sobre celebrar nuestras diferencias y las consecuencias negativas del sentido de la justicia y el orgullo mal entendidos dentro de un grupo particular, algo que puede derivar en marginar a otros», explica. «Me pareció una lección muy apropiada para niños, jóvenes y familias».
  En opinión de Hunt, el modo de vacunarse contra los riesgos de ahondar en estereotipos es apostando por una humanidad total. «Poppy acaba dándose cuenta de que vivía demasiado ensimismada y ajena a la diversidad de valores de otra gente y culturas, casi como en un imperialismo cultural», dice el Dr. Hunt. «Cooper también tiene sus fallos, además de sus atributos y contribuciones valiosas. Hay que equilibrar ambas facetas para hacer personajes que conecten con el público. Deben tener deseos, necesidades... Que no sean meros objetos, sino sujetos de verdad. Eso te permite explorar su humanidad y hace mucho menos probable caer en estereotipos».
  Fue crucial para todos los implicados no limitarse a dar voz a esta narrativa. «Nos dejamos la piel trabajando en el viaje de Cooper», dice Smith. «Cooper tiene una vida propia en la serie de Netflix, y Ron Funches, que es un cómico y actor increíble, lo ha acompañado desde la película Trolls a la serie, donde ha evolucionado hasta convertirse en ese adorable tontorrón. Ha aportado todo eso a TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL, pero lo cierto es que ver a Ron sumergirse en ese viaje de autodescubrimiento... ha sido una experiencia extraordinaria».
  Para Funches, dar vida a este personaje es como completar un ciclo. «Ha sido un sueño hecho realidad ponerle voz a Cooper», confiesa el intérprete. «De pequeño, muchas veces se burlaban de mi voz, y es increíble comprobar que, a menudo, las cosas que más nos avergüenzan pueden ser nuestros mayores dones. Trabajar con Walt, Dave y todo el equipo de DreamWorks ha sido una auténtica bendición. La cantidad de amor que invierten en cada personaje y la libertad que me han dado para interpretar al personaje y meterme en su piel crean un entorno de trabajo realmente maravilloso. Espero poder trabajar con ellos en Trolls durante muchos años».

  Los Trolls Pop han llevado la alegría a nuevas cotas con el nacimiento de la última incorporación a la familia, Mini Diamante. ¿De dónde ha salido? De un huevo que puso Guy Diamante, cómo no. Inseparable de papá desde que rompió el cascarón, Mini Diamante tiene una voz de barítono increíblemente grave. También es un rapero de enorme talento, con una enorme variedad de influencias musicales hip-hop.
  Teniendo en cuenta que el equipo ha expandido el mundo para añadir tantas sociedades Troll en esta entrega, y que todas ellas cuentan con atributos únicos definidos por su género musical dominante, Mini representa a la próxima generación de Trolls Pop.
  Para dar vida a Mini Diamante, el equipo contó con la voz de Kenan Thompson, que eleva el nivel de comedia de Villa Pop. Según Thompson, «Mini Diamante es el bebé que manda en casa. Si rompes algo, él lo arregla. Y se acabó. Cuando Walt y Dave describieron el personaje, surgió hablar de la voz de Mini. Les dije que yo lo visualizaba como un niño despreocupado que ha nacido con una infinita seguridad en sí mismo y un don como rapero. ¡Además, a mi mujer y a mis hijas les encanta la purpurina, y ahora a mí también! Verme cubierto de purpurina es un sueño hecho realidad para todos en casa. ¡Ja, ja! ¡Buen rollito!».
  Para el codirector Dave Smith, fue todo un golpe de suerte en lo que a casting respecta. «No recuerdo ni un momento de mi vida sin Kenan», dice. «Siempre nos estamos riendo de sus sketches de SNL».
  Al ser todos padres, los cuatro principales cineastas vieron a sus hijos reflejados en el descaro de Mini. La productora Gina Shay, que puso nombre al pequeño diablillo, nos cuenta: «Tenemos que dar al público lo inesperado. Kenan hizo de Mini una auténtica estrella antes de que surgiera la película».
  Tanto el director Walt como Smith están especialmente orgullosos de Mini, por haber gestado la idea desde el comienzo. «Sin pedirles ni preguntarles nada, los niños escribían en las tarjetas en letras grandes MINI DIAMANTE durante las proyecciones de prueba», nos cuenta Dohrn riéndose. «Su creación tuvo lugar tras un primer pase... en la que había una escena inicial en la que Guy Diamante salía bailando y se tiraba pedos de purpurina. Tras la visualización, los del estudio nos dijeron que podíamos aspirar a algo mejor. Al principio nos ofendimos un poco. A nosotros nos encantan los pedos de purpurina. Es un elemento nivelador. Seas quien seas, te tiras pedos. Todo el mundo se puede sentir identificado con ese un humor tontorrón».
  Tras lamerse las heridas durante un par de semanas, los cineastas tuvieron una revelación. Dohrn recuerda: «Dijimos: “¡Lo tenemos! Guy Diamante hace su baile... y tiene un bebé”. El bebé le nace del pelo y sale de un huevo. En cuanto Mini emerge, se pone al cargo con su carácter hosco. Tengo tres hijos, y siempre están al mando. En un abrir y cerrar de ojos, aparece este minihombre-bebé».
  El propio Papi Diamante, Kunal Nayyar, ha vivido con su avatar durante casi cinco años y fue el primero en recibir con los brazos abiertos a Mini en la resplandeciente familia. «Tener la libertad creativa de interpretar a un personaje que habla en auto-tune y se tira pedos de purpurina ha sido más divertido de lo que nunca hubiera imaginado», confiesa. «Y ahora, ¿dar vida a través de mi pelo a un hijo rapero? Gracias, Walt y Dave, por cumplir mis sueños de Hollywood y despertar a mi niño interior».

COMIENZA EL VIAJE: DESPEGANDO CON EL RITMO EN EL CUERPO...
  Cuando Poppy corta el cordón y emprende su aventura para unificar el Reino de los Trolls, lo hace viajando con estilo: en un globo de aire caliente orgánico enteramente fabricado de flores. Pero, además, no es un dirigible cualquiera.

  El globo de flores de Poppy, llamado Sheila G (con voz en VO de Da'Vine Joy Randolph, tiene sus propios sentimientos e ideas, y avisa de vez en cuando para mantener a su reina, Branch, Grandullón y el Señor Dinkles en ruta (e impedir que se la peguen mientras tratan de dar con el complejo manual del usuario).
  Sheila G es un perfecto ejemplo de vehículo que también es un personaje, sumando a la deliciosa extravagancia del mundo de los Trolls. «La cantidad de objetos inanimados que se han convertido en personajes es una auténtica locura», dice la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Comenzamos pensando que teníamos 40 y acabamos con más de 100. Le pusimos ojos a todo lo posible. A veces, los veíamos en una reunión de storyboards y nos preguntábamos: “¿De verdad vamos a hacer esto?”. La respuesta solía ser que sí».
  Para los responsables de crear los modelos artesanalmente, todos los personajes de TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL están inspirados en las creaciones que alcanzaron la fama mundial en los 60 y los 70. «El diseño de los Trolls procede de los muñecos, esos personajillos rechonchos con una mata de pelo de lana de colores brillantes», confirma la diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin. «El idioma de formas estaba ahí. No tenemos ni una sola línea recta elegante en la película, como sucede con los muñecos».
  Asimismo, la sensibilidad fue la chispa para generar un universo inspirado en fibras. «No solo es el pelo, sino también las prendas de textura afelpada que solían llevar estos muñecos», comenta Cronkhite Shaindlin. «También nos inspiramos enormemente en la época de los Trolls de la Suerte, en la que dominaba lo multicolorido y la variedad de texturas. Seguimos esa idea».
  Cuando Sheila G pone en camino a sus amigos, pronto descubrirán mundos que nunca soñaron que existían. «En cada género (y territorio) dominan los colores que los representan», dice Cooney Ciella. «Mientras que el pop siempre ha sido turquesa y rosa, el rock es rojo, negro y azul oscuro. El funky es morado y dorado. El country se caracteriza por tonos tenues y cálidos. La música clásica es dorada y el tecno luce colores neón chillones».

TROLLS POP...
Poppy - Anna Kendrick:
  Cuando el modo de vida de los Trolls pop se ve amenazado por la Reina Barb, la Reina Poppy emprende una aventura para unificar de nuevo a las tribus... y demostrarle a Barb lo mucho que se equivoca.
  Anna Kendrick lleva viviendo casi una década con su personaje y adora ver lo mucho que ha madurado. «Poppy es la reina ahora, y está descubriendo su identidad como líder», dice Kendrick. «En la primera película, conocemos a los Trolls Pop y asumimos que no hay más. Y lo mismo le ocurre a Poppy. Pero va a descubrir que el mundo es mucho más grande, bonito y emocionante de lo que nunca hubiera imaginado. Está de viaje para asegurarse de ser buena líder. Intentamos transmitir el mensaje de que hay que escuchar otras voces y celebrar nuestras diferencias».
  Kendrick nos revela que una de sus características favoritas de Poppy, que además descubrió durante las primeras sesiones de grabación de Trolls, es que Poppy brilla con luz propia. «Esas características básicas fueron las que le hicieron cobrar vida», dice Kendrick. «Poppy siempre es positiva y feliz, pero no de un modo molesto. Es una líder leal y dura de pelar, una especie de princesita rosa cargada de optimismo. Siente entusiasmo por todo, pero también es inteligente y resistente. Poder poner voz a esos momentos de más carácter es divertido».
  Interpretar a este personaje le ha permitido a Kendrick combinar muchas de sus habilidades. Destacando que ya desde pequeña empezó a sentir pasión por la música, Kendrick nos cuenta: «Mis mejores recuerdos de infancia son estar en el coche con mi padre escuchando Simon & Garfunkel y Motown. La música nos eleva a lugares importantes. Creamos poderosos recuerdos con ella, con cómo nos hace sentir y cambiar de humor. A veces, eso significa que necesitas escuchar una canción triste. Poder experimentar todos estos géneros y el modo que te hacen sentir es una experiencia emocionante».

Branch - Justin Timberlake:
  A Branch, cuyos sentimientos por Poppy son cada día más fuertes, le molesta que Barb se crea con derecho a decidir qué música debe prevalecer. Toda la música merece ser salvada.
  Kendrick agradece que Branch y Poppy se sientan ahora más cercanos el uno del otro, y siente que ha habido una evolución natural en su dinámica. «Se sienten cómodos diciendo que son amigos. En la primera película, su relación era más conflictiva», reconoce Kendrick. «Pese a todo, se percibe esa dinámica divertida de dos visiones del mundo que chocan; Poppy siempre cree que todo es maravilloso y Branch es más gruñón y precavido. Hay una gran dosis de juego y comedia en esa diferencia de actitudes».
  A la intérprete le gusta que el público pueda vislumbrar el lado vulnerable de Branch, que quiere proclamar que lo suyo con Poppy va más allá de la amistad, pero al mismo tiempo ayudarla a convertirse en una líder que escucha. «No se ve con valor para verbalizarlo», dice Kendrick. «Es muy dulce verlos evolucionar. Ver a un tipo que se ha construido un búnker táctico decir: “Siento algo muy especial por ti” es un ingrediente divertido».
  Colaborar como Poppy con el personaje que Timberlake ha creado con Branch ha sido una labor de amor para ambos actores. A ambos les emociona que el público de todas las edades supiese apreciar su esfuerzo en la primera película, y sentirán lo mismo con TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL. «Me siento muy agradecida de que a los adultos les gustara la película y la música lo suficiente como para disfrutarla con sus hijos una y otra vez, y no cogernos tirria a Justin y a mí», bromea Kendrick. «También agradezco mucho que Justin haya compuesto música tan buena».

Grandullón y el Señor Dinkles - James Corden y Kevin Michael Richardson:
  Preocupados por la idea de que la Reina Poppy pueda estar llevando a los Trolls Pop por el mal camino, Grandullón, obsesionado con el algodón de azúcar, y su fiel camarada de pocas palabras, el Señor Dinkles, se unen accidentalmente a la aventura colándose en el globo Sheila G.
  Aficionado a robar protagonismo, a Grandullón le encanta ser la pieza clave de los momentos más dramáticos. El actor que le pone voz en la versión original es fan declarado de su personaje. «Me encanta lo dramático que es», nos cuenta Corden, riéndose. «Es maravilloso, porque realmente es el rey del drama. Y, por supuesto, si adoras a Grandullón, tienes que adorar al Señor Dinkles. Solo están contentos si hay algún drama de por medio. Por eso me gustan tanto».
  Este verdadero artista multitalento, que lleva años luchando contra el acoso escolar, elogia que la saga Trolls transmita como mensaje central que debemos celebrar aquello que nos hace únicos. «Cuando vas al colegio, puede ser muy complicado ser diferente», explica Corden. «La gente es capaz de magnificar la diferencia más insignificante con la generalidad. Pero esta película enseña que, en realidad, si tu aspecto es diferente y tienes ideas distintas, eres una de las personas más afortunadas de la escuela. Significa que tienes imaginación y quieres algo más, crear algo nuevo».

Cooper - Ron Funches:
A la búsqueda de su propio origen, Cooper sabe que, aunque dé un poco de miedo, debe salir al mundo para descubrir si hay más Trolls como él.

Guy Diamante - Kunal Nayyar:
No solo se tira pedos de purpurina; este orgulloso padre se supera a sí mismo cuando pone un huevo que le brota del pelo... y del que nace Mini Diamante, un Troll Pop que rapea.

Mini Diamante - Kenan Thompson:
Arisco y mandón, el recién nacido Mini Diamante luce unas gafas casi tan grandes como él. Pequeño pero feroz, este rapero tiene todo el cuerpo cubierto de purpurina, ¡que no dudará en tirarte a la cara!

Satén y Chanelle - Aino Jawo y Caroline Hjelt:
  Satén y Chanelle están unidas literalmente por los pelos. Estas siamesas de penacho usan sus extraordinarios poderes relativos a la moda para salvar muchas situaciones. Un dato curioso: son las más difíciles de renderizar de TODOS los Trolls.
  Interpretadas en la versión original por las dos integrantes del supergrupo sueco Icona Pop (Aino Jawo y Caroline Hjelt), Satén y Chanelle son, según Jawo «muy parecidas a cómo somos nosotras en la realidad». De acuerdo a la artista, «Son muy estrafalarias y divertidas y todo el rato se pisan hablando, así que nos resulta muy sencillo interpretarlas». Hjelt añade que no les costó nada volver a meterse en la piel de estos personajes obsesionados con la moda. «Para prepararnos para este papel, tuvimos que comer mucho azúcar».
  Análogamente a la experiencia de sus avatares en TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL, Icona Pop se expuso a muchas disciplinas musicales mientras el grupo descubría su sonido. «Cuando empezamos en la música, sentíamos inspiración procedente de muchos géneros diferentes», dice Hjelt. «El soul, el pop y la música electrónica nos han influido mucho». Jawo añade: «Es un gran amalgama de todo. Si escuchas nuestra música, podrás apreciar que no somos el típico grupo de pop. Nuestro sonido abarca de todo, desde notas clásicas a percusión reggae; en la música de Icona Pop puedes encontrar montones de ingredientes».

Peque - Walt Dohrn:
Una de los Trolls Pop más pequeñas, Peque, suena a mucho más grande. Al principio reacia a ejercer de hermana mayor de Mini, Peque reúne a la Bolsa de Chuches para infiltrarse en el reino de los Trolls Rockeros.

TROLLS ROCKEROS...
Conoce a los Trolls Rockeros:
  Los Trolls Rockeros están hartos de que el hard rock siempre sea considerado un género segundón en favor del pop. No soportan los estribillos pegadizos de sus congéneres, sus melodías animadas y sus letras vacías, por no hablar de esas cancioncillas empalagosas que se te meten en el cerebro y no hay quien las saque. En resumen: para ellos, el pop es estúpido, absurdo y horrible.
  Kendrick valora positivamente que los cineastas decidieran incluir las seis poblaciones representando los principales géneros reconocibles, y aprecia que se muestren tantos estilos musicales diferentes a lo largo de la película. «Hay géneros híbridos y Trolls aficionados a muchos géneros distintos», nos explica Kendrick. «El rock es el género perfecto para los “malos” de la película; hay un montón de secuencias rock fabulosas. Es maravilloso contar con Rachel Bloom y Ozzy Osbourne metiéndose en sus papeles y aportando su toque cómico a los malotes de esta historia».

Barb, reina del rock - Rachel Bloom:
   Barb es la líder rebelde del hard rock. Es una reina imponente, con la fuerza, las formas, la actitud y la arrogancia de una verdadera diosa del rock. Barb se desplaza usando una gigantesca criatura Troll vestida de cuero y vaqueros que le hace las veces de bus de gira, y vigila sus dominios de lava desde una impresionante fortaleza situada en el centro de un volcán activo.
  Para Barb, la música pop es una enfermedad y ella es la cura. Para garantizar su dominio, Barb está preparando una especie de apocalipsis rockero en el que transformará a todos los Trolls en zombis ataviados de cuero y vaqueros. Solo entonces conseguirá lo que más desea: ¡el poder de controlar toda la música!
  Aunque esta rockera con sombra de ojos oscura y cresta en el pelo es tan chic como decidida, también es una Troll vulnerable en lo que respecta a su padre, un anciano tipo Ozzy Osbourne de lo más cañero. Según la productora Gina Shay, «Barb es esa chica punk-rockera con la que te juntabas en el parking cuando hacías pellas. No es nada discreta, es muy intensa y (con la mejor intención) te pegaría una patada en tu saco de dormir para salir a las 4 de la mañana a una fiesta after porque perdérsela sería imperdonable. Y bueno, también porque no tiene a nadie más que la acompañe».
  Aunque Barb sea la némesis de Poppy, a Kendrick le encantó tener un personaje tan complejo como antagonista. «Fue muy divertido mostrar a estas dos tipos de líderes tan distintas en el mundo de los Trolls», dice Kendrick. «Barb y Poppy mantienen una relación interesante porque son adversarias, pero también se tienen cierta admiración. Ambas son líderes haciéndolo lo mejor que saben y cometiendo errores, y eso es algo con lo que todo el mundo puede identificarse. Conectan por ese sentimiento de no querer decepcionar a nadie, pero dándose cuenta de que, a veces, es inevitable equivocarse».
  Los cineastas la crearon para ser una auténtica rockera sin dejar de resultar accesible, que no transmitiese una agresividad que impidiera que el público entendiese sus motivaciones. «Barb es un personaje increíble, y Rachel Bloom una de mis personas favoritas», dice el codirector Dave Smith. «Fue toda una aventura encontrar a Rachel, que es la voz perfecta para Barb. La música de su web nos conquistó».
  «Gracias a Rachel y al equipo de animación, Barb cobra verdaderamente vida», añade el director Walt Dohrn. «Los niños responden muy bien a ella, aunque lo normal seria que no les gustara un personaje villano que hace cosas malas. En realidad, Barb solo quiere amor y conectar, que es lo que todos deseamos».

Rey Metal - Ozzy Osbourne:
  El Rey Metal, el soberano retirado de los Trolls Rockeros, con voz en VO de la leyenda del rock Ozzy Osbourne, acaba de cederle la corona a su hija. Y, aunque los años de noches a tope de decibelios y días de fiestas continuas se han cobrado su precio en el machacado monarca, aún tiene mucha guerra que dar. Va a todas partes con su silla de ruedas motorizada, un trono móvil tapizado de cuero negro y adornado con calaveras metálicas y montones de bolsillos para guardar sus batidos de suplementos alimenticios y sus pastillas de agua.
   Para el codirector Dave Smith y el director Walt Dohrn, conocer cara a cara a uno de sus ídolos fue un poco surrealista. «Ozzy es un héroe para todos nosotros», confiesa Dohrn. «Crecimos con él y cada faceta de su carrera. Es una persona que va directa al grano. Enseguida se mostró dispuesto a meterse de lleno en el trabajo y llegaba a ponerse muy emotivo durante las sesiones. Es el auténtico Rey Metal».
  La primera escena en pantalla de Metal le recordó a su compañera de reparto la curiosa forma en que había evolucionado el diseño de la saga. «En la primera película, la animación era una pasada y con mogollón de texturas asombrosas», dice Kendrick. «En esta, hay momento, como la presentación del personaje de Ozzy, en la que me pareció estar viendo una versión de acción real de El cristal oscuro hecha con marionetas. Los cineastas han mejorado mucho todo lo visual y la animación, y no solo en los nuevos diseños de personajes; hasta los detalles son superrealistas. Si hubiera visto la película de pequeña, habría querido conocer ese lugar en persona. Quieres que sea un sitio real porque es mágico, y los animadores han conseguido que parezca totalmente auténtico».

Riff - Karan Soni:
  No hay nadie más clave para el éxito de los Trolls Rockeros que Riff, la mano derecha de Bárbara (interpretado por un auténtico rockero). Riff está dispuesto a hacer todo lo que haga falta por su soberana y la música que comparten. Si Bárbara dice «¡Salta!», él pregunta hasta qué altura. Si le dice «¡Rockanrolea!, él pregunta con qué intensidad. Puede que no sea el personaje más reflexivo, pero, al final, acaba teniendo una epifanía reveladora... aunque toda su intención sea hacer méritos.

EL MUNDO DEL ROCK...
  ¿Qué sería de una gira mundial sin un bus para ir de un lugar a otro? Con su forma de rape, el Pescabús de Barb es un enorme vehículo con personalidad propia dispuesto a rockanrolear por todo el mundo. Está hecho de retales de cuero y tela vaquera y ensamblado con resistentes cremalleras metálicas y el místico poder del rock.
   Cada mundo Troll tiene su propia base en lo que a telas y texturas respecta, y las piedras angulares de los Trolls Rockeros son la tela vaquera, el cuero, las medias de rejilla y la seda. «Para estos Trolls, el responsable de efectos Steve Wood y su equipo cogieron tela de raso, la cortaron en retales y la pusieron ante un ventilador para ver su aspecto al moverse», explica la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Nuestra lava es raso. Fue genial ver cómo todos los departamentos adoptaban esa mentalidad de un mundo creado artesanalmente e ideaban lo que iban a hacer con ello».
   La inspiración para el mundo volcánico de los Trolls Rockeros, según la diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin, procede de la pirámide del símbolo de los Illuminati, muy presente en la cultura visual del rock. «Me recordó a Branch viviendo bajo su roca triangular, lo que llevaba a pensar en los rockeros como una tribu subterránea, con todas esas referencias del rock al negro y el rojo. ¿Qué es rojo y negro, triangular y subterráneo? ¡Un volcán!», explica.
   Al igual que Barb sueña con un multiverso donde reine el rock, todos los creativos se permitieron fantasear a la hora de crear TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL. El diseño de este mundo comienza y termina con la propia reina. La infancia y adolescencia del director artístico y diseñador de personajes Tim Lamb, que creció en la era grunge de Seattle de los 90, estuvo marcada por el punk rock, el metal y el grunge. Diseñar a la villana de los Trolls Rockeros se convirtió en uno de sus cometidos favoritos de la película.
   «Quería que Barb tuviera una imagen totalmente auténtica de rockera punk», explica. «Nos inspiramos en varias tendencias de moda popularizadas por la escena rock. Su cinturón de cremalleras con una calavera a modo de hebilla parece un objeto artesano punk, y su camiseta llena de jirones parece haber pasado por una batidora. También le puse una cresta corta y los ojos embadurnados de maquillaje para canalizar esa imagen agresiva que vemos en grupos de rock liderados por mujeres. Esos atributos establecen visualmente la rebeldía de Barb respecto a su naturaleza Troll. Aún estoy sorprendido de que nos dejaran diseñar un Troll con medias de rejilla».

CONOCE A LOS TECNO TROLLS...
Conoce a los Tecno Trolls:
  Los Tecno Trolls, enamorados de la música dance electrónica, forman una tribu de Trolls sirénidos que viven bajo el agua en una fortaleza digital de ganchillo (cubierta de luces LED, por supuesto). Los Tecno Trolls valoran la paz, el amor y la armonía ante todo, y sus corazones laten sincronizadamente a un taquicárdico ritmo de 128 pulsaciones por minuto.

Rey Trollex - Anthony Ramos:
  Como líder de los suyos, el Rey Trollex tiene el cometido de garantizar que sus semejantes puedan darse a la fiesta de forma segura, y, cómo no, de marcar el ritmo, la labor real más importante. Pero cuando Barb y su grupo de rockeros llegan a la ciudad, le presentan al Rey Trollex un dilema imposible: «Tu gente o tu cuerda».
   El Rey Trollex cuenta en su versión original con la voz del granador de un Premio Grammy Anthony Ramos, cuyo trabajo sobre las tablas incluye su importante papel como miembro original del reparto de la obra de Broadway Hamilton. «Anthony tiene un talento increíble», nos cuenta entusiasmada la productora Gina Shay. «Tiene una voz maravillosa para cantar y aporta mucha calidez y toque cómico al personaje de Trollex, el Rey Tecno. Es una de las incorporaciones más destacadas que hemos hecho al reparto de la saga en esta ocasión».
  Hablando de su papel como líder de los Tecno Trolls, Ramos dice: «El Rey Trollex es un DJ supercañero. Me viene como anillo al dedo, porque a mí me encanta organizar fiestas, como a él, y se le ve muy inspirado en esta película». A Ramos le encanta que el personaje fuera diseñado para mostrar auténtico entusiasmo por unir a todo el mundo. «Lo importante para él no es dar fiestas en sí», explica Ramos. «Lo que le gusta de verdad es la música y usarla para unir a la gente. Por eso es un personaje tan increíble. El Rey Trollex siempre está dando lo máximo de sí y, en muchos sentidos, yo también vivo la vida al máximo».

Bliss Marina - Da’Vine Joy Randolph:
Hay quien la llama impaciente, pero Bliss Marina prefiere el término «entusiasta»; eso es lo que ella siente, entusiasmo por todas las formas de música dance. En la mayor fan del tecno y el dubstep, y se muere de nervios esperando que suene el próximo temazo.

CREANDO UN MUNDO TECNO SUBMARINO...
  Un mundo submarino de macramé que parece un gran club con láseres y sirenas: así es el asombroso imperio subterráneo de los Tecno Trolls, inspirado nada menos que en sogas náuticas. Cuando la diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin preguntó: «¿Y si creamos un arrecife de coral totalmente hecho de cuerdas y cordeles anudados?», el equipo supo que había dado con la clave para el look que buscaban. «Siempre volvíamos a la idea de qué aspecto tendrían las cosas si tuviéramos que rodarlas en stop-motion», explica la coproductora Kelly Cooney Cilella.
   A Cronkhite Shaindlin se le ocurrió pensar si la evolución natural de esa idea sería el macramé, que se crea básicamente a base de nudos. Añadió a la ecuación un toque de fibra óptica (para darle un aspecto tecno) además de láseres con el fin de crear un arrecife de coral en forma de corazón.
¡Y voilà! ¡Así es como nació este club de dance submarino! «La clave son los fabulosos diseños de Trolls sirénidos de luz negra creados por Tim Lamb (director artístico), con esa piel plagada de dibujos en pintura fluorescente que tanto les gustan a los niños, y sus corazones latiendo rítmicamente», nos cuenta la diseñadora de producción. «Son creaciones muy inspiradas».
   El suave movimiento del propio arrecife es un guiño a la temática rítmica, así como el pelo de los Tecno Trolls. Hay burbujas cuadradas de gasa que, de vez en cuando, explotan. Las burbujas son un sutil recordatorio al público de que estos Troll viven bajo el agua, sin tener que insistir constantemente en ello.
   Para el supervisor de efectos visuales Matt Baer, la secuencia de presentación de los Tecno Trolls fue un desafío inmenso, porque hubo que recurrir a todos los departamentos para crear un espectáculo de luces y una fiesta dance que transmitiese cohesión. «Queríamos que el entramado de las telas fuesen los píxeles de nuestro espectáculo de luces», dice. «Eso requería un diseño específico de la luz ultravioleta en nuestros entornos para permitir que el departamento de efectos generara secuencias de patrones que emplearan con cada fibra. Además, coreografiamos los colores y la energía de las multitudes para alcanzar un crescendo sin que se perdiese la concentración visual en los elementos más importantes de la historia».
  Sin limitarse al comportamiento de la física, al equipo se le ocurrieron unas cuantas ideas que podían ayudar a vender la idea submarina. «En primer lugar, añadimos burbujas (de muselina, por supuesto) al fondo como sutil recordatorio de que estamos bajo el agua», explica Baer. «El amplio movimiento de las multitudes emula a una ola al comienzo de la secuencia, lo que sugiere que los Trolls siguen el vaivén del oleaje en la superficie. Esta estrategia enmarca la secuencia. En el momento cumbre del espectáculo, el público realiza un cambio dramático, adoptando patrones de color y movimiento similares a los que veríamos en un analizador de espectro del equipo estéreo de casa».

CONOCE A LOS TROLLS CLÁSICOS...
  Con su pelo rizado blanco y su piel dorada aterciopelada, los Trolls Clásicos parecen tan elegantes como suenan. Unidos bajo la batuta de su director Trollzart, vuelan por Villa Sinfonía con sus alas de gasa. Sin embargo, que nadie se llame a engaño. Pese a su apariencia de querubines angelicales, estos Trolls pueden ser duros de pelar cuando ven amenazado su intemporal género musical.

Trollzart - Gustavo Dudamel:
¿Quién dice que la música clásica es aburrida? No Wolfgang Amadeus Trollzart, desde luego, el apasionado director y líder de los Trolls Clásicos. Todos los Trolls de Villa Sinfonía se mueven en sincronía con el enérgico ritmo de los calculados movimientos de batuta de Trollzart, y adoran a su vivaz y vigoroso líder tanto como a este le gusta llevar capa sin pantalones.
Con su llamativa melena de pelo blanco y esponjoso y su piel dorada, Trollzart es un regalo para la vista... siempre y cuando uno sepa apreciar de verdad la belleza de lo clásico. Eso es lo que la Reina Barb y sus rockeros descubren cuando irrumpen en Villa Sinfonía sin previo aviso e intentan intimidar a Trollzart y su voluntad de hierro para que les entregue la preciosa cuerda dorada de los Trolls Clásicos.
Director de la Filarmónica de Los Ángeles, Gustavo Dudamel pone voz en la versión original de la película al rechoncho líder con pelo de algodón de azúcar de los Trolls Clásicos. «Dar vida a Wolfgang Amadeus Trollzart sin duda quedará marcado como uno de los grandes hitos de mi carrera», asegura Dudamel. «Mi momento favorito fue cuando Walt y Dave animaron a mi hijo pequeño, Martín, que me acompañaba a las sesiones de grabación, a darme su “opinión constructiva” sobre cómo actuaba con la voz y mi entonación. Y como él, por supuesto, había visto la primera película muchas veces... no escatimó en críticas. ¡Introducir la música clásica en este estrafalario mundo de aventuras fue increíblemente divertido!».
Y no es el único emocionado con la experiencia; tanto a Smith como a Dohrn quedaron fascinados por el encanto y la humildad personal de su Trollzart. «Ya éramos muy fans de Gustavo, así que decidimos ir el equipo al completo a un concierto de la Filarmónica de Los Ángeles en el Walt Disney Concert Hall para verlo dirigir», nos cuenta el director. «Es muy apasionado».
Aunque a su llegada al campus de DreamWorks Animation se mostró inicialmente tímido, Dudamel entró enseguida en su labor de actor de doblaje. «Le pedimos improvisar», dice Dohrn. «Le dijimos: “En la película también tienes una orquesta..., solo que de bebés que vuelan por las nubes. ¿Cómo los animarías a seguir tocando?”. Veíamos continuamente sus vídeos en YouTube para inspirarnos a crear un personaje como él: un pequeño y angelical Troll con cara de bebé... ¡y rebosante de pasión!».

Flautina - Charlyne Yi:
  Flautina es una pequeña flauta metálica que vive en Villa Sinfonía. Aunque no es la integrante más sonora de la orquesta, siempre consigue hacerse oír entre todos los instrumentos de la ciudad. Permanentemente positiva y de buen humor, siempre da la nota apoyando las causas perdidas.
   Flautina, uno de los personajes favoritos del reparto y el equipo técnico, con la voz en la versión original de la película de la brillante cómica Charlyne Yi, no tendría en realidad cabida en una orquesta tradicional. «Nuestro compositor, Teddy Shapiro, tuvo cierto conflicto con el hecho de que Flautina no fuera un instrumento de madera», dice el director Walt Dohrn. «Creamos un pasado en el que era una viajera errante que llegó un día a Villa Sinfonía y allí acabaron adoptándola. Queríamos cierto nivel de autenticidad, por eso elaboramos una historia para ella. ¡No se llega a contar, pero estábamos preparados por si se daba el caso!».
   «Tuvimos que convencer al compositor de nuestra propia banda sonora de que Villa Sinfonía era el hogar de Flautina», añade el codirector Dave Smith. «Cada uno de los más de 100 personajes de la película tiene un gran impacto en las escenas en las que aparece. Flautina solo tiene un chiste, pero es muy significativo y divertido. El tono de Trolls prepara a la gente para ese tipo de comedia».
   Yi valora positivamente la fuerza de su personaje en una situación de vulnerabilidad. «Flautina no tiene miedo de ser quien es», nos dice. «Se siente asustada y, al mismo tiempo, también le gusta Clint Eastwood». La intérprete cree que TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL brinda al público la oportunidad de respetar las diferencias y cómo se manifiestan. «El caos es una constante en el mundo, y siempre andamos buscando alguna forma de arte para armonizar con lo que ocurre en la realidad», señala Yi. «En muchos aspectos, el hecho de que exploremos todos estos géneros musicales en la película representa a todos los tipos de personas que existen».

LA CREACIÓN DE VILLA SINFONÍA...
  Durante la etapa en la que el equipo de efectos especiales grabó varios cortos de acción real, en los que cogían telas y las movían de un lado a otro —permitiendo a los cineastas examinar cómo sería el efecto si los Trolls interactuaran con ellas—, ningún mundo resultó, de inicio, más lujoso y decadente que Villa Sinfonía.
   Llena de oro y brillo, esta tierra de querubines musicales voladores estaba rematada por brocados rococó, y contenía satinadas montañas al estilo Machu Picchu y cuevas con forma de instrumentos de orquesta.
   Lamentablemente, este lugar de fantasía terminará chamuscado tras la llegada de Barb. Después de que Barb haya hecho de las suyas, solo queda Flautina como testigo de lo que una vez fue el hogar de los Trolls Clásicos, ahora completamente achicharrado y con sus fibras abrasadas. Como cuenta la coproductora Kelly Cooney Cilella, «para que sirviera de referencia, el equipo de efectos le prendió fuego a una pieza de lana de acero para ver qué aspecto tenían las fibras quemadas. Hubo que hacer muchos viajes a la ferretería».
  Como esta tribu de Trolls estaba muy influenciada por los períodos barroco y romántico, y como la música clásica suele evocar un elevado sentimiento celestial, el equipo creativo buscó la forma de introducir y combinar en sus diseños las texturas, los estilos y el arte de esas épocas.
  «En el arte clásico al que hacemos referencia era común la presencia de querubines, por lo que pensamos que sería divertido que todos nuestros Trolls Clásicos fueran pequeños querubines infantiles», señala el director de arte y diseñador de personajes Tim Lamb. «Hicimos que su piel tuviera una textura aterciopelada y dorada, y les añadimos pelucas clásicas con aspecto de nube y mofletes rechonchos de bebé. Al diseñar sus alas —y como forma de transmitir lo pequeños que son—, tomamos como referencia criaturillas voladoras como el colibrí o los abejorros. Así que cogimos y combinamos todas estas influencias relativamente serias, como es el arte clásico y las pelucas empolvadas, lo que aportó a los diseños finales una inesperada pero bienvenida extravagancia».

TROLLS COUNTRY...
Presentamos a los Trolls de la música country:
   Se trata de una tribu de Trolls que viven en un poblado de arpillera y calicó en el corazón del mundo Troll. Con sus edificios con forma de cactus guateados y cosidos con retales, las Llanuras Solitarias son el hogar de los Trolls centauros. Pero no hay que confundir su trote amable con vaguería. Nadie es capaz de dar más rápido que ellos un buen repaso a los granujas inoportunos (esto va por ti, Branch). Tremendamente leales, los Trolls Country no toleran ni una sola nota de pop más de lo necesario y envían a su autor directamente al desierto.
   El director Walt Dohrn se muestra especialmente orgulloso de los artistas e intérpretes que se han dado cita en las Llanuras Solitarias. «Le dimos a nuestros creativos —dibujantes, miembros del departamento de arte y animadores— carta blanca para que hicieran lo que quisieran, y lo mismo transmitimos a los actores», dice. «Así descubres que siempre puedes conseguir lo que quieres, y mucho más».

La alcaldesa Delta Dawn - Kelly Clarkson:
   La alcaldesa Delta Dawn, la aguerrida jefa de los Trolls Country, tiene la misión de mantener el orden, y nadie en las Llanuras Solitarias está mejor preparado que ella. Es joven, lista y tiene una hermosa e inconfundible voz, además de una extravagante melena rojiza y un carácter que no admite tonterías; en resumen, es todo un carácter con botas de cowboy de ganchillo.
   Pero no te dejes engañas por las apariencias: Delta Dawn está más que dispuesta a poner firme a todo aquel que amenace su tradicional estilo de vida. Para los ciudadanos de las Llanuras Solitarias la música country lo significa todo, ya que es un reflejo de su laboriosa existencia. Así que Delta Dawn protegerá a su ciudad y su música con todas sus fuerzas.
   Convertido ya en un veterano de la industria, el codirector Dave Smith quedó sorprendido al ver a la propia Delta caminar por el campus de Glendale, en California. «Kelly Clarkson es la más honesta y noble "mejor amiga» que puedes tener, y se nota en cuanto entra en un sitio. No puedo decir nada malo de ella. Es un ser humano bueno, hermoso y maravilloso. ¿Y ese talento y energía que tiene? Es auténtica».

Hickory - Sam Rockwell:
   Hickory es un Troll Country duro y atractivo, con unas fuertes convicciones morales y una tradicional escala de valores. Tiene una voz suave como su montura, con un toque tan dulce como reconfortante.
   Como es el forastero misterioso de la zona, Hickory es bastante discreto. Tanto, que de hecho Poppy y los otros Trolls no se dan cuenta de que Hickory los está observando desde la distancia cuando llegan a las Llanuras Solitarias.
   Cuando el tenso encuentro con Delta Dawn empieza a ponerse feo, Hickory se da cuenta de que los Trolls Pop están metidos en un lío y aparece para salvar los muebles: se echa a Poppy a la espalda y, tirando del resto, los saca a galope del pueblo, sanos y salvos.
   Poppy queda conquistada por este acto de heroísmo de Hickory, y también por su encantador optimismo: «Tú eres pop, y yo soy country, pero un Troll es un Troll», le dice a la reina mientras montan el campamento. Por otro lado, Branch no se fía de su altruismo y sospecha de sus intenciones..., además de sentirse celoso de su conexión con Poppy.
   El actor Sam Rockwell, ganador del Premio Oscar®, reconoce que se sorprendió cuando descubrió el mundo que el equipo de Dohrn y Smith había creado. «Sé lo mucho que se ha trabajado cada detalle: desde la narración que muestra la historia de la apropiación cultural de la música, hasta las telas vaqueras y las colchas de retales que dominan las Llanuras Solitarias», cuenta el intérprete. «Esta película no solo cuenta cosas con sustancia, tiene además una estética como nunca he visto en el género de animación».
  «Sam es perfecto, bello, un actor de actores», dice en respuesta el codirector Dave Smith. «Su talento, inteligencia e imaginación son extraordinarios».

EL AISLADO Y POLVORIENTO MUNDO DE LAS LLANURAS SOLITARIAS...
  Todo lo que se puede ver en las Llanuras Solitarias ha sido hecho a mano para los Trolls Country que allí viven. Tejidos guateados, arpillera, tela vaquera, a cuadros... Todas las imágenes asociadas con la vida en el campo se expresan allí visualmente.
   Delta Dawn y Hickory fueron los primeros Trolls creados para este paisaje, pero para los cineastas era crucial —y esto es así en todos los mundos— que estos personajes estuvieran adecuadamente acompañados.
   «Tratamos de representar diferentes generaciones dentro del country, por eso hay personajes con sombreros de cowboy, y otros con gorras», explica la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Al observar a Delta puedes ver la influencia de las divas del country. Con ella jugamos a crear un peinado enorme, de concurso de belleza. Hickory es el clásico cowboy. Bryce McGovern, el supervisor de animación responsable de los Trolls Country, hablaba mucho de Clint Eastwood, así que la interpretación de Hickory es siempre muy contenida. Hickory no se muestra muy expresivo porque Clint nunca se comportaría así. Son cosas que trasladamos a la animación».
   Para la secuencia de la fuga de la cárcel, en la que los Trolls Country persiguen a Hickory, Poppy, Branch, Grandullón y al Señor Dinkles desde el poblado hasta los humedales, los directores apostaron por crear una clásica persecución de película del Oeste. Con un río hecho de gasa y acantilados formados por pilas de sábanas una encima de otra, el paisaje invita a que los espectadores dejen volar a su imaginación.
   La diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin quería que los acantilados y el cañón recordaran a cuando un niño juega con sus muñecos Troll sobre su cama y los hace caer por un barranco hecho de sábanas dobladas. «La idea de un paisaje y un poblado guateados nació de la historia de la conquista del Oeste y cómo las mujeres de la época aprovechaban todo lo que tenían, de forma que con los retales de prendas viejas se hacían sábanas», cuenta. «Desde el aire, las tierras de labranza parecen una colcha gigante, y los cactus eran la forma ideal para las casas de los personajes. Los artistas del departamento de arte improvisaron y añadieron sus propias ideas, como que hubiera personajes con caravanas guateadas, carteles hechos con trenzas, etc.».

PRESENTAMOS A LOS TROLLS FUNKY...
   Los líderes de los Trolls Funky son el rey Quincy y la reina Essence, que comparten las tareas reales y gobiernan a los habitantes de su esplendoroso reino, Villa Funky, una ciudad móvil levantada en una nave espacial que ambos usan para buscar a Cooper, su hijo perdido y gemelo de Prince D. «Pensamos que en la película no contaríamos la historia de los Trolls Funky», dice el director Walt Dohrn, «sino la experiencia de Poppy al conocerlos. Esa historia sí que podíamos contarla porque es desde su punto de vista».

Rey Quincy - George Clinton:
   Las cosas en Villa Funky no siempre han sido tan tranquilas. De hecho, hace generaciones los Trolls Funky se vieron obligados a marcharse a un remoto rincón del reino porque los Trolls Pop trataban de robar la música de todo el mundo. Querían atemperarla, quitarle ritmo funky, afinarla automáticamente... No molaba nada.
  Este asunto con los Trolls Pop no era una prioridad para el rey Quincy, ya que uno de sus amados gemelos, Cooper, había desaparecido años atrás. Cuando Cooper vuelve a casa y la familia real vuelve a estar completa, el monarca siente que por fin puede dormir tranquilo.
  El rey Quincy casi había perdido la esperanza de encontrar a Cooper después de que, hace muchos años, su huevo cayera rodando fuera del nido. Ahora, con todos los miembros de la familia real presentes, Cooper y sus padres disfrutan de un emotivo reencuentro.
  «Fue increíble trabajar con George Clinton como el rey Quincy», afirma Ron Funches, que interpreta a Cooper. «Sus conciertos fueron una de las grandes fuentes de inspiración para que yo empezara en el mundo del entretenimiento. Parecía que se lo pasaba tan bien sobre el escenario... Yo también quería pasármelo así de bien. ¡Y resulta que ahora puedo disfrutar de esa diversión con uno de los padres del funk!».
  «George ha tenido una enorme influencia en este mundo», añade la coproductora Kelly Cooney Cilella. «El primer día que vino llevaba puesta una capa de lentejuelas; el tipo de cosa que esperas que George Clinton lleve».

Reina Essence - Mary J. Blige:
   La reina Essence se muestra siempre tranquila y serena, y es fuente de inspiración para el resto de Trolls Funky. De hecho, el prudente liderazgo de la reina ha sido lo que, a lo largo de los años, ha sacado a los Trolls Funky de más de una situación peliaguda, entrando así en una época en la que los Trolls Funky ya no tienen que preocuparse de si los Trolls Pop les roban sus ritmos funk.
  Pero todas este historial de disputas con los Trolls Pop pasa a un segundo plano para la reina Essence cuando un día, como por arte de magia, aparece su hijo perdido Cooper. Ahora, con la familia real reunida de nuevo, Cooper y sus padres disfrutan de un sonido en armonía.
  En cuanto el equipo de producción subió a Mary J. Blige al tren del funk para el papel de la reina Essence, se acabó el drama. «Mary representa el R&B. ¡Es la reina!», dice elogiosamente Gina Shay. «¿Quién mejor que la reina del R&B para interpretar a la reina de este mundo? Mary es un supertalento con una voz increíble. Aceptó hacer la película gracias a los temas musicales, y nos sentimos muy honrados de tenerla con nosotros».
  Blige, que confiesa ser «muy fan del género de animación», se sintió agradecida por poder formar parte de un reparto con tantas estrellas. Asimismo, se identificó mucho con la matriarca de los Trolls Funky. «La reina Essence representa la esencia, el funk, el soul y la cultura», asegura Blige. «Lo que más me gusta de ella es que es yo misma. Ella es soul, es cultura».

Bienvenidos a Villa Funky:
Villa Funky es el hogar de los Trolls Funky, y toda la localidad se halla en el interior de un gigantesco platillo volante que sobrevuela el reino Troll. La nave, construida en su totalidad con discos de plata, brilla y resplandece cuando le da la luz. Los operarios de Villa Funky usan burbujas flotantes para subir a los Trolls Pop a la nave, una vez que han sido localizados.

UN REENCUENTRO FAMILIAR: EL DISEÑO DE VILLA FUNKY...
   A la hora de crear los elementos visuales de los Trolls Funky y el diseño para Villa Funky, fue crucial que el equipo no se quedara en una representación unidimensional de este tipo de música. «El funk procede de diferentes formas musicales», explica el Dr. Darnell Hunt, «de la misma forma que dio luz a otras, como el hip hop».
   «El estilo visual recuerda al de Parliament Funkadelic, el icónico grupo funky de los años 70», continúa Hunt, que es el decano de ciencias sociales de la universidad UCLA. «Mucha de su imaginería giraba en torno a elementos futurísticos y tecnológicos como los ovnis, lo que combatía los estereotipos que describían a los descendientes de africanos como gente menos inteligente y civilizada. Asociarse con ideas de alta tecnología como que un rayo de luz te transportara al interior de una nave espacial desacreditaba esos prejuicios».
   Tomando como referencia innumerables discos de los años 70, el equipo se dejó inspirar por la energía, el color y el lenguaje visual de los LP de la época. Como la familia de Cooper pertenece a la realeza, los cineastas incluyeron gran cantidad de oro, plata y morado a su identidad visual.
   «La música funky forma parte de mi infancia tanto como Barrio Sésamo», confiesa la productora Gina Shay. «De hecho, estaba en Barrio Sésamo. Las imágenes de Parliament Funkadelic siempre han estado ahí. Ese imaginativo mundo musical, en una nave espacial, con todos esas vestimentas locas y ese rollo funky... es muy de los años 70. Con George Clinton al timón de aquel movimiento musical, parecía lógico que Trolls explorara el mundo funky».
   Resultó que este mundo fue uno de los más difíciles de acometer porque había muchas formas de hacerlo, aunque todo el mundo estuvo de acuerdo en huir de clichés y estereotipos reduccionistas. «El funk ha influido muchísimo en otros géneros musicales», explica la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Fue un reto dar con la estética y el diseño exactos. Floiane Marchix, de nuestro departamento de arte, hizo 20 versiones diferentes del aspecto que podía tener Villa Funky».
   De igual forma que Clinton y Parliament se vieron influenciados por la tecnología de los años 60 y 70, los cineastas quisieron incorporar ese aspecto metálico en el mundo espacial de Villa Funky. «Teníamos personajes coloridos y peludos como Cooper, y empezamos a vestirlos con prendas y cascos metálicos», cuenta la diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin.
   «Con el tiempo, me dije: “No, estos personajes no deberían vestir ropa metálica, sino estar hechos de metal”», continúa Cronkhite Shaindlin. «Debería ser parte de su ADN. Así que empezamos a poner oropel dentro de su pelaje, lentejuelas en sus edificios, etc. Igual que los Trolls Pop son de fieltro y viven en un bosque de fieltro, entonces los Trolls Funky debían ser metálicos y vivir en un mundo metálico».
   El diseño también estuvo al servicio de la historia y de cómo los Trolls Pop comprendían lo que su tribu había hecho. «El entorno de Villa Funky entró en la fase de exploración —hicimos desde muy temprano la preproducción y la planificación de los decorados antes de ir a previsualización— después de dibujar el guion gráfico de la secuencia», explica el responsable de composición Todd Jansen. «Los decorados quedaron increíbles y tenían el potencial de aportar sentido a la historia. Cuando mostramos a los directores este trabajo, les presentamos nuevos planos e ideas sobre cómo usar los decorados para transmitir mejor lo que ocurría en el momento..., y la importancia de lo que Poppy descubre a esas alturas».

PRESENTAMOS A LOS TROLLS CAZARRECOMPENSAS...
  Desde el reguetón al K-pop hasta el smooth jazz y el canto tirolés, los géneros musicales de los Trolls son tan variados como sus colores de pelo. La reina Barb promete a las tribus nómadas que quien capture a Poppy podrá mantener su música intacta en una isla remota, ya que no tienen un mundo propio.
  «Como es una película sobre géneros musicales, no queríamos dejar a nadie fuera», dice la productora Gina Shay. «Desafortunadamente, no todos tienen su propio mundo, pero sí que podremos disfrutar de un épico reto de baile entre el K-pop y el reguetón. Contamos con iluminaciones que evocan cómo serían sus mundos... si consiguen esa isla que tanto desean».

Chaz - Jamie Dornan:
  Chaz es un seductor Troll saxofonista con una voz dulce como la seda. Cuando eres el Troll más estiloso del mundo, necesitas las canciones más suaves: por eso Chaz ha jurado lealtad al smooth jazz por encima de otros géneros, y opina que nunca ha gozado del respeto que realmente merece.
   Sin embargo, eso parece que por fin va a cambiar cuando la reina Barb aparece con su banda de rockeros. Barb le ofrece a Chaz una oferta que no puede rechazar: encontrar a la reina Poppy y su cuerda a cambio de que el smooth jazz tenga su propio hogar.

Dickory - Flula Borg:
  Dickory es uno de los dos cantantes tiroleses austriacos que, además, resultan ser dos de los cazarrecompensas más temidos en todo el reino Troll. Su amor por el canto tirolés es tan fuerte que cuando la reina Barb le plantea un ultimátum —«Encuentra a la reina Poppy o perderás tu música para siempre»—, él asegura que está dispuesto a hacer cualquier cosa por mantener a salvo su música tras el apocalipsis rock.
   «Incorporar a dos hermanos tiroleses fue idea de Dave, por eso fichó a Flula», cuenta el director Walt Dohrn. «Éramos tan fans de Flula que le dijimos: “¡Haz lo que quieras!”. No dejaba de improvisar. Esa locura inspiró a los animadores, que redoblaron la apuesta».

La banda K-pop - Red Velvet:
Interpretados por el superexitoso grupo Red Velvet, la banda K-pop incluye Trolls multicolor con tonos verde, morado, rosa, rojo, amarillo y azul. Incapaces de imaginar la vida sin su género favorito, con sus optimistas letras y su contagioso ritmo, la banda K-pop acepta el reto de baile de Tresillo, el Troll Reguetón, por el derecho de entregar a Branch y Poppy a la reina Barb. Con las voces de Joy, Yeri, Seulgi y Wendy, de Red Velvet, la banda K-pop domina la «ruleta rusa» y sabe que Branch es su comodín.

ANATOMÍA DE UNA ESCENA: «¡EL SMOOTH JAZZ NUNCA MORIRÁ!»...
  Como prueba de que los parámetros de este universo son ilimitados —y de que puede pasar cualquier cosa en una peli de Trolls—, está la escena del smooth jazz, un triunfo de los cineastas, en la que un peludo Chaz surge de la nada y se camela a Branch, Poppy y Hickory con el suave estilo de su género musical. Arrullados hasta una amodorrada rendición, es seguro que los Trolls Pop caerán en las manos de Barb... a no ser que puedan escapar de esa pesadilla.
  Según creaban la historia, los miembros del equipo observaron que no había villanos en la película, pero que sí podía haber un género musical auténticamente malvado. «Nos preguntamos: “¿Cuál es el estilo musical más maléfico?”», cuenta el director Walt Dohrn. «Esa música inofensiva que escuchas en el dentista mientras te están haciendo una endodoncia, o mientras presentas tus impuestos».
  Diseñada para ser un viaje psicodélico en una playa cósmica con luna llena, la escena combina imágenes de acción real con fotos de archivo, todo ello mezclado con los personajes. «Era un collage de cosas tan diferentes que era difícil saber cómo resultaría», confiesa la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Teníamos las pinturas del artista de desarrollo visual Peter Zaslav como objetivo, pero la escena no tomó forma hasta que llegamos a la fase de iluminación».
  Gran parte del diseño de Chaz surgió tras dar con el humor necesario para esta secuencia. «El aspecto de Chaz nace de un cruce entre la portada de una novela romántica y un baño de burbujas a la luz de las velas», cuenta el director de arte y diseñador de personajes Tim Lamb. «Queríamos que fuera seductor, pero de una forma un poco absurda. Su pelo del pecho con forma de corazón, sus apretados pantalones de cuero sintético y su mostacho contribuyen a lo absurdo de la escena».
   ¿Y quién mejor para dar vida a este heraldo del postapocalíptico mundo del género musical que la superestrella de cine Jamie Dornan? «La suave y sensual voz de Jamie es perfecta para Chaz y su demoníaco smooth jazz», dice la productora Gina Shay.
   El equipo quería que este cazarrecompensas fuera de la ley fuera alguien que te sedujera con su saxo. «Eso es lo que piensa Chaz de sí mismo, de todas formas», puntualiza Dohrn. «No sabíamos que Jamie fuera un tipo tan encantador y dispuesto a hacer reír y trabajar en una película que sus hijos puedan ver».
   Para Dornan, de unirse a la producción fue una decisión muy personal. «Las únicas personas más emocionadas que yo mismo por estar en TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL son mis hijas», cuenta el actor. «¡Para ellas va a ser divertidísimo!».
   El intérprete descubrió que sus compañeros apoyaban con entusiasmo sus improvisaciones. «Me encanta el proceso, aunque en realidad estaba aterrado», confiesa. «Mi personaje encarna el smooth jazz, y tomé como inspiración los anuncios que solía escuchar en la radio en Irlanda del Norte, en los que todo el mundo ponía unas extrañas, sedosas y americanizadas voces que yo encontraba de lo más divertidas».
   Aunque al final Chaz toca el saxofón, estuvo a punto de tener el fiscorno como arma. El compositor Theodore Shapiro cuenta que aportó un poco de sensatez a sus directores. «Cuando vinieron a mí, ya tenían una canción metida en la escena que resultaba bastante divertida», recuerda. «Pero yo sentía que el tipo de smooth jazz que Chaz tocaría no tenía que ver exactamente con aquella canción. Así que intenté tocar lo que creo que es la versión más pura del smooth jazz, homenajeando un poco a Kenny G, y afortunadamente todo el mundo quedó contento con esta apuesta».
   Chaz no fue el único rompecorazones, ya que el codirector Dave Smith resultó elegido para interpretar al sirviente de los pantalones cortos. «Dave es el exhibicionista, y estaba disponible», cuenta Dohrn. «Este fue uno de esos casos en los que los ejecutivos son tan cuidadosos con el elegante universo que se está creando, que Dave y yo tuvimos que rogar: “Ya que la escena es una fantasía, y funciona fuera del mundo Troll, ¿podemos por favor hacer que parezca sacada de una televisión local? ¿Podemos hacerla con mala calidad?”».
   Aunque la escena estaba en el guion y contaba con bocetos, el equipo no terminaba de dar con lo que quería hasta que JC WEGMAN hizo una propuesta creativa. «JC es un dibujante freelance con una imaginación sorprendente, que no es tradicional en ningún modo, forma o manera», dice Smith. «Lo primero que propuso es lo que finalmente aparece en la película».
   La escena, de apariencia engañosamente simple, exigió que todos los creativos se pusieran manos a la obra para conseguir que funcionara a la perfección. «¡Fue una locura tan grande como los propios bocetos!», afirma el responsable de composición Todd Jansen. «Antes de empezar, los responsables de los diferentes departamentos hablamos para asegurarnos de que todos remábamos en la misma dirección. Una parte importante de la secuencia iba a ser un fragmento muy breve de imágenes reales. Era importante porque íbamos a poder incorporar esas imágenes muy al comienzo del proceso de composición, para asegurarnos de que funcionaban. Así, la idea quedó clara para el resto del proceso».
   Animados por la fe puesta en estas locas ideas, el equipo también pidió añadir imágenes de archivo igual de raras. «El metraje que incluimos del tigre era algo cutre y no tenía la misma resolución que el resto de la película», cuenta Smith. «Querían que la resolución coincidiera, y dijimos: “¡No, por favor!”».
   «Perdí la cuenta de las reuniones tuvimos acerca de aquel tigre...», recuerda Dohrn con un suspiro.

EL GUION GRÁFICO...
  Los cineastas principales aprendieron el oficio trabajando en la saga Shrek, donde los artistas de guion gráfico interpretaban con libertad el guion literario, y quisieron trasladar esa libertad a esta producción, permitiendo que se aportaran ideas. «Mientras se desarrollaba el guion gráfico de la escena del smooth jazz, insistieron en que el viaje que la película propone se viera a través de los ojos de Poppy. «Es su historia de maduración», asegura el director Walt Dohrn, «y del público principal que crece con ella».
  La mayoría de cambios tiene lugar durante la fase de guion gráfico, ya que resulta más difícil cambiar elementos cuando la producción avanza. Desde que la visión de JC Wegman diera forma a la escena del smooth jazz —y los directores quedaran encantados por su inventiva—, la secuencia no dejó de retocarse hasta quedar perfecta.
  Tim Heitz, que fue artista de guion gráfico en Trolls, es el responsable de desarrollo de la historia en TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL. «Los artistas de guion gráfico le proponían ideas locas a Tim, que respondía: “¡Sí, vamos a mostrarle esto a los directores!”», cuenta la coproductora Kelly Cooney Cilella. «Tim retaba a los artistas a tomar caminos inesperados».

BOCETO DE COMPOSICIÓN...
  Como los bocetos de composición ofrecen expansiones de la historia, el equipo experimentó con secuencias en la que Chaz descendía por el arco que dibujaba el salto de un narval. «Con ellos hacemos versiones tempranas de previsualización de los decorados», explica el responsable de composición Todd Jansen, «y después colocamos cámaras con personajes provisionales, luces y movimientos, y comprobamos que todo esté a su debido tamaño».

COMPOSICIÓN FINAL...
  Una vez que el equipo de Jansen llegó a la fase de la composición final de los planos individuales, la atención se centró en la necesidades de la historia. «Por ejemplo, en un momento íntimo entre Branch y Poppy tiene sentido simplificar los ángulos de cámara», dice Jansen. «Se trata de tener un rango dinámico de altos y bajos que esté al servicio de la narración».

Modelado y superficies:
  Ya sea el enorme sombrero de Hickory o el pelo del pecho de Chaz en forma de corazón, parece que pudieras extender la mano y tocar los diferentes elementos de la escena. Esto se consigue gracias a modelos intrincadamente detallados y la creación de superficies de fieltro; y fueron el supervisor de modelado Charles Ellison y el supervisor de superficies Andy Harbeck los encargados de estas dos áreas claves de la producción.
   Sobre el proceso para crear el estilo visual para esta secuencia, Ellison comenta que «la escena del smooth jazz fue siempre un caso de colaboración e iteración. Nuestra meta era capturar la esencia de los maravillosos diseños de personajes de Tim [Lamb, director de arte y diseñador de personajes] y asegurarnos de que trasladábamos de la mejor forma posible sus diseños al 3D».
  La primera entrega de Trolls presentó un mundo hecho de tejidos, y esta segunda parte ha aumentado los procesos de modelado para crear las superficies. «Además de arreglos de cabello y pelaje, construimos herramientas fáciles de usar para los artistas que permitían a los creadores de texturas generar curvas personalizadas para hacer bordados, punto, rotos y puntadas», explica el supervisor de efectos visuales Matt Baer. «Cada puntada consiste en miles y miles de curvas, lo que permite que las fibras atrapen la luz de forma realista».

MOVIMIENTOS DE LOS PERSONAJES...
Martin Costello, responsable de los movimientos de personajes, fue el líder del equipo responsable de crear el esqueleto y la geometría añadida que aportaran movimiento creíble a 84 personajes y 94 variaciones en 398 semanas. Esta monumental tarea creció tanto no solo por la existencia de varias especies nuevas de Trolls, sino porque cada tipo de Troll en cada mundo debe interpretar su papel de forma personalizada, desde los que tienen cuatro patas a los que tienen dos brazos sumados a las cuatro patas, pasando por Trolls con dos brazos y aletas en lugar de piernas. Y a nadie le gusta más la interpretación que a Chaz.
  El director de arte Tim Lamb tenía en mente un aspecto muy específico para nuestro villano, así que se realizaron muchas iteraciones y rediseños para que el movimiento casara con las ilustraciones. Como Chaz tenía como base un Troll Pop masculino genérico, los animadores de movimientos de cara y cuerpo tuvieron que adaptarse a los diseños de Lamb usando los controles de animación (por ejemplo, haciendo su nariz más ancha, alargando la forma de su cabeza y torso, y haciendo que su mandíbula fuera más recta). El voluptuoso pelazo y la romántica mata de pelo en el pecho de este músico de smooth jazz fueron obra del departamento de superficies.
  Estos elementos se «cocinaban» en el departamento de movimientos y se pasaban a los animadores para que comprobaran que funcionaban. El director de animación Carlos Puertolas revisaba y aportaba cambios en los diseños antes de que Chaz regresara al departamento de movimientos para el afinado definitivo. ¿Cuál fue el mayor desafío de Costello durante la producción? «Hubo que trabajar mucho la boca y la lengua de Chaz para esos momentos en los que toca el instrumento, y su pelo era un personaje en sí mismo», responde riendo.

Animación:
  El director de animación Carlos Puertolas no solo creó una «escuela de marionetas» para sus animadores, también ayudó a todos los departamentos con las interpretaciones, posturas y expresiones, así como a generar ideas. Cuando los directores veían cualquier escena, especialmente la escena del smooth jazz, estaban dispuestos a darle luz verde, ya que había pasado por «el filtro de Carlos».
  Puertolas subraya que la realización de las pruebas diarias estaba llena de risas y colaboración. «Todo el equipo sentía la confianza de Dave y Walt, y eso nos empujaba a querer dar en el clavo con lo que buscaban», dice. «Nos animaban a dar ideas, sin importar lo locas que parecieran, y siempre aceptaban y valoraban nuestras aportaciones a la historia y los personajes».
  Antes, los departamentos estaban muy compartimentados; Puertolas recuerda que una simple decisión lo cambió todo. «Tim Lamb diseñaba a los personajes, Charles Ellison los modelaba, Martin Costello les daba movimiento, y finalmente los animadores jugaban con ellos», explica. «Pero todos los departamentos tenían la misma meta: dar vida a los diseños de Tim. Así que durante la preproducción creamos una “sala de personajes” que nos permitiera trabajar codo con codo. Éramos capaces de mirar a nuestro lado, llamar la atención sobre algo y arreglarlo al instante. Gracias a esto no solo aceleramos el proceso, también nos ayudó a conocernos mejor. Fue genial poder aprender de unos artistas tan talentosos».

La pantalla verde:
  Debido a la buena respuesta global que tuvo Trolls, el director Walt Dohrn reflexiona que, durante la producción de TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL, su equipo sintió que la secuela pudo hacerse sin que el estudio los presionara. Subraya también que él y el codirector Dave Smith, compañeros de fechorías desde sus años de estudiantes en el Instituto de las Artes de California, comparten su devoción por la comedia arriesgada que va de la mano de un relato emocionante. Así que, ¿qué puede haber más heterodoxo que colocar a un humano dentro de una animación?
  «Contábamos con su guía, pero no nos vigilaban, ni nos ponían en duda o se asustaban», cuenta Dohrn. «DreamWorks confió en nosotros y, gracias a eso, la película es más salvaje de lo que esperas. La secuencia del smooth jazz —y meter a Dave en la escena, especialmente— fue la prueba de que los locos se habían hecho con el control del manicomio. «Nos preguntamos: “¿Podemos hacerlo? Bueno, nadie nos está diciendo que no...”».
  La coproductora Kelly Cooney Cilella recuerda a miembros del equipo preguntando quién iba a hacer del camarero en la playa: «Respondí: “¡Pues Dave Smith!”. Compramos un espray de bronceado, alquilamos un traje de marinero y le grabamos delante de una pantalla verde. Esas son las atractivas piernas de Dave, que de hecho aparecen de nuevo en los créditos. Es un gran ejemplo de que no nos pusimos límites. Es la escena favorita de todos, y la prueba de que en esta película puede pasar literalmente de todo».
  Smith está de acuerdo en que era mejor insertarlo a él en la secuencia un momento que añadir todo un mundo humano en la película. «JC [Wegman], nuestro artista de guion gráfico, dibujó a un camarero de cintura para abajo», recuerda, «y Kendal [Cronkhite Shaindlin, la diseñadora de producción] y el equipo de diseño preguntaron: “¿Vamos a hacer un humano por ordenador?”. “¡No!”, respondimos. “Hagamos lo que haría una tele local y pongamos las piernas de alguien sobre una pantalla azul”. Y resulta que yo soy fácil de convencer».

Efectos:
  Explorar ideas en escenas claves ayudó a llevar a buen puerto ese minimundo en el que un forzudo Señor Dinkles surge de la arena y un avergonzado Chaz se marcha flotando; todo mientras, en una secuencia paralela a la del smooth jazz, Cooper descubre un oasis hecho de purpurina.
  En conformidad con las decisiones de los animadores —crear un contraste entre la presencia y la ausencia de desenfoque de movimiento, enfrentar una animación sincopada con otra suave—, el supervisor de efectos visuales Matt Baer trabajó con los departamentos de creación de imágenes por ordenador para dar con las ideas que permitieran integrar a los Trolls en localizaciones minúsculas.
  Simular un montón de purpurina exigía integrarla apropiadamente con el movimiento de los personajes en la escena. «Resultaba que ver la simulación de una partícula repetida cada dos fotogramas quedaba bien», explica Baer. «Nuestro departamento de efectos dio con una técnica que permitía que la mayor parte del montón de purpurina de Cooper estuviera animada de forma repetida cada dos fotogramas. Esto lo combinamos con que los granitos de purpurina que caían estuvieran animados a un fotograma, lo que ayudaba a que casara con la fluidez de la animación del personaje».
  Baer comenta que la misión de su trabajo conjunto con la diseñadora de producción Kendal Cronkhite Shaindlin a lo largo de la producción era encontrar el punto donde la creatividad se encuentra con la tecnología. «Kendal y yo terminamos dando con el enfoque y el ritmo de trabajo adecuados», dice. «Una secuencia tenía una escena completamente cubierta de purpurina, mientras otra pedía un estilo de animación de dos dimensiones y renderizada con un aspecto como de aerógrafo».

Iluminación:
  Aunque el mundo de los Trolls Pop fue el más difícil de iluminar, la secuencia del smooth jazz tampoco fue un camino de rosas. Como explica al director Walt Dohrn, «cuando el entorno es tan denso y hay tantas texturas es muy complicado llegar a la fase final».
  Bajo la batuta de Scott McKee, responsable de iluminación en esta producción (y que fue supervisor de efectos generados por ordenador en Trolls), la fase final de la escena subraya los colores que dan vida a cada grano de arroz de esas piezas de sushi en las que Poppy y Branch se convierten. La escena tiene lugar al atardecer junto al mar, y el equipo de McKee no solo tuvo que hacer frente a los innumerables detalles del atardecer, también a que Chaz flotara sobre el sol.
  Afortunadamente, a la iluminación le vino bien que hubiera planos de imágenes reales. Como cuenta el supervisor de efectos visuales Matt Baer, «nuestro departamento de efectos reunió telas para cada plano y construyó pequeños decorados que permitían una iluminación personalizada y el control de golpes de aire. Grabamos en alta velocidad y con un objetivo macro, al tiempo que éramos fieles al comportamiento y la escala de cada material. Scott contribuyó a iluminar estos pequeños decorados de forma que estuvieran en consonancia con lo que íbamos a renderizar».

LA RECONCILIACIÓN DEL REINO DE LOS TROLLS...
  Sin duda, la secuencia más compleja —tanto para narrar como para ejecutar— de TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL fue la reunión de las tribus del reino en la escena conocida como «Just Sing». Se trata del final del camino para nuestros héroes, donde los Trolls de los diferentes géneros descubren que sus sonidos distintivos siempre han estado dentro de ellos.
   «Cuando los latidos del corazón de Cooper y su hermano gemelo les hacen darse cuenta de que la música está en sus corazones, espíritus y cultura —y no en las cuerdas—, se hace posible la reconciliación de los Trolls, que reconoce y celebra la diferencia», explica el Dr. Darnell Hunt, consultor de sociología en la producción. «Es la idea opuesta a asumir que todo el mundo tiene que ser igual, que es lo que ha provocado la tensión entre Poppy y Barb».
   Al ser preguntado, el director Walt Dohrn admite que este momento es su favorito de la nueva entrega. «El ritmo en mitad del silencio», cuenta. «¿Cuando en mitad del silencio los corazones laten y comienza el beatboxing? Los Trolls Country empiezan con el zapateo. Espero que a estas alturas nos hayamos ganado vivir un momento así. Puede haber pedos de purpurina y juegos y diversión, pero es necesario que se dé un momento así. Cuando llegamos a ese punto, siento que lo hemos tenido éxito en nuestro cometido».
   Con tantas voces talentosas de casi todos los géneros musicales, así como aclamados intérpretes de drama y comedia, los cineastas tenían por delante una tarea hercúlea para mezclar todo de forma armoniosa en el clímax.
   La productora Gina Shay reflexiona que TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL ha conseguido que hacer la primera película pareciera pan comido. «Este es el musical más complicado que jamás haya emprendido, y nunca he tenido un compañero más increíble con el que comentar ideas —desde la grabación y el reparto hasta cómo acometer siete canciones originales de multitud de géneros— que Justin».
   Para que «Vamos a cantar» funcionara, era necesario que todos los géneros destacaran, no solo el pop. También se necesitaban las voces de casi todo el reparto, lo que supuso que el equipo viajara por todo el mundo para grabar a prácticamente todos los intérpretes. «Anna, Justin, Anderson, Mary y Kelly son las voces destacadas del tema, pero ellos son solo parte de todos los que están en el tema», dice Shay.
   «Incluso volé a Corea del Sur solo para grabar una noche a la banda de K-pop Red Velvet», continúa. «Esta película se ha grabado literalmente por todo el mundo».

UN TEMAZO RELAJADO...
  Justin Timberlake, que creó el éxito «Can’t Stop the Feeling!» para Trolls, vuelve como productor ejecutivo musical. Aunque se unió a la producción de la primera parte cuando las versiones ya estaban decididas, para TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL los cineastas pudieron ampliar su participación e incorporarlo a todos los aspectos musicales de la producción.
  Al hablar de la escena en la que Branch y Poppy se separan, y Branch canta anhelante sobre ella, el director Walt Dohrn reconoce que no puede reprimir las lágrimas al verla. «A la canción “Perfect for Me” la llamamos el “solo de Justin”», cuenta. «Notamos que los espectadores se emocionan con la canción, y nosotros hemos llorado mucho con esta parte».
   La productora Gina Shay añade que cuando Timberlake se sentó a escribir, sus palabras nacían del corazón de la película. «Creo que no se puede estar más cerca de escribir la canción correcta para el momento adecuado», dice, «que siendo la persona que actúa en la película y, además, crea las canciones».
   Junto a Timberlake está en TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL el ganador del Premio Oscar® Ludwig Göransson, que estaba trabajando en la banda sonora de Black Panther cuando empezó la producción de TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL. El que terminaría siendo el otro productor ejecutivo musical de la película no tardó en estar en la cortísima lista de talentos que Universal manejaba como posibles compañeros de producción musical de Timberlake.
   «Al añadir a Ludwig a la ecuación —con su compromiso por encontrar lo único e inesperado—, hemos conseguido una banda sonora alucinante», dice Shay.
   Göransson, sueco de nacimiento, es un entregado fan de su compatriota Max Martin, pero nunca había tenido la oportunidad de compartir estudio con el experto autor de incontables éxitos pop. Para los temas originales, Timberlake y Göransson colaboraron con Martin y una talentosa joven, la compositora Sarah Aarons.
   «Juntos crearon dos canciones asombrosas, una de ellas un temazo relajado titulado “The Other Side”», cuenta Shay. «La otra canción está hecha para la mitad del tercer acto. Es el mismo momento que ocupaba «Can’t Stop the Feeling!» en la primera película, pero esta vez la canción tenía que tener una resonancia emocional más profunda..., así que transmite una sensación muy diferente».
   Göransson emocionó a sus compañeros. «Es genial tener productores como Ludwig, que no tiene miedo de ir hasta el final para hacer que cada canción sea lo más especial posible», afirma Ramos. «Con el trabajo que ha hecho con Kendrick y Childish Gambino, Ludwig es un genio. Su oído para la música es increíble».
  La voz y alma de Poppy se muestra por completo de acuerdo con Ramos acerca de su compañero creativo en la película: «Justin es un músico supertalentoso; yo estaba muy nerviosa porque quería estar a la altura», confiesa Kendrick. «Él me tranquilizó y fue un productor vocal increíble. Fue genial poder contar con alguien tan sensato. Saber que se adapta con gran facilidad a los diferentes estilos de cada persona me dio confianza para volver a trabajar con él. Sé que con él estoy en buenas manos; es como contar con el mejor paracaídas».

COMPONER EL MUSICAL...
  Theodore Shapiro, que ha dado vida musical a éxitos de taquilla como Tropic Thunder, ¡una guerra muy perra!, El diablo viste de Prada y La vida secreta de Walter Mitty, o la serie de HBO Game Change, es el compositor de TROLLS 2 - GIRA MUNDIAL.
   «Para hacer que todo quedara cohesionado», cuenta la productora Gina Shay, «Teddy tejió una banda sonora única entre canciones originales y versiones, insertando y acentuando los puntos claves de la historia con una orquesta completa».
   Sobre su trabajo, Shapiro dice que «este equipo tenía muy claro hacia dónde querían ir con la historia. Esta es, desde el principio, una película sobre la música y los géneros musicales. Así que desde el minuto uno cuentas, para componer la banda sonora, con una paleta increíble de la que tomar prestados elementos. Me encantó la idea de dejar que el relato de la banda sonora fuera la yuxtaposición de los diferentes géneros».
   Shapiro agradeció que las transiciones del pop al funk y del funk al country lo ayudaran a señalar los puntos narrativos. «Los cineastas han articulado de forma magistral sus ideas acerca de los géneros y adónde querían llegar», dice. «Ha sido divertidísimo».
   El compositor cree que, ya que la historia trata acerca de aprender a respetar las diferencias, tenía sentido distinguir el mundo de cada tribu en su propio género. «Tratas de establecer un lenguaje musical que funcione para toda la película, al tiempo que diferencias claramente un género de otro», explica. «La banda sonora ilustra el mundo de cada tribu y, a la vez, subraya el tema de la película en su conjunto».

logo radio directo


Videoclip musical
CONOCES A TOMÁS?

Sagas del 7º Arte...

Sagas del 7º Arte... FAST AND FURIOUS

Criticas del pasado...

Crítica... ROCKY CARAMBOLACrítica... EL HOMBRE DE MÁRMOL Crítica... INUNDACIÓN